estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Castigo drástico

Las sanciones pecuniarias aplicadas actualmente a los contribuyentes del fisco por evasión tributaria son prácticamente irrisorias.

Los montos van de G. 50.000 por omisión de la presentación de declaraciones juradas hasta multas de G. 1.321.000, lo cual para empresas que facturan miles de millones de guaraníes al año es prácticamente nada.
Antes de terminar el año, el Poder Ejecutivo presentó al Congreso un proyecto de ley “Que actualiza el régimen tributario para mejorar el cumplimiento voluntario y prevenir el fraude fiscal”. Esta propuesta pretende modificar varios artículos de la Ley N° 125/1991 (De Reforma Tributaria), en lo referente a las facultades de control y fiscalización de la Administración Tributaria, además de adecuar la tipificación y sanción de las infracciones tributarias.
La propuesta contempla la acumulación de sanciones monetarias, la graduación en la aplicación de las mismas teniendo en cuenta el tamaño de la empresa, número de sucursales o depósitos, tipo de actividad o giro comercial, entre otros, y la eximición de las mismas en el caso de regularización voluntaria de los incumplimientos.
A fin de evitar que contribuyentes defraudadores queden fuera del ámbito de control, el proyecto contempla la ampliación del plazo de prescripción para los casos en que el operador económico no esté inscrito en el Registro Único del Contribuyentes, no cuente con contabilidad o no presente sus declaraciones juradas.
Aunque al Poder Ejecutivo le va a resultar difícil este año lograr que en el Congreso se aprueben proyectos de ley que presente o haya presentado el año pasado, es necesario que los parlamentarios dejen de lado, por un rato, los temas políticos y analicen seriamente elevar las multas a los infractores tributarios.
No sirve de nada iniciar una lucha contra la evasión tributaria o contra la defraudación si las sanciones son mínimas.
Si al infractor tributario le sale más barato infringir las normas, al Estado le seguirá costando más lograr que todos los contribuyentes se comporten de igual manera. Es injusto que haya contribuyentes preocupados por seguir las normas y que las cumplan a cabalidad, compitiendo contra aquellos que pagan una suma ínfima por sanciones mientras evaden miles de millones al fisco.
En algún momento Paraguay tiene que subirse al carro de la legalidad y endurecer las sanciones para quienes compiten deslealmente. Es la única forma en que en el país no seguirá habiendo contribuyentes de primera y de segunda.

Por Wendy Marton

http://www.ultimahora.com/castigo-drastico-n1058464.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

arquitecto jubilado, hoy "hurgador" de la filosofía de vida, de las cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

13 comentarios en “Castigo drástico

  1. Acceso a educación financiera integral
    05 Feb 2017

    Por Adriana Bock
    Economista SuperArte
    La inclusión financiera implica tanto oportunidades como desafíos para los distintos actores que conforman el mercado financiero. Desde el punto de vista de los consumidores creemos, que el principal desafío, y a la vez oportunidad, sigue siendo el acceso a una educación financiera integral, que proporcione herramientas y criterios de análisis para una toma de decisiones consciente que conduzca al logro de un bienestar sostenible.

    En este sentido, creemos que proporcionar esta educación, tanto desde el sector público como desde el privado, es a largo plazo la mejor manera de proteger al consumidor y con él a todo el sistema. Sin dudas implica un esfuerzo, pero creemos que vale la pena realizarlo en beneficio del uso responsable de los servicios financieros, un mejor comportamiento de pago y capacidad de ahorro, así como un uso creciente de los diferentes productos. En definitiva, con la inclusión con educación se mantiene y refuerza la confianza entre proveedores y usuarios.

    Una de las características en cuanto al manejo del dinero se refiere, es la tendencia a mirar solo lo inmediato sin pensar mucho en el futuro, debido a la falta de cultura de ahorro, cuya consecuencia puede ir desde la necesidad de recurrir a una deuda para hacer frente a cualquier situación además de aumentar la vulnerabilidad ante situaciones como la pérdida del empleo o fuente de ingreso.

    Es considerado el principio básico de las finanzas sanas, ya que brinda una mayor seguridad y estabilidad en lo económico, reduce el estrés financiero, mejora la posibilidad de conquistar metas personales y reduce el riesgo de insolvencia.

    “Proporcionar esta educación, tanto desde el sector público como desde el privado, es a largo plazo la mejor manera de proteger al consumidor y con él a todo el sistema”.
    Este hábito es casi nulo en la cultura paraguaya y es prioritario potenciarlo. Se aconseja destinar al ahorro como mínimo el 10% de los ingresos, por tres razones fundamentales: estar preparados ante cualquier emergencia e imprevisto; planificar y cumplir metas personales; y disfrutar de una buena calidad de vida en la etapa de la jubilación.

    El porcentaje que destinemos al ahorro depende de la meta que nos tracemos y el tiempo que estemos dispuestos a esperar para lograrla. Es importante tener en cuenta que un buen fondo para imprevistos es equivalente al ingreso de tres meses, contar con este fondo debería ser el primer objetivo a lograr.

    Muchas veces tenemos una mirada cortoplacista de la vida, es decir, que se tiende a mirar solo lo inmediato y en general, no se prevé las necesidades del futuro. Existe una fuerte cultura de consumo impulsivo y endeudamiento. No obstante, se está trabajando para poder instalar el ahorro como hábito natural de las personas en nuestro país, cuyo proceso se realiza en forma progresiva.

    Se requiere de un cambio de criterios o de prioridades, puesto que para que el ahorro sea posible, es necesario adaptar los gastos y el estilo de vida, en función a este objetivo.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 5 febrero, 2017, 3:15 pm
  2. El capricho de Marta

    Iván Lisboa –

    La Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) viene defendiendo a capa y espada los últimos cambios hechos a la aplicación del impuesto a la renta personal (IRP).

    La viceministra de Tributación, Marta González, asegura que las modificaciones no violan ningún artículo de la Constitución Nacional ni de otras leyes vigentes. De radio en radio, la funcionaria repite el mismo discurso y se empiezan a ver indicios de que antes que una disputa racional con tributaristas y empresarios, la intención de no retroceder en las modificaciones parece más bien un capricho de Marta, cuando las críticas van aumentando como los pobres en el país.

    Y van aumentando con cierta razón. Analicemos algunos de los puntos más cuestionados.

    La SET alega que el Decreto 6560 y la Reglamentación 104, que modificaron el Decreto 9371/12, se basaron exclusivamente en lo que ya estaba escrito en la Ley 4673 del 2012, pero se necesitaba mayor precisión. Como precisa lo que ya estaba escrito, no son nuevas reglas para el contribuyente, sostiene esta tesis.

    Pero cómo pueden no considerarse reglas nuevas las limitaciones a la inversión deducible y la presentación de facturas del exterior legalizadas por el Consulado, cuando esa inversión o ese gasto lo hice yo estando vigente otra normativa que me ponía otras reglas de juego. Y en ese sentido, se recuerda que el artículo 14 de la Carta Magna establece que ninguna normativa puede tener efecto retroactivo.

    Días atrás, la SET lanzó la sospecha de que el IRP era utilizado por ciertos empresarios para lavar dinero sucio, poniendo como ejemplo uno que tuvo ingresos por G. 2.000 millones pero invirtió algo así como G. 94.000 millones, dinero que podrá deducir de su liquidación por los próximos 5 años. Se olvidó la institución, que son ellos los que justamente tienen la atribución de controlar la evasión tributaria y si el Estado no logra recaudar más, no es por culpa del que invierte, es porque evadir no cuesta caro.

    Un tema totalmente aparte es la retención. El Estado decidió rápidamente que desde julio se empezará a retener mensualmente parte del salario de los trabajadores que pagan renta personal, algo que también está prohibido por la Constitución (artículo 181). Sin embargo, nadie sabe aún cómo y en cuánto tiempo recuperará su dinero en caso de que al final del año no tenga nada que tributar. Te vamos a atajar tu dinero, pero no sabemos cómo devolverte. ¿Qué tal?

    De a poco, los gremios empresariales y trabajadores van tomando postura a favor de la acción judicial, y el capricho de Marta parece estar en sus últimos días.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 4 febrero, 2017, 10:27 am
  3. Hacia un Impuesto a la Renta Personal más justo

    Enviado por Santiago Peña
    Jueves, 02 de febrero de 2017

    Las ideas y comentarios expresados en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la posición oficial del Ministerio de Hacienda del Paraguay.

    En los varios intentos previos a su implementación, la intención de aplicar el Impuesto a la Renta Personal (IRP) en Paraguay siempre tuvo resistencia, dejándonos con una imagen de país inequitativo. La estrategia de su implementación se centró en enfatizar el efecto de formalización que se daría puesto que los nuevos contribuyentes buscarían documentar todas sus compras con facturas legales de manera a reducir la carga efectiva del impuesto.

    Sin embargo, mediante la firma del “Acuerdo para Fomentar la Formalidad, la Competitividad, la Equidad y la Responsabilidad Fiscal” en noviembre de 2003, los representantes del Estado y de los gremios empresariales también dejaron plasmado el compromiso expreso de impulsar un IRP equitativo.

    En el 2012, para la modificación efectuada con la Ley N° 4673/12 se fundamentó la implementación del IRP como un imperativo de justicia que permitiría que los que tienen más paguen más impuestos, con la expectativa de generar más recursos para la salud, la educación y para el combate a la pobreza. Es decir, tanto la formalización de la economía, como la promoción de la equidad fiscal y una mayor recaudación fueron los justificativos de la reforma.

    Esto es importante hacer notar, porque poner el énfasis solo en el carácter formalizador del IRP conduciría al camino de su erradicación. Los impuestos en todo el mundo se crean para que el Estado atienda las necesidades de la sociedad en materia de seguridad, salud, educación, etc. Lo ideal es que sean recaudados mediante un sistema tributario que sea eficiente y equitativo.

    ¿Qué hacen otros países? En la región se aplican tasas de impuestos progresivas a la renta de las personas (pagan más los que más ganan). En el caso de Argentina las tasas llegan hasta el 35%, mientras que en Chile hasta el 45%, y en Perú hasta el 30%. Estas tasas de impuesto se aplican sobre la renta de las personas, es decir, ingresos menos gastos. En todos estos países las rentas exoneradas y la posibilidad de deducción de gastos son muy limitadas.

    ¿Qué hacemos en Paraguay? En nuestro país, en el 2017 el IRP afectará a aquellas personas que obtienen ingresos mensuales de más de G 9.500.000, con una tasa del 8% para todas aquellas personas con ingresos anuales hasta unos G 235 millones y del 10% para quienes obtengan ingresos superiores a dicho monto. En Paraguay, el pago del IRP podría ser nulo o hasta incluso podría resultar en un crédito fiscal (saldo a favor del contribuyente). Esto se da porque, a diferencia de otros países, los contribuyentes en Paraguay pueden deducir gastos e inversiones personales y de sus familiares.

    ¿Qué sucede en la práctica? Se pudo constatar que en el 2015 unas 25 mil personas declararon sus ingresos y gastos, pero sólo la mitad de ellas pagó el IRP. Además, al revisar las declaraciones juradas, se verificó que el impuesto efectivamente pagado por los contribuyentes del IRP es menor cuanto mayor es el ingreso declarado (impuesto regresivo), puesto que quienes más ingresos tienen deducen más gastos por inversiones y donaciones. Con este tipo de actos el Estado terminaba debiendo dinero a estos contribuyentes y no puede ser que el IRP redistribuya dinero hacia arriba, lo cual más allá de ideologías va totalmente en contra de la equidad tributaria.

    La nueva reglamentación del IRP establecida en el Decreto N° 6.560/16 busca solucionar este tipo de situaciones, apegándose estrictamente al texto de la Ley N ° 4.673/12, corrigiendo prácticas que vulneraban todos los principios de justicia tributaria y hacían del IRP un impuesto regresivo.

    ¿La nueva normativa desincentivará la inversión privada? No. La normativa no restringe las inversiones que pueden realizar los contribuyentes, y solo se establece que las mismas no pueden superar el monto de los ingresos, salvo que fueran realizadas mediante algún préstamo. Además, hay que recordar que están vigentes la Ley N° 60/90 de Incentivos a la Inversión, la Ley N° 117/91 de Inversiones, la Ley N° 1.064 /97 de Maquila, la Ley N° 5.542 /15 de Garantías para la Inversión, las que propician un ambiente muy favorable para la inversión en materia tributaria y arancelaria.

    ¿El anticipo de impuesto es ilegal? No. El anticipo del IRP es una facultad administrativa establecida en la Ley N° 125/91, lo cual permitirá distribuir y alivianar la carga financiera del impuesto para los contribuyentes, pues durante el ejercicio irán pagando una pequeña parte del impuesto que deberán pagar al final del ejercicio fiscal.

    ¿La nueva normativa otorga nuevos beneficios para los contribuyentes? Sí. Entre ellos, cabe resaltar que ahora quienes obtuvieron préstamos con anterioridad a ser contribuyentes del IRP podrán deducir no solo los intereses, sino la cuota de amortización del capital, situación que estaba vedada en la reglamentación anterior. Además, la nueva normativa otorga más facilidades como la posibilidad de deducir gastos en el exterior realizados con las tarjetas de crédito o de débito emitidas en Paraguay. Quienes prefieran realizar compras en efectivo, igualmente podrán deducir dichos gastos siempre que los comprobantes sean legales.

    ¿La nueva normativa tiene por objetivo recaudar más para poder hacer frente a los pagos de la deuda? Con la intención de generar una innecesaria polémica algunos han argumentado que lo único que se busca es recaudar más, debido supuestamente a los compromisos en materia de deuda pública. Este argumento es total y absolutamente falso, puesto que las finanzas públicas son sostenibles con el sistema tributario actual. Además, la recaudación adicional asociada a los cambios introducidos en la reglamentación del IRP es poco significativa, ya que lo que principalmente se pretende es tender hacia una mayor equidad, y evitar el abuso del sistema tributario.

    A medida que nuestra cultura tributaria vaya madurando, empezaremos a ver más claramente que un IRP bien diseñado es un impuesto que mucho puede contribuir a mejorar la justicia social en el Paraguay, distribuyendo la carga de los impuestos de una manera más equitativa y generando recursos para las inversiones sociales, sin afectar la competitividad de nuestro país.

    Hoy vale la pena el esfuerzo en pos de una sociedad más justa. Es por eso que solicitamos el apoyo de los ciudadanos a los cambios que se plantean en el IRP.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 3 febrero, 2017, 10:25 am
  4. Poner freno al poder estatal

    Antes que seguir cargando las tintas sobre la propuesta de reelección presidencial, por vía de la enmienda, y todo el bochorno generado por la falsificación de firmas y la aparición de difuntos entre los peticionantes, creo más oportuno reflexionar sobre la persistencia de la corrupción en nuestro país, y una de cuyas expresiones es la de amoldar las leyes a la voluntad de los gobernantes y políticos.
    Creo que en este momento hay otras situaciones igualmente inquietantes en materia de corrupción. Un vistazo rápido a los diarios muestra, casi en cada página, más noticias preocupantes que alentadoras o neutras. Y eso es el reflejo del ambiente de crispación que acarrea la intención de promover la reelección, a como dé lugar.

    Un conflicto no menor es el que tiene lugar entre el Ministerio de Hacienda y los gremios empresariales, a raíz del endurecimiento de la presión fiscal contra, precisamente, los que se esfuerzan en mantenerse en el marco de la formalidad, mientras florece una amplia economía informal. Esto a pesar de la amplia experiencia internacional de que la informalidad prospera cuanto más rigurosas y complicadas son las exigencias para el cumplimiento de las obligaciones tributarias.

    Tanto el Poder Ejecutivo como el Parlamento compiten en el afán de imponer cada vez más y más regulaciones a la actividad privada, en la errónea suposición de que el Estado debe regular todos los intercambios y acuerdos entre particulares. Esto forma parte de una mentalidad profundamente estatista, que hoy impregna a todos los sectores, sean ellos de izquierda, centro o derecha.

    Hay que tener en cuenta que cada decreto del Ejecutivo o ley del Parlamento impone más cargas sobre la burocracia estatal, dando el pretexto para sumar más funcionarios a expensas de las arcas públicas, ahondando el círculo vicioso de la ineficiencia y la corrupción.

    La supuesta solución se convierte así en el problema. Y este es, si nos fijamos bien, el ciclo repetido de todos los gobiernos que se han sucedido en la era democrática. Pero, incluso, en el plano internacional se observa que el crecimiento desmesurado del Estado es el principal obstáculo para la libertad y la prosperidad.

    Decir esto suena a herejía contra las corrientes de pensamiento dominante, no obstante, lo cual estas ideas ganan terreno contra el estancamiento económico en Europa, Estados Unidos e incluso en nuestra región. La escuela económica de la “elección pública”, explica que los funcionarios anteponen, aquí y allá, su propia conveniencia al bien común, y esa conveniencia es la de agrandar el Estado, y con ello sus propios beneficios particulares. Y en ese marco es más fácil de entender, pero no de justificar, la búsqueda de la reelección, como manera de consolidar el poder de una élite política y burocrática.

    De ahí que una auténtica reforma constitucional, que, sin duda, es necesaria, debe plantearse la reforma del Estado, para reducir su afán de recaudar al máximo, de regular todo aquello que funciona mejor sin su intromisión, de sanear la justicia, de velar por la libertad y garantizar la seguridad de la ciudadanía.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 febrero, 2017, 8:04 am
  5. Proteccionismo arcaico o incentivos a la competencia
    29 Ene 2017

    Por José Luis Rodriguez
    Viceministro de Industria
    La estructura productiva del Paraguay se ha vuelto dinámica en los últimos años. El Producto Interno Bruto (PIB) industrial que creció en promedio 2% en los últimos años ha crecido en 6% promedio durante los últimos 3 años. Empieza a cristalizar una visión de mayor participación del sector manufacturero o comúnmente llamado “industrial”.

    De ser un gran productor de materia prima, agropecuario especialmente, hoy tenemos en Paraguay a 5 de las 10 autopartistas más grandes del mundo, lo que permite que existan hoy vehículos Hyundai, Volkswagen, BMW y otras grandes marcas, transitando en el mundo con cableados made in Paraguay.

    Hace 3 años atrás nadie diría que Paraguay exportaría autopartes, juguetes, artefactos LED de última generación, dando sentido por fin a la tan ansiada diversificación de la producción y la exportación.

    Lo más importante de este incipiente proceso de industrialización es que se logró prácticamente con ninguna medida proteccionista, sino que se debió exclusivamente a la competitividad de factores de producción locales como la electricidad industrial a menor costo, cargas sociales y salariales ventajosos, un sistema tributario sencillo: 10% de IVA, 10% de Renta a las empresas y 10% de renta personal. Pero lo más importante la enorme capacidad de la mano de obra de los jóvenes compatriotas.

    A este combo de productividad y competitividad, en un mundo donde los países tratan cada día atraer más inversiones para ocupar su mano de obra, estos procesos de generación de mayor valor agregado y aprovechamiento de la mano de obra no ocurren de “manera mágica”, natural ni automática, debemos hacer nuestras tareas. Hay que hacer algo para que pase. Por ello, hemos apostado no a insostenibles medidas de proteccionismo sino que nos afianzamos con mayores incentivos, cuantitativos, para atraer la inversión y quedarnos con los beneficios de la generación de riqueza.

    Estos incentivos ofrecen la posibilidad de influir en la estructura de costos de diferentes maneras con objetivos de reducirlos, haciendo más competitiva la producción. El Régimen de Maquila está orientado a la producción de bienes para exportación, nuestro Régimen de materias primas y el Régimen de incentivos de la Ley 60/90, que permite la exención de tributos para la internación de bienes de capital importados sin el pago de aranceles y el IVA al momento de la importación del equipamiento de producción.

    Cuando se trata de “incentivar” la producción de exportación, el principio básico es que a nivel del comercio internacional no es posible “exportar” nuestros impuestos internos al resto del mundo, habida cuenta que somos un país pequeño, abierto y tomador de precios.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 enero, 2017, 10:59 am
  6. Economía 2017: Mejor, pero hay riesgos

    César Barreto Otazú

    La economía paraguaya está iniciando este año en mejores condiciones que el año pasado, pero la velocidad es aún lenta y los riesgos internos y externos son importantes por lo cual debemos estar atentos y mantener una cautela en la toma de decisiones.
    El primer factor importante es que nuestros vecinos han logrado estabilizar sus economías, lo cual va consolidando la reactivación del comercio con nuestro país.
    Brasil sigue con una economía estancada (el FMI proyecta un crecimiento de apenas el 0,2% para este año), pero la inflación se ha reducido significativamente y el tipo de cambio se ha estabilizado en niveles que han reactivado el comercio fronterizo con nuestro país.
    Una inflación controlada está induciendo además a una reducción de las tasas de interés del Banco Central del Brasil, lo cual puede ir generando una reactivación económica más sólida en los próximos trimestres.
    En la Argentina lo peor del ajuste ha pasado y la economía apunta a salir de la recesión con un crecimiento proyectado del 2,2% para este año. El éxito en la estrategia de blanqueo de capitales le ha dado oxígeno al Gobierno para avanzar con su estrategia de ajuste fiscal gradual con cierta credibilidad internacional y sigue con la capacidad de tomar financiamiento externo en condiciones relativamente buenas. La inflación ha bajado, aunque este año estará aún en niveles cercanos al 20%.
    El segundo factor importante es que se vislumbra una excelente producción de soja para la presente cosecha.
    Uno de los principales riesgos que veíamos a mediados del año pasado era la probable entrada del fenómeno climático de La Niña con una fuerte sequía.
    Sin embargo, el clima se presentó altamente favorable para el desarrollo de los cultivos y en este momento se está esperando una cosecha récord según los principales productores del país. Además, los precios internacionales repuntaron, lo cual mejora aún más el margen de rentabilidad para el sector.
    Los productores agrícolas y la cadena relacionada han pasado dificultades en los últimos dos años por la caída de los precios internacionales.
    Muchos han reestructurado sus compromisos financieros y un buen resultado este año les permitirá recuperarse más rápido y continuar impulsando la inversión y el crecimiento del sector y de la economía del país, aunque ya en un ambiente de precios internacionales más moderados pero aún competitivos para nuestro país.
    Los factores de riesgo a nivel internacional están relacionados con la política económica y comercial que finalmente siga delineando el nuevo gobierno norteamericano, como lo expliqué en un artículo anterior.
    A nivel local, los riesgos están relacionados con el ambiente electoral que ya empezó a manifestarse desde fines del año pasado y que irá recrudeciéndose en los próximos meses hasta las elecciones generales del 2018 y el impacto que pueda tener en las expectativas sobre la política económica en los próximos años.
    No olvidemos que estas expectativas sobre el futuro son los que determinan la confianza de los empresarios, de los consumidores, de los inversionistas respecto a sus decisiones de inversión y consumo en el presente, lo que finalmente afecta el dinamismo de la economía en la actualidad.
    Si bien las posiciones políticas de los distintos actores son moderados con relación a los temas económicos, están pendientes discusiones importantes sobre la necesidad de ampliar y mejorar la calidad de los servicios públicos para mejorar la competitividad y la calidad de vida de nuestra gente. Principalmente, sobre cómo vamos a financiar los costos relacionados con las inversiones adicionales necesarias.
    Esta discusión es fundamental y espero que nuestra sociedad pueda encontrar un equilibrio entre las múltiples necesidades y urgencias que existen y la necesaria disciplina en la política económica que nos permita consolidarnos como un país serio, responsable y confiable para que sigamos desarrollándonos ordenada y progresivamente en las próximas décadas.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 enero, 2017, 10:50 am
  7. ¿Para qué más impuestos?

    Por Ilde Silvero

    A nadie le gusta pagar impuestos; si hay alguna manera de evadirlos, mucha gente lo hace. En general, la ciudadanía no tiene conciencia de que aportar tributos al Estado es la columna vertebral para que el Gobierno pueda sostenerse económicamente y solventar las numerosas obligaciones de las instituciones públicas. El problema es que no hay confianza en la correcta utilización de los fondos que recauda el Ministerio de Hacienda.

    Ahora, la Subsecretaría de Tributación anuncia que la retención de parte del salario por el Impuesto a la Renta Personal entrará a regir en julio. Serán descontados el 0,5% de salarios de empleados públicos y privados, el 1% de trabajadores independientes y el 2% de accionistas de empresas. Al menos un millón de paraguayos, cuyos ingresos superan los G. 10 millones mensuales, se incorporarán como contribuyentes obligados.

    Si nos comparamos con otros países, veremos que en Paraguay pagamos pocos impuestos. La presión tributaria promedio de América Latina es 22% del PIB; Argentina y Uruguay superan el 30%; en las naciones europeas los ciudadanos pagan al Estado entre el 40 y 55% de sus ingresos. ¿Y en Paraguay? el gobierno se propone elevar del 15 al 18% la presión tributaria.

    Pagamos poco porque existe una elevada evasión tributaria: mucho contrabando, comercios ilegales, industrias en negro, trabajadores callejeros informales, empresas y profesionales que no emiten facturas, muchas actividades exentas de tributos, etc.

    Posiblemente parte importante del problema consiste en que mucha gente se da cuenta de que los impuestos que se cobran no se invierten para el fin específico declarado. Hay centenares de ejemplos, desde la tasa por limpieza de calles hasta los gigantescos negociados en las importaciones de alto valor económico.

    Cualquier ciudadano capitalino paga por “limpieza y conservación de jardines públicos”, pero jamás vio un barrendero municipal frente a su casa ni limpiando la placita del barrio. Todos pagamos peaje para la conservación de las rutas en buen estado y, sin embargo, sufrimos el estado lamentable de la mayoría de ellas.

    Tampoco nos convence la forma en que el Gobierno malgasta los recursos del fisco: sueldos exageradamente elevados en algunos entes, gastos superfluos en viáticos y viajes al exterior, planilleros que cobran sin trabajar, las abundantes “secretarias de oro”, etc.

    En teoría y de acuerdo a principios razonables de justicia social, está bien que los que más ingresos perciben, paguen más impuestos. Más de una vez, autoridades de Hacienda han señalado que muchos millonarios se ingenian para no pagar tributos, lo que evidentemente está mal.

    Un millón de paraguayos se convertirán en nuevos contribuyentes desde julio porque ganan más de diez millones de guaraníes por mes. ¿Quién nos garantiza que la mayor recaudación fiscal será para beneficio del pueblo y no para aumentar la cantidad de planilleros estatales o financiar campañas de los políticos que controlan tales fondos? Conociendo los bueyes con que aramos, no debemos hacernos muchas ilusiones.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 enero, 2017, 10:27 am
  8. IRP, un impuesto justo y necesario
    29 enero, 2017

    La campaña orquestada por el diario ABC Color en contra de las nuevas reglamentaciones de la Secretaría de Tributación (SET) al Impuesto a la Renta Personal está basada en el único interés de proteger a los privilegiados de siempre, entre quienes figura el mismo dueño del matutino.

    Dicen que la nueva reglamentación de este gobierno, que dejó sin efecto las de gobiernos anteriores, es injusta porque castiga a la clase alta, ya que evita que se refugie en las deducciones para terminar no pagando nada.

    La ley, que tiene más de una década de vigencia, era per se justa y necesaria, ya que establecía, por primera vez, un sistema de efectiva igualdad tributaria en un país en donde las asimetrías eran la constante. Pero los gobiernos de turno le impusieron tantas reglamentaciones que terminó perdiéndose el espíritu de la norma, que es que el que tiene más, que pague más que es lo que se hace en cualquier país serio de Europa, en los Estados Unidos y algunos de los más avanzados de la región.

    Con las modificaciones resultaba que la compra de un yate, de un edificio, de un CDA o una cantidad de cosas, permitía que el millonario pudiera deducir esos montos de sus impuestos y conseguía casi una total exoneración. No es que hicieran nada ilegal; no era una evasión, pero resultaba en un absurdo porque era una trampa basada en una reglamentación.

    Así que el Ejecutivo hizo uso de la facultad que la Constitución y la misma ley se lo permiten, y eliminó las reglamentaciones permisivas de los gobiernos anteriores, de manera a conseguir que el IRP fuera real, y obviando que quienes más tienen encuentren recovecos para evitar tributar lo que realmente les corresponde por la capacidad económica que tienen.

    La reacción no se hizo esperar y la indignación se ve reflejada diariamente en ABC Color, vocero de la clase pudiente del país, que emprendió una cruzada en contra de las modificaciones que realizó la Secretaría de Tributación, dadas a conocer por el gobierno.

    Resulta gracioso que esta clase alta, que vive soñando con que vive en Estados Unidos o Europa, no quiere hacer lo mínimo necesario para que nuestro país se asemeje siquiera a esos a los que tanto admira. No tienen en cuenta que sus pares de esos lugares pagan porcentajes muy superiores en impuestos, y lo hacen sin chistar porque saben que de esa manera contribuyen de manera efectiva a que el país en el que viven mantenga el alto nivel que tiene.

    Con las modificaciones introducidas por la SET, no habrá vericuetos en los que los ricos pudieran refugiarse para no tributar de acuerdo a sus verdaderos ingresos. Tendrán que hacer algo que nunca hicieron en un país que siempre tuvo un sistema tributario injusto, meter la mano en su bolsillo. Y ese, señores, es suficiente motivo para que la ciudadanía trabajadora del país de su rotundo apoyo a esta decisión gubernamental.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 enero, 2017, 9:54 am
  9. Rehén, saqueado e inútil

    El Estado paraguayo padece el mismo calvario que debían soportar las colonias españolas de los siglos XVI al XVIII. Hablamos de las permanentes incursiones de los denominados “corsarios” quienes, bajo la bandera inglesa y con protección real, entraban a saco en los puertos del entonces Nuevo Mundo a cuya indefensa población mantenía de rehenes por días o semanas hasta despojarla de cuanto tuviera de valor. De allí nace la expresión “robar para la corona”, método “financiero” inaugurado durante el reinado de Isabel primera y conservado y perfeccionado con absoluta dedicación por sus sucesores.
    En nuestra edición de ayer mostramos, con descarnada crudeza, un sistema de despojo de las arcas públicas que se parece mucho a aquellas prácticas filibusteras sobre las que se fundó, en gran medida, la prosperidad de uno de los imperios más poderosos y duraderos de la historia. ¿Por qué lo de rehén? La Academia nos lo pone en claro: “Persona retenida por alguien como garantía para obligar a un tercero a cumplir determinadas condiciones”. En nuestros días, el rehén es el Estado paraguayo, capturado por una claque de políticos sin moral, sindicalistas inescrupulosos y funcionarios hambrientos, todos dispuestos a sacar alguna tajada suculenta. El funcionario se lleva lo suficiente para alimentar su vida rumbosa –de la que hace frecuente e impúdica exhibición-, el sindicalista su alícuota de poder y el político, fondos e influencia para perpetuarse como saprófito del Tesoro. El resultado es otra lindeza que, con ayuda una vez más de la RAE, describiremos: Saquear, que significa “apoderarse de todo o la mayor parte de aquello que hay o se guarda en algún sitio”. En la antigüedad y hasta no hace mucho, la soldadesca y la chusma que la seguía en interminables guerras y escaramuzas, “entraba a saco” en ciudades y pueblos arrasando con todo y condenando al hambre y a la miseria a comunidades enteras.
    ¿Es o no algo parecido lo que hoy debemos soportar de manos de un funcionariado enviciado con premios y bonos tan inmerecidos como pornográficos? Conceptos tales como presentismo, anuenio, gratificación por función, adicional regional, “asignación familiar a cargo” (¿?) y otras barbaries presupuestarias por el estilo infectan la función pública paraguaya en abierta burla al ciudadano que trabaja en serio y que debe desangrar su presupuesto pagando impuestos para mantener este parasitismo infinito adherido a las paredes y los sótanos del Estado. Y todo esto bajo la inerte mirada de la Secretaría de la Función Pública, que asiste impávida a esta captura y sangrado de los fondos públicos. A riesgo de caer en el reduccionismo, digamos esto: mientras un funcionariado rechoncho y envilecido engorda en sus oficinas con aire acondicionado, mirando TV por cable, almorzando gratis y pagando la mitad de la luz y el agua, miles de paraguayos deambulan por hospitales sin médicos ni remedios y mandando a sus hijos a escuelas que se les pueden caer encima sin aviso.
    Rehén, saqueado, inútil y muy cerca de convertirse en un Estado fallido.

    http://www.5dias.com.py/53348-rehen-saqueado-e-inutil

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 28 enero, 2017, 7:48 am
  10. Nadando en dólares

    Por Wendy Marton
    “Nosotros estamos nadando en dólares; el problema es: ¿Qué estamos haciendo con esos dólares?” Esta frase pronunciada por el ministro de Hacienda, Santiago Peña, y divulgada por el diario de la familia del presidente Horacio Cartes, generó no solo sorpresa, sino también la interrogante sobre el país en el que vive el responsable de diseñar la estructura económica estatal del país.

    Mientras los medios de comunicación de otros países (pagados o no) señalan las ventajas competitivas de invertir en Paraguay, “el primo rico”, la realidad que golpea aún a miles de paraguayos está distante de ese mar de riqueza que describe Peña.

    Uno de los principales culpables de esa mala distribución de la riqueza es el Estado.

    Tanto a través de la falta de políticas públicas que mejoren la condición de vida de los habitantes de este país, como por la falta de controles hacia adentro del sector público, donde decenas de funcionarios ingresaron al servicio civil estatal solamente por padrinazgo y continúan allí sin que se elabore una ley que permita corregir esta distorsión.

    De acuerdo con datos publicados por el Ministerio de Educación a octubre del año pasado, 971 escuelas estaban en condición de pobreza, con 76.127 estudiantes afectados. Decenas de familias del interior envían a sus hijos a la escuela solo por el complemento nutricional y el almuerzo escolar que reciben. Y también decenas de profesores de escuelas del interior se ven obligados a hacer colectas para que los fines de semana los niños puedan seguir alimentándose.

    A estos datos se agregan los publicados por la Dirección de Estadísticas, Encuestas y Censos el año pasado, donde se señalan que San Pedro es el departamento con más pobreza total, dado que casi uno de cada dos personas no alcanza a comprar una canasta básica de alimentos y servicios; y que en Caazapá, uno de cada tres no puede comprar una canasta de alimentos. Según el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (Ifpri), el 10,4% de la población se encuentra en estado de desnutrición en el país.

    Tiene razón Peña, el problema no es de recursos, es de administración. De la mala administración estatal. De gobernantes de turno que se preocupan más por la reelección para mantener su poder que por el bienestar del pueblo.

    De la falta de políticas públicas que ayuden a mejorar la condición de vida de todos los paraguayos, y no solo de aquellos que rodean al titular del Poder Ejecutivo ganando licitaciones o asegurando obras públicas a través del banco de la familia presidencial. De la miopía de dirigentes partidarios, que se preocupan más por hacer firmar planillas pro reelección que por exigir a sus correligionarios una mejor administración estatal.

    De legisladores que no entienden su verdadera función de legislar adecuadamente. Del relajo de quienes administran la justicia, porque dejan libres a los criminales o dejan llaveados en los cajones de sus escritorios expedientes de vaciadores del Estado.

    Deberíamos estar nadando todos los paraguayos en un mar de dólares, no solo algunos privilegiados que no pagan impuestos o los allegados al primer anillo del Poder Ejecutivo.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 27 enero, 2017, 5:31 pm
  11. La moda del verano: Baño en dólares

    Justito en enero, al ministro churrito se le ocurre decir: “Estamos nadando en dólares”. Justito en enero, que para los trabajadores asalariados y los profesionales independientes es el mes más largo del año: Ndopaveeeeiiii y no se cobra nada, anochece recién a las 21.00 y amanece a las 5.00. Justito en enero, que es el mes más caliente del año y pocos son los que tienen el privilegio de nadar, aunque sea en aguas turbias, en este país donde lo que menos se cuida son los recursos hídricos, aparte de los bosques, las niñas, la salud pública, los adultos mayores, la seguridad en la vía pública, etcétera, etcétera, etcétera. Justito en enero en que lo más verde que muchos podemos llegar a ver es a la rana René en un meme contra las firmas truchas, donde –entre paréntesis–, según el criterio de los honestos del Paraguay, una sola falsa es suficiente para invalidar todas las carpetas. Claro que los colorados no piensan igual. Pero colorado es otro color; no es el verde de los dólares.

    Como siempre cuando una se queda con el título de una crónica periodística –”Estamos nadando en dólares”– tiende a enojarse, maldecir, postear con la correspondiente diatriba y preguntarse: ¿En qué planeta vive este ser? Para evitar los disgustos, la suba de presión y el estrés innecesario, conviene leer por lo menos cuatro oraciones más. Así las cosas, había sido que la frase se completa con: “El tema es qué estamos haciendo con eso, el problema de Paraguay no es la plata, sino la distribución de los recursos”. Y ahí el marciano este, verde y fuera de órbita, empeora las cosas katu. Justamente él, que con sus títulos de Harvard, su pose de Chicago boy, su cercanía al Mr. President, su pinta de million dollar baby, no puede decir eso. Es él quien administra esos dineros. Es él quien de primeras y últimas decide la política monetaria, la política financiera y la política social. Es él quien dice: acá vamos a meter plata y acá vamos a sacar. Es él quien tiene que decidir aplicar, de una buena y santa vez, impuestos justos para todos. Es él quien tiene que tomar acciones para reducir el gasto público innecesario y proponer soluciones para los grandes problemas que ya resultan insoportables: agua potable, cloacas, energía eléctrica, trasporte público, etcétera, etcétera, etcétera. Eso solo por enumerar lo que nos afecta a los ciudadanos, de nuestras precarias ciudades, sin contar los insufribles dramas que aguantan los campesinos y los indígenas.

    Para rematar, el ET que funge de ministro auguró: “Tenemos que tener una visión de a dónde queremos ir”. Jelouuuu. Tampoco es para tomarnos de tontos. El Gobierno sabe bien hacia dónde quiere ir. La reelección, la ridícula campaña de recolección de firmas, el tratamiento que se le dio al presupuesto 2017, los vetos y medios vetos, las discusiones sobre enmienda, reforma y demás bulebús con soda son la clara prueba de la parada final que propone la clase dirigente, así que no nos vengan con pavadas.

    Mientras se deciden terminar el mandato con alguna idea interesante que beneficie a alguien más que a ellos mismos y a sus protegidos, me voy a dar un chapuzón en los dólares que tengo guardados en el colchón. Y el resto del pueblo que me envidie.

    Por Lupe Galiano

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 27 enero, 2017, 5:31 pm
  12. La SET, ¿un súper gobierno?

    El hambre fiscal es siempre insaciable. En el Paraguay y en cualquier Estado de este planeta. Sólo que hay algunas diferencias que separan los estados serios de los de cuarta categoría. Entre los primeros, los organismos perceptores de impuestos mantienen de bajo a prácti­camente nulo el porcentaje de evasión, operan sobre una base tri­butaria sin fuga de contribuyentes y, en el otro extremo, practican un gasto público ordenado y productivo. Esto hace que valga la pena pagar impuestos pues los servicios recibidos son de calidad y sos­tenidos en el tiempo. Ah, y un valor más: todo se hace según la ley y nunca violando las reglas, que además son permanentes, estables y sólo alterables mediante procedimientos que se toman su tiempo antes de modificar algo.
    No hace falta decir que, por comparación, en el Paraguay somos prác­ticamente el calco negativo del esquema antes descrito. Con una eva­sión de más del 40% sobre el universo fiscal registrado, una base im­ponible incompleta y con innumerables fugas y, sobre todo, con un gasto público inicuo, el servicio que el Estado devuelve no puede sino ser de baja calidad.
    Pero más allá de este desequilibrio por todos conocido, opera una ad­ministración tributaria que, a juicio de expertos en la materia, no cesa de extralimitarse en sus funciones. Al menos siete decretos y resolu­ciones del Poder Ejecu­tivo y la Subsecretaría de Tributación emitidos entre 2012 y 2016 son atacables por la vía de la inconstitucionalidad por flagrantes violaciones al principio de supremacía establecido en la carta magna de 1992.
    En una ultimísima dis­posición, la SET anuncia que pondrá en vigencia la retención del IRP a personas cuyos ingresos superen los 60 salarios mínimos, es decir, algo más de nueve millones de guaraníes mensuales. En cuanto a la aplicación del principio de devolución de créditos fiscales, la titular de la SET sostuvo que su decisión -que calificó de “firme” en una entrevista radial- “es de­volverlos en forma inmediata una vez liquidado el impuesto”.
    Habría que tomar con pinzas esta declaración de firmeza. La SET aún no ha resuelto, por ejemplo, la contradicción en que incurrió con el tratamiento fiscal dado a las procesadoras de soja en el país, a las que mediante la ley 5061 de 2013 debía devolver el 100% del crédito fis­cal por ser industrias transformadoras, pero que mediante el decreto 1029, también del 2013, fueron rebajadas a la categoría de exportado­ras del grano en estado natural limitando tal devolución al 50%.
    Resoluciones sumarísimas, contradicciones entre una ley y su de­creto reglamentario, inconstitucionalidades diversas, tal parece que estamos ante una suerte de súper gobierno que avanza machacán­dolo todo a su paso y dejando tendales de heridos, tributariamente hablando.
    Bienvenido el rigor administrativo pero no a costa de hacer mofa de la Constitución y las leyes.

    http://www.5dias.com.py/53300-la-set-un-super-gobierno

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 27 enero, 2017, 5:23 pm
  13. El Paraguay real
    27 enero, 2017

    Hablemos de nuestro país, pero no del que supuestamente se halla en ruinas y solo es capaz de producir vergüenza, como sostienen los medios tradicionales; ni tampoco del que se halla en pie de igualdad con Suiza, el de los cuentos de “Alicia”, como afirmara tiempo atrás un “sabio” pensador republicano. El Paraguay no es ni lo uno, ni lo otro. Conocemos de muchos problemas, algunos graves, estructurales, que son fruto de una larga historia de atraso y pobreza, como consecuencia directa del saqueo impune a las arcas del Estado. Pero también conocemos de los progresos que se están registrando en diversos ámbitos, corroborados por datos estadísticos que resultan irrefutables.

    Ayer nomás, ADN difundía un informe del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). El resultado es verdaderamente auspicioso, pues ubica a nuestro país en el puesto 19, entre 79 economías emergentes analizadas en materia de desarrollo inclusivo, luego de combinar un conjunto de indicadores relativos a crecimiento, equidad y sustententabilidad, entre otros.

    Por supuesto, los medios tradicionales optaron por no hacerse eco de esta información, dado que la misma significa que comienza a corregirse el hecho cierto de que el crecimiento económico solo beneficiaba a un segmento muy reducido de la población, que se encuentra en la cúspide de la piramide social, tal como vino ocurriendo en los últimos años, lo que no les resulta nada provechoso para las campañas antigubernamentales que ejecutan.

    También ayer, nuestro diario difundía el Indice de Percepción de Corrupción (IPC) que prepara todos los años Transparencia Internacional. Y, para sorpresa de algunos, Paraguay figura entre los 10 países que más batallaron contra este flagelo que nos azota desde hace tanto tiempo.

    Como era de esperar, los principales grupos mediáticos ocultaron esta información. A cambio publicaron en grandes titulares que “Paraguay es vicecampeón en corrupción”, situándose inmediatamente después de Venezuela en el ranking de los países más corruptos del continente, lo cual es falso. Eso fue así en el año 2012, durante el gobierno de Fernando Lugo, cuando ocupamos el lugar 150, entre 176 países a nivel mundia, pero hoy estamos en el 123, junto con México y Honduras, por encima de Haití, Nicaragua y Guatemala, lo que no significa que estemos precisamente en un sitial “privilegiado”, sino que la dinámica que describe el país en esta materia es positiva, tal como se encarga de destacar el informe de Transparencia Internacional.

    Otro “ayer” más. En la víspera, el ministro de Relaciones Exteriores, Eladio Loizaga, anunció que en París se aprobó el ingreso del Paraguay al Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), lo que le otorga a nuestro país una posición internacional muy importante. ¿Por qué? Porque dicho organismo, compuesto por solo 35 Estados, tiene por finalidad la coordinación de políticas económicas y sociales, en lo que está embarcado el gobierno, y le otorga a sus miembros “un sello de buenas prácticas”, como destacó el canciller nacional.

    Y como broche, lo ocurrido hace una semana en Davos (Suiza), en donde durante el encuentro del Foro Económico Mundial, el desempeño de la economía paraguaya causó verdadera sensación, según destacó el prestigioso diario brasilero “O Estado de Sao Paulo”.

    No seremos, pues, lo octava maravilla del mundo, pero felizmente también estamos lejísimos de ser la mugre que algunos, tal vez mirándose a sí mismos, quieren convencernos que somos. Y una prueba incuestionable de que estamos bien encaminados, avanzando, son todas estas certificaciones y espaldarazos poco comunes de organismos internacionalesa nuestro país. Al Paraguay real.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 27 enero, 2017, 5:22 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Péva ndejoráne, he’íje oka’úva mondahare.25/07/17

fotociclo ✓

El Cirque du Soleil presentará Amaluna, del 26 de julio al 13 de agosto en Asunción

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: