estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Récords e hitos

Para el gobierno de Horacio Cartes este es un año de hitos y récords. No solo en estabilidad macroeconómica, sino en generación de energía, inversión física, gasto social, mejora del transporte público.
Para la administración actual, absolutamente todo lo que se hace es por primera vez en la historia del país. Si uno mira la propaganda gubernamental, bajó el índice de criminalidad, de desempleo, hay más empresas formalizadas tanto ante el fisco como ante el ente previsional, mayor inversión extranjera, mejor asistencia sanitaria, y un sinfín de etcéteras positivos.

Los números oficiales son publicitados por todos los medios (estatales y de propiedad de la familia del presidente de la República), tratando de convencer a la gente de que se vive mejor. Para que no queden dudas de los datos proporcionados, se hacen las comparaciones con gobiernos anteriores.

Obviamente, en este juego de medias verdades, se omite señalar que este Gobierno tuvo récords de aprobación de préstamos y de autorización para emitir bonos del Tesoro (que en gran parte fueron colocados en el mercado internacional), estos últimos de libre disponibilidad.

Olvidan mencionar que se inició con la aprobación de dos leyes impositivas: el impuesto a la renta personal (que inició durante el mandato presidencial de Federico Franco, y que continuará implementándose hasta el año 2019); y el que crea el impuesto a la renta agropecuaria y generaliza el impuesto al valor agregado al sector agropecuario, ese mismo que este año ya debía haber ingresado al fisco USD 250 millones, según la presentación que habían hecho ante el Congreso.

Este Gobierno también omite señalar que logró la aprobación de una Ley de Responsabilidad Fiscal, que en teoría iba a poner freno a la apetencia política –sobre todo en época electoral–, y que fue incumplida por los legisladores colorados al aprobar ajustes salariales de entre 10% y 18% para los estatales.

El problema es que los únicos que ven las mejoras son el presidente Horacio Cartes y su entorno. En el sector comercial, pequeños y grandes propietarios de locales comerciales se quejan de la escasa venta, aun en esta época en la que el pago del aguinaldo suele dinamizar la economía. Otros sectores de la economía a los que no les fue bien miran con desconfianza lo que se viene en el año 2017.

Contar medias verdades para lograr aprobación no cambia la realidad de mucha gente: aún hay cientos de kilómetros de caminos sin asfaltar, hospitales sin insumos, escuelas que se caen, asaltos. Hacer bien el trabajo es obligación del Gobierno, los récords e hitos se notarán sin necesidad de la propaganda oficial.

Por Wendy Marton

http://www.ultimahora.com/records-e-hitos-n1050197.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

13 comentarios en “Récords e hitos

  1. Ya empiezan…
    2 enero, 2017

    La campaña fue anunciada. Está en ciernes. Apenas empezó. Nos referimos a la propuesta de la ANR de “juntar firmas” para darle base legal al proyecto de rekutu presidencial. Ni siquiera salieron todas las planillas del local partidario.

    Pero ya empezaron las denuncias en los diarios tilingos…

    En ABC se lee hace varios días una supuesta denuncia de “funcionarios de la empresa de seguridad Tapití” que están siendo obligados a firmar so pena de ser inmediatamente despedidos. Esta empresa se encarga de custodiar los bienes y las personas de la Entidad Binacional Yacyretá.

    En las redes sociales ya empezaron también a circular denuncias de que los “funcionarios públicos están siendo presionados” para firmar el mencionado documento.

    Por supuesto, en los próximos días y semanas, a medida que la campaña avance, se leerán toneladas de denuncias en el mismo sentido.

    El objetivo es sencillo: Deslegitimar la iniciativa desde el principio. Que todo tenga tufo a ilegalidad, a fraude, a prácticas propias de la dictadura pasada.

    Entonces, cuando se oficialice la iniciativa, ya todo estará bastardeado, sucio, y será un elemento más con el cual “el cartismo está intentando violar la Constitución”.

    Al mismo tiempo, el partido familiar del reo Filizzola y Ña Matute Masi, anunció una campaña similar de “juntar firmas”, pero esta vez para “pedir el juicio político a Horacio Cartes”. Resulta fantástico que un partido con 20 afiliados, esté amenazando al partido más grande de Latinoamérica, proporcionalmente hablando.

    Por supuesto, “Don Acero”, ordenará a sus escribas de ABC, “métanle…palo para la campaña de la ANR y elogios para la campaña del matrimonio…”.

    Alliana debería sacar un instructivo a todos los operadores de su partido solicitándoles que las firmas sean absolutamente voluntarias. Que no obliguen a nadie, que no presionen a nadie. Por supuesto que para la reelección de HC, que está haciendo un gobierno constructivo que no tiene parangón en la historia reciente, se juntarán cientos de miles de firmas, sin ningún problema.

    Posiblemente no servirá de nada ante las campañas de prensa que se avecinan. Pero por lo menos para dejar testimonio…

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 enero, 2017, 9:36 am
  2. Cartes no vino para robar bagatelas

    Horacio Cartes dirige un gobierno totalmente dedicado a generar y aprovechar resquicios en las leyes para obtener beneficios indebidos para él y para sus asociados.

    Nunca antes en la historia de nuestra República, nunca antes, hubo una persona que preparara su asalto al poder con un fin tan deleznable, con un objetivo tan deletéreo, con un programa de expoliación tan sistemático como Horacio Cartes.

    Ni siquiera Alfredo Stroessner.

    Cartes construyó un “centro de gobierno” en la fundación “Ñande Paraguay” que desde el año 2011 estudia todas las instituciones del Estado, no para mejorarlas, sino para aprovecharse de ellas y para diseñar proyectos legislativos cuyo único fin es eliminar los obstáculos que pudieran interponerse entre él y ese estrujamiento del Estado.

    Diseñó por ejemplo una ley de alianza público privada cuyo único fin es pasar por alto los Artículos 112 y 202 inciso 11 de nuestra Constitución que depositan en el Congreso la atribución de otorgar la explotación de minerales y de concesiones públicas.

    La alianza público privada que Cartes va a imponer al país en el tema aeropuertos desnuda la situación: Sus amigos participan de la elaboración de pliegos de bases y condiciones de forma tal a dejar afuera a la mayor cantidad de competidores posibles; cuando aun así quedan competidores, sus amigos cambian arbitrariamente esos pliegos para ajustarlos a las empresas elegidas por sus amigos; y luego se concede “legalmente” a esas empresas la concesión de los aeropuertos por treinta años con la “obligación” de pagar al pueblo paraguayo un canon de uno coma dos por ciento (1,2%) o de treinta y dos por ciento (32%), cuando otros oferentes estaban ofreciendo cánones de hasta cuarenta y siete por ciento (47%).

    Estamos hablando de que se embolsarán la diferencia, alrededor de trescientos millones de dólares cada diez años.

    Es lo mismo con la concesión de las principales rutas del país a la empresa Tapé Porá, por treinta años.

    Cosa parecida con los proyectos “llave en mano”, entre los que se cuentan el alcantarillado del área metropolitana, proyecto que nos costará a los paraguayos más de cuatrocientos millones de dólares. Algo falló en el plan similar que tenían para la ruta Transchaco, lo que no significa que no persistirán.

    El tema del billetaje electrónico del transporte público, en el que una oscura empresa inglesa que, notoriamente, tiene socios paraguayos, se queda con el contrato merece una investigación que el ministerio público no hizo ni hará.

    Y a una escala más pequeña, pero igualmente sintomática, el repentino éxito de empresas de gerentes-ministros de Cartes, como Royal Seguros y Aqua Group, que se convirtieron, desde el 15 de agosto de 2013, en favoritas para contratistas públicos.

    Cartes ha gastado millones de dólares en propaganda para ocultar que lo anterior es el objetivo, la meta, el fin y el programa de su gobierno, publicitando una supuesta transparencia que se da solamente en casos pequeños pero que con la ayuda de Javier Diaz Verón jamás llega a los asuntos que realmente le importan.

    Porque, como todo el mundo sabe, Cartes ya era millonario antes de empezar y, por supuesto, no pierde su tiempo en asuntos bagatelarios.

    Por Enrique Vargas Peña.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 31 diciembre, 2016, 2:17 pm
  3. Que los ciudadanos decidan

    Por Jesús Ruiz Nestosa

    La visita del presidente boliviano Evo Morales a Paraguay ofrece una oportunidad que no se debe desaprovechar para plantearle algunos temas que de seguro están fuera de agenda. Por ejemplo, preguntarle qué piensa de la decisión de “que el pueblo decida”, cuál es su efectividad y, sobre todo, cuál es su legitimidad. Viene al caso porque en febrero del 2016 decidió preguntarle a la ciudadanía qué le parecía si optaba a un cuarto periodo. El primero comenzó en enero de 2006, hubo una nueva Constitución en 2009 lo que le permitía comenzar a contar de nuevo (¿no les recuerda el mismo argumento que utilizaba Stroessner) y agotado ese nuevo periodo (en realidad el tercero) ahora quiere un cuarto. La ciudadanía le dijo que no. Ya era suficiente y era mejor que se fuera a su casa.

    El secreto de hacer que “la ciudadanía decida” está en aceptar esa decisión siempre y cuando le sea favorable al gobernante de turno. Este es el momento en que Evo Morales se encuentra embarcado en encontrar qué camino utilizar para violar la Constitución de su país. Dicen que tiene ante sí cuatro caminos. Uno de ellos es preguntarle de nuevo a la gente si quiere que se quede o no.

    No debe extrañar a nadie esta actitud. En el libro “Evada: el libro sin fin” de Alfredo Rodríguez Peña (Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, 2014) Evo Morales le dice al autor: “Por encima de lo jurídico, es lo político. Quiero que sepan que cuando algún jurista me dice: ‘Evo, te estás equivocando jurídicamente, eso que estás haciendo es ilegal’, bueno, yo le ‘meto’, por más que sea ilegal. Después les digo a los abogados: ‘si es ilegal, legalicen ustedes, ¿para qué han estudiado”. Cualquier parecido con nuestro gobernante, no es una mera coincidencia. Lastimosamente nuestro continente está sufriendo una embestida de gobiernos populistas que, a juzgar por los resultados, van sembrando la miseria de los países en los que meten la mano pero donde sus gobernantes gozan de una enorme popularidad debido a un complejo mecanismo de dependencia que crean a través de subsidios y otras regalías que, en definitiva, son humillantes sobornos.

    Con motivo del llamamiento a consulta que hizo a principios del año pasado para ver si podía seguir en la presidencia o no, declaró a la cadena de televisión Telesur: “Estoy convencido de que la democracia no termina solo en el voto; es permanente, es debatir con el pueblo las políticas… Es importante las innovaciones de ideas y eso es lo que llamamos ‘gobernar obedeciendo al pueblo boliviano”. Pues sí, tan obediente es del “pueblo boliviano” que, a pesar de haberle dicho que no en aquel referéndum, ahora desconoce sus resultados y llamará a otro y quizá a otro más, hasta que por fin, la gente le diga que sí. Esta es la “democracia moralista”, no la que tiene que ver con la moral, una materia en la que se han aplazado nuestros políticos, sino con la de Evo Morales.

    Las palabras del presidente boliviano, además de ser demagógicas, ocultan una trampa que nos lleva directamente a gobiernos totalitarios. Ese debate continuo que propone además de ser irrealizable ya que el presidente no puede sentarse a dialogar con diez millones de personas, que es la población de su país, no le abre las puertas a llevar a cabo acciones que pueden resultar antidemocráticas, o bien irracionales o sumamente peligrosas. ¿Qué pasaría si como resultado de ese “diálogo”, en el supuesto caso que pudiera realizarse, el “pueblo” le pide que expulse del país a todos los blancos? ¿O que meta en la cárcel a los partidos de la oposición? ¿O que le retire sus derechos ciudadanos a miembros de grupos minoritarios? ¿O, por decir una tontería, que el combustible extraído de los pozos petrolíferos de Bolivia, sea regalado en las gasolineras?

    Por de pronto, el espíritu democrático que observa el mandatario visitante se resume en la decisión del IX Congreso Extraordinario del Movimiento al Socialismo (MAS) que acaba de ser clausurado: impulsar la postulación, por cuarta vez, en las elecciones de 2019 de su líder Evo Morales.

    Las cuatro vías que tienen para lograr sus objetivos son: 1. Un nuevo referéndum. 2. La renuncia de Morales seis meses antes del final de su mandato. 3. Acudir nuevamente al Tribunal Constitucional y 4. Que el Parlamento haga la reforma constitucional por su cuenta y riesgo. Les recuerdo a los lectores que estas cuatro posibilidades son en Bolivia y nada tienen que ver con lo sucede en nuestro país. ¿Será mucha desfachatez reírnos un rato de tantas coincidencias?

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 31 diciembre, 2016, 9:18 am
  4. Construyendo un nuevo electorado

    Por Osmar Gómez

    Armar un nuevo electorado, esa es la obsesión del presidente Horacio Cartes. La idea no es nueva. Se maneja desde siempre en el entorno más cercano con el que inició su vida política. Ese electorado incipiente sumado a los votos colorados le permitió llegar a la presidencia de la República. El desafío es profundizar el modelo para 2018.

    El camino no es sencillo. Cartes sin la estructura colorada no llegaba en 2013. En 2008 Fernando Lugo no habría sido electo sin el firme respaldo de la estructura liberal. Los partidos políticos siguen ocupando un espacio importante en el proceso electoral pero con casi 30 años de democracia los votos para ganar elecciones están afuera.

    Apoyado en ese nuevo paradigma, Cartes avanza en su confrontación con la clase política tradicional. Polariza mientras busca apoyos por fuera de los medios tradicionales intentando conectarse con la gente a través de las redes sociales. La apelación al electorado en dos grandes temas, la reelección presidencial y el veto al Presupuesto General de la Nación de 2017, apuntan a consolidar esa idea.

    Sin votos en el Congreso para aprobar una enmienda constitucional y con las negociaciones estancadas el Partido Colorado a mitad de semana recurrió al electorado. Inició una campaña para juntar firmas que respalden una revisión constitucional mediante iniciativa popular. Con 30.000 firmas el Congreso está obligado a discutir el pedido de los electores.

    Un segundo mandato presidencial es resistido por buena parte de la oposición y por la disidencia colorada. El liberal Efraín Alegre y el disidente Mario Abdo empujan con ganas el freno a una enmienda sabiendo que sus posibilidades se verán limitadas con Lugo y Cartes como adversarios. Hasta ahora lograron frenar la embestida colorada, habrá que ver como deciden ante un pedido de los electores en el Congreso reclamando un segundo mandato y en pleno año de elecciones.

    El fuerte enfrentamiento con la oposición en el Congreso en torno al Presupuesto General de la Nación para el próximo año también forma parte de este nuevo armado electoral. El presupuesto acordado por la oposición en la Cámara de Senadores además de complicar al Gobierno entregaba una enorme victoria a los senadores opositores que habían aprobado gruesos aumentos salariales a docentes y médicos, dos sectores claves con alcance nacional y sobre todo con alta capacidad de movilización.

    Cartes redobló la apuesta. Objetó el presupuesto para recuperar poder. Algo nunca visto en todo el periodo democrático. La audacia presidencial sorprendió a la oposición que primero trató de cargar culpas al Ejecutivo, después pidió una mesa de negociación. Sin acuerdo posible la oposición no pudo levantar el veto y el Gobierno recuperó poder. Ahora docentes, médicos y gremialistas buscan al Ejecutivo para acordar.

    Para el equipo más cercano de Cartes los sorpresivos resultados de las elecciones en el Reino Unido que decidieron la salida de la Unión Europea y de Estados Unidos que ungieron a Donald Trump como presidente de los Estados Unidos son la prueba perfecta de que los partidos políticos son máquinas casi obsoletas en un mundo de redes sociales e inmediatez. Sostienen que ambas elecciones tienen un denominador común, se ganaron por fuera de la maquinaria de los partidos políticos.

    El desafío de Cartes es encontrar el equilibrio entre ese nuevo electorado esencial para ganar elecciones y la estructura partidaria que todavía tiene un peso importante para convertir en votos la simpatía electrónica. Todavía se recuerda la estrepitosa derrota de Antanas Mockus en las elecciones presidenciales de Colombia en 2010. Mockus, candidato del Partido Verde, arrasaba en las redes sociales, pero en día de la votación fue Juan Manuel Santos el que obtuvo casi el 70% de los votos.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 31 diciembre, 2016, 9:16 am
  5. n país de maravillas (que no se ve)

    Por Lupe Galiano

    En medio de tanta enmienda, elección, reelección, discurso navideño y recorridas varias, el Gobierno de Cartes tiene algo bueno: presenta rendición de cuentas en varios ministerios. De ahí a que los informes se ajusten a la verdad de la milanesa hay un largo trecho.

    Entre pelearse por el IRP, el presupuesto 2017 y otras yerbas, el ministro churrito también hizo su balance del año y como siempre en estos casos aprovechó para usar unos cuantos términos difíciles, como desgravamen, dumping, IPC, libor, a no confundirlo con Liborio, y otras palabrejas raras, cuya finalidad es que vos no entiendas nada y por ende no se te va a ocurrir cuestionar nada.

    Esta vuelta una de las estrellas del Gobierno dijo –palabras más, palabras menos– que estamos en un país de maravillas. Lo que no dijo es que tenés que ser una especie de Principito para comprender porque es invisible a los ojos.

    En una inentendible jerga a lo Chicago Boy, mezclada con el arrr arrr de los niños bian de Asunción, aseguró que este año fue de puros récords. Supuestamente el gasto salarial bajó un 0,1%, granyi coisa. Los promotores del rekutu de su jefe van a decir que en ese tocón de plata que es el presupuesto nacional es mucho un 0,1%, más aún si tenemos en cuenta la cantidad de niñeras, jardineros, mozos y choferes que “prestan servicios” en las casas de unos cuantos avivados, a costa de los millones de giles.

    Según explicó el churrinchi, este dinero, cuyo monto que no se publicó en ningún medio, permitió destinar más recursos a gastos sociales. Gracias a este ahorro –por lo menos esto es lo que dice Última Hora en su edición del 22 de diciembre– Salud tuvo un aumento del 109% y Educación del 666%. Algo no cierra en estas cifras: no está bien explicado o un ahorro de 0,1% es un vagón de dinero que le envía a Rico Mc Pato. Lo que sí es tangible es que no se ve el ahorro: no se ven mejoras en el transporte público, no se ven obras en cada cuadra, no se ven escuelas más lindas, no se ven servicios de salud más limpios y, valga la redundancia, saludables. En síntesis no se ve. No estamos mejor que hace dos años ni que hace 45 años. Estamos cada vez peor, peor y peor. Algunos no sentimos porque disfrutamos de cierto bienestar, pero la gran mayoría padece las de Caín: horas en un colectivo para ir a trabajar; miedo en cada esquina a que le asalten, le roben o le maten; meses en lista de espera para una simple cirugía y siempre comiendo de los combos de oferta. Pero para ellos estamos en un país de hitos.

    Y bueno. Que cada uno viva en su país, mientras seguimos en la tontería: reelección or not reelección. That is the question.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 27 diciembre, 2016, 6:42 am
  6. De la amenaza externa a la amenaza interna

    Alberto Acosta Garbarino

    Haciendo un balance de este año 2016, recuerdo que en enero nuestra gran preocupación era el amenazante escenario internacional y regional.

    En el escenario internacional, el superciclo de los commodities había llegado a su fin y nuestra economía sufría el impacto de la fuerte y sostenida caída de los precios de la soja, que de los 612 dólares la tonelada en el 2012, vino reduciéndose hasta los 326 dólares, a comienzo de este año.

    En el escenario regional, la ingobernabilidad en el Brasil iba acentuándose a medida que Dilma Rousseff iba perdiendo apoyo popular y político. Esto hizo que el precio del dólar se disparara a 4,17 reales –en el año 2011 se encontraba a 1,54– trayendo como consecuencia el desplome del enorme comercio en nuestras ciudades fronterizas.

    A estas dos situaciones se le sumaba el riesgo de que Estados Unidos comenzara a incrementar su tasa de interés en un 0,25% cada trimestre, lo cual traería como consecuencia una, aún mayor, suba del dólar y caída en los precios de los commodities.

    Este era el amenazante escenario externo que teníamos a comienzos de este año 2016, pero para felicidad nuestra, el mismo fue cambiando positivamente a medida que transcurrieron los meses.

    Estados Unidos postergó la suba de sus tasas de interés, con lo cual el precio del dólar en el mundo entero se redujo, ayudando a que el precio de la soja se estabilizara y comenzara a recuperarse parcialmente.

    En el Brasil la separación del cargo de Dilma Rousseff en mayo de este año trajo tranquilidad a los mercados y los capitales volvieron a fluir hacia el Brasil, haciendo que el precio del dólar se redujera a unos 3,10 reales, lo que hizo que las ventas en las ciudades de frontera volvieran a incrementarse.

    A medida que pasaba el año el escenario externo fue mejorando, pero… lamentablemente el escenario interno fue empeorando.

    La disputa entre el oficialismo y la oposición colorada fue subiendo de tono a la par que la intención de avanzar en una enmienda constitucional para permitir la reelección presidencial iba haciéndose realidad.

    Esta disputa política tiene como epicentro el Congreso de la Nación, en donde en este momento existe una guerra a muerte entre los sectores enfrentados.

    La consecuencia de esta pelea es la paralización de las leyes impulsadas por el Ejecutivo y la rápida promulgación de leyes que puedan dañar o dificultar la gestión del mismo.

    Si algo el Paraguay hizo bien en su historia ha sido su prudente manejo macroeconómico, que nos permitió tener una moneda sana como el guaraní y una estabilidad de precios que es la envidia de nuestros desordenados e irresponsables países vecinos.

    Pero si algo el Paraguay hizo mal, fue la gestión para el crecimiento económico y el desarrollo social. Nuestro país es en estos momentos uno de los países económicamente más pobres y con los peores indicadores sociales de la región.

    Si queremos salir de esta situación de atraso y de pobreza, tenemos que seguir manteniendo una política macroeconómica prudente, pero al mismo tiempo tenemos que realizar reformas estructurales que son fundamentales para incrementar la inversión, que es la única palanca que permite el crecimiento y el desarrollo.

    Tenemos que reformar nuestra Administración Central para que gaste menos e invierta más, tenemos que reformar nuestro Poder Judicial para que ofrezca seguridad jurídica, tenemos que reformar la seguridad social para que sus fondos contribuyan al crecimiento económico y tenemos que reformar nuestro sistema educativo para poder competir en el mundo actual y para que podamos incluir a las personas que aún viven en la pobreza.

    Tenemos que mantener nuestras prudentes políticas macroeconómicas que son la base para el crecimiento, pero tenemos que realizar las reformas estructurales necesarias para incrementar la inversión.

    Sin embargo, estamos haciendo todo lo contrario. Debido a la terrible crispación política existente, ni se habla de las reformas y se está poniendo en riesgo la estabilidad.

    En el año 2016, fuimos pasando de la amenaza externa a la amenaza interna.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 26 diciembre, 2016, 6:55 am
  7. Cartes cierra el año obligando a sus adversarios a dormir con el ojo abierto

    Por Estela Ruiz Díaz

    El 2016 se despide con un escenario de crispación por el resucitado plan de reelección del presidente Horacio Cartes, cuya indefinición deja en el limbo los proyectos electorales de todos los partidos políticos.

    En esta pulseada política, donde la oposición unida en el Senado (ANR/abdista, la izquierda y partes del PLRA) dieron una formidable batalla al Poder Ejecutivo. Sin embargo, esa exitosa alianza se va desdibujando al punto de la incertidumbre por las ambiciones y los reposicionamientos.

    Y quizá sea esta una de las victorias políticas del presidente en los estertores del 2016. Si bien no puede cantar victoria completa porque la reelección sigue en la virtualidad, el debate sobre un nuevo proyecto de enmienda logró aliados inesperados como el Frente Guasu y el sector llanista del PLRA, generando división y desconfianza entre los aliados. “Divide y vencerás”.

    PULSEADA. Este año fue otro en el que el Senado fue escenario de una alianza duradera entre un sector colorado y los partidos opositores. Cartes, como ningún otro presidente, logró en sus primeros dos años la venia del Parlamento en polémicos temas que le dieron poderes extraordinarios, como la militarización del Norte para luchar contra el EPP o la ley de Alianza Público Privada. Pero se convirtieron en su cruz por el fracaso en la gestión en ambos temas. Su decisión de controlar en forma absoluta el partido le valió una resistencia liderada por Mario Abdo Benítez, que oxigenada con el apoyo de la oposición, se convirtió en su peor enemigo. Lejos de buscar el diálogo o el consenso, ajustó las tuercas y logró el control del aparato partidario. La última convención fue la coronación de su estilo de hacer política con el polémico bautizo del ministro liberal de Hacienda, Santiago Peña, y el linchamiento público del otro ministro liberal, Francisco De Vargas, y el castigo para quienes se opongan a sus proyectos en el Congreso.

    Hoy su objetivo es la reelección y en esa empresa están concentradas todas sus energías.

    PLRA ENTRAMPADO. El liberalismo vive sus horas más difíciles porque no depende de sí mismo para escribir su historia. Está preso de Fernando Lugo. Efraín Alegre logró una importante victoria al ganar la presidencia del PLRA desde donde pretende consolidar su candidatura presidencial. Pero su sobreactuada política de Torquemada le está costando caro porque Blas Llano no es un adversario que se doma con castigos ni amenazas. Efraín quiere liderar la candidatura presidencial en alianza con Lugo. Llano, desplazado del poder partidario con el estigma de colaboracionista del Gobierno, está moviendo la estantería con su giro a favor de la enmienda bajo el argumento de habilitar a Lugo, a quien pretende entregar nuevamente los destinos del PLRA.

    LUGOCENTRISMO. La izquierda, y especialmente el Frente Guasu, también está en su hora crítica. Sabe que sin la candidatura presidencial del ex obispo no tiene mucha chance. Por eso insiste con habilitarlo judicialmente, con delirantes giros semánticos constitucionales, que ya rebotó en el TSJE. Ahora su futuro político queda en manos de la Corte Suprema. Y esta incertidumbre es el mejor escenario para el oficialismo que busca lograr la reelección con los votos del FG y del llanismo. Pero este delicado paso no se animan a dar aún porque siguen analizando los costos políticos. Además, el llanismo exige una promesa de sangre: un acuerdo cerrado de cara al 2018. El FG duda sobre dos temas: apoyar la reelección de Cartes y aliarse con sus verdugos. Menuda contradicción histórica.

    En tanto, otro sector de la izquierda como Alianza País/PMas espera la definición, porque la candidatura del intendente capitalino Mario Ferreiro está en estado de alerta si no sale la reelección.

    CARTOCENTRISMO. El panorama político está pendiente de la definición de la reelección. En la ANR este efecto es más fuerte aún. Mario Abdo es sin lugar a dudas uno de los precandidatos presidenciales, pero el oficialismo está en problemas si no sale la reelección. Cartes no podrá repetir la fórmula Alliana esta vez. Una candidatura presidencial exige un perfil de mayor peso porque no basta con ganar las internas. La sombra de Nicanor sobrevuela en el ambiente. Le recuerdan que Blanca Ovelar se impuso en la interna pero perdió las nacionales en el 2008. Varios factores influyeron en la caída de la ANR, pero una de ellas fue imponer una candidatura que fracturó el partido.

    En el oficialismo hay guerra de baja intensidad. No todos están alineados con la reelección. En agosto, cuando el Senado rechazó la enmienda, muchos plancharon traje de candidato: Riera, Leite, Hugo Velázquez, Luis Castiglioni, Zacarías Irún. Ahora que Cartes recuperó el aliento, se replegaron a regañadientes.

    En la Cámara de Diputados sobretodo hubo movimiento inusual. Velázquez ya tiene equipos prestos para trabajar si la reelección no se aprueba.

    La amenaza de la enmienda sobrevuela el ambiente y la pulseada se da en todos los niveles. Incluso a nivel internacional. Como en la época de los 90 cuando los cuartelazos eran la amenaza constante, ambos bandos fueron a denunciarse mutuamente ante los embajadores. El cartismo fue a denunciar dolo de la oposición y la disidencia un intento de quiebre constitucional. Como siempre, los diplomáticos no emitieron sonido, pero quedaron preocupados con el escenario de violencia que anuncian los antireelección.

    2017. Los primeros meses del año estarán marcados a fuego por el debate de la reelección. La decisión política marcará el derrotero político y abre un panorama de incertidumbre para todos porque los involucrados saben que aprobar la enmienda no solo rompe reglas constitucionales, sino provocará cismas en las tres fuerzas. No hay vuelta atrás.

    Por eso, en medio de este río revuelto, Cartes cierra el año con ganancias. Sobrevivió a la muerte decretada en el Senado en agosto gracias al oxígeno de la izquierda y del llanismo con promesa de votos. Con este aliento recuperó liderazgo en Honor Colorado que se iba desbandando lentamente.

    Es cierto, no ganó aún el partido, pero se recuperó y metió mano haciendo temblar el tablero obligando a los disidentes a dormir con un ojo abierto.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 26 diciembre, 2016, 6:45 am
  8. Respeto a las reglas de juego

    Por Yan Speranza
    Partidí es el nombre de un proyecto muy interesante en Paraguay que busca crear un espacio comunitario de aprendizaje y formar en valores a niños y niñas, utilizando como herramienta el fútbol.

    Entre las varias actividades que desarrollan, me llamó la atención un experimento en particular a partir del cual trabajan el tema de la convivencia pacífica y la creación de condiciones para que cualquier actividad se desarrolle de manera armónica.

    En la actividad, dos equipos de chicos inician un partido de fútbol con las reglas establecidas para este deporte. Sin embargo, en el transcurso del juego algunos de los jugadores –que forman parte del experimento– empiezan a jugar el partido sin tomar en cuenta las reglas, y sin que el árbitro haga nada al respecto.

    Es decir, empujan la pelota con la mano, buscan cambiar el tiempo de duración del partido si van ganando, hacen más cambios de los permitidos inicialmente y cualquier otra cuestión que no estaba contemplada en las reglas de juego establecidas.

    Como es obvio y natural, el juego que era al inicio un verdadero placer para los chicos se convierte pronto en algo tenso, aparecen los enojos, las frustraciones e incluso signos de violencia en alguno de los jugadores. En un ambiente así, rápidamente se esfuma la armonía.

    En definitiva, cuando las reglas de juego iniciales no se cumplen a cabalidad, es inevitable la tensión, por decir lo menos, y la situación puede escalar hacia un caos total.

    Ahora bien, las reglas de juego se pueden modificar por supuesto, y en el mismo juego-experimento se van planteando estas posibilidades, pero existen ciertas condiciones básicas que deben cumplirse para avanzar hacia el cambio de las normas.

    Por ejemplo, intentar cambiarlas en medio del partido cuando el juego ya se está configurando de una manera determinada siempre va a generar conflictos y desacuerdos de todo tipo.

    Un acuerdo mínimo entre todas las partes involucradas, con suficiente tiempo para discutir sobre las nuevas reglas que se quieren implementar, es una condición necesaria para generar los cambios que se pretenden legítimamente.

    Este sencillo experimento genera un aprendizaje muy significativo para los chicos y se trata de educación cívica pura, de esa que necesitamos los ciudadanos para desarrollar prácticas democráticas que construyan cotidianamente una democracia de mayor calidad.

    Pero también nos sirve para explicar lo que sucede actualmente en nuestro país, sumido en un ambiente de gran crispación política a causa de la tan mentada posibilidad de reelección presidencial.

    El tema en sí merece, sin dudas, una nueva y profunda reflexión sobre las ventajas y desventajas de diferentes sistemas en el contexto y el tiempo actual que vivimos.

    Sin embargo, todos debemos entender que los ciudadanos paraguayos establecimos unas determinadas reglas de juego en nuestra propia Constitución. Y una condición básica de pacífica convivencia social es sencillamente respetar dichas reglas de juego, aunque nos parezcan que están ya desfasadas.

    Si se intenta desconocer estas reglas utilizando artilugios semánticos, populistas o de cualquier tipo, solamente estaremos creando un ambiente de tensión permanente.

    ¿Pero es legítimo tratar de modificar las reglas de juego en función a los nuevos tiempos que nos tocan vivir?

    Sí, absolutamente. Pero debemos hacerlo respetando ciertas condiciones mínimas, como por ejemplo no intentar cambiar las reglas cuando el juego ya se ha iniciado y con jugadores que han ingresado al campo con las reglas anteriores.

    Particularmente, creo que los paraguayos debemos pensar seriamente en reformar nuestra Constitución en varios aspectos, siendo solo uno de ellos el tema de la reelección. Pero debemos hacerlo con la suficiente madurez democrática y con una hoja de ruta mínimamente consensuada en la sociedad.

    Como en el experimento de formación cívica de Partidí, o respetamos las reglas de juego incluyendo la forma de cambiarlas adecuadamente o iremos destruyendo la identidad del juego, con todo lo que eso implica.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 26 diciembre, 2016, 6:41 am
  9. 2016: Crecimiento económico con poco impacto en la gente

    Al adverso contexto internacional se agrega el rol de los factores climáticos que históricamente le han dado un alto grado de incertidumbre y volatilidad al desempeño de la producción, impidiendo una trayectoria de mayor estabilidad en los promedios de crecimiento. La suma de una alta dependencia externa y del clima le da al país poco margen de maniobra, teniendo en cuenta que estas dos variables no pueden ser modificadas por la política económica.
    Esta estructura productiva, además de altamente volátil, genera pocos empleos de calidad. La última encuesta de hogares señala que, si bien la tasa de desempleo es baja, el subempleo afecta a casi el 20% de la población ocupada. Es decir, alrededor de 700.000 personas no tienen empleo, dedican al trabajo menos de 30 horas semanales, queriendo trabajar más, o bien trabajando 30 o más horas semanalmente perciben un ingreso inferior al mínimo legal vigente.

    Si a esta situación le agregamos que menos de la mitad de los asalariados aportan a un sistema de jubilación y un tercio no cobran el salario mínimo vigente, el análisis sobre la calidad del empleo empeora.

    Estas condiciones laborales, luego de una década de crecimiento económico, incluyendo el 2016, revela los obstáculos que enfrenta el modelo económico para distribuir los beneficios a la mayoría de la población. Con estos resultados no deberían sorprender las quejas de trabajadores y empresarios acerca de que el resultado positivo de este último año no se siente en el mercado ni en los hogares.

    El balance empeora si consideramos que con un sector público en déficit, el Estado tiene menor margen de acción para impulsar políticas que permitan transitar hacia un crecimiento más inclusivo, ya que esto exige financiamiento de políticas públicas dirigidas a la agricultura familiar y las pequeñas y medianas empresas, ámbitos de fuerte absorción de mano de obra.

    El 2016 se está yendo con el sabor amargo de un crecimiento económico que benefició a una minoría y que, a juzgar por los datos de la Secretaría de Tributación, contribuyó poco, en proporción a sus ganancias, al fisco. La sensación de la existencia de privilegiados se suma a la información estadística que ubica al Paraguay como uno de los países mas desiguales de la región.

    En definitiva, el crecimiento económico pareciera que benefició a pocos, mientras que la mayoría se debate entre empleos de mala calidad y bajos niveles de ingresos. Ojalá las autoridades económicas tomen nota de la situación y propongan para el 2017 medidas que reviertan el mediocre desempeño económico en los hogares frente a un alto nivel de crecimiento a nivel macroeconómico.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 26 diciembre, 2016, 6:40 am
  10. El Gobierno debe hacer mucho para recuperar la credibilidad

    La muy baja credibilidad que tienen la mayoría de los ministerios e instituciones gubernamentales –según una encuesta elaborada por CIES para Última Hora, Telefuturo y Monumental – debe ser asumida como un desafío por la clase política. Principalmente, Justicia, Trabajo, Interior y Salud son las dependencias que despiertan menos confianza en la ciudadanía, por las sensibles deficiencias en su labor. El Ministerio de la Mujer y la Senavitat aparecen con buena gestión, lo cual indica que despiertan un porcentaje mayor de aceptación en la gente, pero –en conjunto– es grande el trabajo que debe realizar el Gobierno por recuperar el respaldo popular.

    Los principales problemas que padece la ciudadanía se trasladan automáticamente a la imagen de credibilidad que proyectan los ministerios y las dependencias gubernamentales que están encargados de atender esas áreas, según refleja la encuesta realizada por la consultora CIES para el diario ÚLTIMA HORA, el canal Telefuturo y la Radio Monumental, cuyos resultados se han publicado desde el lunes en dichos medios periodísticos.
    El estudio revela que los ministerios menos creíbles son los de Justicia, Trabajo, Interior y Salud.

    El índice más alto de falta de credibilidad lo tiene el Ministerio de Justicia, al cual el 75,3% de los encuestados califican como no creíble, mientras un 21,4% lo consideran creíble. El resultado tiene que ver con la pésima situación carcelaria, con las instituciones penitenciarias que en su gran mayoría están sobrepobladas y se manejan en condiciones de hacinamiento, con graves falencias de infraestructura e inseguridad, además de ser muy vulnerables a los focos de corrupción. El caso más escandaloso fue la revelación de las llamadas celdas vip, en donde poderosos capos del narcotráfico gozaban de lujosos privilegios.

    En un segundo nivel de baja credibilidad se encuentra el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, con un 62% de no confiabilidad y solo el 39,9% de fiabilidad. En este caso, los reclamos tienen que ver con la pobre política de defensa de los derechos de los trabajadores ante las patronales, así como con la escasa seguridad social.

    También el Ministerio de Interior aparece aplazado en credibilidad, ya que un 30,9% lo considera no creíble, mientras un 30,9% lo califica como creíble. El principal reclamo tiene que ver con la inseguridad constante que vive la ciudadanía: robos con derivaciones fatales, el azote de los llamados motoasaltantes, además de agentes de policías descubiertos en casos de extorsión y complicidad con los delincuentes, sin olvidar la ineficacia en poner fin a las acciones del grupo armado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

    El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social completa esta primera lista con 57,4% de encuestados que lo consideran no creíble y un 40,6% que le otorgan credibilidad. La falta de medicamentos y camas en los hospitales públicos es la principal exigencia.

    En contrapartida, el Ministerio de la Mujer (57,1% de credibilidad) y la Senavitat (55,9%) despiertan la aceptación en la gente. Pero en conjunto es grande el trabajo que debe realizar el Gobierno por recuperar el respaldo y la confianza popular. Y sobre todo considerando que las instituciones más cuestionadas son las que tienen que ver con aspectos sensibles de la vida cotidiana: justicia, trabajo, salud y seguridad.

    http://www.ultimahora.com/el-gobierno-debe-hacer-mucho-recuperar-la-credibilidad-n1049887.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 26 diciembre, 2016, 6:39 am
  11. Realistas con esperanzas

    ¿Cómo enfrentar la realidad económica del país a las puertas de las fiestas más caras al sentimiento familiar paraguayo? ¿Apelando a la teoría del vaso medio lleno o medio vacío? Para no aguar la celebración, ¿nos forzamos a ser optimistas a toda costa? ¿U optamos por hundirnos en el habitual pesimismo que nos arrastra a los paraguayos todo el año?
    En algunos noticieros de la TV suelen hacerse, a esta altura, los tradicionales abordajes al comercio de productos navideños. Todos los entrevistados, con escasas excepciones, hablan de que “este año se vende menos que el año pasado”. Tal afirmación obliga al cronista a rematar la crónica con la consabida sentencia: “Todo se debe a la crisis económica que atraviesa el país”. Pero, ¿estamos en crisis?

    Huyendo al análisis facilista de “todo está mal”, en este espacio editorial preferimos ser realistas con esperanzas. Es decir, parados en la realidad, optamos por ejercer esa virtud que para los teólogos del cristianismo significa “esperar que Dios dé los bienes que ha prometido” pero que para el común de los mortales implica un “estado de ánimo que surge cuando se presenta como alcanzable lo que se desea”, definiciones ambas de la Academia de la Lengua. ¿Son alcanzables las metas que durante el 2016 hemos perseguido los paraguayos? Aún a riesgo de provocar una indigestión de cifras y desde la perspectiva estadística, queremos poner atención, más que sobre la foto del momento, en la tendencia. ¿Crecimos, nos estancamos o retrocedimos en 2016? Según la Comisión Económica para América Latina (Cepal), “el crecimiento del PIB en el Paraguay será del 4%, superior al 3% registrado en 2015 y al promedio regional. El país mostró un repunte económico a partir del segundo trimestre del año, con una tasa de crecimiento interanual del 6,2% gracias a la recuperación de algunas ramas de la industria, la construcción, el comercio y la ganadería”. Si, pero ¿y la falta de empleo?

    En 2012, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) fijaba el desempleo en el Paraguay en 7% de la PEA, mientras en Brasil era del 5,5% y en Argentina del 7,2. La OIT esperaba que en cinco años, el desempleo regional cayera al 6,2%. Pues bien, Paraguay cierra el 2015 con un 6% de desempleo mientras en Brasil roza el 12% y en Argentina el 10%. Paraguay tiene, junto a Argentina, Chile y Uruguay, los salarios mínimos más altos de Sudamérica (OIT) y ostenta uno de los más bajos índices de inflación, 3,8%, mientras nuestros vecinos más grandes oscilan del 9,2% de Brasil al 31% de Argentina.

    Ser realistas evaluando permanentemente los números que nos arroja esa realidad, es la forma más sana de abordar las cosas que nos pasan a diario en la economía, sin raptos de optimismo desbordante ni depresión sistemática. Paraguay cierra 2016 como la segunda economía más dinámica de Sudamérica y afronta un 2017 con las mejores perspectivas de crecimiento de la región según la Cepal, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Realistas con esperanzas.

    ¡Feliz Navidad!

    http://www.5dias.com.py/52373-realistas-con-esperanzas

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 23 diciembre, 2016, 8:34 am
  12. Deseo de cambio real
    23 Dic 2016

    Por Pablo Noé

    Es tiempo de balance, de reflexión; momento de hacer una revisión general de todo lo que fue el año en nuestro país. Sumada a esta sensación de estar finalizando un periodo importante, nos compenetramos con el espíritu navideño que reflota nuestros sentimientos más altruistas. Nos acordamos de los más necesitados, escribimos nuestros mejores deseos, intentamos demostrar lo bueno que somos, deseando un buen pasar para los más desvalidos y una Nochebuena más apacible, entregando alguna sidrita y regalos para que su momento sea mucho más acogedor.

    Incluimos en nuestros brindis a aquellos que están injustamente privados de la libertad, a los que trabajan en el medio de la algarabía de las fiestas, a los enfermos, a todos aquellos que consideramos puedan ser merecedores de nuestra compasión. Tristemente hay que decirlo, actuamos como en épocas lejanas en las que se compraban indulgencias para obtener el boleto seguro a la salvación.

    La vida tiene sus dificultades, y un cambio real en una sociedad con tantas carencias, como la que estamos sufriendo en el Paraguay, requiere de un esfuerzo constante para que el balance sea mucho más positivo. Por lo tanto el reto es más complicado de lo que aparenta a primera vista. Modificar la lacerante realidad en la que vivimos, conlleva un esfuerzo mucho, muchísimo más sustentable que simples palabras lindas, a las que se las lleva el viento, sin contemplaciones.

    El punto es que no sirve, no alcanza, no basta solamente con las buenas intenciones. Debemos hacer algo más. Es fundamental que tomemos conciencia que para mejorar de forma efectiva la condición de un gran porcentaje de paraguayos que viven en la pobreza, debemos comenzar a trabajar en serio.

    Deberíamos entender la realidad en la que subsisten miles de compatriotas. ¿Cómo hacen para sobrevivir con ingresos paupérrimos? El aire es gratis. El resto, no. ¿Cómo hacen para vivir con pocos recursos al mes? Solamente alcanza para picotear algo y engañar al estómago. Para lo demás ya no hay. Salud, educación, seguridad, proyección de vida, nada. Repito, no alcanza para nada con buenos deseos. No sirve dar lo que nos sobra para que pasen un día mejor y después librarlos al azar.

    ¿De qué otra forma se puede entender que la inseguridad se siga apoderando de las calles de nuestro país? Esta es la punta del ovillo de una enmarañada trama que tiene componentes vinculados, como la falta de empleo, las falencias educativas, la exclusión social, la expulsión de compatriotas del campo para engrosar los cinturones de pobreza de las principales ciudades del país, la corrupción, la impunidad, el exilio económico, entre otras.

    Este monstruo tiene dos cabezas. Las dos muestran autonomía de accionar y funcionamiento propio. Viven juntas, se conocen, y aunque debieran rivalizar, conviven sin mayores dramas: La apatía ciudadana y la politiquería extrema. En ambos casos podríamos encontrar el génesis de todos los inconvenientes que sufrimos diariamente. No se puede pensar en un país desarrollado sin dirigentes mejores. Tampoco se puede esbozar ningún avance sin un involucramiento serio de toda la sociedad en este proceso.

    El camino es duro, largo, lleno de sinsabores. No obstante, es el único que puede garantizar un salto cualitativo que pueda ser sustentable en el tiempo. El rol de los ciudadanos de nuestro país es fundamental para que tomemos conciencia de nuestro compromiso social, y empecemos a remangarnos para comenzar a revertir esta historia.

    De lo contrario, podremos seguir en los días previos a la Navidad acordándonos de los pobres, regalándole nuestras sobras y pensar que nuestra conciencia así está limpia y nuestro camino al paraíso está garantizado. Les puedo asegurar que el día en el que utilicen el ticket que están comprando con minúsculas cuotas, se van a llevar la sorpresa de su vida. O de su muerte. Así de sencillo.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 23 diciembre, 2016, 5:46 am
  13. Año económico
    22 Dic 2016

    Un país en desarrollo como el nuestro necesita de manera permanente un fuerte respaldo del sector privado. Es imposible imaginar lograr avances dependiendo exclusivamente de lo que pueda hacer el Estado, por lo que se debe reforzar esa conexión entre lo público y privado para beneficio de la gente.

    La economía del país, a pesar de las condiciones desfavorables a nivel internacional, pudo sostenerse para cerrar un buen año, algo sumamente importante para pensar en lograr mejores condiciones para el próximo año. Los números generales van sumamente bien, pero se debe insistir en esa situación baje a los sectores más necesitados.

    La posibilidad de que el sector privado pudiera también sobrellevar un 2016 que llegó con muchas dudas en el ámbito económico, hay que decirlo, fue posible gracias a la política aplicada por el Gobierno desde el Ministerio de Hacienda y el Banco Central del Paraguay (BCP) para hacer frente a las condiciones nada alentadoras a nivel internacional.

    En su informe de cierre de año, el ministro de Hacienda Santiago Peña, afirmó que el 2016 ha sido un año de récord, en varios ámbitos, con avances significativos para los paraguayos. Resaltó, por ejemplo, que por primera vez una crisis económica en la región no ha afectado al país, aspecto que es reconocido internacionalmente. Igualmente, resaltó la estabilidad macroeconómica que actualmente posee Paraguay y el trabajo coordinando entre distintas instituciones para la construcción de una previsibilidad local.

    “Paraguay se destaca como un país que ha hecho bien la tarea. Ha mantenido un orden macroeconómico”, subrayó Peña, haciéndose eco de lo sostenido no solo por los entes económicos del país, sino por organizaciones internacionales que destacaron durante el año el trabajo que realizó el país.

    Peña aseguró, además, que Hacienda aumentó la calidad del gasto público, invirtiendo más en infraestructura y gasto social antes que en gastos corrientes, algo sumamente difícil en una pesada estructura heredada de gobiernos anteriores.

    Hacienda aumentó la calidad del gasto público, invirtiendo más en infraestructura y gasto social antes que en gastos corrientes, algo sumamente difícil en una pesada estructura heredada de gobiernos anteriores.

    Así como se debe destacar la tarea desarrollada desde el Estado, también es imperioso dar un sitio importante al gran aporte del sector privado. Las áreas de infraestructura, principalmente, han sido motores para el movimiento económico y la generación de miles de puestos laborales no solo en las principales ciudades como Asunción, sino en otras menos favorecidas por la economía.

    Igualmente, al hablar del ámbito privado, es de destacar en este espacio la premiación que realizó esta semana la Asociación de Empresarios Cristianos (ADEC), en lo que fueron los Premios ADEC 2016. La firma Inverfin SAECA fue seleccionada como la Empresa del Año 2016 y al presidente de Metalúrgica Vera, Gabriel Vera Acosta, se le otorgó el galardón de Empresario del Año 2016. En la categoría Jóvenes Empresarios se distinguió a Andrea María Vera y Rossana Migliore; y en Microempresas Exitosas a VRO Indumentaria gastronómica SRL, Sara Modas y Karu, ideas gourmet SRL. Estas empresas y emprendedores han demostrado que es posible crecer en Paraguay.

    Si bien es cierto son numerosos los problemas sociales y económicos que deben ser solucionados en un país devastado por la desidia de administraciones anteriores, es bueno rescatar también los aspectos positivos para tener una mirada más esperanzadora para el país.

    Las constantes críticas con posturas evidentemente políticas electoralistas no hacen más que dañar el trabajo, dejando de lado los numerosos aciertos en materia económica. Este mismo problema se mantiene, por ejemplo, en el Congreso que, por determinaciones políticas y no técnicas, aprobó un presupuesto para el 2017 que pone al Poder Ejecutivo entre la espada y la pared.

    Para que el país siga caminando por un sendero en el que el objetivo sea mejorar las condiciones económicas y sociales, es pertinente tomar las críticas que son realmente provechosas y que aporten a la discusión responsable y seria, y dejar de lado aquellas que tienen tufos políticos que tanto mal han hecho a lo largo de nuestra historia.

    http://www.lanacion.com.py/2016/12/22/ano-economico/

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 23 diciembre, 2016, 5:43 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Péva ndejoráne, he’íje oka’úva mondahare.25/07/17

fotociclo ✓

El Cirque du Soleil presentará Amaluna, del 26 de julio al 13 de agosto en Asunción

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: