estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Un proyecto para el país

Paraguay tiene todo para aspirar a ser tanto o más desarrollado que cualquiera de sus vecinos. Las condiciones macroeconómicas –pese a que moleste a algunos– son indiscutiblemente envidiables cuando las comparamos no solo con las de nuestros más cercanos vecinos, sino con toda la región.

Pero no basta. Los brillantes números que nos posicionan como el país con mayor crecimiento económico, el menor déficit fiscal, la más baja deuda pública y el mejor control de inflación en el continente no van hasta el supermercado a hacer las compras de la semana.

Entonces cuando se publica en los diarios todo lo bueno que somos a nivel macro, con justa razón la gente lo toma con descreimiento, debido a que sencillamente el termómetro del bolsillo mide una realidad muy lejana a los fríos números que nos vienen del Ministerio de Hacienda y del Banco Central del Paraguay.

Esa realidad no es culpa de ninguna de estas dos instituciones, ambas se limitan a mostrar los números. El gran desafío es cómo trasladar esa bonanza a nivel macro hasta el día a día del paraguayo promedio y allí saltamos al campo de la voluntad política.

Preocupa que finalizado el debate de la enmienda, los sectores oficialistas y los opositores reduzcan una vez más la discusión solo a escoger candidatos, una especie de mesías electoral o un “político de raza”, dicen algunos, como si fuera que tal cosa es lo que urge encontrar en el país.

Tras 28 años de democracia nos hemos equivocado priorizando a las personas por sobre los proyectos. Por ello, necesitamos como sociedad que esta vez nos expongan programas realistas de gobierno, que busquen solucionar, por ejemplo, que apenas el 18% de los trabajadores acceden a la seguridad social y aporten a una caja jubilatoria.

No es posible que discutamos candidatos sin que a nadie se le ocurra pensar siquiera qué se hará para bajar ese 65% de personas trabajando en la total informalidad, o ser el país con el ingreso per cápita más bajo de toda Sudamérica.

Construir puentes, viaductos, rutas de doble vía es excelente –tenemos una pésima infraestructura–, pero no podemos limitar nuestros proyectos a obras públicas dejando afuera la urgencia de hospitales y escuelas.

Transformar el país no pasa por decidir si el próximo mandatario es un técnico o un político; pasa por diseñar un plan de acción realista, alcanzable y tener la voluntad real para llevarlo adelante.

Es plantear cómo solucionar los problemas sociales y de infraestructura, sin hacer cálculos sobre qué tajada se pueda sacar por el camino.

Dennos la oportunidad de elegir proyectos que perdurarán en el tiempo, mirar más allá de los seudolíderes mesiánicos.

Por Samuel Acosta

http://www.ultimahora.com/un-proyecto-el-pais-n1082634.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

11 comentarios en “Un proyecto para el país

  1. Violaciones constitucionales, legislativas y mediáticas

    Después de que el presidente Horacio Cartes anunciara la posibilidad, que ya se venía barajando en círculos políticos y mediáticos, de presentarse en las próximas elecciones a senador, el ex presidente, senador electo en las últimas elecciones y senador vitalicio, sin asumir, Nicanor Duarte anunció que existe la posibilidad de que pese a que fuera electo por el voto popular, el principal determinante de elección de quienes deben ocupar los cargos para gobernar al país, ejecutiva y legislativamente, de que sus futuros pares en el Senado no le permitan asumirlo.

    Habla la voz de la experiencia; Duarte, tras su frustrado intento de pugnar por la reelección, se presentó a senador y fue electo como tal. Antes de que se produjera el desenlace electoral que lo consagraba como tal, ya empezó a circular la presunta colisión constitucional de que pudiera asumirlo, ya que la Constitución establece que los presidentes de la República, al terminar su mandato, ocupan el de senador vitalicio, un cargo que podríamos calificar de florero, ya que no tiene ninguna función, otorgándole como única atribución el tener voz, un derecho que, petición mediante, pueden tener todos los ciudadanos juntando la cifra establecida, con poder incluso para proponer cambios y enmiendas. Es decir, un cargo honorario, pero intrascendente.

    Demás está decir que ninguno de los presidentes que en esta democracia han sido ha ejercido el cargo que en realidad no es un cargo, sino un reconocimiento figurativo.

    Duarte declinó convertirse en florero y fue electo senador por su partido, pero ahí saltó de nuevo la interpretación constitucional basada en el “Espíritu de la Constitución”, que ya ha convertido a gran parte de nuestros políticos, legisladores, politólogos, analistas y opinadores en “espiritista”; convocan a los manes de la Constitución y la interpretan a gusto y paladar y decretan la inconstitucionalidad.

    En el caso del senador Duarte, la polémica fue, como corresponde a donde debe enjuiciarse y determinarse la constitucionalidad o no, cuando no hay un acuerdo en el debate público: a la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. Y allí fue y allí se determinó que Duarte estaba plenamente habilitado constitucionalmente para asumir como senador.

    Días antes del fallo, en los debates públicos, hubo coincidencia en respetar el fallo constitucional; incluso de parte de los más férreos críticos y de los legisladores opositores que hacían campaña contra la asunción de Duarte.

    Pese a la determinación constitucional, quienes defendían que era inconstitucional y que se someterían al veredicto de la Corte, no lo acataron y contra todos los pronósticos, convirtiéndose en dueños de la interpretación constitucional no lo dejaron jurar, de hecho, es decir de facto, en un “golpe de Estado” al atribuirse el poder que le corresponde al Poder Judicial y no al Legislativo ni a ningún otro que se pudiera inventar.

    Vale la pena recuperar la memoria histórica, en este país de la desmemoria, ya que muchos de los que violaron la Constitución, utilizando como papel higiénico el veredicto de la Corte, hasta hace pocos días denunciaban cínicamente su escándalo por una presunta violación constitucional decretada por “vox populi”, es decir, por radio so’o.

    http://www.lanacion.com.py/editorial/2017/05/07/violaciones-constitucionales-legislativas-y-mediaticas/

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 7 mayo, 2017, 9:48 am
  2. El gato y la liebre

    Por Caio Scavone

    Desde la época stronista, que entiendo es la que la mayoría de la población paraguaya conoce, se maneja a este país al antojo de los presidentes que han pasado. Y llamo antojo a la arbitrariedad con la que manejaron todos los Presidentes de esta república y que fueron y son todos desacertados y fracasados desde el extendido y sanguinario gobierno del déspota Alfredo Stroessner.

    Es probable que ya desde mucho antes se haya instalado en el Paraguay el robo, la corrupción, el destierro de sus hombres de cultura, el prebendarismo, el compadrazgo, la mafia, el chonguismo, la coima, la malversación, el populismo, el subsidio, el amiguismo y la delincuencia.

    Jamás desaparecieron estas cualidades y atrocidades que cada sucesivo gobierno nos vino y nos viene imponiendo. El pueblo se siente ya cansado de todas las brutalidades desplegadas por cada gobierno. Y no es para menos, son largos y sufridos 63 años de asqueroso robo que viene resistiendo toda la honesta población paraguaya. No se puede aguantar a tantos sucesivos gobiernos corruptos, atroces y sinvergüenzas.

    Cada cinco años nos llega la esperanza y solo aparece la llaga para embromarnos con otro lustro que siempre le tiene a la joda en su haber y a la putrefacción ocupando el lugar de la buena gestión. Desde los mensajes bolaterápicos de “Paz y Progreso, Jahapo’ota la mboriahu, Hacer en 5 lo que no se hizo en 50 años, Nuevo rumbo, Ñande ricopata, Trabajo en primer lugar, Ñamopu’ã Paraguay, Vamos a despapar la olla” y otras mentiras, solo sirvieron para garantizar que la realidad supera a la ilusión.

    Es asqueroso el robo que sigue imperando. En rueda de amigos solemos comentar la imposibilidad de cortar las manos sinvergüenzas de los aduaneros que se pasan robando mansa y mugrientamente a este país. Aquel mensaje farsante de cortar las manos a los ladrones es puro cuento. En vez de operar con el saludable y benéfico bisturí se opta por el guante blanco que usa el jefe aduanero y le adorna hasta al ordenanza de esa coimera institución. Pasa que llenan maletines, llenan sus y los bolsillos de sus jefes y se matan de risa de aquella amenaza de quedar sin dedos y de no meter la mano en la lata.

    Otra caterva podrida le corresponde a la gente del fútbol con base que fermenta en el Paraguay y apesta con los dirigentes criollos que embroman al pueblo y clubes deportivos pero que sirve para seguir sosteniendo que el Paraguay es uno de los países que encabeza el listado y lote de naciones desfachatadas e insolentes.

    Trataron de cambiar la Constitución Nacional sin avisarle al pueblo si vale o no prolongar mandatos. Decidieron 25 senadores a quienes el país debe pasarle la factura de fracturarle algún siguiente mandato que quieran hacer. Es probable que la sábana les cobije nuevamente y sigan en los carteles de propaganda con sus dientes relucientes para dar el deshonesto y jugoso mordisco al presupuesto de otros 5 años más.

    En la Edad Media el plato favorito era consumir la rica liebre y luego de la falta de este exquisito animal, los gatos pasaron a ser la bandeja y suplió al conejo por su gran parecido cárnico en gusto y color. Hoy con secuestrados, asaltos, quema del Senado y 25 senadores quemados, asesinatos, escuelas inseguras, rutas calamitosas con asfaltados postizos, con una Policía Nacional corrupta e inservible, robos, licitaciones amañadas y con la inseguridad y pobreza, nos quieren entregar un gato en vez de la liebre.

    Esperemos que en el 2018 aparezca algún conejo que por lo menos nos acerque la suerte o de algún gato en la obscuridad que por lo menos muestre las garras y ya no el discurso mentiroso ni el miau melódico y adinerado que para la nada sirve…

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 5 mayo, 2017, 9:03 am
  3. Los caciques partidarios quieren tener peones en el Congreso

    Los mandatos imperativos que los dirigentes partidarios asumen, por medio de las decisiones que adoptan en asambleas o convenciones, son ilegales, no benefician a la gobernabilidad política racional y no responden a la idea fundamental democrática que los paraguayos anhelamos. Nuestra propia Constitución los prohíbe taxativamente.

    Los mandatos imperativos pueden funcionar bien para gobernar los asuntos internos de las organizaciones políticas, considerando que sus asambleas generales o convenciones constituyen, por disposición de sus estatutos, la máxima autoridad y, en tal calidad, tienen la facultad de establecer las líneas que han de seguirse en el gobierno de la asociación; pero esta atribución no puede ultrapasar ese límite, porque el ámbito partidario es diferente del ámbito nacional. Lo que en un momento dado es conveniente para el partido no necesariamente es conveniente para el país.

    Los legisladores –senadores, diputados, concejales– en mayoría suelen ser miembros de partidos o alianzas políticas. En tal condición fueron elegidos y por eso integran sus cuerpos legislativos colegiados, por lo tanto deben actuar prioritariamente con su criterio personal y no con el oficial de sus organizaciones políticas originarias. Si no fuera así, no tendría sentido elegir personas, hubiera bastado con poner en las cámaras legislativas máquinas robotizadas que, cada vez que se plantee y someta una cuestión a votación, repitiesen automáticamente las órdenes de los caciques que les fueron introducidas previamente en su sistema de respuesta interna o que les fueren dirigidas por controles remotos.

    El Art. 182 de la Constitución establece que “Los miembros titulares y suplentes de ambas Cámaras serán elegidos directamente por el pueblo, de conformidad con la ley”. La frase “elegidos por el pueblo” establece una relación de mandato directo entre los electores y los elegidos. No dice “elegidos por sus partidarios” o “elegidos por sus partidos”; no es pues a estos a los que deben obedecer o responder en sus tomas de decisiones. Los partidos solo son entidades intermediarias entre el electorado y esos cuerpos institucionales. A pesar de la claridad de esta idea y de su disposición constitucional correspondiente, muchos dirigentes, que todavía no pudieron desprenderse de los vicios que la dictadura stronista nos metió en los tuétanos durante 35 interminables años, pretenden que las resoluciones de sus autoridades internas tengan el efecto externo de ser de cumplimiento obligatorio para los legisladores afiliados a su organización. Pero, una vez derrocada la dictadura, tuvo que instalarse el sistema completamente opuesto, es decir, el régimen de autonomía de pensamiento y de libertad para expresarlo.

    Entonces, los intentos de los partidos paraguayos actuales de supeditar a sus legisladores a directivas incontrovertibles, en cualquier sentido que trabe su libre discernimiento, confrontan directamente con el sentido mismo de la democracia. Las amenazas de someter a los legisladores renuentes a procesos en los tribunales de conducta son resabios autoritarios que debieron haber sido sepultados con el derrocamiento de la dictadura stronista.

    Para que sea en beneficio del país, los senadores, diputados y concejales que vayan a ser procesados en tribunales de conducta partidarios deberían serlos más bien por su mala conducta, por su deshonestidad en el manejo del dinero público, por la comisión de delitos comunes, por desprestigiar al partido con actitudes indecorosas, etc., pero jamás por emitir su voto de acuerdo a su libre convicción.

    Actualmente, hay varios personajes que sientan reales en nuestros cuerpos legislativos y cargos ejecutivos que con su inmoralidad deshonran a sus divisas y conspiran directamente contra los intereses de sus electores y del país, dedicándose a toda clase de matufias, tráficos ilícitos, operaciones comerciales violatorias de las leyes tributarias, quiebras fraudulentas, latrocinio, venta de influencias, intermediaciones tramposas, sobrefacturaciones amañadas en contratos con el Estado, y una multitud de otros ingenios delictivos imaginados –inclusive a algunos se los vincula con el narcotráfico– para enriquecerse fácil y rápidamente. Pero de estos bandidos no se ocupan los pomposos tribunales de conducta que crean los partidos políticos en sus estatutos. A estos les preocupan solamente los que pretenden pensar por sí mismos y votar o decidir lo que les parezca mejor.

    Las cúpulas de las organizaciones políticas ocupadas por personas decentes pueden ser muy útiles para el correcto encauzamiento democrático de los partidos y alianzas. Sin embargo, cuando no lo son y se dedican a ejercer el poder en forma prepotente, verticalista y autoritaria, se desfiguran a sí mismos y desvalorizan al sistema pluripartidario libre y abierto que caracteriza al sistema democrático.

    Los tribunales de la República deben declarar inconstitucionales las disposiciones coercitivas del libre pensamiento y decisión de los legisladores cada vez que les sean planteadas, a fin de poner un correctivo legal a los abusos que se cometen en algunos estatutos partidarios.

    Los ciudadanos y las ciudadanas tienen en sus manos impedir, por medio de sus votos, que se siga llevando a nuestros cuerpos legislativos a representantes sumisos, domesticados, autómatas sin criterio propio, que se mueven a control remoto, para que puedan hacer honor al nombre que gustan usar quienes hoy ejercen esos cargos, de “representantes del pueblo”, pero que no son más que peones a las órdenes de los caciques partidarios.

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/editorial/los-caciques-partidarios-quieren-tener-peones-en-el-congreso-1589474.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 5 mayo, 2017, 9:02 am
  4. Nicanor tiene razón
    5 mayo, 2017

    El expresidente Nicanor Duarte Frutos sostuvo, una vez más, la necesidad de conformar “un Frente Nacional y Popular para combatir el modelo económico, político y social del cartismo”. No dijo cuál es éste, más allá de reiterar algunos conceptos generales y falsos, ni tampoco qué modelo alternativo al actual propondría la organización que hasta ahora solo está en el campo de su imaginación. No obstante, es rescatable el hecho de que un referente de la oposición, como es él, reconozca explícita y públicamente que el problema de los críticos al gobierno es que “no tienen un proyecto distinto” al que ejecuta HC, lo cual es enteramente cierto.

    Aunque el mensaje estaba dirigido a los disidentes de la ANR, liderados por el senador Mario Abdo Benítez, es igualmente aplicable al oficialismo liberal que encabeza Efraín Alegre, en torno a quien se aglutinan los hermanos Ferreiro, la senadora Desirée Masi y su marido. Ni los unos, ni los otros han formulado aunque más no sea un esbozo de programa, como opción al que está en marcha. Y tampoco se escuchó de parte de ellos una crítica seria a los planes emblemáticos del Ejecutivo.

    Por ejemplo, en el ámbito económico, a algunos de cuyos aspectos nos vamos a limitar en esta oportunidad por razones de espacio, el “modelo cartista” tiene dos o tres signos distintivos. En primer lugar, modificó el viejo esquema agroexportador, basado en la soja, y le dio un peso decisivo al impulso de un vasto plan de obras públicas, como uno de los motores más dinámicos del desarrollo.

    El resultado está a la vista. Son las numerosas rutas, puentes, caminos de todo tiempo, viaductos y un cronograma de construcción masiva de viviendas sociales que, de conjunto, representaron un aumento del 150% del presupuesto para el Ministerio de Obras Públicas (MOPC) con relación a gobiernos anteriores, superando así los US$ 600 millones, y otro porcentaje igual de significativo para la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (SENAVITAT), que ya lleva edificadas más de 20.000 casas para un total aproximado de 100.000 compatriotas.

    Las obras en cuestión no solo constituyen puntales fundamentales para el progreso de nuestro país, así como soluciones concretas para miles de familias sin techo, sino que, además, fueron y son generadoras de una enorme cantidad de puestos de trabajo directos e indirectos. Y no solo eso. También hacen posible contrarrestar la adversa situación económica de la región, manteniendo los niveles de crecimiento en el orden del 4%, a diferencia de los países vecinos (Brasil y Argentina), cuyas economías sufren las consecuencias de la crisis y la recesión.

    ¿Qué podría cuestionarse de esta política? Absolutamente nada, por eso Nicanor recurre a la mentira de que “las obras son ejecutadas por empresas extranjeras, en detrimento de las nacionales”, sin explicar por qué entonces cuenta con el apoyo manifiesto de las cámaras viales, cuyos socios integran la mayoría de los consorcios que tienen a su cargo los diversos emprendimientos.

    En segundo lugar, la administración Cartes también desplegó una estrategia distinta para financiar los mencionados proyectos, reemplazando en gran medida la tradicional y muchas veces perniciosa dependencia de los organismos multilaterales de crédito, por la exitosa colocación de bonos soberanos, a plazos y tasas de interés altamente ventajosos para el país.

    ¿Cuál sería el cuestionamiento en esta materia? ¿El “feroz endeudamiento externo” que dice Duarte Frutos, repitiendo como lorito lo que machaca diariamente Aldo Zuccolillo? Tal afirmación no se presta siquiera para la polémica, al ser refutada por todos los organismos financieros y calificadoras internacionales, tomando en consideración la capacidad de pago que tiene nuestro país. Pero además, una cuestión de lógica elemental, si no contrajéramos deuda, ¿Cómo financiaríamos las rutas, los puentes, los viaductos, las casas, etcétera, etcétera? Y si no hiciéramos nada de eso, para evitar el “cuco” de la deuda, ¿Cómo se desarrollaría el país, se generarían puestos de trabajo y se mantendrían los actuales niveles de crecimiento económico?

    Y en tercer lugar, el gobierno fomenta claramente la participación del sector privado nacional en todo el proceso económico, sentó las bases jurídicas para la realización de las APPs y como resultado de un esfuerzo sostenido, a través de Industria y Comercio, se radicaron decenas de empresas extranjeras.

    Podemos seguir, pero solo esto basta para confirmar que, en un sentido, Nicanor tiene razón. Hay un modelo que está siendo ejecutado (con buenos resultados, a pesar suyo) y la oposición, de la cual forma parte, hasta ahora ha sido incapaz de criticarlo con solvencia; menos aún presentar otra opción.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 5 mayo, 2017, 8:53 am
  5. Cantinfleando en el nuevo rumbo

    @Huguelli

    Cantinflear es algo así como hablar mucho y no decir nada. Es alargar como chicle un discurso, exponer las ideas en forma desordenada y argumentar los hechos con disparates. Cuando escucho que Horacio Cartes hace uso de la palabra me acuerdo de Mario Moreno, el comiquísimo actor mexicano que dio vida al inmortal Cantinflas. HC nos viene acostumbrando a declaraciones sin sentido, desafiantes y… disparatadas.

    Ayer, el titular del Ejecutivo inauguró una importante obra vial en zona de Carapeguá y aprovechó la ocasión para mandarle algún que otro recadito a los que le hacen la contra dentro de su propio partido. También reveló que está “pensando” y “evaluando” ser senador, ya que le trancaron el proyecto de enmienda constitucional que le hubiese permitido aspirar al rekutu.

    Habló de que algunos correligionarios no solo traicionaron a la ANR, sino también a la patria. Los acusó de haber festejado la quema del Congreso Nacional y reconoció que, una vez que pasen las internas, “el abrazo no será fácil” con ellos. “Alguna vez van a rendir cuenta, representantes que lo quemaron y lo festejaron… no nos vamos a abrazar tan fácil”, tiró, en medio de los infaltables “¡ciertooo!” de los que participaron del acto.

    HC como que se preocupa más por hacer proselitismo antes que seguir inaugurando obras, a pesar de que ayer aclaró que no era momento de elecciones. HC como que lamenta más y seguirá lamentando más que se haya quemado la sede legislativa, antes que recomponer unas fuerzas públicas que dieron el más nefasto ejemplo de terrorismo de Estado, al ingresar al local del PLRA para matar a Rodrigo Quintana.

    Quizás en este mejunje de plagueos hasta yo esté cantinfleando “en estos momentos momentáneos”, como diría el personaje de los bigotes en forma de colmillos.

    Horacio, ¿qué tal pio si en vez de cantinflear no continuás inaugurando mejoras en tu nuevo rumbo?

    Ya tú sabes.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 4 mayo, 2017, 8:45 am
  6. Cambalache Paraguay

    Por Miguel H. Lopez

    Enrique Santos Discépolo compuso Cambalache, en 1934, probablemente el tango más asertivo sobre lo que sería el siglo XX y lo que sigue siendo este siglo XXI. Aplicado a nuestra realidad, es como si el autor hubiera vivido en las cloacas de este país que día tras día se acerca más al borde del precipicio económico y político con una nefasta disgregación social como consecuencia. Lógicamente, los culpables son los políticos en función de gobierno –en los tres poderes– y quienes los legitiman y sostienen desde sus agrupaciones o sectores partidarios; o los parapoderes que se ubican en el campo económico y la mafia de variado pelaje y lustre.

    Valga la referencia para hablar del escenario que surge para las generales de 2018; y que –cosa veredes chancho– se desmadra a medida que se esclarece la escena nacional.

    Sofocadas las últimas llamaradas pro enmienda, surgen infinidad de seudocandidaturas, pro candidaturas, cuasicandidaturas, candidaturas chae y otras variedades en diversos sectores. Esto abre el abanico de sondas que flotan sobre los ambientes midiendo simpatías o rechazos.

    En medio de ese desorden de lisonjas, hipocresía y mercado de voluntades, también emergen proyectos y pretensiones, tal vez legítimos, pero ilegales. Y como el fruto nunca cae lejos del árbol que lo engendra, ahí tenemos nuevamente al presidente Horacio Cartes perfilándose –como si fuera fraile converso– anunciando su interés de candidatarse al Senado de la República.

    Cartes no puede ser senador activo. Por Constitución será senador vitalicio, como ex presidente del país. No hace falta entrar en discusiones estériles al respecto. Dos casos bastan: Juan Carlos Wasmosy (que lloró, zapateó y se fue a su casa) y Nicanor Duarte Frutos, a quien de modo ilegal pusieron en el número 1 de la lista colorada, le eligieron senador, pero jamás le dejaron jurar, porque atentaba contra la disposición de la ley principal. ¿Lugo, cómo es senador y juró? Porque los legisladores de la ANR, PLRA, PQ, PDP y Punace, lo habilitaron constitucionalmente cuando en junio de 2012 lo destituyeron vía golpe parlamentario.

    El telón de fondo en este zafarrancho nuestro de cada día no es de lo mejor. Grandes nubarrones ensombrecen el horizonte político.

    Sin negar la legitimidad de las aspiraciones de poder de quien quiera, por la lateral ex modelos y locutores de chismes de farándula comienzan su carrera política en noveles agrupaciones, poniendo algo más de morbo al prostituido mundo político local. La izquierda, ahí anda atomizada y lamiéndose las heridas.

    El pueblo necesita más pan, porque circo le sobra.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 4 mayo, 2017, 8:27 am
  7. “Que Cartes decida” y proyectos alternativos

    Por Marcos Cáceres Amarilla

    En un espacio de pocos días, el oficialismo pasó del slogan “que la gente decida” de la campaña por la reelección vía enmienda, al más sincero “que Cartes decida”, referida a quién será su candidato para el 2018. Los que se oponen al proyecto cartista, tanto fuera como dentro del Partido Colorado, tienen en común la necesidad de establecer acuerdos electorales para aspirar a ganarle.

    El mandatario y su entorno se esfuerzan por evitar que las decisiones sobre candidaturas y movidas políticas que impulsan sean vistas como lo que son la mayoría de las veces: imposiciones. Procuran revestirlas de presuntas iniciativas “del pueblo” o “de los dirigentes de base”, calculando aparentemente que la mayoría de la gente es ingenua.

    La larga campaña por la reelección, aunque finalmente frustrada, tuvo algunos logros políticos importantes para el cartismo. A nivel interno, retrasó hasta el límite la decisión sobre quién será el sucesor, postergando así la desbandada de descontentos que recién en estos días se comenzó a sentir. Además, evitó el surgimiento o la consolidación de cualquier liderazgo, con lo cual concentró todo el poder de decisión sobre la futura chapa presidencial.

    En contrapartida, dejó en evidencia que el candidato colorado para el 2018 será elegido por el mandatario y su entorno inmediato y por nadie más. Se repite así, con alguna variante, el escenario de 2008, cuando Nicanor Duarte Frutos impuso como candidata a Blanca Ovelar, pese a una gran resistencia interna, cuestión que en parte le costaría luego la derrota en las elecciones generales.

    Algunos dirigentes colorados sostienen que esa fue una lección aprendida que no se volverá a repetir. Habrá que ver hasta que punto los dirigentes colorados tienen la voluntad de continuar con el liderazgo cartista por varios años más.

    La imagen que consolida el oficialismo es que los dirigentes políticos dependen de la voluntad de HC para formar parte de las listas de aspirantes al Congreso, especialmente en el Senado, en base a la lealtad o, mejor dicho, a la obsecuencia que hayan demostrado durante este proceso.

    El rumbo de la interna colorada depende en gran medida de que los dirigentes con algún peso específico real, que ven a Cartes como un peligro para el futuro del partido (y para sí mismos), se unan para disputarle el poder. Los próximos días son claves para ver las posibilidades de un frente colorado con esas características

    Del lado de la oposición, todos sus referentes repiten el discurso de que la unidad es el requisito sine qua non será posible el triunfo electoral, en un escenario en el que parecen dar como un hecho que en la interna colorada se impondrá el cartismo.

    No obstante, los hechos y las acciones de los dirigentes muestran que un pacto electoral entre todos los sectores de la oposición es, en este momento, muy difícil.

    Posiblemente, la expectativa de cada uno de los líderes opositores con aspiraciones presidenciales sea que el escenario político se polarice y que ellos queden colocados como “El” oponente que puede derrotar al cartismo.

    Lo que se echa en falta en este panorama político paraguayo es una discusión seria sobre los modelos de país que estarán en juego entre las distintas propuestas electorales. La excepción es el oficialismo, cuyo proyecto político está expuesto en lo que ha venido haciendo en estos casi cuatro años de gestión.

    El resto de los dirigentes, opositores y colorados, hasta ahora eligen hablar solamente de candidaturas y de sus posibilidades de llegar al poder. Eso asusta tanto como cualquier posible riesgo de una regresión autoritaria que se agitó durante varias semanas con el único objetivo de impulsar proyectos políticos sin explicar mucho qué harían realmente de llegar al poder.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 4 mayo, 2017, 8:23 am
  8. LO QUE SE VIENE
    Andrés Granje
    Pasado el tema de la enmienda todos los partidos políticos y movimientos sociales están abocados a la elección de los candidatos más potable para las futuras justas electorales primero las internas partidarias y luego las nacionales. Estas elecciones generan gran expectativa por ver a los nuevos candidatos a presidente, Vicepresidente, senadores y diputados que cada uno de los movimientos internos preparan buscando los mejores hombres o por lo menos los que inspiren mayor confianza de que puedan ganar o responder a futuro con mayor fidelidad a los líderes de los movimientos o los dueños de estos movimientos y partidos pensando en el Presidente Horacio Cartes. A propósito el está desojando margaritas para ver quiénes pueden ser los que les ofrezcan mayores garantías de obedecerlo, pasando a ser el gran elector de su sector.
    Se suele decir que en el Paraguay hemos aprendido el mecanismo del sufragio universal, nos comportamos correctamente, acudimos al lugar de votación, hemos aprendido a no provocar incidentes de peleas y riñas en los locales de votación. Lo que no aprendimos es a saber elegir, en ese sentido seguimos confiando en los colores de las banderas partidarias, somos superficiales en nuestros análisis sobre los candidatos, escuchamos los cantos de sirenas que nos llevan siempre al despeñadero. Después del fiasco que resultó el actual mandatario Horacio Cartes y su vocación de perpetuarse en el poder por medio del inconstitucional recurso de la enmienda, es tiempo que la gente no solamente vote sino elija con criterios firmes y democráticos buscando a los que más convenga a la nación, sin pensar únicamente en factores exógenos y hasta anecdóticos sino en la valoración justa de meritos.
    Este debe ser uno de los pocos países donde el día de las elecciones todos los votantes amanecen hemipléjicos necesitando que vengan a buscarlos en vehículos particulares para ir a sufragar, lo que de alguna manera ya condiciona su voto, en la dirección que el que le busca a su domicilio tiene preeminencia que su voto será para ese sector, aparte de la siempre denunciada compra de votos o de cedulas de identidad con lo que se perfecciona una forma disfrazada de fraude electoral, esto hace que el triunfador de nuestras elecciones sean el partido o movimiento que más poder económico tenga pues son los que finalmente pueden alquilar mayor cantidad de transporte para el traslado de votantes y posen las mejores infraestructuras para el día “D”, es decir el día de los comicios.
    En el caso de Horacio Cartes era previsible el resultado de su gestión de gobierno, un presidente que por primera vez en su vida voto por su propia candidatura a Presidente de la República, que se olvidó de su cedula de Identidad para votar ese día, habla que la gimnasia democráticas no era parte de sus actividades normales y en esas condiciones todas las conversaciones políticas todo el rito que adorna a esta práctica le resultó extraño, tedioso y prefirió comprar atajos para lograr sus objetivos. Felizmente la crisis generada y solucionada, dio paso a un estadio donde creemos que la sociedad maduró y en especial los jóvenes, mucho se espera esta juventud que en los últimos tiempos han tomado actitudes valientes de gran compromiso que alienta la esperanza de un futuro inmediato de cambios y transformaciones en el país.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 3 mayo, 2017, 10:58 am
  9. Es hora de un pacto por sobre el interés de continuar con la guerra

    Por AUGUSTO DOS SANTOS
    Periodista

    El estupor que generó en algunos las declaraciones de Juan Carlos Galaverna abogando por la unidad colorada hubiera sido visible si no fuera porque la prensa vive uno de sus momentos de mayor polarización en la historia. Nadie ve en este momento lo que ocurre de bueno en la otra vereda, mientras cualquier “hijodeputismo” propio tiene categoría de obra de arte.

    Es tragicómica la similitud como procesos heroicos que acabaron en operaciones políticas, en nuestra historia, porque mientras el sentido común dice que el pensamiento paraguayo debe unirse para elaborar un futuro, el libreto central aboga por la “no unidad” en el pasado era “contra los golpistas del Gral. Oviedo”, hoy es contra “los que pisotearon la Constitución”. Cualquier cosa para seguir evitando una mesa.

    En este comentario trataremos de dejar constancia sobre la urgencia de tal mesa de diálogo, pero no desde el simple enunciado, sino desde los temas de Estado que –pese a que no tengan la menor atención de los intereses que pugnan por más guerra– son vitales para nuestro futuro.

    Hay dos caminos tras el fin de la enmienda. Armar una agenda de prioridades hacia el 2018 o arrancar ya con el proselitismo salvaje. Hasta ahora lo último es todo lo que se observa.

    PACTO DE CONVIVENCIA DEMOCRÁTICA

    Estamos hablando, de una especie de Pacto de Convivencia Democrática en donde instalemos algunos puntos sobre los cuales puedan estar de acuerdo todas las fuerzas democráticas que participen en la competencia electoral del 2018 y que, además, puedan servir para que el próximo gobierno, sea del signo político que sea, tenga una base mínima para una convivencia armónica y de colaboración durante su mandato.

    Los puntos que siguen deberían discutirse y llegar a acuerdos entre las fuerzas que participen en una de Mesa de Diálogo (MD) que, incluso, podría continuar durante el gobierno que surja en el 2018, cualquiera sea el signo político del mismo. El primer objetivo de la MD debe ser terminar con los enfrentamientos violentos y crear un mecanismo de discusión abierta, donde se analicen y se acuerden medidas prácticas para dar vuelta a la página violenta que el país ha sufrido.

    La MD deberá conformarse, en principio, con todos los partidos con representación en el Congreso. Quedará abierta a la participación de otras fuerzas, por ejemplo, la Iglesia, el Poder Legislativo, el Poder Judicial, y representantes de grupos de la sociedad, por ejemplo, organizaciones de derechos humanos, y otras que la MD acuerde previamente.

    La primera tarea a realizar será establecer los temas a discutir y las medidas prácticas a tomar para crear lo que debe ser una convivencia en el disenso. No deberá pretender estar de acuerdo en todo, pero el disenso no debe ser motivo de enfrentamientos, sino de reafirmación de la posición de cada sector.

    Entre los temas a discutir, son fáciles de priorizar:

    Hacer que las instituciones del Estado cumplan con sus funciones y estén preparadas para eso, llenando las vacancias existentes, como la del Fiscal General del Estado, y otros.
    La seguridad, que deberá abarcar en primer lugar la lucha activa y permanente contra el narcotráfico. La seguridad ciudadana que deberá encarar la lucha contra los delincuentes de los que son víctimas diarias prácticamente todos los habitantes del país.
    Se deberá garantizar el cumplimiento de una agenda mínima entre el Poder Ejecutivo y el Congreso, principalmente para evitar el lamentable salvajismo que se observó en el último tratamiento del Presupuesto, a más de proveer suficiente garantía de mesura y serenidad para el análisis de los proyectos de ley pendientes por sobre la inquina electoralista
    El sostenimiento del clima económico y la posición de reconocimiento de la gestión financiera en el Paraguay. Este es un logro de Estado que no debe disputarse desde trincheras y sí debe sostenerse si es necesario desde allí.
    La lucha contra la pobreza, que aún merece márgenes mucho más contundentes en sus logros y resultados.
    El sostenimiento de avances y potenciamiento de la lucha contra la corrupción, el acceso a cargos por concurso de méritos y las herramientas de transparencia que se han implementado.
    Medidas para proveer a la salud de todos los habitantes: provisión de medicamentos y vacunas, reforzando los avances en materia de incorporación tecnológica con estándares de alta calidad en atención, principalmente, a sectores carentes
    Continuar potenciando el exitoso programa de viviendas, dotando de suficiente presupuesto a una gestión del Gobierno que ha demostrado buenos resultados comparativos
    Infraestructura educativa. No debe ahorrarse en materia de financiar estructuras educativas que deban ser verdaderos templos para la formación de futuros lideres del Paraguay
    Presupuesto de educación. Para que esto no quede en la expresión de deseo, debe asegurarse un presupuesto que alcance un porcentual de liderazgo en la región. Imaginemos por un momento que no basta ser la mejor economía si no somos la mejor educación.
    Mejorar la apuesta tecnológica en materia educativa. Revisar la aplicación de las fabulosas partidas de subsidios universales de Conatel habitualmente cedidas a las telefónicas y la actuación de la Secretaría de Nuevas Tecnologías (Senatics) y preguntarnos si desde ambas iniciativas se está haciendo lo suficiente para que un niño de Horqueta o de Villalbín o de Coronel Bogado tengan suficientes recursos en su mano, en su mochila, para etiquetarlo como incluido en el mundo digital. Si no. No estamos haciendo bien las cosas y en general nuestros gestos son más cosméticos que reales.
    Debe ser un dogma en Paraguay que todo aquello que se haga y no sirva para que las futuras generaciones se incluyan en la post modernidad… no servirá.

    Avanzar en acuerdos entre el Indert y las organizaciones campesinas, ganaderos y agroexportadores, para un pacto que, al tiempo de impedir invasiones, instale un resorte de negociación para evitar desalojos violentos, con el compromiso de todas las partes. Las dos caras de esta moneda: la invasión de tierras y el desalojo violento son un retrato del fracaso de todos los sectores involucrados en su capacidad de negociar. Imponer una disciplina al respecto de la defensa del medio ambiente, principalmente cuando de por medio hay vidas humanas.
    Generar desde la máxima creatividad de los líderes un plan para evitar la migración forzada campo ciudad. Ya no es admisible que Felipe que tenía una quinta de frutales en al campo termine vendiendo tablas de picar carne en los semáforos. Eso requiere de una complejidad de asuntos (no toda la culpa es del Estado) y supone un plan de voluntades público-privado ( VPP)

    Controlar y vigilar atentamente el financiamiento de las campañas electorales. Impedir que el narcotráfico o cualquier grupo ilegal interfiera y obtenga poder proveyendo a los partidos políticos de fondos obtenidos ilegalmente. El uso de los bienes públicos en campañas electorales debe tener un cerrojo inexpugable y debería formar parte del concepto de la justicia electoral.
    Propiciar debates abiertos sobre los temas más importantes hasta que se agoten las palabras. Jamás renunciar al diálogo, superando la etapa de agravios innecesarios y para que cada fuerza transmita con claridad sus principios básicos y sus programas. Los debates no deben ser un certamen de pugilato político.
    El objetivo de todo esto es llegar con la mayor rapidez posible a elaborar un pacto de Convivencia Democrática que contenga el compromiso de cada sector participante en la Mesa de Diálogo de llevar adelante los temas consensuados.
    HAY OTRA OPCIÓN

    Desde el cierre de la crisis de la enmienda, hay otra opción para evitar el diálogo: convertir el período 2017/ 2018 en un callejón camorrero en un interminable hilo de violencia verbal y quizá física, con los medios ferozmente enfrentados, en el que las fuerzas se irán reacomodando para el bien de unos y para el mal de otros, de manera que podamos ver cómodamente sentados en la tele la acidez gástrica de la clase política en guerra todos los días en pornográfica escala.

    Para la oposición es una pésima alternativa, porque un proceso de unidad del coloradismo puede frustrarlo todo de un plumazo y porque cualquier análisis estratégico sabe que en épocas electorales la visceralidad genera victimización. Para el oficialismo es un mal negocio porque desluce drásticamente su gestión

    La violencia es una perinola en la que “pierden todos”.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 3 mayo, 2017, 10:56 am
  10. Crecimiento con alcance inclusivo

    El objetivo de toda política económica que se precie, que insuma el esfuerzo y el entusiasmo de un gobierno debe ser que el crecimiento que se genere en ella alcance para todos.

    En una palabra, que la economía sea “inclusiva” y que abarque a la mayor cantidad de personas. Aunque en puridad este concepto no es universal, la energía y el arranque que proponen se centran en la mayor propagación de los beneficios y sus beneficiarios.

    Aunque en los últimos años la economía local ha tenido un importante desempeño que apunta al desarrollo y al incremento sostenido, lo cierto es que solo los grandes números se han favorecido. El sector agropecuario sigue mostrando su fortaleza, así como algunos ámbitos como la construcción o la maquila, números que engloban cifras macroeconómicas que sorprenden en el mundo entero.

    Sin embargo, poco se ha visto de este crecimiento en los sectores ubicados en la escala más baja de la cadena económica, una situación que se presenta en los últimos 10 años. Pero este escenario podría estar empezando a cambiar, según lo expresa el propio presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovinos, quien señala que en este 2017 ese anhelado y constante crecimiento de la economía podrá reflejarse en los ingresos de los paraguayos.

    Según los guarismos oficiales, no solo el sector agrícola ha experimentado incrementos, sino otras áreas que anteriormente se mostraban esquivos o con comportamientos volátiles. Por ejemplo, el consumo aumentó y esto se refleja en el repunte de las importaciones. Otro factor que se ha incrementado en este 2017 tiene que ver con las ventas en los supermercados, así como de electrodomésticos y automóviles.

    Eso es al menos el análisis que dejan los técnicos de la banca matriz en base al comportamiento del primer trimestre del año. Pero no solo los técnicos oficiales coinciden con esta mayor inclusión, también hablan los expertos de la banca privada que observan que esta inmejorable dinámica de la economía se sentirá más en los bolsillos de la gente. Precisamente este desempeño ha llevado al BCP a ajustar al alza su proyección de crecimiento en este 2017. Inicialmente era de 3,7%, pero ahora la proyección podría dispararse a un 4,7%, basado en la dinámica de estos sectores.

    Precisamente este desempeño ha llevado al BCP a ajustar al alza su proyección de crecimiento en este 2017. Inicialmente era de 3,7%, pero ahora la proyección podría dispararse a un 4,7%, basado en la dinámica de estos sectores.

    Al panorama interno favorable ahora se suma también un inmejorable escenario a nivel internacional, lo que supone también un aspecto positivo para nuestro país. Las perspectivas económicas son mucho más propicias este año que la del año pasado.

    A nivel regional, por ejemplo, tanto Brasil como Argentina, dos de los principales mercados de los productos paraguayos, tendrán un leve incremento en sus economías, lo cual siempre es positivo atendiendo al enorme impacto que estas naciones representan para el país. El caso brasileño fue clave para una retracción debido a que en el tercer trimestre del año pasado el debilitamiento económico del principal mercado de la región fue notorio. Esto también tuvo coletazos en nuestro país que de igual manera pudo capear el temporal venido desde el vecino país.

    Por ello, las perspectivas que se abren ahora para nuestro país, considerando este escenario regional y mundial, son positivas para el 2017, según destacan también los expertos del sector privado.

    Por eso, de seguir las buenas estimaciones locales, sumado a un panorama propicio entre las principales riquezas de la región, no caben dudas que este año y gracias al empuje de sectores como la industria manufacturera, las construcciones y el sector de los servicios la gente podrá sentir que hay un mayor ingreso en sus bolsillos. Es decir, crecer sí, pero que este incremento tenga un rostro humano y se refleje en todos los sectores.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 3 mayo, 2017, 10:47 am
  11. Cachito, el asalto y la patria drogada
    Por Lupe Galiano

    Está difícil la cosa para Cachito, pero él finge demencia y así parece que va a seguir hasta que se acabe su mandato dentro de un año.

    En los últimos tiempos se dedicó a mirar para otro lado, mientras sus amis luchaban por una enmienda constitucional que le iba a beneficiar principalmente a él. Cuando le preguntaban su postura, se limitaba a responder algo así como “no estoy a favor ni en contra, sino todo lo contrario”, en ese estilo discursivo tan locuaz que lo caracteriza, con o sin telepronter.

    Pasó un tiempito, ha omano el tema, sin gloria y con mucha pena para la familia del muchacho que falleció defendiendo una causa que creía justa.

    Hasta ahora, ni a Cachito ni a ninguno de sus Chicago Boys se les cayó un solo pelo para apurar la investigación sobre otra muerte injusta en la era democrática del Paraguay. Otra vida truncada, que se suma a los 115 campesinos acribillados, los 17 periodistas asesinados y los 8 jóvenes mártires del Marzo Paraguayo. Todos los muertos son parte de la herencia colorada. Nunca nadie, ni un solo mandatario, ni un solo líder de la ANR pidió aunque sea disculpas por tanta sangre derramada.

    Pero volvamos a Cachito. Las balas le rozan. No solo caen los civiles inocentes que luchan y reclaman, sino los otros, los que construyen con pólvora la patria drogada. Muere un capomafioso aquí, un padrino allá, un asalto de película acullá, pero él y sus eficientes miran sin ver. Otra herencia colorada.

    Como si fuera poco, los narcopolíticos y los corruptos de siempre ya están histéricos por ocupar una silla curul y así seguir con los privilegios de una clase A que desprecia a todo el resto. Suma y sigue la herencia colorada.

    En el medio estamos. El cruce de fuego nunca se acaba. La crisis que comenzó con aquel pacto azulgrana de presunta gobernabilidad que en realidad fue un acuerdo de fatos y cargos sigue tan campante.

    ¿Qué nos queda como ciudadanía?

    Opción A: La desesperanza. Nada va a cambiar y seguiremos como hasta ahora: unos cuantos bobos cumpliendo las leyes y exponiendo sus vidas en una sociedad cada vez más violenta y peligrosa.

    Opción B: Mirar para otro lado, como hace este señor que nos des-gobierna. Aparentar que todo está bien, aunque estén rifando nuestras tierras, regalando nuestros bosques, masacrando a nuestra gente y corrompiendo a nuestro pueblo.

    Opción C: Unirte a ellos.

    Opción D: Mudarte a Suiza, Alaska o al Polo Sur.

    Opción E: Reagruparnos, romper y luchar por el país que quiere la mayoría. Esta es la única opción válida, aunque cueste más dolor y más sangre.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 2 mayo, 2017, 9:11 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

fotociclo ✓

Las luces de la costanera rodeando la ciudad

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

A %d blogueros les gusta esto: