estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Los muertos no servirán para nada

Anuncios

Acerca de jotaefeb

arquitecto jubilado, hoy "hurgador" de la filosofía de vida, de las cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

5 comentarios en “Los muertos no servirán para nada

  1. Decadencia
    4 marzo, 2017
    A raíz de un conflicto entre bancadas por la conformación de comisiones asesoras, la Junta Municipal de Juan E. O’Leary aún no pudo sesionar, pues los oficialistas abandonaron las últimas tres sesiones ordinarias y dos extraordinarias. Según las explicaciones del vicepresidente de la Junta, Roque Ruíz (ANR), el conflicto surge debido a que los oficialistas quieren cambiar el formato de la conformación de las comisiones, en cuanto al número de integrantes. Según Ruíz, algunas comisiones se fusionaron, de las 8 a 9 que había, se redujeron a solo cinco.
    Los concejales liberales optan por abandonar las sesiones y dejar sin quórum para tratar la conformación de las comisiones. Pero el problema no termina allí, esta situación de indefinición de los ediles ya está comenzando a afectar a los contribuyentes ya que las notas que ingresan al organismo no pueden ser tratadas. Desde el inicio de las actividades legislativas en la Junta, nada se pudo hacer debido a este conflicto, según reconocieron los mismos concejales.
    Para agravar el problema, los ediles colorados denunciaron que no cobran su salario desde hace dos meses. A lo que el intendente Francisco Amarilla, del PLRA, respondió que no cuentan con los recursos, porque los miembros de la Junta Municipal inflaron el presupuesto para que puedan aumentar sus dietas.
    Lo que acontece en O’Leary es la caricatura de toda la política paraguaya. Las autoridades son elegidas para servir a la ciudadanía y una vez en el cargo, priorizan sus intereses particulares olvidándose de sus verdaderas funciones. No son capaces de demostrar un poco de racionalidad y madurez para priorizar los verdaderos intereses de la comunidad, al contrario, se enfrascan en peleas que no aportan nada ni conducen a nada, más que bloquearse mutuamente.
    Una situación similar se vive a nivel nacional con la disputa entre el sector oficialista y los opositores con el tema de la reelección presidencial. El segundo semestre del año pasado fue desperdiciado en debates sobre la enmienda y la reelección, ya estamos en el tercer mes del año y todavía seguimos en el mismo atolladero.
    La sociedad debe reclamar a los principales partidos políticos por la irresponsabilidad de postular como candidatos a ciudadanos incapaces de adoptar posturas racionales y de discutir con altura, y por sobre todo, poner en primer lugar los intereses ciudadanos. Como consecuencia de esta irresponsabilidad, es que los partidos políticos, cada vez más, están en decadencia.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 4 marzo, 2017, 11:06 am
  2. La madre del Borrego
    4 marzo, 2017

    El gobierno está haciendo bien las cosas y cualquiera que esté en su sano juicio, lo aprecia sin problemas. Los números son enormes,francamente irrebatibles. Se puede decir muchas pavadas al respecto, como está ocurriendo en realidad, pero nada consistente.

    Anotamos de puro gusto, solamente tres logros del gobierno que circulaban ayer en un panfleto anónimo en las redes sociales.

    En estos 3 años de gobierno se hicieron más rutas que durante los 3 períodos anteriores juntos, se abrieron más de 50 fábricas, se entregaron más casas que en todos los períodos juntos desde la época de la dictadura…sólo botones de muestra.

    Entonces, uno se pregunta, ¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué tanta saña en los principales diarios? Como es que los diarios extranjeros, importantes, O Estado de São Paulo, entre ellos, por citar sólo uno, nos ven con buenos ojos, aprueban lo que está pasando aquí, lo aplauden incluso…¿Y nosotros?…todo lo contrario, bombas y más bombas,como se dice en la jerga periodística.

    Será que los casos de corrupción que involucran a altos funcionarios del gobierno son centenares, escandalosos, latrocinios terribles como en el pasado, cuando ABC por citarlo, los denunciaba, con justa razón, sobre todo en la época de la dictadura, donde incluso te podías ir preso oconfinado o torturado o liquidado, por afirmarpor ejemplo que una localidad estaba desfalleciente por la inundación. Es el caso de Roberto Thompson Molinas, secretario de redacción de ese diario que fue confinado a Mariscal Estigarribia, durante largo tiempo porque tituló “Pilar se está muriendo”. Casos emblemáticos durante la época de la dictadura.

    Lo que dijo en aquella ocasión ABC resulta a todas luces una zoncera. Lo que dice hoy ABC todos los días contra el gobierno, es una catarata de falsedades, como recurso de venta de diarios nomás ya oiporama.

    ¿Será que estamos a la altura de la dictadura de Stroessner en materia de corrupción y derechos humanos? Para el diario desatinado y su pequeño seguidor, el periódico de Vierci, aparentemente estamos peor. Resulta difícil digerir esta situación, ¿No?

    Entonces…¿Cuál es el quid de la cuestión?

    Para ensayar una respuesta en el caso de ABC especialmente, hay que hurgar un poco en la historia reciente. Cuando “Acero” se enamoró de Lino O., y lo defendió a capa y espada, pese a que sus connotados periodistas, la mayoría de ellos siguen estando hoy, querían esconderse de la vergüenza que ello les causaba.

    “Acero” está nuevamente enamorado. Esta vez del carilindo “Marito”, la misma razón por la cual, Blanca Ovelar, también es su ferviente defensora, y con un cinismo e hipocresía digno de mejor causa, emprendió una feroz campaña contra HC, donde todos los recursos son buenos, para apartarlo del camino presidencial y lograr encumbrar al delfín del bueno de “Don Mario”. Esta y no otra es la causa de todos los males que está padeciendo el Gobierno Nacional y por ende, el país.

    La “entente” de la sargenta Masi en el Senado y toda la parafernalia conexa, respira a través de ABC Color, que es el buque insignia de la campaña.

    La gente bien intencionada se preguntará entonces. ¿Cómo contrarrestar esto? No darle pelota no es la solución. Nicanor se fue así chutado por la puerta del fondo.

    No hay milagro posible. Zuccolillo no entrará en razones. Para más le estropean de paso los negocios turbios que pretende hacer con el Estado. Que refute, si puede, los documentos que lo incriminan en el caso de la APP para el nuevo aeropuerto.

    Se deben reforzar y renovar los canales de comunicación del gobierno. Más inversión aún y más dinamismo en este quehacer que como se verá, es sumamente delicado.

    Ya lo decía un máster en este tema en una recordada conferencia que dio en Asunción. “Ninguna gestión de gobierno es buena, si no está bien comunicada”.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 4 marzo, 2017, 11:06 am
  3. La polarización como opción

    Por Osmar Gómez

    La disputa política se profundiza, se extiende más allá de la reelección presidencial y su resolución no parece estar muy cerca. Lo que está cerca son sus efectos que diariamente se perciben en los diferentes ámbitos. Ahora la deuda pública que eventualmente podría ser contraída en los mercados internacionales se incorporó al enfrentamiento. La Corte Suprema de Justicia respaldó la emisión de bonos pero la Cámara de Senadores declaró irregular poner en venta papeles sin el aval del Congreso.

    La discusión dejó el terreno técnico y jurídico. Se traslado a la inestable arena política donde las interpretaciones, modos y formas responden a intereses partidarios o a los dictados de la coyuntura. Se convirtió en una herramientas más para acogotar a un Gobierno empeñado en lograr un segundo mandato, pero que no logra tener aliados estables que le permitan cerrar el capítulo.

    En el primer día de sesiones de la Cámara de Senadores, Fernando Lugo se encargó de aclarar que no está de acuerdo con la enmienda, pero también dijo que la reelección es posible. Como siempre, lanzó un discurso ambiguo que parece decir mucho pero realmente no cuenta nada.

    Su bancada en la Cámara de Senadores también se sumó a las ambigüedades mostrándose como aliado en la reelección, pero haciendo de opositor en la emisión de bonos internacionales.

    Lo único cierto es la intención de llevar de nuevo a Lugo a la presidencia de la República. Cómo hacerlo es una cuestión que tiene varias alternativas y se maneja conforme la coyuntura política. Por ahora mantener la expectativa con el oficialismo castigando la figura presidencial es una herramienta que funciona bastante bien para desgastar al oficialismo colorado; pero sobre todo para crear una polarización social que va en creciente aumento. Hoy la realidad solo parece válida si se la divide entre amigos y enemigos.

    El Gobierno desde sus inicios fue incapaz de comprender la dinámica de los partidos y entender cómo se desarrollan los procesos sociales. Innecesariamente empezó a abrir frentes de conflictos simultáneos. Incluso hoy, a casi cuatro años de mandato, esas situaciones se repiten. Lo ultimo, la aplicación unilateral de los ajustes al IRP, generó un duro cruce con el sector empresarial. Ese grupo que hasta hace poco era un aliado incondicional hoy empieza a mostrar fisuras. No son opositores, pero la incomodidad de algunos empieza a hacerse más evidente. En el campo educativo un precario acuerdo de último minuto evitó una crisis en el sector docente.

    En los últimos días la iglesia también empezó suavemente a tomar distancia. La reunión de obispo concluyó a finales de semana con un mensaje manifestando preocupación por la tensión social. El otros tiempos en el seno eclesial la apuesta al Gobierno de Cartes tenía unos pocos disidentes. Ahora ese numero creció; ya son muchos más los que consideran que el rumbo que esta tomando el Poder Ejecutivo no es el más sensato. La buena sintonía de hace unos años hoy parece difusa.

    En esta segunda mitad de mandato cuando todavía queda por delante unas internas partidarias que prometen ser mucho más que conflictivas y en tiempos en que necesita consolidar posiciones para pensar en un futuro más allá de 2018 el Gobierno del presidente Cartes paulatinamente va perdiendo a sus aliados.

    La polarización que parece haber elegido para caminar este ultimo año y medio de mandato lo pone en una precaria posición, pero sobre todo lo lleva a un conflicto sin matices donde se juega a ganar todo o a perder todo. Carece de un sentido esencial para entender que precisa de una mezcla social que le permita enfrentar el futuro de manera un poco más segura. Se olvida que el pasado reciente en la región demostró que llevar al extremo el enfrentamiento finalmente termina destruyendo todo.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 4 marzo, 2017, 10:54 am
  4. Oposición constructiva o el “grupete del sicariato”
    27 febrero, 2017

    Por: José Rojas.
    La historia política y social reciente de América Latina nos recuerda en todo momento que los pueblos han sufrido el abuso de sus autoridades; de sus gobernantes y para protegerse de estos golpes del poderoso, los ciudadanos se organizaron en movimientos populares que se transformaron después en partidos políticos de oposición.

    Mucha agua corrió bajo el puente desde entonces y hoy algunas cosas han cambiado; sobre todo en Paraguay en relación al concepto sagrado de ‘partido de oposición’ para convertirse en ‘oposición destructiva’.

    En un país en el que impera la democracia, la protección de la libertad colectiva y la individual van estrechamente relacionadas con una efectiva división de poderes. Un sector de estos poderes no lo entiende así y sus representantes, llamados opositores y disidentes colorados desarrollan jugadas políticas arteras para someter a su capricho al Poder Ejecutivo y al Judicial. Al primero trabando sus iniciativas de reordenamiento social y económico y al último con la permanente amenaza del juicio político. Imagino que la certeza constitucional habrá sido la gota que colmará el vaso; aunque deberá sopesarse con la suerte que podría correr un ex ministro del Interior y esposo de una legisladora, si es que corre por fin el juicio político a la Corte, frenada justamente por este mismo “grupete”.

    Es bueno recordar que el Ejecutivo tiene la responsabilidad de la gestión diaria, el Legislativo el de construir leyes o modificarlas y escuchar al ciudadano (esto último es lo que menos hace), en tanto el Judicial debe interpretar las leyes y aplicarlas, si es que el “grupete” lo permite.

    La oposición, con apoyo de una disidencia colorada, se hizo fuerte en el Senado y contra la misma Constitución pretende, de facto, un gobierno paralelo y utiliza todos los métodos a su alcance para demostrar que son el poder real e imponer así sus objetivos y no figura ni por accidente el bien público. El plan: boicotear, destruir el plan administrativo, social y económico que se posicionó en tres años.

    La muestra cabal de ello es el tratamiento que se le dio al Presupuesto General de la Nación (PGN). Jamás importó en los curules de este sector un análisis real de los efectos que ocasionaba en la economía de la calle, en el bolsillo de un trabajador contratado para la construcción de rutas. No importó que las gigantescas obras de infraestructura queden paradas: el plan es destruir el régimen. Al PGN deben arruinarlo y retornar a aquel Presupuesto político, maleable a los intereses electoralistas; herramienta para extorsionar al voto.

    El gobierno debe sustentarse en el principio de la democracia participativa con el fin de asegurar y fortalecer el progreso del país basado en la estabilidad política, económica y social pero la oposición en el Senado no lo entiende de esa manera. La idea es llegar como sea; de momento solo palabras y acciones políticas de boicot. ¿Qué otra explicación se puede ensayar para entender la férrea obstrucción a someter a consulta popular un proyecto de reelección?

    Es oposición destructiva, la que intenta obstaculizar a toda iniciativa del Ejecutivo sin argumentos reales, científicos y cuestionar por el solo hecho de trabar a Horacio Cartes. Esta postura oportunista jamás será beneficioso para el país y los efectos más sensibles no lo van a sufrir ellos; se sentirán en sectores menos favorecidos de la sociedad; la que no tiene inmunidad parlamentaria.

    Los líderes de oposición podrían convencer a la militancia, al voto, con una oferta de una oposición real, con argumentos sólidos. La prueba de la inexistencia de esa firmeza es la ausencia de clamor popular; nadie sale a las calles a jugarse por las banderas de Desirée Masi o de Mario Abdo Benítez. No conozco referencias de alguna reacción ciudadana en Pedro Juan Caballero, en Amambay, a favor de Robert Acevedo. De Efraín Alegre, sí hubo referencias: mucha violencia en la convención de su partido que le cuestionó a sillazos su proyecto autoritario, cuasi stronista. Y Efraín, con el ceño fruncido observando bajo fuerte protección cómo era recibido; asistiendo a la caída de sus pretensiones; porque de esa manera ni siquiera pasa la interna de su partido.

    Los senadores de la oposición, desde la protección de su inmunidad parlamentaria, intentan el colapso del Estado, atado de pies y manos a una de sus instituciones: el Poder Ejecutivo y responsabilizar al presidente del caos que ellos generan y que acabará con una debacle social que también a ellos los arrastrará.

    Pedir no cuesta nada: Que el “grupete” abandone su estrategia de oposición destructiva y sea útil. Que el “grupete” utilice sus influencias para crear y no para averiguar ofertas de sicarios.

    Paraguay necesita de una oposición que arrime el hombro para sacar adelante al país y resolver las dificultades reales y no usar un poder del Estado para ventilar problemas familiares o pichaduras políticas.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 3 marzo, 2017, 9:10 am
  5. Si las elecciones fueran hoy…

    Por Miguel H. Lopez
    Bla, bla… y se desinfló el plan de la enmienda constitucional para la reelección presidencial. Ello, sin embargo, no significa que los alfiles y peones desistan de colocar el asunto en perspectiva –a como dé lugar– para satisfacer a la corona y sus sucedáneos (es que el negocio puede sucumbir, si no).

    Si bien la táctica no está funcionando, por lo que la estrategia no cuaja y los números no cierran, aunque ya hayan corrido millones de guaraníes buscando votos a favor y anulando las disidencias, el plan sigue en marcha y a veces a media marcha, mientras se analizan alternativas que no sean legislativas. Después de todo, la Corte Suprema está demostrando ser muy dócil, casi abyecto al Ejecutivo; si no, miremos la meteórica sentencia a favor de la certeza constitucional para emitir bonos soberanos del Tesoro por USD 500 millones y endeudar a generaciones enteras de paraguayos, incluso a los que aún no nacieron. Una decisión que deja fuera de juego al Poder Legislativo, que dentro de todo sigue siendo –aunque formal– la más democrática representación del pueblo y sus intereses.

    El escenario político cambió para el cartismo y el luguismo. Si bien la discusión de su inconstitucionalidad, por haber sido tratada en agosto y la Carta Magna no admite segunda consideración hasta después de un año, coloca a un buen sector de la población en contra; la búsqueda no se agota en una enmienda vía Parlamento. Ahora que la Corte se reivindica con facultad de interpretar la Constitución y establecer desdoblamientos, el margen es más extenso.

    ¿Habrá enmienda para la reelección? Y es lo más probable. Cuando hay “voluntad política” y dinero, por sobre todas las cosas, “la magia” se produce, tarde o temprano.

    ¿Lugo, logrará competir si hay reelección? Y el Partido Colorado, con Cartes a la cabeza, buscará impedirlo. Para eso hay un ejército de picapleitos torcedores de leyes, jueces venales, ministros de Corte permeables y políticos de todos los pelajes alquilables, comprables.

    Las encuestas del Centro de Investigación y Estudios Socioeconómicos (para los medios del Grupo Vierci) traen una buena y una mala noticia para Lugo. De haber reelección, todas le dan ganador, si las elecciones fueran hoy. Héte aquí que los comicios serán el 22 de abril de 2018. Dentro de un año y mes y medio. Suficiente para todo tipo de estratagemas políticas para frenar al ex obispo.

    Si hay reelección, el circo será monumental al igual que la carnicería política. Si no, los colorados seguirán en el poder, con un rostro stronista más descarado y su vieja práctica de joder a gran parte de la población.

    Está difícil…

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 3 marzo, 2017, 9:10 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

fotociclo ✓

Las luces de la costanera rodeando la ciudad

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

A %d blogueros les gusta esto: