estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

El apriete a periodistas

No es verdad que el grupo Cartes, que gobierna en nuestro país, respete la libertad de prensa, la libertad de expresión; no es verdad que el grupo Cartes tenga estima por esas libertades: El grupo Cartes trabaja incansablemente, y en todos los frentes, por restringir y limitar las libertades de expresión y prensa.

Lo hace por todos los medios a su alcance, el Estado, sus socios comerciales, sus redes de influencia. Aprieta a todos los periodistas que se animen a criticarlo, sobre quienes está construyendo un cepo informativo que impide cada vez más que la ciudadanía escuche voces que están fuera de su control.

El grupo Cartes exige a directores y propietarios de medios que eliminen la crítica, sopena de afectarles la pauta comercial, pública o privada, como si el Estado fuera su propiedad privada y como si fuera un instrumento particular de premios y castigos.

No quiero que me crean a mí.

Los medios independientes que quedan informaron profusamente de la reunión del gobierno con las radios del país, a inicios de febrero. Transcribo el relato del diario ABC Color, que informó en su edición del 8 de febrero pasado que “Durante una reunión con propietarios de radios…del país, el vicepresidente Juan Afara prometió pautas estatales a cambio de que las emisoras se encarguen de difundir las “buenas noticias” del gobierno (…) El encargado de entregar la oferta a los propietarios de las radios fue el mismísimo vicepresidente de la República, Juan Afara, durante un almuerzo que se realizó en un salón de la vicepresidencia ubicado en O’Leary y Azara, del microcentro capitalino. Durante la reunión estuvieron presentes además el titular de la Sicom, Fabrizio Caligaris; la presidenta de Conatel, Teresita Palacios; la senadora Lilian Samaniego, el diputado y presidente de la ANR, Pedro Alliana. ´Lo que queremos es justamente atar un vínculo, un vínculo con todas las…los radiodifusores, con los propietarios, propietarios y propietarias de estaciones de radio en toda la República, legales´, señaló Afara en un momento de la reunión. El discurso fue grabado en un audio que fue proveído en gentileza por radio Ñandutí AM a ABC Color. ´Queremos que ustedes designen a las personas que cada quince días, o cada mes, vamos a encontrarnos para ver cuáles son las tareas pendientes, qué no estamos haciendo, qué nos falta, en dónde tenemos que apretar más para que la información llegue a la gente; la información clara, la información veraz, lo cierto; para que llegue la buena noticia, que finalmente es lo que queremos´, agregó enseguida Afara (…) ´Porque vamos a tener un vínculo político, vamos a tener un vínculo comercial…vamos a tener un vínculo comercial a través de Sicom. El Estado va a tener un vínculo comercial con las radioestaciones legales, es lo que estaba reclamando. Vamos a tener un vínculo comercial con los propietarios de las radios. Ese vínculo vamos a atar a través de nuestro nexo directo que va a ser Sicom, Conatel. Vamos a utilizar la institucionalidad, queremos trabajar con ustedes de la forma más correcta, con la mayor transparencia, con la mayor claridad, porque queremos fortalecer el trabajo del gobierno, queremos que tenga la fortaleza y que la verdad llegue; y queremos que sean los corresponsales en toda la República´, aseveró. ´Entonces, queremos trabajar en una red con lo que ya está instalado, que son ustedes, que tienen la información, que tienen la estación, que tienen la gente, pero que esa dirección venga de los propietarios de radios. Que los propietarios y propietarias de radios sean quienes dirijan a sus funcionarios´, acotó. Por su parte, el presidente de la ANR, el diputado Pedro Alliana, pidió que las radioemisoras sean portavoces de la dirigencia colorada y del gobierno de Horacio Cartes (http://bit.ly/2kGWbhK).

Afara expuso claramente la lógica operacional del grupo Cartes con respecto a las libertades de prensa y expresión: Quiere saber “dónde tenemos que apretar más…para que llegue la buena noticia”; quiere dar plata para “fortalecer el trabajo del gobierno”, “queremos que” (los directores y propietarios) “sean los corresponsales en toda la República…que esa dirección venga de los propietarios de radios. Que los propietarios y propietarias de radios sean quienes dirijan a sus funcionarios”.

Plata a cambio de no criticar. Plata a cambio de no hablar de los problemas. Plata para minimizar las cosas que se hacen mal u ocultarlas directamente. Plata para hablar solamente de las cosas buenas y despido para los periodistas que no se sometan al acuerdo.

Ese es el grupo Cartes, pintado de cuerpo entero. Edificado para impedir que haya otras voces que la suya.

Por Enrique Vargas Peña

http://launion.com.py/el-apriete-a-periodistas-43245.html

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

arquitecto jubilado, hoy "hurgador" de la filosofía de vida, de las cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

6 comentarios en “El apriete a periodistas

  1. Justificación del dominio privado del espectro radioeléctrico

    Por Ing. Javier Villate

    Conceptualmente no existe ninguna diferencia entre la propiedad de una casa, de un teatro o cualquier otro bien bajo el dominio privado y la propiedad del espacio físico del espectro electromagnético, declarado dominio público del Estado paraguayo en el artículo 30 de nuestra Constitución Nacional.

    Veamos los siguientes ejemplos prácticos ilustrativos de este concepto: nadie puede discutirle el derecho de propiedad del estadio “Defensores del Chaco” a la Liga Paraguaya de Fútbol o reclamar el derecho de propiedad del Hipódromo de Asunción al “Jockey Club del Paraguay”. Estas verdades capitalistas también son extensivas a cualquier teatro privado o sitio similar. En estos espacios privados se generan ondas mecánicas y electromagnéticas en una banda de frecuencias audibles y visibles, respectivamente, propagándose las mismas por el espacio circundante variados contenidos con expresiones deportivas y culturales, sin necesidad de concesión de espectro alguno para tal fin.

    Hoy día será difícil encontrar una sugerencia –que no parezca insania mental– que los espacios privados anteriormente citados sean declarados bajo DOMINIO PÚBLICO, con los argumentos de que son predios escasos, limitados y utilizan el espectro electromagnético estatal, por lo que el Estado paraguayo debería asumir la PROPIEDAD de las mismas, por los motivos mencionados.

    Debilidad de las argumentaciones utilizadas para mantener bajo DOMINIO PÚBLICO el espectro electromagnético.

    ESCASEZ. Al igual que las ondas mecánicas, las ondas electromagnéticas pueden sufrir interferencias si las respectivas bandas de frecuencias de emisión de las ondas generadas coinciden en frecuencia, tiempo y espacio, por lo que la argumentación de la escasez afectaría a ambos tipos de propagación, mecánico y espectro electromagnético, respectivamente. Consecuentemente, nuestra Constitución tiene un doble estándar de CARÁCTER IDEOLÓGICO para ambos tipos de propagación; el espacio mecánico NO necesita concesión y el espacio electromagnético SI necesita concesión.

    Si consideramos que la escasez y limitada cantidad del espectro electromagnético fuere un argumento válido, entonces deberíamos decir que 216 emisoras de FM, 80 emisoras de AM y un centenar de canales y repetidoras de televisión en todo el Paraguay destruyen y pulverizan esta línea argumental de la supuesta escasez. El registro de la CONATEL prueba que existe suficiente cantidad de espectro para generar un ambiente de libre competencia en el sector de los citados medios. Además, la escasez es la razón de la existencia de la economía y sucede con la mayoría de los bienes producidos por el hombre y los naturales.

    COBERTURA. Si la cobertura geográfica o la “llegada” a más personas fuera otra posible hipótesis en favor de la tesis del dominio público, deberíamos recordar que hay emisoras radiales cuya audiencia representa una fracción de los espectadores de un clásico futbolero o los asistentes a un concierto rockero en el “Jockey” constituyendo la envidia de numerosos medios radiales y televisivos. Actualmente, una radio online puede tener mayor cobertura que un medio que utiliza ondas electromagnéticas.

    ECONÓMICA. Respecto del aumento de la capacidad recaudatoria del Estado, es conveniente desmontar este mito aclarando que el aportante final para el pago por la concesión por el uso del espectro es el ciudadano común, ya que los concesionarios diluyen estos costos en sus tarifas del pautaje o en las facturas del teléfono móvil. El dinero siempre proviene del mismo bolsillo, o sea del ciudadano trabajador, sea a través de un impuesto, una tasa o por medios indirectos como la factura mensual. A la gente le gusta creer que el dinero proviene del inversionista, pero es sencillamente una forma de impuesto encubierto, invisible pero muy real.

    Toda emisión y la propagación electromagnética, generada por equipos privados, es declarada arbitrariamente bajo DOMINIO PÚBLICO sin ningún rubor, justificación filosófica, económica, moral o racional. El espectro electromagnético es como cualquier otro bien transable sujeto a las leyes del mercado libre. Bajo un esquema de subasta pública y el traspaso a la PROPIEDAD PRIVADA DEFINITIVA el mercado asegurará la asignación eficiente de este bien, o su propietario perderá su dinero.

    El único justificativo –no declarado– para someterlo bajo dominio público, es para utilizarlo como herramienta coaccionadora de los burócratas y políticos de turno con el propósito de atenazar, amenazar y controlar a los concesionarios de los medios, bajándoles la línea política, siempre en nombre del “pueblo”.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 4 marzo, 2017, 10:53 am
  2. Justificación del dominio privado del espectro radioeléctrico (II)

    Por Ing. Javier Villate

    Una de las razones que se arguye para declarar dominio público al espectro radioeléctrico –aquel de utilidad para la radiocomunicación– es por su supuesto origen natural, ignorándose el hecho de que para su emisión se requieren equipos tecnológicos específicos inventados por el hombre con el fin de propagar comunicación entre ellos. ¿Acaso existían radiocomunicación inalámbrica antes de Tesla (declarado pionero por la oficina de patentes de USA), Marconi o Popov? El arreglo, el mapeo del espectro radioeléctrico –tratado y modulado– es creación del hombre.

    Otra de las razones que los estatistas arguyen para justificar la declaración dogmática como dominio público es el caos que existiría entre los diferentes transmisores, originándose interferencias entre ellos en una zona determinada, imposibilitándose la radiocomunicación. Este mismo tipo de caos se produciría también si es que no hubiese el DERECHO DE PROPIEDAD EXCLUSIVO sobre la tierra. Imagina el lector qué pasaría si un agricultor sembrare algodón en una tierra determinada y su vecino procede plantando maíz en el mismo lugar. Complicando aún más, un tercer vecino interviene en el mismo lugar instalando un taller mecánico. Así las cosas, no es razonable culpar al sistema de empresa privada del caos producido o que las cosas no vayan adecuadamente si es que no son asignados anticipadamente los DERECHOS de PROPIEDAD exclusivos sobre los recursos y medios de producción. Este tipo de caos se denomina “tragedia de los comunes” (Garret Hardin), donde el bien es de todos y la responsabilidad por su cuidado es de nadie en particular, siendo el resultado final la pérdida o deterioro del bien común.

    Asignando DERECHOS DE PROPIEDAD exclusivos sobre los recursos y medios de producción el caos desaparece.

    El ámbito de actuación del gobierno debería ser la articulación del sistema legal para definir la PROPIEDAD PRIVADA, arbitrar las disputas y precautelar la seguridad física y jurídica del individuo, actuando contra quienes ejercen la violencia o coacción.

    La historia del espectro como “bien público” demuestra que fue una arbitrariedad su nacionalización por parte de los burócratas de la época cuya herencia la tenemos vigente en nuestras leyes actualmente. Ciertamente, el inicio del espectro radioeléctrico como “bien público” fue en EE.UU. mediante el “Federal Radio Act” de 1927, FCC (Federal Communications Commission) desde 1934. A partir de dicho momento y hasta nuestros días los burócratas mantienen aún el control estatal nacionalizado y centralizado de este “recurso”, provocando demoras arbitrarias, altas ineficiencias, corrupción en su asignación, y un uso paternalista e inflexible del espectro, impactando negativamente en un sector con un acelerado dinamismo tecnológico.

    Es remarcable la profunda crítica hecha por Ronald Coase (premio Nobel 1991) a través de un texto de investigación académico llamado “Federal Communications Commission” (1959) al enfoque arbitrario y restrictivo del uso del espectro por parte de la FCC como solución gubernamental a los problemas de asignación e interferencias del espectro. A pesar de las burlas de los políticos y expertos de la época, desde 1994 es utilizado corrientemente como modelo de asignación de la FCC y actualmente es considerado un caso de éxito en los libros de textos de la academia. Coase es considerado el padre de dicha reforma regulatoria, quien trazó el derrotero de la política de telecomunicaciones de los países líderes permitiendo que este recurso sea de propiedad de agentes económicos responsables, utilizando el sistema de precios en lugar del racionamiento estatal.

    Este giro coasiano de eliminación de barreras artificiales se inició en Nueva Zelanda en 1989 y luego procedió la FCC desde 1994, lograron incorporar mecanismos de mercado para la asignación óptima de frecuencias, siendo la subasta competitiva la herramienta por defecto, produciendo resultados altamente satisfactorios. En Latinoamérica Guatemala (1996) se lleva las palmas porque diseñaron e implementaron una de las herramientas regulativas para telecomunicaciones más modernas del mundo, con un fuerte enfoque al modelo de gestión del espectro basado el modelo de mercado.

    Sigue una somera descripción de varios modelos de gerenciamiento del espectro: a) Modelo de mercado, que otorga licencias con derechos de uso exclusivos, son transferibles y tecnológicamente neutrales para su utilización; b) Modelo espectro común, permite una cantidad ilimitada de usuarios que comparten frecuencias sin licencias con derechos de uso que son gobernados por especificaciones técnicas, pero que no tienen derechos de protección por las interferencias (dispositivos digitales inteligentes); c) Comando y control, modelo tradicional centralizado y controlado por una agencia estatal donde el uso del espectro asignado es limitado basado en el arbitrio del regulador, quien aplica una política de racionamiento con resultados pobres e ineficientes en el uso.

    En otra entrega detallaré las evidencias de los excelentes impactos en la economía del ciudadano común cuando se implementan las herramientas legales adecuadas basadas en la liberalización del espectro, abandonando las creencias infundadas al amparo del pasado socialista y el fuerte intervencionismo de políticos oportunistas.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 4 marzo, 2017, 10:53 am
  3. Inmundicias de la prensa
    28 febrero, 2017

    Los paraguayos tendremos que armarnos de mucha paciencia para afrontar la artillería de disparates con la que seremos bombardeados en los próximos días. La razón es la misma de hace ya algunos meses: la enmienda constitucional para habilitar la reelección. Su inminente tratamiento en el Congreso disparó los niveles de histeria a alturas nunca vistas, especialmente de parte de los que se oponen a que se instituya dicha figura, con los principales grupos mediáticos a la cabeza, cargando sobre sus hombros gran parte del “trabajo sucio”.

    Al diario de Aldo Zuccolillo, ABC color, no le basta con interpretar a su voluntad qué esconstitucional y qué no. Ahora también se considera una especie de juzgado penal y en su portada publica amenazas a los que voten a favor del proyecto, quienes, según “el tapero” de turno, “se exponen a condenas de 10 a 20 años de prisión, por golpistas”, así como a un interminable rosario de sanciones partidarias que los convertirían en cadáveres políticos, divulgado al solo objeto de “engordar el caldo”, pues en comparación con las penas privativas de libertad, sería de quinto orden.

    Por su parte, el diario de “Don” Antonio, Última Hora, está difundiendo una encuesta de muy dudosa confiabilidad, por no decir nula, según la cual, un poco más y ni las hijas de Horacio Cartes estarían de acuerdo con la enmienda. Un atropello a la inteligencia, que de haber sido invitada a éste opertivo de prensa, con certeza se hubieran “maquillado” los datos de otra manera, tipo 57% a 43%, o 60% a 40%, para que la manipulación de la realidad resulte algo más creíble.

    El objetivo de ambos empresarios y sus respectivos medios salta a la vista. Es instalar una mentira, como el supuesto rechazo a la enmienda, e infundir miedo en la población, con el “cuco” del autoritarismo, así como entre los legisladores que tendrán que expedirse al respecto.

    Demás está decir que Zuccolillo no es nadie ni para interpretar la Constitución, ni menos aún para amenazar a alguien con la cárcel. Y cuando esas amenazas las hace en contra de legisladores, su proceder lo convierte en un vulgar chantajista y un peligro real para la institucionalidad democrática, que en reiteradas oportunidades no tuvo el menor reparo en pisotear.

    Tampoco merece ser objeto de debate las “encuestruchas” de Ultima Hora, de larga trayectoria en presentar resultados que después son refutados de plano por la realidad, como ocurrió en anteriores procesos electorales. Además, si los informes del Grupo Vierci fueren ciertos, ¿Por qué razón entonces se oponen con tanto salvajismo a que se realice una consulta popular? ¿Cuál sería el problema si, como dice su encuesta, más del 70% va a votar en contra?

    Por lo visto que las cosas no son como dice el diario de “Don” Antonio, y lo corrobora el excesivo nervisiosmo de su “alter ego”, Zuccolillo, quien hizo de su diario la peor inmundicia del periodismo.

    De todas formas, el proceso de la enmienda está en marcha y todo indica que en los próximos días, a pesar de la “guerra sucia” librada por algunos medios, el Congreso dará luz verde al referéndum para que 4.000.000 de electores decidan sobre ésta cuestión que es de su exclusiva incumbencia.

    http://www.adndigital.com.py/inmundicias-de-la-prensa/

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 28 febrero, 2017, 10:00 am
  4. “La prensa miente”

    “Los medios de las ‘noticias falsas’ no dicen la verdad de forma deliberada. (Son) un gran peligro en nuestro país”… “Hace unos días dije que la ‘prensa falsa’ es el ‘enemigo del pueblo’. Pues vuelvo a decirlo, es el enemigo del pueblo porque no tiene fuentes. No representan al pueblo y vamos a hacer algo al respecto”. Esto fue lo que manifestó recientemente el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tras lo cual los periodistas de la cadena CNN, los diarios Los Angeles Times y The New York Times, y los sitios digitales Politico y BuzzFeed fueron impedidos de tomar parte de una reunión de prensa junto al portavoz presidencial, Sean Spicer.
    “Queremos que ustedes designen a las personas que cada quince días, o cada mes, vamos a encontrarnos para ver cuáles son las tareas pendientes, qué no estamos haciendo, qué nos falta, en dónde tenemos que apretar más para que la información llegue a la gente; la información clara, la información veraz, lo cierto; para que llegue la buena noticia, que finalmente es lo que queremos”… Esto fue lo que manifestó el vicepresidente Juan Afara en una reciente reunión con propietarios de radioemisoras del interior del país.

    Como puede apreciarse la incomodidad que genera la prensa no solo se da en países del Tercer Mundo, como el nuestro, sino también en las grandes potencias. La prensa cumple con su función y molesta.

    El sesgo autoritario que viene asumiendo el Poder Ejecutivo en los últimos tiempos a través de sus representantes se viene traduciendo en acciones concretas que preocupan, no son cuestiones aisladas, afectan al funcionamiento de la República y tiene sus consecuencias tanto internas como externas.

    Esta visto que a estas alturas discutir jurídicamente sobre si está autorizado o no incluir la figura de la reelección presidencial a través de la enmienda, casi no tiene sentido. Hay una amplia mayoría de entendidos en la materia que así lo aseguran, desde casi o más de una veintena de exconvencionales constituyentes, pasando por reconocidos juristas, llegando al propio asesor político del presidente de la República Darío Filártiga (con un brillante dictamen) y terminando en aquella convocatoria realizada por la propia Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputado a reconocidos juristas, que en mayoría aplastante y que con apoyo de legisladores del cartismo, decidieron enviar al archivo un proyecto porque entendían que no correspondía.

    Otro caso concreto corresponde al decreto del Ejecutivo mediante el cual el Ministerio de Hacienda reglamentó el Impuesto a la Renta Personal (IRP), modificando claras disposiciones establecidas en la ley y poniendo de cabeza la pirámide de Kelsen. La consecuencia lógica: hoy se tiene un levantamiento de gremios empresariales y trabajadores, así como de entendidos en la materia como los contadores.

    Y el último acto de prepotencia, el pedido de una “certeza constitucional” a la Corte para “avalar” la emisión de bonos del Tesoro. Más allá de las imbricadas interpretaciones, se valen de una figura inexistente y crispando aún más el caldeado ambiente político. El endeudamiento del Estado (ergo, nosotros) es un acto de soberanía y requiere del más amplio consenso y no del capricho de los gobernantes de turno. Se está comprometiendo a futuras generaciones.

    Son apenas algunos ejemplos y podrían ser más. Es lo último que pudo verse. Es un argumento barato tratar de distraer la atención con argumentos como que la prensa juega a favor de tal o cual partido, o que los periodistas están “ideologizados”.

    Mal que le pese a Trump y a las autoridades locales, los periodistas seguirán haciendo su trabajo. Cualquiera sea la postura que tengan, siempre que la crítica sea honesta.

    Por Roberto Sosa

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/la-prensa-miente-1568469.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 27 febrero, 2017, 2:40 pm
  5. Política y Ética

    Hace ya demasiado tiempo que en el Paraguay hemos perdido todo contacto entre dos palabras: ética y política. De ésta última hay un sinnúmero de definiciones y una de las más citadas por hombres de la talla de Aristóteles, Maquiavelo y Churchill es que “política es el arte de lo posible”.
    Hay otra enunciación, más cercana a los paraguayos y que consideramos apropiado traer a colación en momentos como los que vive hoy la República. La expresa Natalicio González –de indudable raigambre colorada- en su libro “El Estado servidor del hombre libre”: “Los militantes del Partido Colorado tenemos el hábito adquirido de confrontar ideas, de discutir los problemas de nuestra tierra con la máxima libertad intelectual y de someternos a las decisiones de las mayorías, guiados por nuestra pasión democrática. Toda opinión justa y constructiva puede ser aceptada, dentro de nuestro sistema de convivencia, pero nos repugnan las imposiciones y no concebimos que la soberanía del pueblo colorado pueda residir en una persona o en un grupo de ellas…”.

    En cuanto a la ética, ese terreno en el cual el hombre encuentra tantas dificultades para distinguir lo bueno de lo malo, un intelectual de la talla del Dr. Luis Alfonso Resck –cofundador del Partido

    Demócrata Cristiano y recientemente desaparecido- deja este concepto: “Se ha visto que el estudio de los actos humanos también concierne a otras disciplinas como por ejemplo a la Psicología. Pero la Ética estudia los actos humanos desde una particular perspectiva: lo que le interesa es determinar cuáles actos han de ser considerados como correctos y cuáles han de ser tomados como incorrectos.

    El interés de la Ética, pues, apunta, entre otras consideraciones, a determinar criterios y parámetros desde los cuales un acto pueda ser catalogado como bueno o malo”.

    ¿Hemos perdido, como sociedad, la capacidad de debatir abiertamente y sin truculencias los más caros asuntos de la República? ¿Nos hemos olvidado para siempre, como un ideal de realización imposible, de la ética política? ¿Vamos a seguir insistiendo en esta degradada versión de democracia sacando turbas a las calles, llenando el horizonte de carteles con consignas de batalla y de confrontación por la fuerza?

    ¿No hemos tenido suficiente ya de todos esos escenarios cavernícolas en los que la razón y las ideas son reemplazadas por el garrote y las bombas de estruendo? ¿Tenemos que llevar, una y otra vez, la vida ciudadana a escenarios extremos en los que el debate enriquecedor es sustituido por la furia y las amenazas desatadas, caos que es posible saber cuándo empieza pero jamás cuándo y cómo termina?

    Citamos hoy a dos políticos y hombres de ideas entre los muchos que en el pasado alzaron voces de sensatez en medio de estallidos de pasiones desatadas al servicio de aventuras personalistas, la gran mayoría hoy desconocidas y confinadas a los libros de historia.

    Desgraciadamente, en nuestros días no es posible contar con voces como ésas, porque o bien ya no existen o se han llamado a silencio. En su lugar, sólo se escucha el tintineo de las cuentas del almacenero acopiando con avaricia los votos para servir al amo.

    Pobre República, subastada entre curules llenos de mercaderes ansiosos de canjear su inmerecida representación por alguna abultada cuenta bancaria.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21 febrero, 2017, 9:32 am
  6. Pedir respeto a la Constitución no es convocar a la violencia

    Hay quienes pretenden culpar a los medios de comunicación de la crispación política instalada en el país en torno al proyecto de lograr la reelección presidencial y acusan de que apoyar el sistema republicano es “convocar a la violencia”. La prensa es solo un reflejo de lo que sucede en la sociedad. A nivel informativo, Última Hora busca reflejar las distintas posiciones sobre el conflicto, mientras en su línea editorial sostiene que una violación de la Constitución será un lamentable retroceso en el proceso político. Defender principios constitucionales no es llamar a la violencia, sino justamente velar para que nuestro endeble sistema democrático no sufra, una vez más, un peligroso quiebre.
    La guerra política que se ha instalado en el país desde que el oficialismo colorado impulsa una campaña para lograr la reelección del actual presidente Horacio Cartes, a pesar de que lo prohíbe la Constitución, contando para este propósito con la alianza de izquierda del Frente Guasu, ligado al ex presidente Fernando Lugo, y de un sector del Partido Liberal Radical Auténtico, liderado por el senador Blas Llano, ha dividido a la sociedad en grupos con posturas enfrentadas y exacerbadas, que tienen una incidencia negativa en la productividad cotidiana.

    El conflicto ha ido creando un ambiente de enfrentamiento verbal y político cada vez mayor, y hay quienes temen que se produzcan situaciones de violencia física como las que ocurrieron durante los sucesos del denominado Marzo paraguayo en 1999, cuando sectores ciudadanos se enfrentaron por diferencias políticas y hubo un lamentable saldo de varios muertos y heridos. Aunque la situación es muy diferente en la actual coyuntura, la prudencia es necesaria.

    En los últimos días se han conocido varias críticas de personas y gremios que expresan su hartazgo por la larga permanencia del conflicto político y por su falta de resolución para que las actividades laborales y productivas puedan reencauzarse con la debida tranquilidad. En ese sentido, hay quienes pretenden culpar también a los medios de comunicación por el ambiente de crispación, acusándolos de tomar partido a favor de uno de los sectores en pugna, contribuyendo de este modo a “convocar a la violencia”.

    En realidad, la prensa es solo un reflejo de lo que sucede en la sociedad. El enfrentamiento existe, e incumpliríamos nuestra misión si no informamos al respecto al ser un elemento que incide en la marcha de la sociedad, y su resolución está ligada al destino político del país.

    En el caso de Última Hora, desde el principio ha buscado divulgar a nivel informativo las distintas posiciones sobre el conflicto, mientras en su línea editorial sostiene que una violación de la Constitución será un lamentable retroceso en el proceso político. No estamos a favor de los oficialistas ni de los disidentes, sino a favor del respeto a la Carta Magna y a las reglas del juego democrático. Ya se le ha causado mucho daño al Paraguay con las rupturas del sistema democrático, envueltas en ropajes de forzada legalidad.

    Por eso llamamos al diálogo y a la concertación para superar el actual conflicto. Defender principios constitucionales no es llamar a la violencia, sino justamente velar para que nuestro endeble sistema democrático no sufra, una vez más, un peligroso quiebre.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21 febrero, 2017, 9:24 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

✓clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

✓ÑE’ÊNGA

Kóvango ndaipýi ni naiñakâi mbarakaja purahéicha.22/10/17

✓fotociclo

.

✓archivos

✓estadistas

  • 1,109,382 visitas
Follow ✓Paraguay Péichante on WordPress.com

✓ impresos

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

A %d blogueros les gusta esto: