estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

¿Qué decide hoy la convención?

En la convención prevista para hoy del Partido Liberal Radical Auténtico se prevé discutir –tal vez no decidir aún– si la figura apropiada para competir en las elecciones del 2018 es la alianza o la concertación. Detrás de esta agenda están los grupos liderados por Efraín Alegre para la primera figura y por Blas Llano, para la segunda. El cartismo será usado como retórica de fondo para las acusaciones.
Sin embargo, ¿es realmente esta la agenda de la convención liberal?

No existe ninguna duda de que el PLRA necesita acordar con algún otro grupo o con otros líderes para intentar ganar las elecciones generales próximas. El detalle de la figura jurídica bien podría definirlo con suficiencia el Directorio, aunque será igualmente difícil que un colegiado defina una cuestión con múltiples detalles legales. Bastaría con que se pusieran de acuerdo los líderes principales y listo: alianza o concertación, no cambia en nada la necesidad de completar con votos de otros lo que falta al partido para ganar.

Lo que en realidad se pondrá hoy a consideración es cuál de los dos líderes principales del partido maneja mayor cantidad de convencionales para incidir con mayor peso en el proceso de toma de decisiones, antes de llegar al momento clave de elegir quién será el elegido del PLRA para la candidatura: presidencial o vicepresidencial.

Teniendo en claro que es imposible eludir una alianza o concertación para intentar ganar, surge la necesidad de definir el siguiente paso: quién la encabeza. Los efrainistas dicen que el PLRA y más concretamente Efraín; los llanistas dicen que Fernando Lugo y punto. Esa es la verdadera discusión, este es el quid del asunto, el karaku.

Los detalles de este punto son los siguientes:

a. Los efrainistas hacen el juego de que Efraín es la figura indiscutible para el 2018, pero al mismo tiempo hacen el juego con imagen de un acercamiento a Mario Ferreiro, quien se sabe aceptaría una candidatura presidencial pero no una de vice. Por esa razón es probable que si gana hoy la opción de alianza, la convención eluda hablar de quién la encabece.

b. Los llanistas hacen el juego de que Lugo es la figura indiscutible para el 2008, y ya colocan decididamente a un liberal en segundo plano de una probable concertación, pero el problema es que Lugo está inhabilitado legalmente, aunque no políticamente porque su situación está ligada a la suerte del actual presidente, también inhabilitado legalmente, pero que si logra romper la valla, favorece también a Lugo.

La convención de hoy buscará en realidad ganar la batalla contra la reelección para que Efraín se vuelva indiscutible, con lo cual tratará de alinear al partido hacia las negociaciones que el PLRA deberá llevar adelante, no necesariamente de su candidatura todavía, porque si las encuestas lo ubican en un bajo porcentaje, tendrá que buscar afuera la forma de conseguir una buena tajada para el PLRA, con o sin su candidatura.

Desde este punto de vista, ninguna medición seria aún está hecha, pero el luguismo ya logró instalar la supuesta mayoría de su líder, quedando pendiente una seria medición entre Efraín y Mario Ferreiro.

La gran incógnita es: ¿eliminando la reelección del PLRA se elimina al llanismo del PLRA? O ganando la concertación se decreta la defunción del efrainismo en el PLRA? Seguro que no, pero ¿cómo hacer que la tradicional interna salvaje del liberalismo no destruya las posibilidades electorales de una alianza o concertación? Esa garantía necesitarán los futuros aliados. Ha mba’éicha la rejapóta.

Por Edwin Brítez

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/que-decide-hoy-la-convencion-1568231.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

arquitecto jubilado, hoy "hurgador" de la filosofía de vida, de las cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

12 comentarios en “¿Qué decide hoy la convención?

  1. Un aprendiz de dictador que proclama que el Estado es él

    Entre los muchos artículos contundentemente claros de la Constitución Nacional está el 201, que establece que “los senadores y diputados no estarán sujetos a mandatos imperativos”.

    Breve y conciso. No establece excepciones, explicaciones ni deja lugar a interpretación alguna. Para los legisladores, no hay mandato imperativo alguno. Se expresan y votan a voluntad.

    Por eso resulta, más que torpe y absurda, ridícula, la posición del presidente del partido Liberal Radical, Efraín Alegre, de pretender rechazar, es decir, desobedecer el fallo de la Corte que ha ratificado una vez más la inconstitucionalidad del mandato imperativo que anula la pretensión de un sector del partido de sancionar a legisladores liberales por haber votado a conciencia, a voluntad, en contra de un inválido mandato partidario que pretendía obligarles a acatar el prohibido constitucionalmente “mandato imperativo”.

    Más ridículo aún es el argumento del dirigente al afirmar que sean unos “ministros cartistas” los que establezcan la línea política del partido. Ridícula porque ya la Justicia Electoral ha ratificado, en caso contra el Partido Colorado que el mandato imperativo no marcha. Por esa razón el liberal con un principio tan antiliberal como imponer el mandato imperativo, un tanto desorbitado por, sacarse a unos cuantos dirigentes importantes de su partido de la puja electoral, en su desesperación electoralista, “tanteó a la Corte”, donde obviamente rebotó una vez más.

    Ha sido un tema bastante debatido y definido; pese a las trifulcas partidarias, hasta ahora ha imperado la letra clara de la Constitución: los legisladores no están sujetos a mandatos imperativos.

    Es decir, que el político que basó hasta ahora su campaña en declarar inconstitucional la “enmienda”, así como en encabezar la demolición del Congreso Nacional, pretende ahora violar un mandato constitucional, y pretende apropiarse de la interpretación de la Constitución, atropellando al tribunal establecido por la Constitución como intérprete de la misma, es decir, que viola la Constitución por partida doble sin escandalizarse, siempre y cuando el violador sea él o su directiva sectaria.

    Y con el agravante que ni él ni sus partidarios movieron un dedo en pro de la constitucional salida de impulsar el juicio político a los miembros de la Corte, a los que ha descalificado verbalmente, sin ninguna acción concreta ni ninguna argumentación fundamentada y mínimamente cuerda en la instancia correspondiente, el Congreso Nacional, aún en ruinas edilicias por el atropello violento y saqueador que encabezaron él y otros dirigentes políticos.

    Con estas acciones y declaraciones, Efraín Alegre acaba de autoproclamarse aprendiz de dictador, por la vía de declararse dueño absoluto e intérprete único de la Constitución Nacional.

    De hoy en más los ministros de la Corte deberían someterse a los mandatos de él y de su cúpula partidaria, o, como ya ha anunciado, no acatar ni la letra de la Constitución ni las decisiones de la Corte Suprema. Es decir, “el Estado es él”.

    Delirios aparte, que son temas para el diván, para el psicoanálisis más que para el análisis político, vale la pena que los liberales se planteen, como parece que ya hicieron a los disidentes, que Efraín pretende desterrar como en los tiempos de la dictadura, qué esperanzas puede tener el partido fracturado, sin posibilidades de plantearse alianza, salvo bajo la batuta del nuevo Luis XIV de la política carpera.

    http://www.lanacion.com.py/editorial/2017/05/21/un-aprendiz-de-dictador-que-proclama-que-el-estado-es-el/

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21 mayo, 2017, 9:06 am
  2. El “Chapulín” azul
    10 marzo, 2017

    Desde que asumió la presidencia del radicalismo auténtico, no hace todavía un año, Efraín Alegre “logró” lo que nunca antes se había vivido en esta antigua nucleación política: Polarizar de tal manera las fuerzas internas, que en este momento, de contenido, existen 2 partidos liberales completamente distintos, unidos solamente por los símbolos tradicionales.

    Mientras persigue a sus correligionarios que no piensan como él y compra consciencias, ahora parece empecinado a meter las narices en los conflictos internos del Partido Colorado, cual si tuviera una capa de superhéroe, defendiendo al débil y atacando al fuerte.

    Su coqueteo con sectores internos de la ANR empezó con su propuesta de una chapa azulgrana con Mario Abdo Benítez. Como la idea no prosperó porque el disidente no mostró el menor interés en asociarse con un liberal, y menos aún con uno con tan pocas chances electorales, ahora decidió meterse en el conflicto de la Gobernación del Guairá, dando su abierto apoyo al colorado Rodolfo Friedmann, a tal punto que hasta la reunión del directorio liberal se realizó en Villarrica, como señal de intervención en el problema que mantienen referentes regionales del coloradismo.

    Ahora resulta que el PLRA se convertirá en defensor de todos los colorados que sean injustamente perseguidos. Esto fue lo que dijo el mismo Alegre en el encuentro del directorio, del que solamente participaron los efrainistas, por supuesto.

    El enfrentamiento entre colorados y liberales no es un invento nuevo. Fue una constante durante toda la historia política del país; hubo golpes de Estado, una revolución y miles de veces que se encontraron frente a frente en las urnas. No hay un deseo mayor de un liberal, que ganar al Partido Colorado. La ambición de llegar al poder tiene como condimento especial la posibilidad de que un candidato republicano pudiera besar el polvo de la derrota.

    Pero he aquí que Efraín pretende descubrir la pólvora, e impulsar una alianza libero-colorada, algo que en varias ocasiones criticó al sector de Blas Llano, por sus acuerdos con el presidente Horacio Cartes.

    Es todo un misterio quién o quiénes son los asesores políticos de Alegre, puesto que nadie puede pensar siquiera que el pueblo liberal se mostrará a favor de una alianza con sus eternos rivales. Más allá de que exista alguna posibilidad de establecer un acuerdo entre cúpulas, no hay ninguna duda de que los afiliados liberales y colorados rechazarán de plano la propuesta.

    Pero Efraín está decidido a convencer que él quiere aliarse a los colorados y, toda vez que puede, se lanza a “pescar en río revuelto” o, como dijo la senadora Blanca Fonseca en la sesión de ayer de la Cámara Alta, “busca día, hora y lugar para ir a hacer un circo”. Así que ahora apoya a Friedmann y hará lo mismo con cualquier colorado “perseguido”. Pretende hacer con el partido ajeno lo que fue incapaz de hacer en el suyo, buscar la unidad y proteger a los dirigentes de cualquier injusticia, sin importar a qué sector pertenezcan, presentándose así como el “Chapulín” de los liberales.

    Alegre ha perseguido a sus correligionarios desde que asumió el poder. Intentó expulsar a los que no piensan como él y conformó los principales tribunales partidarios sin la participación de la primera minoría.

    Con este currículum, resulta absolutamente ridículo pensar que este personaje, incapaz, petulante y arbitrario, pueda ayudar a nadie.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 10 marzo, 2017, 8:50 am
  3. Actos primitivos

    Por Rafael Montiel

    La violencia, sea verbal o física, es una expresión primitiva para dirimir las diferencias individuales, sociales y políticas. Los sillazos y pugilatos en la convención del PLRA, similar a la de la ANR, y que tuvo amplia difusión por la prensa, demuestra que la politiquería criolla está en plena vigencia en el siglo 21.

    Los pensadores rioplatenses, en la posguerra del 70, idearon la crispación política precisamente para una pelea interna partidaria que impida el crecimiento del país que había quedado hecho cenizas. Así nacieron bajo el influjo del liberalismo ambos partidos tradicionales: el Centro Democrático (Partido Liberal) y la Asociación Nacional Republicana (ANR). Después adoptaron ideas contemporáneas y sociales, pero solo en teoría; en la práctica siguen los enredos y luchas intestinas por el poder y para beneficios personales y de grupos.

    Actualmente, la falta de coherencia y de principios de ciertos dirigentes conduce a nuestro país hacia la inseguridad y la incertidumbre, cuando la ciudadanía necesita paz social, basada en el diálogo y el entendimiento. La violencia no es el camino apropiado para la democracia.

    En esta lucha se enfrentan dos líderes sanjuaninos: Blas Llano y Efraín Alegre. Ambos tomaron caminos distintos, al parecer imposible de encontrarse y coincidir en un mismo objetivo político. Efraín rechaza la enmienda constitucional para la reelección presidencial (pretendida por Horacio Cartes, Fernando Lugo y Nicanor Duarte Frutos) y defiende la directiva de su partido que busca la alianza democrática. Blas, por su parte, tomó otro “rumbo”: apoya la enmienda para habilitar a Lugo a ser presidente de la República en el marco de un plan de concertación. De paso respalda la ambición cartista y de Nicanor.

    Esta crispación es promovida tras bambalinas por mercaderes de la política que están agazapados a la pesca para sacar tajadas, sea a nivel departamental o nacional. Es el poder fáctico (poder detrás del poder) que ya causó inestabilidad política, atraso y mucho daño a nuestro país. Con ideas torcidas están metidos en la política partidaria, como herencia de un cacicazgo prebendario y clientelista.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 5 marzo, 2017, 8:45 am
  4. “El gran denunciante”
    3 marzo, 2017

    Mientras pretende erigirse en el Chapulín Colorado, el gran adalid de la Justicia, Efraín Alegre no hace otra cosa que demostrar a cada rato que nadie puede confiar en él porque es peor que todos aquellos a los que denuncia.

    En la primera sesión del Senado del año, el liberal Blas Llano denunció al presidente de su partido por sus turbios manejos en la organización de la convención que se realizó el sábado pasado. Desde compra descarada de convencionales hasta la contratación de 400 guardias privados, de los cuales solo 100 estaban identificados, Alegre ha ratificado su tendencia a la transa y el negociado.

    Las denuncias de Llano no pueden ser tomadas de manera anecdótica, solamente porque es opositor a la línea política de Alegre. Al contrario, aquí deben intervenir organismos del Estado como la misma Contraloría, que investiguen los negociados presuntamente realizados antes y durante la convención liberal, en donde resultó ganadora la propuesta del oficialismo, que comprometió al partido en una alianza electoral y rechazó la posibilidad de una concertación.

    Resulta que Efraín es presidente del –por lo menos por ahora- principal partido de la oposición, así que lo que haga tiene incidencia en todo el espectro político nacional. Una democracia no funciona sin una correlación de fuerzas entre los principales sectores y mientras el más importante contendiente del oficialismo se muestre tan venal y corrupto, no hay ninguna seriedad en el proceso electoral nacional.

    Las elecciones generales están a la vuelta de la esquina. Las decisiones de todos los sectores deben ser tomadas a la luz pública, de cara a la gente y sin ningún tipo de engaño. Esto no pasará si se comprueba que Alegre compró a sus correligionarios para salirse con la suya.

    Lo peor es que su máxima acción pública fue denunciar al oficialismo por supuesta falsificación de las planillas de firmas ciudadanas a favor de la enmienda. Y mientras lo hacía con la mano derecha, con la izquierda compraba conciencias y contrataba guardias que controlaran a sus propios correligionarios mezclándose entre ellos durante el acto de convención, reviviendo el tan tenebroso pyraguereato que tanto dolor y frustración causó a los paraguayos durante muchos años.

    Alegre es la misma porquería que esos sinvergüenzas que fraguaron planillas a favor de la enmienda, y a quienes denuncia tan caraduramente. Hasta podría ser considerado peor que ellos porque quienes ensuciaron la campaña de la ANR fueron dirigentes de base, no autoridades partidarias. Sin embargo, él es nada menos que el presidente del PLRA y, peor aún, pretende encabezar una alianza opositora para derrotar al oficialismo en abril del año próximo. Así que su situación es mucho más grave que la de los seccionaleros.

    Compró convencionales con el dinero del Estado que recibió su partido como subsidio electoral. O sea, con dinero nuestro, el de toda una ciudadanía que debe remar diariamente buscando sobrevivir. Es un ladrón que denuncia a otros ladrones; es como si el muerto se asustara del degollado. Lamentable y vergonzoso.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 3 marzo, 2017, 9:08 am
  5. “Para que vuelva a ser ministro”
    27 febrero, 2017

    ¿Será algo en el subconsciente colectivo?, como mencionan los que entienden de procesos psicosociales. Los convencionales liberales votaban, era una letanía, hasta que de pronto algunos de ellos , enfervorizados o con ganas de chupar las medias a los impulsores de una y otra postura, “justificaban” su voto con una arenga…”Por la unidad del partido”…”Por sus buenas obras en beneficio de mi comunidad”, etc. Las motivaciones eran variopintas y todas eran seguidas de un agudo coro de silbidos tanto de partidarios como contrarios del que usaba la palabra, “folclore” habitual en este tipo de eventos.

    Hasta que de pronto, se levantó uno de ellos, la referencia es verídica, lamentablemente no registramos su nombre, pero tras anunciar su voto por la “alianza”, propugnada por el efrainismo, miró a su líder, convencido de lo que estaba haciendo y le expresó su mejor deseo: “Para que vuelva a ser ministro”…

    Un segundo de estupefacción, luego risotadas, rostros serios, otros indiferentes incluso celebrando la alusión, entre los mismos partidarios de la “alianza”, el hombre había expresado públicamente lo que pensaba la mayoría de los honorables convencionales del PLRA: Votaban por la “alianza” del efrainismo convencidos de que el hombre jamás podría ser el primero en el tortuoso camino al sillón presidencial. A lo sumo, llegaría a “ministro”.

    Pero entonces, ¿Cómo explicar lo que hicieron? ¿Por qué votaron en esa dirección a sabiendas de que los llevaría directo al abismo? Es más, ¿serán conscientes de que sepultaron las chances de su partido para las presidenciales del 2018? Ya lo dijeron, con Efraín a la cabeza tendrán un ministro pero nunca un presidente. Y de paso, vaya ministro que tuvieron. Hasta hoy día se recuerda su gestión en el MOPC. Latrocinios o “desprolijidades”, como quiera llamársele, a montones, casos que nunca han sido bien ventilados por la Justicia, que hablan de que la ciudadanía consciente no lo querrá ni para ese cargo, menos aún para la primera magistratura, como pretende el desorbitado líder azul.

    Un “harakiri político” como se diría, claro que en el ritual original japonés, este tipo de suicidios está motivado por el honor y tradiciones ancestrales de la raza, lo que en el caso de los azules es diametralmente diferente: Acomodos políticos, manipulaciones, prebendas, amiguismo e ignorancia.

    Un par de párrafos igualmente sobre el tema de la “alianza” que patrocinaron los convencionales. En este momento el único grupo que podría serles útiles en términos electorales es el “maritismo”, es decir los marioabdistas/stronistas. Se dará entonces el contrasentido de liberales votando por colorados, o a la inversa. Todo muy raro, muy improbable.

    En conclusión, las aguas bajan aún más turbias ahora que antes de la convención liberal. El retroceso a la vista de lo que ocurrió es evidente. Se anticipa que este partido con su endeble líder, andará mendigando apoyos que le serán retaceados y cuando llegue la hora decisiva, en el 2018, volverán inevitablemente a ocupar el lugar de segundones que hace tiempo les reservó la historia política de este país.

    Efraín Alegre de nuevo “ministro”. En realidad, ni siquiera da para eso.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 27 febrero, 2017, 10:46 am
  6. Falsa democracia
    27 febrero, 2017
    Una verdadera batalla campal se libró en la Convención del PLRA, el sábado último, en la ciudad de Coronel Oviedo. Sillas, botellas de agua y piedras fueron los artefactos de violencia en este encuentro azul en el que varias personas resultaron con heridas de consideración.
    Resulta paradójico que la asamblea era la forma más democrática para decidir asuntos de uno de los partidos más tradicionales del país se transforme en un grotesco espectáculo de violencia irracional. Ante el menor disenso; golpes, sillazos y puntapiés fueron las únicas vías encontradas para dirimir el conflicto. Las agresiones verbales y físicas ocurrieron en el transcurso de toda la asamblea. Al final, el resultado de la convención fue el triunfo de la postura asumida por el movimiento liderado por el presidente del PLRA, Efraín Alegre, que se impuso con 319 votos, contra la de Blas Llano, quien reunió 235 votos, favorable a la reelección vía enmienda constitucional. La convención azul decidió además, que sea un liberal quien lidere una chapa presidencial.
    Esta práctica de violencia en una convención no es patrimonio exclusivo de los azules y es bastante reprochable que los afiliados se excusen diciendo que los colorados también actúan de la misma forma en sus reuniones. Es decir, que si un sector resuelve sus diferencias a golpes de puño, todos estamos habilitados para actuar de la misma manera.
    Más allá de la forma violenta de dirimir asuntos tan importantes y del repudio a estas prácticas, lo verdaderamente preocupante es que no sepamos aun convivir pacíficamente en medio de una divergencia de opiniones. Todavía queremos imponer nuestra forma de pensar cueste lo que cueste, aunque en el camino se tengan que arrojar objetos entre unos y otros. Esto solo nos muestra cuán lejos estamos de las prácticas democráticass cuya base principal es la libertad de expresión; esa libertad de exponer ideas y opiniones, sin que eso implique ser víctima de una agresión, de ser desvinculado de un puesto de trabajo o ser expulsado de una sala de clases, o peor aun, que exijan un silencio cómplice.
    Estos episodios lamentables solo demuestran que la democracia que tanto se usa como bandera por los diversos sectores todavía no es parte de nuestra forma de vida. Aun no hemos aprendido a vivir y convivir civilizadamente en disenso. Lo único que hacemos es usar la palabra democracia de estandarte, de la boca para afuera. En la práctica seguimos anidando la cultura autoritaria y violenta.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 27 febrero, 2017, 10:44 am
  7. Consistencia de sondeos: Se avecina una guerra mediática de encuestas
    27 Feb 2017

    Por AUGUSTO DOS SANTOS
    Periodista
    En EEUU llaman “Historia de carreras de caballos” al uso electoralista de las encuestas para generar opinión publica en favor de uno u otro sector. En el camino al 2018, los medios enfrentados utilizarían salvajemente las encuestas como arma, si bien el Brexit, el referéndum Farc y la elección de Donald Trump, han puesto en entredicho su impacto real

    Obviamente estamos refiriéndonos al uso bastardo de una formula demoscópica que es fundamental para el arte de definir, coordinar y ejecutar campañas electorales, pero – por cierto- solo un 10 por ciento de los datos que se utilizan para el diseño de campaña son los que finalmente se publican en los medios porque se considera que a los lectores solo interesan quienes estarán en el podio de los hipotéticos resultados; por ello la frase peyorativa de “History of horse races”

    A partir de la declaratoria de esta guerra, es probable que – coincidentemente – los candidatos que gozan del afecto de determinado grupo terminarán siendo los lideres preferentes y lo aborrecidos quedarán irremediablemente rezagados.

    Este proceso – a su vez – se presentara como un verdadero desafío para las encuestadoras más serias que deberán pelear con los hacedores de encuestas de ocasión. Sin embargo – vale también decirlo- en la historia reciente de las elecciones del Paraguay se manifestaron fenómenos encadenados, el primero refiere a algunos feroces desaciertos en los pronósticos de resultados y, segundo, acto seguido una total impunidad ante la responsabilidad de tales desaciertos que rebasaban con creces los límites de errores admisibles en esta disciplina altamente técnica.

    REVESES MUNDIALES

    Cuando entrevistas a cualquier campesino, agricultor, con más de 30 años de prácticas agricolas, normalmente describirá el fenómeno conocido como “cambio climático” con un ejemplo clásico: antes sabias cuando iba a llover y si se anunciaba una lluvia sucedía. Hoy llueve cuando parece que no va a llover y el calendario Bertoni que por un siglo fue útil quedó absolutamente desfasado.

    Con las encuestas pasa algo bastante parecido pero en un periodo de solo décadas. Ultimamente los que “parecen que van a ganar” con frecuencia pierden, vale recordar el Brexit, el referéndum sobre las FARCS, las elecciones en España y la elección de Donald Trump como ejemplos más clásicos. En todos estos casos la mayor parte de las preferencias apostaba a b y terminaron votando por C. ¿Qué pasó?

    Un primer motivo es la manipulación de las encuestas con fines electoralistas; esto sucede cuando determinado medio coordina con un sector político determinados resultados y ello, al llegar a los electores, trata de influir en su preferencia por aquella clásica intención de los electores de inclinarse hacia quien resultaría ganador. El síndrome del carro del ganador.

    EL PODER DE LA OPINIÓN DOMINANTE

    Pero otro fenómeno engañoso es el que se describe como “ La espiral del silencio”, formulación sicosocial de la politóloga alemana Elisabeth Noelle-Neumann en su libro publicado en 1977.

    Esta teoría señala que los ciudadanos no se atreven a expresar su verdadera idea cuando determinada teoría dominante es contraria a lo que él piensa.

    Por ejemplo, si existe una gran presión en los medios y en las redes al respecto de instaurar la pena de muerte, es probable que un grupo grande de personas que no está de acuerdo con éste método o mentirá al respecto de su preferencia o declarará que no tiene opinión solo para no contraponerse con la posición hegemónica.

    Al respecto del último proceso electoral en España, José Miguel de Elías, director de investigación y análisis de Sigma Dos, – citado por Rodrigo Carretero en un artículo denominado “Así se hacen y se cocinan las encuestas electorales” ” – menciona al respecto que lo que ocurre ahora es que su labor es mucho más complicada porque el panorama social, económico y político es muy “volátil”.

    “Hace 10 años, la estabilidad en el voto en España era muy grande. Se hacía una encuesta tres meses antes de las elecciones y los resultados eran muy similares. Ahora hay movimiento de una semana para otra y una encuesta se queda vieja pronto”, afirma De Elías, quien califica el momento actual de “régimen de turbulencia no estabilizado”. Algunos responsables añaden que las cosas se complican porque ahora existe una “espiral del silencio” que provoca que a los encuestados les cueste admitir su preferencia por el PP y el PSOE.

    LAS REDES NUEVO REPOSITORIO DE RESPUESTAS

    Hay una frase célebre del “speechwriter” de Gerard Ford, Robert Orben, quien sostenía que «a veces tenía la sensación de que uno vota sólo para saber si las encuestas tienen razón». Y aquí se puede describir el tercer fenómeno

    Hasta principios de la segunda década del siglo XXI existía la sensación social sobre que las encuestas, por los métodos demoscópicos con las que se construyen, relata el pensamiento “bastante unánime” de la población; pero está visto que eso ya no funciona de esa manera en estos tiempos. ¿ Porqué?.

    Algunos sospechan con bastante fundamento que tiene relación con la impronta de las redes sociales. Hasta su popularización extrema (de las redes) las encuestas eran casi una forma de opinión social deliberada. Yo tomo parte de una encuesta y participo de ella con entusiasmo porque sé que determinado pronóstico electoral resulta potente para apuntalar a mi sector político.

    Sin embargo hace una década – y cada vez con mayor fuerza – este proceso se produce con mucha más eficiencia desde las redes sociales; la construcción de la opinión de la ciudadanía es mucho más fuerte, instantánea, espontánea y explicita desde las redes.

    Este contraste no deja de ser positivo porque sería importante que de futuro las encuestas electorales vuelvan a ser definitivamente lo que nunca debieron dejar de ser en esencia: un barómetro de medición científica de las preferencias y opciones electorales.

    ESA DELGADA LINEA ENTRE EL DESEO Y LA INTENCIÓN PUBLICADA

    El cuarto fenómeno, bastante parecido al referido en el capítulo de “ La espiral de silencio”- e incluso un poco difícil de diferenciar- tiene que ver con una creciente cantidad de electores que prefiere no expresar su deseo de votar por personas que están siendo muy cuestionadas pero tienen bastante clara su intención de hacerlo ya sea por convicción o porque están pendiente del aparato electoral que los conducirá a tal meta.

    Ignacio Urquizu, sociólogo y experto en análisis político, es citado por el diario madrileño El Mundo, al señalar que “lo que ha ocurrido en Estados Unidos es sobre todo que ha habido una infraestimación del fenómeno Trump. “Y cuando hay una infraestimación suele ser porque hay voto oculto, gente que no quiere decir a quién va a votar porque es consciente de que esa opción está socialmente mal vista”.

    HABRA UNA GUERRA DE ENCUESTAS EN PARAGUAY?

    No hay dudas que ese proceso se ha iniciado y enfrentará esencialmente a grupos empresariales que al mismo tiempo manejan medios y que se encuentran armados hasta los dientes para combatirse en esta larga contienda cuya fecha de vencimiento es el 22 de marzo del 2018.

    Lamentablemente los damnificados de estas prácticas terminan siendo los electores que al día siguiente de los comicios no se explican cómo estuvieron confiando en unos pronósticos que finalmente no se cumplieron. Basta recordar el rostro perplejo y horrorizado de muchos jóvenes demócratas que seguían el desenlace de las elecciones y que pudimos ver por la transmisión en vivo en la reciente contienda electoral norteamericana.

    HABRÁ ENCUESTAS CONFIABLES EN ESTE PROCESO?

    No hay dudas que sí existirán, pero el problema central radica en que los electores tienen que tener capacidades mínimas para discernir sobre una buena encuesta de una “encuestrucha” destinada a promover candidaturas afines. ¿Cómo lograr – como ciudadano- tales capacidades minimas para distinguir entre una encuesta seria de una “ a la medida”?. Ese es el punto.-

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 27 febrero, 2017, 10:38 am
  8. Un “triunfo” que lleva a la derrota
    26 febrero, 2017

    Lo que consiguió Efraín Alegre en la convención liberal es un golpe bajo a toda la oposición, cuya esperanza de volver al poder el año próximo se vuelve casi irrealizable. En realidad, con amigos como el titular del PLRA, los demás sectores parecen no necesitar enemigos.

    La decisión de que el PLRA realizará una alianza electoral con todos los sectores de la oposición, con la condición de que sea un liberal el que la encabece, lo que hace, en realidad, es ponerles la soga al cuello y parece confirmar que nuevamente el Partido Colorado será el vencedor de las elecciones generales, sin siquiera saber aún quién será el candidato.

    Y esta no es una opinión interesada ni tergiversada. Basta ver encuestas, opiniones, análisis de expertos para saber que solamente en la oposición hay 2 candidatos que le hacen 6-0 a Alegre, que son Fernando Lugo y Mario Ferreiro. Decidir que el peor de los 3 será el candidato pareciera un exceso de masoquismo, algo que el PLRA parece padecer, pero no así el resto de la oposición.

    Por de pronto, Ferreiro fue el primero en manifestarse y aunque dijo estar aliviado de que el PLRA haya decidido su posición, se mostró firme al rechazar cualquier posibilidad de que pudiera ser el vice de Alegre. No es para menos ya que cualquier sondeo de opinión le ubica muy por arriba y con muchas más posibilidades que el liberal. Aceptar su segundón y, para colmo, con serias posibilidades de perder, sería casi como un suicidio político para el intendente de Asunción, para quien, hasta ahora, se presenta un panorama muy prometedor.

    Aunque festejó los resultados y calificó la convención como “histórica” lo cierto es que Efraín volvió a repetir lo de siempre, conseguir una victoria pírrica. Si sigue “ganando” este tipo de batallas, más temprano que tarde se quedará sin ejército y allí sí, su muerte política estará garantizada.

    Para colmo, Alegre parece no darse cuenta de que esta “victoria” que hoy festeja será una derrota para su sector, ya que hay datos certeros de que aproximadamente el 40% de liberales está pasando a la vereda de enfrente, esto significa que apoya la enmienda que permita la reelección presidencial y que está dispuesto a jugarse por Fernando Lugo.

    Más allá de que pudiera sentirse satisfecho por haber impuesto su idea en la convención y, sobre todo, por ratificar que sigue teniendo la mayoría de convencionales de su parte (algo que no le dejó dormir durante la última semana), Alegre no debiera mostrarse tan contento ya que lo que hizo el encuentro de ayer fue dejar un mal sabor en la boca de la ciudadanía, que ha comprobado de manera incuestionable la bajeza de un sector político que pretende convertirse en una alternativa mejor para todos.

    El bochornoso espectáculo que protagonizaron durante el encuentro, con agresiones, sillazos a diestra y siniestra, deja muy pocas dudas al resto del país de que no hay ninguna posibilidad de que los dirigentes liberales hagan posible un país diferente. No en balde han perdido la poca credibilidad que les quedaba, y más bien despiertan la hilaridad cuando aseguran pomposamente defender el Estado de Derecho. Lo que quedó claro ayer es que el sector de Alegre es un bluf.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 26 febrero, 2017, 4:38 pm
  9. Violadores amigos y enemigos
    26 Feb 2017

    Por Antonio Carmona
    Pese a los rumores de la compraventa de votos de los días previos, a la trifulca inicial y el lanzamiento de sillas entre correligionarios –según los cronistas in situ ya se había previsto que, en base a la experiencia, fueran bastante livianas–, la convención liberal se hizo con relativa calma y con participación.

    Se confirma que los preparativos de calentamiento previo del ámbito político es una estrategia de los dirigentes para agitar los ánimos. Una mala costumbre de la política “kachiái” de nuestros políticos. Prolegómenos que sería bueno superar para hacer que la militancia piense más y “mbaretee” menos.

    Pese a todo y a los más calientes discursos que el tórrido febrero y a las amenazas de expulsión de correligionarios “violadores de la Constitución” en el discurseo hurrista, después de la tradicional práctica del “lanzamiento de sillas”, que podría ser una especialidad nacional rumbo a una medalla de oro, si la proponemos para las próximas olimpiadas, la convención se fue tranquilizando y sólo con algunos votos gritados, más que cantados, todo culminó en calma… salvo con el amenazante discurso contra los “opositores”, que, en estos casos no son los colorados o los izquierdistas, sino los propios correligionarios en primer lugar.

    Es decir, el vigente discurso sobre la propuesta de enmienda constitucional de los unos y la sentencia de los otros de declararlos violadores de la Constitución, atribuyéndose el rol de Corte Suprema de Justicia.

    Sin embargo, ahí está la paradoja. El diputado Víctor Ríos, promotor de la propuesta 1, la oficialista del PLRA, planteó la elección y “aplastó”, según algunos comentarios, es decir, cerró la propuesta “violadora de la Constitución” de dar vía a la enmienda constitucional para permitir la reelección, la propuesta 2 que apoyaba la dupla de los blases, Llano y Lanzoni.

    Paradójicamente, el proponente de la propuesta efrainista, el mismísimo diputado Víctor Ríos fue también el proponente, desde la Cámara de Diputados en el 2011, de la primera propuesta de enmienda de la Constitución presentada públicamente para cambiar el artículo 120, “De los electores”, vía enmienda.

    La propuesta de Ríos, que a la luz de los juicios más mediatizados de este 2017, sería violatoria de la Constitución Nacional, fue aprobada por el Congreso, con mayoría absoluta de las dos cámaras, en las que ya militaban entonces muchos de los senadores y diputados que hoy se rasgan las vestiduras por la intención de volver a hacer una enmienda, olvidándose que ya se hizo una con su aprobación. Y sobre todo del proponente efrainista que hoy propone todo lo contrario.

    Notablemente, el proponente de la amenaza contra los violadores de la Constitución vía enmienda, quien, de acuerdo a su postura de hoy, ya la habría violado hace algunos años, es abogado, profesor universitario y hasta ha ejercido como rector de una universidad nacional, en vez de declararse violador él mismo, se declara juez de sus correligionarios, que todavía lo único que hicieron fue proponer una enmienda, mientras que él la firmó, la propuso y la votó.

    “Cosas veredes, Sancho! Diría Don Quijote asombrado por las absurdas paradojas del mundo, según el cristal con que se mire, o, mejor, hablando de política, según lo que convenga al candidato de turno.

    Como dirían los tiranosaurios que en este continente han sido, desde Trujillo hasta Pinochet, pasando por Somoza, Stroessner y Videla; “A los amigos, todo; y a los contreras, con todo”. Ni a Francia se le ocurrió esa veleidad de totalitarismo.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 26 febrero, 2017, 4:35 pm
  10. Miopía liberal
    26 Feb 2017

    Por Jorge Torres Romero

    Estamos cansados de ser segundones, admitía un convencional liberal y votaba por la moción de la Alianza en la Convención del PLRA. Los azules más radicales, de la mano de Efraín Alegre están convencidos que un candidato liberal, pese a un partido dividido podrá y tiene que llegar al poder en el 2018. Nada más alejado de la realidad.

    El resultado de ayer de la convención sigue favoreciendo al oficialismo colorado que hoy está en el poder. Dejo más evidenciada la división interna dentro del PLRA, caldo de cultivo perfecto para el oficialismo.

    A juzgar por las declaraciones que hizo ayer la senadora colorada Lilian Samaniego, la elaboración en forma conjunta (ANR-Frente Guasu) de un nuevo proyecto de enmienda, con la inclusión de la eventual renuncia seis meses antes del presidente Horacio Cartes, revela que el plan sigue: modificar el artículo 229 de la Constitución Nacional vía enmienda para habilitar la reelección presidencial.

    Más allá de las voces de los pro y contra enmienda, la suma de votos en el Congreso avala que el referéndum se viene y estaremos ante dos candidatos, dos modelos diferentes de gestión (Cartes-Lugo) que pugnarán nuevamente por la presidencia el próximo año.

    Ante este escenario, ¿Cómo queda la decisión asumida ayer por los convencionales liberales capitaneados por Alegre? La posición decidida por la máxima autoridad partidaria es que un liberal debe encabezar la chapa presidencial. En este contexto, automáticamente queda fuera la posibilidad de apostar a una figura, que dentro de la oposición, después de Lugo es la que mayor aceptación tiene y es la del actual intendente de Asunción, Mario Ferreiro.

    El sector que apoya a Ferreiro nada quiere saber de una alianza con Mario siendo vice y es hasta un razonamiento lógico, porque el costo y riesgo político son demasiado grandes. Por un lado, debe dejar la intendencia capitalina y segundo, al hacerlo, sin una eventual victoria, ¿Cómo se recompone políticamente habiendo abandonado a sus electores que confiaron en una buena administración municipal?

    Si el oficialismo liberal se juega por una alianza sin la figura de Ferreiro, le queda la del matrimonio Filizzola-Masi, fórmula que ya ha fracasado en el 2013, o quizás apueste a consolidar ese flirteo confesado la semana pasada con el senador colorado disidente Mario Abdo Benítez, a quien dudo le pueda interesar ser furgón de cola y menos aún aliarse a quienes históricamente fueron adversarios políticos de los colorados.

    El odio al proyecto Cartes enceguece a los liberales oficialistas, quienes instalaron muy bien entre sus seguidores el cuco de “dictadura” y “violación de la Constitución” para seducir más a los suyos, pero los alejó de la posibilidad de tener una mirada más aperturista, amplia y realista del momento político que se vive. Puedo estar equivocado, pero es lo que pienso.

    Mientras ese odio y afán desesperado que tiene Efraín Alegre de llegar a la presidencia de la República, el sector de Blas Llano seguirá en su línea discursiva y práctica: El único que puede hacer frente hoy al proyecto Cartes es Fernando Lugo.

    Clara la realidad. En el 2018 se enfrentarán dos modelos. El que no se suba a uno de ellos simplemente queda fuera, por más amenazas, sanciones y expulsiones ese plan sigue. Y es aquí donde los llanistas hacen el retruque a los oficialistas liberales y les preguntan: ¿Al final, quién será funcional a HC en el 2018? El oficialismo se frota las manos.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 26 febrero, 2017, 4:35 pm
  11. Efrainismo golpea las puertas del stronismo
    25 febrero, 2017

    Que nadie dude de que la información sobre la propuesta de Efraín Alegre a Mario Abdo Benítez, de conformar una chapa azulgrana, sea cierta. No hay forma de que sea un invento porque en toda la historia política nacional, jamás a un liberal se le ha ocurrido buscar acuerdos electorales con los colorados para llegar al poder, ni nadie ha osado insinuarlo siquiera.

    El presidente del PLRA quiere llegar a la Presidencia de la República de cualquier manera. Posiblemente hasta esté dispuesto a ceder el primer lugar y conformarse con ser el copiloto de Abdo Benítez, y luego repita la historia de su correligionario Federico Franco, conspirando para llegar al sillón de López.

    Pero el problema más grave es que ni siquiera intentó algún tipo de acuerdo con el sector democrático de la ANR sino buscó al movimiento más retardatario, intolerante e incapaz de respetar las libertades individuales, el stronismo. Porque tampoco nadie puede dejarse engañar pensando que lo único que une a Abdo Benítez con la dictadura es haber sido hijo de uno de sus más importantes personeros. Durante su corta trayectoria política, que se inicia en el 2012, a la caza de una banca en el Senado, Marito ha demostrado ser el vivo retrato de su padre y de la época nefasta de la que proviene.

    La propuesta de Alegre ya ha conseguido que Mario Ferreiro decidiera alejarse de él, como si tuviera la peste. Lo más probable es que otros lo sigan ya que cuesta imaginar que una persona que ha luchado a favor de la democracia ceda tanto por tan poco. Posiblemente los que quedarán serán Desirée Masi y Rafael Filizzola, quienes han demostrado con hartazgo que están dispuestos a pactar hasta con quienes fueron sus verdugos.

    Solo hay 2 formas de evitar este acuerdo electoral que dañaría seriamente al PLRA. Una es que Abdo Benítez tenga más principios que Alegre –aunque parezca increíble, puede que los tenga- y no acepte ser apoyado por liberales.

    Y la otra, la decisiva, es que la mayoría de convencionales liberales que hoy se reúnen para analizar el destino del partido decida castigar a Alegre por estar dispuesto a subastarlo al mejor postor, sin importar principios ni programas de gobierno. La forma de hacerlo es rechazar la alianza electoral propuesta por el oficialismo partidario y aprobar la concertación, que permitirá la participación de candidatos de todos los demás sectores de la oposición y se elegirá al mejor posicionado para competir en el 2018.

    Todo el mundo sabe, incluido Alegre, que él no tiene la menor chance de ganar en una elección única de todos los partidos y movimientos. Por eso pretende imponer la alianza, para asegurar su candidatura.

    Más que nunca, el pueblo liberal representado por sus convencionales, tiene la oportunidad histórica de hacer que el PLRA deje de estar de rodillas y asuma su compromiso con el país.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 25 febrero, 2017, 8:25 am
  12. La convención liberal

    Por Osmar Gómez

    Los liberales desarrollan esta mañana su convención. Será la segunda reunión de la máxima instancia partidaria desde que Efraín Alegre asumió la presidencia de la agrupación a mediados de 2016. Desde que llegó a la conducción le ha costado tener las riendas del partido. La alianza electoral con Salyn Buzarquis le permitió tener los votos para quedarse con la presidencia partidaria, pero no le alcanza para poder controlar la agrupación política.

    En este corto periodo de mandato que todavía no llega a un año las convenciones fueron su herramienta para tratar de alinear a los rebeldes. La primera, a mediados de setiembre último, apenas noventa días después de ser electo terminó con una dura sanción a un grupo de diputados llanistas y una contundente declaración contra la reelección presidencial.

    La sanción a los legisladores creó una fuerte crisis y terminó siendo revisada para evitar un cisma con consecuencia imprevisibles. Pero eso no alcanzó para sanar las heridas. El enfrentamiento se mantiene y cada tanto es atizado con la confrontación permanente que se propone desde la conducción partidaria.

    El encuentro de esta mañana en Coronel Oviedo de nuevo está atravesada por el apoyo o no a un segundo mandato presidencial. El oficialismo encabezado por Alegre está lejos de tener el control partidario, pero intentará ratificar el rechazo a la reelección. Eso de algún modo podría asegurarle la candidatura presidencial para el 2018.

    Aceptar que el Presidente de la República pueda ser de nuevo elegido para un segundo periodo podría terminar con sus aspiraciones del 2018. Abriría las puertas a que el expresidente Fernando Lugo pueda ser de nuevo candidato presidencial. También permitiría a Equipo Joven, la corriente interna liderada por el senador Blas Llano, revivir encabezando una línea interna para apoyar a Lugo e imponer a uno de su equipo como candidato a vicepresidente de la República.

    La derrota en las internas partidarias en 2016 le obligó a Llano a replantear su estrategia partidaria. Para esta convención volvió a lo que siempre le dio buenos resultados. Se acercó a la dirigencia de base. De nuevo recorrió el país buscando apoyo para reatar el acuerdo con Lugo prometiendo llegar de nuevo al poder. La promesa sedujo a buena parte de los convencionales, pero hoy realmente se verá qué tanto efecto causó.

    Desde afuera los colorados y los partidarios de Lugo palpitan con igual fuerza la convención liberal. Sus decisiones tendrán impacto directo en cada sector. Podría ayudar o entorpecer el futuro inmediato.

    En las últimas horas, el presidente de los liberales sorprendió al sostener que una candidatura con la disidencia colorada podría ser un camino válido. Para muchos fue una afirmación que Alegre está decidido a llevar su postulación aún por fuera de su partido.

    Mario Abdo, el visible candidato de la disidencia colorada, trató de despegarse casi de inmediato para no generar fricciones en el interior de su asociación política. Con una interna partidaria todavía por venir no era conveniente aparecer como aliado de un candidato liberal.

    El tercero en discordia fue el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, quien también salió a disparar contra una negociación de esa clase. Ferreiro se siente un eventual candidato presidencial de la oposición para el 2018 y dio muestras de que no está dispuesto a entregar tan fácilmente su posición.

    Los liberales están de cara con la historia. La decisión que este día tome la convención del PLRA será definitoria. Determinará no solo el modo en que los liberales van a encarar las elecciones generales el próximo año, también redefinirá las fuerzas dentro del partido y determinará las decisiones que sus parlamentarios tomarán con relación a un segundo mandato presidencial.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 25 febrero, 2017, 8:04 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

✓clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

✓ÑE’ÊNGA

Kóvango ndaipýi ni naiñakâi mbarakaja purahéicha.22/10/17

✓fotociclo

.

✓archivos

✓estadistas

  • 1,109,382 visitas
Follow ✓Paraguay Péichante on WordPress.com

✓ impresos

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

A %d blogueros les gusta esto: