estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Un dolor invisible a las leyes

En esta oportunidad les voy a narrar la historia de quien conoceremos como “Mara”, y entenderemos porque me refiero a ella con un nombre ficticio. Se trata de una niña de 13 años que, debido a una neuropatía, está en estado tetrapléjico. Durante casi toda su vida, tuvo que soportar dolores físicos que la medicina farmacéutica nunca pudo calmar. Pertenece al tipo de pacientes que, dada a la etiología de su dolor, no puede beneficiarse con narcóticos analgésicos como la morfina. Sin embargo, hace un tiempo su mamá descubrió algo que cambiaría su vida por completo.
El testimonio de Mara es el reflejo de la vulneración de su derecho a vivir dignamente, garantizando el alivio de su sufrimiento con el único remedio que le resulta eficaz: el cannabis medicinal. Lo que para la mayoría es un acto ilegal, para Mara, consumir cannabis es acercarse a su objetivo: moverse, agarrar los objetos, sentarse, y hasta caminar. Para cosas tan triviales como estas, Mara y su familia debían vivir casi de forma clandestina. A pesar de todas las dificultades que esto significaba, y el riesgo que corría actuando al margen de la ley, su madre, actual integrante de Mamá cultiva, logró mejorar drásticamente la calidad de vida de Mara. A pesar de que en el mundo existen miles de testimonios similares, en Paraguay, la opción de la marihuana como medicina alternativa todavía era un tabú que estaba matando. Pero hoy tenemos mucho que festejar. Lejos de aquel pensamiento medieval que todavía resistía, esta semana viajamos al fin al siglo XXI. El ministro, finalmente anunció la autorización del uso regulado con fines medicinales del aceite de cannabis en Paraguay, para el tratamiento de la Epilepsia Refractaria en niños. Actualmente, 130 personas que padecen de esta enfermedad ya estaban siendo tratadas con el producto, pese a que no contaban con la autorización para su uso, como Mara y su familia, que ya no necesitarán esconderse para vivir, volviéndose visible su dolor.

 

@feryirobles

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “Un dolor invisible a las leyes

  1. El Paraguay enfermo

    Por Caio Scavone

    El cultivo de la Cannabis sativa, la popular marihuana para nosotros, después de producir en este país una buena calidad de hoja, marihuaneros, narcotraficantes, incendios de montes, muertes, pérdida de tiempo y plata para el ejército, la Policía y para la Senad, nuevos ricos y un montón más de situaciones y de diverso tenor de gente como capomafiosos, políticos partidarios poderosos y parlamentarios marihuaneros, pinta que vamos a contar también con gente que pueda tener la posibilidad de curarse de muchos males con la importación de su aceite esencial.

    De hecho, muchos aquejados vienen curándose a escondidas hasta con colocar algunas hojitas de esta poderosa planta en alguna mínima cantidad de alcohol para frotarse las partes dolientes del cuerpo y eliminar los males y las quejas motivadas por el reumatismo, la artrosis, la artritis, la gota y por cualquier otro dolor de origen articular y muscular.

    No solo cura estos males, en los países desarrollados y de verdad la marihuana es usada para solucionar problemas graves como el Alzheimer pues elimina a la enzima responsable del desarrollo de esta enfermedad con el aliciente de mejorar nuestra atención y nuestra memoria. Detiene el avance de las células cancerígenas y los médicos de Inglaterra lo usan desde el año 2012 con resultados exitosos en pacientes de la terrible leucemia y su metástasis.

    Desde hace poco tiempo la FDA de los EE.UU. dio la venia para que la marihuana sea investigada para la cura de la epilepsia infantil con resultados positivos y ante los síntomas del síndrome de Tourette que consiste en un trastorno neuropsiquiátrico que aparece más en los varones menores de 18 años. Además los síntomas depresivos y los cuadros de ansiedad no llegan cuando se consume hasta pequeñas dosis de la marihuana.

    También quedó justificado su empleo para detener el avance del VIH. Las pruebas fueron hechas y comprobadas en simios enfermos que no solo se curaron sino también fueron receptores de células sanas y robustecidas. Y si en simios se tienen positivos resultados estimo lo bien que le vendría a muchos paraguayos, sobre todo a muchas autoridades que siguen en contra del buen uso de la marihuana.

    Esta maravillosa plantita previene la ceguera de la gente que tiene la presión ocular del glaucoma y puede el paciente beneficiarse consumiendo oralmente y hasta por inhalación. No sé cómo quedaré con los muchos amigos oculistas que me honran con su amistad, pero presiento que con los que van perdiendo el sentido de la vista no me voy a quedar en el ojo de la tormenta. Su propiedad antidiabética es también fenomenal.

    La marihuana sirve para reponer el daño neuronal después de un infarto, controla la migraña y su condición antiinflamatoria y de neuroprotectora ya está reconocida en los países que la usan adecuadamente. Un técnico deportivo norteamericano no descarta su uso en sus atletas contusos que quedan después de cada encarnizado encuentro del futbol americano. Le agrego a los contusos que dejan el rugby, el boxeo, las consecuencias criollas que dejan las motos y las trenzas alocadas que quedan tras el paso de las desubicadas barras bravas luqueñas, cerristas y olimpistas.

    La marihuana tiene más propiedades que el Indert con la diferencia de que la cannabis oferta profilaxis y no la enfermedad que acarrea el Instituto de nuestra tierra. El aceite de la marihuana, el cannabinoides, es ultramedicinal y solamente la estupidez paraguaya puede importar su aceite pero su cultivo está prohibido. Son cosas del Paraguay enfermo.

    Ya solo falta traer del Asia azúcar de ka’a he’ê y darle cárcel a sus cultivadores y a los diabéticos del Paraguay…

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 30 mayo, 2017, 8:03 am
  2. Policía corrupta y marihuana plantada: Asunción verde con terrorismo de Estado
    Por Eduardo Quintana –

    Marihuana, macoña, joy, porro, finito, faso… no importa la denominación, todas las especies de la familia cannabaceae están proscriptas.

    Más allá de la absurda prohibición de venta y consumo de marihuana, además de las limitaciones a las investigaciones científicas en los centros de investigación de Paraguay, y con el terrorismo de Estado con que a veces actúa la Secretaría Nacional Antidrogas, la Policía Nacional paraguaya se convirtió en una institución poderosa para crear una mafia bien orquestada de extorsión con marihuana que involucra a policías, comisarios y abogados.

    Asunción es una capital relativamente pequeña en comparación a otras urbes de la región. Apenas tiene 600 mil habitantes y alrededor de 2 millones con la población del departamento Central. La marihuana se consigue en todas partes, desde la Plaza Uruguaya, pasando por los alrededores de la Penitenciaría de Tacumbú, en las comisarías y hasta en los encuentros sociales más costosos.

    Sus más de 60 barrios son testigos de la compra y venta diaria de la “yerba prohibida”. Todavía podemos observar los zapatos colgados en los cables sobre varias calles, mensaje de que en esa zona hay vendedores.

    De las 13 mil personas encarceladas en Paraguay, más del 32% está recluida por delitos relacionados con el tráfico y venta de drogas. La marihuana se fuma mucho en Asunción y la demanda está aumentando, no solo para los fines recreativos, sino también gastronómicos y médicos.

    Los marihuaneros de la clase media y alta no tienen problemas; consumen en sus casas y pueden comprar weed de amigos o dealers repartidos por toda la capital. Van tranquilamente a algún shopping de la ciudad a comprar papeles de cigarrillos para marihuana, de diferentes sabores y precios, picadores que van desde los 30 mil hasta los 100 mil guaraníes (USD $5-18), armadores chinos y otros de excelente calidad a altos precios. Todos esos productos tienen planes de venta y marketing, menos la marihuana.

    Los marihuaneros chuchis pueden hasta comprar armadores automáticos hoy en día, obviamente, pidiendo factura y colaborando con la formalización de las empresas paraguayas. Eso sí, las bolsitas de marihuana se consiguen a precios extremadamente inflados para un país productor de cannabis. De las muchas estafas que existen en Paraguay, el de la marihuana parece hasta simpática.

    Los marihuaneros pobres o de ingresos escasos, sin embargo, consiguen marihuana a bajo costo y en grandes cantidades, fuman en las plazas y en las calles y son víctimas de una sociedad conservadora e intolerante, por un lado, y por el otro, de miembros de la Policía Nacional paraguaya, una de las instituciones menos profesionales y más corruptas del Estado. Los oficiales persiguen y extorsionan a los fumadores más humildes para sacarles plata sin asco.

    Pero los policías no discriminan. Plantan marihuana a todos aquellos que se dejen, en un descuido, para luego intimidarlos y extorsionarlos. Son muy comunes hoy las denuncias públicas a efectivos de diversas comisarías de la capital, aunque sobresalen los policías corruptos de las Comisarías 1°, 2° y 4°, que se encuentran en barrios muy populares de Asunción.

    La Comandancia de la Policía lo único que hace al recibir estas denuncias es trasladar a los efectivos implicados en las extorsiones… para que vayan a delinquir a otras jurisdicciones. Muchos asuncenos están cansados de vivir en zozobra ante la inseguridad reinante por los ladrones y delincuentes comunes y también por los “polibandis”, que abundan. No existe un plan de depuración en el Ministerio del Interior ni siquiera un mecanismo estandarizado de cómo actuar ante estos hechos.

    Adolescentes desprotegidos y jóvenes que fuman en sus vehículos o en sus veredas son víctimas del terrorismo de Estado. Utilizan el uniforme para denigrar a los ciudadanos, extorsionarlos y obligarlos a cometer delitos. Los supuestos guardianes de la seguridad, los que deberían protegernos de los delincuentes y criminales son en realidad criminales brutos, deseosos de joder a los demás para obtener beneficios rápidos y directos, utilizando la “autoridad” y la violencia.

    El costo de la extorsión varía de acuerdo al tipo de vehículo o vestimenta que tiene la víctima. Por lo general, los policías deciden robar a mujeres y extranjeros, o adolescentes que caminan con una mochila por las calles. Aquí, cualquier ciudadano es sospechoso hasta que se demuestre su inocencia; esa es la lógica que utilizan los cavernícolas de la Policía Nacional y los agentes de la justicia que se prestan al patético show.

    Faltan políticas públicas basadas en evidencia que luchen en primer lugar contra el autoritarismo y grado de violencia de los cuadros policiales, que permitan poner mano dura con los corruptos de la Comandancia de la Policía, que planteen nuevas discusiones en torno a la despenalización del uso del cannabis.

    Esto no se trata de un pedido de “vagos” o socialistas, como quiere plantear el sector conservador de la prensa y la sociedad, sino de una reivindicación de los derechos individuales, de la propiedad y la libertad, principalmente, del acceso al conocimiento y a la información científica.

    Con reglas terriblemente represoras, con una policía obsoleta y ladrona, con una ciudadanía desinformada y prejuiciosa, la marihuana seguirá siendo un grave problema en un país gobernado por la narcopolítica.

    Sabemos bien que si se apunta a una legalización real y efectiva, basada en el respeto a la comunidad y con evidencia científica, los primeros perjudicados serán los narcotraficantes y políticos que gobiernan varios y nuevos distritos en los departamentos de San Pedro, Concepción, Amambay, Canindeyú y Caaguazú. El negocio de la violencia capaz no desaparezca, pero podría descender.

    Sudamérica precisa de leyes más abiertas y Paraguay necesita más libertad.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 mayo, 2017, 9:01 am
  3. Dicen que producimos probablemente la mejor marihuana del mundo, pero acá van a IMPORTAR de no sé dónde para hacer aceite. Esos cargamentos de marihuana que salen de Paraguay al mundo dirán “aháta aju” con total autoridad. Increíble. Es como en tiempos de la colonia, “exportamos (exento de IVA)” materia prima e importamos producto elaborado de la misma. Sería algo así como que se importe mandioca procesada a Py O exportar las plantas de ka’a he’e e importar el edulcorante en polvo… aunque si ya importamos almidón de Brasil para nuestras chipas. (El aceite del Cannabis está hecho con dos de los quinientos químicos que tiene la planta. Acá no existe esa tecnología, comentan de Laboratorios Lasca que él problema es la tecnología para extraer el activo químico, es muy cara Esa tecnología existe en sólo dos países. Y no es la misma especie que se usa para consumo que la que se usa para el aceite!) Una duda que tengo hace rato. Es la marihuana paraguaya la mejor del mundo como se dice? O es algo que repetimos nomas. Papelón desde el punto de visto que lo veas, me hice la misma pregunta, y me dijeron algo cierto, no es solo plantar y listo… sale aceite! Legislar y tener la forma de poder refinar el producto, comercializar y luego pensar en hacerlo tipo exportación SI ES DEMASIADO PEDIR! Además de que…si se llega a despenalizar solamente la plantación, no solo podes hacer aceites, sino telas, cuerdas y muchas cosas más! A 4 años de legalizar consumo controlado de marihuana en Uruguay, solo se registraron 8.000 consumidores. No fue el fin del mundo. De hecho Paraguay, a pesar de ser un gran productor, es de los países que menos consume en el continente. En varios estados de los EEUU se produce legalmente la marihuana… Leí nomás que Savitex ( Remedio base cannabis ) cuesta 400 euros en Europa. Que raro que no legalicen ya TODO exporten como locos. Capaz el proceso es muy costoso, es más fácil tirar semilla donde sea, fingir que sos EPP, subir al camión y “exportar” No cierran los números, o es una simple lucha de intereses, los industriales vs los agricultores de cannabis.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 mayo, 2017, 7:11 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Ajereparei hese jagua katupyrýicha.23/08/17

Archivos

estadistas ✓

  • 1,079,192 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: