estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

La edición de libros en Paraguay

Plagueo personal sobre la decadencia de la industria editorial paraguaya.
En 2016 la venta de eBooks cayó 18.7% en EE.UU. mientras que los Audiobooks crecieron 29.6%. ¿Y acá? Ni eso. Es impresionante como en otros países la lectura va cambiando de soportes o innovando los ya existentes. Y acá los “editores” ni enterados. Si bien la autoedición no es la panacea a los males de la edición, es una alternativa para que el autor tenga control sobre su obra. Algo que con la edición tradicional no pasa en Paraguay, donde las grandes editoriales ni registran las reimpresiones en la agencia del ISBN. Al no registrar las reimpresiones, no tienen porqué rendir regalías a autores, solo cuenta la primera tirada y el resto a la caja. Un autor me contaba que cuando reclamaba por sus regalías, le decían que su obra “no se vendía luego” y que estaba difícil la cosa. Pero él es catedrático en Derecho UNA y todos sus alumnos habían comprado su libro porque era parte del programa de estudios. Aún así, su libro “no se vendía luego”. En realidad la obra ya iba por quién sabe qué número de reimpresión, y sin declararla en el ISBN. Paraguay es un país chico, la máxima tirada que tuvo un libro en su primera edición fue de 5000 ejemplares. La tirada promedio es de 500 ejemplares para un autor nuevo, los más conocidos llegan a 1000 copias. Eso sin contar que muchos libros acá publicados son financiados por el mismo autor, y lo que la editorial pone es su sello y distribución. Otro aspecto, nuestra ley del libro es obsoleta, es de los 90 y no contempla siquiera el depósito legal para formatos que no sean el impreso. El depósito legal es parte fundamental del proceso, y con el ISBN dan fe de que el libro existe y se publicó en un determinado momento. Con el depósito legal y el ISBN, más un registro honesto de reimpresiones de obras, se podrá tener un panorama de la lectura en Paraguay. Muchos países publican informes anuales de ventas y ediciones de libros. Paraguay, otra vez, no figura entre ellos. Acá el verdadero negocio no es editar libros, y nunca lo será; lo que le interesa a los “editores” son las licitaciones del gobierno. Por eso editan libros, para reimprimirlos y venderlos para programas educativos y ponerlos en bibliotecas. Y de alguna forma eso también es entendible, ya que mucha gente solo compra libros cuando hay ferias y remates. A eso hay que sumarle el pésimo marketing que hacen las editoriales y muchas librerías. Añadile el chonguismo a la casi nula crítica literaria existente, que si se hace bien podría dar un impulso a la lectura en Paraguay. Estos factores hacen que la edición en Paraguay (para mí, ojo con esto) esté en decadencia.
Celestino Leiva @kururugrinder
Matías Cardozo Estigarribia

Anuncios

Acerca de jotaefeb

arquitecto jubilado, hoy "hurgador" de la filosofía de vida, de las cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

Archivos

estadistas ✓

  • 1,036,521 visitas
Follow PARAGUAY PÉICHANTE on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: