estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Huelga de educadores profesionales

Que los educadores profesionales ganan poco y deben tener sueldo profesional, es indiscutible. Basta un mínimo de sentido común para comprenderlo. Que luchen por ganar lo justo, es legítimo y plausible.

Pero cuando la lucha por la justicia social se contradice a sí misma creando mayores injusticias sociales, esa lucha, que usa la huelga escolar como arma y estrategia, no solo se deslegitima, sino que se convierte en lucha desvirtuada inadmisible. La causa es justa, pero el modo para conquistarla es injusto, socialmente intolerable, jurídicamente denunciable, éticamente injustificable.

Si los educadores van a huelga y no atienden su obligatorio servicio profesional, al dejar a los niños, adolescentes y jóvenes sin escolarización, violan el derecho fundamental que tienen los menores de recibir educación. Violar un derecho de terceros, menores, inocentes e indefensos, que además nada tienen que ver con el problema de los educadores ni pueden intervenir en su solución, es un delito. Especialmente grave, porque el daño que se hace a los escolares les afecta no solo al presente, también a su desarrollo personal, su formación y su futuro.

Hay países donde el padre que no lleva a su hijo a la escuela es sancionado con pena de cárcel, porque el derecho sagrado de la educación no solo afecta al niño o niña, sino a toda la sociedad. Un ciudadano sin educación suficiente es una fuente de problemas en la sociedad. ¿Podrán quedar impunes los educadores que impiden la educación y abandonan a los niños sin ella? El derecho a la huelga no es absoluto ni igualmente incondicional para todas las profesiones.

La huelga de los educadores profesionales afecta también a madres y padres al violar el derecho a la educación de sus hijos que le garantiza la Constitución Nacional. Impedir el goce de un derecho a millones de adultos (padres y madres de casi dos millones de escolares) es injusto y una agresión social a ciudadanos inocentes, ya que los padres no tienen en sus manos la solución del problema. Es verdad que los padres y sus asociaciones deben colaborar con los educadores y el sistema educativo para influir civilmente en las políticas educativas de la nación y no parece que lo estén haciendo. Su pasividad ante los problemas y la búsqueda de soluciones también merece reflexión y cambio de actitudes y comportamientos.

La huelga de los educadores afecta gravemente al bien común de los ciudadanos. Una población con educación debilitada y deficiente es una población condenada al subdesarrollo. La educación es un bien público, además de ser fundamento nutriente del bien común. Todos los ciudadanos debemos contribuir al crecimiento y la participación equitativa del bien común y a nadie le está permitido destruirlo. Los educadores están comprometidos por vocación y ética profesional a contribuir con el don más importante del bien común, que es la educación de todos los ciudadanos, un bien público y una contribución que jamás puede ser negociable, porque es un bien básico, fundamental, permanentemente necesario y vital.

Comparados con los países que prosperan, Paraguay dedica menos días y horas de escolaridad a nuestros escolares. Si, además, los líderes gremiales o sindicales organizan huelgas con abandono de su trabajo con los niños, tendremos menos días y horas aún. El daño es grave a los escolares, a sus familias y al presente y futuro de nuestro país.

Privar a los niños de sus derechos es delito. Si ese delito proviene además de quienes se han comprometido profesionalmente a que los niños conozcan sus obligaciones y derechos y los defiendan, el delito tiene agravante. ¿Por qué los profesionales de la educación para defender sus derechos chantajean a la sociedad secuestrando la educación de los niños? Los niños nada tienen que ver y nada pueden hacer en el conflicto entre los educadores y nuestros representantes en los tres Poderes del Estado que toman decisiones que inciden en el sistema educativo. ¿Por qué se les ha de castigar rematando en los menores? Querer doblegar a los mayores golpeando a los niños es inhumano.

La huelga es un mal porque hace daño cierto y trascendente, viola derechos de inocentes y entra en conflicto con la ética profesional de los educadores. La huelga no resuelve problemas, los aumenta.

Por Jesús Montero Tirado

Anuncios

Acerca de jotaefeb

arquitecto jubilado, hoy "hurgador" de la filosofía de vida, de las cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

6 comentarios en “Huelga de educadores profesionales

  1. Péichante

    Por Mariana Ladaga

    El Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) no hace más que transferir su responsabilidad a otras instituciones e incluso al sector privado. Asegura que la educación es gratuita, pero la verdad es que en las cooperadoras escolares los padres se desesperan al punto de coaccionar a sus pares para juntar los fondos que necesitan. Son ellos quienes compran tizas, pagan la cuenta de la energía eléctrica y el salario de limpiadoras, compran pupitres, reparan tanques de agua, cañerías y baños. Verdaderas guerras se desatan entre los papás por esta razón y, muchas veces, la política partidaria y otros intereses entran a regir.

    Lo mismo ocurre con la infraestructura. Desde que las municipalidades y gobernaciones reciben el Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide), en algunas escuelas hacen obras la Municipalidad y la Gobernación en un mismo periodo, mientras en otros lugares falta de todo. Además, el dinero se transfiere tarde, las licitaciones se demoran, las obras se hacen a las apuradas, sin el debido control del MEC, y acaban ocurriendo graves accidentes, como el desmoronamiento del techo en la escuela Augusto Roa Bastos, del Área 1 de Ciudad del Este, un día antes que comiencen las clases.

    En Roa Bastos, la obra estaba a cargo de la Municipalidad esteña. Un enorme cartel dejaba en claro que se trata de la “administración Sandra Zacarías”, la intendenta. Pero en el momento en que ocurrió el derrumbe que arrojó tres obreros heridos que trabajaban sin medidas de seguridad, la Comuna intentó esquivar su responsabilidad, negando que la reparación de la viga que sostenía la estructura estuviera planificada. La directora de la escuela dijo que sí estaba prevista.

    Lo que ocurrió en la escuela Roa Bastos no es más que un ejemplo de cómo se vienen haciendo las cosas referidas a la educación en nuestro país: de manera improvisada, “péichante (así nomás)”, “vaivaínte”, a las apuradas, tapando agujeros. Es como si, lejos de interesar verdaderamente la educación de nuestros niños, la intención de los gobiernos nacional y local fuera que sus obras sirvan como propaganda política.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 26 febrero, 2017, 4:03 pm
  2. Más que echar la culpa a otros, hay que mejorar la educación

    Con clases dadas en alrededor de 50 carpas, instaladas en 39 capillas y en algunos casos bajo los árboles, se iniciaron ayer las clases en cerca de 7.500 escuelas y colegios del país. El ministro de Educación, Enrique Riera, deslindó responsabilidad sobre el estado crítico de muchos establecimientos educativos a punto de derrumbarse, echando la culpa a políticos y empresarios inescrupulosos, argumentando que el problema se arrastra “desde hace más de 40 años”. Aunque tenga razón en su planteamiento, quien debe resolver los problemas es el actual titular de la cartera, por más de que existan responsabilidades compartidas de intendentes y gobernadores. De nada sirve buscar justificativos cuando lo que se necesita es arreglar la deficiente infraestructura y mejorar sustancialmente la calidad de la educación.
    Apenas un día antes del inicio oficial de las clases, el techo del corredor de la Escuela Básica N° 1632, Augusto Roa Bastos, del Área 1 de Ciudad del Este, se derrumbó estrepitosamente en la tarde del miércoles, dejando a tres obreros heridos. Por consiguiente, en esta institución no pudieron comenzar las clases.

    Mas allá de la trágica ironía de que una escuela con el nombre del gran escritor paraguayo se caiga justamente en el año en que se celebra el centenario de Roa, el hecho empañó el ambiente de celebración y de propaganda que el ministro de Educación, Enrique Riera, pretendía dar al acto de inicio de clases, tras el acuerdo logrado con los docentes para evitar la huelga con que estos habían amenazado, en negociaciones por mejor salario.

    Al igual que la escuela Roa Bastos, hay 91 centros escolares en alto riesgo de derrumbe, según la propias estadísticas del MEC. Son 3.900 instituciones educativas en condición crítica, de las cuales 2.581 escuelas precisan urgentes refacciones. Ante este panorama, muchos alumnos debieron iniciar las clases al menos bajo 50 carpas móviles, además de ocupar cerca de 39 capillas e iglesias, y en algunos casos bajo los árboles.

    En el discurso que pronunció ayer en presencia del presidente de la República, el ministro Riera les echó la culpa a sus antecesores y a “políticos y empresarios inescrupulosos”, por utilizar materiales de baja calidad en la construcción de los locales educativos. Además, justificó que esta situación se arrastra “desde hace más de 40 años”.

    Aunque el ministro pueda tener razón en su planteamiento, es él quien debe buscar resolver los problemas, por más de que existan responsabilidades compartidas de intendentes y gobernadores.

    No hay que olvidar que la mayoría de los gobiernos anteriores han sido del mismo partido que hoy se encuentra en el Gobierno, donde existen figuras políticas que han sido partícipes de varios de dichos gobiernos.

    También existe una responsabilidad política de gente del actual Gobierno en proteger a los correligionarios que han sido acusados de estar involucrados en estos hechos, como el caso del ex intendente de Lambaré, Roberto Cárdenas, imputado por haber construido las aulas del Colegio Nacional de Lambaré, que se derrumbaron sobre los alumnos. Sin embargo, su caso sigue congelado en la Justicia mediante presiones políticas y chicanas jurídicas, mientras el mismo aparece nuevamente involucrado en la presunta falsificación de firmas a favor de la reelección del actual presidente Horacio Cartes.

    Más que buscar justificativos y echar la culpa a otros, lo que se requiere es que el ministro Riera y sus colaborares redoblen los esfuerzo por arreglar la deficiente infraestructura de los locales de enseñanza y de mejorar sustancialmente la calidad de la educación.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 24 febrero, 2017, 9:34 am
  3. Escuelas que parecen odiar a sus alumnos

    Hoy, decenas de miles –tal vez incluso cientos de miles– de alumnos del sistema educativo público retornarán a las aulas o atravesarán por primera vez en sus vidas el umbral de escuelas que les transmiten un mensaje doloroso: los odiamos, no son bienvenidos, no son dignos de que nos molestemos siquiera en pasar una mano de pintura o asegurar el ventilador para que no caiga sobre sus cabezas.

    Es un mensaje que, disparado directamente a la autoestima de los niños, les hace crecer llevando en el alma la idea de que no son importantes. Desde que entran a la escuela los chicos aprenden que su dignidad y su seguridad valen menos que el casero de un funcionario corrupto o la amante de otro empleado público. Estas son las lecciones que no figuran en el currículum escolar, pero que se graban a fuego en los alumnos, año a año, mientras ven sus espacios educativos derrumbarse y derruirse, víctimas de la negligencia y la corrupción.

    Y las escuelas no solo odian a sus alumnos. Algunas hasta son asesinas en potencia. En los últimos años han caído decenas de techos y paredes de escuelas, y ayer se produjo un caso más en Ciudad del Este. A riesgo de pecar de supersticiosos, podríamos decir que alumnos y docentes paraguayos tienen un santo aparte, porque ninguno de estos traumáticos episodios causó –hasta ahora– muertes, aunque sí heridos que, afortunadamente, han sanado en lo físico, aunque probablemente hayan quedado con secuelas en lo psicológico. No intervenir drásticamente en casos en que la infraestructura se encuentra en condiciones similares, es tentar a la suerte.

    La escuela genera sentido de pertenencia, y en los casos de alumnos de escuelas en mal estado, o simplemente feas y sucias, lo que se genera es pertenencia a una sociedad donde son aceptables la mugre y la infraestructura de segunda mano y peligrosa. Así visto, tal vez no sería descabellado pensar que mantener las escuelas en estado calamitoso forma parte de un plan mefistofélico para incubar gente que no reclame cuando sus rutas y otros edificios públicos sean de mala calidad. Se crean ciudadanos que crecen con la resignada creencia de que “así nomás luego tiene que ser”.

    Los espacios destinados al aprendizaje deben ser, en primer lugar, seguros. Es inconcebible que los padres envíen a sus hijos a clases sin saber si volverán de una pieza o vivos, porque a algún intendente corrupto se le ocurrió hacerse rico desviando recursos del Fonacide. Pero, decir esto es una obviedad.

    Contrariamente a la realidad, las escuelas y colegios deben ser lugares hermosos y atractivos, donde “da gusto estar” y donde el aprendizaje ocurra naturalmente. ¿Es mucho pedir que las escuelas reciban a los niños y jóvenes con aulas y patios limpios, cuidados y decorados? En algunos locales los niños hasta se pelean por conseguir una silla entera. En la gran mayoría no hay comedores, los chicos comen sobre sus pupitres o sentados donde pueden, con los platos sobre la falda. Muchos baños revuelven el estómago: no tienen agua, el papel higiénico es un lujo, carecen de basureros y sus puertas no se cierran. Los patios no tienen juegos, y en los que existen, son peligrosos o dan pena con sus hamacas sueltas o sus toboganes sin escaleras.

    Un aula debe ser primero segura, luego limpia, ventilada, acondicionada y cómoda. Una parte de esta enunciación no corresponde exclusivamente a la cantidad de recursos que maneja la escuela, sino al ingenio de docentes y padres, que pueden trabajar mancomunadamente para que un espacio educativo, aunque modesto, sea alegre y limpio, en lugar de sombrío y deprimente.

    Para que un niño sea feliz en la escuela y se sienta bienvenido, el espacio debe ser agradable y comunicarle claramente este mensaje: “Te queremos, queremos que acá seas feliz, te sientas seguro y aprendas”.

    Gracias al acuerdo firmado entre los gremios de educadores y el Gobierno, que permitirá un reajuste final del 10% para maestros de todas las categorías, las clases se iniciarán hoy. A pesar de todas las precariedades, queremos celebrar su retorno y desearles un buen año de mucho aprendizaje. Y también instar a toda la comunidad educativa a que exija condiciones dignas y buen uso de los recursos públicos para la educación. Es de desear que el presidente Horacio Cartes haga una pausa en su actual inconstitucional pretensión de reelección, y preste atención al drama que sufren hoy decenas de miles de niños en el país.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 23 febrero, 2017, 9:50 am
  4. Ahora, manos a la obra
    22 febrero, 2017

    Luego de una intensa negociación, el gobierno ha conseguido un acuerdo con los docentes, con lo cual se confirma que las clases empezarán oficialmente mañana en todas las instituciones públicas del país, evitando el perjuicio que podía haber ocasionado a niños y jóvenes estudiantes.

    Nadie duda de que las reivindicaciones de los maestros sean justas y fruto de una postergación de décadas por los sucesivos gobiernos que jamás han visto la necesidad de respetar el derecho ciudadano a una educación adecuada, en locales adecuados. Es por eso que, más allá de la preocupación natural de los padres, los maestros siempre han contado con el apoyo y, sobre todo, el aguante de quienes han depositado en ellos la confianza de la educación de sus hijos.

    El acuerdo al que se arribó beneficiará a casi 95 mil funcionarios del Ministerio de Educación y Ciencias. El aumento se dará en dos tandas, la mayor parte será a partir de abril y alcanzará el 7,7% y la segunda, en julio, con 2,3%, llegando así al 10% anunciado, que pone fin a demasiados años de postergaciones a quienes decidieron dedicar su vida a la enseñanza.

    Pues bien, este acuerdo consolida el firme propósito del gobierno de cambiar definitivamente la situación del sector educativo del país, ya que además del aumento salarial, desde hace unos años se ha impulsado con mucho énfasis la capacitación de los maestros, incluso enviándolos al exterior a recibir educación superior.

    Capacitación y mejores salarios, prueba evidente de que la educación ha dejado de ser un accesorio molesto y se ha convertido en una cuestión fundamental en el Presupuesto General de la Nación. Si los senadores no hubieran evitado la declaración de emergencia educativa el año pasado, también la parte de la infraestructura de los centros educativos públicos hubiera empezado a mejorar.

    Pero hasta ahora, las pruebas a las que se ha sometido a los maestros han defraudado por los bajos puntajes y la escasa preparación. El argumento del sector es que los escasos salarios impedían gastar tiempo y dinero en lograr mejores maestros.

    Esa excusa ya no corre. Tendrán mayor capacidad adquisitiva y el Estado asume gran parte de su capacitación, así que ahora es tiempo de dejar los entuertos políticos y sindicales y asumir la gran responsabilidad que tienen como educadores de las futuras generaciones de este país, mucho más grave en esta época de globalización, donde los jóvenes paraguayos deberán enfrentar una dura competencia para encontrar su lugar en el mercado laboral.

    Así que ha remangarse señores y a trabajar en serio. Este año no puede volver a haber postergación de clases a causa de medidas de presión por reivindicaciones que ya fueron cumplidas. Es tiempo de que se capaciten y asuman con seriedad la responsabilidad que tienen. Son ustedes quienes harán la diferencia en las nuevas generaciones que pronto tendrán la misión de gobernar el país y competir en igualdad de condiciones con sus pares del resto del mundo.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 22 febrero, 2017, 8:41 am
  5. Educación unida a la sociedad

    Esta es la tarea principal en la educación de estos tiempos en que vivimos.
    Más importante que el saber un poco más de ciencia o castellano es el formar al alumno para pensar con cabeza propia, para entender lo que lee, para fomentar su capacidad creativa y, sobre todo, para que sea capaz de comprometerse y llevar a la práctica su compromiso con la vida.

    Deseo aquí hacer una parada para insistir en todo esto, porque es capital para la existencia humana en el siglo XXI. Es poco aspirar a tener ciudadanos que sepan contar, leer y hablar en su lengua.

    El mundo moderno nos exige ciudadanos formados personal y colectivamente para ubicarnos como protagonistas en él.

    A todo esto se oponen los colegios y escuelas masificados por el excesivo número de alumnos en clase. También esos centros de estudios cuyo profesorado sea de baja calidad.

    Pero, todavía es peor. Y es que el grado de conciencia social de profesorado y alumnos con frecuencia es muy bajo y ni siquiera alcanza a darse cuenta de la importancia de todo esto..

    No sabemos pensar con cabeza propia sobre las circunstancias (causas, manifestaciones efectos y soluciones) de la sociedad en la que vivimos.

    La información que asimilamos por los medios de comunicación social, de lo que diariamente está sucediendo, es superficial, incompleta y marcada por los intereses de las empresas periodísticas.

    Ciertamente tenemos intelectuales y analistas de calidad, pero por decir la verdad, tienen cerrada su presencia en los grandes medios de comunicación social.

    Por eso, una educación que cree alumnos comprometidos con la sociedad es lo principal de nuestras escuelas y colegios. Más aún: es la única manera de preparar a quienes en la universidad van a llegar a su plenitud humana.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21 febrero, 2017, 9:25 am
  6. La educación por encima de todo
    21 Feb 2017

    Las clases en las instituciones públicas iniciarán como se previó en el calendario académico del año, lo que representa un gran logro para la educación paraguaya. Ya mucho ha perdido el país con conflictos generados por históricas deudas con el sector docente.

    El normal inicio de clases se dará gracias a que se logró un acuerdo entre los ministerios de Educación y Ciencias (MEC), Hacienda y los gremios docentes, tras una larga negociación que duró varias semanas. Primó el sentido común, el compromiso y el esfuerzo de ambas partes para evitar el paro que era anunciado para el 23 y 24, los dos primeros días de clases.

    Si bien la medida anunciada por un justo reclamo de los docentes, los más perjudicados, los más castigados por el paro iban a ser los miles de niños y adolescentes estudiantes, que no deben perder ni un solo día de clases si pretendemos que la educación sea seria y comprometida con el país.

    “Sin educación no hay avances. Bajo este lema, gremios sindicales de educadores informan que las clases inician normalmente”, informó poco después del acuerdo el Ministerio de Hacienda, en una acertada descripción. No habrá avances mientras se interrumpa el proceso normal académico.

    “Hemos puesto por sobre todo la educación paraguaya”, dijo igualmente el titular del Ministerio de Educación y Ciencias, Enrique Riera, rodeado de docentes y estudiantes que participaron de las negociaciones. La frase del secretario de Gobierno, la de poner por sobre todo a la educación en primer lugar, debe ser un compromiso de todos los sectores, tanto del público como del privado.

    De acuerdo con lo explicado, el acuerdo consiste en un reajuste salarial del 10% durante el año para todos los docentes. Desde abril, como estaba previsto, el aumento será del 7,7% y luego se realizará un reajuste del 2,3% desde julio. Además, hay un compromiso para la instalación de una mesa técnica para seguir ajustando la carrera docente y un desembolso para el escalafón.

    Pero más allá de los detalles técnicos del acuerdo, lo importante es la voluntad demostrada por ambas partes para llegar a un acuerdo y así no afectar a los estudiantes.

    Decíamos en este mismo espacio hace unos días que, una vez más, un conflicto ponía en riesgo este año el inicio de las clases en las instituciones de educación del sector público. Como casi siempre, el tema de fondo era el reclamo de los gremios docentes por mejores condiciones laborales con un ajuste salarial, pedido que, insistimos, es plenamente justificado atendiendo a que es un sector cuyo ingreso no condice con el papel que cumple en un país.

    Ratificamos –como se escribió anteriormente– que ninguno que pretenda el mejoramiento de la educación puede oponerse a una solicitud como la de los docentes, pero enfatizábamos que de una vez por todas se debe entender que los niños no son culpables de la desidia que acarrea el Estado desde hace décadas con respecto a estos temas.

    Con el acuerdo se dio un paso muy importante. Aunque hay aspectos que se deben ir ajustando, como el de la infraestructura en las cerca de 500 instituciones en situación de riesgo, ahora resta que el año se desarrolle con total normalidad. El MEC debe apuntalar a solucionar definitivamente el grave problema de infraestructura, mientras que los docentes poner todo de sí para capacitarse, ajustar sus métodos de enseñanza y seguir cumpliendo el importante papel que cumplen en la sociedad. Los miles de niños que irán diariamente a clases serán los beneficiados.

    Estos son los temas que interesan a la gente y son los aspectos en los que debemos enfocar como prioridad, dejando de lado las interesadas críticas políticas ligadas a cuestiones electorales. Paraguay necesita que sigamos concentrados en temas que hacen verdaderamente a la transformación del país, como la educación, la inversión, los programas sociales, el mejoramiento de la infraestructura y la imagen que está proyectando internacionalmente. Indudablemente el paso que dieron el MEC y los gremios docentes demuestra que es posible llegar a consensos cuando existe compromiso.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21 febrero, 2017, 9:15 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Péva ndejoráne, he’íje oka’úva mondahare.25/07/17

fotociclo ✓

El Cirque du Soleil presentará Amaluna, del 26 de julio al 13 de agosto en Asunción

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: