estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Seguridad, la prioridad

El cambio en el Ministerio del Interior trae consigo nuevos desafíos para quien asumirá el cargo. Ellos están centrados en mejorar el trabajo de la Policía Nacional para brindar de manera urgente mayor seguridad, un aspecto que debe ser considerado prioritario por la situación que se atraviesa y el justo reclamo de la ciudadanía que se ve golpeada por la delincuencia.

Más allá del cuestionamiento por la manera del relevo, no se debe perder de vista que es un momento oportuno para dar un golpe de timón en la conducción de una de las secretarías de Gobierno más importantes, por la implicancia política que tiene y su función de desarrollar un sistema que permita mejorar las condiciones de seguridad.

El presidente de la República, Horacio Cartes, con la atribución que le corresponde, decidió nombrar en el cargo al diputado Tadeo Rojas, depositando en él la confianza para guiar el ministerio en el cumplimiento de la función que tiene.

Rojas jurará como nuevo ministro una vez que la Cámara de Diputados le otorgue el permiso correspondiente, que será en breve, según se ha anunciado. En su primer contacto con la prensa luego de su confirmación como secretario de Gobierno sostuvo que “es una responsabilidad muy grande” y prometió su mejor esfuerzo para “hacer un mejor trabajo”.

El futuro secretario de Estado debe asimilar sus declaraciones y tomarlas como eje fundamental de su próxima gestión, en una tarea que no será fácil. Analizar la situación de los cuadros policiales, las estrategias de seguridad, reunir a los mejores hombres a su alrededor para desarrollar una buena gestión, necesariamente son puntos que deben estar en su agenda.

Rojas admitió que una de las principales preocupaciones está en la imagen de la institución encargada de la seguridad. En este punto no se puede desconocer que varios sectores, no solamente político, venían cuestionando con dureza la actuación del reemplazado ministro que, sin bien con mucho ímpetu y esfuerzo, no pudo lograr que el ministerio se escapara de las críticas.

La situación de los secuestrados en el Norte y la ola de asaltos cometidos por los denominados “motochorros” son dos de los temas urgentes que deben entrar entre las prioridades de acción. El nuevo ministro anunció que revisará “toda la estructura”, entiéndase por la misma institución y la Policía, lo que preanuncia eventuales medidas o movidas que a consideración suya sean necesarias para lograr los objetivos que se proponga.

Su anuncio de ser implacable contra los agentes policiales corruptos es de nuevo un mensaje esperanzador porque si persiste el esquema corrupto en los cuadros de quienes deben brindar seguridad, es poco lo que se puede hacer. “No nos va a temblar el pulso”, fue firme al referirse a este aspecto. La ciudadanía espera que cumpla con su palabra y que barra con la corrupción policial.

El nuevo ministro del Interior estará condicionado por la manera en que llega al cargo, pero su desempeño y los logros que consiga al mando de tan importante puesto serán, finalmente, lo que le valdrán una calificación.

Por el bien de nuestro país, de la ciudadanía que espera solución al problema de inseguridad, los actores políticos y la misma gente debe dar su voto de confianza al nuevo ministro. Buscar cuestionamientos incluso antes que asuma el cargo hacen suponer que desde el vamos tendrá críticas, probablemente injustas sin verlo en acción, pero que deberá saber sobrellevar esos cuestionamientos y enfocarse en su objetivo principal: lograr que con su trabajo el Ministerio del Interior consolide la imagen cuestionada en este momento. Al final, si esta cartera de Estado, con el ministro que esté al frente, logra un mejoramiento sustancial de los problemas de seguridad, se beneficiará a todo el país, y los calificativos negativos pueden quedar como una anécdota.

Seguridad, la prioridad

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

11 comentarios en “Seguridad, la prioridad

  1. Foco de preocupación central de la ciudadanía: la seguridad

    Las permanentes acciones de motochorros y delincuentes de toda clase, que mantienen en vilo a todo el país, llaman la atención sobre un viejo problema que enfrentamos los paraguayos: la inseguridad. Encuestas y sondeos de opinión acerca del desempeño del gobierno de Horacio Cartes revelan que un foco de preocupación central de la ciudadanía es la seguridad. La percepción que tiene la población, a juzgar por los resultados de estas consultas, es que la inseguridad se ha incrementado en los últimos meses. La ciudadanía permanece inerme ante una ola delictiva que no solo no se ha frenado sino que por momentos parece estar aumentando. Asaltos a empresas y comercios y robos domiciliarios o en la vía pública –protagonizados por los llamados “motobandis”, que actúan con extraordinaria violencia– son cosas de todos los días en Ciudad del Este y distritos vecinos.
    Las autoridades nacionales hasta el momento han hecho poco y nada por impulsar una depuración profunda de los cuadros policiales, una condición ineludible para recuperar la confianza de la ciudadanía y elevar los niveles de eficiencia de la institución. Una Policía atravesada de venalidad y corrupción, con una formación mediocre, nunca estará en condiciones de combatir con efectividad a la delincuencia.
    Como en muchos otros campos, tampoco en materia de seguridad ciudadana se conoce cuál es la hoja de ruta, el plan del gobierno, los objetivos que persigue y cómo piensa alcanzarlos. O no existe una visión estratégica en este punto o, si existe, no se logra comunicarla y difundirla en la población. Así las cosas, se tiene la impresión de que el gobierno opera solo reaccionando ante los acontecimientos, sin tomar la iniciativa ni emprender cambios que exigen coraje y firmeza. De esta manera, siempre irá a la zaga de los hechos, sin capacidad de anticiparse a ellos o atenuar sus efectos.
    Un plan de seguridad debería abarcar tres elementos cruciales. En primer lugar, mejorar la calidad de la formación técnica y ética de los policías. La instrucción que reciben los agentes es deficiente de cara a las tareas que impone el presente. Quizás alcance para el control de maleantes menores, pero los policías carecen de las herramientas intelectuales y profesionales para hacer frente a una delincuencia cada vez más refinada y compleja. En segundo lugar, la Policía debe cambiar su relación con la ciudadanía. Será muy difícil vencer por ejemplo al crimen organizado –verdadero flagelo en muchas partes de nuestro país– sin la cooperación entre las fuerzas de seguridad y la población. Finalmente, nada de esto será posible sin un combate radical a la corrupción interna. Ni el plan mejor diseñado podrá derrotar la inseguridad si el material humano responsable de llevarlo a la práctica está corrompido.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 28 noviembre, 2016, 8:56 am
  2. Terror en el campo
    2 noviembre, 2016 0 23

    Una serie de hechos violentos sacudieron en los últimos días la zona norte del Alto Paraná. El pasado 25 de octubre, dos personas fueron detenidas acusadas de extorsionar a un colono de la zona de Itakyry, para permitirle que siga cultivando en su propia tierra. Ya habían cobrado 20 millones, luego 8 millones y en el tercer intento el productor hizo la denuncia, se realizó una entrega vigilada para atrapar los extorsionadores.
    El 27 de octubre, una gavilla integrada por siete personas tomó por asalto el establecimiento Santa Mónica, de la jurisdicción de Hernandarias y mantuvo de rehén a los propietarios. Obligaron a Felipe Ferreira, de 62 años, dueño del establecimiento a ir hasta un banco plaza para retirar la suma de G. 70 millones. La policía actuó, hubo un enfrentamiento y el saldo fue un policía herido y la detención de los miembros de la banda, integrada principalmente por jóvenes que se hacían llamar “Representantes del Pueblo de Hernandarias”.
    La serie de hechos violentos continuó el sábado 29 de octubre, cuando el productor Alex Socolyski fue asesinado de un balazo en la cabeza, mientras sembraba granos en su propiedad. Ocurrió en la compañía Vaca Retã de la colonia Santa Lucía, también de Itakyry. Según los datos- fueron unos 10 hombres que estaban con vestimenta camuflada y cara cubierta con pasamontañas.
    Para completar este tétrico panorama el lunes 1 de noviembre el tractorista Julio César Nunez Dos Santos fue asesinado de varios tiros de escopeta en un camino vecinal de la Colonia Coopasan de Minga Porã.
    Las primeras averiguaciones de estos dos crímenes apuntan hacia un dirigente campesino de la zona según la policía. Los productores afirman que el origen de estos hechos violentos es el conflicto suscitado entre campesinos instalados por el Indert, y los colonos de las inmediaciones. De ser ciertas estas acusaciones estaríamos ante un hecho de extrema gravedad, porque la forma de actuar de los grupos delictivos son similares a los que inicialmente habían perpetrados los delincuentes que están sembrando terror en la zona norte del país y que se hacen llamar Ejército del Pueblo Paraguayo.
    Ante la gravedad de la situación corresponde que las autoridades actúen con la rapidez necesaria y la mayor severidad posible en las investigaciones para desbaratar todo intento del surgimiento de grupos de criminales, que pretenden aterrorizar a nuestro departamento.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 noviembre, 2016, 11:41 am
  3. Que la seguridad “valle mejorando”
    2 noviembre, 2016
    Por Hugo Barrios

    Tadeo Rojas no es especialista en temas de seguridad. Es licenciado en Administración de Empresas y técnico superior en Transmisión Digital. Fue director de la Dirección Nacional de Transporte (Dinatran), interventor de la Setama, presidente de la Junta Municipal de Areguá e intendente de esta ciudad.

    Fue funcionario de Copaco, miembro del Consejo de Administración de la Cooperativa Copafi Areguá Ltda., presidente del Club de Leones de Areguá, miembro de la Cámara Junior de la capital del departamento Central y vicepresidente de la Junta de Saneamiento de la ciudad de la frutilla. También fue técnico editor de VTR en Canal 13.

    El hasta ahora diputado no participó de cursos de especialización en combate al terrorismo, no ocupó cargos que tengan que ver con políticas de prevención contra la delincuencia. No fue policía, tampoco militar. Pero es colorado.

    Y si a su afiliación partidaria le agregamos que es uno de los más acérrimos defensores de la reelección del presidente de la República, encaja perfecto en el modelo de funcionario que exigen no las difíciles circunstancias sociales, sino los convencionales de la ANR.

    Horacio Cartes escogió a un administrador de empresas y técnico en edición de materiales audiovisuales, para hacer frente a motochorros y grupos criminales como el EPP, el PCC o el Comando Vermelho, solo por citar a algunos de los principales flagelos que acechan al país.

    Claro que no es la primera vez que alguien no preparado para el cargo asume la titularidad del Ministerio del Interior. Ni los reiterados ataques de los epepistas ni el clamor ciudadano fueron suficientes para que Francisco de Vargas renuncie a su cargo o HC lo quitara.

    Tuvieron que aparecer unos seccionaleros con pañuelos rojos para “marcarle la agenda” al titular del Ejecutivo, quien quitó al cuestionado funcionario no por su ineptitud comprobada, sino por ser de origen liberal y, claro está, no ser colo’o.

    Hasta el mismo Rojas es sincero. “Sé que no tengo el perfil, pero sé que soy capaz de asumir este cargo”, dijo. Ojalá que con su gestión el tema de la seguridad, así como él dijo, “valle mejorando”. Ya tú sabes.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 noviembre, 2016, 8:03 am
  4. Motochorros y ayuda vacacional

    Estamos en un momento de absoluta euforia criminal. El lugar, no importa, el horario, tampoco importa, lo verdaderamente importante es encontrar una solución rápida a esto y que nuestras autoridades no nos vengan con planes y proyectos a mediano o largo plazo.

    Nos encontramos librados a nuestra total y absoluta suerte. La calle ya no es segura, sí, esa calle, esa vereda, ese barrio por el cual solíamos caminar y hasta jugar en nuestra infancia, hoy, en pleno siglo XXI, y con toda la tecnología existente, ha dejado de ser segura.

    Ah no, pero el querido y estimado ministro de Hacienda, Santiago Peña, está mucho más interesado en brindar “ayuda vacacional” en dar de alguna forma encubierta el famoso “tercer aguinaldo”.

    Sé que no es competencia de Peña la seguridad ciudadana, lo tengo entendido perfectamente, pero lo más interesante de todo es que antes que la seguridad ciudadana, de nosotros, el pueblo, el famoso “Juan Pérez”, que aporta al fisco para que este ministro pueda cobrar su salario y sus innumerables otras gratificaciones, premios etc., etc. Actualmente ni se puede salir de la casa para ir a trabajar y, si lograra salir, no se sabe si se volverá sano y salvo con la familia.

    ¡Qué bárbaro! Qué mal estamos, sinceramente, qué mal estamos.

    Víctor Fabián Sanabria G.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 noviembre, 2016, 5:38 am
  5. La inseguridad de todos los días

    En la causa de la inseguridad, los entendidos hablan de una relación causa-efecto. Sin entrar a divagar en cuanto a los fundamentos socioeconómico que producen tantos jóvenes sin estudio y sin trabajo, pero con muchos vicios peligrosos, quiero detenerme en las trágicas consecuencias que padecemos diariamente en manos de estos criminales motorizados que se adueñaron del país.

    Estas escorias de la sociedad, recurren masivamente al asalto y al asesinato de gente inocente, trabajadora, estudiosa, para saciar sus adicciones. Si por esas cosas, alguno es tomado por las autoridades policiales, acciona nuestra pronta y corrupta justicia que actúa como encubridora, liberándolos rápidamente con las nefastas, famosas y “seguras” “prisiones domiciliarias” o “medidas alternativas”, cuando lo que le correspondería a estos HDP es cadena perpetua. Pero el corso debe continuar, pues todo el año es carnaval. Macondo no tiene nada que ver con esto.

    Esta cuestión de “motochorros” hace tiempo que es una “guerra no declarada” entre los malevos y nosotros. Lastimosamente, los que tienen que defendernos, no nos defienden (muchas veces están con los otros), entonces no nos queda otra que organizarnos a nivel de comisiones vecinales solidarias, en esta cruzada de vida o muerte, para protegernos.

    No podemos seguir tolerando que nos maten alegremente ante la indiferencia de todos. No puede ser, que la gente se alarme solamente cuando suceda un hecho criminal y sea noticia en la prensa por un día, para luego desentenderse, hasta el próximo suceso. Pero cuidado, ese próximo suceso podes ser vos o algún familiar cercano.

    Aquí la cuestión es: nosotros o las plagas.

    Juan Blanco Fernández

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 noviembre, 2016, 5:37 am
  6. Cháke Policía

    Hoy escuchando, viendo o leyendo las noticias diarias, me hace recordar de mi niñez en mi pueblo natal cuando nuestros padres como tratando de calmar nuestras travesuras de niños, nos decían como amenazándonos “cuidado con portarse mal porque puede venir la policía’’ (cháke policía). Hoy después de más de 50 años de dejar mi pueblo natal y venir a formar parte de nuestra ciudad capital vuelvo a recordar el temor a la policía. Durante gran parte de la dictadura vivíamos con temor a los uniformados, pero cuando cayó teníamos la esperanza de que nuestras autoridades se ajustaran a las leyes para que nos sirvieran como resguardo y para dar seguridad para las personas y resguardar nuestro legítimo derecho de ciudadano libre. Pero pareciera que ahora con este último acontecimiento en Fernando de la Mora que tanta difusión tuvo por la prensa, frente a estos hechos hoy, el mismo miedo nos infunden que los “motochorros”. También se suma la desconfianza con la presencia de los policías.

    Es muy difícil calificar la intención con la que se nos acerca pues el temor generalizado hace que desconfiemos de ellos, claro que puede haber policías respetados y respetuosos, pero ¿cómo podemos diferenciar eso?

    Dado el caso todo esto a mí me hace recordar de mi niñez cuando inocentemente nuestros padres nos decían ‘’cháke policía’’.

    Gumersindo Santiago Adorno Pereira

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 noviembre, 2016, 5:37 am
  7. El nuevo ministro debe dar respuestas a la inseguridad

    Cuatro personas secuestradas en poder de grupos armados, como nunca antes; una gran escalada de ataques por parte de motoasaltantes que mantiene en jaque a la población; el crecimiento del crimen organizado y especialmente del narcotráfico, con sus fuertes ramificaciones en el mundo político, son algunos de los principales problemas que esperan al nuevo ministro del Interior, Tadeo Rojas. Habrá que ver si su pertenencia al Partido Colorado, a diferencia de su antecesor, le ayuda a dar respuestas al clamor ciudadano por mayor seguridad. De lo contrario, todo quedará en un cambio puramente populista, que solo agravará aún más la situación.
    Tras el bochornoso despido del anterior ministro del Interior, Francisco De Vargas, a pedido de los convencionales de la ANR, que lo cuestionaron solamente por no pertenecer al Partido Colorado y no tanto por su falta de resultados en términos de seguridad ciudadana, asumirá el cargo un político oficialista con mucha práctica seccionalera, el diputado por el Departamento Central, Tadeo Rojas.

    La situación de inseguridad ciudadana que deberá enfrentar el nuevo secretario de Estado es grande y genera mucha preocupación, probablemente en una dimensión mucho mayor que la que se ha venido sufriendo en los años anteriores.

    Esta es la primera vez que se mantiene a cuatro personas secuestradas en forma simultánea en la zona Norte del país; tres de ellas se sabe que están en poder del grupo criminal armado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) –Edelio Morínigo, desde hace 852 días; Abrahán Fehr desde hace 453 días y Franz Wiebe, desde hace 99 días–, y una cuarta persona, el ganadero Félix Urbieta, desde hace 21 días, presumiblemente también en poder del EPP o de un grupo armado que se desprendió del mismo. La falta de resultados para el rescate o la liberación de estas personas, como en la captura de los miembros de los grupos armados, es uno de los puntos que más se reprocharon al anterior ministro De Vargas, y sin duda lo serán para Tadeo Rojas.

    El otro tema muy sensible constituye la gran escalada de ataques por parte de motoasaltantes que se han producido en las últimas semanas, causando numerosas víctimas, y que mantiene en jaque a la población en diversos puntos del país, especialmente en zonas de la capital y del área metropolitana. La ciudadanía clama por mayor seguridad y el nuevo ministro deberá asumir acciones que tiendan a dar respuestas efectivas.

    Igualmente, en varias zonas del país, especialmente en localidades fronterizas, se ha registrado un gran crecimiento del crimen organizado y especialmente del narcotráfico, con sus fuertes ramificaciones en el mundo político, con personajes que incluso ocupan cargos electivos en municipios, gobernaciones o representaciones legislativas, y que hoy mantienen el poder en grandes áreas.

    Habrá que ver si la pertenencia al Partido Colorado del nuevo ministro del Interior, a diferencia de su antecesor –punto que ha sido el principal reclamo con el que los convencionales de la ANR presionaron al presidente de la República, Horacio Cartes, a cambio de apoyar las gestiones para modificar parte de la Constitución y lograr su reelección presidencial–, ayudará a dar respuestas efectivas al clamor ciudadano por mayor seguridad.

    De lo contrario, todo quedará en un cambio puramente populista, que solo agravará aún más la situación.

    http://www.ultimahora.com/el-nuevo-ministro-debe-dar-respuestas-la-inseguridad-n1036410.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 noviembre, 2016, 5:17 am
  8. “A los amigos, todo”
    1 noviembre, 2016
    Por Carlos Franco

    El periodo en el cual Alfredo Stroessner gobernaba nuestro país se podía dormir con las ventanas abiertas, según sus seguidores, pero también el Paraguay sufrió su nefasta y sangrienta dictadura.

    “A los amigos, todo; a los enemigos, palo”, repetía siempre el colorado. Tal vez es una de las frases con la cual se puede resumir lo que significaron los 35 años del dictador para el Paraguay. Décadas en las cuales los correligionarios del presidente gozaban de privilegios otorgados por el “excelentísimo presidente” a través de importantes cargos políticos (el todo para los amigos).

    Y los ciudadanos que no estaban de acuerdo con el régimen sufrían de terribles castigos (el palo para los enemigos).

    Tras la caída del régimen stronista se encendió una luz de esperanza para los paraguayos, pero teniendo en cuenta dicha frase, tal vez lo único que cambió es el “palo para los enemigos”, que ya no es tan sangriento.

    Un ejemplo claro de que los amigos todavía siguen recibiendo todo es la última designación del presidente Horacio Cartes, quien eligió como nuevo ministro del Interior al diputado Miguel Tadeo Rojas, hombre que cuenta con una preparación que no tiene relación alguna con seguridad o prevención.

    El primer mandatario puso la seguridad nacional en las manos de un hombre que cuenta con bachillerato técnico en Electrónica, una licenciatura en Administración de Empresas y que es técnico superior en Transmisión Digital, según la página web de la Cámara de Diputados.

    ¿Cuál es el merito de Rojas realmente? Obvio, ser colorado. Sin mencionar la debatida reelección, que violará la Constitución Nacional, es claro que las viejas prácticas de Stroessner siguen tan vigentes como hace 30 años atrás.

    Es preocupante la situación ¿Qué se viene después, señor presidente? ¿Perpetuarse en el poder? ¿Palos para los enemigos? El panorama para nuestro país es negro, pero no está dicha la última palabra, la que tenemos nosotros los ciudadanos, que será fundamental en las próximas elecciones presidenciales.

    http://www.extra.com.py/columnistas/a-los-amigos-todo.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 1 noviembre, 2016, 10:15 am
  9. Combatir el delito por el camino correcto
    31 octubre, 2016

    Por: Abog. Jorge Rubén Vasconcellos
    En las últimas semanas (quizás meses) hemos sido testigos de una importante escalada de violencia callejera, protagonizada por delincuentes que utilizan motocicletas para cometer sus fechorías a bordo de biciclos, sin patentes, ni identificación, calzando cascos que les cubre íntegramente el rostro, posiblemente bajo los efectos de drogas, quienes portando armas de fuego o cuchillos, se dedican a asaltar transeúntes en la vía pública, con extrema brutalidad, hiriendo, y hasta asesinando a sus víctimas, sin importar si se han resistido o no.

    Gran parte de la sociedad ha podido ser testigo de delitos perpetrados siguiendo este “modus operandi”, gracias a la extendida aplicación de circuitos cerrados de televisión en los sistemas de seguridad, generando legítima indignación.

    Aunque la prensa y la sociedad han bautizado a estos delincuentes con la expresión rioplatense “motochorros”, la verdad es que, asaltantes y sicarios, comparten los mismos métodos, por la dificultad que representa para las autoridades su identificación, aprehensión y sometimiento a la Justicia. Basta con tener una motocicleta sin identificación, un par de cascos, y un acompañante con armas, para cometer todo tipo de delitos, y asegurar la impunidad.

    La difusión de las imágenes captadas por circuitos cerrados de televisión, que retratan el momento mismo en que se producen estos hechos, ha permitido a la sociedad conocer de la brutalidad con que actúan, y su absoluto desprecio a la vida e integridad de sus víctimas, y la incapacidad de los órganos de seguridad, para combatirlos.

    Pero, debemos ser claros, sinceros y honestos. La proliferación de este tipo de delincuencia, no es de responsabilidad exclusiva de la Policía Nacional, que – sin embargo – es compartida por los tres Poderes del Estado.

    La Policía, que se encuentra en el “frente de batalla”, en la primera línea de combate, es absolutamente inepta para establecer métodos eficaces de combate, y además, está infectada gravemente por la corrupción de Jefes y subalternos, quienes, en muchos casos, lideran organizaciones delictivas o se limitan a recibir sobornos a cambio de “zonas liberadas” que permiten operar con absoluta impunidad a los delincuentes.

    Sin embargo, para cubrir su ineficacia y desviar responsabilidades, desde su más alta conducción, publican cifras estadísticas de aprehendidos, que al poco tiempo recuperarán la libertad, por decisión de fiscales y jueces. La misma Policía que nos dice que en el país operan aproximadamente mil trescientos “motochorros”, como si contara con un inventario de empadronados, se muestra incapaz de individualizarlos, encontrarlos y aprehenderlos.

    Para disimular su ineficacia e inoperancia, la Policía (y el Ministro del Interior a la cabeza), pretenden de que la simple aprehensión de sospechosos es suficiente para establecer culpabilidades y asegurar la permanencia de aquellos en prisión, criticando el otorgamiento de medidas alternativas a la prisión preventiva.

    Pero, ello no es, no puede, ni debe ser así, desde que la Constitución Nacional establece claramente el propósito y los requisitos de la prisión preventiva, del encarcelamiento cautelar, del régimen de libertad durante el proceso.

    El Art. 19 de la Constitución establece: “…La prisión preventiva sólo será dictada cuando fuese indispensable en las diligencias del juicio…”, y a renglón seguido agrega “…Las penas privativas de libertad tendrán por objeto la readaptación de los condenados y la protección de la sociedad…” (Art. 20), distinguiendo claramente entre el encarcelamiento preventivo, y la pena carcelaria.

    La sociedad no necesita, ni puede tolerar la violación de sus disposiciones constitucionales. No basta con aprehender sospechosos, se requiere que la aprehensión cumpla con requisitos que la ley establece, para que los agentes fiscales, sin dilaciones innecesarias, lleven a los detenidos ante un Tribunal para que los juzgue y los condene, conforme las pruebas regularmente colectadas, con absoluto respeto a las reglas del debido proceso legal.

    La sociedad necesita que todas sus autoridades se involucren y comprometan a combatir el delito, por el camino del respeto a la Ley. Necesita de fiscales diligentes, que formulen acusación en diez o quince días, como máximo; jueces eficientes, que dediquen sus mejores energías a acelerar los trámites y dictar resoluciones dentro de los plazos establecidos por la ley.

    Hace falta -además- de los legisladores que comprendan la necesidad de instrumentos legales aptos, para facilitar la tarea de prevención y juzgamiento. La ley de “juicios de flagrancia”, que permita someter rápidamente a los sospechosos a juicio, para que establezca su responsabilidad, y sean encarcelados a fin de procurar la “…readaptación de los condenados y la protección de la sociedad…”.-

    Lamentablemente las respuestas emocionales y efectistas que nuestras autoridades nos ofrecen, con el único propósito de acallar reclamos, no brindarán soluciones.

    El endurecimiento de los requisitos para acceder al beneficio de la libertad durante el proceso, la restricción de medidas alternativas, el aumento de las penas, o la flexibilización de las reglas de la legitima defensa, traerán como consecuencia el aumento de presos sin condena, la consagración de arbitrariedades, y empujarán a la sociedad a armarse en defensa de su vida y patrimonio, implantando modelos de conducta aún más violenta, legitimando linchamientos, haciéndonos retroceder en el tiempo, reivindicando las peores escenas de las películas del viejo oeste americano.

    Restablecer la seguridad y paz social, defendiendo la vigencia del Estado de Derecho, es responsabilidad ineludible de todas las autoridades. De los tres Poderes del Estado depende escoger el camino correcto.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 1 noviembre, 2016, 10:09 am
  10. El Alto Paraná está en camino de convertirse en territorio de guerrilla

    Hechos sumamente preocupantes se están sucediendo en nuestro departamento. El asesinato de dos tractoristas, en la zona de Itakyry, entre el sábado y ayer, de parte de personas vestidas de para para´i, enmascarados y empleando tácticas de guerrilla, hace sospechar lo peor. A eso se suman las declaraciones del presidente de la Coordinadora Regional Agrícola de Caaguazú, Hermes Aquino, quien reconoció la existencia de un asentamiento en la mencionada zona, donde solo entran ciertos políticos, muy identificados con la izquierda radical que nuevamente se hace fuerte en el país.
    A esto hay que sumarle la reciente aparición de una gavilla que se autodenomina “Representantes del Pueblo de Hernandarias RPH”, que según la Policía, fue desbaratada casi en su totalidad. Y por supuesto, el drástico cambio en el Ministerio del Interior, saliendo finalmente el cuestionado Francisco de Vargas, pero en su reemplazo asume un político, el diputado Miguel Tadeo Rojas, cuyos antecedentes en materia de Seguridad Pública son más bien pobres.
    Con todos estos condimentos citados, la ciudadanía paraguaya tiene razón en estar preocupada. Si bien no se puede afirmarlo tajantemente, los hechos demuestran que lamentablemente el Alto Paraná parece estar convirtiéndose en otro departamento bajo control del Ejército del Pueblo Paraguayo EPP, o como mínimo, existen grupos afines a la guerrilla. Y como ha venido sucediendo de un modo sistemático desde el inicio de las operaciones emprendidas por el gobierno de Cartes para poner fin a las andanzas delictivas de la guerrila, los efectivos de la FTC nunca han acudido a tiempo para evitar el incendio, metafóricamente hablando, sino, en el mejor de los casos, para tratar de apagarlo tardíamente; jamás para prevenirlo. La iniciativa siempre ha sido de los delincuentes.
    Ante semejante calamidad nacional, la intuición subyacente en la conciencia pública es que al parecer el presidente Cartes todavía sueña con encontrar una bala de plata para liquidar rápidamente al EPP. Pero tras más de tres años de inútil porfía para acabar con las criminales fechorías de estos delincuentes terroristas, es hora de que el Comandante en Jefe de las FF.AA. se involucre personalmente en la lucha contra el terrorismo, y no solo de boca para afuera, como lo hizo cuando fueron asesinados ocho militares, sino de verdad.
    Deberá dejar en un segundo plano el tema de la reelección presidencial y dar seguimiento personal a esta situación, que rápidamente puede escaparse de las manos, con las consecuencias pésimas no apenas para su Gobierno, sino para el país entero.
    Lo ocurrido en Alto Paraná no es poca cosa; quizás no sea exagerado solicitar el envío de un contingente de la FTC a la zona donde actúan estos facinerosos, con estrategias que evidencian que, como mínimo, han recibido instrucción militar en guerras de guerrilla. Lo que no se puede hacer es permanecer inactivo ante estos hechos o minimizar lo ocurrido; la ciudadanía paranaense debe exigir respuestas, las autoridades locales, el gobernador, la Junta Departamental, la Asociación de Municipalidades del Alto Paraná AMUALPA, deben elevar su voz de protesta y exigir al Gobierno Nacional respuestas inmediatas a lo que está ocurriendo en el décimo departamento, que por lo que se ve, muy pronto puede convertirse en territorio de la guerrilla, así como ya lo son hoy Concepción y San Pedro.

    http://diariolajornada.com.py/v6/category/editorial/

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 1 noviembre, 2016, 10:08 am
  11. Inseguridad en la zona Norte
    1 noviembre, 2016 0

    Una serie de hechos violentos viene sacudiendo el norte del Alto Paraná afectando a los productores de esa zona. La semana pasada una familia pasó un día de terror cuando cuatro delincuentes tomaron por asalto un establecimiento, mantuvieron de rehén al propietario y a su esposa y luego intentaron que el hombre haga una extracción millonaria de un banco de plaza para pagar la suma que estaban requiriendo los delincuentes. Afortunadamente, el hombre recurrió a la policía y se desbarató la banda, que a todas luces tenía intenciones de erigirse como una organización delictiva, inventándose inclusive un nombre, como “representante del pueblo hernandariense”.
    La violencia siguió el sábado con el asesinato de un tractorista y ayer un nuevo caso, con similares características. La policía logró desarticular el primer grupo de delincuentes, aunque dos de sus miembros, todavía siguen prófugos, en tanto que en los dos últimos casos todavía no se tienen pistas de los autores.
    Desde hace bastante tiempo la escalada de violencia en el norte del departamento ha ido en aumento con las crispaciones y constantes roces entre productores y campesinos asentados por el Indert, en un supuesto plan de recuperación de tierras, que habían sido entregadas en el marco de la reforma agraria, pero que terminaron en manos de personas no sujetas a dicho beneficio.
    Los productores de la zona expresaron su preocupación por la sucesión de hechos violentos y anunciaron una gran movilización para exigir a las autoridades mayor seguridad en la región.
    Es perentorio que las autoridades policiales pongan el máximo empeño en aclarar éstos crímenes y sobre todo determinar con certeza las motivaciones para atentar contra un cierto sector de trabajadores del campo.
    Nuestra sociedad ya tiene numerosos focos de violencia y delincuencia organizada. Que la criminalidad se esté expandiendo hacia el interior, en zonas normalmente caracterizadas por su productividad y tranquilidad, es motivo de preocupación. En estos casos una rápida y efectiva acción puede contribuir a devolver la tranquilidad a los pobladores de la zona y por ende al departamento.

    http://www.vanguardia.com.py/2016/11/01/inseguridad-en-la-zona-norte/

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 1 noviembre, 2016, 10:07 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

5días

Peichante-Py en FB ✓

A %d blogueros les gusta esto: