estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

La salud del sistema financiero

¿Estamos lejos de otra crisis financiera?. ¿Podría repetirse la hecatombe bancaria de 1995, cuyos efectos se extendieron hasta entrado el año 2.000?. Indudablemente, de aquellos tiempos inquietantes hemos extraído enseñanzas que se plasmaron en una reconversión del sistema financiero cuya salud no ha cesado de fortalecerse. No lo hemos logrado solos. Lo hicimos inmersos en una corriente que en América Latina salvó los circuitos financieros metiéndolos en el siglo XXI con firmes anclajes en la moderna gobernanza financiera. Aún así, no somos inmunes a las acechanzas y es imperativo estrechar la vigilancia que permita detectar a tiempo tendencias potencialmente corrosivas.

En su informe de 2011 titulado “El desarrollo financiero en América Latina y el Caribe” el Banco Mundial (BM) señalaba que “el progreso en el desarrollo financiero en ALC sin duda refleja mejoras sustanciales en el entorno favorable a los negocios, en una menor volatilidad macroeconómica, monedas más independientes y mejor ancladas, una mayor liberalización financiera, menos descalces de moneda y menor exposición a la deuda externa, en una mayor eficacia en la regulación y supervisión…”. Cuatro años después, en 2015, la Comisión Económica para la América Latina (CEPAL) ponía el foco sobre las debilidades y desequilibrios que aún persisten en el sistema por encima de su fortalecimiento. “Los sistemas financieros de los países de la región –dice CEPAL- se caracterizan por ser poco profundos, fundamentalmente centrados en la banca comercial y con un horizonte temporal de corto plazo… Existen pocos instrumentos para el financiamiento de largo plazo. Además, las asimetrías de información prevalentes en la región se traducen en un racionamiento crediticio particularmente para las pequeñas y medianas empresas y las actividades de innovación. Estas características redundan en costos elevados y segmentados y también en bajos niveles de bancarización”. Esta descripción incluye al sistema financiero paraguayo. En una encuesta encargada por el Banco Central del Paraguay (BCP) y de la cual dábamos cuenta en nuestra edición de ayer, salvo un par de sectores que tuvieron mayor apoyo crediticio, los demás han experimentado contracción, en especial las mipymes. El 86% de los agentes financieros declara que hubo estancamiento o bien retroceso en este renglón, observación consistente con la advertencia dada por el BM en su diagnóstico “World Enterprise Surveys 2015” en el que dice: “La brecha entre las pequeñas y las grandes empresas en materia de financiamiento es elevada y restringe la capacidad productiva de las firmas más pequeñas y su habilidad de crecer y prosperar. Asimismo, da lugar a un círculo vicioso que mantiene a las unidades productivas de menor tamaño en un constante estado de vulnerabilidad y bajo crecimiento, con las graves consecuencias que ello conlleva en términos de pobreza y desigualdad social”.

Para pensar.

http://www.5dias.com.py/51227-la-salud-del-sistema-financiero

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “La salud del sistema financiero

  1. Peligro latente

    A Paraguay le costó muchos años de trabajo hacerse conocer y construir cierta credibilidad internacional. Este trabajo implicó no solo modificaciones y aprobaciones de leyes que permitieron reformas estructurales, sino también el manejo prudente de la economía.

    Uno de los avances más importantes de los últimos tiempos fue la aprobación de la Ley de Responsabilidad Fiscal, una normativa que pone topes a los incrementos salariales para los funcionarios del Estado, regula el gasto en época electoral y establece un límite de saldo rojo de las cuentas fiscales.

    Esta normativa de responsabilidad fiscal está acompañada de otra normativa también importante: de Transparencia. La publicación de la nómina salarial, viajes y gastos operativos del Estado permitió que la ciudadanía dimensione el despilfarro del dinero proveniente de los impuestos y empiece a exigir tímidamente un mejor manejo de las cuentas fiscales.

    Este buen manejo de las cuentas públicas puede estar en peligro en lo que resta del Gobierno de Horacio Cartes, si el presidente de la República solo mira el horizonte político y concede el espacio ganado a la corrupción, pues el trabajo previo que hizo en estos tres años de Gobierno habrá sido en vano. Mientras Cartes está ocupado en su proyecto de reelección, se olvida de impulsar leyes que son necesarias para que la macroeconomía siga por buen camino y se logren redistribuir estos mayores ingresos entre quienes menos recursos económicos tienen.

    La reforma de las cartas orgánicas del Banco Central del Paraguay y del Banco Nacional de Fomento, del sistema de pensiones y de una legislación moderna de juegos de azar, está estancada en un Congreso que dejó de mirar cómo mejorar la vida de la gente para volver a mirar solo su bienestar.

    El proyecto de Presupuesto 2017 también está en peligro de ser utilizado políticamente, con miras a las elecciones de 2018. Esta culpa está compartida con el Poder Ejecutivo, que presentó un proyecto para elevar el salario mínimo de los empleados del sector privado, aún no aprobado pero ya incluido en el plan de gastos estatales del próximo año.

    El acto de afiliación partidaria del ministro de Hacienda que propició Cartes, transmite el mensaje político de que permitirá ciertos desmanes presupuestarios para lograr su objetivo por seguir en el poder.

    Es necesario que quienes tienen en sus manos la conducción del país pongan en primer lugar a las políticas de Estado y no a las apetencias partidarias. Reducir el índice de pobreza debería ser una prioridad y no un elemento utilizado para mantener prebendas partidarias.

    Este país necesita con urgencia verdaderos estadistas que dejen reformas que permitan el mejoramiento constante de la vida de sus habitantes.

    Por Wendy Marton

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 9 noviembre, 2016, 5:07 pm
  2. Potenciar las mipymes con políticas públicas de calidad

    Las micro, pequeñas y medianas empresas son las mayores generadoras de empleo, además de proveer bienes y servicios necesarios para la subsistencia diaria de la población e insumos para cadenas productivas o grandes empresas. A pesar de su relevancia económica y social, no cuentan con el apoyo de políticas públicas que fortalezcan su capacidad emprendedora, estimulen los procesos de innovación y garanticen un financiamiento. La ley aprobada les otorga derechos, pero no se ha traducido en acciones efectivas. Es hora de que el Gobierno ofrezca soluciones reales a una situación que beneficiará a una importante proporción de trabajadores y trabajadoras.
    Las micro, pequeñas y medianas empresas en Paraguay son altamente relevantes para el país, especialmente por ser las principales generadoras de empleo. El 43,7% de los trabajadores paraguayos se encuentran ocupados en empresas que tienen entre 2 y 10 empleados. Si a esta proporción se le agrega el 22,4% que trabaja solo o en emprendimientos unipersonales, se puede ver la magnitud del empleo que se genera en el sector.
    Las micro, pequeñas y medianas empresas no cuentan con políticas públicas especialmente diseñadas para enfrentar sus problemas e impulsar mejoras en su gestión. En 2012 se aprobó la “Ley de Fomento a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas” (Mipymes) sin que hasta ahora las empresas que son objeto de esta regulación pudieran tener beneficios sustanciales.
    Más allá de crearse el viceministerio y contratarse funcionarios para el efecto, no se conocen acciones relevantes y de amplio alcance que permitan señalar que ha habido un cambio sustancial en la forma que el Estado aborda los cuellos de botella del sector.
    Uno de los temas más importantes, permanentemente señalado por representantes del sector, es el acceso al financiamiento. Hasta ahora no existe un mecanismo que permita el acceso al crédito, mientras que el fondo de garantías creado 20 años atrás sigue sin tener impacto.
    Otro ámbito que debe contar con políticas debe ser el desarrollo de un entorno favorable para la gestión de las empresas. Esto implica la reducción de los costos y pasos burocráticos, el fortalecimiento de sus capacidades técnicas, la instalación de mecanismos de cooperación interempresarial entre las mipymes y entre estas y las grandes empresas, así como programas que vinculen la venta de bienes y servicios al sector público.
    Lo que existe es de baja cobertura para la cantidad de mipymes existentes en el país, las acciones están concentradas en Asunción y en muchos casos son de dudosa calidad.
    El Ministerio de Industria y Comercio es la entidad con competencia legal para impulsar las políticas necesarias y coordinar con el resto del sector público. Es necesario que supere la etapa de diseñar normativas y se concentre en implementar acciones que redunden en beneficio de una importante proporción de empresas y trabajadores.
    Las iniciativas que lleve a cabo, además, deben ser difundidas de manera que las personas que emprendan negocios puedan acudir a solicitar los bienes y servicios que ofrezca la política pública, tanto en Asunción como en otras áreas donde se concentran estas empresas.
    La política pública debe apuntar a que las mipymes, además de generar empleo y producción, lo hagan en condiciones de calidad y con la potencialidad de competir con la producción importada e inclusive aspirar a insertarse a nivel internacional. Pero esto requiere mucho más que un marco legal y oficinas con funcionarios públicos.

    http://m.ultimahora.com/potenciar-las-mipymes-politicas-publicas-calidad-n1037499.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 9 noviembre, 2016, 5:07 pm
  3. Crecimiento e infraestructura
    09 Nov 2016

    La presente bonanza económica que vive el país, especialmente a nivel macro, se fundamenta en varios sectores como la industria o la ganadería, pero entre ellos se destaca principalmente el sector de la construcción, que ha experimentado en los últimos años un verdadero boom. Tanto ha sido el progreso de este sector (en cifras que ronda el 13% en el 2016), que para el Fondo Monetario Internacional (FMI) es hoy por hoy el principal motor económico del país.

    Sin embargo, este ímpetu de la economía local debe traer aparejado también un sinnúmero de reformas que deben acompañar este crecimiento, de tal suerte a no relegar áreas que necesariamente tienen que ir desarrollándose.

    De manera profusa, La Nación ha descrito en sus páginas una serie de obras y reformas de progreso que deben acompañar este crecimiento: desde los trabajos de asfaltado, alcantarillado y desagües pluviales hasta obras anexas a la infraestructura propia de una ciudad que crece no solamente en habitantes, sino en demanda de servicios.

    Una buena parte de estas labores está en ejecución o en planes de ejecución por parte de entidades del Gobierno, como el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones y la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), o por municipios como el de Asunción y de otras localidades del Área Metropolitana, a los que se destinan millones y millones de dólares.

    Pero un área sensible, prioritaria y de urgente atención es, sin dudas, la provisión de energía eléctrica. Sabido es que el Paraguay se posiciona como uno de los mayores productores a nivel mundial de energía limpia, en base a su enorme capacidad de generación hidroeléctrica.

    Gracias a la represas Itaipú y Yacyretá, nuestro país se ha erigido en campeón en producción de electricidad, lo que quiere decir, en otros términos, que el Paraguay no soporta un déficit de generación, sino de distribución. En este punto es de suma importancia adaptar y mejorar las condiciones de este sistema, pues a medida que vaya creciendo el país, mayor será la demanda de energía.

    En este sentido, la Administración Nacional de Electricidad (Ande) está embarcada en potenciar el sistema a través del emplazamiento y construcción de subestaciones y ajustar esas condiciones de tal suerte a que el aumento del consumo no signifique un problema adicional, con los impopulares cortes del suministro en días de excesivo calor.

    A la acción estatal han habido obstáculos en el camino, ya que la idea de impulsar este acondicionamiento eléctrico no fue recibido con beneplácito por la ciudadanía de algunas zonas de la capital y del Área Metropolitana.

    Hay que mencionar aquí los casos de los barrios Mburucuyá, en Asunción, y Molinos, en la ciudad de Luque, donde los vecinos de estas dos áreas han coincidido en sendas demandas ante la Justicia para paralizar las obras, en una medida poco comprensible y que raya lo absurdo.

    Alegan que la construcción de subestaciones de electricidad, vitales para neutralizar la ocurrencia de cortes del suministro, representa un peligro para la salud de los vecinos.

    Afortunadamente, y pese a los argumentos esgrimidos por los vecinos de estos dos barrios, el sistema judicial ha respondido con criterio y rechazó los pedidos para paralizar estas obras de progreso. Las obras de progreso no pueden detenerse en caprichos de unos pocos, en detrimento del bienestar general; ese es el criterio que felizmente terminó imponiéndose a nivel judicial.

    Para que un país crezca en su infraestructura es necesario que no solo se acompañe con políticas de desarrollo, sino haber principalmente un equilibrio entre la calidad de los servicios ofrecidos y sus recursos.

    http://www.lanacion.com.py/2016/11/09/crecimiento-e-infraestructura/

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 9 noviembre, 2016, 4:59 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

5días

Peichante-Py en FB ✓

A %d blogueros les gusta esto: