estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Economía bien, política mal, seguridad pésima

La semana pasada ha sido pródiga en noticias buenas y malas, tanto en el aspecto económico, como en el político y en el de seguridad.

En el aspecto económico, las noticias fueron buenas; la producción de soja de este año superará las 10 millones de toneladas –producción récord para nuestro país– la cual tendrá impactos muy positivos en el transporte, en el comercio y en los servicios.

A la buena cosecha agrícola hay que sumarle la recuperación del comercio fronterizo con el Brasil, que luego del desplome en años anteriores hoy está recuperando su vigor gracias a la precaria normalización política del vecino país.

Según estimaciones del Banco Central del Paraguay, estas buenas noticias económicas permitirán que nuestra economía crezca en este año 2017 en torno al 3,7 por ciento.

Es un buen crecimiento si lo comparamos con el crecimiento casi nulo que tendrán Argentina y Brasil, pero es un crecimiento mediocre si lo comparamos con el 6,5 por ciento de la gigantesca China y con el 5 al 7 por ciento de los países denominados los Tigres Asiáticos.

Solo con el esfuerzo del sector privado –que depende de la lluvia para una buena producción agrícola y del cambio del dólar en el Brasil para el comercio fronterizo– nuestro crecimiento potencial siempre estará en torno al 3,5 por ciento.

Con un PIB per cápita alrededor de los 4.000 dólares, el Paraguay es junto con Bolivia uno de los países más pobre de Sudamérica y si nos conformamos con una mediocre tasa de crecimiento económico en torno al 3,5 por ciento, alcanzaremos la frontera del desarrollo de 20.000 dólares per cápita, en aproximadamente… 70 años.

Esta tasa de crecimiento mediocre no podrá aumentar si no hacemos una serie de reformas estructurales imprescindibles. La reforma del Poder Judicial es fundamental, la reforma en la educación es imprescindible, la reforma del sistema previsional es indispensable y la reforma de la administración central y de las empresas públicas es ineludible.

Pero para que estas reformas sean posibles, necesitamos de la política, de la buena política. Necesitamos de políticos que piensen en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones.

Y en ese sentido, las noticias políticas han sido malas, porque la disputa por la enmienda constitucional ha monopolizado la agenda política y ha contaminado el proceso de aprobación del Presupuesto y la emisión de los bonos soberanos.

Por otra parte, mientras el sector económico produce una cosecha récord, pero que es insuficiente para avanzar en el desarrollo y los políticos viven en sus interminables peleas, la ciudadanía paraguaya observa aterrorizada cómo los capomafiosos del narcotráfico se matan entre ellos para quedarse con el control de parte del territorio paraguayo.

Dicen los que conocen el tema de seguridad, que el acuerdo de paz firmado en Colombia entre las FARC y el gobierno ha hecho que el centro de la producción de la cocaína se haya trasladado a Bolivia y que el camino para llegar al enorme mercado brasileño y de ahí a Europa y Asia es el Paraguay.

Para que esto ocurra, el crimen organizado necesita controlar el territorio paraguayo y además, infiltrarse en las instituciones encargadas de combatirlo, como la Policía, la Fiscalía y el Poder Judicial.

Es vox pópuli la presencia de numerosos políticos –en las municipalidades, en las gobernaciones, en el Poder Judicial y en el Poder Legislativo– que responden directamente a grupos criminales.

Mientras muchos empresarios se dedican a producir sin participar activamente en los temas del país, mientras los políticos viven enfrascados en sus eternas rencillas, el crimen organizado está controlando el Paraguay.

Si no hay un cambio radical en nuestro país, acompañado por todos, nuestro destino inevitable será algo parecido al que sufrió Colombia en el pasado y al que sufre México en el presente.

Alberto Acosta Garbarino

http://www.ultimahora.com/economia-bien-politica-mal-seguridad-pesima-n1071356.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

13 comentarios en “Economía bien, política mal, seguridad pésima

  1. Buen inicio de año para los bancos

    Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro

    El sistema bancario ha iniciado el 2017 con buenos augurios de poder ir consolidando en los próximos meses su gestión económica-financiera-patrimonial.

    Es así que al cierre del primer mes de este año obtuvieron una utilidad neta global de US$ 35 millones, el cual si los comparamos con el inicio del 2016 representa en términos relativos un incremento del 23%. Si bien no contamos con cifras de los resultados obtenidos en febrero, de mantenerse igual tendencia de hecho habrían sido positivos nuevamente.

    Sin duda es destacable y ojalá los siga yendo por el resto del año, teniendo en cuenta que el 2016 ha sido para la banca en general un año bastante complicado en temas de negocios, dada la coyuntura desfavorable que han afectado a sectores productivos básicos como el de la agroindustria, en el que los precios pagados en el mercado internacional por nuestros principales productos commodities han sido sensiblemente inferiores a los que rigen a la fecha, lo cual hizo que también los niveles de morosidad se hayan incrementado a niveles superiores a los normales, obligando a las mismas a tener que recurrir a la cartera RRR (Renovaciones, Refinanciaciones y Reestructuraciones de los préstamos), a fin de poder ir recomponiendo sus carteras de créditos, acomodándolos a las potenciales capacidades de repago de sus clientes, a fin de poder ir revirtiendo las clasificaciones adversas de las deudas según lo establece la Resolución 1/08 del BCP.

    Los buenos resultados que se esperan en el agro este año, harían hecho incluso que un monto importante de préstamos puedan ser cancelados, lo que daría a estas instituciones mayores posibilidades de incrementar de nuevo los niveles de asistencia crediticia.

    Bien sabemos que el sistema bancario juega un rol importante dentro de nuestro desarrollo económico, a través de la oferta de variados productos crediticios y no crediticios, siendo un intermediario importante para la satisfacción de cobertura de necesidades de capital de trabajo como para inversiones en bienes de capital orientados a los diversos segmentos de negocios, como también en lo que atañe al sector de retail o préstamos personales.

    El buen comportamiento que le pueda corresponder a nuestra macroeconomía en lo que resta de este año de hecho que podrá ser positivo para el buen trend de evolución de nuestro sistema bancario.
    Creemos que este año, de mantenerse el actual comportamiento en precios de nuestros principales productos agrícolas, en el que resalta nítidamente la soja en grano, estimándose una cosecha récord no inferior a las 10 millones de toneladas, y un ingreso global por exportación no menor a 3.000 millones de dólares es dable esperar que pueda tener su impacto positivo tanto en los niveles de inversión como de consumo, lo cual, estarían beneficiando a nuestra necesitada microeconomía, que es justamente lo que viene esperando de tal forma a que los niveles de poder de compra de un importante segmento de nuestra población pueda mostrar “una mayor musculatura”, dado que en el 2016 también han pasado momentos bastante complicados en lo que se refiere a niveles de facturaciones vs.

    su estructura de costos y gastos haciendo que en muchos casos los niveles de rentabilidad fueran bastante ajustados y hasta negativos en algunos casos.

    El buen comportamiento que le pueda corresponder a nuestra macroeconomía en lo que resta de este año de hecho que podrá ser positivo para el buen trend de evolución de nuestro sistema bancario, que felizmente ha venido mostrando en los últimos años una mayor capacidad de reinvención por parte de sus principales directivos, lo cual hace que hoy día la banca en general ya no sea la misma de décadas anteriores en donde prácticamente el 100% de las utilidades derivaban de los negocios crediticios.

    Si bien es dable reconocer los niveles de inclusión financiera siguen siendo aún reducidos a nivel país, no obstante el abanico de una mayor oferta de productos crediticios y no crediticios han permitido que muchas más personas logren seguir insertándose dentro del sistema bancario.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 24 marzo, 2017, 9:50 am
  2. Cabezazos para los ladrones de tiempo

    Al iniciar la semana nos desayunábamos con la noticia de que al jugador paraguayo Pablo Aguilar le habían cambiado la sanción de 10 partidos y le daban un año de castigo. Su pecado fue haberle dado un cabezazo a un árbitro.

    Sin entrar a polemizar si fue o no un cabezazo –ya que apenas rozó al soplapitos–, o de si es justo o no el hecho en sí, o si es poco deportivo o totalmente antideportivo, queda la reacción de un hombre ante una situación que considera injusta.

    Por mi parte, yo esta semana debía entrevistar a un médico en un sanatorio, así que llamé antes y pregunté a qué hora atendía. Me dijeron que a las 9:00, así que desde las 8:45 ya estuve esperando al profesional. Varias personas estaban antes. Conversaban. Se contaban sus dolencias, comparaban dolores y medicinas, todo normal.

    Pero de pronto uno mencionó que para ser atendido lo antes posible había llegado hacía dos horas. El interlocutor felicitó a su colega paciente y le contestó que él también había madrugado, que había viajado en colectivo y que se había despertado a las 5:00 para llegar a las 7:30. Ambos miraban el reloj. Eran las 9:30 y el médico no llegaba. Entonces se presentó la enfermera, desllaveó el consultorio y luego de encender el aire nuevamente cerró la puerta.

    Tuvieron que pasar otros 30 minutos para que el doctor apareciera con cara de trasnochado. Encima de mal humor. El primer paciente murmuró que eso era normal, que el galeno siempre hacía esperar a sus pacientes.

    El otro contestó con el mismo volumen de voz –para que no lo escuchara el recién llegado– que el médico se parecía al árbitro Fernando Hernández, a quien Aguilar había propinado el cabezazo. ¿En qué se parecen?, preguntó el ahora compinche a su interlocutor. ¿No te das cuenta? Viene una hora tarde, nos tiene injustamente murmurando porque si nos escucha puede sacarnos la tarjeta roja y entonces va a ser peor.

    Encima, debería honrar su guardapolvo blanco (como el juez de negro) y respetar a sus pacientes y no robarles vida, es decir sus minutos, su tiempo. En el caso del que hablaba se comprendía, porque era una persona de la tercera edad. El otro no entendió muy bien porque era joven y le quedaban muchos años de vida.

    Él no es consciente de que para que yo estuviera aquí a las 9:00 –hora en que debe empezar a atender– ya invertí cuatro horas previas. Esas no le reclamo, pero sí por hacernos esperar una hora después de lo debido. A mí me robó una hora y a vos también. Son dos horas, ¿pero cuántas sumarían si tenemos en cuenta a cuántos roba cada semana? Nos roba la vida. Es como para darle cabezazos.

    Mi papá una vez me dijo que si yo dormía 8 horas al día, al llegar a los 60 años, lo que representa un tercio de mi vida, habría dormido 20 años, apoyó el más joven. El viejo se sorprendió como calculando mentalmente cuántos años se los había pasado durmiendo. Como excusa explicó que los maduros –dijo maduros y no viejos– duermen menos que antes.

    Si es por eso, cuántos años de vida nos robaron estos parlamentarios, se quejó en tono confidente “el amigo”. ¿A qué te referís?

    ¿No te das cuenta? Se pelean, se pelean, ¿pero qué hicieron en los últimos 20 años? Tienen listas cerradas, ellos nomás entran otra vez o sus partidarios brutos. Hasta Herken les llamó cretinos. No son cretinos, sino muy inteligentes. Por ejemplo, ¿vos creés que ellos tienen que hacer fila para ir al dentista que nosotros les pagamos a ellos y a su manga de cortesanos? ¿Cuándo fue la última vez que vos fuiste al dentista? La respuesta fue: No me voy al dentista porque no tengo plata.

    El golpe fue duro. Quedaron en silencio dos infinitos minutos, mientras un vendedor ofrecía su cocido con chipa.

    En mi trabajo también tengo uno de estos ladrones de tiempo, reanudó el más joven. Siempre llega tarde y como se hace la estrella porque no podemos empezar a trabajar sin él, a todos nos roba minutos. Y claro, como empezamos tarde, también salimos tarde. En vez de estar con la familia, debemos esperar a que el señor se disponga a trabajar.

    ¿Es el jefe o que? -indagó el venerable. ¡Nooo! Ojalá fuera. El patrón no sabe de esas cosas. Él vive en otro mundo. Lo que pasa es que este personaje tiene fuero sindical y casi no hace nada. O sí, roba vida ajena. Cada día nos quita un poco de la nuestra a cada uno.

    Cuando “el maduro” abrió la boca para apoyar al infortunado compañero que confesaba su estrecha billetera de tiempo, la puerta del consultorio se abrió con su hálito helado de aire acondicionado y su aroma de café.

    Eran las 10:24 de la mañana. Casi una hora y media había robado el cobarde. Todos bajaron la cabeza.

    Por Alex Noguera

    http://www.lanacion.com.py/columnistas/2017/03/18/cabezazos-para-los-ladrones-de-tiempo/

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 22 marzo, 2017, 9:33 am
  3. Un año positivo por delante a pesar de los desafíos

    Por Juan Manuel Pazos

    En nuestra opinión, la economía del Paraguay se encamina en 2017 hacia otro año positivo aunque habrá que monitorear muy de cerca los riesgos de un contexto global más incierto y el impacto de la carrera electoral sobre la confianza y la inversión.

    La foto de fin de 2016 invita a mirar 2017 con optimismo. Según el indicador mensual de la actividad económica, la economía se habría expandido 4.2% en 2016, el mayor crecimiento de la región. Pese a la recesión en Brasil y Argentina el crecimiento se aceleró a 5.2% anual en los últimos tres trimestres de 2016. Por otra parte, la tasa de inflación se desaceleró a 3.9% anual a final de 2016, por debajo de la meta del BCP.

    Bajo nuestro escenario base, la tendencia positiva se extendería en 2017. Esperamos que la economía se expanda 4.2% este año, impulsada por la construcción, la generación de energía y la industria. Por el lado de la demanda, tras la suba del salario mínimo, esperamos que el consumo se convierta en el componente más dinámico del gasto agregado. La inflación, continuaría por en línea con la meta del BCP, permitiéndole a las autoridades mantener el sesgo laxo de la política monetaria para apuntalar el crédito y el crecimiento.

    Pese a la perspectiva de un escenario favorable para la economía local, hay dos grandes riesgos que habrá que monitorear. En el frente externo, un aumento de las expectativas de inflación en los Estados Unidos anticipando la política fiscal de la administración Trump, podría llevar a la Reserva Federal a avanzar más rápidamente hacia la normalización de su política monetaria, fortaleciendo el dólar frente a las monedas emergentes y reduciendo los flujos de capitales hacia la región.

    En el frente doméstico, la incertidumbre política es el mayor riesgo a nuestro escenario base. Si bien esperamos que la inversión total se expanda 5% en 2017 impulsada por la inversión pública, la experiencia de los ciclos electorales pasados muestra que la confianza y la inversión privada son muy sensibles a aumentos en la incertidumbre política. En este contexto, el riesgo es que la incertidumbre electoral tenga un impacto negativo sobre la inversión privada.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 marzo, 2017, 10:09 am
  4. Buen desempeño económico, pero la desigualdad en ingresos es vergonzosa

    Un reciente informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe ubica a nuestro país como uno de los de mayor desigualdad del ingreso de la región. La situación se agrava si consideramos además que el país no ha mostrado una reducción significativa en la última década, lo cual debería llamar la atención teniendo en cuenta su desempeño económico.
    En efecto, Paraguay es uno de los países cuyo PIB ha crecido a promedios más altos que el del resto de los países en la última década, a la par de que ha aumentado el gasto público. Constantemente las autoridades hacen referencia al “milagro” paraguayo basado en tasas altas de crecimiento junto con un largo periodo de estabilidad macroeconómica. Al parecer, estas condiciones no fueron suficientes para reducir la inadmisible desigualdad que la historia reciente muestra con tanta crueldad.
    A los datos estadísticos se agrega la percepción ciudadana de que el Gobierno no solo no realiza acciones para enfrentar el problema, sino que además beneficia más a los ricos que al resto de la población.
    El discurso oficial, igual que el de los gobiernos anteriores, se centró principalmente en el combate a la pobreza, olvidando que la desigualdad es tanto o más importante, siendo una de las causas de la situación de pobreza que sufre todavía una gran proporción de la población. Es decir, sin reducción de las desigualdades, la reducción de la pobreza tiene límites.
    El referido informe de la Cepal no solo señala que la desigualdad se mantiene alta y con una tendencia al estancamiento. También muestra que las políticas públicas, antes que contribuir a su reducción, la profundizan.
    Esta percepción no está desvinculada de hechos reales. En la última década, las estadísticas muestran años en que los ingresos de los más ricos crecieron a un ritmo mucho mayor que el de los pobres, lo cual hace suponer que el crecimiento económico benefició más a unos que a otros. Pareciera que las políticas públicas tienen la misma tendencia. Se evidencian importantes incrementos en la inversión social y de obras, pero estos recursos no están llegando a la ciudadanía.
    Un sistema tributario inadecuado por su inequidad, así como la evasión y la elusión de impuestos cuestan a Paraguay millones de dólares en ingresos tributarios impagos, fondos que podrían y deberían invertirse en luchar contra la pobreza y la desigualdad. El incremento de los ingresos tributarios es clave para la inversión pública en la reducción de algunas de las brechas históricas que todavía persisten en el acceso a bienes públicos de calidad en el ámbito de la educación, la salud, el transporte y la infraestructura. Es urgente que la política fiscal, tanto los ingresos como gastos, contribuyan a reducir las desigualdades. Este Gobierno y los próximos deben tomar las medidas necesarias para lograr ese objetivo.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 marzo, 2017, 10:09 am
  5. La reforma que falta

    El gobierno de Horacio Cartes puede perder la brillante oportunidad de iniciar el proceso de reforma de pensiones.

    Opacado por las ansias de reelección de Cartes, el proyecto de creación de Superintendencia de Pensiones difícilmente logre la aprobación parlamentaria en lo que resta del periodo presidencial.Lo urgente y lo importante en materia económica fueron relevados a segundo plano también, tras una mala decisión del Poder Ejecutivo de intentar imponer por decreto lo que no está en la ley, como el caso del impuesto a la renta personal (IRP).
    Llegar a un acuerdo con empresarios y obreros sobre la necesidad de reformar la seguridad social hubiese permitido al gobierno de Cartes quedar en la historia del éxito económico que precisa alcanzar el país, para convertirse en uno de primer mundo.

    El sistema de pensiones necesita no solo de una revisión profunda en materia de supervisión y regulación, sino también de mecanismos que permitan sentar las bases para asegurar el futuro de personas de la tercera edad.

    Se precisa fortalecer el sistema de subsidio para mayores de 65 años en situación de pobreza y dotar a independientes la posibilidad de elegir una administrador de fondos de pensiones que le permita ahorrar para su vejez.

    El plazo para iniciar la reforma de seguridad social está vencido hace mucho tiempo. La Caja Fiscal arrastra un saldo rojo que cada año se acrecienta, producto de los beneficios concedidos a los sectores de las fuerzas públicas y docente. El Instituto de Previsión Social (IPS) y las demás cajas de jubilaciones (municipal, bancaria, de Itaipú, entre otros), no tienen un ente regulador que juzgue sus decisiones de inversión del dinero de los aportantes.

    Cartes sigue empeñándose tomar decisiones como si el país fuese una empresa privada, sin tener en cuenta no solo la necesidad de consenso sino también los cambios que son necesarios para mejorar la administración estatal.

    Se necesita llegar a un consenso que permita hacer entender la necesidad de encontrar mecanismos para lograr que los fondos de pensiones sean bien invertidos y generen la rentabilidad necesaria para que quienes hoy son aportantes tengan la seguridad de que cobrarán su pensión cuando se jubilen.

    Quienes aportan para su jubilación no deberían sentir temor de no poder acceder a un fondo jubilatorio, porque no saben si los administradores desginados cumplirán su cometido. Quienes trabajan en forma independiente, tienen el derecho de poder aportar a una caja; y quienes están en condiciones de recibir un subsidio por vejez, deben tener la seguridad de que hay un Estado que se preocupa por su futuro. Es necesario comenzar a hacer los deberes.

    Por Wendy Marton

    http://www.ultimahora.com/la-reforma-que-falta-n1069032.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 marzo, 2017, 10:08 am
  6. Política e Innovación

    Son dos palabras que parecen condenadas a no verse mutuamente en el Paraguay. ¿Cuándo fue la última vez que usted, estimado lector, oyó hablar, y mucho menos leer, a un político en carrera electoral sobre innovación, ciencia y tecnología como eje principal de su hipotética gestión? Difícil, ¿verdad? El sociólogo José Carlos Rodríguez, en un análisis publicado ayer en 5días, afirma que “la Constitución no es el pacto que concilia una política sin ciudadanía y un Gobierno sin coraje para enfrentar los desafíos de la sociedad más pobre de Sudamérica… su capitalismo depredador, extractivo, rentista, patrimonialista, nada emprendedor”.

    ¿Cómo se sale de esta marisma sin el concurso de políticos con visión, capaces de ver más allá del horizonte y preparar al país para la siguiente ola de cambios y transformaciones? Echemos primero un vistazo al “viejo” mundo y veamos qué está haciendo en materia de innovación. Su iniciativa Horizonte 2020 se alinea alrededor de un vasto programa de inversiones para la investigación y la innovación y trabaja tres ejes: Ciencia excelente, para consolidar el liderazgo mundial de la Unión en el ámbito de la ciencia; Liderazgo industrial que asegure una corriente de innovación competitiva a escala global; Retos de la sociedad en áreas de salud, seguridad alimentaria, energía segura, transporte inteligente y sociedades inclusivas, innovadoras y seguras.
    Y en el Paraguay, ¿qué estamos haciendo? En su denominado Libro Blanco editado en 2014, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología propone: “…Mediante el Desarrollo de I+D (investigación y desarrollo) y los Servicios de C&T (ciencia y tecnología), sugiere promover la Innovación Institucional para potenciar nuestra Gobernabilidad y Gobernanza; promover la Innovación Empresarial (Productiva) para incrementar la Competitividad del Paraguay en un Mercado Global; y conseguir la Apropiación Social del Conocimiento para que nuestros habitantes logren el acceso a una vida digna” (sic). Se trata de un documento de trabajo enderezado a actualizar planteos hechos hace 16 años y que “presenta los lineamientos consensuados por procedimientos democráticos a nivel nacional, necesarios para incrementar y fortalecer los procesos de innovación ya iniciados con la Política Nacional de Ciencia y Tecnología del 2002”. ¿Qué ha pasado, políticamente hablando, en estos tres lustros que se llevan produciendo enunciados y propuestas? La inversión en I+D como componente del PIB no ha superado el 0,08%, la mitad proveniente del Estado, otro tercio de las universidades mientras las empresas no han superado un misérrimo 1,7% de participación, casi nada. ¿Cómo se rompe este statu quo suicida? Con liderazgo innovador, mercancía escasa en la actual cofradía de políticos mentecatos, incapaces de asumir la tarea grande a la que debieran abocarse.

    http://www.5dias.com.py/85274-politica-e-innovacion

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 marzo, 2017, 9:57 am
  7. Patria contratista

    Hay serios problemas con los semáforos de Ciudad del Este desde hace muchos meses. Y los esteños preguntan insistentemente qué está pasando: Algunos apagados, otros intermitentes, y la ciudad que colapsa en el tráfico desordenado de sus horas pico –e inclusive fuera de ellas–.
    Como aseguraron que se hará una adquisición que ya fue consumada, llamamos al empresario que proveerá semáforos para la ciudad a hacer las preguntas que queríamos saber. El monto de la operación, equipos que proveerá, para qué intersecciones, plazo de cumplimiento. Aprovechamos y preguntamos si también había proveído en otras ciudades (Villarrica), y el cumplimiento en ellas; si se había anulado otro intento de licitar en una tercera ciudad (Hernandarias).

    El señor se incomodó.

    Dijo que si las preguntas y comentarios eran políticos, él iba a cortar.

    Me quedé en silencio un rato y luego le expliqué –lo más educada y amablemente que me salió– que si el señor quiere hacer negocios con el sector público, tendrá que acostumbrarse a dar respuestas al público sobre lo que se hace con los fondos públicos. El que no quiera responder o explicar, debería limitarse a hacer negocios en el sector privado. El sector público está obligado a la transparencia y hay datos del sector privado involucrado en una operación pública que están obligados a hacerse públicos.

    Es una ecuación lógica y que funciona en todas las sociedades desarrolladas. Solo aquí –cuando preguntamos– piensan que lo hacemos por opositores, disidentes, amargados, metiches, traidores y contreras. El preguntar, averiguar y consultar les molesta, les incomoda e inquieta.

    En otras comunidades con mayor conciencia de sus derechos, a ese seguimiento lo llaman control público o contraloría ciudadana. Y en materia periodística, es la esencia de nuestro trabajo: Preguntar y reclamar respuestas. Monitorear, escarbar y sacar al sol lo que se intenta ocultar, generalmente pagado con dinero proveniente de los bolsillos de los contribuyentes.

    Hemos tenido ya demasiado de la patria contratista.

    La que está integrada por empresas proveedoras del sector público que se han enriquecido con negocios insólitos financiados con dinero ciudadano. Varias de estas empresas se han creado solamente para facturar al estado, han nacido, crecido y se han multiplicado con dinero público. Otras tienen entre sus clientes mayoritarios al sector público aunque comercien con el sector privado.

    Si van a hacer negocios con el sector público, acostúmbrense a las preguntas y al reclamo de respuestas. Es parte del juego de ese mercado. Y nada tiene que ver con la privacidad, la intimidad y el derecho al manejo privado del negocio cuando este intercambio comercial involucra al dinero de la gente.

    Negocios públicos, beneficios privados. Vicios privados, alegría de los servidores públicos. Algún día se cortará esta espiral tenebrosa que hace que unos pocos tengan tanto… y el resto se joda.

    Por Mabel Rehnfeldt

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/patria-contratista-1575332.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 marzo, 2017, 9:49 am
  8. Aplazados

    ¿Recuerda cuándo fue la última vez que el Consejo de Empresas Públicas dio a conocer la situación de todas las instituciones que fiscaliza y cuáles fueron las notas que obtuvieron o qué recomendaciones de mejora recibieron?

    La transparencia en materia de información sobre la situación real de las empresas estatales nunca llegó. Hace tiempo que el Consejo de Empresas Públicas dejó de dar informes sobre los avances realizados por los distintos administradores de las empresas públicas. Tampoco se publica el resultado de la evaluación trimestral realizada a las empresas públicas, ni la calificación que reciben.

    La página web del Ministerio de Hacienda carece de información actualizada sobre este tema, y los últimos datos corresponden a evaluaciones del año 2014.

    Como usuarios de los servicios que ofrecen las empresas públicas, entendemos que existe un periodo de tiempo en que deben analizarse las tarifas y de ser necesario reajustarse. Pero también como dueños de las empresas nos merecemos una explicación sobre la administración de estas instituciones y qué se está haciendo para mejorar la gestión.

    Desde hace tiempo, no se sabe qué fue lo decidido en la última reunión del Consejo de Empresas Públicas, no hay datos sobre la deuda de las empresas con el fisco, ni del fisco con estas empresas, o entre empresas; cuánto se avanzó en el combate a las pérdidas de energía o de agua; las inversiones en telefonía, o en la producción de alcohol para consumo.

    A fines de diciembre, el presidente del Consejo de Empresas Públicas, Santiago Peña, señaló que no se incrementarían este año las tarifas de agua, luz y teléfono, pues las empresas públicas debían seguir trabajando en mejorar su eficiencia.

    Aunque el Estado incrementó su nivel de endeudamiento con la emisión de bonos del Tesoro en el mercado internacional y destinó gran parte de los fondos a mejorar empresas, como la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), siguen ofreciendo un servicio deficiente.

    En relación con la Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco), la institución continúa prestando un servicio cada vez más deficiente, y lograr la reparación de una línea averiada o la reposición del servicio de internet es toda una odisea.

    La Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) tampoco se queda atrás en lo que respecta a ofrecer mal servicio. Cada verano los usuarios de la aguatera estatal deben rezar para que el abastecimiento del agua sea permanente.

    Tampoco hay datos sobre Petróleos Paraguayos (Petropar), Cañas Paraguayas (Capasa), Industria Nacional del Cemento (INC) o la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac). La obligación de los administradores estatales es buscar brindar el mejor servicio a la ciudadanía, demostrando que si fueron elegidos para formar parte de la “selección nacional”, es porque buscarán lo mejor para la población.

    Por Wendy Marton

    http://www.ultimahora.com/aplazados-n1070844.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 marzo, 2017, 9:46 am
  9. ¿Smokescreen o paranoia? El dramatismo mediático del proselitismo paraguayo

    Por Augusto dos Santos

    Se le atribuye a un canciller brasileño una frase genial: “yo no soy paranoico, pero tengo todo el derecho del mundo de pensar que alguien me está persiguiendo”. La paranoia es un lugar difícil cuando es real, pero es bochornosamente insufrible cuando solo es un pretexto.

    Hace meses cualquier observador riguroso podría darse un festín de torpeza sicosocial con los esfuerzos que se realizan para tratar de encontrar que determinados hechos “no son sino una cortina de humo” para cubrir determinada situación real. Hay personas que con toda seriedad sostienen que la maduración tardía de los guayabos es una cortina de humo para cubrir una emisión inorgánica del Banco Central, por ejemplo.

    Los que alientan estas estrategias mediáticas terminan siendo funcionales a lo que creen atacar, por una sencilla razón, alientan un proceso de naturalización y peor aún de banalización de cuestiones que tendrían que considerarse extraordinarias. El sicólogo social fraco-rumano Serge Moscovici (1925-2014) describe este fenómeno en sus teorías sobre escenarios sociales.

    Mike Silvero, periodista, decía en la semana que mientras el Congreso parecía ser asaltado por tropas de camisas negras dispuestos a linchar senadores, en las calles la gente vivía su realidad cotidiana, indiferente. Esto también tiene que ver con una saturación dramática del escenario mediático, lo cual termina generando lo que se describe como un proceso de naturalización.

    Tendríamos muchas dificultades para dormir bajo las vías del tren en la primera semana por la vibración y el ruido que generan los vagones al pasar, pero cuando habito constantemente en ese sitio tal ruido ni tal vibración me generará turbulencias porque lo he normalizado como parte de una rutina de convivencia en mi vida.

    Es mentira que la sociedad paraguaya sea indiferente con sus luchadores, lo que sucede es que muchos actores políticos sobreactúan de tal manera que el objeto mismo de su lucha pasa a un segundo plano para constituirse en show central su propia actuación. Lo cual, por extensión, termina por banalizar las causas.

    Es por esto que siempre será más incidente la opinión crítica que pudieran tener líderes no altisonantes como Mario Ferreiro, Fernando Lugo, Guillermo Caballero Vargas, Miguel Abdón Saguier, que la de aquellos líderes que parecen irritados y vociferantes todos los días. Esto es científico.

    Otra categoría, con la que no debemos confundirnos es la de los polemistas. Aparecen muy de tanto en tanto y que pueden ejercer también un discurso confrontante y altisonante, pero con la virtud del talento, conocimiento del contexto y el buen relato: Juan Carlos Galaverna, es un ejemplo actual.

    Vale recordar a Manuel Domínguez como el polemista más consagrado de la historia, célebre por aquella defensa de José Segundo Decoud contra las acusaciones de “traición a la Patria” de otro potente congresista Juan Silvano Godoi en los tiempos de la ardiente posguerra guasu.

    POR EL CAMINO DEL HUMOR

    Cuando está en curso un escenario de confrontación sobreactuada, las redes terminan buscando caminos para salirse del sentido dramático del relato porque siente que ello –sencillamente– no forma parte de su día a día. Una tendencia es asimilar estos procesos por el camino del humor y la joda, como una forma de rechazo a la sobreactuación en el escenario de confrontación.

    El viernes apareció sobre el cielo de Asunción un imprevisto arco iris; de inmediato ese conjunto social indefinido y hoy enredado a la que alguna academia debería reconocer alguna vez el nombre aglutinador de “los perros” empezó su producción de humor y decían por ejemplo:

    APARECE UN ARCO IRIS SOBRE ASUNCIÓN

    HOY: Mario Ferreiro admite símbolo gay sobre cielo de Asunción

    ABC: Un simple arco iris demuestra incapacidad de Cartes para administrar el espacio aéreo.

    La Nación: Paraguay acumuló en cuatro años más arco iris que ningún gobierno anterior.

    Última Hora: Arco iris mejora ubicación de Mario Ferreiro en encuestas y deprime aún más a Alegre.

    “Después de la fase de afirmación gloriosa y heroica de las democracias en que los signos ideológicos han rivalizado en énfasis (la nación, la igualdad, el socialismo, el arte por el arte) con los discursos jerárquicos destronados, entramos en la era democrática posmoderna que se identifica con la desubstancialización humorística de los principales criterios sociales”, dice Gilles Lipovetsky, sociólogo y catedrático francés y parece tener una profunda razón.

    LA CORTINA DE HUMO

    Otra poderosa herramienta de la guerra política que está entrando en un franco “derrape” intelectual y ya presa del humor de “los perros” es ” la Cortina de Humo”.

    La cortina de humo es una concepción militar de tiempos antiguos y consistía en generar un elemento de distracción visual para ocultar el movimiento de ataque o de repliegue de las fuerzas.

    Quizás el ejemplo audiovisual más glorioso del concepto aplicado a la política puede encontrarse en el recordado film “Wag the Dog” ( 1997), dirigido por Barry Levinson y protagonizada por Dustin Hoffman, Robert De Niro, Anne Heche, Willie Nelson y Denis Leary. La trama era encubrir un escándalo sexual del presidente de los EEUU… con una guerra ficticia con Albania.

    Como toda herramienta merece ser expresada y analizada con clase y sucede que en el Paraguay de los últimos tiempos, principalmente el tiempo posiniciativa de enmienda, se ha agitado con tanta cotidianeidad el supuesto uso de este recurso que del estadío de la paranoia pasó al mundo de la joda.

    Apenas se produce la denuncia del mamarracho asunto del perro que iba a cocinarse en una olla oriental, alguien llamó de urgencia a la radio para denunciar con toda seriedad que el perro rubio fue entrenado por el equipo de Cartes para que se constituya en una cortina de humo tendiente a ocultar el asalto de un motochorro en Palma Loma.

    Otros aseguran que una nueva aparición pública el estudiante Chileno es una cortina de humo de la izquierda luguista para invisibilizar las ardientes aunque no correspondidas críticas de Adolfo Ferreiro contra el abogado Fariña.

    Y no faltará alguien que llame a una radio para sostener con mucha convicción que la invasión de langostas es una estrategia del MAG para debilitar la atención en relación al supuesto problema matrimonial entre Carmen Villalba y Alcides Oviedo.

    La actoría política en general en Paraguay –salvo las excepciones que confirman la regla– tiende a la sobreactuación en una pésima confusión, peor que la de Colón buscando las Indias, de considerar que la visibilidad es sinónimo de notoriedad. Cuestión para otro comentario.

    CONCLUSIÓN

    Desde Lipovetsky a Capusotto observamos cómo el humor se burla de la política, pero no en el sentido de la oportunidad del humor, sino en el sentido de la oportunidad de la crítica. En realidad el “humor de los perros” es una crítica a la mala política, a esa forma tradicional que se establece como paradigmática de postulados republicanos, pero en el fondo solo opera para pelear por el status quo y la protección de los delitos cometidos en nombre de la política.

    Todo esto no excluye que –guste o no– la inteligencia humana no ha encontrado otra forma de administrar la República, sino desde la política y los políticos.

    Restaría fundar una meta paradigmática de una política más seria sin perder el buen humor social que tanto la supo combatir en sus malos tiempos.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 marzo, 2017, 9:43 am
  10. Los “maletines” para el pueblo
    20 marzo, 2017

    Tuvieron que pasar… ¿cuantos años? y… ¿cuántos gobiernos?, para que la tan cuestionada Itaipú, donde según todo el mundo, el Brasil se llevaba todos los beneficios y solamente quedaban migajas para el Paraguay, empezara a “hacerse sentir” en nuestro ambiente.

    Lo que decían los diarios de la época era cierto. Itaipú no le servía de nada al pueblo. Primero los brasileños se llevaban la parte del león… el “lomito”, compraban una energía a precio vil, muy lejos del precio de mercado, por debajo por supuesto, y Paraguay… miraba, chiquito, corrupto y sin posibilidades de mayor consumo, más que la del Acaray, que por entonces bastaba y sobraba para el subdesarrollo local.

    Por supuesto, los brasileños, expertos en esto de darte “comisiones” para que te calles, entretanto ellos se dan el festín, enseguida entendieron la “idiosincrasia” de los jefes del turno en el lado paraguayo.

    Y empezaron a salir los maletines. Opulentos, llenos de dólares, a cacharratas, como se dice en la jerga popular, dirigidos solamente claaaro, a parlamentarios que podrían joder la vida, a políticos de fuste y en la cima, la guinda de la torta, a los gobernantes y los jefes de estado a la cabeza. Pasaron así Stroessner, Rodríguez, Wasmosy, González Machi, Federico Franco, Lugo, Nicanor, etc, imagínese la cantidad de personajes que disfrutaron de la “fresca viruta”.

    Se esfumaron así millones y millones de dólares que fueron a parar a las faltriqueras de estos legionarios de nuevo cuño que volvieron a vender al país, como sus antepasados que se aliaron a las fuerzas invasoras que exterminaron al Mariscal López y por poco al Paraguay.

    En este caso no lo exterminaron, pero ¡¡¡cómo atrasaron salvajemente su desarrollo!!!

    ¿Por qué decimos esto? ¿Usted no lo ve estimado compatriota? Tiene noticias de que ahora Itaipú emplea millones de dólares en obras sociales, lo que antes no existía o eran simplemente parchecitos para tapar la boca de la gente. En todo lo bueno, en materia de obras de infraestructura y demás que se están haciendo ahora, usted verá, que hay aportes de Itaipú… ¿y antes? ¿por qué no? Porque los gobernantes anteriores, todos, eran ladrones de antología simplemente. Y encima, quedaron impunes…y aún más encima, algunos de ellos quieren volver. ¡Caraduras!

    Y los contreras dirán… pero bueno, eso tiene que hacerlo nomas luego el Gobierno?. Sii. Es cierto. Pero no lo hizo nadie antes. Y ese es un enorme tanto a favor del gobierno actual.

    Lo más probable es que por echar mano a estos “negocios” es que los stronistas, encabezados por “Marito”, están tan entusiasmados con la idea de volver al Gobierno. Sin duda, épocas doradas que no están pudiendo volver. La otra cara de esta moneda explica también por qué le tienen tanto miedo, tanta fobia, a la posibilidad de competir con Cartes en nuevas elecciones presidenciales. Basta que se saquen a colación estos números…

    El Gobierno se propone ahora, soplan buenos vientos, arreglar Yacyretá. Con los Kichner y su política de tirar “vito” el dinero del pueblo, no se pudo hacer nada. Aparentemente ahora sí.

    Así que con un poco de bendición de Dios, como dijo HC, se podría poner también- por fin – al “monumento a la corrupción”, al servicio del pueblo. A la EBY le falta esta redención

    Dos formidables palancas del desarrollo como debieron ser siempre.

    Solo que tuvieron que pasar cuatro o cinco décadas, para que alguien se atreva a arreglar este “pastel”.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 marzo, 2017, 8:30 am
  11. Duele decirlo, pero hay que contestarle a Pablo Herken

    Javier Alonso

    El mediático economista Pablo Herken fue en algún momento alguien que, en mi candidez infantil, lo veía como a un hombre a quien debía escuchársele cada vez que hablaba en un canal de televisión sobre sus opiniones de economía. Pero conforme fueron pasando los años, fue cambiando mi manera de ver (y comprender) la realidad que me rodea.
    Cabe destacar que quizás puedo compartir ciertas opiniones con este hombre sobre determinados temas que no voy a mencionar aquí, pero en muchas otras estoy en un profundo desacuerdo. Y más aún, cuando uno ve que alguien defiende con sofismas más que con argumentos las posturas sobre la realidad que afecta a millones de personas que habitan una nación.
    El primer argumento que Herken utiliza es que Paraguay está muy “sólido” para resistir las “tempestades”. No sé qué entiende por solidez ante la adversidad de la economía, pero si nos fijamos en las reservas internacionales netas del país (RIN) y en la deuda pública total (DPT), no vemos una situación de tanta solidez como se veían en años anteriores.

    Desde el año 2012 hasta el año 2016, la Deuda Pública Total (DPT) del Paraguay con relación a su PIB nominal en dólares subió del 14,5% al 23,1%. Así, las Reservas Internacionales Netas (RIN) con relación al PIB nominal subió del 20,2% al 26,2%. Si sólamente nos fijáramos en las reservas, pareciera que todo está de maravilla. Pero si miramos la razón Deuda Pública Total y las Reservas Internacionales Netas, vemos que ésta subió de un 71,9/100 a un 88,1/100 del 2012 al 2016. Es decir, el país está más endeudado con relación a las reservas que tiene del si tenemos en cuenta el período 2012–2016 (empeoró el “amortiguador” de Herken).

    Además, pareciera que vivimos en un país de maravillas si nos fijáramos en el aumento de las exportaciones y de las importaciones, sobretodo con la baja del dólar que ayuda a lo último. También es muy positivo tener una inflación bastante baja en estos tiempos. Pero en los últimos meses, según una encuesta de la DGEEC, el desempleo abierto para el cuarto trimestre del 2016 fue del 7.4%, superior al desempleo del mismo trimestre del 2015, que fue del 6%.
    Con relación al rechazo del parlamento a la emisión de nueva deuda soberana, pareciera una supina ignorancia por parte de estos y un acto de antipatriotismo. Pero aún si no fueran muy conscientes de sus acciones, rechazar al endeudamiento como método para el desarrollo del país habrá de ser una de las mejores decisiones que pueden tomar. Ningún país del mundo obtuvo su desarrollo económico en base a deuda.
    Varios países latinoamericanos lo intentaron. Y no sólo fallaron en el intento algunos, sino que también llegaron a caer en situaciones trágicas como el caso de la maltrecha Venezuela, otrora un país bastante próspero en vías a ser un país desarrollado que hoy tiene una economía que va en caída libre. Este país tuvo un manejo bastante irresponsable de sus finanzas públicas en los años 1970, apostando a la deuda soberana para el desarrollo nacional. Esto desembocó en las crisis del Viernes Negro de 1983, el Caracazo de 1989 y el fallido golpe de estado contra el presidente Carlos Andrés Pérez en 1992, que marcó el comienzo del ascenso de Hugo Chávez.
    En un contexto no muy diferente se encuentra Paraguay, porque al igual que Venezuela en aquellos años, tuvo una bonanza económica durante una década por el aumento del precio de su principal commodity de exportación (en el caso venezolano el petróleo, en el caso paraguayo la soja/maíz). En el caso venezolano, las bajas de interés a nivel internacional por el exceso de liquidez originado por la crisis del petróleo resultó atractivo para los gobernantes de turno para contraer deuda. Pero unos años después (y luego de malversaciones de la deuda, cosa que aquí también puede ocurrir perfectamente) se encontró con la suba de las tasas de interés en EEUU, que terminó representando una caída de los precios del petróleo, el fin de la bonanza y la aparición de dificultades para pagar su deuda, lo que llevo al Viernes Negro de 1983 en dicho país.
    En el caso paraguayo, hoy por hoy se sufre también los embates de la caída de precio de su principal commodity de exportación (la soja), incluso habiéndose recuperado marginalmente con relación a la suba que tuvo hasta principios del 2014 y de la coyuntura internacional, que se tradujo en un menor crecimiento económico a nivel regional y a nivel global.
    El señor Herken también debería aprender a ser más tolerante, sobretodo con la oposición al gobierno, cuando se refiere a éstos como gente que en otros tiempos “serían fusilados”. Muchas personas por pensar diferente fueron masacradas en distintos momentos a lo largo de la historia de la humanidad, y entre ellas, personas que luchaban por las libertades individuales y personas que estaban dispuestas a limitar el poder del Estado sobre sus vidas y las vidas de los demás.
    Más que el dogma, la mejor manera de poder defender las ideas es a través de la argumentación y no de la diatriba violenta que no acepta discusión de algún tipo. Si el señor Herken prefiere el debate antes que la imposición de las posturas, la confrontación de ideas antes que la confrontación armada de ideólogos y el respeto antes que el mero insulto, será mucho más admirable, aunque las ideas suyas sigan siendo para los que piensan como yo y como otras personas, erradas.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 19 marzo, 2017, 4:02 pm
  12. El día en que Herken se volvió un cartista

    Por Jorge Torres Romero
    El caso del analista económico Pablo Herken es otro claro ejemplo de lo mucho que nos falta avanzar como sociedad empezando por el respeto a las opiniones diferentes a las que uno tiene. Herken lanzó en cinco minutos tres reflexiones sobre la situación económica del país y el comportamiento de un sector de la clase política en consecuencia.

    En primer lugar dijo que a estas alturas del 2017 se confirma que la economía paraguaya quedó muy bien parada, con sus pilares muy firmes y una fuerza extraordinaria, destacando la buena coordinación de su política económica, lo que se traduce en un mejor bienestar para la gente.

    En segundo lugar, el analista sostiene que estamos empezando un año mucho mejor de lo que esperábamos y explica que eso se da no solamente en términos de un dólar que se cae, de una Ciudad del Este que se recupera o de las exportaciones, sino en las importaciones, puesto que en cinco meses seguidos, Aduanas obtiene una recaudación positiva, algo que no se veía y que revela una capacidad de consumo importante, inflación bajo control y además un récord de reserva monetaria internacional.

    Y por último, Herken disparó contra un sector de la clase política que cuestiona el veto al Presupuesto 2017 y la emisión de bonos soberanos por US$ 558 millones: “El Parlamento en general, la Cámara de Senadores en particular y la disidencia en detalle han traicionado a este país.

    Han sido antipatrióticos y de alguna manera están escupiendo sobre la comida de cada plato de cada paraguayo y la razón es que en su gran mayoría son cretinos económicos.

    Cretinos que no saben de economía. Enrique Bacchetta es el colmo de la ignorancia, la traición y la vergüenza. Esto es traición, traición de primera línea. Si fueran otros tiempos merecerían fusilamiento directo. Por el 2% del valor de la economía paraguaya me quieren descomponer la economía”, aseveró el analista.

    Uno puede estar o no de acuerdo con la lectura que hace Herken. Pero en economía los números son bien objetivos y muchas veces es difícil refutarlos para imponer otra realidad.

    He oído que los senadores aludidos por el analista hablaron en la semana, pero no he escuchado a uno solo refutarlo con contundencia de cifras, datos y proyección distinta a la que el periodista describió, sino lo contrario, todos ellos lo descalificaron y resumieron su análisis a que es uno más de los que ingresaron al “mundo Cartes”.

    Esta es la reacción natural de los actores políticos de la oposición. Reducir la voz del que piensa diferente a una supuesta condición de servil, alquilado y vendido. Los entiendo, todos juzgan así porque viven y siempre vivieron en esa condición.

    Es por este tipo de reacciones que retomo lo que un destacado periodista me repetía: “Por una cuestión de imagen, reputación, credibilidad y rating no me permito ni siquiera ponderar un aspecto positivo no solo de este, sino de ningún gobierno”.

    Si esta fuera la postura que asumimos todos, supongo que tendremos todavía para largo rato estas disputas maniqueas que no nos permitirán avanzar mucho. Ningún gobierno es o fue demasiado malo para haberlo hecho todo tan mal y tampoco ninguno es o fue demasiado bueno para haberlo hecho todo de manera excepcional.

    El disenso, las exposiciones de puntos de vistas diferentes, la observación de la realidad desde varias ópticas son tan ricas y saludables para una democracia, que percibo que quienes todos los días sostienen ese discurso del temor de la vuelta de la dictadura son los que menos aceptan o toleran ese disenso.

    Y esto lo experimentamos todos los días en diferentes áreas: El periodista que pondera un logro gubernamental es vendido, el ciudadano que repudia el aborto es un chupa cirio y ahora si me quejo por un bache en Asunción ya soy oficialista porque ataco a Mario, el opositor mejor posicionado.

    Si dejamos de encasillar, descalificar o etiquetar a la gente solamente por sus posiciones habremos dado un gran paso para la construcción de ciudadanía y lo que todos queremos, un país mejor. Puedo estar equivocado, pero es lo que pienso.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 19 marzo, 2017, 4:01 pm
  13. Otra vez quedaron en ridículo
    19 marzo, 2017

    Toda la campaña emprendida por el “grupete” de disidentes y opositores en contra de la emisión de bonos y las denuncias ante los organismos internacionales, no fueron más que un bluf que ha demostrado que la imagen del país ha mejorado tanto que en este momento, a pesar de los zapateos de algunos desubicados, el mundo nos mira con respeto y confianza.

    La información publicada ayer por nuestro diario, de que una de las más importantes calificadoras de riesgo a nivel internacional, la Standard & Poor’s, avala la emisión de bonos soberanos, es prueba más que suficiente de que nuestro país ha dejado de ser peligroso para el capital extranjero y hoy puede competir en igualdad de condiciones con las demás naciones.

    Desde hace varias semanas, los senadores que están empeñados en perjudicar al gobierno para así impedir que Horacio Cartes pueda tener posibilidad de apostar a un segundo mandato, iniciaron una campaña intensa en contra de la emisión de bonos, con el argumento de que para hacerla se necesitaba una ley del Congreso. Olvidando, porque así conviene a sus intereses, que al estar vigente el presupuesto del año pasado –en donde figura dicha emisión- la autorización del Legislativo también lo estaban.

    A lo largo de este empecinamiento, que, sin embargo, fue duramente criticado por expertos economistas de todos los sectores, los senadores cometieron una serie de irregularidades, desde lanzar la prohibición para que se emitan los bonos –como si un “grupete” pudiera tener alguna prerrogativa para hacerlo- hasta violar la Constitución con la denuncia internacional hecha por Robert Acevedo en nombre del Congreso, sin tener la autorización de la Cámara de Diputados.

    Pero ocurrió lo que ya habían adelantado los analistas, que no iba a pasar nada. Así que el circo montado por el “grupete” fue solo eso, un circo, sin ninguna consecuencia negativa para el país.

    De hecho, el informe analítico presentado por la Standard & Poor’s destaca que los desafíos políticos no debilitaron las instituciones del país o su capacidad para responder a los compromisos asumidos. Esto de por sí es un golpe mortal para los agoreros, que tienen ante sus narices la evidencia de que todos los ataques emprendidos en contra del gobierno no han tenido la capacidad de contrarrestar las inteligentes acciones organizadas por él.

    Hasta el grupo Citibank recibió el mandato de nuestro país de colocar los bonos en los Estados Unidos y Europa, y lo va a hacer porque la emisión que alcanza la cifra de 500 millones de dólares, está tan bien calificada que no hay dudas de que tiene el respaldo constitucional y la legalidad necesarios para su comercialización.

    Aunque, a fin de evitar una crispación innecesaria, el Ejecutivo aceptó que el Congreso aprobara una nueva ley, esta ni siquiera fue tratada por el Senado ya que la verdadera intención de disidentes y opositores no es darle un marco de legalidad a la emisión, sino impedir que el país pueda cumplir con sus obligaciones internacionales, todo con la misma idea de siempre, perjudicar la imagen de Cartes. Que esto, en realidad, perjudique la imagen del país y nos veamos afectados todos los ciudadanos, les tiene muy sin cuidado.

    Pero otra vez quedaron en ridículo; no les salió la jugada. Los organismos internacionales y las calificadoras de riesgo han vuelto a poner las cosas en su justo lugar.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 19 marzo, 2017, 3:42 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

A %d blogueros les gusta esto: