estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Universidades sin libros

En vísperas al Día del Libro, recibo como regalo del ingeniero Federico Benítez, hijo del filósofo Justo Pastor Benítez (h), un ejemplar del libro Nuestro mundo, entre la tierra y el cielo, del jurista y docente Salvador Villagra Maffiodo, publicado en 1991 y ya inencontrable en estos días. De entre sus valiosos ensayos se encuentra Tópicos fundamentales de una reforma universitaria, que empieza con este subtítulo: “Necesidad de fomentar el hábito de la lectura”. El profesor Villagra reflexiona sobre la situación de nuestra universidad en varios aspectos, y decide iniciar su escrito hablando de lo importante que es la presencia del libro en la vida universitaria. Entre sus recomendaciones, propone que las universidades inviertan en sus bibliotecas.

Esta preocupación de hace tres décadas, no pierde actualidad hoy. Cuando Villagra escribió esto, solo había dos universidades en el país. Ahora hay casi sesenta y, de entre estas, tres más han sido suspendidas en varias de sus carreras por el Viceministerio de Educación Superior, que ya tiene en su haber varias carreras sacadas de circulación ofertadas por universidades de dudosa calidad. De entre las muchas falencias de estas casas de estudio es perpetua la falta de bibliotecas. Aunque en estos tiempos los libros digitalizados son muy accesibles, aún no han llegado a suplantar totalmente a los impresos, cuya presencia en los estantes de las bibliotecas universitarias siempre le da un peso específico a la institución. Una facultad es cualquier cosa menos eso si no cuenta con una biblioteca disponible para sus alumnos, con todas las comodidades mínimas.

Ciertamente, el problema universitario va más allá de los libros, la lectura y las bibliotecas. Estos son simplemente el síntoma de un problema estructural. Solo como muestra, recordemos la eterna queja de los industriales por la falta de personal universitario calificado. Los que egresan y quieren trabajar para ellos generalmente no cumplen los estándares deseados, y los que cumplen dicha necesidad no dan abasto a la alta demanda. Esto dio pie a que los empresarios crearan su propia universidad, (a pesar de que por ley estaba prohibida la creación de nuevas instituciones de educación superior). Ahora tienen una universidad con un alto nivel de exigencia.

Instituir una universidad a la medida de las exigencias no es fácil y demanda recursos que a veces los industriales solamente poseen. Pero al menos como ejemplo deberían servir. El Estado paraguayo sostiene a ocho universidades públicas, y muy poco control tiene sobre ellas. La UNA es un ejemplo claro, y las demás que están en el interior le copian solo en lo feo. La Iglesia Católica también ha decaído en la calidad de su universidad, al punto que días atrás nada más no dejó que un investigador argentino diese una conferencia en su recinto, inventando una excusa burocrática para tal censura.

Ante tan triste realidad de nuestro sistema universitario, ¿Qué hubiese escrito hoy aquel gran profesor Salvador Villagra Maffiodo?

Por Sergio Cáceres

http://www.ultimahora.com/universidades-libros-n1080526.html

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “Universidades sin libros

  1. Fomentar el hábito de leer

    Por Blanca Lila Gayoso

    Se celebra cada 23 de abril el día del libro, en recordación de tres grandes escritores: Miguel Cervantes de Saavedra, William Shakespeare y Góngora, que fallecieron en esa fecha.

    Cada día se lee menos y más todavía por el auge de la tecnología, que por internet se consulta todo y ya casi nadie hojea un diccionario o un voluminoso tomo de una obra literaria. El mundo se ha vuelto digital y el papel va desapareciendo. Por suerte, contamos aún con librerías repletas de ediciones escritas, antiguas y nuevas.

    Ojalá vendan mucho en estos días y promocionen sus artículos culturales.

    Uno de los resultados de la escasa lectura, es la falla en la ortografía, la sintaxis y la concordancia, que escandalizan a los maestros; especialmente a aquellos que enseñan castellano perfecto. Hasta notables profesionales, se equivocan en sus escritos y sus errores son muy evidentes. Se observa un lenguaje oral y escrito muy pobres, por culpa de la escasa lectura. Los profesores de literatura, están muy preocupados porque los alumnos se conforman con pequeñísimos resúmenes, que ni aun así lo pueden digerir ni entender. Lectura comprensiva, cero. El hábito de la lectura, como otros, se adquiere en el hogar. Si los padres no leen, tampoco lo hacen los hijos. Lo mismo sucede con los maestros. Si no inculcan el amor a los libros, los alumnos no muestran el mínimo interés. En estos momentos, algunas editoriales paraguayas, elaboran comics con cuentos de autores paraguayos, por ejemplo: Pirulí y los carpincheros de Roa Bastos, para que resulten más agradables a niños y jóvenes. Los jóvenes de hoy, más enfrascados en las redes sociales, dedican muy poco tiempo a la lectura. Piensan que alimentar el intelecto sirve poco en la vida. Nada más lejos de la realidad, puesto que la mediocridad es la madre de todos los fracasos, de las ineficiencias y la filosofía del así nomás y el vaivai.

    Hay que fomentar el amor a los libros creando Academias literarias y diversos concursos para el sector infantojuvenil. Realizar ferias de libros en las plazas, con representaciones teatrales y recreaciones artísticas, como se hacía antaño.

    Tanto sirve la lectura, que es una verdadera cirugía para el cerebro; ya que abre la mente y el corazón. La persona que lee mucho, no solo habla y escribe bien, sino que tiene otra visión de la vida y de las cosas. Depende mucho de las obras que lee para volverse más sensible, inteligente y humano.

    Sin dudas, los libros, por citar uno solo: la biblia, ayuda muchísimo, sobre todo en el plano espiritual, muchas veces para encontrar respuestas en los momentos más difíciles de la vida.

    Sería interminable citar las grandes obras que influyen decisivamente en nuestra formación personal y que dejaron huellas imborrables en el recuerdo y que cada tanto, merecen ser releídas, por su gran riqueza en contenidos.

    Este año, por el día del libro, nuestro homenaje al gran Augusto Roa Bastos, por sus 100 años, en junio. Un escritor, que dejó su imaginación y creatividad en cientos de cuentos, novelas, poesías, ensayos y guiones cinematográficos. No solo fue grande, por ser el Premio CERVANTES, sino por haber denunciado las dictaduras y las injusticias sociales. En sus conferencias y charlas, demostraba un tremendo amor a su pueblo, a su gente, las mujeres, los niños, los jóvenes, los obreros y los hermanos nativos. Amaba la ecología, porque en su niñez transcurrida en Iturbe, vio en los ingenios, transformarse la caña dulce en azúcar, con la vil explotación de los obreros. Y ese, es un escritor verdadero, el que lleva a las letras, el sufrimiento y la esclavitud de los débiles por los poderosos. Ese don de reflejar en la literatura, la historia del país, tan nítidamente, es lo que lo vuelve gigante. Con razón, molestaba tanto eso a los dictadores de turno, que lo exiliaron por decir y escribir, la verdad.

    Por eso, no debemos claudicar en nuestras luchas, tenemos la obligación de inculcar el hábito de la lectura a nuestros hijos y nietos, Y que amen a sus hombres ilustres, aquellos que renunciaron a todo, denunciaron las injusticias y nos recrean con sus obras, hoy mañana y siempre. Nuestra eterna gratitud a todos los que nos dieron el fruto de sus pensamientos, imaginación, creatividad y talento.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 26 abril, 2017, 9:23 am
  2. Una nueva oportunidad para el saber, la biblioteca virtual ReVa

    La habilitación de la primera biblioteca virtual del Paraguay denominada “Recursos Virtuales para el Aprendizaje”, con la abreviación de ReVa, es un acontecimiento de extraordinaria relevancia en la historia de nuestro país. Mediante ello, un estudiante de cualquier punto del país, con el sencillo procedimiento de ingresar a una determinada página web tendrá acceso a más de 16 millones de contenidos digitales de toda índole como si estuviera entrando a una descomunal biblioteca que tenga esa inmensidad de libros y materiales de información.

    Para dimensionar la grandiosidad de tamaña cantidad de oferta científica y cultural, conviene hacer las comparaciones que circulan ya en un sketch audiovisual: Es como disponer de 16 millones de libros a nuestra disposición, que ubicados uno al lado del otro sería como cubrir 640 kilómetros, o sea el camino de ida y vuelta de Asunción a Ciudad del Este. O como tener 500 edificios como la Biblioteca Nacional llenos de libros y por cuya compra se haya invertido 128 millones de dólares americanos.

    En otras palabras, con la habilitación de ReVa, los habitantes de nuestro país y todos los interesados de alrededor del mundo somos los indiscutidos dueños de esta colosal biblioteca para saciar nuestra curiosidad y acrecentar nuestros conocimientos.

    Tiene más de 16 millones de fuentes de información electrónica, entre ellos títulos a texto completo, libros electrónicos, revistas, conferencias, noticias, críticas, reportes y videos.

    Entre las novedades que contiene se citan fuentes de investigaciones, datos brindados por investigadores y revistas científicas, videos, artículos, noticias científicas, entre otros millones de contenidos propuestos por el Conacyt, que son a las vez los contenidos que ofrecen editoriales como: Walters Klewer, Universidad de Oxford, Universidad de Cambridge, Universidad de Chicago, Taylor & Francis Online, D-Space, entro otros.

    A diferencia de Wikipedia, que es una enciclopedia libre donde cualquiera puede publicar su opinión o conocimiento empírico que conoce, ReVa es una especie de diccionario de la información donde uno puede conseguir libros y materiales de fuentes más confiables.

    En esas condiciones, esta gran biblioteca es una fuente de información que contribuirá al proceso educativo de gran categoría brindando datos electrónicos de alta calidad, validados por dar garantías de seriedad y confiabilidad, según las explicaciones de los directivos de Conacyt.

    Esta propuesta del Gobierno materializada por los organismos públicos especializados debería ser aprovechada por los habitantes de nuestro país, especialmente los jóvenes que están en pleno proceso de formación académica y profesional, para dar el gigantesco paso que hay entre la mediocridad y la excelencia.

    Ello será posible solamente con el gran trabajo que implica el formarse con los instrumentos científicos y culturales adecuados que posibilitan el salto hacia la brillantez.

    Es también parte de la gran oportunidad que está brindando el Ejecutivo a todos los niveles, tanto a los profesionales mediante las posibilidades de especialización que concreta con las Becas Carlos Antonio López como a los estudiantes en formación con los programas financiados a través de Itaipú y Yacyretá a miles de jóvenes de menores recursos para obtener el ansiado paso de obtener un grado académico universitario.

    Ante todo, la habilitación de esta gran biblioteca virtual es un gran desafío para todos, tanto estudiantes, académicos como ciudadanos en general, para aprovechar esta oportunidad para acrecentar el saber, profesionalizar mejor a los que lo requieren y profundizar en las disciplinas del conocimiento y la especialización.

    Con base a todas estas informaciones y consideraciones, se puede afirmar que estamos ante un mayúsculo acontecimiento cultural que debe ser aprovechado y que incidirá decisivamente en la capacidad de nuestros jóvenes para elevar su formación educativa y nivel cultural a fin de hacerlos más competitivos en un mundo que se disputa por los mejores entre los buenos.

    El extraordinario esfuerzo técnico, científico y económico realizado por el Gobierno Nacional no solo es motivo de encomio sino que fundamentalmente demuestra su interés por el crecimiento intelectual de los jóvenes de nuestro país que están asumiendo el tremendo desafío de formarse para ser competitivos. Constituye una muestra más del trabajo que está realizando en los más diversos ámbitos de la realidad nacional para el progreso material, social, científico y cultural de todos los habitantes de nuestro país, que debe ser valorado en su adecuada dimensión.

    http://www.lanacion.com.py/editorial/2017/04/23/una-nueva-oportunidad-para-el-saber-la-biblioteca-virtual-reva/

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 25 abril, 2017, 8:33 am
  3. Tesinas de garaje

    Por Fernando Boccia
    Como una triste ironía, una tesina universitaria se encargó la semana pasada de recordarnos el pésimo nivel académico de la educación terciaria a la que acceden miles de jóvenes paraguayos hoy en día. El trabajo de grado de Ysanne Olmedo para culminar la carrera de Licenciatura en Criminalística y Ciencias Forenses en la Universidad del Chaco (UniChaco) llevó como título Características de las escrituras manuscrita de las personas con trastorno homosexual. La misma impunidad que permitió que broten como hongos las universidades de garaje, ahora consintió un título con errores de gramática y de conceptos.

    La aprobación del trabajo no solo demuestra un fundamentalismo peligroso en una institución que tiene sucursales en las principales cabeceras departamentales del país, sino también revela un profundo desconocimiento científico. Hace décadas que la ciencia médica determinó que la homosexualidad no puede ser considerada una enfermedad mental. El enfoque académico de la Universidad del Chaco –y quién sabe de cuántas otras más– no solo está atrasado más de 40 años, sino que va en contra de principios básicos de derechos humanos y desnuda una visión retrógrada del mundo.

    La universidad emitió un comunicado en el cual defendió la tesina de la ahora egresada, desmintió que se haya intentado menoscabar o agredir a una persona y se limitó a hablar de un “error semántico”. El intento de explicación no fue tal; el texto no brindó argumentos sobre el punto específico que sectores civiles cuestionaron y la UniChaco dejó nuevamente al descubierto que quizás sea una casa, pero no precisamente de estudios.

    Detrás del árbol, claro está, hay un bosque. Hace más de una década, el Parlamento hizo un festín con la educación terciaria y aprobó la proliferación de universidades privadas que no reunían los mínimos requisitos académicos.

    Así decenas de estas empresas, cuyo único fin es el lucro y no la excelencia académica, funcionan hoy a lo largo del territorio nacional. Desde el 2006 hubo promociones enteras de profesionales egresados de ellas.

    El año pasado, el Ministerio de Educación advirtió que al menos seis mil jóvenes estaban siendo estafados por universidades de garaje, que cobran altas cuotas por carreras universitarias que en realidad no podían impartir. La Licenciatura en Criminalística de la UniChaco, por ejemplo, no está en el catálogo del Consejo Nacional de Educación Superior (Cones), así como otras carreras que ofrece.

    Ese mismo Estado, que permitió la creación de estas universidades y que sigue tolerando que operen, debe alguna vez intervenir para detener la propagación de la ignorancia en los garajes. Esta es una oportunidad.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 25 abril, 2017, 8:32 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

Archivos

estadistas ✓

  • 1,036,521 visitas
Follow PARAGUAY PÉICHANTE on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: