estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Paisaje de raro encanto

Históricamente ha sido uno de los espacios más emblemáticos y opulentos de Asunción en las primeras décadas del siglo XX.
Hacia 1930 Natalicio González lo describía de la siguiente manera: “El Parque Caballero ofrece paisajes de raro encanto. La fresca brisa del río corre por sus rumorosas avenidas. Un cafetal se ensangrienta de frutos en los otoños. Árboles de yerba mate forman montículos artificiales…”. Sus orígenes se remontan a la época colonial cuando era propiedad de un acaudalado español, don José Díaz de Bedoya, casado en segundas nupcias con Juana María de Lara. Tenía entonces 17 hectáreas y llegaba hasta el río Paraguay.

En los primeros años de la posguerra de la Triple Alianza, en 1874, pasa a ser residencia del presidente Juan Bautista Gill, casado con doña Concepción Díaz de Bedoya, hija del primer matrimonio del propietario original. Luego de la trágica muerte del mandatario, la viuda contrae matrimonio con el general Bernardino Caballero, quien convierte el establecimiento en su quinta y llevó allí su despacho en 1880.

El predio pasa a manos de la Municipalidad de Asunción en 1919 cuando el intendente Albino Mernes dispuso la compra a los herederos de la familia Caballero. En 1925 el intendente Miguel Ángel Alfaro termina por convertirlo en el “Parque Caballero” –incluyendo el nombre oficial– con la incorporación de un pergolado, palomar, una terraza y un tanque de 60.000 litros para baños públicos.

Con el tiempo se fueron introduciendo más mejoras que incluían estanques y piscinas surtidas con el agua natural de los manantiales. Tenía fuentes y esculturas y un mirador en el barranco del río. Además contaba con estanques llenos de peces de colores y plantas acuáticas. Tampoco faltaban las aves palmípedas que se regodeaban en las piletas bajo la densa floresta.

Existían chorros de agua y puentes colgantes entre los camineros, que invitaban a un paseo y eran la atracción en las excursiones de colegios y escuelas que venían de diversos puntos del país.

En paralelo, desde 1956 tenía una pileta olímpica, varias veces remodelada y semillero de muchos de los mejores nadadores que tuvo nuestro país.

Para el infortunio de los paraguayos el parque ha ido viniendo a menos desde que empezó a ser desmembrado para diversos fines y por la ocupación del predio por parte de los damnificados por las crecidas desde 1983.

Terminó por fundirse y estar en la ruina total, a tal punto que en 2007 fue declarado como una “zona roja”.

Las sucesivas administraciones municipales han prometido devolverle su esplendor de antaño, pero lo han tenido entre las últimas de sus prioridades. Cualquier refacción o remozamiento que empezaba se llevaba un dineral y no concluía nunca.

Ahora el intendente Mario Ferreiro acaba de firmar un convenio con el Gobierno nacional y la Itaipú Binacional que aportará G. 10.000 millones para la recuperación del parque y su expansión hasta la Avda. Costanera, es decir, para recuperar su costa sobre el río.

Devolver a la ciudadanía asuncena y paraguaya su “Central Park” es una obligación de este tiempo. Esperemos que, esta vez, se cumpla y que el parque ya no se convierta en el patio trasero de un asentamiento irregular.

Por Pedro Gómez Silgueira

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/paisaje-de-raro-encanto-1598094.html

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

4 comentarios en “Paisaje de raro encanto

  1. ¿Parque Caballero?

    Dos viejitos, en plena tarde, caminaban por el parque placenteramente. Había un partido so’o de gente de la Chacarita.

    El partido paró, salieron dos muchachones al trote, desvalijaron a los viejitos ante la risa de los jugadores. Los asaltantes fueron a guardar su botín y probablemente volvieron al partido. Lo terrible no es que existan 2 ladrones sino que todos los demás lo consideraban normal.

    Ese legendario parque ya no es para la ciudadanía. Nadie en su sano juicio va a ir a pasear entre sus añejos árboles sin arriesgar la vida. Ya deberían cambiar su nombre y llamarse PARQUE CHESPI.

    Si el municipio invierte miles de millones para hermosearlo, será plata tirada como cerrar los baches de Essap. Les anticipo que a los “chespis” no les importa una vereda bien cuidada, árboles podados etc. Sería inútil poner 100 cámaras, las van a robar todas. Tampoco pongan baños porque allí serán las reuniones para drogarse. Ni los policías van solos a ese lugar.

    Si no van a cambiar la Chacarita , sería mejor que construyan 5.000 viviendas en ese lugar y muden la mitad de los barrios bajos, total, ese parque está perdido hace años.

    Raúl A. Rivarola M.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 12 junio, 2017, 8:39 am
  2. El parque Pavetti debe ser preservado

    El 3 de diciembre de 1985 el intendente Porfirio Pereira Ruiz Díaz definió las áreas verdes que componen el llamado parque Pavetti de Trinidad como “área de reserva forestal de interés público”. El 5 de mayo de 1986 el botánico Pavetti ratifica al intendente la intención de transferir al Municipio los “espacios verdes” con su “ocupación inmediata” los mismos.

    El art. 38 de la Constitución otorga a toda persona el derecho a defender el ambiente y otros derechos que por su naturaleza pertenezcan a la comunidad y hagan relación con el patrimonio colectivo. Por Ley 1231/86, la República del Paraguay aprueba y ratifica la “Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural” de la UNESCO. El Considerando de esta Convención afirma que “el deterioro o desaparición de un bien del patrimonio cultural y natural constituye un empobrecimiento nefasto del patrimonio de todos los pueblos del mundo”.

    En materia de ambiente, es función de la Municipalidad “la preservación” de los recursos naturales significativos.

    En 1996 la Junta Municipal de Asunción sancionó la Ordenanza 28/96 de “Protección del Patrimonio Urbanístico” de la ciudad. La Ordenanza 35/96 complementaria establece la catalogación de sitios de valor “Paisajístico-Ambiental: son lugares representativos de las características físico-topográficas y paisajísticas de la ciudad”.

    Por otra parte, el art. 134 de la Ley 3966/10 define como “bienes del dominio público municipal” a los “destinados al uso y goce de todos sus habitantes”. El inciso b) establece que las plazas y parques son del dominio público. Como bienes de la comunidad, no tienen una estimación monetaria y están fuera del comercio (art. 135 Ley 3966/10).

    La Resolución de la Junta Municipal 5219 del 16 de julio 2013 declaró al parque Pavetti “Patrimonio Natural de la Ciudad” por su valioso aporte al Paisaje Urbano del barrio Santísima Trinidad.

    El Considerando de la resolución afirma la “necesidad de preservar íntegramente el ‘Parque Pavetti’ creado por Ordenanza con ese fin, para el uso y goce de todos los habitantes como un espacio verde protegido, por considerarse ya como un patrimonio natural de la ciudad…”.

    En el año 2016, el Congreso sancionó la Ley 5621 de “Protección del Patrimonio Cultural”. Esta Ley define como patrimonio cultural del Paraguay, entre otros, a los bienes materiales e inmateriales, muebles e inmuebles, por su valor urbanístico o ambiental. El art. 41 penaliza la destrucción, menoscabo o comercialización ilícita de los bienes del patrimonio colectivo. El art. 158, numeral 4, del Código Penal castiga la destrucción parcial o total de una cosa destinada al uso público, plazas o parques, o al embellecimiento urbano.

    El pasado 3 de mayo, 2017, por Resolución 3.437/17, la Junta Municipal de Asunción ratificó la apertura de una calle en el parque Pavetti y el derribo de árboles para beneficio exclusivo del complejo de edificios de alta gama “Jade Park”. El considerando de la resolución municipal consiste mayormente de la transcripción de una correspondencia del Jade Park a la Municipalidad en la que se recapitulan tratativas comerciales que afectan a un bien del dominio público (fuera del comercio) en beneficio exclusivo del complejo inmobiliario. Todo esto, antes de tener una evaluación de los impactos ambientales negativos de la apertura de una calle en el espacio público, el paisaje y la arboleda del parque. El parque Pavetti Cue debe ser preservado para las futuras generaciones.

    Theodore Stimson

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 mayo, 2017, 6:23 am
  3. No es el país, son los políticos

    Antonio Carmona

    El Parque Caballero fue antaño calificado como uno de los principales pulmones de la ciudad de Asunción; era un bosque encantado, frescamente ensombrado, con aromas de plantas y el universal lenguaje de los pájaros, el mágico “guyra ñe’ê, la única lengua que no necesita traductores.

    No entiendo aún cómo no se le ocurrió a Ortiz Guerrero cantarlo en su “Paraguaýpe”, ya que allí era fácil que las mariposas salieran a bailar en el camino de los transeúntes que acudían para relajarse en un pequeño edén de la naturaleza.

    Comenzó su declinación en tiempos de la dictadura, cuando vino una tremenda creciente que generó una masiva migración de los ribereños.

    Recuerdo que los medios convocaron a la ciudadanía a cooperar con los desterrados, convirtiéndose las redacciones en grandes y desordenados almacenes de productos donados por la solidaridad ciudadana.

    Nos dimos cuenta de que el parque fue invadido, inevitablemente, pero luego no nos dimos cuenta de que, como hacen los damnificados tras el retroceso de las aguas, había que volver a empezar, como cantó Maneco. A partir de ahí, inundación tras inundación, invasión tras invasión, desidia tras desidia, el parque se fue convirtiendo en lugar de peajeros, en basural, en una triste imagen de parque atropellado en vías de ruinización, desde vertedero hasta estacionamiento informal de autos, lo que las nuevas generaciones han conocido.

    La increíble nueva noticia del año para mí fue el anuncio del acuerdo de las autoridades de recuperación del olvidado antaño emblemático parque que fue seña principal de la ciudad de Asunción y pulmón que la ayudaba a respirar con aroma de verdes, con palabras de pájaros.

    ¿Cómo, planteándonos en términos humanos, se puede dejar morir a un pulmón, a un generador de vida?

    Hago una digresión para rememorar que la pequeña costanera bajo la mirada de la Catedral era también un lugar de esparcimiento minúsculo, pero que todos, ya en aquellos tiempos, remotos para estas nuevas generaciones soñábamos con su engrandecimiento.

    El sueño de hacer la costanera ya estaba en aquel entonces. Sin embargo, empezó recién a cobrar fuerza tras la caída de la dictadura, al menos en los papeles, ya que en la práctica nos llevó casi tres décadas iniciar las obras y terminar la primera parte.

    Ahora cabe preguntarse, por qué tanto tiempo para recuperar un parque o hacer una costanera. La respuesta es sencilla, por razones políticas; incluso, cuando hubo coincidencia partidaria entre intendente y presidente, el proyecto fue al archivo y la costanera tuvo que esperar unos cuantos años; y del parque ahora nos estamos acordando, pese a que no hay coincidencia partidaria entre el presidente y el intendente; al contrario, hasta hay lecturas -¿o especulaciones?- de que hasta pueden ser adversarios.

    Parece que vamos aprendiendo; ahora son mandatarios. Y esa es su principal responsabilidad.

    El acuerdo de recuperación del Parque Caballero es una buena muestra de que se puede hacer gestión, pese a las diferencias y divergencias políticas.

    Es decir, que la política no se trata de destruir al enemigo y todo lo que pueda beneficiarlo, sea un parque o una costanera, que son para toda la ciudadanía, para la sociedad entera, para la calidad de vida de una ciudad, de un país.

    Que la política es prioritariamente construir una mejor sociedad y que las luchas electoralistas son para los períodos electorales.

    Traigo a colación un hecho, que es mucho más que una anécdota, ante la declaración de un político, de triste historia, que dijo que “este es un país de mierda”. Me sumo a Pablo Herken, este no es un país de mierda; y añado: es un país con muchos políticos de mierda. Lamentablemente.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 28 mayo, 2017, 5:07 pm
  4. Urbanización caótica

    Guido Rodríguez Alcalá

    Lo que deben hacer los asuncenos es comprarse championes y acostumbrarse a caminar, porque van a ir más rápido. Esto fue lo que manifestó un técnico israelí que estudió el tránsito de Asunción y tenía razón.

    A ciertas horas, caminando se puede ir más rápido que los autos por la calle Chaco Boreal, que no es el único embotellamiento. Por la noche, frente a la Facultad de Derecho, los autos van a paso de tortuga por la calle República de Colombia. La construcción de tres torres, las del complejo Jade Park, no va a mejorar el tránsito para nada.

    La Municipalidad de Asunción y la constructora del Jade proponen una solución cuestionada: la empresa propietaria del Jade cede terreno (600 metros cuadrados) sobre la calle República de Colombia a la Municipalidad; la Municipalidad cede a la empresa 900 metros del Parque Pavetti, para que la empresa haga su calle privada.

    La solución no corre porque: 1) el terreno cedido por la empresa es el terreno municipal ocupado indebidamente por un propietario anterior; y 2) el Parque Pavetti (área protegida, bien público) no se puede ceder ni enajenar.

    Por eso los vecinos de Trinidad piden la suspensión de las obras del Jade, iniciadas con una cesión ilegal; por otra parte, sin Pavetti je’u no hay Jade.

    Los vecinos tienen razón, pero no sé si les van a dar la razón y esto me preocupa. Como ellos, como la inmensa mayoría de los asuncenos, soy una víctima de la urbanización caótica, un mal que se agravó durante el gobierno municipal de Samaniego, y aún no se ha controlado.

    Se benefició la Municipalidad, que cobra más impuestos autorizando construcciones inaceptables; se beneficiaron los especuladores; se perjudicaron los asuncenos con ese crecimiento de la ciudad guiado por un criterio netamente mercantilista.

    La urbanización caótica es el problema común de los países no desarrollados, y ha sido estudiada por muchos y talentosos especialistas. La falta de planificación urbana tiene muchas consecuencias negativas. La ausencia de un sistema de alcantarillado en las ciudades desorganizadas hace que las aguas negras contaminen los acuíferos.

    Sin necesidad de un estudio científico sobre el tema, vemos que las cloacas revientan en Sajonia y el Botánico, y que las aguas servidas corren por calles residenciales. (“Locales gastronómicos reciben quejas a raíz de los malos olores”, dice un artículo de La Nación del 27 de julio de 2017).

    La contaminación de aire como consecuencia de los gases de los vehículos, la polución sonora, el mal transporte y el agotamiento de los recursos naturales son situaciones que pueden y deben encararse racionalmente, para lograr un desarrollo sustentable. Sobre el punto, conviene leer el ensayo de Fabricio Vázquez, disponible en internet con el título de Ciudades intermedias y sustentabilidad urbana en Paraguay.

    Esto es el progreso, dicen algunos concejales. Quizá sea progreso económico para ellos, que autorizan construcciones donde no hay infraestructura, ignorando la oposición de los vecinos, a quienes les hacen pagar más impuestos para transformarles su barrio en un añareta’i.

    No se trata de un barrio, sino de todos, que se destruyen por falta de previsión, desidia y corrupción.

    A este paso, ¿qué Asunción tendremos dentro de veinte años?

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 28 mayo, 2017, 4:56 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Ajereparei hese jagua katupyrýicha.23/08/17

Archivos

estadistas ✓

  • 1,079,192 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: