estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Paraguay enfermo

“Un hombre enfermo que se desplazaba en ómnibus hasta un hospital de Concepción falleció en el trayecto. Como no contaba con G. 300.000 para pagar el servicio de ambulancia tuvo que optar por el transporte público, pero no soportó el viaje”. Indignante y doloroso. Escandaloso. Tal era la información que publicaban los medios esta semana, y que ponía en evidencia, una vez más, la precaria realidad de la salud en nuestro país.

Tristemente es común que los hospitales públicos no cuenten con medicamentos, materiales básicos y cama; que sea imposible acceder a una tomografía o radiografía porque el único equipo existente está descompuesto y no se sabe cuándo lo repararán.

Sin salud no existe avance ni desarrollo de un país. Y esto hay que tomarlo en serio. Con una población expuesta a la enfermedad y la muerte es imposible avanzar. Los diferentes gobiernos de turno nunca tomaron al toro por las astas, en lo referente a este campo tan sensible para la población, especialmente para aquella más vulnerable que no cuenta con recursos para un seguro médico privado; un negocio de grandes proporciones, que se potencia gracias a la desidia y complicidad del Estado y sus políticos.

En Paraguay se requieren políticas agresivas para modificar la crítica situación de la salud. Esto implica más recursos (créditos o fondos de las binacionales), para la ampliación de los hospitales públicos, el mejoramiento de su equipamiento y la aplicación de un programa de abastecimiento; una política a mediano y largo plazo para la formación y contratación de personal de blanco; la creación de fondos para el apoyo de enfermedades graves y costosas; el fortalecimiento de los bancos de sangre y de donaciones de órganos; la descentralización del sistema, entre otros tantos puntos.

Paraguay, con un 11,2%, sigue siendo uno de los países que menos invierten en el gasto social, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), mientras que Argentina, Brasil y Uruguay llegan al 27,8%.

Hasta el cansancio debemos insistir –y exigir– en la necesidad de invertir tiempo, recursos humanos y financieros para ampliar la cobertura sanitaria y facilitar el acceso a los servicios. Miles de muertes pueden ser evitadas. La salud ya no puede considerarse un problema secundario, como siempre termina siéndolo para quienes ocupan la silla en el Palacio de López.

Y hablar de salud implica combatir la pobreza, al tiempo de fortalecer la educación de los padres de familia, pues los principales problemas en este campo corresponden a patologías ligadas a la falta de agua potable, el hacinamiento y la mala alimentación, así como carencias de vacunas, poca higiene, inasistencia a controles médicos.

La salud de cada persona constituye un bien humano y social. ¡Cuánto hace falta que las autoridades sientan en carne propia las necesidades de tanta gente en los hospitales, para que tomen conciencia de la urgencia y gravedad! Y aquí los responsables son tanto el Estado como aquel empresario que elude el pago de IPS de sus trabajadores. Mejorar el sistema de salud sigue siendo un tema pendiente, uno que llena de dolor el presente y que cada día deja un tendal de víctimas que claman justicia, y que, tarde o temprano, demandarán a quienes corresponda.

Por Gustavo Olmedo

http://www.ultimahora.com/paraguay-enfermo-n1091194.html

 

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

2 comentarios en “Paraguay enfermo

  1. Consultorios amigables

    Liderado por el Ministerio de Salud, se están fortaleciendo los llamados consultorios amigables. Fortalecer significa destinar rubros para la propaganda y la concreción de acciones diseñadas. Estos consultorios están siendo implementados por la Dirección de Salud Integral de Niñez y Adolescencia, a través del Departamento de Adolescencia y el Programa de Salud Integral de Mujer, dependiente de la Dirección Sexual y Reproductiva.
    A pesar de la difusión que dan de un plan de trabajo sobre la sexualidad de los jóvenes y el control de la natalidad, tal como lo expone todo el protocolo de presentación, sigue siendo algo incomprensible o poco claro para la mayoría de los padres, y así será hasta llegado el momento de aplicarlo sobre cada caso.

    Correspondía hacer primero y a nivel nacional consultorios para los padres, ya que ellos son los primeros encargados de los menores. Y entonces, con la aprobación de estos, dirigirse a los adolescentes.

    El tema de la educación sexual y reproductiva nunca encontró acuerdo entre los grupos con diferentes enfoques y metodologías; eso no se puede obviar, aunque se comparta el objetivo de educar a los jóvenes y prevenir embarazos precoces.

    ¿Se utiliza la palabra “amigable” para atraer primero a los jóvenes? Hay un documental en YouTube llamado “Bloody money”, (Dinero de sangre), donde también se habla de unos consultorios amigables, creados por la organización Planned Parenthood (PP), la principal y multimillonaria empresa que ofrece servicios reproductivos en EE.UU.

    Muchísima polémica sobre ella y sus lucros con el aborto. En el documental relatan fríamente cómo la organización se sitúa justo en frente de las universidades para tener acceso directo a los jóvenes.

    Además, una serie de testimonios desnudan un panorama de cómo no deben ser los consultorios amigables. Por supuesto que esta organización de control de la natalidad asegura trabajar por la salud mundial, aun cargando sobre su historial millones de bebés abortados e incluso mujeres insanas, pero convertido todo en ganancias económicas.

    En nuestro país, hay 21 establecimientos de “consultorios amigables adolescentes” en 12 departamentos.

    Primero, los padres deben saber sobre la situación de sus hijas, ya que las mujeres son el público al que se apunta a la hora de disminuir embarazos.

    Padres y madres deben ser los principales receptores de las situaciones que viven sus hijos; el Estado está para ayudar y reforzar los valores del hogar. Repito que esta relación no es nada sencilla, ya que hay posturas encontradas; lo que para unos es prevenir, para otros es asesinar.

    Ciertamente, sufrimos casos de niñas embarazadas, pero no debe generalizarse, y menos instalar la razón traumática de “poder ser violada y embarazada”.

    La mejor prevención sigue siendo la educación en valores, y estos parten de la familia. Eso sí, el Estado debería controlar el libertinaje que ya ni disfrazan ciertos medios masivos, pero no lo hace.

    La educación sexual es un trabajo compartido entre hogar y ministerio, debe ser hecho con plena transparencia. “Educar una persona en la mente pero no en moral, es educar una amenaza para la sociedad” (Theodore Roosevelt).

    Por Lourdes Peralta

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 18/06/2017, 08:33
  2. Vergonzoso y lamentable

    Un hombre murió en un colectivo en el trayecto Vallemí-Concepción. Iba rumbo a la capital departamental para una atención médica. Hizo el viaje en colectivo, porque sus familiares no tenían 300 mil guaraníes para pagar una ambulancia. Ese mismo día se publicaba también en los diarios regionales el caso de una niña de Itakyry, de apenas dos años, quien murió a consecuencia de la picadura de un “insecto”, como le dijeron en el Centro de Salud local, pero que a todas luces se trataba de la mordedura de una víbora.
    La madre de la menor acudió al puesto de salud del distrito, según relata la crónica, y los responsables de dieron una pomada. Retornó así a su casa y como la pequeña continuó con los dolores, fueron a un curandero, luego a una farmacia y finalmente derivada de nuevo al centro de Salud de Minga Porã donde ya llegó sin vida.
    Ambos casos demuestran el lamentable nivel del sistema de salud y del absoluto desprecio a la vida que demuestran los funcionarios a cargo del ministro de Salud, Antonio Barrios, a quien todos los días se lo puede ver en actos políticos, inclusive en horario de oficina, dejando de lado sus funciones como jefe de una de las más importantes carteras de Estado.
    La administración de Horacio Cartes no mejoró absolutamente un milímetro el sistema de salud que sigue siendo tan precaria y lamentable como la de los gobiernos anteriores, con hospitales abandonados, sin ambulancias y sin medicamentos y con funcionarios, absolutamente insensibles quienes son capaces de enviar un enfermo en colectivo, porque no tiene dinero para la ambulancia o devolver a su casa a una niña de dos años con una mordedura de serpiente.
    Para los aspirantes a los grandes zoquetes y negociados, candidatos a cargos electivos, que ahora aparecen por todos lados “preocupándose” repentinamente de los problemas sociales, estos casos no forman parte de la agenda. Ninguno se preocupó siquiera de emitir una opinión. El gobernador Justo Zacarías está por dejar el cargo para seguir prendido del presupuesto público; no hizo absolutamente nada para mejorar el sistema de salud en el departamento y tiene todavía la caradurez de seguir pidiendo votos.
    Lo más lamentable es que la ciudadanía no castiga a estos buitres de la política, que utilizan los votos y la confianza ciudadana para mercar y aumentar sus privilegios. En estas condiciones, seguiremos lamentando la pérdida de vida de compatriotas, que no encuentran respuestas en las instituciones públicas y que por ello siguen recurriendo a curanderos de barrios, para tratamientos de enfermedades crónicas. Vergonzoso y lamentable.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 15/06/2017, 08:47

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Ahapáma hese, he’íje karuguápe opa’âva.17/12/17

archivos ✓

estadistas ✓

  • 1,137,703 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

Escuchas publicas

El tema que tiene que ver con este escándalo de las escuchas telefónicas que envuelve el tráfico de influencias, que todos presumiamos que existía de manera clara pero nunca de manera tan desembozada y tan elocuente, como el que hemos tenido la oportunidad de poder comprobarlo. Lo que queda ahora es corregir lo que está mal y eso significa que el Congreso debería suspender a González Daher, en sus funciones como representante ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, y hacer un planteo severo en torno a la continuidad de esta institución, además de eso tendríamos que escuchar de manera mucho más valiente y objetiva las denuncias de fiscales y de jueces en torno a este tráfico de influencias, denunciando en los casos en los que habían sido sometido a una situación similar, haciendo que la justicia vuelva a ser creíble, y por sobre todo previsible de este país, que tiene una gran deuda con la sociedad en ese campo. Si la sociedad define la democracia como el estado de derecho, es evidente cuando vemos que ella es sujeta de las manipulaciones, tergiversaciones, chantajes y extorsiones, más claras que las que hemos podido comprobar en las últimas horas, nadie puede estar seguro en este país, y es el tiempo de corregir aquello que está mal y ademas de eso se tiene la oportunidad este domingo de castigar aquellos que se han apartado de lo que se espera debería ser la democracia, es el tiempo de los ciudadanos y en ese sentido nos queda ajustar cuentas con aquellos que se han apartado de manera clara y elocuente del mandato que recibieron de parte de nosotros, sus mandantes. (BFB)

Empresas del Estado

Uno de los grandes desafíos que tenemos en el país es indudablemente el encontrar un modelo económico que nos permita centrar la labor del Estado en lo que le corresponde realizar, cuando vemos mucho de las empresas públicas y especialmente en este verano, en que volveremos a padecer las consecuencias de una empresa monopólica como la ANDE, que no puede garantizar un buen servicio, por diferentes razones, se quejaron este año, porque las tarifas estaban fuera del rango que debieran, se incrementaron  esos números, pero no se mejoró el servicio, ahora aparece el argumento de que vienen de varios años de desfinanciamiento y que por lo tanto llevará todavía una buena cantidad de tiempo, ponerse a la altura y exigencias de la demanda de la gente. Pero si vemos también hay otras empresas públicas como el caso de la INC, que compra una nueva planta para procesar clinker y que ha tenido más de cien fallas, en un período de prueba y que podría ser otro gran elefante blanco, adquirido por el estado a las costas de cada uno de los contribuyentes, vemos de que hay algo mucho más profundo y grave en todo esto, el Estado no sabe hacer bien estas cosas y cada vez nos cuesta mucho más mantener a un personal ocioso y además de todo eso manipulado en tiempos electorales para que voten por que se sigan siendo manteniendo las cosas hasta ahora, nos cuestan mucho las empresas monopólicas del Estado, pero por sobre todo no vemos un rol del estado propiamente, incluso en aquellos sectores en donde debería actuar como elemento regulador del mercado. En definitiva tenemos dificultades filosóficas, administrativas y de gestión. (BFB)

A platazo

Es evidente que las campañas sacan lo mejor y lo peor de las personas, algunos demuestran cual es su verdadera concepción con respecto al poder, que es lo que entienden con respecto al de la prensa, a las encuestas, al twitter. La expresión del presidente Cartes de acusar de muchos de los males del país a los periodistas y especialmente aquellos que son críticos a su gobierno, y afirmar en términos bastantes soeces a la labor que cumplen algunos es una demostración de pobreza de espíritu que dominan a varias personas en estas elecciones. También ha sido noticia el hijo de la dip. Perla de Vazquez, exhibiendo dólares sobre una mesa dispuesto a comprar la voluntad de los votantes santanianos en el dia de los comicios, otras expresiones más se dieron en el transcurso de esto que casi siempre rodea a la práctica electoral y que demuestra, reitero, nuestra pobreza cívica, nuestra pobreza moral y nuestra pobreza argumentativa, no somos un país en el que estamos acostumbrados a debatir sus diferencias y a plantear propuestas, somos más bien personas que responden con insultos y agravios, cualquier afirmación que no sea la que uno comparte o tiene como argumento central. En definitiva las cuestiones electorales han vuelto a mostrar lo peor y pocos casos de lo mejor de nuestra sociedad, y varios de los temores que son permanentes en la vida política nacional, la posibilidad de comprar las voluntades de los votantes o de torcer las voluntades de los trabajadores del sector público, que más de 300mil de ellos, casi siempre son carne de cañón en los procesos electorales.   (BFB)

A %d blogueros les gusta esto: