estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Madres: honrarlas más allá de los regalos

Siempre es buena idea que las sociedades se tomen su tiempo y dediquen días a honrar a quienes son tan importantes como las madres. Y, en ese concepto, van incluidas todas las mujeres que asumen el compromiso de la maternidad, ya sea en forma biológica o desde el corazón y quienes optan por donar su tiempo y esfuerzo a cuidar a los niños que no las tienen con ellos, por diferentes circunstancias.

Las mujeres de todo el mundo tienen hoy grandes desafíos que van sorteando a medida en que las puertas se abren ante su paso, ya sea en el ámbito profesional como laboral. Y Esas puertas, que mucha veces les ha costado tanto atravesar, no implican nunca el renunciar a la responsabilidad de ser madres. Esta situación de “madres y todo lo demás”, no ha hecho, en la mayoría abrumadora de los casos, que ellas abandonen los sueños de trascender en las vocaciones o dejen de lado el sueño de prepararse y estudiar, avanzando en muchas disciplinas y tareas que antes eran impensables para las mujeres.

Honrar a las madres y al mismo tiempo a la Patria tiene un profundo significado para el Paraguay. Su historia, llena de mujeres heroicas y capaces de cargar sobre los hombros el peso de reconstruir desde las cenizas un país destrozado, llevando en brazos a sus hijos, no es una leyenda. Es la pura verdad que hasta hoy ha generado una presencia muy fuerte de la figura materna, que no solo se refleja en estas fechas y en los homenajes, sino en la vida diaria.

Hoy por hoy, superados los obstáculos que nunca faltan y con la apabullante presencia de madres en los claustros universitarios, en las nóminas de alumnas brillantes en carreras que antes eran “solo para hombres”; en historias de madres que nos conmueven con el ejemplo de emprendedoras que llegan al éxito por mérito propio, la maternidad no ha pasado a un “segundo plano”, sino que se ha modificado la manera de vivirla. Y esa manera en que hoy las mujeres han logrado congeniar todas las enormes tareas que les exige la maternidad con las responsabilidades de la vida laboral y profesional, es digna de reconocimiento.

Por eso, es bueno recordar que el Estado y la sociedad toda deben realizar todos los esfuerzos que estén a su alcance para incluir a las madres en las diferentes estructuras de desarrollo económico y laboral, ya que muchas veces, se considera, con una visión totalmente equivocada, que por ser madres, ellas no estarán a la altura de desempeñar las tareas con dedicación.

Para quitarnos ese prejuicio, basta mirar a nuestro alrededor con mayor detenimiento y reconocer que la realidad, en todos los ámbitos, es muy diferente. Una mujer que tiene a su cargo llevar adelante la crianza de sus hijos suele valorar mucho el tiempo que dedica a sus tareas profesionales y/o laborales, y realizarlas con mayor esfuerzo y prontitud. También valora en la mayoría de los casos, más a otras mujeres que realizan el mismo esfuerzo.

Siempre es bueno recordar que en el Paraguay, de acuerdo a datos oficiales, el nivel de desempleo es mayor en el caso de las mujeres, aunque las cifras van cerrando cada vez más esa brecha que las hacía “perdedoras” a la hora de obtener cargos para los que debían competir con varones de igual o menor nivel de capacitación. A nivel urbano, la tasa de desempleo es mayor en mujeres que en hombres: 6,1 y 5,8% respectivamente y a nivel rural, es mucho más marcada. Además, de todos los trabajos remunerados, las mujeres realizan tareas ligadas a servicios y la diferencia es mayor, cuando se trata de analizar el tipo de tareas y la remuneración recibida.

Por ello, más allá de festejar y honrar a las madres en esta jornada, es importante reconocer el enorme esfuerzo que ellas realizan a diario, para dar lo mejor de ellas, como figuras principales, tanto en el cuidado y contención de sus hijos, como a favor del crecimiento y el progreso del país.

http://www.lanacion.com.py/editorial/2017/05/15/madres-honrarlas-mas-alla-de-los-regalos/

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

10 comentarios en “Madres: honrarlas más allá de los regalos

  1. ¡Aprovechala!

    Carlos Franco
    Una amiga a la cual quiero mucho, pero que suele meter la pata con sus preguntas que duelen como un calambre a las tres de la mañana, me preguntó directamente ayer, Día de Madre, cómo me siento en esa fecha teniendo en cuenta que mi mamá falleció hace más de tres años.

    Aguantándome las ganas de aplicarle un akapete, le respondí que obviamente me siento mal, porque extraño mucho a mi mamá.

    Pero le expliqué que el dolor por no tener a mi viejita no aumenta o disminuye por una fecha especial.

    Amigo lector, eso duele todos los días y no cambiará nunca.

    Amigo lector, eso duele todos los días y no cambiará nunca”
    Mi imprudente amiga (que no es mala, solo boluda) también me consultó mi opinión sobre las personas que llenan las redes sociales con fotos de sus mamás el Día de la Madre, pero el resto del año se olvidan de ellas.

    Ya más tranquilo le dije que es un fenómeno propio de las redes sociales, en el cual muchas personas caen, tal vez sin darse cuenta.

    Además, le destaqué que no es de mi agrado juzgar el comportamiento de los demás.

    Pero me gustaría aprovechar esa pintoresca charla con mi amiga y este espacio para dar humildes consejitos a las personas que tienen la suerte de tener a sus mamis vivas.

    Amigo, no le protestes a tu mamá cuando ella te sugiere abrigarte antes de salir, ella solo se preocupa por vos y no quiere que te engripes.

    Tampoco desprecies su puchero u otro tradicional platillo, ella se pasó horas preparándolo con mucho cariño y no tiene la culpa de tus pésimos gustos.

    Por favor tampoco le digas “pesada” o “metida” cuando te da un consejo, aunque no estés de acuerdo con ella escuchala sin plageos, no te cuesta nada y probablemente quiere evitar que desperdicies tu futuro o tu dinero.

    Por último y lo más importante, aprovechala, hermano, decile cuánto la querés, cuidala porque vale oro y disfruta de tu compañía.

    Acordate que sin esa señora no serías la persona que sos y nunca olvides que le debés todo.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 17 mayo, 2017, 7:39 am
  2. Mirar a los hijos

    Por Lourdes Peralta

    El lunes 15 de este mes se celebró el Día de la Madre. Es una de las fechas que con más esmero y agradecimiento se recuerda. Hay madres de todo tipo: biológicas, adoptivas, madrinas, madres circunstanciales o temporales, pero todas, cuando aman, son madres perfectas aún con cada uno de sus defectos. Todo depende de lo que se ha vivido y aprendido, porque así estamos hechos: de una cadena de mamás. Y hay algo que no cambia: la maternidad que se aplique será referente de otras futuras mamás.

    Por la entrevista que hice hace unos días sobre un método de fertilidad, recibí muchos e mails de mujeres que me pedían el contacto con la doctora, y al dárselo me agradecían como si hubieran recibido un ramo de flores. Tal como lo dijo la doctora entrevistada, “la infertilidad hoy es una pandemia”, y muchísimas mujeres sufren por no poder concebir. Algunas nunca superan el no haber dado a luz o el haber abortado. Este es, sin dudas, un campo muy sensible, porque se entra a tocar lo más profundo del ser femenino.

    Benditamente, la maternidad está presente de manera natural, es una condición que traemos al nacer y que se enriquece o se empobrece con el ambiente familiar que vivimos y cuán capaces somos de entender y procesar lo que sentimos y pensamos. Cuando no hay hijos propios, hay sobrinos de la misma sangre o hay niños que perdieron a sus madres. Siempre hay niños, incluso hay personas desvalidas que ocupan ese lugar.

    Aunque padre y madre tienen roles importantes, el poder del amor de mamá es enorme y será el que marcará sustancialmente el desarrollo sentimental en los hijos. “Cuando mamá está en casa, la guerra no parece tan grande”, decía el niño Chava en la película Voces Inocentes (guerra civil en El Salvador).

    No es para menos, el vientre materno es nuestro primer hogar, en él habitamos hasta que nacemos y llegamos al mundo.

    En el presente no hay maternidad excluida, se mantienen las enseñanzas de las de antes, se promueven las contemporáneas y se forjan las de mañana. Ninguna vale más que la otra si conserva el compromiso de educar a sus hijos para ser dichosos. Ciertamente, las mamás cambiaron su forma de estar en el hogar, hay psicólogos que dicen que vale más la calidad que la cantidad de tiempo con los niños y otros que afirman que deben existir paralelamente ambas cosas. En nuestra cultura todavía tenemos la suerte de que ninguna madre está completamente sola; si está separada, soltera o fue abandonada, comparte la crianza con su mamá; de nuevo, la madre (la abuela) como refugio y sostén. La vida familiar ha tenido cambios que todavía no acomodamos idealmente y nos queda arduo trabajo hasta conseguir cierto equilibrio. Y, por supuesto, muchos temas espinosos también en torno a la maternidad para reflexionar.

    Debemos pensar en Día de las Madres, en plural, por las muchas que miran siempre a los hijos. “Yo te miro, yo te miro, sin cansarme de mirar, y qué lindo niño veo a tus ojos asomar…” (Caricia, de G. Mistral).

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 17 mayo, 2017, 7:25 am
  3. Ser madre y estudiante, a pesar de la universidad
    Por María Paz Italiano.

    Hoy, día de la madre, quiero hablarles de aquellas que estudian y son madres a la vez. Compañeras que día a día comparten con nosotros, algunas con su panza, otras retomando la carrera, otras intentando conjugar todos sus roles en las escasas 24 horas de cada día.

    La discriminación a las mujeres por embarazo pasa frente a nuestros ojos, la vemos y la oímos siempre de manera pasiva. Te estarás preguntando ahora, ¿cómo alguien puede discriminar a una mujer en la universidad por estar embarazada? Te cuento: pasa cuando la universidad no cuenta con mecanismos de acción para contener este proceso, pasa cuando entre compañeros y compañeras miran de manera acusadora a esa compañera –como si estuviera cometiendo una falta–, pasa cuando deja de tener nombre para los demás y se convierten en “la embarazada”, se da también con frases despectivas, como “Jodete, no te cuidaste y ahora perdé el año”, “Vos no estás viniendo luego a clases y se te va a considerar, no es justo que yo venga y que vos no vengas” (frases reales, recogidas de testimonios de madres universitarias), entre otras muchas más que pasan desapercibidas como simples comentarios, pero que forman parte de un circulo de violencia solapada en eso, en “comentarios”.

    ¿Y… cuáles son los mecanismos de acción que faltan en las universidades? Faltan guarderías dentro de sus instalaciones para el cuidado del niño o la niña, para que así se garantice el acceso a la educación de sus padres, faltan espacio seguros de lactancia para las madres, faltan permisos y consideraciones especialmente pensadas para este momento, en el que la madre pasa por miles de cambios físicos y psicológicos que a veces dificultan la asistencia diaria a clases o coinciden con los periodos de evaluación y, por qué no pensar también en espacios de consejería dentro de la universidad, como parte de un sistema integral que sea un nexo con los padres y así ayude a que pasen por este proceso de la forma más amena y llevadera posible, sin perder sus estudios.

    Los padres, como consecuencia de la falta de estas herramientas, se ven forzados a buscar con quien dejar a sus hijos mientras van a la universidad; a veces alguien de la familia, como abuelas, madres o tías y a veces una niñera, si tienen la suerte de poder costear este servicio. Algunos se ven forzados a abandonar la carrera hasta que encuentren la fórmula perfecta para integrar la vida de padres, el trabajo y el estudio.

    Celebro la Ley N°5508/15 de Promoción, Protección de la Maternidad y Apoyo a la Lactancia Materna, pero ¿por qué no trabajar en conjunto con las universidades y que estas también se adecuen a estas disposiciones? ¿Por qué no hacerlo un requisito indispensable para la acreditación o certificación de una carrera?

    Porque el amor de madre es el que nos impulsa y nos da ánimos, no hay cosa que ellas no harían por sus hijos, hoy celebramos su día. A veces pueden ser nuestras madres, tías o abuelas. Para todas ellas, sin distinción: ¡Feliz Día de las Madres!

    ***

    Fuentes: Entrevistas, Plataforma de Universitarias Feministas, Ley N°5508/15 de Promoción, Protección de la Maternidad y Apoyo a la Lactancia Materna.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16 mayo, 2017, 12:19 pm
  4. Todos los días son el Día de la Madre

    Por Carlos Miranda
    Las fechas conmemorativas sirven para recordarnos la importancia de un suceso histórico; o bien resaltar la función de un grupo de personas que desempeñan una función determinada que resulta útil e indispensable para los demás.

    En Paraguay, el Día de la Madre se recuerda cada 15 de mayo, en homenaje a la “Madre Patria”, que nos hace a todos; aunque también existen quienes sostienen que guarda relación con la función desempeñada por Juana María de Lara, mujer que participó activamente del proceso independentista de nuestro país.

    La madre es la primera maestra, nuestra primera percepción del amor y de la sociedad”
    Cual fuere el caso, hoy es un día muy especial que nos invita a reflexionar sobre nuestra posición en la sociedad y el compromiso que tenemos con ella. No somos culpables de haber nacido en esta tierra, ni de tener la familia que tenemos; pero sí poseemos la responsabilidad por lo que ocurra durante nuestra estadía en este suelo, en esta época.

    La República del Paraguay cumple 206 años como país soberano. Heroismo, esperanza; corrupción o sufrimiento, nuestra historia está cargada de altibajos. Como paraguayos, debemos honrar a nuestras raíces, a la mamá. Todo comenzó en el vientre materno y nuestros primeros aprendizajes vinieron de ella; no permitamos que pasen desidia y esforcémonos para que en un futuro podamos otorgarles una senectud tranquila y ser su “motivo de orgullo”.

    Es cierto que no todos tenemos las mismas posibilidades de sobresalir académica y laboralmente al punto de llegar a la autosuficiencia económica y solventar a la familia; pero nunca nos olvidemos de abrazarla, mimarla y recordarle cuánto la queremos; mañana puede ser muy tarde.

    El trato que demuestres es lo que recibirás de tus hijos. Todo es como una rueda y más temprano que tarde, necesitarás de la ayuda de tus seres queridos. Nunca escatimes recursos para hacer de tu entorno lo más ameno posible. Si hay algo que es eterno, es la esencia que caracteriza a cada uno; si es verdad que el paraguayo es solidario y unido a sus semejantes, ese buen concepto seguirá retransmitiéndose con las siguientes generaciones.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16 mayo, 2017, 8:43 am
  5. Madre mía

    Por Arnaldo Insfrán
    Madre hay una sola y, como todos los hijos lo experimentamos en carne propia, logra patente de sabia irrefutable al adquirir la característica de tal. “Porque soy tu madre”, es la sentencia que hace imposible cualquier diálogo posterior y da un portazo a la lógica o a cualquier conato de impertinente independencia.

    La raíz de la palabra madre es tan antigua como el idioma mismo. En la mayoría de los idiomas existe la partícula lingüística ma y es tan atávica como el mismo hecho de tener el instinto para el amamantamiento, ni bien se viene al mundo. Se estima que incluso está en la protolengua indoeuropea. En castellano, los primeros registros de madre datan de 1074.

    Proviene del latín mather (matriz) y, en principio, indica la persona o animal que ha parido un hijo. Con el tiempo se dio una definición más lógica, pues pasó a referirse a las que crían un vástago, sea o no suyo. Incluso en los organismos asexuados, como son los organismos unicelulares, que generan descendencia al dividirse a sí mismo, la célula que genera la división es denominada madre.

    Sobre el origen del término mamá hay dos versiones. Una habla de que proviene de la expresión coloquial francesa mamam. La otra, que viene del latín mamma, que hace referencia a las mamas. La mejor es la última.

    De la palabra madre deriva maternal, matriarcado, madrina, matrimonio, comadre y madrastra. También lo hacen otros términos menos esperados, como ser: comadreja, matrícula, materia, madriguera y madera.

    Asimismo, la expresión latina alma mater (madre nutricia) es deudora de ella. Alma mater era utilizada en la Antigua Roma para referirse a la diosa madre, adjetivo luego asimilado por la Virgen María. En el plano educativo, así se denomina a la institución de enseñanza de la que uno egresó. Proviene ello del término alma mater sturiarum (madre nutricia de los estudios), utilizada en la universidad más antigua de Occidente: la Universidad de Bolonia, creada en 1088.

    El concepto de madre siempre estuvo ligado al de la fertilidad. La naturaleza, por ejemplo, es madre por su dureza y su capacidad de enseñarnos. Las culturas ancestrales estaban llenas de divinidades femeninas, las que fueron desalojadas de los altares o adoptadas secretamente por el cristianismo y su posterior misoginia.

    Aunque, en su calidad de mujeres, las castigamos con la violencia, salarios bajos en relación con el hombre y otros sometimientos culturales, no hay algo más grande que la madre. Felicidades a todas.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 15 mayo, 2017, 7:24 pm
  6. Día de la Madre

    Hoy se festeja el Día de la Madre, que saludamos con alborozo. En esta ocasión, queremos hacerle una recordación especial a aquellas valerosas mujeres que deben asumir en soledad la delicada tarea de alimentar y educar a sus hijos, ante la ausencia de un padre, por la razón que fuere.

    Según datos del 2014, de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC), nada menos que el 44% de los hogares del país está dirigido por madres solteras, separadas o viudas, que habitualmente suelen trabajar fuera de sus casas para ganarse el sustento diario para sí mismas y sus hijos. Aparte de que muchas veces suelen ser discriminadas en el ámbito laboral, en tanto que su salario es, en general, un 40% menor del que perciben los varones por igual trabajo realizado, no es raro que las madres que dieron a luz sin estar casadas sean también víctimas de los prejuicios de sus propios parientes cercanos.

    Como ellas merecen una atención especial, dada la muy difícil situación en que comúnmente se encuentran, es plausible que de las 262 viviendas entregadas en marzo último por la Senavitat en un asentamiento de Villa Hayes, 168 hayan sido destinadas a hogares encabezados por madres solteras. También el sector privado puede hacer mucho por ellas, como lo ha demostrado la empresa japonesa Fujikura, que opera en nuestro país desde 2011, al priorizar la contratación de madres solteras de entre 18 y 23 años, hasta el punto de que conforman la mayoría de su personal.

    Son dignos de mención los casos que suelen aparecer en la prensa, de madres solteras que admirablemente han superado las adversidades y han sacado adelante a sus hijos trabajando denodadamente, gracias a la admirable fortaleza que les da el amor sin límites que sienten por quienes salieron de sus entrañas. Ese amor incondicional, propio de toda madre, acompañará a sus vástagos bajo cualquier circunstancia, ya sea para ampararlos en los momentos difíciles o para compartir sus alegrías en las circunstancias felices. Aunque no siempre sean retribuidas con todo el amor filial que se merecen, ellas están siempre allí, con el corazón abierto, porque su noble sentimiento es desinteresado.

    Para numerosas madres, dar a luz implica dejar de lado cosas placenteras y hasta quizá una carrera profesional, para volcarse al cuidado de un nuevo ser que necesitará la ayuda cariñosa de su progenitora para enfrentar la vida con la certeza de haber estado en buenas manos. La maternidad conlleva renunciamientos, pero también el inmenso privilegio de multiplicar la vida. En el Génesis se lee que la mujer parirá con dolor, pero ese dolor resulta largamente compensado por la ventura de liberar de las entrañas un hijo que gozará, durante toda su vida, del amor más grande que una persona puede brindar.

    Sin duda, a toda madre de cualquier estado civil le gustaría que los destinatarios de sus desvelos le demuestren, aunque más no sea con un recuerdo en su día, que han sabido valorar las enseñanzas y los cuidados que les prodigó durante la niñez y la adolescencia. Es de bien nacidos reconocerlos, y siempre resulta oportuno dar las gracias a quien nos trajo al mundo, por el solo hecho de habernos dado la existencia.

    La madre, la mamá, debe ser la acreedora de todo el cariño de que seamos capaces, más aún cuando muchas veces ella debe asumir a la vez el rol del padre ausente. Debemos valorarla en vida, en cada día que tengamos la suerte de seguir contando con ella, cuando todavía podemos expresarle nuestros sentimientos, no cuando ya no esté entre nosotros y sintamos la inmensa falta de su presencia. Evitemos arrepentirnos de no haberle dicho en su momento que somos muy conscientes de cuánto le debemos, en bienes materiales y espirituales.

    En nuestro país no existe el matriarcado, pero no es menos cierto que son sobre todo las madres quienes inculcan los valores transmitidos de generación en generación. Lo que hoy somos les debemos en gran medida a ellas, de modo que no solo somos carne de su carne, sino también el producto de sus enseñanzas.

    La mujer paraguaya es la más heroica de América, ha dicho el papa Francisco, refiriéndose a su valentía en la guerra y su gran participación en la reconstrucción del Paraguay, tras la devastadora Triple Alianza. Muchas de esas mujeres eran madres que vieron morir a sus hijos y luego les dieron sepultura con sus propias manos, lo que no fue motivo para que se rindieran, sino para que pusieran sobre sus hombros la tarea de hacer resucitar al Paraguay de sus cenizas.

    Demostrémosles, pues, en este día en especial, que tratamos de honrar la vida que nos dieron para que se sientan orgullosas de ello.

    ABC Color se complace en congratular cariñosamente a todas las madres que asumieron la responsabilidad de multiplicar la vida y de formar personas valiosas, en esta ocasión con énfasis en quienes ofician de padre y de madre. ¡Felicidades, y muchas gracias para todas, por la vida, la protección y las enseñanzas!

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 15 mayo, 2017, 5:49 am
  7. La leche de la discordia

    Por Marta Escurra

    El escándalo de larga data (unos seis meses) explotó a mediados de la semana pasada: Carmen Quintero, una mujer militar era arrestada por solicitar permiso para amamantar a su bebé de meses. Esa era la noticia que se viralizaba en redes sociales y era tema de conversación e indignación.

    No era para menos, se violentaba un derecho fundamental de un niño indefenso. Las reacciones no se hicieron esperar (protestas, afiches, marchas etc). Las Fuerzas Armadas, una vez más, quedaban como una institución que no respeta los derechos de las mujeres y mucho menos de los niños. Y eso no está bien.

    Sin embargo, en la versión de la Armada, unidad en la que Quintero presta servicios, la sanción no guarda relación con el citado pedido de permiso sino con un acto de indisciplina generado a raíz del traslado de la misma de una unidad a otra. En un comunicado, la Armada dice que la teniente ejerce sin inconvenientes tanto el derecho garantizado en la ley de lactancia materna, como de los permisos contemplados dentro del estatuto de personal, “los derechos nunca le fueron negados aun estando en servicio de guardia”.

    Lo que no se cuenta y ninguna de las partes se anima a decir públicamente que el trasfondo de todo esto es un problema de dinero. En la unidad en la que Quintero prestaba servicios inicialmente ella percibía un plus económico que incluso sobrepasa casi el doble del salario que tiene por el cargo. Y, al cambiarse de unidad, perdió dichos beneficios y quiso volver al puesto anterior, alegando que entre ambas unidades había muchas distancia lo que no le permitía ver de manera conveniente a su bebé (cuatro kilómetros separan un cuartel del otro).

    Instalado el escándalo podemos decir que esto pasa –hacemos la autocrítica– por no publicar lo que dicen las dos campanas, que es lo ideal. Pero sucede que, casi todas las veces que se publica algo que tiene que ver con las FF.AA., los encargados de comunicación se vuelven invisibles, inaudibles e “inencontrables”.

    En un contexto en el que se supone que la Ley de Acceso a la Información pública garantiza la democracia, no debería haber inconvenientes en que las personas asignadas a las comunicaciones castrenses den la cara y hablen. El pasado viernes, por fin, Livio Duarte, Cap. de Fragata, director de Comunicaciones de la Armada se mostró abierto a decir la versión de los militares.

    Así, con las dos versiones hay más elementos para sacar conclusiones sólidas. Lo que aquí se ve es que ambas partes están jugando un partido para medir sus fuerzas y es lamentable que en el medio de esto haya una criatura indefensa que está siendo utilizada para beneficio propio o perjuicio ajeno.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 15 mayo, 2017, 5:43 am
  8. Ser mamá 2.0

    Uno de los aspectos negativos de la aparición de las redes sociales es su efecto en la relación interpersonal, es decir, de persona a persona. Contradictoriamente, una herramienta que mejora la comunicación, hace que esta sea más distante. Las madres son algunas de las que más sufren por esto.

    La preocupación, no solo en el área de psiquiatría, sino también en el área educacional, respecto a las redes sociales, se enmarca en la pérdida de la conversación cara a cara. Se recurre a enviar menajes de texto antes que decir las cosas de frente. Se roba el aspecto emocional a las charlas.

    Ojalá que los hijos comprendan cuál es el motivo por el cual las mamás están en las redes”
    Para las mamás se volvió todo un desafío poder conversar con sus hijos, poder estar cerca, realizar el seguimiento, ya que internet puso una barrera en la comunicación.

    Es por ello que aparecieron las mamás 2.0, que realizan un tremendo esfuerzo por conocer sobre esa tecnología, los hijos pasamos de aprender de los padres a enseñarles el uso de la tecnología.

    Supongo que para ellas no es fácil aprender a entender los códigos de las redes, el significado de un “Me gusta”, lo que implica etiquetar en una foto al hijo, comentar los posteos, etc. Y muchas veces, incluso, los hijos terminan bloqueándolas por hacerles pasar “pelada”.

    Lo cierto es que, este cambio que introdujo internet obligó a muchas mamás a entrar a un mundo nuevo, movidas por esa preocupación e interés en sus hijos, esas ganas de saber quiénes son sus amigos, en qué actividades andan.

    Si bien, muchas madres ya crecieron con la aparición de internet, otras aprendieron por interés o por buscar proteger a sus hijos. Un gesto heroico y de amor. Ojalá que los hijos comprendan cuál es el motivo por el cual ellas están en las redes.

    Antes que bloquearlas, sepan que tanto en el mundo virtual como en el mundo terrenal, de parte de ellas, siempre recibirás un “Me encanta”, “favorito”, “compartir”, “retuit”. ¡Feliz día a las madres 2.0!

    Rodrigo Houdin

    http://www.extra.com.py/columnistas/ser-mama-2-0.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 15 mayo, 2017, 5:39 am
  9. ¡Feliz día, mamá! (Pero te vas presa por amamantar)

    Se harán festivales de homenaje, con flores y regalos. Se pronunciarán discursos sobre la mujer paraguaya, la más gloriosa de América, residenta y madre, que supo levantar a una nación de entre las ruinas. Se recitarán poemas, se cantará Che sy mi porã y Para ti, mamá… pero nada borrará el hecho de que una mujer militar sea castigada con prisión por reclamar el derecho de amamantar a su bebé.
    En vísperas del Día de la Madre, el caso de la teniente Carmen Quinteros, la mujer con mayor jerarquía y antigüedad en la Armada Paraguaya, niega los avances de modernidad y de derechos conquistados en una institución tradicionalmente conservadora, vertical y machista, como las Fuerzas Armadas, que aunque tiene una foja de heroísmo en las guerras y la defensa de la soberanía territorial, también arrastra el oscuro historial de haber sostenido dictaduras militares y participado en graves crímenes represivos contra su pueblo.

    Carmen fue reemplazada en su cargo de intendenta giradora de la Dirección del Servicio de Sanidad de la Armada, en marzo de 2016, cuando se hallaba con permiso de maternidad y reposo médico durante la gestación. Después la trasladaron a una unidad operativa, el Comando de Institutos Navales de Enseñanza, a mayor distancia, donde sus actividades, con prolongadas horas de guardia, le impedían amamantar a su hijo recién nacido, hecho que se volvió más grave cuando los médicos indicaron que el bebé no puede consumir leche de fórmula y depende exclusivamente de la lactancia materna.

    Ella inició una batalla jurídica para ser repuesta en su antiguo cargo –donde le recortaron beneficios– y poder amamantar a su bebé, amparándose en la Ley 5508/15, “De promoción, protección de la maternidad y apoyo a la lactancia”, pero le dijeron que dicha ley no se aplica al ámbito castrense, como si los militares no fuesen sujetos de la legislación nacional. Ignoraron de propósito una medida de la jueza de la Niñez y la Adolescencia, Rosalba Garay, que garantiza los derechos de la madre.

    Acusándola de indisciplina y de calumniar a sus superiores, por denunciar ante la opinión pública la discriminación contra una mujer militar, en su condición de madre, las autoridades de las Fuerzas Armadas abrieron un sumario contra la teniente Carmen y ordenaron su prisión preventiva en una unidad de la Armada, aunque especifican que podrá guardar reclusión junto con su bebé.

    De este modo propiciaron una amplia movilización de solidaridad ciudadana, con lemas y acciones como “Una madre que da teta, se respeta” y “Todas somos Carmen”.

    O tienen un enemigo interno que les jode, o se les ha agotado toda la dosis de inteligencia. Solo así se explica que en el Gobierno, con todo el quilombo de las próximas elecciones, se fabriquen un antirregalo tan simbólico, justo para el Día de la Madre.

    Por Andrés Colmán Gutiérrez

    http://www.ultimahora.com/feliz-dia-mama-pero-te-vas-presa-amamantar-n1085326.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 15 mayo, 2017, 5:38 am
  10. Principios corrompidos

    Por Carlos Miranda
    Las Fuerzas Armadas abrieron sumario en contra de la teniente Carmen Quinteros, quien quedó “tras las rejas” luego de solicitar que se respete su derecho como madre y poder así amamantar a su hijo dentro del cuartel.

    La situación despertó la ira ciudadana y miles de personas se mostraron a favor de la mujer que podría pasar el Día de la Madre encerrada, a menos que su situación se aclare en la brevedad posible y sea puesta en “libertad” nuevamente. La afectada enfrenta cargos por falta de “disciplina militar”.

    También hay mujeres que defienden la soberanía nacional y a su familia a la vez”
    Es notorio que no se hayan emprendido aún reformas en algunos reglamentos de las instituciones, siendo el campo de la milicia uno de los más cuestionados, atendiendo a que en la actualidad ya no solo los hombres pueden emprender una carrera militar; pero el reglamento vigente, que tiene alrededor de treinta años de antigüedad, conserva su tinte machista y discriminatorio. Sí, es cierto que apenas el 5% de los puestos en este ámbito son ocupados por el sexo femenino, pero ese no es un motivo para considerarlas como una fuerza inferior, ni física ni mucho menos intelectual.

    Por encima de todo reglamento interno se encuentra la “Ley de Lactancia Materna”, por lo que dar de mamar a un/a hijo/a es un derecho y no un delito. En pleno siglo XXl todavía tenemos muchas cosas por cambiar y podríamos partir por eliminar las diferencias básicas entre uno y otro en base a un trato más humanitario.

    Tomemos pues, el ejemplo chileno. En 2002, Michelle Bachelet asumió como ministra de Defensa, siendo la primera mujer en ocupar este cargo en la historia de Chile y de América Latina. Ella diseñó y ejecutó una política construida sobre la base de los principios de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, de integración a lo largo de toda la carrera militar, de competencia profesional y búsqueda permanente de una mayor equidad. Hoy, el país trasandino posee un alto grado de participación feminina en la milicia en comparación al resto de la región y es uno de los que presenta menores índices de denuncias por tratos discriminatorios de diversas índoles.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 15 mayo, 2017, 5:38 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

✓clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

✓ÑE’ÊNGA

Kóvango ndaipýi ni naiñakâi mbarakaja purahéicha.22/10/17

✓fotociclo

.

✓archivos

✓estadistas

  • 1,109,382 visitas
Follow ✓Paraguay Péichante on WordPress.com

✓ impresos

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

A %d blogueros les gusta esto: