estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

El presupuesto monetario del Banco Central

La Cámara de Senadores introdujo entre los artículos del proyecto de ley del Presupuesto para el año 2017 una limitación a las operaciones de política monetaria realizadas por el Banco Central del Paraguay.
Esta limitación consiste en un tope máximo al presupuesto monetario del Banco Central, cuyo gasto no puede exceder el promedio de los últimos tres años anteriores. Las implicancias conceptuales y prácticas de estas limitaciones en la capacidad del Banco Central de cumplir con sus objetivos de velar por la estabilidad interna y externa de la moneda así como del sistema financiero pueden ser muy negativas para la estabilidad de la economía nacional.
Uno de los pocos consensos mayoritarios en el área de la política económica es que mantener una inflación baja incrementa el crecimiento económico y mejora el bienestar de un país, especialmente de las personas menos favorecidas. Una inflación baja y estable incrementa el crecimiento económico, porque genera una percepción de estabilidad y previsibilidad del entorno económico futuro y esto promueve una mayor confianza para ahorrar e invertir en el país, lo que finalmente lleva a un mayor crecimiento económico.
Por otro lado, la inflación es un impuesto, el más injusto de todos los impuestos, porque es pagado por aquellas personas que tienen ingresos fijos (asalariados, jubilados, rentistas, etc.) y aquellas que utilizan efectivo en sus transacciones económicas, típicamente el segmento de la población menos favorecida de la sociedad. Por esto, una inflación baja mejora el bienestar de los segmentos más pobres de la población.
Otro de los consensos mayoritarios en política económica es el diseño institucional monetario de asignar el monopolio de la emisión de dinero a un Banco Central independiente, cuyo objetivo prioritario sea el de mantener la inflación baja y estable en un esquema de política monetaria en base a metas de inflación fijadas con una perspectiva de mediano plazo. Este diseño institucional fue el resultado de años de experiencia y de estudios de las causas de la inflación.
La experiencia indica que las hiperinflaciones siempre son resultado de la emisión de dinero para financiar el déficit fiscal. A su vez, la inflación moderada es resultado de la utilización de la política monetaria para lograr otros objetivos aparte del control de la inflación, como mantener el pleno empleo o controlar el tipo de cambio. Por estas razones, se buscó aislar la conducción de la política monetaria de la influencia política y sectorial que busquen utilizar la emisión de dinero para lograr objetivos de corto plazo. Este diseño institucional incluye además limitaciones para otorgar préstamos al Tesoro y la posibilidad de operar solamente con instituciones financieras a través de préstamos, operaciones de compraventa de divisas y la emisión de bonos de corto plazo como las letras de regulación monetaria.
Como entidad pública estas operaciones deben manejarse dentro del marco legal y reglamentario correspondiente. A diferencia de otras entidades públicas, al Banco Central se le otorga autonomía para determinar el presupuesto de operaciones monetarias que requiera para lograr los objetivos que tiene: la meta de inflación y la preservación de la estabilidad del sistema financiero y de pagos.
El Banco Central necesita tener flexibilidad para determinar el presupuesto monetario y revisarlo cuantas veces sea necesario para enfrentar las diversas circunstancias que aleatoriamente pueden presentarse y poder expandir o contraer liquidez, emitir o reducir letras de regulación monetaria o comprar o vender más divisas, etc.
Por estas razones, es necesario que los parlamentarios comprendan la importancia de preservar el diseño institucional del sistema monetario del país con un Banco Central independiente que opere en un esquema de política monetaria de metas de inflación y que tenga la flexibilidad operacional necesaria en el presupuesto monetario para lograr esta meta y enfrentar las diversas contingencias que se puedan presentar en la economía a través del tiempo.
Y, por supuesto, tiene que rendir cuentas de su actuación al Poder Ejecutivo, al Congreso Nacional y a la ciudadanía en general continuamente.

César Barreto Otazú

http://m.ultimahora.com/el-presupuesto-monetario-del-banco-central-n1045073.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

6 comentarios en “El presupuesto monetario del Banco Central

  1. Nuestro sistema bancario en el 2016
    28 Dic 2016

    Por el Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro – MBA

    El 2016 no ha sido un año para nada fácil para nuestro sistema bancario, pues han tenido que afrontar las coyunturas desfavorables que se han presentado en el mercado y derivados tanto de factores endógenos como exógenos.

    Uno se los factores que han impactado dentro de la gestión económica de los mismos, ha sido la reducción de las tasas activas aplicadas a las tarjetas de crédito, lo que los han obligado a tener que hacer una depuración de su cartera de clientes y retirándose del sistema más de 120.000 plásticos, dado que los riesgos crediticios ya se tornaban en algunos casos superior al normal.

    A ello se ha sumado la sensible disminución observada en los precios de los commodities, haciendo que la capacidad de repago en muchos productores agrícolas se viera resentida, al igual que la gran riada producida durante el primer semestre, afectando a un porcentaje importante de nuestro hato ganadero enclavado en campos de nuestro bajo chaco.

    Esta coyuntura hizo que los bancos se vieran obligados a renovar, refinanciar y/o reestructurar los prestamos desembolsados a dichos sectores, originándose incluso niveles de morosidad por encima de lo esperado, afectando a la “salud” de su portafolio de crédito, viéndose por ende ante la clasificación adversa de las deudas de los clientes en la necesidad de establecer previsiones, lo cual impactó dentro de la gestión económica de estas entidades (específicamente en los resultados netos acumulados) y del cual los créditos al segmento de consumo tampoco se han visto exentos.

    Obviamente se tratan de riesgos que asumen todas estas entidades, pues forman parte de su estructura de negocios, pero que felizmente en el caso de las previsiones son reversibles en la medida en que vayan repagándose tanto el principal como los intereses devengados y que esperamos así como se presenta nuestra actividad económica actual, con un sector de la construcción en franco crecimiento, y una positiva recuperación en los precios de los productos commodities en el mercado internacional lo que haría que en el 2017 la situación pueda ser de nuevo positiva.

    Si bien es cierto, los niveles globales de utilidades de los bancos este año probablemente estén por debajo en valores absolutos vs. el 2015 resulta totalmente razonable por los factores enunciados precedentemente.

    Pero si algo es destacable dentro de la gestión de estas entidades es que todas ellas se han venido abocando en la creación y/o promoción de nuevos productos y servicios crediticios y no crediticios, coadyuvados fuertemente por un fuerte desarrollo y cobertura de la Banca Digital a nivel país y a la cual pueden acceder no solo las personas físicas, sino también los microempresarios, las Pymes y empresas corporativas dedicadas a diversos segmentos de negocios.

    También es dable destacar la preocupación de los directivos de los bancos en ir fortaleciendo su estructura patrimonial en forma gradual pero consistente, como para poder tener el “colchón” necesario para hacer frente a estas coyunturas que desde luego no son descartables por lo que la proactividad de sus directivos es fundamental, lo cual constituye además de lo cuantitativo un aspecto destacable a la cual se han abocado todos los bancos en fortalecer las distintas posiciones que conforman el Gobierno Corporativo dentro de sus organizaciones.

    Ojalá el 2017 nos encuentre con una macroeconomía que pueda ir permeando con mayor fuerza a la microeconomía y que tanto los sectores de consumo como corporativos puedan mostrar una mayor fortaleza, la que de hecho beneficiará a la gestión económica de estas entidades pues el “core” de sus negocios van orientados a todos estos segmentos.

    El desarrollo de la Banca Digital sin duda cada vez se mostrará más extendido y diversificado geográficamente a los diversos sectores económicos, pues no cabe la menor duda que será la constante de este siglo XXI, y lo importante es que todas las entidades ya desde hace un tiempo vienen enfocándose a ful en brindar estos servicios a sus clientes, pues cada vez más el objetivo primario es llevar “el banco a las casas u oficinas de los clientes”.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 28 diciembre, 2016, 8:47 am
  2. La nueva Ley de Bancos exige instituciones fuertes e íntegras

    Esta semana fue promulgada la denominada Ley de Bancos. La nueva normativa constituye un paso más hacia una mejor regulación del sistema financiero, de manera a otorgarle mayor confianza al mercado y mejores mecanismos de control de los flujos de dinero. Esperemos que las instituciones encargadas de implementarla –Poder Ejecutivo y Poder Judicial– tengan la fuerza y la integridad suficientes para hacerlo sin ceder a presiones de intereses particulares y ajenos a los objetivos del desarrollo del país. La construcción de un país serio requiere normativas, políticas y entidades públicas capaces de direccionar sus acciones y resultados hacia el logro de objetivos nacionales.
    Las tres crisis financieras nacionales de la década de los noventa y la crisis internacional de 2009, y sus consecuencias todavía vigentes, dan cuenta de que la regulación estatal es fundamental para minimizar los impactos negativos que pudiera tener la volatilidad del mercado financiero.
    Tanto el marco normativo como las instituciones reguladoras deben modernizarse a la par de la evolución de la economía. La nueva Ley de Bancos es un paso en este proceso.

    El rol regulador del Estado es central y para que pueda ejercerse de manera eficaz se requiere dotarle de los instrumentos legales y organizacionales. Ello exige dinamismo en los cambios, por lo que el sector público debe ser capaz de integrar equilibrada y oportunamente los estándares internacionales con la realidad del mercado nacional.

    Adicionalmente a la necesidad de reducir los riesgos y la volatilidad propios del funcionamiento del mercado, es fundamental reducir cualquier posibilidad de conductas ilegales. Bien sabemos que Paraguay enfrenta serios problemas con el tráfico de drogas y el lavado de dinero, situación que debe no solo ser prevenida, sino sobre todo penalizada debidamente para reducir su incidencia.

    La nueva ley provee un marco adecuado para lograr estos objetivos; sin embargo, su aprobación es solo el principio de una larga cadena de acciones que deben ser diseñadas e implementadas con eficacia.

    Las instituciones con competencia en el cumplimiento de esta ley deben ser fortalecidas con un servicio civil profesional, incorruptible y comprometido con los objetivos institucionales y nacionales. Esto incluye no solo al Poder Ejecutivo sino también a todo el sistema de justicia.

    Un sistema financiero sólido, inclusivo, capaz de contribuir eficientemente a la asignación de los recursos económicos es condición fundamental para el desarrollo.

    Los bancos tienen la función de actuar de intermediarios financieros entre oferentes y demandantes de fondos. A partir de esa función pueden estimular el ahorro y distribuirlo entre los agentes económicos que lo necesitan para llevar a cabo sus actividades de consumo e inversión.

    La construcción de un país serio y desarrollado requiere normativas, políticas y entidades públicas capaces de direccionar sus acciones y resultados hacia el logro de objetivos nacionales, entre los que se encuentran la estabilidad monetaria y financiera y la máxima seguridad de los sistemas de pago.

    Esperemos que la nueva Ley de Bancos contribuya a mejorar el marco jurídico y que las instituciones encargadas de hacerla cumplir tengan la fuerza necesaria para implementarla, sin privilegios ni consideraciones especiales.

    http://www.ultimahora.com/la-nueva-ley-bancos-exige-instituciones-fuertes-e-integras-n1050198.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 27 diciembre, 2016, 9:43 am
  3. Crecimiento y expansión de la banca digital

    El crecimiento y expansión de la Banca Digital en nuestro país en los últimos años ha observado un ritmo vertiginoso y sin pausas, pues definitivamente está llamada a convertirse en el modelo de Banca del siglo XXI.

    Hoy día, uno, a través de su PC o Smartphone puede acceder sin inconvenientes a las páginas Web de los bancos que operan en nuestro sistema financiero, y cada uno como es dable suponer se viene esmerando al máximo a fin de poder ofrecer a su clientela una plataforma de productos y servicios crediticios y no crediticios, que les permitan poder realizar diversos tipos de transacciones desde la tranquilidad de su hogar u oficina.

    Salvo para los depósitos en cta. cte. o caja de ahorros, a no ser que uno cuente con el servicio de retiro por parte de las empresas transportadoras de caudales, ya no es necesario estar presente físicamente para la concreción de muchas transacciones que hasta hace solo algunos años o si o si uno debía hacerlo con su presencia física en estas instituciones.

    Todo forma parte del progreso y de la convicción de los directivos de estas instituciones de que si no superaban el modelo antiguo de banca tradicional podían quedar rezagados en un mercado estrecho como el nuestro, pero cada vez más peleado y competitivo ,todo lo cual torna aún mucho más apasionante pues aquella institución que sepa llegar a sus clientes a través de la Banca Digital con la mayor variedad de productos y servicios siempre tendrá mayores chances de mantenerse a la vanguardia o en los primeros lugares.

    Como lo señalaba hace poco un directivo de un banco de plaza. Aquí no resta otra alternativa más que el reinventarse cada día y estar pensando día y noche en que es lo que realmente podrían precisar nuestros clientes a fin de hacerlos su vida de negocios mucho más placentera y que pueda disponer de ese precioso tiempo que antes les insumía el tener que llegarse hasta el banco para “cranear” sus propios planes estratégicos en función al segmento de negocios explotado por cada uno.

    Y lo bueno de todo esto es que se viene creando la ansiada inclusión financiera a los diferentes rubros de negocios y tamaños de la estructura organizacional de las empresas, teniendo hoy por hoy cabida incluso los microempresarios y también las Pymes, que se constituyen en importantes actores del crecimiento y expansión cualitativa y cuantitativa de nuestro desarrollo económico.

    Ahora, la Banca digital si bien tiene un sinnúmero de ventajas para los clientes, hay productos y servicios como por ejemplo el de concesión de créditos, que todavía para que puedan tener el éxito esperado deberán seguir siendo manejados en forma personalizada por los oficiales de créditos y de negocios, pues un análisis y evaluación crediticia llevada adelante en forma bien profesional no puede hacérselo de “mero gabinete”, pues bien se sabe que nada sustituye a una visita a las oficinas o plantas industriales de las empresas y el contacto cara a cara con los principales directivos a fin de poder determinar y discernir claramente la posición actual de las empresas y su potencial trend de evolución dentro del periodo de vida de los préstamos que les permitan contar con la suficiente capacidad de repago tanto del capital como de los intereses que se vayan devengando a sus vencimientos y sobre todo tener la posibilidad de poder diseñar una asistencia crediticia que realmente “haga click” con los propósitos primarios de cada uno tiene una importancia vital.

    La potenciación cada vez mayor de la Banca Digital es buenísimo, pues bien sabemos que todos los bancos cada vez ofrecen a sus clientes un abanico de productos y servicios lo más variado posible y que se puedan adecuar a los diversos requerimientos que se puedan dar en la vida práctica de los clientes (personas físicas o empresas).

    Si bien es cierto todo esto podría eventualmente afectar a la cantidad de fuerza laboral empleada en estas instituciones, no obstante si es que hacen un trabajo inteligente, coordinado, profesional y bien orientado podrían ser reubicados en otras posiciones que permitan potenciar al máximo la chance de los negocios digitales, pues si bien todo lo tecnológico es un invento maravilloso del hombre, siempre se precisaran de la mano del hombre a fin de poder darle el uso más eficiente y rentable posible.

    Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro

    http://www.adndigital.com.py/crecimiento-y-expansion-de-la-banca-digital/

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 27 diciembre, 2016, 9:43 am
  4. Obligada visita del Senado al “museo del dinero”
    18 Dic 2016

    En su intervención en la apertura del nuevo Museo del Dinero, el presidente del Bundesbanck, banco señero que ha marcado la ruta de la independencia administrativa del dinero público sin que los políticos puedan meter fácilmente la mano en la lata o, a veces más grave, meter la pata en la lata y tomar decisiones políticas de altísimo riesgo para la economía, tanto la del país, como la del ciudadano; el presidente comenzó contando de dónde viene la palabra museo: “museo viene del griego antiguo y significa el templo de las musas, santuario de las diosas del arte, la cultura y la ciencia”.

    Es decir, más que nada un lugar para desburrarse un poco; y se preguntó antes de que lo hiciera la audiencia, por qué el Bundesbank mantiene un museo; nuestro museo del dinero no se limita a emitir monedas históricas. Y no es un museo sobre la historia del Bundesbank.

    “Queremos que nuestro museo sobre la historia del sistema monetario muestre el trabajo de los bancos centrales y la importancia de la estabilidad de precios. Nuestro museo del dinero es a la vez histórico y educativo… el museo del dinero es ahora de vuelta un lugar central de nuestras actividades de educación económica.

    Queremos informar de la historia y las tareas de los bancos centrales modernos. Un banco central orientado hacia la estabilidad de hecho tiene un interés personal en asegurar que la población tiene, no sólo una idea abstracta de la estabilidad monetaria, sino también los beneficios concretos que el dinero estable aprecia… fijar el precio de la estabilidad política monetaria crea confianza.

    Y la confianza del público en nuestro trabajo para la estabilidad de precios es la base para el apoyo que nos gusta y que es tan importante para nuestro trabajo. La confianza es el verdadero capital de un banco central”.

    “Hemos hecho el rediseño del museo guiados por la creencia de que los conceptos abstractos como ‘estabilidad de precios’ y ‘estabilidad financiera’ son más comprensibles cuando los presentamos a nuestros visitantes en su vida real…”.

    “La historia del dinero es una historia de inflación, deflación y crisis bancarias. Con el tiempo, el banco central moderno ha evolucionado en respuesta a estos problemas”.
    Vale la pena hacer la referencia en este momento en que el presupuesto aprobado por el Senado ha atado de manos al Banco Central del Paraguay para mantener la estabilidad de la moneda y el peor flagelo económico para las clases populares: la inflación; la terrible constatación de que el dinero honradamente ganado con el sudor de la frente, mañana no tenga el valor del día en que se concretó el precio del trabajo, sino mucho menor; condenar a gran parte de la población a trabajar para empobrecerse en vez de para mejorar su nivel del vida.

    La mayoría de los economistas serios opina que tanto la limitación del BCP como la del Gobierno para pagar sus deudas puede producir consecuencias tremendamente negativas para el Estado, envidiable en nuestra región, de país con economía estable y confiable que se ha ganado con seriedad administrativa de los recursos públicos. Se agrava el tema con el cambio en la política monetaria norteamericana que se viene sintiendo ya mundialmente.

    Es evidente que la Comisión de Hacienda del Senado no ha pensado en términos económicos, sino políticos, poniendo en peligro la estabilidad y el actual proceso de crecimiento económico. Lástima que los senadores hayan “devaluado” en nuestro país el valor de la independencia que los bancos centrales tienen en el mundo moderno y próspero para evitar las catástrofes que producía en la economía la improvisación. Lástima que no se hayan dado una vuelta por el museo del banco alemán. Encontrarse con la historia, aunque no siempre acorta las orejas, puede ayudar a abrir los ojos.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 18 diciembre, 2016, 10:54 am
  5. Quieren guiar el barco y torpedean su casco
    02 Dic 2016

    Por Benjamín Livieres Plano

    Inaudito. Así calificó el presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovinos, las modificaciones introducidas por el bloque que controla la Cámara de Senadores al proyecto de Presupuesto General de la Nación. Y no es una exageración. De quedar firmes dichos cambios, el país se enfrentaría a corto plazo ante el riesgo cierto de caer en cesación de pagos y de poner fin a la estabilidad monetaria que se construyó a lo largo de muchos años.

    El alto funcionario lo explicó en un lenguaje muy sencillo. Al recortar de US$ 590 millones a US$ 300 millones la emisión de bonos para el año 2017, los senadores de la disidencia colorada, el “luguismo” y sus afines del radicalismo auténtico, dejaron al Estado paraguayo sin recursos para cubrir los servicios de la deuda pública y, por si eso fuera poco, hicieron que Hacienda no tenga posibilidad alguna de cubrir los vencimientos con otros fondos, al eliminar el rubro presupuestario destinado para dicho efecto.

    La deliberada mala intención resulta evidente y constituye un golpe salvaje a la economía y a la confianza internacional de la que goza actualmente el país. Pero hubo más que eso. Los senadores “hermanados” en su “cruzada” contra el gobierno de Horacio Cartes, también establecieron límites a la intervención del Banco Central en materia de política monetaria; estratégica a los fines de mantener contenida la inflación en alrededor del 4%, lo que provocará un alza del dólar y, en consecuencia, de los precios de todos los productos provenientes de las importaciones.

    Esta medida, de aplicarse, representaría un violento retroceso en materia de estabilidad monetaria, que había ubicado al Paraguay como el país de menor índice inflacionario de la región, la cual podría dispararse a la par del aumento de la cotización de la moneda norteamericana, tal como advirtió el titular de la casa matriz.

    Y a modo de remate, el bloque que controla la Cámara Alta resolvió igualmente elevar los sueldos de médicos y personal de blanco, así como de los docentes, en porcentajes que van del 12 al 18%, lo que significa un aumento significativo de los “gastos rígidos” que la administración pública está obligada a cubrir (sueldos, entre otros), por lo cual no tendría más opción que cercenar otros programas fundamentales, como los de índole social, por ejemplo.

    Para cualquier observador medianamente informado, ya no hablemos de analistas locales o extranjeros, resulta incomprensible, si no directamente descabellado, el tratamiento que se le está dando al Presupuesto y sus posibles consecuencias.

    Un país como el Paraguay, que a pesar de las condiciones regionales y mundiales adversas registra las mayores tasas de crecimiento económico en América Latina, que mantiene la inflación baja desde hace más de 15 años, que cuenta con las mejores calificaciones de parte de los organismos financieros internacionales, puede sin embargo tirar todo al mismísimo tacho de basura por la mezquindad e irracionalidad de un puñado de legisladores, movidos por criterios políticos sectarios y hasta personalistas.

    Entonces surge la pregunta, ¿qué pretenden ganar al adoptar decisiones de esta naturaleza? ¿A quién o quiénes podría beneficiar que el país entre en default, o que se dispare la inflación o que el Estado siga aumentando sus gastos corrientes? Definitivamente, a nadie. Tal vez la única pregunta que se hicieron los promotores de semejante política haya consistido en solo determinar cómo perjudicar al gobierno y desgastar la figura de HC, en la tonta convicción de que así aumentarían las chances de unos y otros con miras al 2018.

    Desde la óptica de la oposición, en un país en el que la política se halla tan degradada y se practica de manera muy primitiva, es hasta si se quiere “entendible”. Como dirían algunos, “están en su papel”. Pero, ¿y en el caso de “Marito” y sus seguidores, que vienen cumpliendo el triste papel de traidores a su propio partido? ¿Acaso no se dieron cuenta de que un eventual fracaso de Cartes implicaría, automáticamente, la extinción de todas sus posibilidades -si es que tuviesen alguna- de ser elegidos luego como su reemplazante?

    Lo cierto es que tanto “marioabdistas”, como sus aliados de izquierda y del sector “efrainista” del liberalismo, se comportan cual sicópata que añora capitanear un barco y, en lugar de mostrar sus mejores aptitudes para desempeñar el papel, se dedica a torpedearle bajo la línea de flotación, abriéndole cuantos boquetes pueda al casco.

    Es eso lo que pretenden hacer con el país, unos cuantos senadores, a quienes debemos hacerles saber con meridiana claridad que no estamos dispuestos a hundirnos ni con ellos, ni con nadie.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 5 diciembre, 2016, 8:43 am
  6. ¿Cómo salir del círculo vicioso?

    Hace unos días la viceministra de Economía, Lea Giménez, explicaba los cambios que se generarán para reducir la deducción en el impuesto a la renta personal. Inicialmente, el discurso era que los que ganan más, deben pagar más, pero luego de varias aclaraciones se sentó postura que estos cambios afectarán de igual manera a los más de 40.000 inscriptos en este tributo.

    Y cuáles son las modificaciones que tendremos a partir del 2017? Pues estas, a grandes rasgo, están exclusivamente destinadas a reducir las deducciones que los contribuyentes gastaron genuinamente en el exterior o en un tope a la deducción de donaciones, o así también en las inversiones en inmuebles. Lastimosamente estas medidas tienen un fin exclusivamente de recaudación, no así de formalización de la economía como era el objetivo principal de dicho impuesto. Puesto que en el 2012, cuando entro en vigencia, se buscaba cerrar el círculo de la informalidad y de la evasión, ahora se busca que los pocos que están dentro de la formalidad tengan una mayor presión tributaria.

    Por un lado, los contribuyentes estamos cada vez más limitados a pagar una mayor proporción de nuestros ingresos en impuestos y por otro lado, vemos cómo no se altera la situación de la mayoría de la población fuera del ámbito legal y de la formalidad. Que se siga utilizando siempre al mismo sector formal para aumentar la recaudación y no se persiga con el mismo entusiasmo e ímpetu a los que están fuera de la ley, desanima a los que pagamos las cuentas de la fiesta.

    Muy por el contrario, todas estas medidas de aumentar la presión sobre unos pocos, generará a la larga, que ese grupo se reduzca aún más. Si bien, el gobierno tiene un desafío enorme, con los recortes que está sufriendo en el presupuesto 2017, donde hasta este momento no tendrá recursos para pagar las obligaciones ya contraídas a partir de junio del próximo año, es poco probable que con estas medidas pueda solucionar los descalces políticos que está sorteando.

    Creo que el Ministerio de Hacienda debería aliarse con los empresarios formales, y perseguir a los informales, en vez de seguir asfixiando a los pocos que trabajan de manera limpia y transparente.

    Muy diferente sería que se dejen de teñir con colores de uno u otro movimiento, y poner objetivos que todos los empresarios dentro de la ley tenemos como meta, como la formalización y reducción de la evasión fiscal, disminuir la competencia desleal entre otros, los cuales afectan gravemente a la vez al comercio y permiten que no podamos salir de este círculo vicioso donde estamos empantanados.

    Se sigue exigiendo eficiencia y calidad para desarrollar la economía, pero con políticas exclusivamente recaudatorias para unos pocos. Debemos de girar el timón de la informalidad necesariamente para poder romper el círculo vicioso con el que se viene conviviendo hace tiempo, y dar un respiro a los pulmones de la economía formal, dejando fuera de ventaja a los de los empresarios informales y así iniciar un proceso de saneamiento en la economía paraguaya.

    Por Laura Ramos

    http://www.lanacion.com.py/2016/12/03/salir-del-circulo-vicioso/

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 4 diciembre, 2016, 7:44 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Peichapevéta mante, he’íje oikokuaa’ỹva kavaju ári.26/07/17

fotociclo ✓

La Costanera Norte es un proyecto de vía de rápido acceso al centro de Asunción y al eje de la Avda. Artigas, que conecta también con rutas internacionales. El mismo también afectará a un total de 12.000 familias del Bañado Norte ubicadas en las zonas de obra, que deberán ser reubicadas.

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: