estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Dos millones de haraganes

Malas noticias. La pobreza en el Paraguay aumentó de 26,6% al 28,8%, lo que significa que 1.949.272 personas viven en situación de pobreza, del total de 6,7 millones de habitantes. A nivel rural crecieron la pobreza como también la pobreza extrema.

Que el 28,8% de la población viva en situación de precariedad y la mayoría de los pobres extremos estén en áreas rurales es una evidencia del fracaso de las políticas agrícolas implementadas por el Gobierno, es una opinión con la que coinciden la mayoría de los analistas económicos.

Sin embargo, pese a la contundencia de las cifras y a las explicaciones de los expertos, el primer comentario de un lector que se registró en la edición digital de ÚH decía: “Esto más que evidencia de que el paraguayo es haragán y quiere todo fácil, por eso siguen siendo pobres. 2 millones de haraganes no encontrás en todas partes”.

Dejando de lado las respuestas que recibió el lector, de parte de otros lectores, es de destacar la eficiencia de los perfiles falsos en las redes sociales. Están súper alertas ante cualquier situación que requiera su intervención.

Debajo del artículo titulado “Aumento de pobreza revela fracaso de política agrícola”, hubo quien rompió lanzas a favor del Gobierno. “No sé por qué toda la culpa debe ser del Gobierno, es como culpar a Dios de todas las desgracias del mundo, cada uno debe buscar el sustento diario a costa del duro trabajo y sacrificio, así funciona el mundo”.

Más allá de la bastante improbable posibilidad de debatir con perfiles inventados, hay que destacar lo bien organizaditos que están. Aunque es una verdadera pena que no sea tan fácil cambiar la realidad.

Porque una cosa es salir a opinar, defender al Gobierno y llamar de haraganes a las dos millones de personas que viven en situación de pobreza, y otra muy diferente es seguir viviendo en el mismo país en el que hay paraguayos que apenas disponen de una canasta básica de G. 214.690 mensuales.

Estas personas apenas sobreviven, pero existen en el mismo plano de realidad en el que un presidente de la República se compra un avión que cuesta 13 millones de dólares. Y seguirán estando ahí, durante todo el tiempo que duren las campañas políticas donde se van a gastar obscenas cantidades de dinero.

Los dos millones de pobres paraguayos nos interpelan a todos, pero especialmente a las autoridades de un país que produce alimentos, que tiene tierra y agua, y todo lo que se necesita para lograr que su población pueda vivir dignamente.

Por Brigitte Colmán

http://www.ultimahora.com/dos-millones-haraganes-n1092059.html

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

9 comentarios en “Dos millones de haraganes

  1. Viviendas populares

    Las familias integrantes de la Coordinadora Comunitaria del Bañado Tacumbú (Cobat) están disconformes con la firma del Acta de Intención Interinstitucional Proyecto Franja Costera Sur, que firmaron el Gobierno y una organización de la zona. Las iniciativas previstas en el documento de intención no fueron socializadas ni discutidas con todas las familias que integran el bañado, sostienen. Señalaron que varias organizaciones, integrantes de bañados, fueron ignoradas a pesar de pedir ser escuchadas y participar en el diseño de las “propuestas de solución”. Este miércoles darán una conferencia de prensa a las 15.00 sobre la calle Maestro Ursicino Velasco, a dos cuadras de la Escuela Sotero Colman, de la zona (familia Otazú), donde dejaran sentadas sus posiciones.
    El argumento de los afectados que nunca son informados o que los que llevan adelante los proyectos no socializan adecuadamente, en muchos casos son falacias que no resisten la menor prueba, más en este caso donde sucesivas reuniones se dieron a lo largo del tiempo en el local del Centro de Ayuda Mutua Salud Para Todos (CAMSAT), en el bañado de Tacumbú, con la coordinación del Padre Pedro Velazco, en donde nunca hubo menos de 200 personas que se pensaban eran los líderes de las comisiones vecinales que después tenían que socializar con las familias en los barrios respectivos, aparte siempre estas reuniones tenían repercusiones en los periódicos y en las páginas web de las instituciones participantes, aparte de la transmisión a través de las emisoras comunitarias del bañado.
    O sea, si con esta montaña de noticias brindadas siguen sin estar informados, como dice el sector que no se acopla al proyecto de mejoramiento integral de la costanera sur, como podría informárseles de mejor manera, este proyecto comprende, aparte de la construcción de 6. Mil viviendas populares, levantar la franja costera y el muro de contención en algunos tramos, la continuidad de la Costanera Sur, desde la Avenida Colón hasta el Cerro Lambaré. Es decir, el proyecto es ambicioso y es probable que sea el más grande emprendimiento vial y social para solucionar la grave situación de los vecinos, que con cada temporada prolongada de lluvias ya tienen que evacuar sus viviendas porque están anegadas con todos los perjuicios que esto ocasiona.

    Sucede que cuando se estructura planes sociales para familias humildes, se piensan en soluciones habitacionales por lo general, en Mono bloques o en casas con las comodidades básicas e indispensable de forma a llevar una vida digna, pero no más, sin lujos ni mayores espacios. Muchos de estos vecinos tienen dificultades pues algunos tienen hoy animales como aves de corral, chiqueros, carros con caballos, etc. Familias que tendrán problemas para acomodarse a la nueva situación pero que indefectiblemente tendrán que adecuarse si quieren seguir viviendo en esa comunidad. Aparte los líderes religiosos en el caso del Padre Oliva debieran de tener una actitud aperturista en busca de solucionar el grave problema ribereño y no radicalizar el conflicto alejando la posibilidad de hallar soluciones definitivas.

    Andrés Granje

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 30 junio, 2017, 8:47 am
  2. Miremos diferente al gasto social

    Por Wendy Marton
    En un país donde el gasto social es de apenas 12% del producto interno bruto (PIB), en algún momento la toma de colegios debía volverse una costumbre.

    Aunque se registraron algunos avances, Paraguay sigue relegado en la inversión destinada a mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

    El Estado dice que destina al gasto social 54 guaraníes de cada 100 guaraníes que eroga. Esto incluye a educación, salud, viviendas, relaciones laborales, ciencia y tecnología y promoción y acción social.

    Por ejemplo, a mayo de este año, el sector de promoción y acción social recibió el 28% de toda la inversión social de la Administración Central, mientras que el de educación recibió 32%, y el de salud 22%.

    En el grupo de promoción y acción social se incluyen los desembolsos realizados para el programa de pensión a adultos mayores, que beneficia a cerca de 178 mil adultos mayores y programas encarados por la Secretaría de Acción Social (SAS) para atender a la población en situación de vulnerabilidad (Tekoporã, Tenonderã, Tekoha y otros).

    Para poder avanzar en la mejora del gasto público, tanto en calidad como en cantidad de recursos destinados, se necesita comenzar a rediseñar el Presupuesto General de la Nación. En principio, hay que entender que no todo gasto salarial es negativo o que no tiene un componente de gasto social. Por ejemplo, dentro del gasto social, lo destinado a salud y educación incluye el salario que es pagado a los docentes y al personal de blanco.

    Por ello, discutir sobre un aumento salarial para trabajadores de educación y salud debe estar apartado de cuestionamientos políticos y más que nada separado del análisis del incremento que se da a los administrativos.

    Esto, porque cualquier incremento que se otorgue a la asignación mensual de docentes y médicos impactará necesariamente en el gasto social.

    Otro punto que en algún momento debe ser repensado es el dinero destinado a investigación. Del total del gasto social ejecutado por la Administración Central, menos de G. 2 se destina a fomentar la ciencia y tecnología, que tiene un componente mayormente salarial que de insumos.

    Así como cambió la percepción sobre la “triangulación”, que hoy es conocida como reexportación y dejó de ser considerado como acto negativo, debe comenzar a cambiar la mirada sobre el gasto salarial destinado a salud, educación o ciencia y tecnología.

    Solamente con un cambio de mentalidad será posible que empecemos a exigir una mejor calidad del gasto social. Esa visión debe estar acompañada por acciones políticas, dejando de lado intereses partidarios.

    Mejorar el gasto social será posible solamente con un análisis más íntimo y real sobre los beneficios permanentes en la población.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 30 junio, 2017, 8:46 am
  3. El costo real de la pobreza

    “La pobreza es la aflicción más cruel de la humanidad. Si usted es extremadamente pobre, ni siquiera puede evitar las enfermedades fácilmente curables que causan una de cada seis muertes humanas. Sus pulmones probablemente estén llenos de contaminación ambiental en el interior de su casa porque, al igual que otros 2.700 millones de personas, usted cocina y se mantiene cálido con combustibles como el estiércol y la madera -con el mismo efecto que tiene fumar dos paquetes de cigarrillos por día-. Una dieta inadecuada hace que sus hijos crezcan con un mal desarrollo físico y que su desarrollo cognitivo también se vea afectado, lo que se traduce en una pérdida de entre 4 y 8 puntos de cociente intelectual en promedio.

    Esta privación lleva a un estrés y a una desesperación profundos, que tornan difícil hacer algo para mejorar su vida”. Este párrafo pertenece a un informe sobre la pobreza emitido este año por el Foro Económico Mundial que despliega con inusual crudeza las verdaderas consecuencias de la pobreza y su impacto sobre la vida de las personas afectadas.
    Ya no se trata sólo de describir las cosas de las que pueden o no disponer las casi 700 millones de personas con un ingreso diario de 1,90 dólares, según estableció el Banco Mundial. Se refiere a algo más básico: el desarrollo psicofísico, la calidad de vida y las oportunidades que puedan tener aquellas personas inscritas en la franja de pobreza y pobreza extrema. Una alimentación escasa en proteínas, hidratos de carbono y minerales afecta directamente al desarrollo cerebral del niño durante el primer año de vida y el “cableado” neuronal se completa a los cinco años.

    Si durante ese periodo el niño no recibe la nutrición apropiada, sucede lo que el informe del WEF expresa: una pérdida de entre 4 y 8 puntos de cociente intelectual. Si a eso le sumamos el desarrollo deficiente de todo el cuerpo, el niño llega totalmente desprotegido a la escuela y con nivel de aprovechamiento deficiente a la educación media. En suma: ese joven tendrá menos oportunidades de triunfar en la vida que otros jóvenes que sí han recibido una nutrición completa.
    Esta es la cruda realidad. Si el cerebro no se desarrolla de forma apropiada durante los primeros cinco años de vida del niño, todo lo que se haga después es casi por completo inútil. Es por eso que la gran batalla debe darse en el campo de la asistencia perinatal, es decir, desde el vientre de la madre a partir de las primeras semanas de gestación hasta los cinco años y más. La crueldad de toda esta realidad es que es precisamente en esa etapa en la que se dan las más grandes carencias a las cuales deben agregarse otras como el hacinamiento de familias enteras en una sola habitación, de condiciones ambientales cercanas al desastre humanitario (como la vida en permanente contacto con la basura, el agua servida y los medios contaminados) y de ausencia de oportunidades de un empleo digno que obliga a miles a buscar la subsistencia en la calle.

    Este es el verdadero costo de la pobreza: generaciones enteras condenadas a la postración y a más pobreza. A los políticos, en tiempo electoral sobre todo, no les gusta hablar sobre este tema, salvo para achacar culpas al adversario. Y de eso, francamente, ya estamos hartos.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 junio, 2017, 11:47 am
  4. El país de la mentira

    Por Miguel H. Lopez

    Pobreza y autoritarismo suele ser una combinación peligrosa, pero efectiva, para los tiranuelos y aprovechadores de la desgracia ajena.

    En países como Paraguay esta ecuación constituye una matriz ideal para quienes medran a fin de mantener lealtades mediante migajas que anestesian el hambre, prebendas y otras dádivas corruptas empeorando la situación, aunque aplicando un maquillaje más moderno a la miseria.

    Hace dos días el presidente Cartes dijo en la inauguración de un tramo de asfaltado en Canindeyú: “Hay mucha gente que pinta que este país se está incendiando; mentira… Miren cómo nos recibe la gente”. Y aunque la imagen de una nación ardiendo es una metáfora cruel, con muchos compatriotas la cosa calcina. Como decía el compañero de trabajo Kiko Villagrán: nada ya se incendia si solo quedan cenizas.

    Los últimos datos de encuesta de hogares que produce el Estado confirmaron una sospecha que a gritos desespera: el aumento notorio de la pobreza y pobreza extremas; aparte del incremento del número de pobres y miserables.

    La pobreza extrema está por llegar al 6% y la pobreza general ronda el 29%, lo que lleva a tener cerca de 2 millones de paraguayos sin alguna de sus necesidades básicas satisfechas, que por lo general afectan más sensiblemente a la comida y a la salud. Es decir, hay gente con hambre y enferma, sin posibilidad de asistencia médica; sin dejar de señalar las precariedades de viviendas, vestimenta y educación. El resto de la población que no figura en estos números, en teoría tiene lo necesario para vivir, pero ello encubre un alto desempleo que se palia con subempleo (desempleo disfrazado) cuyo volumen crece sin parar por la no generación efectiva de puestos de trabajo y el no pago de salario justo y digno.

    Si Cartes fuera uno de esas dos millones de personas o del resto que vive arañando hasta fin de mes con salario mínimo, endeudado hasta después de muerto, y cuya generación hasta 40 años en adelante deberá pagar una deuda producida por los bonos soberanos emitidos por su Gobierno –defendido y ejecutado por su precandidato colorado Santiago Peña como ministro de Hacienda–, tal vez sentiría sus pies freírse en la desesperación y su garganta ahogarse con el humo diario de la incertidumbre. Pero no. Sus millones de origen sospechado y sus ínfulas de tiranuelo en perspectiva difícilmente le dejen entender lo que la gente siente y sufre.

    Y, aunque quiera mentir, el país arde por causa de pirómanos como él.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 junio, 2017, 10:28 am
  5. “Más valen 100 millones en mano, que 300 volando”
    23 junio, 2017

    Con votos oficialisas, llanistas, luguistas y oviedistas, la Cámara de Senadores aprobó en general el proyecto de Ley que establece un impuesto del 10% a la exportación de soja en estado natural, pero no pudo avanzar a la hora de tratar cada uno de los artículos de la normativa, aunque por razones formales referidas al reglamento a ser utilizado, por discrepancias surgidas en torno a su contenido. Sin embargo, el Poder Ejecutivo, a través de la ministra de Hacienda Lea Giménez, ya anunció su postura de vetar la legislación, si ésta fuera sancionada por el Congreso, por lo cual probablemente terminará como los anteriores intentos de establecer el tributo: en el archivo.

    La falta de debate, al igual que en otros temas de relevancia, se puso nuevamente de manifiesto en este caso. Tanto la alta funcionaria, Giménez, como el presidente del Banco Central del Paraguay, Carlos Fernández Valdovinos, explicaron reiteradamente que el impuesto en cuestión no recaerá sobre las grandes firmas transnacionales que monopolizan la exportación de la oleaginosa, como dicen pretender sus proyectistas, sino sobre la producción y los productores, lo cual tendría efectos altamente nocivos sobre éstos, al igual que sobre la economía en su conjunto.

    Pero no solo eso. También adelantaron la postura de que son partidarios de que los sojeros aporten más, planteando elevar el IVA agropecuario del 5% al 10%, lo que representaría un ingreso de 70 millones de dólares más al fisco, y estudiar mecanismos para una implementación eficaz del IRAGRO, que bien puede sumar otros 30 o 50 millones más. El primero grava las compras y ventas de todos los productos del agro, mientras que el segundo es un impuesto sobre las ganancias.

    Entonces, ¿Por qué antes de aprobar nuevas legislaciones no se discute con amplitud estas proposiciones, que nisiquiera requieren de ser aprobadas por el Congreso? Si el problema con el Iragro es la elevada evasión, que sin lugar a dudas existe, ¿Por qué no se estudia y debate sobre los métodos implementados con éxito en países vecinos, como Brasil por ejemplo, que utiliza drones para estimar el volumen de la producción en finca u otros? ¿Por qué salir con algo nuevo, que va a desencadenar una serie de eventos perniciosos y, para colmo, los que en teoría serían objeto del gravámen -las transnacionales- no pagarán ni un peso en ese concepto?

    Más prudente sería cerrar filas en torno a la aplicación de estas medidas sugeridas por Hacienda y el BCP, lo antes posible, asumiendo incluso que los sojeros puedan rechazarlas e intentar resistir, como antes hicieron los banqueros y también las cooperativas, cuando se decidió que paguen el impuesto al valor agregado, de igual modo que lo hacemos el resto de los mortales.

    Los propulsores del mal llamado “impuesto a la exportación” insisten en la divulgación de cifras monumentales que serían recaudadas si se sanciona y promulga dicha norma. Con la reducción del 15% al 10%, sería poco más de 200 millones de dólares, dicen. Pero la verdad no es esa. Un segmento de la producción, sobre todos los pequeños y parte de los medianos, que no son propietarios de las tierras que explotan, recibirían un golpe muy duro, que incluso les dificultaría seriamente pagar la deuda que tienen con los bancos. Y si ni eso lo harían, menos podría esperarse que paguen… impuestos, con lo cual de 200 millones caeríamos a bastante menos en materia de recaudación.

    Además, se producirían otros problemas que deben ser considerados con seriedad. El más importante es de tipo financiero, con un sistema bancario que reestructuró a los productores una deuda de más de 2.300 millones de dólares, parte de la cual no podría cobrar, al que se suma las implicancias que tendría una disminución del ingreso de divisas, porque sería menor el volumen exportado.

    De todas formas, la discusión sobre la implementación de eventuales impuestos directos, puede y debe desarrollarse, pero no para legislar nada a tambor batiente, sino para madurar proyectos que en realidad sean aplicables y beneficiosos para el país.

    Entretanto, lo que corresponde es avanzar con el aumento del IVA agropecuario y los mecanismos para recaudar más en concepto de IRAGRO, porque a los fines de los intereses nacionales, “más valen 100 millones de dólares en mano, que 200 o 300 millones volando”.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 24 junio, 2017, 8:39 am
  6. La liquidez en moneda local tiene sus efectos en el mercado

    Daniel Correa

    El mercado empieza a mostrar los signos de un nivel de liquidez importante. En los últimos meses hemos visto como la cartera de los bancos ha mostrado una desaceleración del crecimiento (3% interanual a abril), siendo que en años anteriores el ritmo superaba fácilmente los 2 dígitos de crecimiento.
    La desaceleración económica desde mediados del 2015 y la los nuevos patrones estructurales del consumo han hecho que la cartera de los bancos mostraran este comportamiento. Estos resultados macroeconómicos han influenciado en la curva de rendimiento del mercado bursátil. Aunque el impacto ha sido distinto dependiendo del tipo de emisor. Cuando hacíamos el mismo análisis 3 meses atrás en spread que teníamos entre los emisores BBB-/A y los A+/AAA se ubican en 300 y 400 puntos básicos como mínimos y máximos. En tanto que estos rangos se incrementaron y terminaron ubicándose en los últimos días en 300 y 500 puntos básicos.
    Estos resultados tienen una clara explicación en el comportamientos de los rendimientos de bonos de entidades financieras ubicadas en ratings de A+/AAA. Claramente, las necesidades de liquidez han mermado y esto descomprime la demanda de dichas entidades. A su vez, los inversores han demostrado un apetito mayor por papeles que les genere un rendimiento mayor debido a este escenario. No cabe duda, que esta compresión de tasas hacia la baja de dichas entidades no duraría demasiado tiempo considerando las proyecciones de crecimiento del consumo y la inversión para lo que resta del año.
    De todos modos, también el escenario limitado de emisiones en el mercado primario complica el panorama para la construcción de un portafolio más eficiente. Es por ello, que hemos visto un escenario en el cual los inversores han optado por elevar su aversión al riesgo y apostando a instrumentos de deuda con plazos y rendimientos mayores.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 24 junio, 2017, 8:38 am
  7. Alentador ascenso

    Desde más de 20 años, la prestigiosa Fundación Heritage, una reconocida think tank de Estados Unidos, elabora año tras año su clasificación de libertad económica a nivel mundial. Para establecer este índice, la fundación norteamericana considera una profusa cantidad de variables como ser el tamaño del gobierno, la estructura jurídica y la garantía de los derechos de propiedad y libertades en materia de comercio o regulación crediticia, así como laboral y empresarial. Ascender una posición refleja el buen desempeño que puede tener un Estado en un año, en un esfuerzo que acompañan tanto el sector público como el privado.
    En el ranking 2017, el Paraguay tuvo un desempeño alentador. Según el último índice de Heritage, nuestro país se colocó en la posición 80, ya que alcanzó 62,4 puntos, que significa un avance de 0,9 puntos en relación a la evaluación del año pasado. El mérito radica que esta es la más alta clasificación que ocupa nuestro país en los últimos 22 años.
    No solo por obtener un ascenso, que siempre estimula a seguir trabajando en la dirección correcta, que esta promoción es alentadora, sino porque el Paraguay solo se ubica en la región detrás de países de tan buen manejo y competencia como Chile, Colombia, Uruguay o Perú, y se posiciona por delante de economías más grandes como Brasil, Argentina o Venezuela, entre otros.
    ¿Por qué es tan importante tener avances en materia de libertad económica? Más arriba se señalaba algunos de los aspectos que mide este índice, pero aterrizar estos conceptos deriva en una lección que el ciudadano común debe entender.
    No solo por obtener un ascenso, que siempre estimula a seguir trabajando en la dirección correcta, que esta promoción es alentadora, sino porque el Paraguay solo se ubica en la región detrás de países de tan buen manejo y competencia como Chile, Colombia, Uruguay o Perú, y se posiciona por delante de economías más grandes como Brasil, Argentina o Venezuela, entre otros.

    En este sentido, y aplicando el ejemplo que diera el analista económico argentino Iván Carrino, quien explica de manera sucinta la importancia de una economía libre. Decía este experto que una vez que los ciudadanos no pueden practicar o ejercer el derecho tan básico de controlar su trabajo y su propiedad se produce el derrumbe del aliciente para producir e invertir. En este estado de caída, solo progresarían o se beneficiarían aquellos que tengan vínculos con el poder.
    Al producirse este desplome, es natural que también se contraiga la producción y la inversión –esa de la que tanto ha llegado al país bajo la administración de Horacio Cartes– buscará con toda justicia mejores destinos. Esto desencadenaría consecuentemente que la economía no crezca al ritmo que debiera y se resienta, hasta que termina colapsando. Al no haber inversión, ya sea interna como la proveniente del exterior, y al no haber contratos el salario acaba también afectado, condenando a un estado de pobreza a importantes bolsones de la población.
    Esta cadena es nefasta y aunque en muchos países esta situación se presenta con regularidad, el Paraguay se ha convertido en los últimos años en un caso aislado.
    En los cinco aspectos o principios de la libertad económica (derechos de propiedad, estado de derecho, el libre comercio, un gobierno limitado por la Constitución y moneda sólida) nuestros índices muestran disparidad, pero en su conjunto colocan al Paraguay en una posición en la que camina hacia la dirección correcta.
    El avance, aunque simbólico, es alentador porque señala que a pesar de que este ascenso no es radical sí refleja su progresión y sostenibilidad; y la clasificación definitivamente muestra que solo por detrás de economías saludables de la región ya se encuentra la paraguaya.
    En una nación que proteja y ampare los principios mencionados más arriba es lógico que haya menos pobreza, que el empleo se multiplique y por consiguiente que haya una mejor calidad de vida, entornos saludables y mayor esperanza de vida. En el Paraguay aún hay mucho por hacer, pero los números muestran que hay estímulo para seguir impulsando reformas hacia un Estado más eficiente.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 23 junio, 2017, 7:58 am
  8. Tekoporã, una herramienta para luchar contra la pobreza

    La lucha contra la pobreza y la marginación de miles de habitantes de nuestro país es uno de los principales compromisos asumidos efectivamente por el Gobierno a lo largo de estos últimos años. Es una tarea que implica el esfuerzo de varios ministerios y organismos públicos, que va desde proporcionar la seguridad alimentaria a los más pobres, garantizar la tierra propia a los campesinos, incentivar la agricultura familiar, hasta proporcionar facilidades para la vivienda propia a los necesitados.
    Uno de los instrumentos emblemáticos de nuestro país contra la miseria es el programa Tekoporã, que lleva adelante la Secretaría de Acción Social (SAS) y que va ampliando su cobertura rápidamente. Actualmente, son alrededor de 700 mil personas las beneficiadas con la ayuda monetaria, pues en los últimos años se ha incluido a los indígenas.
    La estrategia es el apoyo en dinero a las familias muy pobres a condición de que sus niños vayan a la escuela para la carrera escolar y concurran a los centros de salud para las vacunaciones y asistencias sanitarias corrientes.
    Como dijo el ministro de la SAS, el Gobierno tiene muy claro que solo con la transferencia de plata, no se ganará la batalla contra la pobreza. Pero es el primer eslabón, un primer peldaño, que de hecho tiene un comprobado efecto contra la pobreza, pues genera un capital humano para que el niño y el joven de esa familia, el día de mañana no sea más pobre.
    Hay que remarcar que Tekoporã es un programa de protección social que no pretende con la transferencia pecuniaria sacar de inmediato a las familias de la pobreza, sino que en el mediano y largo plazo puedan ascender a mejores posiciones. Su eficacia está en que paulatinamente va elevando el nivel de la gente más pobre, pues al asegurar la alimentación básica, garantizando la seguridad alimentaria, se puede ir conquistando mejoras significativas en el tiempo.
    Es la experiencia que han tenido otros países con programas similares, que mediante el socorro monetario básico, la garantía de la seguridad alimentaria, han obtenido logros significativos, pues han podido catapultar de la pobreza a millones de personas, que sin esa contribución hubieran seguido en la miseria.
    Tal es el caso del Brasil que con su programa Hambre Cero ha conseguido sacar a 28 millones de personas de la pobreza en tan sólo 10 años. De acuerdo a las mediciones de Naciones Unidas, con el apoyo de este programa, el porcentaje de población brasileña que vivía con menos de 1,25 dólares al día cayó del 17,2% al 6,1% entre 1990 y 2009.
    Aunque Hambre Cero no constituya una fórmula íntegramente exportable a otros países, tiene elementos que se adaptan a otros contextos, como la utilización de alimentos locales, el empoderamiento de la mujer en la alimentación de la familia, el respaldo a la agricultura familiar, o las transferencias de rentas a los más pobres, que es lo que está realizando el Gobierno con Tekoporã y otros proyectos conexos, como Tenonderã.
    El Ejecutivo sabe que el hambre, la seguridad alimentaria, la reducción de la pobreza, el apoyo a la pequeña agricultura y la creación de empleos están íntimamente conectados. Por eso es que a través de varios organismos combina acciones de emergencia con políticas estructurales y varios programas de apoyo que se desarrollan en todo el país.
    Lo gratificante es que la evaluación de Tekoporä es altamente positiva. Organismos internacionales que midieron el efecto de Tekoporä el año pasado indicaron que tiene una llamativa incidencia en la población afectada, pues ha logrado hasta ahora que más niños pobres de familias que reciben la ayuda gubernamental se matriculen en las escuelas.
    También encontraron que los menores de tales grupos familiares tienen sus vacunaciones al día, permanecen más años en las instituciones de enseñanza y que se promocionan más a los grados y cursos superiores que los niños de familias pobres que no reciben la contribución monetaria.
    Un detalle no menor del efecto Tekoporã en las familias beneficiadas es que las mujeres embarazadas asisten en 25 por ciento más a los hospitales para los controles prenatales y que ello ha ayudado a disminuir la mortandad materna que suele tener alta ponderación entre los de más escasos recursos.
    Con tales resultados se puede aguardar que la lucha contra la pobreza irá produciendo los beneficios esperados para proporcionar mejores posibilidades de vida cada vez a mayor cantidad de personas en situación de vulnerabilidad.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 22 junio, 2017, 8:46 am
  9. El mejor gasto, la inversión en la gente

    Durante décadas, el Paraguay ha tenido una franja importante de su población en la pobreza, tanto en la ciudad como en el campo. Contribuyeron para ello hechos históricos como las dos guerras internacionales en apenas 62 años que diezmaron nuestra población y aniquilaron la producción. Además de la desacertada política de los gobiernos que no invirtieron lo suficiente para superarla razonablemente.
    Por ello, a pesar de sus riquezas naturales envidiables, por mucho tiempo nuestro país ha sido invariablemente uno de los más pobres del continente, con un gran porcentaje de ciudadanos que vivían en la miseria. Debido a las escasas posibilidades de progreso personal y las mezquindades de la politiquería, millares de paraguayos han tenido que emigrar a otros países en busca de mejores horizontes, y por ello tenemos a generaciones enteras de compatriotas y sus descendientes que quedaron a residir en países vecinos y otros más lejanos.
    En todo ese tiempo, la educación pública era una de las cenicientas, igual que la salud estatal, que era proverbial por sus carencias y falta de buenos servicios. No había alimentación escolar en las instituciones educativas ni medicación en los hospitales públicos. Y no se hable de posibilidades de viviendas para los más necesitados, que no existían, ni ayuda monetaria para los ancianos o las poblaciones más vulnerables, que brillaban por su ausencia.
    Felizmente, ese lamentable panorama de carencias públicas hoy va formando parte del pasado y el esfuerzo del Estado está revirtiendo esa situación extrema, que está desapareciendo mediante el trabajo denodado de instituciones y personas, gracias a la gestión del Gobierno Nacional.
    Eso porque de un tiempo a esta parte, la inversión social, el gasto del dinero público en la gente más vulnerable forma parte importantísima de la preocupación estatal. Hay mucho camino por andar en esa materia porque los requerimientos son enormes, pero los avances son notables y están produciendo los beneficios que se esperan de ellos.
    Actualmente, más de 140 mil familias muy pobres de todo el país, que abarcarían 700 mil personas haciendo el cálculo de 5 individuos por familia, reciben dinero a través del programa Tekoporã, envían a sus hijos a las escuelas y se hacen atender en los centros sanitarios, condición para recibir la ayuda monetaria. La idea es que esta gente, pasado un tiempo, pueda salir de su situación y alcanzar mejores niveles de vida mediante las oportunidades que se le ofrece.
    Uno de los campos sociales donde más se ha avanzado es en el de las personas de la tercera edad, que ya no trabajan y se encuentran en estado de pobreza. Datos recientes indican que son 178 mil los adultos mayores que reciben ahora una ayuda monetaria del Estado para solventar sus gastos en su situación de extrema vulnerabilidad. No parecen cifras muy altas, pero el hecho es que pocos años atrás no se atendía a nadie o a muy pocos, por lo que el progreso es evidente.
    Otro de los sectores donde ha habido un indiscutible avance es el de la oferta de viviendas para los carenciados. Desde el 2013 la Senavitat ha construido y entregado más de 20 mil casas para otras tantas familias y espera llegar para este fin de año a 30 mil, cifras históricas nunca antes alcanzadas ni siquiera en décadas por ninguna administración gubernamental.
    A pesar de las carencias presupuestarias, el Gobierno invierte cada vez más en lo social, como puede apreciarse en cifras de reciente divulgación.
    Según el reporte del Ministerio de Hacienda, al finalizar mayo, la inversión social alcanzó 7,2 billones de guaraníes, lo que indica un aumento del 5,9%, respecto a lo invertido en el mismo período del 2016, y que representa un alza del 20,8% comparado con el 2015. De esta suma, de cada 100 guaraníes que el Gobierno Central gastó en el área social, 32 guaraníes se destinaron a la educación.
    Y lo más importante. De todo el presupuesto que ejecutó el Ejecutivo en los primeros cinco meses de este año, el 54% se destinó a la inversión social, lo que no es poca cosa.
    Que se haya gastado en partidas de interés social más de la mitad de lo ejecutado indica a las claras que la prioridad del Gobierno a la hora de utilizar el dinero público es la gente más necesitada en educación, salud, vivienda, manutención. Lo que significa sin duda que se está yendo por el mejor camino

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21 junio, 2017, 8:09 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Oñepyrûma pe jehe’a, he’ije panadero.20/07/17

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

A %d blogueros les gusta esto: