estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Otra jubilación de privilegio

Hay que reconocer que cada vez que uno pretende defender al Congreso como el sitio de representación popular, aparecen congresistas que destruyen el argumento.
Esta semana hubo un claro ejemplo. 33 diputados, con la complicidad de otros 31 que no votaron o se abstuvieron, aprobaron la creación de otra casta de privilegiados que podría acceder al beneficio de jubilarse con solo 5 años de aporte, frente a los 15 que como mínimo necesita cualquier trabajador de este país para conseguir una jubilación proporcional.

La diferencia es aún mayor, porque los privilegiados podrán acceder ya desde los 55 años a este beneficio, mientras que cualquier trabajador debe esperar diez años más hasta cumplir los 65.

Bajo el nombre de Fondo de Jubilaciones y Pensiones para gobernadores y miembros de Juntas Departamentales, la ley permitirá que gobernadores y concejales accedan a esta jubilación proporcional, entre otros beneficios.

Así por ejemplo se establece que para acceder a una jubilación ordinaria solo harán falta 55 años de edad y 15 de aportes, frente a los 30 que por ejemplo exige el IPS a cualquier mortal.

También se destacan otras peculiaridades, como que la pensión se extinguirá si la viuda o concubina o viudo contrae matrimonio o viviere en concubinato. En tales casos el fondo otorgará por única vez la suma equivalente a diez mensualidades de la pensión.

Además, para que este fondo de privilegio pueda constituirse, el estado deberá realizar un aporte mensual, al igual que lo viene haciendo desde hace décadas con el fondo de jubilación de los parlamentarios, quienes también gozan del privilegio de poder jubilarse con solo aportar durante un periodo.

Varias veces entrevistamos a los administradores del fondo parlamentario, quienes siempre argumentan que no hay un perjuicio para el resto de la sociedad porque el dinero sale de la misma caja; pero también admiten que además de que el Estado aporta mensualmente un porcentaje por cada parlamentario, será además el último responsable subsidiariamente si la caja queda en situación de quiebra.

Este nuevo proyecto de privilegios para gobernadores y concejales fue presentado por los diputados liberales llanistas Fernando Nicora y Milciades Duré y el colorado Mario Cáceres, quien pretende la gobernación de Itapúa como candidato del equipo del vicepresidente Afara.

El proyecto pasó ahora al Senado, por lo que estamos a tiempo de frenarlo.

Pero permítanme un agregado.

Ya los gobernadores querían enmendar la Constitución para permitir su reelección.

Creo que de aprobarse la reforma de la Constitución en el siguiente periodo, será en realidad una muy buena oportunidad para que se supriman los cargos de gobernadores y concejales, absolutamente prescindibles para la estructura de un Estado como el nuestro.

Desde hace años venimos defendiendo la idea de que toda esa estructura burocrática puede canalizarse a través de un consejo de intendentes de cada departamento, con un intendente electo o designado como coordinador, y solo unos viáticos como presupuesto cuando deban reunirse para tratar los temas departamentales.

Puede ser un órgano mucho más ágil, menos costoso, bien descentralizado y más controlable por cada ciudadano contribuyente, que le podrá exigir directamente una rendición de cuentas a su intendente, sobre lo tratado y aprobado en ese consejo.

Por Guillermo Domaniczky

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/otra-jubilacion-de-privilegio-1593494.html

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

4 comentarios en “Otra jubilación de privilegio

  1. “Serán” senadores vitalicios o “sean” senadores vitalicios

    El domingo 14 del mes actual leímos la entrevista hecha en el diario Abc Color al expresidente del Indert doctor Alberto Alderete, quien hizo varias manifestaciones, una de las cuales a la que me referiré, exclusivamente, es la que afirma el carácter imperativo de la frase “serán senadores vitalicios de la Nación” que establece el Artículo 189 de la Constitución a favor de los expresidentes de la República.

    El Artículo manifiesta que la Constitución dice que los presidentes salientes “serán senadores vitalicios” al terminar su período presidencial. Es un mandato, una orden que no admite acto en contrario (sic). “Es de carácter obligatorio”. “Le obliga al expresidente de la República a ser Senador vitalicio y le inhabilita a postularse como activo”.

    Coincidiría casi plenamente con el doctor Alderete si el modo del verbo ser empleado, “SERÁN”, fuera imperativo, pero dicha forma es la del modo indicativo futuro, en tanto que el modo imperativo afirmativo del verbo ser es “SEAN”. La discusión sobre el punto no es conmigo, sino con lo que dispone la Real Academia Española sobre las formas establecidas del verbo ser.

    Si tuviera carácter imperativo u obligatorio el cargo, estaría obligado el senador vitalicio, a prestar juramento para su incorporación, en el tal carácter, en el Senado y no podría postularse como candidato para cargo superior alguno en el gobierno, tampoco en cargo público electivo: legislador, gobernador, intendente, etc.

    Constituye entonces un reconocimiento o premio, o un castigo a los expresidentes que hayan terminado su mandato sin juicio político o si se le hubiera sometido y no hallado culpable. Lo que venimos sosteniendo, desde las reuniones en la Comisión N° 3 de la Comisión Redactora de la Constitución vigente (25 años atrás) es que se crea como un cargo honorífico, implícito, también otro motivo: moderar el disgusto y enojo del entonces presidente Rodríguez.

    En consecuencia, le permite al senador vitalicio dejar a su soberana decisión optar por la aceptación o no de su designación lo que implicaría, en este último caso, ser un ciudadano más que puede pugnar por cualquiera de los cargos, que le estaría prohibido si su aceptación fuera imperativa.

    Rodrigo Campos Cervera

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 25 mayo, 2017, 10:30 am
  2. Los alumnos de la universidad tienen la culpa…

    En la lamentable cadena de eventos que hemos tenido en la educación en los últimos años, el último ha sido la clausura de varias carreras de una conocida universidad.

    Entre 9.000 y 10.000 alumnos están con el Jesús en la boca de no saber si podrán seguir estudiando o terminar su carrera allí, si lo que hicieron vale, si el cartón que ya poseen tiene algún significado y si la plata y el tiempo que han puesto, se irán al tacho.

    Leyendo algunos testimonios, asoman muchas historias duras, de gente trabajadora, de plata ganada con esfuerzo.

    Decir “que los alumnos tienen la culpa por no verificar” es decir una parte de la verdad: el Estado tiene instituciones que tienen la obligación de hacerlo.

    Y no estamos hablando de una universidad que está en un recodo perdido de una ignota compañía: está sobre una importante calle de la capital, donde muchísimos funcionarios pasarán miles de veces.

    Por favor, el CONES, la ANEAES y el MEC deben de una vez por todas cargarse las pilas: todas estas instituciones que ellos, a posteriori, cuestionan, vienen haciendo publicidad en cuanto medio exista; alegar desconocimiento es por lo menos una grave omisión.

    La diferencia de precios de cuotas y el hecho que muchos de los que deben velar por la integridad de las instituciones estén vinculados a intereses de otras universidades, echa un manto más de dudas.

    Y por favor, dejen de una vez por todas de echarle la culpa a los de abajo: si un diputado es bruto, nosotros lo votamos y si un intendente roba, los electores lo pusieron allí. En este caso, si una universidad que trabaja a puertas abiertas, publicitándose en todos lados pero sin permiso, según su razonamiento la culpa no es de las instituciones que deberían velar porque todo esté en regla, sino de los alumnos que no verificaron.

    Paren ya de una vez, hagan lo que tienen que hacer.

    Ya sabemos que somos bol… por haberlos puesto allí, pero por lo menos hagan un alguito…

    @uruser

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 22 mayo, 2017, 10:09 am
  3. Los actuales héroes del Chaco

    Posteado por Diego Zavala el 19-05-2017

    Luego que me haya enterado en los periódicos, que la Cámara de Diputados aprobó este miércoles, en sesión ordinaria, el proyecto de ley “Que crea el Fondo de Jubilaciones y Pensiones para miembros de las Juntas Departamentales y Gobernadores del Paraguay”, me entro nuevamente una sensación de rabia contra este inmoral e injusto proyecto de ley.

    Podría pasar por alto como una perla más de nuestros ñembo representantes, sacudir una vez más los hombros en señal de indiferencia, pero en este caso, el regalo es groseramente injusto para todos, en especial para nuestros Héroes de la Guerra del Chaco. Y les explico por qué.

    La mayoría de las cajas jubilatorias, sean públicas o privadas, son contributivas. En nuestro caso, también el IPS se financia con los aportes efectuados por los trabajadores (9%) y por los empleadores (16,5%). Estos aportes son realizados en el tiempo en que trabajan (20 años o más, según la ley o el tipo de jubilación), más las ganancias que obtienen por las inversiones de los aportes, financiarán luego el haber jubilatorio que permitirá la pensión por vejez del trabajador cuando llegue su edad de jubilación.

    La otra modalidad de caja jubilatoria, que se entiende como no contributiva, es la destinada a aquellas personas que no han aportado el mínimo suficiente para beneficiarse y generar derechos en la otra modalidad. Dado que los beneficiarios no han contribuido a su fondo jubilatorio, el Estado se obliga a aportar para dichos fondos, de manera a que tengan el dinero disponible para su pensión al momento de alcanzar la edad jubilatoria. Esta modalidad se reconoce en circunstancias extraordinarias, como ser a los soldados por su servicio en guerras, a policías por actos en el servicio, bomberos, artistas u otras personas cuyos servicios al interés colectivo merece el reconocimiento y la compensación de la sociedad.

    Nuestro régimen legal reconoció esta modalidad no contributiva por servicios al interés colectivo en circunstancias extraordinarias, y cito el caso más ejemplar, el de los Veteranos de la Guerra del Chaco. A ellos, en merecimiento del servicio prestado durante la Defensa de la Patria, el Estado por Ley N° 431/73 (y ampliatorias), les reconoció honores y privilegios, además de reconocerles la pensión por jubilación o haber de retiro. Y sí que lo tuvieron bien merecido.

    Fueron 5 años de penurias (contando el periodo pre-guerra y la guerra misma), en los que vieron el alejamiento de sus familias y hogares, padecimientos físicos y psicológicos experimentados durante esa cruenta y fratricida lucha, donde no sólo se peleaba contra un enemigo tenaz, sino que contra una naturaleza implacable, el mutilamiento o la muerte (o el temor a éstos). Todos estos sacrificios los hicieron merecedores del reconocimiento y acreedores de las compensaciones dispuestas por ley. Y aún nos quedamos cortos.

    Pero no me pidan el esfuerzo intelectual de comparar a nuestros Veteranos con gobernadores o miembros de Juntas Departamentales, a quienes algunos diputados pretenden jubilar luego de 5 años de “servicio”. ¿Qué servicio hicieron para merecer el mismo privilegio que los Héroes del Chaco? ¿Qué contribución hicieron a bien común? No encuentro el valor o la contribución al bien común en la actividad que realizan, que justifique que todos los paraguayos debamos contribuir para la jubilación de éstos. Tampoco nadie explicó eso.

    La realidad es que estaremos creando, a costas del escaso erario público, una casta de privilegiados que no merecen ese reconocimiento y menos el privilegio económico. Peor aún, con esta norma estaremos creando los incentivos para que más personas quieran acceder al servicio público por el botín que representa, y no por el servicio público en sí mismo.

    Los diputados responsables deberían sentir vergüenza por incubar y sancionar una norma absolutamente inmoral, injusta, que pone en pie de igualdad a los Veteranos de la Defensa del Chaco con personas que no lo merecen. Y si tanto quieren pagar, invocando a Eligio Ayala, les recomiendo que lo hagan de su bolsillo.

    Pido a los Senadores que rechacen este proyecto a viva voz. A los actuales Gobernadores y Concejales Miembros de Junta Departamental, que lo repudien pidiendo su rechazo, por no ser merecedores de este privilegio, y no esperen el correspondiente escrache. Y a los ciudadanos paraguayos, que expresemos nuestra voz de repudio por este ignominioso proyecto, y no esperemos en convertir en héroes a quienes no hicieron ningún mérito para ello.

    * Presidente, Instituto Paraguayo de Derecho y Economía

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 22 mayo, 2017, 10:07 am
  4. Inaceptable propuesta de jubilación para gobernadores

    La Cámara de Diputados aprobó la semana pasada un proyecto de ley “Que crea el Fondo de Jubilaciones y Pensiones para miembros de las juntas departamentales y gobernadores del Paraguay”. Este sistema de jubilación privilegiada es inaceptable y constituye un abuso. El plan, pergeñado por el colorado Mario Cáceres y los liberales Fernando Nicora y Milciades Duré, establece una jubilación denominada reducida, que alcanza a quienes hayan cumplido 55 años y tengan un mínimo de cinco años de servicios. Los políticos paraguayos deben dejar de ser una casta privilegiada, solventada con el sudor del pueblo. Urge, por todo esto, que la Cámara de Senadores rechace este descabellado proyecto.
    De llegarse a aprobar la jubilación para miembros de las Juntas Departamentales y gobernadores, se estaría cometiendo una tremenda arbitrariedad.

    Mientras los trabajadores paraguayos deben sacrificarse trabajando entre 25 y 30 años para acceder a una jubilación, los políticos tendrán el privilegio de hacerlo en tan solo cinco años.

    Este es un verdadero despropósito, y por ello es inaceptable.

    El proyecto establece que el aporte mensual obligatorio del afiliado sería del 20% sobre el monto de la dieta mensual y los gastos de representación; y que el aporte mensual del Estado sería del 10%, también calculado sobre el monto total de las dietas y los gastos de representación. El fondo de pensión otorgará cuatro tipos de jubilaciones, según el proyecto: la ordinaria, extraordinaria, reducida, y por invalidez.

    La ordinaria se adquiere cuando el afiliado cumple 55 años de edad y tiene un mínimo de 15 años de servicio computado; mientras que a la extraordinaria accederán quienes hayan cumplido 55 años y tengan un mínimo de 10 años de servicio computado. Entretanto, la jubilación reducida alcanzará a quienes hayan cumplido 55 años y tengan un mínimo de cinco años de servicios computados.

    Los gobernadores no pueden ser reelectos, lo que equivale a decir que una persona, después de cinco años, podrá acceder a una jugosa jubilación.

    El proyecto de ley aprobado por los diputados es, sin lugar a dudas, un auténtico adefesio.

    Y más allá de la indignación que nos pueda causar que sigan poniendo a prueba la paciencia de la ciudadanía, preocupa que nuestros legisladores no adquieran la mínima conciencia de sus actos. Porque es más que evidente que esta jubilación privilegiada va a ser solventada con los impuestos que paga el pueblo paraguayo. Lo que equivale a decir que los trabajadores paraguayos, que deben trabajar al menos 25 años para recibir una insignificante pensión, deberán financiar la jubilación para gobernadores que trabajaron apenas cinco años. Y, como si esto de por sí no fuera suficiente, de aprobarse, la ley beneficiaría también a todos los ex concejales de Juntas Departamentales y ex gobernadores.

    Se debe rechazar desde todo punto de vista la posibilidad de otorgar este inmerecido privilegio a concejales departamentales y gobernadores. Los políticos no tienen por qué ser tratados como una casta privilegiada. La principal misión de las autoridades electas debería ser trabajar incansablemente por lograr el bienestar de sus mandantes, y no el suyo propio.

    La Constitución Nacional, en su artículo 46, consagra que “Todos los habitantes de la República son iguales en dignidad y derechos. No se admiten discriminaciones”. Los parlamentarios deberían trabajar para hacer desparecer las desigualdades que todavía persisten en el Paraguay, y no precisamente para profundizarlas.

    El proyecto de ley “Que crea el Fondo de Jubilaciones y Pensiones para miembros de las juntas departamentales y gobernadores del Paraguay” ya cuenta actualmente con media sanción; está ahora en manos de los senadores rechazarlo, por ser una idea ridícula, pero sobre todo por ser arbitraria.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16 mayo, 2017, 8:14 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Peichapevéta mante, he’íje oikokuaa’ỹva kavaju ári.26/07/17

fotociclo ✓

La Costanera Norte es un proyecto de vía de rápido acceso al centro de Asunción y al eje de la Avda. Artigas, que conecta también con rutas internacionales. El mismo también afectará a un total de 12.000 familias del Bañado Norte ubicadas en las zonas de obra, que deberán ser reubicadas.

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: