Espaldarazo al país

A fin de mes e inicio del próximo, Paraguay será sede de una cita histórica y trascendente. Toda la plana mayor a nivel económico y financiero del continente se dará cita en Asunción para el encuentro anual de la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se desarrollará aquí en su edición N° 58.

Una muestra de la trascendencia de esta cita es la cantidad de delegados y países participantes de este encuentro regional, el primero que recibe nuestro país luego de varias décadas, y que se desarrollará entre el 30 de marzo y el 2 de abril venideros.

Las Asambleas de Gobernadores del BID, así como de los gobernadores de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII) que se efectuará de manera simultánea, son las reuniones más importantes en el área de desarrollo económico y social de América Latina y el Caribe, ya que a ambos encuentros acuden aproximadamente unos 2.000 participantes provenientes del exterior. Entre estos representantes se encuentran ministros de Economía, de Finanzas o de Hacienda de los 48 países miembros, líderes del sector público, del sector privado, junto a representantes de la sociedad civil, la academia y los principales bancos y fondos de inversión del mundo.

Desde el anuncio de la realización de estas prestigiosas asambleas, hace ya varios meses atrás, se ha generado una enorme expectativa tanto en el sector público, que deberá como anfitrión ponerse a la altura de esta destacada cita, como en el privado, que es el que recibirá los dividendos directos, ya sea a través de los servicios que ofrezca, así como a las ruedas de negocios que puedan desarrollarse en esos días.

El Gobierno confía en que el empuje que tendrá esta cita regional ayudará a dinamizar nuestra economía, que ya ha demostrado en los últimos años su fortaleza, y que gracias a eventos de esta magnitud consigue atraer más miradas hacia el país, convirtiéndose en un atractivo para aquellos que buscan hacer negocios aquí.

De hecho, el evento ya impacta hoy, a más de tres semanas de su realización, en los rubros gastronómico y hotelero, que han sido los primeros favorecidos. Según los datos del sector, la mayoría de los hoteles están llenos para esos días, o con una altísima ocupación, lo que hace suponer del sobrado éxito del encuentro.

Eduardo Almeida, representante del organismo multilateral en Asunción, destacó la importancia de este evento al compararlo con otros acontecimientos masivos y de interés noticioso superlativo como la visita del papa Francisco, que fue en julio del 2015, y la del recientemente culminado Rally Dakar, que tuvo a Asunción, y localidades del departamento de Cordillera, como sede de las primeras etapas.

No cabe duda de que la cita regional es un espaldarazo hacia el Paraguay, porque muestra el grado de confianza que se tiene hacia el país para albergar este tipo de eventos. En este sentido, los grandes números muestran una fortaleza a nivel de la macroeconomía y del inmejorable clima de inversión que ha desarrollado a partir de políticas públicas transparentes y un ordenamiento en materia fiscal.

Es también una oportunidad para que Paraguay consolide su marca país a través de la concreción de inversiones que podrían tener lugar durante este encuentro. Los ojos de la región van a estar sobre nuestro país en las próximas semanas, y este guiño del continente no es fortuito, es el resultado de una disciplina exhibida a nivel del manejo económico y monetario, lo que ha posibilitado expandir el buen nombre de nuestro país a todo el hemisferio como un sinónimo de seriedad y responsabilidad. Es también una oportunidad para que el mundo conozca la calidez y la hospitalidad que brinda el paraguayo al visitante ilustre.

http://www.lanacion.com.py/editorial/2017/03/07/espaldarazo-al-pais/

Anuncios

13 comentarios en “Espaldarazo al país”

  1. Los negociadores de la política cachafaz

    El economista, analista político y periodista de opinión Juan Carlos Herken no escatimó adjetivos para referirse a los senadores que están operando incluso internacionalmente para boicotear la ejecución del presupuesto 2017, constitucionalmente aprobado tras el veto del Ejecutivo por falta de acuerdo con la comisión de Hacienda y la Presidencia del Senado, coyunturalmente controladas por la llamada “disidencia”, que nombra a una oposición igualmente coyuntural que reúne a colorados y a ciertos grupos de oposición, cuyo objetivo principal es sacar del escenario político a los candidatos con mayor posibilidad de ganar las elecciones, sin hacer la esencial diferencia entre intereses políticos coyunturales, electoralistas en este caso, y los intereses nacionales.

    Herken los trató de cretinos, mediocres, antipatrióticos y cachafaces; este último, un término que la academia define como de uso en nuestra región, con el significado de “descarado, pícaro”, pero que en nuestros vocabularios tiene un significado más denigrante, ya que es una persona sinvergüenza y descarada, es decir, que lo único que le importa es su interés y tiene el cinismo de exhibirlo públicamente como si fuera la verdad absoluta. En este caso, que están anteponiendo sus intereses personales a los del país, actuando con absoluto “descaro” y tratando de camuflar su accionar como una “preocupación nacional”. Y ahí está el principal “descaro”, de tratar de justificar el interés propio, pese a estar atentando contra el interés nacional, es decir, contra la economía nacional, positivamente calificada internacionalmente, pero difamada internacionalmente desde un grupete que ocupa cierto poder, lo que justifica la más seria acusación del economista: “traidores a la patria”.

    Efectivamente, entre los logros más importantes que ha alcanzado esta transición democrática, está el hecho de que se haya convivido civilizada y democráticamente, con alternancias en todos los poderes del Estado, en los departamentales y los municipales, y con un esfuerzo cada día más pronunciado de sacar al país de la miseria y el atraso. De ahí el fundamento del analista para acusar a los manipuladores de que el interés político contamine la economía. Es decir, que el interés de los particulares está en abierta y descarada violación del principio constitucional, de que el interés general debe primar sobre el particular. Es un hecho que suele darse internacionalmente, proveniente en muchos casos de intereses económicos de las grandes corporaciones, pero es un hecho abrumador que provenga de un sector dominante de uno de los poderes del Estado, que en vez de estar a las alturas de las circunstancias de un país en que se va consolidando la democracia y creciendo la economía, pese a arrastrar el gran atraso de los tiempos de república bananera, haya un “grupete” legislativo que siga pretendiendo que el poder se ejerza descaradamente en beneficio propio, poniendo en riesgo la economía del país.

    El ambiente caótico, promocionado mediáticamente a través de la preeminencia de los rumores por sobre las informaciones, no se refleja en las calles; como el ambiente de crisis no se refleja en la economía, salvo por el hecho de que existe aún una gran franja poblacional que está dentro de la pobreza, un hecho que no se debe a la actual coyuntura política y económica, sino que tiene una larga historia de desidia, de corrupción, de despilfarro.

    No es extraño por eso que en el lenguaje de los voceros visibles del “grupete” se vocifere amenazantemente el único período de crisis que tuvo esta democracia, el tristemente heroico e histórico Marzo Paraguayo, anunciando de nuevo posibles “ríos de sangre”, con gran apoyo de algunos de los sectores que en aquel trágico episodio apoyaron y encubrieron a los asesinos.

    El ambiente caótico, promocionado mediáticamente a través de la preeminencia de los rumores por sobre las informaciones, no se refleja en las calles; como el ambiente de crisis no se refleja en la economía, salvo por el hecho de que existe aún una gran franja poblacional que está dentro de la pobreza, un hecho que no se debe a la actual coyuntura política y económica, sino que tiene una larga historia de desidia, de corrupción, de despilfarro; en fin, que lamentablemente aún se refleja en sectores de la administración pública, que, con la larga tradición de más de un siglo de historia, aún se resisten a “la trasparencia”, que tratan de mantenerse en el poder sin tener que pelear los votos. Negociadores de la política cachafaz, pensando en los intereses propios; traidores a la patria.

    Me gusta

  2. País de oportunidades

    Otra empresa amplía su presencia en nuestro país con lo que de nuevo se confirma que estamos por buen camino. La Distribuidora Paraguaya de Alimentos SA (Dipasa) inauguró oficialmente su centro de distribución y logística a más de dar apertura de la cadena internacional de minisupermercados o tiendas de cercanía DÍA, que para los próximos cinco años prevé invertir 45 millones de dólares y emplear a 1.000 personas con las 100 tiendas planificadas mediante el capital extranjero.

    La destacada información se da momentos en que también se resalta que Paraguay tiene uno de los índices de crecimiento más importante en su clase media.

    En este mismo espacio hace unos días señalábamos que la importante recuperación económica que atraviesa Paraguay es innegable. Se sostuvo que esto se traduce en una economía más fortalecida y la proyección de una imagen de un país serio, que posibilita una mayor inversión pública y privada a nivel local, así como internacional.

    Además, decíamos, también crecieron los servicios a las empresas, a los hogares, el transporte y los servicios financieros. Este segmento, por ejemplo, es el que mayor espacio ocupa en cuanto a la composición de la economía (42,7%) por el lado de la oferta, según el Banco Central del Paraguay (BCP).

    Estos números se confirman, a modo simple, con el crecimiento de las empresas. En la inauguración de ayer, el director de Dipasa, Juan Montero, destacó que el objetivo de la marca es acercarse a los hogares con un concepto único de proximidad y bajo precio y agradeció al Gobierno Nacional por el apoyo para la instalación de la empresa en el país, lo que a su vez permitirá la llegada de más multinacionales y dará una importante oportunidad de crecimiento económico para la población.

    El consejero delegado del Grupo DÍA, Ricardo Currás, a su turno –y aquí una apreciación sumamente importante– expresó que Paraguay “es un país de oportunidades” que se ha caracterizado en los últimos años por la estabilidad macroeconómica.

    Igualmente, expresó que decidieron invertir en el país porque en los últimos años se notó un crecimiento macroeconómico estable, una apertura al exterior y un trabajo enfocado al desarrollo, que se nota en la clase media.

    Cabe apuntar, en ese sentido, que en el informe del 2016 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ya se destacaba el vertiginoso aumento que está teniendo Paraguay en su clase media y más aun proveniente de sectores de pobreza y pobreza extrema.

    El estudio consideró que el crecimiento de Paraguay es el más rápido de Latinoamérica, al pasar del 18% en el 2004 al 38% en el 2013, lo que representa un crecimiento de 20 puntos porcentuales en nueve años y en segundo punto un ritmo bastante acelerado de reducción de la pobreza, que descendió del 44% al 20% entre el 2013 y el 2014, lo que significa 24 puntos porcentuales. Además, se destaca que los puntos que favorecieron al resultado son el ingreso laboral, las transferencias sociales y el cambio demográfico que representó el ingreso de jóvenes y más aún de mujeres en el campo laboral.

    “Creo conveniente destacar la importancia para nosotros de iniciar una nueva aventura empresarial, en un país lleno de oportunidades como lo es Paraguay, de la mano de un socio local con una experiencia amplia en el sector de la alimentación, a través del cual ha nacido Dipasa”, refirió el representante de la firma.

    Los signos de recuperación económica, como lo decíamos, son innegables y favorece al crecimiento de miles de familias. Este debe seguir siendo el foco de atención de las autoridades del Estado, dejando de lado las diferencias, los enfrentamientos y el espíritu revanchista que en algunos sectores prima por encima de la necesidad de la gente.
    La crispación política por temas netamente políticos, muchos de ellos atados a intereses electorales, no debe afectar al trabajo que desarrollan las instituciones del Estado, porque, finalmente, si ello persiste los afectados no son precisamente los sectores de la política, sino la ciudadanía toda. Paraguay es un país de oportunidades, como bien se señaló. Debemos potenciar esa característica que se ha logrado.

    Me gusta

  3. Asamblea clave del BID sobre el papel de la mujer en América Latina

    En el marco de la 58° Asamblea Anual de Gobernadores del BID, a realizarse del 30 de marzo al 2 de abril, se tiene un orden del día con un ítem dominante a juicio de los organizadores: el papel de la mujer como motor de innovación y transformación en el pasado, presente y futuro de América Latina. Son cuatro los ítems a ser puestos sobre la mesa: Soluciones innovadoras en educación, empleo y salud; innovando en la política, la ciencia y la tecnología; el impacto de la cultura, el arte y las industrias creativas en el desarrollo; soluciones innovadoras para un futuro sostenible.
    Según estima el BID, son tres los problemas que enfrenta la mujer a escala continental y, por lo tanto, también en el Paraguay. El primero de ellos es su limitado acceso a recursos productivos. Con un factor latente y en permanente expansión, el cambio climático, los hogares campesinos, la mayoría de ellos encabezados por mujeres, disponen de un limitado acceso a tecnología, insumos y metodologías para impulsar la producción. El BID estima, además, que las mujeres centran su actividad en la producción de alimentos pero no llegan en forma orgánica a los mercados, cuya dinámica las sobrepasa y, por lo tanto, no tienen posibilidades de participar en la formación de precios derivados de la colocación de sus productos. Aunque la mujer paraguaya tiene una larga tradición de venta de productos de la tierra, su etapa comercial se reduce a pequeñas cantidades, siempre a merced de las cadenas de intermediación y con baja rentabilidad. El otro factor que enfrentan las mujeres, a juicio del BID, es su carencia de representatividad. Es limitada la cantidad de mujeres participantes de alguna forma asociativa y por ende con escaso acceso a capacitación en el uso de tecnología actualizada para mitigar los impactos derivados del cambio climático. La agenda del BID-CII buscará diagnosticar el nivel de importancia que tiene la mujer en la conducción de las cooperativas y en qué medida están involucradas en la toma de decisiones. Se espera que en esta cita continental se comprenda mejor el papel de la mujer en el desarrollo, motivando la incorporación de innovaciones como contribución de la mujer en diferentes áreas y que apunten a una elevación en la calidad de vida, con énfasis en la mujer rural.
    El BID tiende la mesa con la cooperación del Gobierno del Paraguay llamando a la mujer, en especial aquellas que participan de alguna forma asociativa, a asomarse al cambiante mundo en el cual la salud, la educación y el empleo son variables siempre presentes y generadores de la mayoría de los cambios que nos afectan.
    El objetivo del evento es informar, inspirar y motivar destacando innovaciones y contribuciones de la mujer en diferentes áreas y sus soluciones innovadoras que mejoran vidas en América Latina, el Caribe y el mundo.

    Me gusta

  4. La inclusión financiera
    Promover y facilitar que la gran mayoría de las personas de los diversos segmentos económicos puedan acceder de manera rápida y eficiente a la variedad de productos y servicios financieros de calidad es la meta principal de la inclusión financiera, una iniciativa que los organismos internacionales y que los gobiernos de los países se han encargado de crear condiciones para concretarla. Pero lograr la mayor penetración de las personas en el sector de estos servicios formales no solamente contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas, sino que es una apuesta decisiva hacia el crecimiento económico y por consiguiente favorece a alcanzar la estabilidad financiera. De allí que los gobiernos de los países en desarrollo hayan puesto énfasis en insistir en estrategias que impulsen este importante segmento.

    Con el apoyo del Banco Mundial, el Estado paraguayo ha comprendido este rol y a través de un conglomerado de organismos públicos ha concebido la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), cuyo objetivo principal es reducir la pobreza e impulsar el crecimiento económico del país.

    Y para ello, entidades como el Ministerio de Hacienda, el Banco Central del Paraguay o el Instituto Nacional de Cooperativismo, juntamente con el sector privado, apuntaron a áreas específicas para buscar este aumento. Así, se han enfocado en el incremento de las cuentas de ahorro, un mayor acceso a los créditos para las mipymes, aumentar la cobertura de los seguros, así como disminuir el uso de efectivo o de cheque para el pago de salarios y extender los servicios financieros a al menos 69 localidades más pobladas; es decir, cubrir la cuarta parte del país.

    Y esta serie de iniciativas ha empezado a dar sus frutos. Así, un informe de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), que toma datos del año 2016, señala que nuestro país lidera en cuanto al ritmo de avance del nivel de inclusión financiera en América Latina en los últimos 10 años.

    Paraguay presentó un incremento en el nivel de inclusión del orden del 291,8% con un promedio interanual de 16,4% por arriba de países más desarrollados como Brasil (que alcanzó un 52,2%), Argentina (51,3%) o México (46,5%). En la mayoría de los países hubo incremento en esta década, pero en ninguna ha crecido como lo ha hecho en el Paraguay.

    Un 58 por ciento de los adultos paraguayos utiliza algún tipo de producto financiero formal o comercial para gestionar sus finanzas diarias. Este número, que está en constante aumento, se debe principalmente a la dinámica presencia de las cooperativas y los proveedores de dinero móvil en Paraguay.

    Según datos detallados, un 58 por ciento de los adultos paraguayos utiliza algún tipo de producto financiero formal o comercial para gestionar sus finanzas diarias. Este número, que está en constante aumento, se debe principalmente a la dinámica presencia de las cooperativas y los proveedores de dinero móvil en Paraguay, que en conjunto alcanzan a un importante segmento de la población. El objetivo es ir incrementando y de ir posibilitando que más y más paraguayos puedan acceder a los servicios financieros de calidad. Y hacia ese norte marchan estos programas que se enmarcan dentro de la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF).

    Para ello, y pese a las estadísticas favorables, aún hay mucho por hacer. Por ejemplo, expandir estos servicios en áreas rurales del país que tienen limitado acceso a servicios financieros formales es uno de los objetivos a insistir en los próximos años.

    No cabe duda que el aporte de sector privado será vital, con la expansión del sector bancario así como a las compañías de telefonía móvil, a través del uso de agentes bancarios, dinero electrónico y servicios financieros móviles, será indispensable para alcanzar esas metas y reducir los márgenes de exclusión.

    Lograr la inclusión y otorgar dignidad a cientos de miles de personas es un objetivo primario. Pero más allá de este generoso fin, también existe una motivación especial: el acceso a los servicios financieros a través de la formalidad genera más consumo, y más movimiento de la economía lo que a su vez se traduce en más inversión en educación, salud e infraestructura. De allí su enorme importancia.

    Me gusta

  5. Cambios estructurales en la economía del país

    No caben dudas que uno de los aspectos en donde el Gobierno debe mejorar urgentemente es en cuanto a resultados económicos. Ello requerirá por parte del Gobierno un gran esfuerzo por transformar el modelo económico de uno centrado en las exportaciones con escasa diversificación y valor agregado a una matriz productiva con menor dependencia climática y externa y mayor impacto en el empleo decente y en las recaudaciones tributarias.
    No es fácil que un Gobierno logre cambiar estructuralmente la economía de un país. Para ello se requieren buenas políticas y programas, un plantel de funcionarios profesionalizados y comprometidos con los objetivos nacionales, y recursos suficientes.
    El Estado cuenta hoy con pocas políticas y programas, los que existen además son de baja cobertura, con escasa coordinación interinstitucional y muchos con diseños de mala calidad; por lo tanto, su potencialidad para generar transformaciones estructurales es mínima.
    Aun cuando se asumiera que su cobertura puede ser ampliada, los recursos públicos son claramente insuficientes. El aumento del endeudamiento externo es el mejor indicador de ello. Esto supone el peligro latente de tener que aumentar impuestos en el mediano y largo plazos, con las consabidas consecuencias en la inequidad tributaria.
    El año 2016 no puede pasar sin una reforma tributaria que implique reducir la desigualdad del sistema actual que descansa más en los que tienen menos y algunos sectores económicamente poderosos quedan al margen de una contribución justa con el fisco. Ello significa reducir el peso de los impuestos indirectos, aumentando el de los impuestos directos.
    La persistencia de altos niveles de subempleo e informalidad laboral pone en entredicho la lucha contra la pobreza y las posibilidades de mejorar la calidad de vida de los trabajadores, por lo que el desafío que se viene en esta materia es grande.
    Si bien ese problema concreto le afecta principalmente al Ministerio del Trabajo, otras instituciones como los ministerios de Agricultura y Ganadería y de Industria y Comercio y el Instituto de Previsión Social también tienen roles relevantes en la formalización del trabajo y, por esa vía, en el desarrollo del país.
    Buenos diseños de estrategias y una gestión pública eficiente y eficaz requieren una carrera del servicio civil, limitando al mínimo la posibilidad de influencia de los sectores políticos. El Gobierno debe contar con instrumentos serios para seleccionar y promover funcionarios bajo criterios estrictamente meritocráticos. No es suficiente la publicación de la nómina de funcionarios y sus salarios. La opinión pública tiene que ver variables que indiquen claramente que se contrata a los más calificados.
    Los obstáculos puestos a la corrupción deben generalizarse. La vigencia del contrabando, las maniobras en las compras públicas, los concursos y licitaciones amañados a favor de amigos del poder denunciados públicamente dan cuenta de la persistencia de una corrupción sistémica. No son pocos los desafíos económicos que se le presentan al Gobierno. Más allá de la estabilidad macroeconómica, la mirada debe estar centrada en mejorar el nivel de vida de gran parte de la población paraguaya, que hoy vive sumergida en la pobreza más absoluta.

    Me gusta

  6. Crecimiento económico

    La recuperación económica que atraviesa Paraguay es innegable. Esto se traduce en una economía más fortalecida y la proyección de una imagen de un país serio, que posibilita una mayor inversión pública y privada a nivel local, así como internacional. Este es el análisis que hace el Gobierno y los números respaldan esta apreciación.

    Se detalló en un artículo publicado en nuestro diario que tras el repunte económico de 4,1% en el 2016, crecimiento superior a lo estimado oficialmente, la actividad económica paraguaya muestra señales de crecimiento apresurado al inicio del 2017. Los primeros datos oficiales del Banco Central del Paraguay (BCP) arrojaron una expansión de la actividad paraguaya del 5,9% en el primer mes del año, de acuerdo al Indicador Mensual de la Actividad Económica Paraguaya.

    Según la descripción, en este crecimiento incidieron principalmente el buen desempeño de los servicios, la construcción y las manufacturas. Los técnicos del Banco Central mencionaron que, en cuanto a los servicios, se destaca el crecimiento del comercio que fue favorecido por los aumentos de las actividades relacionadas a la industria y la dinámica registrada por las importaciones que incidieron en los márgenes comerciales. “Se muestra una rápida mejora en las importaciones y eso repercute en el comercio, principalmente en las fronteras y aumenta el consumo”, analizó Miguel Mora, economista jefe del BCP.

    También crecieron los servicios a las empresas, a los hogares, el transporte y los servicios financieros. Este segmento, por ejemplo, es el que mayor espacio ocupa en cuanto a la composición de la economía (42,7%) por el lado de la oferta, señaló a su vez César Yunis, director de Estadísticas. “El sector de servicios tuvo una variación de 2,3% en los últimos 3 meses del año pasado con respecto al mismo trimestre del 2015. De esta manera, el sector acumuló una tasa de 1,6% en el 2016”, destacó.

    Desde la asunción de la actual administración se sostuvo que uno de los principales objetivos para la recuperación económica estaba centrado en la inversión en infraestructura. Y en ese sentido, se debe indicar que el sector de la construcción continúa exhibiendo un muy buen desenvolvimiento económico impulsado por los emprendimientos privados y por la inversión pública en infraestructura. Sobre el punto, el director de Estadísticas del BCP comentó que en el 2016, el sector cerró con un crecimiento positivo de 18,6%, en donde el privado juega un principal papel. Igualmente, cabe señalar que en la manufacturera aumentaron la producción de minerales no metálicos, productos metálicos, textiles y madera, destacándose además las industrias de alimentos.

    Paraguay debe seguir creciendo para beneficio de la gente, sobre todo la que históricamente fue postergada. En ese contexto, no se puede dejar de señalar que se prevé un fuerte plan de inversión, aunque aún debe ser apuntalado con más fondos.

    El plan de inversión de los Organismos y Entidades del Estado (OEE) es de 1.492.758.519 dólares para este año, según la Secretaría Técnica de Planificación (STP), que ya otorgó a estos proyectos el certificado de admisibilidad tras considerar que se adaptan a las prioridades marcadas por el Gobierno Nacional en el marco del Plan Nacional de Desarrollo Paraguay 2030. Aún falta el certificado de viabilidad fiscal, otorgado por el Ministerio de Hacienda, tras delimitar las fuentes de financiamiento de los proyectos, tras lo cual se les otorga el código del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), que es un prerrequisito para que se pueda tramitar su financiamiento o se incluya dentro del Presupuesto General de Gastos de la Nación, según el titular de la STP, José Molinas.

    Los proyectos presentados en su mayoría son en los rubros de infraestructura vial, seguido de proyectos energéticos, infraestructuras varias, agua y saneamiento, educación, defensa y seguridad, agricultura y ganadería, vivienda, financiero, salud, entre otros.

    Se debe explicar que la inversión programada pertenece a todas las instituciones que reciben dinero del Estado, tanto de instituciones dependientes del Ejecutivo como las entidades descentralizadas como intendencias y gobernaciones. Los proyectos de inversión pública son elaborados en base a unas metodologías de formulación y evaluación, lo cual es analizado por la STP en cuanto a la integralidad de cada proyecto.

    Debe ser comprobado ahora que la o las alternativas propuestas se encuentren evaluadas correctamente de acuerdo a las normativas y metodologías vigentes. Cada una de ellas debe ser a su vez rentable desde el punto de vista socioeconómico y ambiental, a más de promover la eficiencia, sostenibilidad y mayor impacto socioeconómico de los proyectos de inversión pública.

    Hay que considerar, entonces, que en la medida que se dé un crecimiento económico será posible una mayor inversión del Estado que beneficiará a la gente. De momento, nadie puede negar que los números avalan un buen trabajo y que se camina por un buen sendero. Ojalá siga de esa manera.

    Me gusta

  7. El Paraguay como referente de crecimiento y desarrollo

    Ya podríamos decir que no es noticia, aunque sí lo es, el concepto que en la región y en otros países del mundo consideren al Paraguay como el más prometedor y estable a la hora de hacer negocios e inversiones.

    Esta vez, no hablaremos de cifras de crecimiento estimado ni de los numerosos rubros que se van sumando a la vidriera en la que se exponen los negocios de todo porte. En este caso, nos referiremos primeramente al gran evento de importancia mundial que está a punto de realizarse por primera vez en nuestro país: la 58ª Reunión Anual de la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la 32ª Reunión Anual de la Asamblea de Gobernadores de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII).

    El gran encuentro se realizará en Paraguay, desde el jueves 30 de marzo hasta el domingo 2 de abril. Del mismo, participarán delegaciones de primer nivel de numerosos países del mundo, tanto desarrollados como en vías de desarrollo. Se tratarán temas de vital importancia y por esos días, Paraguay será un centro mundial de gran importancia y también desde aquí saldrán hacia el mundo noticias relacionadas con el crecimiento económico y solución a problemas estructurales y puntuales para diferentes regiones.

    Además de importantes delegaciones conformadas por las más altas autoridades del BID, se prevé la realización de un foro empresarial el viernes 31 de marzo, del que participarán nada menos que 500 empresarios de países de la región y el mundo.

    El foro, denominado “América Latina y el Caribe: una agenda de crecimiento y desarrollo”, pondrá su foco e interés en debatir sobre los desafíos que el presente y el futuro cercano implican para la región y especialmente se analizará cómo los cambios en el mundo entero afectan a Latinoamérica y el Caribe.

    La idea expresada desde el Ejecutivo y las instituciones que organizan el gran evento es ayudar a entender y a poner en marcha procesos que apunten a debatir sobre los grandes desafíos que se llevan adelante en la región y cómo los cambios en el mundo la afectan.

    Esta atención especial a la región y la posibilidad de reunir a gran cantidad de especialistas en los diversos temas relacionados con el desarrollo es una oportunidad única para el Paraguay y debe aprovecharse con espíritu amplio y empuje patriótico e incluyente. La idea expresada desde el Ejecutivo y las instituciones que organizan el gran evento es ayudar a entender y a poner en marcha procesos que apunten a debatir sobre los grandes desafíos que se llevan adelante en la región y cómo los cambios en el mundo la afectan y la afectarán.

    Y, sobre todo, qué se puede hacer al respecto desde Latinoamérica para poder impulsar cada vez más una mayor integración con los países de la zona y también ganar cada vez más mercados para exportar los productos y hacer negocios que resulten en mejorar la economía y el comercio de los países.

    En este contexto, Paraguay presentará al mundo su marca país, mostrando todo su potencial y la posibilidad de negocios e inversiones en todos los sectores de la economía del país. Por ello, esta ventana o vidriera abierta a la región y al mundo, que será este gran encuentro en el que se recibirá a miles de personalidades y delegaciones, debe ser prioridad absoluta para las instituciones involucradas, pero también la ciudadanía debe considerar y valorar esta oportunidad, como un esfuerzo al servicio de todos y para beneficio de todo el país.

    Me gusta

  8. Obras públicas sin glamur

    De acuerdo a una comunicación oficial del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, el Paraguay “está entre los países latinoamericanos con menor cobertura de alcantarilladossanitarios”. Las cifras de cobertura son verdaderamente deprimentes: 10% de la población está asistida por redes de canalización de aguas cloacales y sólo el 3% conectada a un sistema dotado de planta de tratamiento.

    De acuerdo a una comunicación oficial del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, el Paraguay “está entre los países latinoamericanos con menor cobertura de alcantarilladossanitarios”. Las cifras de cobertura son verdaderamente deprimentes: 10% de la población está asistida por redes de canalización de aguas cloacales y sólo el 3% conectada a un sistema dotado de planta de tratamiento. Compartimos esa triste posición con Nicaragua, Haití, Honduras, Guatemala, Guyana, Ecuador, Dominicana y el Salvador. Estamos muy lejos de países como Argentina, Uruguay, Chile con coberturas que parten del 65% para llegar al 90% de la población. Incluso Bolivia, que compartía para fines del siglo XX con nosotros la misma pobreza de sistemas cloacales pudo despegar y para el año 2015 llegaba con colectoras y plantas de tratamiento de aguas negras a un 38% de la población general.

    ¿Cómo se explica este criminal atraso en cuestiones ambientales?En el Paraguay aún no hemos podido solucionar dos ejes clave en materia de infraestructura sanitaria: redes cloacales y tratamiento de residuos sólidos. La única ciudad del país que cuenta con cobertura casi total de alcantarillado sanitario es Encarnación,dotada de este servicio mediante inversiones realizadas por la Entidad Binacional Yacyretá.

    El resto de las ciudades, incluida Asunción y todas las del área metropolitana literalmente se asientan sobre una napa freática alimentada por centenares de miles de pozos ciegos. Estudios recientes indican que casi el 50% del acuífero Patiño, que suministra agua potable a dos millones de habitantes del departamento Central y parte de Paraguarí, está contaminado con coliformes fecales y va camino a convertirse en fuente no confiable de agua si previamente no se le hace el tratamiento correspondiente.

    Estudios especializados indican que el acuífero recibe también gran cantidad de nitratos, altamente tóxicos para el ser humano. Sin embargo, pese a todos estos indicadores alarmantes, sigue dando vueltas en el MOPC un proyecto para construir redes colectoras de aguas negras y plantas de tratamiento en el Área Metropolitana. Se trata de una inversión de US$ 545 millonesen una licitación que hasta el momento sólo tiene un oferente sin que el Gobierno se decida a adjudicar las obras o bien declarar desierta la licitación y reformular el llamado. Especialistas en la materia afirman que es absurdo que el MOPC quiera adjudicar toda la obra –de vastas proporciones- a una sola empresa en lugar de fraccionar todo el conjunto en módulos de menores dimensiones, abriendo la oferta y permitiendo participar a más empresas, incluidas las nacionales. Hasta el momento, una empresa española asociada a su contraparte paraguaya es el único oferente en la licitación.

    Lo dijimos antes y lo reafirmamos: el drenaje de aguas negras y su tratamiento soterrado no ofrece el mismo glamur para las fotos y los videos de propaganda que las autopistas y los súperviaductos. Sobre todo en un año de fuerte contenido político.

    http://www.5dias.com.py/54343-obras-publicas-sin-glamur

    Me gusta

  9. El crecimiento del PIB debe beneficiar más a la población

    El Banco Central del Paraguay (BCP) informó esta semana que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) en el 2016 cerraría en 4,1% , lo cual se considera un nivel relativamente bueno, teniendo en cuenta el contexto internacional de la economía. El desafío será que este buen desempeño económico se traduzca en mejores empleos, mayores ingresos y menos pobreza para la población, especialmente para quienes cuentan con menos recursos. Es decir, importa saber a quiénes y en cuánto beneficia este crecimiento económico, sobre todo teniendo en cuenta que al parecer hay algunos cambios importantes en los sectores que impulsaron este resultado.
    Según el informe del BCP, la agricultura presenta una evolución promedio similar a la de los dos años anteriores, explicada por el buen rendimiento de la campaña sojera y de otros rubros, como el maíz, tabaco, caña de azúcar, poroto y maní. La soja es el rubro que mayor peso relativo tiene en la estructura productiva agropecuaria; una parte de esta se exporta con bajo valor agregado, mientras que otra proporción no menor forma parte de la industria de reciente instalación en el país.

    La ganadería, como parte del sector primario, muestra un nivel de crecimiento similar al promedio general, aunque en el 2016 se observó una alta volatilidad en cada uno de los trimestres analizados.

    El sector de la construcción da la nota relevante, debido al alto crecimiento registrado con respecto al año 2015. Este importante resultado se relaciona tanto con la actividad privada, como por la fuerte inyección de recursos públicos otorgados al sector.

    El sector de electricidad también muestra una evolución anual por encima de los promedios de años anteriores, derivados de la producción récord de energía eléctrica de las dos binacionales más importantes para el país: Itaipú y Yacyretá. Los servicios, si bien con respecto al año anterior muestran una recuperación, la tasa de crecimiento promedio en el 2016 se situó por debajo de los últimos cinco años.

    Más allá de los resultados exitosos en la producción de bienes y servicios, para evaluar con mayor precisión y de manera comprehensiva el desempeño económico del país en el 2016, es necesario esperar los resultados de la encuesta de hogares que provee datos de ingresos, empleo y pobreza.

    Sin esta información será difícil precisar de qué manera, el crecimiento del 4,1% del PIB benefició a la población. Importantes teorías económicas del siglo pasado señalaban que el efecto derrame del crecimiento haría que las mejoras macroeconómicas se transmitieran a nivel micro, es decir, al nivel de ingreso de las familias y con ello al bienestar de las personas.

    Hoy sabemos que esto no es tan cierto. No cualquier tipo de crecimiento se transforma en desarrollo, por lo cual, será necesario esperar unos meses más, hasta la presentación de la Encuesta Permanente de Hogares, para analizar mejor este resultado.

    El objetivo de las políticas públicas y de la existencia de un Estado es justamente implementar los mecanismos que garanticen que el buen funcionamiento de la economía –medido por el aumento de la producción– se transforme en un aumento de las capacidades y oportunidades de las personas. El éxito de la política pública debe valorarse a partir de una visión más amplia y globalizadora de la economía y no tan solo del producto interno bruto.

    Me gusta

  10. Buenos trabajos

    Por Juan Luis Ferreira

    La remuneración que se recibe por una tarea es muy importante, pero existen muchas otras variables que son significativas: seguro social, planes de jubilación, ayuda para educación, ayuda para traslados, ayuda para alimentación, y desde luego el sentirse reconocido, ser parte de algo, tener buenas referencias, ser respetado y tener perspectivas son factores también valorizables.

    Aunque es práctico y cómodo hablar de un trabajo habitual, en un horario, tarea y lugar habituales, la sociedad actual es mucho más compleja y variada. Recientemente, se han vuelto a difundir públicamente datos que más del 90% de la población activa se dedica a pequeños emprendimientos y proyectos personales. Ninguna de las apetecibles variables mencionadas más arriba suele darse en estas actividades.

    Hace algún tiempo escribí en esta misma columna sobre la experiencia sueca de reducir el horario a 6 horas. Todas las evaluaciones científicas después de varios años y hasta el momento, concuerdan que en gran mayoría el horario reducido es beneficioso para todos. No es un modelo perfecto, desde luego.

    En algunos casos es inaplicable, en otros casos es más caro y en otros casos hay aún temas culturales que generan rechazo, bajo ciertas circunstancias. Parece funcionar muy bien para enfermeras, por ejemplo, siempre y cuando se puedan manejar bien los turnos.

    Sabemos que la actividad rural no puede manejarse con enfoques rígidos, ni la médica, policial o militar. Un tema “hermanito” de este son los permisos y vacaciones. Todos envidiamos la curiosa “feria judicial” que parece un juego de palabras que nos lleva a reflexionar cómo la justicia puede tomarse descanso. Entendamos que cada actividad puede tener sus propios y válidos parámetros.

    En Estados Unidos la jornada laboral era de 18 horas. Por eso, en 1791 la huelga de los carpinteros obedecía a lograr una jornada de 10 horas. Robert Owen fue un empresario socialista británico que además de impulsar el cooperativismo lideró la demanda 888: 8 horas para trabajar, 8 horas para vivir (¡así mismo: para vivir!), 8 horas para descansar.

    Hablamos del siglo XIX. Actualmente debido al auge de las comunicaciones y herramientas tecnológicas ya hay países que conceden al colaborador beneficios cuando es interrumpido por celular o correo electrónico en sus horarios no laborales.

    Lo ideal, supongo, es que todos puedan equilibrar sus vidas. Si puede hacerse bajo el marco legal, genial, pero si el marco legal no puede ser respetado, no existe o es ambiguo, yo trabajaría igual. Si puedo ejercer mi talento, me compran lo que hago, no le molesto a nadie, y me siento conforme y realizado en mi comunidad, adelante. Convenir bajo nuestras características un código laboral, trato justo, seguridad social y acuerdos afines, son tareas impostergables.

    Que el Espíritu Santo nos ilumine para conciliar el mejor escenario laboral posible.

    Me gusta

  11. Oscuros intereses que degradan la República
    Por Jaime Egüez

    Hemos pasado por un episodio muy interesante en la vida de la República, que nos invita a reflexionar ante qué escenario estamos transitando todos los ciudadanos de nuestro país. Aunque muchos de los lectores no se hayan percatado, tenemos en curso un quiebre institucional en la Gobernación del Guairá.

    Y aun cuando muchos de nosotros creamos que no nos afecta esto, la verdad es que sí nos afecta, porque detrás de cada acción de este tipo existen oscuros intereses de administración de poder, virus que se está propagando por la República y ha comenzado a afectar a muchas instituciones de la sociedad civil.

    Lo que para los ciudadanos es normal ver en el área de la política, que es una lucha por imponer poder sin marcos de valores o escrúpulos morales para luego servirse del mismo poder “atendiendo intereses netamente personales”, está siendo permeado como prácticas permitidas en todas las instituciones de la sociedad.

    En otras palabras, los políticos nos están contagiando. La frase “lo que está mal, está mal, aunque lo haga todo el mundo; lo que está bien, está bien, aunque no lo haga nadie”, ahora es más que nunca una oración que debemos repetir en todos los estamentos, en nuestras familias con nuestros hijos, en los colegios, en las empresas, en las instituciones de la sociedad civil.

    Este virus es fácilmente identificable en cualquier persona o ante alguna situación dada, porque tiene los mismos síntomas. En diversos lugares o escenarios aparecen estas personas que afablemente te ofrecen algo totalmente fuera de lugar a cambio de un precio por tu silencio, por tu omisión, por tu complicidad.

    Te ofrecen algo para opacar tu conciencia, la que grita avisándote que algo está mal. En este proceso de confusión personal que todos hemos pasado en algún momento no llegamos a entender los intereses que mueven a la contraparte que nos ofrece la denigración a cambio de algo.

    Entender y buscar identificar afanosamente estos intereses, normalmente escondidos al discernimiento público y lógicamente muy tergiversado por el mismo impulsor de la acción de sometimiento de un poder a sus intereses personales, son de vital importancia para no solo neutralizar una acción que solo atiende un afán egoísta y soberbio de una persona, sino también para salvaguardar la convivencia civilizada de la sociedad.

    En la estructura donde existe lo que denomino poder real para generar espacios de beneficios económicos, vamos a encontrar una gran manada de estos animales de la sociedad que buscan sirvientes y adeptos para realizar sus acciones perturbadoras de la institucionalidad de la República. Entonces lo que siempre me pregunto es por qué no nos dejamos de mentirnos a nosotros mismos e inquirir directamente: “explícanos cuáles son tus intereses personales en esto y luego veremos si nos parece adecuado apoyarte o no”.

    Siempre estamos escuchando los beneficios que estas personas nos ofrecen. En especial, en cuestiones populistas a cambio de apoyarlos a hacer cosas no apropiadas o participar de procesos como zombis donde no somos capaces de discernir lo que está bien o mal, porque solo atendemos “los regalos o promesas de beneficios que nos ofrecen estas personas”. Hemos retrocedido años en la humanidad, o quizás nunca hemos evolucionado a una sociedad más justa, más solidaria, más transparente.

    A propósito, quiero insistir que esta reflexión no apunta a que no seamos ambiciosos. Apunta a que no somos transparentes con lo que realmente nos interesa. Maquillamos y escondemos nuestros mezquinos intereses de la población o de los que nos servirán para ir adelante en un proyecto. Exijamos a todos, la transparencia de sus intereses, sobre todo en temas relacionados con la existencia de la sociedad como punto de crecimiento, justicia y dignidad de nuestra propia condición humana.

    Me gusta

  12. Paraguay competitivo

    La consideración internacional hacia el país ha cambiado. De ser considerado uno con baja calificación en imagen, transparencia y en estabilidad para inversiones, Paraguay empieza a ser catalogado en niveles que benefician y beneficiarán a la economía.

    Como ejemplo se puede mencionar un nuevo informe dado a conocer recientemente. En esta ocasión es de la consultora internacional alemana Roland Berger Strategy Consultants, que sostiene que el país posee expectativas “más que positivas” que propician un buen ambiente para la concreción de inversiones.

    La información fue brindada durante la presentación de “Paraguay como plataforma competitiva” ante empresarios de la Cámara de Comercio de Nuremberg.

    De acuerdo con los detalles, los expertos de esta firma, una de las más importantes a nivel internacional en Europa, destacaron el buen clima de negocios, como así también las ventajas y desventajas de invertir en Paraguay, concluyendo que el país tiene expectativas “más que positivas” para la inyección de capital privado.

    El estudio confeccionado por la consultora responde al pedido especial de la Cámara de Industria y Comercio Paraguayo Alemana, para demostrar los resultados durante la gira comercial que integran con una delegación paraguaya, según la información oficial.

    Entre las ventajas que proyectaron en la presentación, se identificaron que en el país las oportunidades giran en torno a los bajos costes laborales, baja carga impositiva, un gobierno que incentiva la inversión y la capacidad de comercio libre dentro del Mercosur. Entre los riesgos incluyen una fuerza de mano de obra aún no acostumbrada a trabajar con productos de alta tecnología, la falta de bases de suministros y la infraestructura limitada. Sobre estos aspectos se debe seguir trabajando.

    Finalmente, la consultora indicó que –a pesar de los “motores económicos” de la región se desaceleraron– Paraguay todavía muestra un buen ritmo de crecimiento, “señal que deben tener en cuenta los inversores extranjeros”.

    La noticia proporcionada por el Gobierno señala que en esta serie de reuniones con empresarios, funcionarios de multinacionales y autoridades comerciales figura en la agenda fijada por el ministro de Industria y Comercio (MEC), Gustavo Leite, para las misiones comerciales a ser realizadas tanto ahora en Alemania como la próxima semana en España. Se detalló que la gira tuvo así su inicio el martes 7 de marzo y se extenderá hasta el viernes 17 de marzo del corriente.

    Cabe apuntar que la consideración de la consultora Roland Berger Strategy Consultants coincide con la apreciación de otros organismos internacionales que han señalado que Paraguay dejó de tener una mala imagen.

    Esto se debe a un buen trabajo en varias áreas. En ese contexto hay que destacar que luego de arrancar con el “pie derecho” el 2017, Paraguay muestra más señales de recuperación al segundo mes del año, pues tanto las exportaciones como las importaciones aumentaron bastante. Los envíos locales crecieron 11,6%, empujados por la soja, carne y energía eléctrica, según destacó el Banco Central del Paraguay (BCP). Así lo detalló un artículo publicado en este mismo medio.

    De acuerdo al informe de Comercio Exterior, el valor de las exportaciones a febrero del 2017 alcanzó US$ 1.871,4 millones, superior a los US$ 1.676,2 millones registrados a febrero del 2016. Entre sus componentes, las exportaciones registradas alcanzaron US$ 1.433,7 millones, superior en 4,4% con relación a febrero del año anterior; las reexportaciones se incrementaron en 45,3%, totalizando US$ 431,9 millones; mientras que otras exportaciones, que contemplan la reparación de bienes y productos adquiridos en puertos por medios de transporte alcanzaron US$ 5,8 millones, cifra que representó un incremento de 11,9%.

    Estadísticas del Sector Externo de la banca matriz señalan que los productos primarios tuvieron la mayor incidencia positiva. “Este crecimiento se explica principalmente por los mayores valores exportados de semilla de soja (13,7%), pese que en volúmenes el resultado se presenta con disminuciones (-4,7%). Aun con esto, la semilla de soja se destaca entre los productos más dinámicos”, se enfatizó del BCP.

    En cuanto a las importaciones totales al mismo período alcanzaron US$ 1.678,0 millones, lo cual representó un aumento del 17,4% con respecto a enero y febrero del 2016. Esto –según el BCP– está explicado por un comportamiento dispar de sus componentes, donde las importaciones registradas, con un total de US$ 1.546,8 millones, aumentaron en 20,7%, y las “otras importaciones”, que alcanzaron US$ 131,2 millones, presentaron una caída del 11,7%”.

    Los números y las consideraciones internacionales reflejan sin lugar a dudas que el país está transitando por un buen momento, que puede ser mejor si desde parte de la clase política se dejara de lado la intención de frenar todo y se enfocara en priorizar el país.

    Me gusta

  13. Incertidumbres

    Nada peor que la incertidumbre en cualquiera de las actividades humanas. Tal y como lo dice la Academia, la falta de “conocimiento seguro y claro de algo” o bien la ausencia de una “firme adhesión de la mente a algo conocible, sin temor de errar” crea ambientes de zozobra y desata temores e incertezas que obligan muchas veces a cancelar iniciativas o variar de rumbo.
    Nada peor que la incertidumbre en cualquiera de las actividades humanas. Tal y como lo dice la Academia, la falta de “conocimiento seguro y claro de algo” o bien la ausencia de una “firme adhesión de la mente a algo conocible, sin temor de errar” crea ambientes de zozobra y desata temores e incertezas que obligan muchas veces a cancelar iniciativas o variar de rumbo. Los latinoamericanos sabemos mucho de incertidumbres por la inestabilidad que nos caracteriza como entidades políticas soberanas. Muchas naciones hemos superado largamente los dos siglos como República y aún estamos lejos de consolidarnos en lo institucional.

    El Paraguay no es la excepción. Hace 206 años que rompimos con la metrópoli colonial y que debimos luchar denodadamente para impedir que el yugo monárquico fuera reemplazado por el amenazante dogal del virreinato porteño erigido en aquella altisonante y efímera entidad denominada Provincias Unidas del Río de la Plata.

    Teníamos clara nuestra idea de soberanía e independencia, tanto que nos costó una cruel guerra en la que perdimos vastos territorios y miles de vidas pero de la que salimos fortalecidos como Nación y como República. Al menos eso creímos luego de padecer, a lo largo del siglo XX, una larga sucesión de golpes y asonadas, otra guerra internacional y una de las dictaduras más duraderas del continente de la cual salimos, una vez más, pagando una alta cuota de sufrimiento.

    La transición iniciada en 1989 tuvo un momento cumbre el cual, con sus aciertos y sus errores, nos permitió avanzar en el camino de la institucionalización: la convención nacional constituyente y su producto final, la carta magna que nos rige. Quisimos asegurarnos, en esos días, de que las aventuras totalitarias y los proyectos personalistas fueran definitivamente enterrados. Colocamos explícitamente a la dictadura fuera de la ley, renunciamos a la guerra aunque no a la legítima defensa como nación soberana y prohibimos la reelección presidencial porque hemos padecido, bajo esa figura, los efectos de la megalomanía y el providencialismo de manera descarnada y sangrienta.

    No debemos olvidar todos esos tramos amargos de nuestra historia o, como asegura el proverbio, estaremos condenados a repetirlos una y otra vez. Los convulsivos síntomas de que volvemos a caminar en esa dirección, la de copiar los errores del pasado, minan lo poco o mucho que hemos logrado en nuestro camino de consolidación como democracia, cubriendo a este sufrido Paraguay con una densa niebla de incertidumbres. En medio de ella, es poco probable tener ese “conocimiento seguro y claro” que se requiere para concretar cualquier proyecto de bien público.

    Y si ese clima nos desalienta a quienes vivimos en el Paraguay, cómo pedir a extranjeros que vengan a trabajar e invertir con confianza, cuando nada parece convencer a los responsables de la conducción política de abandonar su insensato propósito de dinamitar la República.

    A este fin último y letal parece estar condenado el Paraguay.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s