estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Comunas insensibles y sin iniciativas culturales

En esta época del año, con los niños y jóvenes de vacaciones es cuando uno descubre el escaso, si no nulo, esfuerzo de las municipalidades en el plano cultural y en las ofertas de servicios que incluyan actividades de esparcimiento.

Porque las intendencias que, se supone, tienen una dirección de Cultura, deberían ofrecer durante todo el año cursos de danza, música, teatro, bibliotecas, y contar con sus elencos artísticos.A precio simbólico o gratuitamente, los niños deberían acceder a la posibilidad de aprender a ejecutar algún instrumento, bailar, a practicar fútbol y hasta a recibir refuerzo educativo. También debería haber actividades para los adultos y adultos mayores.En la actualidad, en lugar de ampliarse este tipo de propuestas, se reducen o directamente desaparecen.

Las posibilidades de inclusión de niños de cualquier clase social a actividades como las señaladas se redujeron. Solo las familias más pudientes pueden pagar cursos extracurriculares para los niños y adolescentes en instituciones privadas.

Salvo la Municipalidad de Asunción, que todavía conserva sus instituciones educativas y culturales, la mayoría de las otras comunas relegaron o terminaron con estas, y no cuentan con una agenda cultural y mucho menos con programas sociales.

El déficit en materia de servicios sociales es lamentable, y esto sí afecta hasta a la Municipalidad capitalina. Si el acento estuviera puesto en este campo, no habría un solo hermano indígena hurgando en las canastas de desperdicios, ni mendigos, ancianos o personas con discapacidad mental abandonados y deambulando como zombis por el microcentro.

El gobierno local representado por una alcaldía, ayuntamiento o municipalidad es el que mejor conoce las necesidades, aspiraciones y características de la comunidad que administra. Se supone que tiene identificadas sus zonas más vulnerables y conocer, mejor que cualquier otra institución del Estado, las características de la población a la que debe servir y proteger.

Además de reparar y mantener transitables las calles, dirigir el tránsito, cobrar tasas, otorgar licencias de conducir, precintas y habilitación, autorizar y fiscalizar obras, organizar el territorio, recoger y disponer los residuos, etc., las municipalidades tienen que ocuparse de la situación social de la gente, y ser celosas porque su población pueda ejercer todos los derechos. Entre ellos, el derecho al ocio.

Tienen que prever espacios públicos para que se junten las personas de la tercera edad, para los niños y jóvenes. Deben generar actividades culturales y disponer de centros para atender a la población marginada y en situación de vulnerabilidad. Por medio de alianzas con el sector privado e instituciones del Gobierno central, todo es posible, si colocan en el centro de sus acciones a las personas. La falta de infraestructura o de presupuesto no es una excusa.

Por Susana Oviedo

http://www.ultimahora.com/comunas-insensibles-y-iniciativas-culturales-n1049593.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “Comunas insensibles y sin iniciativas culturales

  1. App en los barrios

    Por Lourdes Peralta

    Quiero creer que en un verdadero intento de hacer funcionar el sistema municipal, se presenta ahora el “Vecinapp”, una aplicación móvil disponible en Google Play y App-Store. En palabras barriales, una aplicación gratuita que podrán bajar los vecinos para comunicarse en pos del mejoramiento de la convivencia y la seguridad de su barrio. Escuché a un concejal decir muy sueltamente que esta aplicación se va a llevar a los barrios y los vecinos van a utilizarla de manera libre e independiente, y que ellos (la Municipalidad) solo van a intervenir cuando sea necesario. También decía que por este medio se van a poder conocer a profesionales que están cerca; además, que iba a servir porque hoy se tiene poco tiempo y entonces, en vez de juntarse personalmente, se iban a comunicar a través de la tecnología.

    No sé si alguien lleva anotados a nivel oficial la cantidad de proyectos que se aplicaron sin medir el nivel cultural que tenemos; tampoco me llama la atención que se tomen iniciativas sin resolver antes los problemas de fondo. Los vecinos no se comunican “por falta de medios”, los vecinos no se comunican porque en muchos casos ni siquiera se conocen –y por eso– ni se saludan o incluso se desprecian.

    Hay diferencias económicas, culturales; hay egoísmo, ignorancia, viveza, comodidad y cuántos otros males comunes.

    Me pregunto cuál es el plan para los barrios donde no existen comisiones formadas ni reconocidas o donde hay 2 o 3 a falta de una, división que surge justamente por desencuentros en la visión de prioridades para la zona. Sufrimos en carne propia la prepotencia de algunos vecinos que hacen y deshacen como si ellos fueran autoridad.

    Para algunos, por ejemplo, es prioridad una cancha de fútbol antes que una plaza para los niños. Antes de ofrecer una herramienta tecnológica, hay que hacer un largo y difícil trabajo con la gente, y para esto tiene que haber un equipo profesional que maneje la compleja constitución de nuestros barrios.

    Palian la crisis los vecinos “llaneros solitarios” que reclaman irregularidades en la Municipalidad aunque, aun con súper celulares y computadoras, pocas veces superan la burocracia, la falta de respuestas.

    Hasta hoy, algunos optamos por la mejor solución, que es la gestión individual (ser educados y pacientes para lograr acuerdos directos con el vecino por el árbol, por el humo, por la basura, por el perro, etc.), pero esto no se da en la mayoría de los casos. Una municipalidad preocupada no solo enseña cómo y por qué formar comisiones vecinales, sino que vela por la armonía, provee soluciones rápidas y concretas y nunca deja de recorrer casa por casa para recoger inquietudes. Para hacer este trabajo se precisan expertos en comunicación, en trabajo de calle, encuestadores serios.

    La comunicación digital, tal como somos y estamos, excluye, pues deja de lado a una gran franja popular que tiene celulares básicos (solo para llamadas y mensajes), sumado a los que no saben redactar o expresar su inquietud.

    Una comunidad se cambia reconociéndola. La comunicación tiene que ser diseñada para nuestra cultura tal como está, o si no, cualquier proyecto no pasa del palabrerío y el malgasto.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 2 mayo, 2017, 8:54 am
  2. La plaza que arde

    Por Pedro Gómez Silgueira

    Desde el ágora de la antigua Grecia, pasando por el foro romano, hasta llegar a las capitales modernas, la plaza es un lugar esencial para la vida de los habitantes. Es el punto donde se originan las ciudades y se nuclea la población. El sitio de reunión por excelencia, un espacio de concurrencia, de convocatoria donde la gente puede hacer oír su voz a las autoridades y desarrollar su arte o mostrar su cultura. Y también su incultura e inadaptabilidad social.

    Conforme a los principios básicos del urbanismo, los elementos fundamentales o símbolos de una plaza son la fuente y el monumento.

    El cuadrilátero donde actualmente está la Plaza de la Democracia terminó siendo una de las peores afrentas urbanísticas que sufrió Asunción. Tal vez la intención de quienes la proyectaron no haya sido esa, pero las decisiones que se fueron tomando sobre ese espacio a lo largo del tiempo la convirtieron en una plaza seca y sin personalidad. Un páramo de hormigón.

    Dentro del proyecto Desafío Asu, ahora la ciudadanía ha votado para que se dé prioridad a la recuperación de la Plaza de la Democracia en 21 días. Por tanto, será convertida en una “terraza-jardín”, para lo cual se invertirán G. 119 millones.

    Replantear o reconvertir este sitio emblemático para la historia asuncena es urgente. Pero nadie ha mostrado el proyecto ni los bocetos o planos de cómo quedará el lugar. Tampoco se ha llamado a un concurso de ideas para elegir la mejor.

    No obstante, los responsables de la Comuna capitalina explicaron que básicamente harán un techo verde, que está en auge en otros países para bajar la temperatura ambiente. Un metro cuadrado de techo verde libera oxígeno suficiente para una persona por día.

    Una investigación realizada hace diez años por estudiantes del Colegio Nihon Gakko revelaba que la Plaza de la Democracia se había convertido en una “isla de calor” en Asunción.

    Precisamente la eliminación de fuentes de agua y de vegetación la han convertido en una pista seca, en un paredón de cemento que absorbe altas temperaturas de día y las irradia de noche, produciendo así un efecto invernadero.

    Por experiencia, cuando la Municipalidad improvisa un proyecto, se convierte en una chambonada. Pasó con la Avda. Carlos A. López cuyo paseo central se había llenado de vetustos planterones y bancos hechos de cordones de piedra. En la Costanera pusieron unos asientos de cemento que se parecen a un grill con el intenso calor.

    El desafío de reconvertir la Plaza de la Democracia debe contemplar varios aspectos y criterios ambientales y urbanísticos. No es cuestión de hacer un cantero en el cual se plantará sin ton ni son. Debe haber arte y esmero. Debe responder a una verdadera intervención, una acupuntura urbana que ayude a mejorar la calidad de vida e ir cambiando el rostro aldeano de la Madre de Ciudades.

    Que este desafío no termine como el de la “seguridad” en la Plaza Uruguaya, de donde –pese a la vigilancia de 24 horas– igual se robaron las réplicas del Museo del Prado.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 21 diciembre, 2016, 9:15 am
  3. Se debe urgir a las autoridades a cuidar los espacios públicos

    Las municipalidades –salvo honrosas excepciones– desconocen que los espacios públicos tienen que estar al servicio de los ciudadanos y que, por lo tanto, es su obligación mantenerlos en buenas condiciones. Las evidencias muestran abandono, descuido y desidia de parte de los gobiernos locales, para ofrecer a sus comunidades parques y plazas en condiciones aceptables para el esparcimiento y el disfrute de la vida al aire libre, lejos del estrés. La Comuna de Asunción es un mal ejemplo para los demás municipios, ya que destina recursos humanos y económicos insignificantes para que los lugares de recreación presenten un aspecto digno y razonable.
    El grado de interés hacia los ciudadanos por parte de los que están al frente de las municipalidades –intendentes y concejales– se nota en la atención que prestan a sus espacios públicos. Estos, en realidad, solo carecen de sentido. Únicamente adquieren significación cuando se los concibe como lugares al servicio de los que viven en su territorio.
    Ello implica que los sitios comunes –plazas, parques, paseos centrales y otros– en los que las personas desenvuelven su vida deben estar siempre en óptimas condiciones, de tal modo a satisfacer cabalmente la necesidad ciudadana de acudir a lugares que les sirven para dejar de lado por un momento el ajetreo cotidiano.
    En nuestro país, como norma general, sin embargo, la mayoría de los lugares públicos sufren el abandono de las autoridades. Por eso se observan plazas y parques invadidos por yuyales y hasta por animales vacunos y equinos en algunos casos, bancos rotos, juegos infantiles destruidos, árboles descuidados y ausencia de bocas de agua potable.
    Los parques Caballero y Carlos Antonio López, de Asunción, son los ejemplos más acabados del desinterés de las actuales autoridades capitalinas hacia las áreas verdes que sirven de solaz a numerosos contribuyentes. Han sido abandonados a su suerte; mejor dicho, a su desgracia.
    De los 157 empleados del Área Verde de la Municipalidad de Asunción solo trabajan 70 porque el resto del personal –por su avanzada edad o por estar aquejados por enfermedades– ya no puede realizar las tareas cotidianas propias del puesto que ocupan.
    El intendente y la Junta Municipal, antes que buscar una solución al problema contratando nuevos operarios y jubilando a los que ya no están en condiciones de trabajar, la soslaya. El resultado está a la vista de todos.
    Lo que ocurre en la capital no es una excepción. En la mayoría de los municipios la situación es igual o peor. Para constatarlo basta dar un recorrido por las ciudades del área metropolitana de Asunción. Y ni qué decir si es que se indaga en municipios más alejados.
    Ante esta realidad, es necesario que la ciudadanía urja a sus autoridades locales mayor responsabilidad para cuidar los espacios públicos que pertenecen a todos.
    La inconsciencia de intendentes y concejales municipales que no sirven a sus comunidades a través del mantenimiento adecuado de las áreas verdes tiene que acabar. Si no cumplen con sus obligaciones, los electores deben sancionarlos dejando de votar por ellos. Solo así aprenderán que no se puede agredir con el descuido de los espacios públicos a los ciudadanos que pagan sus impuestos para recibir como contrapartida un servicio de calidad en todos los niveles.

    http://m.ultimahora.com/se-debe-urgir-las-autoridades-cuidar-los-espacios-publicos-n1048645.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 21 diciembre, 2016, 9:15 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

✓ÑE’ÊNGA

Na ne mitâ’i sa’yju ĝuaiĝui rumby.17/10/17

✓fotociclo

El incendio que empezó en el Mercado de Abasto ayer a la tarde se llevó alrededor de 350 puestos y el 90% de la infraestructura del Bloque C. El incendio fue controlado esta mañana, y los vendedores serán reubicados, sin embargo sus pérdidas no serán cubiertas. Se está analizando construir un nuevo pabellón y el BNF anunció que cederá créditos rápidos y accesibles, es decir, más endeudamiento para muchos de los afectados.

✓archivos

✓estadistas

  • 1,106,779 visitas
Follow ✓Paraguay Péichante on WordPress.com

✓ impresos

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

A %d blogueros les gusta esto: