estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Valoración del Banco Mundial

Existen varios aspectos macroeconómicos positivos del país que deben ser resaltados, además de seguir apostando a una mayor integración regional, el desarrollo interno especialmente en lo que respecta a infraestructura, a decir del director gerente y oficial financiero principal del Grupo Mundial, Joaquim Levy, quien visita Paraguay.

La alta autoridad del ente internacional participó de la tercera edición del evento de economía Perspectivas edición 2017, que se desarrolló en el Banco Central del Paraguay, junto con los principales responsables de la economía del país.

En su exposición señaló que las perspectivas hablan de que no hay duda que Paraguay continuará en la senda de crecimiento y la inversión debe acompañar esta línea. “Paraguay tiene que continuar avanzando en infraestructura, este es el momento en que la velocidad de ejecución tiene que acelerarse”, señaló al respecto. Para ello consideró que es importante que las autoridades económicas tengan herramientas y autonomía para responder a los cambios externos, en alusión al tope a la política monetaria que se busca imponer en el Senado.

En términos técnicos, señaló que Paraguay se debate entre la paradoja de energía, el síndrome de mediterraneidad y efectos secundarios de la urbanización, por lo que entre las apuestas se deben realizar con diversificación y nuevos motores de crecimiento como la industria y la construcción.

El análisis de ley debe ser considerado no solo por las autoridades del Poder Ejecutivo, sino también por los parlamentarios, atendiendo a que en esa instancia actualmente se debate el Presupuesto General de la Nación (PGN) 2017, fundamental para la economía del próximo y siguientes años. Igualmente, en ese mismo estadio siguen varados varios proyectos que son de suma importancia para la continuidad de obras, como el crédito de 200 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que pone en riesgo miles de puestos de trabajos con una eventual paralización de más de 100 proyectos. La Cámara de Diputados ahora tiene la última palabra y prevé analizar el tema en la fecha.

Levy, después de reunirse con el presidente Horacio Cartes, destacó igualmente la importante labor realizada en la lucha contra la pobreza y resaltó el apoyo del sector privado, especialmente para el impulso de infraestructuras de gran porte. “Paraguay en los últimos 10 años hizo pasos importantes también para la disminución de la pobreza. Lo que queremos en el Banco Mundial es que en todo el mundo, desde ahora hasta el año 2030, que no está tan lejos, se acabe con la miseria: la pobreza extrema”, indicó respecto a este tema.

“Para nosotros es un gran placer estar en Paraguay, donde hubo cambios muy importantes. La actividad económica se mantiene a unas tasas muy destacadas, sobre todo cuando se miran a países vecinos, esto no se da por casualidad, sino por toda una serie de acciones que están ayudando, tanto en la parte de agricultura, lo que sería inclusive la parte de manufacturas”, manifestó Levy.

De acuerdo con el Banco Mundial, los principales retos para el país están en la continuidad en el desarrollo de la infraestructura y para eso es indispensable la participación del sector privado. Paraguay muestra que con este tipo de estrategias “es muy importante y buen ejemplo”, enfatizó.

Además de la evaluación sobre el trabajo que se realiza en Paraguay, cabe apuntar que su visión sobre la necesidad de un mayor involucramiento del sector privado, sobre todo en obras, es muy importante.

Es lo que desde hace bastante tiempo se sostiene, atendiendo a que el Estado no tiene la capacidad para impulsar todas las obras que imperiosamente deben ser desarrolladas si se quiere salir del estancamiento en el que estamos.

Las declaraciones de la autoridad de una entidad internacional, como el Banco Mundial, en este momento de mucha crispación política puede servir para poner un manto de serenidad y responsabilidad en el debate, enfocando los esfuerzos hacia el bien común, es decir el país, dejando de lado los intereses políticos, partidarios y electorales.

http://www.lanacion.com.py/2016/12/06/valoracion-del-banco-mundial/

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

13 comentarios en “Valoración del Banco Mundial

  1. Autodestrucción

    Uno de los principales problemas en nuestro país es que se da más importancia a planes gubernamentales que a políticas estatales. En un juego perverso donde compiten el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo por ver cuál tiene mayor respaldo popular, se toman medidas que terminan perjudicando a la gente.
    Independientemente de que el ritmo de crecimiento del endeudamiento público puede ser preocupante, no hay un trabajo en conjunto entre el partido gobernante en el Ejecutivo y los legisladores de ese mismo partido en el Parlamento para tratar de reducirlo o mantenerlo a niveles razonables.

    En una propuesta seria por la carrera presidencial, un candidato al Poder Ejecutivo debería trabajar con quienes se candidaten al Congreso por ese partido, para plantear propuestas que perduren en el tiempo. Por ejemplo, si los planes del candidato a presidente de la República son concesionar rutas o aeropuertos, los legisladores de ese partido deberían tener como bandera estas propuestas. Si los planes son que el Estado se siga haciendo cargo de la construcción de vías de todo tiempo y de terminales aeroportuarias, los legisladores deberían aprobar mecanismos que permitan al Tesoro tener recursos para ejecutar estos trabajos.

    Estos mecanismos podrían incluir medidas impositivas o endeudamiento público. Pero la gente debería saber que está votando por un candidato que va a optar por una u otra vía.

    La falta de una visión estatal hace que se dejen de lado medidas económicas que perduren y se retroceda en lo conquistado hasta el momento. La decisión tomada por el Congreso, durante el tratamiento del Presupuesto 2017, podría provocar que todo el camino andado hasta el momento en la construcción de una macroeconomía sólida sea borrado.

    No se puede decidir de la noche a la mañana que el Estado ya no se endeude. Se debe construir un proceso que otorgue herramientas al Ejecutivo para que reduzca la evasión impositiva al mínimo y modifique el sistema tributario, para que quienes más ingresos tienen más tributen, y así obtener recursos para encarar los trabajos. Tampoco se puede poner un tope a la política monetaria de manera antojadiza. Hay que trabajar en planes que impidan a las entidades financieras intermediarias ganancias a costa de acuerdos llamativos, pero no cortar procesos porque sí.

    La construcción de un país no puede estar supeditada a peleas políticas. En un escenario de crispación política, la incertidumbre tiene efectos inmediatos sobre la economía y golpea primero a las clases sociales más desprotegidas, a través de inflación y desempleo.

    Por Wendy Marton

    http://www.ultimahora.com/autodestruccion-n1048407.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 21 diciembre, 2016, 9:20 am
  2. Cautela ante incierto escenario macroeconómico en el 2017

    El año 2016 se cierra con algunos indicadores macroeconómicos en movimiento y con expectativas de agentes económicos que exigirán una atenta mirada de las autoridades en la materia. Por un lado, el esperado aumento de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) de los Estados Unidos de América tendrá algún impacto a nivel nacional. Por otro lado, el repunte de la cotización del dólar también puede tener efectos en la economía paraguaya, aún difíciles de valorar. Este escenario incierto a nivel macroeconómico, que se suma a la retracción de las economías regionales, obliga a autoridades, agentes económicos del sector privado y a la ciudadanía a tomar sus decisiones con precaución para no poner en excesivo riesgo las condiciones micro y macro de la economía en 2017.
    Aunque Paraguay presente expectativas optimistas con respecto al PIB el próximo año, el escenario regional es menos alentador, a lo que se agrega la incertidumbre que genera la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la evolución de China y la asunción de Donald Trump en los Estados Unidos de América.

    Menos inesperado fue el incremento de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal, ya que semanas atrás su presidenta señaló que, dado el mejoramiento de la economía norteamericana en los dos últimos años, ameritaría un incremento del indicador señalado.

    A nivel nacional, el repunte de la cotización del dólar de las últimas semanas agrega algo de incertidumbre, a lo que se suman las expectativas de los agentes económicos sobre una tendencia al alza que persistirá en 2017.

    La estabilidad macroeconómica verificada en Paraguay durante muchos años, tan preciada y exitosa, puede enfrentar algunos problemas, dado que el contexto nacional cambió hacia una economía más endeudada en dólares y con déficit público.

    En estas condiciones, tanto los agentes económicos empresariales nacionales que quieren invertir como la ciudadanía que busca ahorrar y consumir deben ser sumamente cautelosos en sus decisiones económicas en 2017, sobre todo si se encuentran endeudados.

    Por otro lado, las autoridades económicas deben monitorear permanentemente el contexto internacional y las vías de transmisión de sus efectos a la economía paraguaya, así como los indicadores macroeconómicos nacionales.

    Tanto el Ministerio de Hacienda como el Banco Central deben poner, por encima de cualquier interés particular, la estabilidad macroeconómica a corto plazo y sus efectos en el largo plazo. Toda decisión que estas dos instituciones tomen tendrán impacto no solo en las economías familiares y empresariales en el presente, sino también del futuro.

    Las autoridades son temporales, mientras que la institucionalidad y los logros macroeconómicos acumulados en los últimos años son patrimonio de todos los paraguayos; por lo tanto, deben actuar con evidencia empírica rigurosa y con proyecciones de resultados a largo plazo.

    Paraguay, al ser un país pequeño pero sumamente abierto, con desafíos muy importantes en materia de desarrollo, requiere de políticas macroeconómicas de corto, mediano y largo plazos y autoridades que ejerzan sus competencias con responsabilidad.

    La complejidad del contexto nacional e internacional de los próximos años exige el compromiso público irrestricto con el bien común.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 21 diciembre, 2016, 9:20 am
  3. Paraguay en la OCDE
    17 Dic 2016

    Lograr que Paraguay sea reconocido internacionalmente como un país creíble para la inversión extranjera, debe ser uno de los ejes de la política exterior de cualquier gobierno, ya que de ello depende en gran parte que el desarrollo económico sea sostenible para un país como el nuestro.

    En los últimos años nuestro país ha logrado un salto sumamente importante y producto de esa buena tarea, organismos internacionales destacan el proceso de transformación social y económica. En el marco de esa política exterior, que debe ser respaldada por todos los sectores más allá de los conflictos políticos coyunturales, el Poder Ejecutivo solicitó el ingreso de Paraguay a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), una entidad que nuclea a un importante número de países que comparten experiencias para fortalecer sus procesos de crecimiento.

    Hace unos días, se recibió la información que el Consejo del Centro de Desarrollo de la OCDE decidió aprobar, por unanimidad, el ingreso de Paraguay al organismo mundial y solo falta la no objeción del Consejo del mismo ente. Una vez que se cumpla el proceso en esa instancia, el secretario general de la Organización informará oficialmente el ingreso. Esto se daría en enero, de acuerdo a las informaciones con las que se manejan. Es decir, Paraguay será adherente es este organismo desde el 2017, lo que representará un nuevo reconocimiento internacional al proceso que se lleva adelante.

    La OCDE fue creada en 1961 por países más desarrollados con el objetivo de fomentar las buenas prácticas para el beneficio de los ciudadanos. Actualmente, la conforman 51 miembros, 24 oficiales y 27 no oficiales, donde Paraguay será el miembro 52 a nivel global y en el puesto 11 de América Latina. Cabe apuntar que el pedido de ingreso fue realizado por representantes del Gobierno Nacional en la última gira internacional del presidente de la República en Francia durante los primeros días de diciembre.

    Sobre este proceso, el ministro de Relaciones Exteriores, Eladio Loizaga, indicó que la inclusión de Paraguay en la OCDE implica adherirse a las normas de buenas prácticas en transparencia, a más de intercambiar experiencias y visiones con los demás miembros en aspectos como desarrollo, lucha contra la pobreza, gobernabilidad, transparencia, sistema bancario, entre otros. Loizaga detalló, además, que existe un informe de la OCDE y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde el país ocupa el cuarto lugar en el índice de referencias en transparencia, en el marco de la Asociación de Países de América Latina y el Caribe, con una puntuación de 0,62 por encima del promedio de los demás países de América Latina y la OCDE.

    Cabe destacar lo señalado por el ministro de la Secretaría Técnica y Planificación (STP), José Molinas, quien sostiene que el ingreso resultará sumamente importante para consolidar aún más el proceso de transformación económica, teniendo en cuenta que la economía local atraviesa un crecimiento en torno al 5% en los últimos 10 años, previsto en el Plan Nacional de Desarrollo 2030.

    El ingreso resultará sumamente importante para consolidar aún más el proceso de transformación económica, teniendo en cuenta que la economía local atraviesa un crecimiento en torno al 5% en los últimos 10 años, previsto en el Plan Nacional de Desarrollo 2030.

    Como punto resaltante de la situación mencionada por el secretario de gobierno, se puede agregar la información que también fue dada a conocer hace unos días. De acuerdo con informes oficiales, desde el 2013 hasta este final del 2016 se han instalado en el país un total de 80 nuevas industrias.

    La información detalla, además, que en el inicio de diciembre se aprobaron dos nuevos programas bajo el régimen de maquila, llegando al monto de inversiones por US$ 165 millones y se han creado puestos de trabajo para más de 6.700 personas. Se precisó que con la ley del régimen de maquila, desde 1997 y hasta el 2013 se habían radicado solo 46 industrias bajo este marco, cifra duplicada en solo 3 años durante el actual gobierno.

    Los 2 proyectos de maquila que entran en vigencia desde este diciembre son de Ciudad del Este y necesitarán cubrir 110 puestos de trabajo en forma directa y 50 empleos de forma indirecta. Una de ellas es NLP Iluminación SA, con la fabricación de productos eléctricos y de iluminación y Estrella del Paraguay SA, que incurrirá en la fabricación de productos plásticos y juguetes.

    Según el informe proporcionado por el Consejo Nacional de las Industrias Maquiladoras de Exportación (CNIME), en lo que va del año 2016 ya se llevan aprobados 22 programas que totalizan US$ 35,3 millones. Con esto se generaron 1.409 nuevos puestos de trabajo para empleo directo y 729 para contratación en forma indirecta.

    El auspicioso anuncio del casi seguro ingreso de Paraguay a la OCDE va de la mano con el detalle sobre el movimiento de inversiones que se está logrando, y son aspectos que no pueden pasar por alto por ser noticias sumamente positivas para el país.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 17 diciembre, 2016, 7:02 am
  4. Un país previsible
    14 Dic 2016

    Para que una nación se convierta en próspera, pujante y previsible, parte del desarrollo de esta evolución comprende además de la voluntad política de los gobiernos, la seguridad jurídica que otorga un Estado.

    Este aspecto, entendido como ese rasgo de las normas que generan certeza y confianza del ciudadano –en especial del que invierte–, sobre la justa administración de las leyes, es vital para que un país sea considerado mínimamente viable o potencialmente atractivo.

    Uno de los grandes reclamos que han hecho los inversionistas –extranjeros y compatriotas– durante décadas a los sucesivos gobiernos del Paraguay ha sido el de otorgar seguridad a las inversiones que realizan, especialmente en lo que respecta al aspecto jurídico.

    En los últimos años, el Paraguay ha experimentado un impresionante boom en el ámbito de la construcción, a raíz de haberse convertido en un receptor de millonarias inversiones que le han cambiado el rostro a las urbes del país. Porque ese cambio no se limita solo a la capital del país, ciudades como Encarnación o Ciudad del Este han devenido en polos tan apetecibles como la ciudad de Asunción.

    Parte de las millonarias inversiones que han llegado al país en los últimos años tiene como destino el departamento de San Pedro, una de las regiones que eran consideradas hasta hace unos años como entre las más pobre del país. Este departamento, poco a poco, está cambiando esa condición con el avance de obras viales, con el repunte de ciudades emergentes como Santa Rosa del Aguaray, que se han transformado en un verdadero polo, así como a fondos que han mejorado su infraestructura. San Pedro ya no está asociada a términos como “atraso”, “olvido” o “conflicto”.

    Contrariamente a la dinámica que venía dándose en el nuevo milenio, nuestro país ha empezado a cambiar la visión que tienen de él los inversores extranjeros. Ha pasado de ser un país endeble a nivel jurídico a ser uno robustecido en esa materia y con instituciones gubernamentales que no solo conocen su estrategia, sino que la aplican.

    Como un ejemplo de esta nueva dinámica que vive este departamento, en la ciudad de Guayaybí, la Industria Paraguaya de Alcoholes (Inpasa) inició esta semana uno de sus más grandes proyectos con la construcción de una planta productora de alcohol, la segunda que posee esta compañía.

    Para entender la magnitud de la obra, solo en levantarla se requerirá la contratación de 800 obreros y su coste final está comprendido por encima de los 80 millones de dólares. Un proyecto de gran envergadura, sin dudas, y que una vez que esté operativa atraerá la mano de obra de cientos de ciudadanos de este departamento.

    Este tipo de inversiones, sumadas a otras que van llegando, dan cuenta del gran atractivo que ha representado el Paraguay en los últimos años, merced también a una eficiente política económica impulsada desde el Gobierno.

    Paraguay es un país que necesita de la inversión para poder generar más y mejores fuentes de empleo, y que esta –a su vez– implique que se paguen más impuestos conforme a la ley.

    Los números oficiales muestran este repunte en la inversión. Así, de enero de este año hasta lo que va de diciembre del 2016, el Ministerio de Hacienda aprobó un total de 104 proyectos de inversiones privadas por un valor que asciende a más de 187 millones de dólares, bajo los beneficios y alcances de la Ley 60/90 “De Inversiones”, que desde su creación ha significado un importante canal de negocios.

    Contrariamente a la dinámica que venía dándose en el nuevo milenio, nuestro país ha empezado a cambiar la visión que tienen de él los inversores extranjeros. Ha pasado de ser un país endeble a nivel jurídico a ser uno robustecido en esa materia y con instituciones gubernamentales que no solo conocen su estrategia, sino que la aplican.

    En definitivas, el Paraguay ha logrado afianzar su imagen en el exterior, donde su transformación ha ido evolucionando hasta convertirlo en un país serio.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 14 diciembre, 2016, 9:50 am
  5. El Senado en la encrucijada

    La Cámara de Diputados adoptó en la víspera dos decisiones trascendentales. Por un lado, le dio su visto bueno al crédito de 200 millones de dólares otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al Ministerio de Obras Públicas, para dar continuidad a un total de 130 emprendimientos viales que están en desarrollo. Y por el otro, ratificó su dictamen anterior respecto al Presupuesto General de la Nación, devolviendo nuevamente a Hacienda la facultad de emitir bonos por valor de 558 millones de dólares, lo que le permitirá honrar los servicios de la deuda pública, así como al Banco Central del Paraguay (BCP) en materia de política monetaria, a fin de mantener a raya la inflación.

    El primero de los temas ya pasa a ámbitos del Poder Ejecutivo, que pronto promulgará la normativa para cubrir sus obligaciones con las contratistas y se reanuden las obras, luego de que el Senado mantuviera cajoneado un proyecto tan importante como éste por espacio de dos meses, manteniendo en vilo no solo a las empresas vialeras sino también a 50.000 obreros que estuvieron a punto de no cobrar el sueldo de diciembre ni el aguinaldo.

    Desgraciadamente, éste no es el caso del Presupuesto. Aunque los diputados rechazaron casi por unanimidad los cambios introducidos por la Cámara Alta (hubo solo 2 votos en contra y 1 abstención), el proyecto ahora vuelve a la Cámara de Senadores, en donde está siendo utilizado como un instrumento político, o mejor, como un “garrote” para castigar al gobierno, aunque en realidad los enormes daños que cause afectarán al país y a todo el pueblo.

    En efecto, resulta verdaderamente monstruoso lo que había hecho en materia presupuestaria la mayoría que controla el Senado, léase “marioabdistas”, “luguistas” y los afines a éstos últimos, pertenecientes al radicalismo auténtico. Los legisladores de dichas formaciones políticas recortaron de US$ 558 millones a US$ 350 millones la emisión de bonos para el año 2017, dejando así al Estado paraguayo sin recursos para cubrir los servicios de la deuda pública y, más aun, hicieron que Hacienda no tenga posibilidad alguna de cubrir los vencimientos con otros fondos, al eliminar el rubro presupuestario destinado para dicho efecto.

    En otras palabras, pusieron al país al borde del “default”, de la cesación de pagos, propinándole así un golpe bestial a la economía y a la confianza que se ganó el Paraguay ante los organismos financieros internacionales. Pero por si eso fuera “poco”, también establecieron límites a la intervención del Banco Central en materia de política monetaria; estratégica a los fines de mantener contenida la inflación en alrededor del 4%, lo que provocará un alza inevitable del dólar y, en consecuencia, de los precios de todos los productos provenientes de las importaciones.

    Estas medidas aberrantes fueron corregidas en la víspera por la Cámara de Diputados, e insistimos en este dato, por 71 a 3, lo que supone que votaron en contra de las mismas no solo los colorados oficialistas, sino también disidentes y liberales. Sería de esperar, por tanto, que tome nota del hecho el bloque que ostenta una ligera mayoría en la Cámara de Senadores, si bien dicha hipótesis parece poco probable, aunque no imposible.

    Los días que restan para dirimir la cuestión son cruciales para hacerles entender a estos señores que tienen todo el derecho del mundo a practicar una política opositora hasta si se quiere áspera, de confrontación con el Ejecutivo, pero nunca, jamás, a costa de los intereses nacionales, que son los que en definitiva están en juego.

    Deben comprender que las tasas de crecimiento económico de nuestro país, del orden del 3,5% al 4,0%, así como la inflación controlada a tasas muy bajas y las buenas calificaciones internacionales -a pesar de las condiciones regionales y mundiales adversas-, son enormes conquistas que trascienden a tal o cual gobierno y que bajo ningún punto de vista pueden ponerse en riesgo; menos todavía tirarlas al tacho de basura, como ocurriría si el Senado se reafirmara en su descabellada postura.

    Si no entraran en razones, con seguridad sobrevendría el veto del Poder Ejecutivo, para que los daños no sean tan graves, pero esto de ningún modo los eximiría de ser portadores de un enorme cartel que los identifique como lo que en ese caso se convertirían: Traidores a la Patria.

    http://www.adndigital.com.py/el-senado-en-la-encrucijada/

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 13 diciembre, 2016, 9:14 am
  6. Y será 2017
    11 diciembre, 2016

    Por: José Rojas.
    Los altos niveles alcanzados por el gobierno en varios frentes de la economía también generan nuevas responsabilidades, a partir de una base de sostenibilidad de los resultados. Los actores de estas gestiones asumen que no es suficiente; el mismo presidente Cartes no se cansa en su reiteración que se avanzó bastante, pero las exigencias siguen siendo muchas.

    Si se logra mantenerse el ritmo de evolución dentro del rubro de obras de infraestructura, factor fundamental multiplicador sobre nuestra microeconomía, acompañado de las buenas perspectivas dentro del sector de los agro negocios, y la radicación de nuevas inversiones de capital extranjero a nivel país, sin dudas se podrá apuntar a un proceso importante de crecimiento para el 2017, año estratégico para las gestiones de gobierno.

    Varias de las obras que hoy están ejecutadas comenzarán a ser utilizadas desde el primer trimestre del próximo año. Comenzarán a percibirse los efectos de las inversiones tan criticadas por sectores políticos y sociales contrarios a la administración actual de gobierno.

    Sigue siendo una materia pendiente lograr que el crecimiento de la macroeconomía permee hacia la micro. Es justo reconocer que existen avances; pero la escasa colaboración y apertura del sector privado hace que los esfuerzos del gobierno no sean suficientes.

    Se precisa que lo bueno de la macro, alcance a la microeconomía, pues de lo contrario sería difícil poder generar más puestos de trabajo, mayor capacidad de consumo, mejor performance de las empresas del sector comercial,industrial y servicios. No es secreto para nadie que el consumo mueve todos los sectores de la economía y para lograrlo se debe incentivarlo y eso solo lo podrán lograr las empresas privadas. El movimiento del primer trimestre del 2017 será vital para apuntalar los negocios del resto del año; pese a la quietud que demuestra enero y parte de febrero. El primer semestre de 2017 será marcará igualmente el pulsode lo que depararáa la economía el próximo año.

    Un factor importante para alcanzar estos índices dependerá del comportamiento de la dirigencia política, representada en el Congreso Nacional. Los antecedentes, hasta acá, dejaron malas señales de una clase política que se encargó de poner palos a la rueda en proyectos vitales para la ciudadanía; todos ellos sin criterios técnicos; en todos los casos político electorales.

    Las ultimas muestras de ello el tratamiento del crédito del Banco Interamericano de Desarrollo y le manoseo del Presupuesto General de la Nación; lleno de trampas: como el aumento de salarios a médicos y docentes y el recorte de los bonos y el tope a la Política Monetaria. Sus efectos comenzarán a manifestarse en el segundo semestre.

    La gente necesita que su poder adquisitivo se siga fortaleciendo. El paquete que el gobierno puso a consideración de la gente de la calle: salario mínimo, gas, gasoil y control de precios necesitan ahora una protección que blinde.

    Es primordial que las gestiones del gobierno mantengan la actual estabilidad macroeconómica, y ésta derrame con mayor fuerza hacia microeconomía.

    Si bien es bueno crecer en lo macro si no se da un impacto positivo en los diversos segmentos de nuestra economía, todo esfuerzo sería en vano, pues lo que la gente desea es que su capacidad adquisitiva se fortalezca, las empresas precisan vender más para mantener e incrementar su fuerza laboral, y que el trabajo en el campo supere las franjas de pobreza de los pequeños productores multiplicando su producción que generen ingresos no solo 2 o 3 meses al año sino durante los 12 meses ,fortaleciendo la estructura logística y de comercialización que permitan llegar a los compradores finales.

    Paraguay lo merece.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 12 diciembre, 2016, 8:21 am
  7. Además de crecer, necesitamos mejorar calidad del crecimiento

    La proyección del 3,7 por ciento de crecimiento del PIB da cierta tranquilidad a la situación que podríamos esperar para el año que viene. No obstante, no debemos sobreestimar el valor de este indicador, teniendo en cuenta que una parte importante de su comportamiento depende de variables que no necesitan de las políticas ni del país, como el clima o la demanda externa. Por otro lado, sin cambios estructurales el crecimiento del PIB tampoco significa necesariamente un mayor bienestar para la mayoría, por lo que se hace necesario reducir las expectativas sobre su significado.
    El crecimiento económico es condición necesaria para generar empleos de calidad y los bienes y servicios que requiere la sociedad para satisfacer sus necesidades, así como los recursos tributarios para financiar políticas.

    Sin embargo, no cualquier crecimiento económico genera estos resultados positivos. El modelo paraguayo, basado en una parte importante en la producción y exportación de bienes agropecuarios, tiene limitaciones para lograr estos objetivos.

    Los bajos niveles de valor agregado y la alta dependencia de factores exógenos hicieron que aun con promedios superiores al 5% anual en los últimos 10 años, el país no haya podido crear condiciones adecuadas para impulsar un proceso de desarrollo a nivel nacional ni del bienestar en las familias paraguayas.

    Luego de una década de crecimiento relativamente alto, pero volátil, persisten altos niveles de desigualdad y pobreza, especialmente en el área rural a pesar de que una alta proporción del crecimiento del PIB se deba al crecimiento del sector agropecuario.

    La ausencia de un efecto positivo amplio en el sector rural ocasionó la migración hacia las áreas metropolitanas de las ciudades más importantes, configurando un sector urbano con niveles de empleo muy precarios. Para los jóvenes, la situación empeora, ya que muchos se encuentran desempleados.

    En este contexto de crecimiento, varios estudios internacionales señalan la existencia de poblaciones en situación de pobreza, un grupo mayor en situación de vulnerabilidad con un alto riesgo de caer en carencia y otro sector no menor considerado de clase media, pero también en condiciones de vulnerabilidad, ya que no cuenta con suficiente cobertura de seguridad social ni de otros mecanismos de protección.

    En definitiva, una década de crecimiento dejó como avance positivo la reducción de la pobreza, pero no creó las condiciones para que una amplia mayoría de trabajadores logre permanecer fuera de ella a lo largo de toda su vida.

    El otro déficit importante de este crecimiento ha sido su escaso impacto tributario, con lo cual actualmente existe poco espacio para implementar políticas que contribuyan a diversificar la economía y que el crecimiento económico se produzca en sectores con la potencialidad de generar empleos de mayor calidad.

    Actualmente, el país no cuenta con financiamiento para implementar una política industrial o de servicios, ni garantizar la expansión de infraestructura sin caer en un endeudamiento que a la larga es insostenible sin recaudación que permita cumplir con los compromisos.

    La dependencia del clima y de la demanda externa, y ahora de obras de infraestructura financiadas con deuda, no es una buena estrategia de desarrollo, por lo que las autoridades nacionales deben, además de festejar la buena perspectiva, diseñar e implementar políticas que garanticen un crecimiento sostenido, menos volátil y con un efecto multiplicador mayor en los empleos y la fiscalidad.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 11 diciembre, 2016, 10:18 am
  8. Alianza estratégica
    10 Dic 2016

    Cambiar la imagen del país y abrir las puertas al mundo para lograr captar inversiones extranjeras forma parte de la política exterior del Gobierno, de acuerdo con lo que se ha afirmado desde la asunción de las autoridades del poder central, en agosto del 2013.

    Esto implica la necesidad de lograr acuerdos y alianzas con organizaciones internacionales de renombre que permitan conectar la situación actual del país con otras economías más fuertes. Es por ello que la iniciativa del Poder Ejecutivo de solicitar su ingreso al Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación

    y el Desarrollo Económicos (OCDE) es sumamente importante y trascendental para las pretensiones de Paraguay.

    En ese contexto, se debe apuntar que durante su visita a París, Francia, el presidente de la República, Horacio Cartes, quien estuvo acompañado por una comitiva de ministros, ha ratificado el interés de Paraguay en adherirse a la entidad. El organismo se reúne el 17 de enero próximo para analizar el ingreso del país a la organización, lo que se esperará con mucha esperanza.

    El objetivo principal es ampliar los horizontes del desarrollo económico y social que tiene como fin mejorar la calidad de vida de los paraguayos. “Nos gratifica que nuestro decidido interés de acercamiento haya recibido claras muestras de cooperación por parte de la Organización. Paraguay quiere seguir en el proceso de transformación-desarrollo, y anhelamos que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos nos acompañe en este desafío y sea parte de nuestra historia”, expresó el mandatario durante el encuentro de la OCDE en París.

    El Presidente, al exponer la decisión del Gobierno de solicitar su adhesión, expresó:

    “Aspiramos lo mejor para nuestra patria, un sostenido desarrollo económico y social, así como un desarrollo humano integral y solidario, en nuestra búsqueda diligente del bien común”.

    Fundada en 1961, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) agrupa a 34 países miembros y su misión es promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo, según detalla el ente en su sitio web. La OCDE ofrece un foro donde los gobiernos puedan trabajar conjuntamente para compartir experiencias y buscar soluciones a los problemas comunes, lo que permitirá a Paraguay conocer los procesos que vivieron otras naciones. La OCDE explica que trabaja para entender qué es lo que conduce al cambio económico, social y ambiental. “Medimos la productividad y los flujos globales del comercio e inversión. Analizamos y comparamos datos para realizar pronósticos de tendencias. Fijamos estándares internacionales dentro de un amplio rango de temas de políticas públicas”, detalla la organización.

    La OCDE ofrece un foro donde los gobiernos puedan trabajar conjuntamente para compartir experiencias y buscar soluciones a los problemas comunes, lo que permitirá a Paraguay conocer los procesos que vivieron otras naciones.

    A consideración del Ejecutivo, al margen de las críticas y cuestionamientos políticos que puedan existir, Paraguay viene logrando transformaciones en los ámbitos económico, social e institucional, principalmente a través de los programas sociales, con los que se mejoró la calidad de vida de muchos paraguayos. En su presentación, el jefe de Estado mencionó que en la última década el país tuvo un crecimiento económico importante, con un promedio del 5% anual.

    “Este año, el Paraguay tendrá el mejor índice de crecimiento en la región. Tenemos una política monetaria ordenada, con baja inflación y una moneda estable, el guaraní, con 73 años, la moneda más antigua de Latinoamérica”, destacó el mandatario.

    Más allá de las peleas políticas naturales en un proceso democrático, es necesario hacer prevalecer el interés general para lograr los resultados que la ciudadanía espera, sobre todo en el ámbito social. A pesar de las divergencias, se debe aceptar que el Paraguay ya no es el mismo de antes. Y esta apreciación no es solo local, sino internacional. Así se pueden citar varias consideraciones realizadas por importantes referentes de organismos internacionales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y otros que han destacado la política económica que lleva adelante el país y ha logrado la confianza para proyectos de créditos que son destinados a la ampliación de programas principalmente en el área de infraestructura.

    Esperemos que la OCDE acompañe este proceso de transformación que se vive y que conecte a Paraguay en ese entorno de países que en futuro no muy lejano pueden convertirse en aliados estratégicos.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 10 diciembre, 2016, 12:04 pm
  9. Vulgar vendedor irresponsable

    Tras reunirse con el presidente de la República, el director financiero del Banco Mundial, Joaquim Ferreira Levy, afirmó que la deuda pública paraguaya es sustentable desde el punto de vista técnico y que es inferior, incluso en términos relativos, a la de los países vecinos y a la de los más endeudados de Europa. Parece una afirmación concertada, ya que el ministro de Hacienda, Santiago Peña, viene diciendo lo mismo desde que asumió su cargo, de modo que no hay nada nuevo en lo sostenido por el alto burócrata internacional, el segundo en importancia en el Banco Mundial.

    Su visita fue aprovechada –o acaso sugerida– para que avale una política de raudo endeudamiento en que ha metido el Gobierno de Horacio Cartes al Paraguay, que incluye la emisión de bonos soberanos para pagar deudas anteriores, es decir, para “bicicletear”, tal como lo hacen las personas y las empresas insolventes. Es cierto que Ferreira Levy tuvo a bien señalar que existe un consenso en el sentido de que se debe tener mucha prudencia en materia de endeudamiento, pero insistió en que el Paraguay “no tiene un valor que destaque negativamente” en esta delicada materia.

    Este funcionario internacional no difiere mucho en sus declaraciones de las de sus colegas de otras instituciones financieras internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ya que solo quieren colocar su dinero y para el efecto se deshacen en elogios sobre las bondades de la economía y la capacidad de pago de los países. Esto es lo que ocurre también con el Paraguay, como si estos funcionarios no conocieran la corrupción reinante en nuestro país e ignorasen que los frutos de esa economía que elogian no son destinados a pagar las deudas, sino a despilfarrarlas en clientelas políticas parasitarias o a engrosar las cuentas secretas de los gobernantes.

    Baste como ejemplo el crédito del BID para el proyecto del metrobús, parte del cual ya fue utilizado antes siquiera de su aprobación legislativa, mientras el emprendimiento –de costo total desconocido– acaba de iniciarse en medio de un mar de dudas que comprometen seriamente su finalización.

    En cuanto a lo que los funcionarios paraguayos hacen de los créditos, recordamos también el famoso acuerdo Petropar-PDVSA para adquirir petróleo a crédito de la entidad venezolana, que compromete a los expresidentes Nicanor Duarte Frutos y Fernando Lugo. En primer lugar, no había ninguna necesidad de contratar a crédito un producto que en el mercado local se vende al contado. Y, como advirtió nuestro diario, el dinero que generaba ese crédito, a destinarse supuestamente a proyectos de desarrollo, se esfumó en el barril sin fondo de la corrupción, habiendo sido el Paraguay intimado a pagar la deuda ante tribunales internacionales.

    Como se ve, la cuestión no radica en que nuestro país tenga o no capacidad de pago, sino en la corrupción rampante que corroe los estamentos gubernamentales bajo el manto de una repudiable impunidad. Y esta impunidad hace que los altos funcionarios responsables de contraer los compromisos –que luego se constituyen en pesados lastres para generaciones de paraguayos– gocen tranquilamente de su retiro o de nuevas funciones, sin que sean molestados por la Justicia. Sin ir más lejos, los citados expresidentes Duarte Frutos y Lugo aguardan actualmente ser habilitados a como dé lugar para postularse de nuevo como candidatos a la presidencia de la República.

    Puede predecirse también que lo mismo ocurrirá con el actual presidente, Horacio Cartes, que está metiendo al Paraguay en tan peligroso brete de endeudamiento. No se descarta, además, que continúe emitiendo bonos soberanos alegremente por el motivo que fuere, dado que nada menos que el Banco Mundial le dice que el país aún no está con la soga al cuello, pese a que exministros de Hacienda, empresarios y la propia Contraloría General de la República han venido expresando su preocupación sobre el endeudamiento público desenfrenado.

    Sin embargo, el funcionario del Banco Mundial opinó durante su visita que la deuda pública, equivalente a poco más del 20% del Producto Interno Bruto (PIB), está dentro de los límites aceptables, considerando el crecimiento económico, los ingresos fiscales y el crecimiento demográfico. Cualquiera pensaría que tanto este funcionario del Banco Mundial como el representante del BID en nuestro país, Eduardo Almeida, solo quieren colocar sus créditos sin importarles las consecuencias, como si tuvieran interés personal en la cuestión. Aparecen, así, como vulgares vendedores irresponsables, a quienes les importa un bledo el futuro de los países destinatarios de sus préstamos.

    Al tecnócrata Ferreira Levy no le interesa que el crecimiento económico pueda ralentizarse, ni que el 70% de la recaudación tributaria termine en los bolsillos de un funcionariado en gran medida parasitario y corrupto, ni, lo que es peor, que los platos rotos tengan que pagarlos las generaciones venideras. Para esos tiempos, ellos estarán lejos disfrutando sus jubilaciones.

    Es simplemente inmoral sostener que el endeudamiento en curso es aceptable porque la población aumenta, sin detenerse a averiguar si más deudas pueden o no ser evitadas reduciendo la corrupción, el derroche y la ineficiencia del aparato estatal, así como vendiendo sus excedentes de electricidad en las usinas binacionales a precio de mercado, que son los palos en la rueda para el desarrollo del país.

    El señor Ferreira Levy no puede ignorar que a fines de agosto de este año seguían depositados en el Banco Central 310 millones de dólares obtenidos con las tres primeras colocaciones de bonos soberanos, ni que los paraguayos ya estamos pagando intereses por un dinero que aún no ha sido empleado debido a la incapacidad de los organismos competentes.

    Sin lugar a dudas, los datos que el Gobierno entregó al señor Ferreira Levy no se refieren a las causas del endeudamiento ni a su capacidad de gestión, detalles seguramente menores para él a la hora de juzgar lo que no dudamos en calificar como una política de endeudamiento no solo irresponsable por los riesgos financieros que supone, sino también lisa y llanamente inmoral, conociendo la corrupción reinante en el país.

    Es hora de que las agencias financieras internacionales se conviertan en aliadas de los países para el desarrollo, y no en sus verdugos, alentando un endeudamiento que ha conducido a muchos de ellos a la ruina hacia la que también va en camino el Paraguay.

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/editorial/vulgar-vendedor-irresponsable-1545260.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 9 diciembre, 2016, 5:25 am
  10. Comprar bien en estas fiestas

    Por Lourdes Peralta

    Diciembre y los comerciantes están expectantes respecto a las buenas ventas. Toda la artillería de productos navideños sale a la luz. Los negocios, independientemente de sus credos religiosos, se disponen a adornar sus locales y crear ofertas de mercaderías alusivas. En otros lugares, el comercio tiene su estructura, está organizado y regulado, pero en nuestro gran mercado se levanta como un gigante revoltoso. Además de la lucha que se da entre los grandes, medianos y pequeños, otros miles de vendedores de chucherías luchan desde el anonimato, la ilegalidad o la supervivencia. El comercio es una de las actividades que más marca dentro de la idiosincrasia paraguaya. Hasta hace dos o tres décadas, las zonas comerciales más conocidas eran el Mercado 4 y Eusebio Ayala (llena de carteles y cosas en la vereda); alguna vez, Quinta Avenida fue la reina de las parrilladas familiares. Todo cambia y no siempre para mejor. Hoy no hay rincón prácticamente en el que no haya negocios de todo nivel económico y legal.

    Como ciudadanos en esta época previa a las fiestas tenemos la oportunidad de hacer compras de manera que enero no nos parezca el mes más castigador y largo del año.

    Hay muchos pensamientos que afloran y tienen que ver con nuestro sentido de la vida: el éxito que tuvimos o lo que no pudimos alcanzar económicamente. Todo planteamiento interno está bien, pero tratemos de que estos pensamientos sean nuestros, y no copiados de frases trilladas y masivas. No estamos ni vivimos solos, sino en sociedad y bajo un sistema que debemos interpretar. Cuando nuestra conclusión de gasto final se adapta a nuestra realidad y posibilidad –es decir, lo que gastamos no nos deja en rojo (material, mental y emocionalmente) ni nos encarcela en deudas–, estamos siendo lógicos, libres y saludables.

    Hay frases comerciales que trabajan mucho en esta época y son las que activan el desembolso de la gente común, aunque esta niegue el efecto hipnótico manipulador de la propaganda. Este es un rico tema que tiene que ver con nuestra cultura y capacidad de filtro respecto a: 1) lo que deseamos, 2) lo que no, pero nos podemos dar el gusto, 3) el malgasto y sus respectivas e inevitables consecuencias.

    No podemos negar que el consumismo ha avanzado tanto que educar a los hijos (¡menos a fin de año!) es, para muchos padres no consumistas, un desafío complejo; sin embargo, no hay que bajar la guardia si queremos una sociedad más equilibrada, y recuperar aquel viejo y olvidado ser sobre el tener.

    Prácticamente, podemos hacer una lista con todo lo que nos gustaría comprar y, tal como si de hacer una maleta se tratara, ir desechando cosas después; adecuaremos así el peso de las obligaciones, será más llevadero y nos sentiremos contentos. Dijo el filósofo y economista John Stuart Mill: “Ningún problema económico tiene una solución meramente económica”. Podemos involucrarnos más que como meros consumidores en el sistema económico, sin idealismos extremos de “irnos a vivir al monte”. Comprar con mesura y sensatez constituye una auténtica herramienta de progreso social.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 7 diciembre, 2016, 5:36 am
  11. Con la soja al cuello

    Según el Censo Agrícola Nacional del 2008, hay en el Paraguay unas 289.000 propiedades rurales; entre ellas, las más chicas hacen el 63% del total, pero tienen el 2% de la tierra; como contrapartida, las más grandes hacen solo el 3%, pero tienen el 85% de la tierra.
    La concentración de la propiedad puede ser mayor, considerando que ciertos propietarios pueden tener más de una finca, y que el catastro rural está muy lejos de ser exacto. Aun así, con los datos oficiales, el Banco Mundial afirma: “El Paraguay tiene uno de los patrones de tenencia de la tierra más sesgados del mundo (…) la desigualdad en la tenencia de la tierra es evidente y se ha vuelto la causa más importante de inquietud social rural; asimismo, un impedimento en pos de reducir la pobreza”.
    El de 2008 es el último censo, ¿por qué no se ha hecho otro? Cambios han debido darse, considerando el boom inmobiliario de los últimos años. En 2015, dijo el director del Indert, Justo Cárdenas: el 70% de las tierras fiscales del Chaco se encuentran en manos de especuladores que las utilizan para beneficiarse con el aumento del precio, que ha pasado de 6,25 a 400 dólares por hectárea; el Indert va a recuperar las tierras que se emplean en la especulación (Última Hora, 6-4-2015).
    Por desgracia, el Indert no las ha recuperado y es cierto lo que dice sobre la concentración de la propiedad el Banco Mundial. El parecer del Banco Mundial se cita en Con la soja al cuello, el libro publicado hace unos días por BASE IS, institución dedicada a las ciencias sociales.
    El libro es un informe sobre el agronegocio en el Paraguay, el segundo de la serie iniciada el año pasado; se refiere tanto a la tenencia de la tierra como a su utilización para la producción agropecuaria, y a las consecuencias de ese tipo de producción, que no considera sostenible. Se lo consigue gratis en el local de BASE (Ayolas 807 esquina Humaitá), y en algunas librerías, a un precio muy razonable.
    Un argumento contra la tesis central de la obra, que el sistema imperante no es sostenible, es que la pequeña propiedad no es productiva, pues solo la de una cierta extensión es productiva. Sin embargo, este argumento no toma en cuenta el ya mencionado problema de la especulación, ni este otro: durante la dictadura de Stroessner se adquirieron en forma ilegal unos 8.000.000 de hectáreas, que no se han recuperado. También deben tomarse en cuenta las llamadas externalidades, los costos ocultos (o no computados) del sistema, como la deforestación, un factor considerable del cambio climático. Por lo que he podido entender, la gran propiedad deforesta mucho más que la pequeña: en el Chaco, se deforestaron 6.480.000 hectáreas de bosques entre 2005 y 2015; no han sido los campesinos tradicionales, con machetes y con hachas, sino los grandes propietarios, con motosierras y topadoras.
    Eso se debió a la ley paraguaya que prohibió la deforestación de la Región Oriental y a la decisión brasileña de parar la destrucción de la selva amazónica en el año 2005. El Chaco estaba desprotegido, y para allá fueron los ganaderos, los sojeros y, probablemente, también los rollo y narcotraficantes. Es difícil asegurarlo, porque parte del Chaco se ha privatizado, y allí no entra nadie.

    Guido Rodríguez Alcalá

    http://m.ultimahora.com/con-la-soja-al-cuello-n1045072.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 6 diciembre, 2016, 8:14 am
  12. Paraguay debe regular el conflicto de intereses

    Paraguay ha avanzado en el mejoramiento de su marco legal e institucional en materia de transparencia y combate a la corrupción en los últimos años. Sin embargo, todavía presenta serias debilidades si el objetivo es garantizar la prevalencia del interés público sobre el interés privado. El Estado paraguayo no cuenta con todos los mecanismos necesarios –legales y éticos– para reducir los riesgos en las decisiones públicas ni para penalizar a quienes influyan incorrectamente en la gestión pública a raíz de sus intereses privados. El Poder Legislativo debe tomar este tema en serio y aprobar las leyes que sean necesarias para llenar los vacíos en la materia.
    Paraguay es signatario de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC) y la Convención Interamericana en Contra de la Corrupción (CICC). La prevención y regulación de los conflictos de intereses constituye una medida necesaria para el cumplimiento de algunos de los preceptos establecidos en estos instrumentos internacionales.
    Por otro lado, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) cuenta con un importante antecedente que también podría ser analizado por el país para diseñar un mejor marco institucional, aunque Paraguay no sea parte de esta institución.
    A pesar de los compromisos internacionales y de las experiencias exitosas, todavía tenemos vacíos que debiéramos solucionar en torno a los conflictos de intereses. Este problema siempre vigente en nuestro país tomó relevancia en los últimos años debido a la fuerte presencia de funcionarios y autoridades públicas provenientes del sector empresarial que, para empeorar la situación, no solo están en el sector público, sino en las mismas áreas en las que desarrollan su actividad privada.
    El argumento oficial es que un ministro no es “funcionario público”, ya que la norma vigente señala que dicho cargo es de confianza. Si este es el caso, la norma debe modificarse y garantizarse que ningún funcionario público, sea de carrera o de confianza, pueda influir indebidamente en el ejercicio de sus funciones o responsabilidades oficiales.
    El conflicto de intereses surge cuando un interés particular interfiere o puede interferir –potencialmente– con la capacidad de una persona para actuar en virtud del interés general. Es decir, la respuesta no solo se encuentra en la sanción –posterior al hecho–, sino también en la capacidad institucional para anticiparse a una situación potencial o aparente.
    Aun cuando las leyes actuales no regulen ni penalicen, estamos ante un problema ético que no puede ser dejado de lado. Se espera que quienes se encuentren al frente de instituciones públicas actúen con corrección no solo porque pueden ser sancionados, sino sobre todo porque son personas honestas y comprometidas con el presente y futuro del país.
    La relación económica con una empresa paralelamente a la gestión de un cargo público, sea cual fuere, es un problema, esté o no regulado o penalizado. En términos económicos esto significa el acceso a información privilegiada o a la posibilidad de tomar decisiones que afectan a la competencia en el sistema de contrataciones públicas obstaculizando la competencia y con ello la eficiencia y calidad de los bienes y servicios involucrados.
    Al final, la ciudadanía es la principal afectada si el problema ocurre, porque termina pagando con sus impuestos y tarifas más de lo que debiera a cambio de malas políticas públicas. Es urgente mejorar y modernizar las normas que disminuyan al máximo el conflicto de interés y, con ello, la corrupción.

    http://m.ultimahora.com/paraguay-debe-regular-el-conflicto-intereses-n1045076.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 6 diciembre, 2016, 8:12 am
  13. ¿Hay planes para el 2017?

    La mayoría de los pronósticos sobre la economía paraguaya para 2017 se basan sobre los mismos supuestos: recuperación de los precios de los commodities, ampliación de mercados, especialmente los de la carne bovina y un estímulo aún mayor a la maquila que no cesa de crecer desde sus comienzos.
    De los tres renglones señalados, el único que muestra posibilidades ciertas de seguir aumentando su oferta de empleo es la maquila, que está exhibiendo un músculo emprendedor importante alentada por ventajas concretas del país: mano de obra barata, bajos impuestos y cargas sociales llevaderas, factores que en Brasil y Argentina son altamente desestimulantes para la inversión.

    Los complejos de la soja y de la carne están alcanzando un equilibrio entre la capacidad instalada y el potencial de procesamiento de sus productos. Para exportar carne hay 17 frigoríficos registrados que emplean un mínimo de 12.000 y un máximo de 17.000 personas en forma directa. La producción propiamente dicha proviene del mismo número de establecimientos ganaderos de manera que, salvo algún pico estacional de demanda, una buena racha en las exportaciones no implica generación de una cantidad sustantivamente mayor de puestos de trabajo. En cuanto a la cadena de la soja, la producción de la oleaginosa ha crecido cuatrocientos por ciento en los últimos 23 años, el maíz mil cien por ciento y el trigo trescientos por ciento. Es obvio que semejante empuje se obtiene, más que por una mayor cobertura en hectáreas, por el aumento de los rindes en cada uno de los rubros mediante la aplicación de biotecnología y nuevos manejos agronómicos.

    La alta tecnificación de la producción hace innecesaria la contratación de más mano de obra, particularidad que se observa también en los centros de procesamiento industrial.

    En resumen, los complejos de la soja y de la carne vacuna pueden generar en 2017 un repunte en el comercio exterior pero no tendrá como consecuencia un aumento significativo del empleo aunque sí la consolidación del ya existente. Ya dijimos que la maquila se está consolidando en el país con perspectivas de seguir creciendo y demandando empleo de distintos niveles de capacitación. Como la materia prima, los insumos y los programas de fabricación vienen de una matriz extranjera, sus productos terminados también vuelven a su origen cerrando así su ciclo sin mayor impacto en el mercado de trabajo.

    Quedan, en consecuencia, las mipymes –micro, pequeñas y medianas empresas- que en el Paraguay significan más del 60% del empleo y tienen aún un gran campo de crecimiento por delante. De ese sector debería salir la mayoría de los 65.000 puestos de trabajo que se estima serán demandados en 2017. ¿Tiene el Gobierno algún plan para apuntalar a las mipymes con programas concretos de financiamiento para el año próximo? Porque solo con buenos propósitos no se va a ningún lado.

    http://www.5dias.com.py/51923-hay-planes-para-el-2017

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 6 diciembre, 2016, 8:10 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

Archivos

estadistas ✓

  • 1,036,521 visitas
Follow PARAGUAY PÉICHANTE on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: