estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Paraguayo Cubas

Inició su manifestación con pintata en las paredes del Ministerio Público. Fue la expresión de indignación por la complicidad de los fiscales para proteger las denuncias de casos de corrupción. La expresión del abogado Paraguayo Cubas siguió luego con la ocupación de la sede de la Gobernación del Alto Paraná, donde se perpetraron supuestos negociados en la adjudicación de la merienda escolar. De allí fue desalojado a empellones y quedó para la posteridad su fotografía enfrentándose con pinturas en aerosol a los escudos de la policía.
Las expresiones de protestas del polémico abogado esteño llegaron ayer a su punto culminante cuando agredió con su cinto al cuestionado juez Amilcar Marecos y luego defecó en una de las esquinas de la secretaría del juzgado. Las reacciones no se hicieron esperar y se escribieron opiniones a favor y en contra.
La actitud de Paraguayo Cubas es llevar al extremo una protesta contra un sistema judicial corrupto y desvergonzado, que exige el respeto al estado de derecho y a las instituciones, mientras por otro lado diariamente se mofa de ese mismo estado derecho y de toda la sociedad paraguaya.
¿Con qué autoridad moral los fiscales corruptos de Ciudad del Este pueden investigar las denuncias de corrupción que se plantean en sus unidades? La mayoría de estos agentes llegaron a esta región en colectivo, con una mano adelante y otra atrás y ahora viven en mansiones y tienen un nivel de vida que nunca podrán justificar con su salario. ¿Tiene autoridad moral el juez Amilcar Marecos para impartir justicia?
Es vergonzoso y lamentable que un conciudadano llegue a situaciones extremas para llamar la atención de la sociedad sobre los graves abusos que históricamente se cometieron en Ciudad del Este y todo el Alto Paraná. Abusos cuyas consecuencias hoy las estamos padeciendo todos. Abusos, arbitrariedades y corrupción que hicieron que nuestra zona tenga el estigma de la ilegalidad, la piratería, la falsificación, la corrupción y el enriquecimiento ilícito. Estos mismos sinvergüenzas, que fueron los puntales y pilares para la construcción de estos estigmas, son los que ahora se escandalizan por las actuaciones escatológicas de Paraguayo Cubas.
Si el sistema judicial de nuestra región hubiese funcionado, los que hoy se erigen en juzgadores deberían ser los primeros en estar tras las rejas. No es deseable desde ningún punto de vista que se llegue a estos extremos. Pero el acto de desesperación e indignación de Paraguayo consiguió que los ojos de la opinión pública giren hacia Ciudad del Este y esto nos debe llamar a la reflexión de que en definitiva somos una sociedad demasiado benevolente y pasiva con las autoridades que llegan a nuestra región para pudrir las instituciones, y somos implacables con personas que buscan iniciativas extremas para ver si de una vez por todas no se hace algo para cambiar.

http://www.vanguardia.com.py/v1/index.php/component/k2/item/48819-paraguayo-cubas

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

22 comentarios en “Paraguayo Cubas

  1. El grave pecado de Paraguayo Cubas
    18 noviembre, 2016

    El abogado Paraguayo Cubas completa hoy 58 días días de reclusión en un proceso absolutamente absurdo e inconcebible en una sociedad democrática, que enarbola en su constitución la defensa de la libertad de las personas, su derecho a expresarse libremente y el de criticar y cuestionar a las autoridades. El grave delito de Cubas fue dejar en evidencia la podredumbre de la Fiscalía de Ciudad del Este encabezada por el fiscal adjunto Alejo Vera, en la que existe una camarilla de agentes al servicio de los poderes fácticos, quienes lejos de representar los intereses ciudadanos, están listos para apañar la dilapidación de los recursos públicos.
    Paraguayo Cubas está procesado por delitos no cometidos como la supuesta coacción, hecho que no existió porque los fiscales escrachados no estaban presentes al momento de la manifestación; destrucción de bienes comunes, hecho que tampoco existió, y de cuya inexistencia fue testigo la ciudadanía altoparanaense, debido a que la manifestación en la Fiscalía, gracias a la tecnología de las redes sociales, fue transmitida en vivo; y para completar se le aplicó una vergonzosa ley de Fueros, del año 1955, ya derogada.
    Por estas aberraciones, con toda razón, Cubas no aceptó las medidas de este circo judicial, de jueces y fiscales al servicio del poder político.
    El descaro de los fiscales que están detrás de este circo – como Analía Rodíguez y Juliana Giménez-, llega a tal punto que a casi dos meses del hecho y a pesar de los 10 urgimientos para la ratificacion de la denuncia, hasta la fecha no lo hicieron.
    Es así que de la mano de Alejo Vera, Analía Rodríguez, Juliana Giménez, Paraguay está teniendo la triste fama de tener un perseguido político, cuyo derecho de expresarse libremente está siendo violado sistemática y vergonzosamente, convirtiendo en letra muerta la Constitución Nacional y las declaraciones de Derechos y Tratados internacionales firmados por nuestro país.
    El abogado Paraguayo Cubas tiene una trayectoria de lucha contra la tiranía, desde la época de la dictadura y se declara decidido a continuar con su quijotezca y solitaria manifestación dejando en evidencia la corrupción de las principales instituciones de nuestra región y del país. En algún momento este negro capítulo de nuestra historia se va a cerrar y los responsables de este despropósito tendrán que rendir cuentas ante la sociedad y ante la historia.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 18 noviembre, 2016, 7:36 am
  2. Aháta juez rendápe

    Por Caio Scavone

    Desde su mismo “descubrimiento”, el Paraguay se ha empeñado en realizar todas las cosas de manera no convencional, entonces queda claro o más confusa aún, la manera peculiar de realizar todo de forma estrafalaria y desventuradamente al revés. Nos topetamos con que esta forma de hacer las cosas no es patrimonio exclusivo de los guaireños, sino también de todos los paraguayos.

    Tanto se ha empeñado que, ahora y siempre, debe dinero hasta el cogote y que ya al nacer, como el pecado original de los cristianos, se sale del vientre materno de este país con una culpabilidad que inocentemente pagamos por los pecadores, por un lado, y por todos los sinvergüenzas del Paraguay.

    Y sinvergüenzas sobran, desde presidentes de la República, parlamentarios, gobernadores e intendentes y sus concejales, ministros, policías, milicos, religiosos, autoridades universitarias, jueces y fiscales, directores y funcionarios podridos del Indert y el pueblo putrefacto e infecto. Como se puede deducir y decir, la roña está instalada en todos los niveles.

    Avanzamos y llegamos a la independencia del Paraguay. El grito de libertad copó y el yugo español quedó para el nunca más, pero el gobernador español Velazco ocupó nuevamente la silla presidencial del nuevo país. Las componendas políticas y el acomodo gubernativo quedaron sellados desde el mismo 14 de mayo de 1811. El único bochinche ocurrido esa noche parece ser el tropezón que alguien dio en la oscuridad y volteó una silla que puede apreciarse en el billete de nuestro G. 10.000 y que los que saben dicen haber ocurrido durante la emancipación de la Argentina.

    Pero como nos creemos dueños de la mandioca, de la cachaca y del león, nos creemos habilitados para sentirnos también dueños de todo lo que hace la Argentina.

    Hace tiempo que los gobiernos paraguayos acarrean una manera peculiar de encarar las cosas de Estado. La política tradicional del populismo barato se truncó aparentemente con la elección de los no políticos partidarios cotidianos y así nos fue con Wasmosy, Lugo y así también nos sigue yendo, con el tiro por la culata.

    Los partidos políticos designan parlamentarios mediocres, eligen gobernadores e intendentes municipales junto a sus concejales extirpados del escombro del mismo tenor y entonces la posibilidad de desarrollar el país sigue archivada en la lista de la agria, larga, impaciente y podrida espera.

    El último día del mes de mayo de este año, una ciudadana norteamericana de 44 años ganó la lotería de ese fin de semana. El premio fue de 3 millones de dólares y la neoyorquina comentó que cansada del trabajo y de su jefe se puso a defecar sobre el mismo escritorio de su director y que por tantos años soportó la mierda que le dispensaron durante sus años de trabajo. Para más se preparó con un mejunje especial de comida mexicana, así que la cosa habrá picado aun más de la cuenta.

    Si le vamos a imitar a esta neoyorquina no creo que tengamos disponibles todos los escritorios que cumplan el papel del inodoro ni la cantidad de papel a usarse después del vaciado de las tripas.

    “Aháta sapy’aite karai juez rendápe” dice el paraguayo, en idioma guaraní, cuando enfila hacia el fondo y la derecha para ocupar la letrina.

    El abogado Paraguayo “Payo” Cubas despachó su mierda en el despacho del juez Amílcar Marecos de Ciudad del Este y argumentó que lo hizo en protesta “contra los que se burlan de la gente menos favorecida y por las grandes cagadas diarias que se hacen contra el pueblo”.

    Si la neoyorquina viniera al Paraguay, a juntarse con Payo, estimo que faltarán escritorios, laxantes y elementos de limpieza en casi todas las oficinas públicas de este país…

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 15 noviembre, 2016, 8:09 am
  3. El juez sabe, o no?
    22 octubre, 2016

    La imputación de tres manifestantes por la Ley 323/55 de parte de los fiscales Analía Rodríguez y Elvio Aguilera, proceso que fue aceptado por los jueces Camaristas, Isidro González, Aniceto Amarilla y Mirta Meza generó un fuerte debate sobre la aplicación de esta norma. Para muchos profesionales es una ley vigente porque nunca que suprimida por otra norma. Para otros sin embargo, está derogada, pues fue incorporada al antiguo Código Penal que fue reemplazado y por ende derogada en todos sus términos por el nuevo Código Penal. Hasta es aceptable que haya dudas entre los abogados pero es inadmisible que jueces y fiscales desconozcan al respecto. Peor aun, la máxima autoridad judicial, los ministros de la Corte Suprema de Justicia plasmaron su ignorancia y desconocimiento de la ley al pedir un informe a la Cámara de Senadores sobre la vigencia o no de la ley en cuestión. Son los que deben cumplir y hacer cumplir la Constitución Nacional y las leyes de la república pero ni siquiera saben si una ley está vigente o no.
    Sería hasta jocoso si no fuera que esta ley fue utilizada para procesar y encarcelar a una persona hace 30 días y a otros dos que responden el proceso en libertad. Sería tan chistoso si no fuera que el proceso en cuestión casi mata en la cárcel al abogado Paraguayo Cubas, debido a las condiciones infrahumanas a las que estaba sometido, al igual que miles de presos en la penitenciaría regional de Ciudad del Este. Sería un chiste, que los máximos sabiondos de derecho del país pregunten a los senadores si sirve o no una ley si no fuera que miles de compatriotas son sometidos a una justicia arbitraria y cruel con argumentos antojadizos de jueces y fiscales del país. Este pedido de informe es la prueba palpable de la ignorancia de la ley por parte de nada más y nada menos que los ministros de la Corte!!!
    Y pensar que en manos de estos está nuestra justicia. Los que deben mediar para que haya paz social, de velar por los derechos de todos los ciudadanos de este país.
    El aforismo iura novit curia (el juez conoce el derecho), un antiguo principio presupone que los jueces conocen las normas que deben aplicar a los hechos alegados y probados. En este caso: cómo van aplicar el derecho si ni siquiera saben si la ley está vigente o no.
    Desde el momento en que hay una contradicción tal, porque en primera instancia la juez Alba Meza había rechazado la imputación por tratarse de una norma derogada, pero después los camaristas la aceptaron, generaron la duda. Son decisiones contradictorias que solo demuestran la falta de criterio unificado en sus actuaciones.
    Los ministros de la Corte mostraron a todas luces que ignoran las leyes de la república. Imagínese los jueces y fiscales nombrados por padrinos políticos! Estas barbaridades son las que colman a toda la ciudadanía que se está revelando contra este perverso sistema judicial que en vez de administrar justicia, lo que hace es alimentar la desconfianza porque no sabemos si el juez sabe o no el derecho, que debe aplicar cuando acudimos a pedir Justicia.

    Por Tereza Fretes.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 noviembre, 2016, 8:07 am
  4. Más acá de Calle Última
    24 octubre, 2016

    La cruzada iniciada por el abogado Paraguayo Cubas para poner en evidencia la corrupción en la Municipalidad de Ciudad del Este, la Gobernación del Alto Paraná, el Ministerio Público y la justicia en el Alto Paraná, sigue dando que hablar. Por fin, luego de más de un mes, las autoridades de Asunción están ocupándose del caso, que exhibe el perverso manejo de las instituciones en nuestra región y que pone en absoluto estado de indefensión a los ciudadanos comunes.
    Ahora el Consejo de la Superintendencia de la Corte Suprema de Justicia pidió que el expediente contra Paraguayo Cubas, Celso Miranda y Jorge Brítez sea auditado. Paralelamente, la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados solicitó varios informes a la Penitenciaría Regional sobre el maltrato del que fue objeto el abogado Cubas, de parte de guardiacárceles, lo que le costó que actualmente esté internado en un sanatorio privado, con una costilla fisurada.
    El hecho de que las autoridades de la capital, que por años se interesaron en Ciudad del Este, solamente para recibir los maletines de la coima, se ocupen de este caso es un gran paso. Es que lamentablemente nuestros gobernantes y con ellos también nuestros representantes departamentales, centran más su atención y energía hacia los problemas que se debaten en la capital del país.
    En el interior los caciques son verdaderos emperadores, que manejan con absoluta impunidad para sus intereses personales las instituciones, amparados en el compadrazgo, las amistades y otros tipos de intereses que nada tienen que ver con la institucionalidad y el respeto a las leyes. Siempre fue así. Las denuncias y los grandes desfalcos, los monumentos a la corrupción nunca fueron investigados, porque fiscales y jueces, tanto o más corruptos como los denunciados, siempre buscaron la forma de evitar la investigación. En ese contexto, las denuncias servían solamente para que fiscales y jueces aumenten su caché de la coima, para que todo quede en la impunidad y que los denunciantes terminen siendo perseguidos. Este siempre fue el principal motor, abono y oxígeno para la buena vida de la impunidad y la corrupción, y consecuentemente para el desaliento y el desinterés del ciudadano para formular denuncias.
    Nuestra región sigue sufriendo este mal. Afortunadamente aparecen algunos pocos ciudadanos que tienen el coraje de enfrentar a un sistema corrupto para dejarlo en evidencia. Es de esperar que este interés de las instituciones de la metrópoli, sea el inicio para la institucionalidad, el respeto a las leyes y por sobre todo que sirva de motivación para que la ciudadanía también tome el valor de poner en evidencia a los sinvergüenzas, que diariamente están destruyendo a la República.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 24 octubre, 2016, 7:24 am
  5. ¿Quién le teme a Paraguayo Cubas?

    Por Andrés Colmán Gutiérrez

    Cuentan que últimamente varios jueces, fiscales y funcionarios judiciales del Alto Paraná han tenido que cancelar todas sus visitas a la cárcel regional de Ciudad del Este, por miedo a toparse con un abogado preso, de cabeza rapada, mano dura y cinto veloz. O al menos asegurarse de que el mismo permanezca debidamente encerrado, esposado y aislado… por las dudas.

    El abogado Paraguayo Antonio Cubas Colomés, conocido dirigente contestatario colorado desde la época de la dictadura, cuando activaba en un movimiento gremial en Derecho UNA, se ha convertido en la figura emblemática de un frente ciudadano opositor que cuestiona a la compleja estructura de poder político y económico en la zona de la Triple Frontera.

    Junto con el concejal Celso Miranda, que encarna al satírico personaje político Kelembu, y el joven empresario Jorge Brítez, Payo Cubas ha conformado un trío disidente que apunta sus dardos contra el llamado clan Zacarías –grupo familiar que maneja la Municipalidad de CDE y la Gobernación de Alto Paraná y que además controla otras instituciones–, pero también contra la corrupta administración de Justicia y Fiscalía en la región y el resto del país.

    Controvertido, polémico, con un pasado en que ha hecho alianzas con algunos de los sectores a quienes hoy ataca, a veces violento y no muy riguroso en sus denuncias, Payo Cubas ha tenido la habilidad de estrenar un escatológico estilo de hacer política que le generó alto impacto mediático, primero pintando grafitis acusatorios en las paredes de la Fiscalía regional junto a sus dos compañeros y luego al golpear con su cinturón al juez Amilcar Marecos y defecar en su despacho, el pasado 23 de setiembre.

    Era la primera vez que alguien expresaba de manera tan gráfica y nauseabunda su opinión sobre la administración de la Justicia. Los tres acabaron imputados, pero mientras Jorge y Kelembu salieron con libertad sustitutiva, Payo siguió preso y su caso se fue agravando, cuando en la cárcel volvió a agredir con su cinto a otro juez, Víctor Bordón, a quien encontró visitando la cárcel. Aunque hay quienes dicen que Bordón es uno de los pocos jueces que hacen bien las cosas, el abogado ha asumido una cruzada contra toda la estructura judicial y no hace distinciones.

    Payo es una versión guaraní del justiciero enmascarado del cómic V de Vendetta. Una especie de Guy Fawkes trifronterizo con los pantalones bajos, que se propone corregir a cintarazos a quienes él considera corruptos.

    Se ha vuelto una presencia incómoda, tanto afuera como dentro de la cárcel, y los dueños del poder no saben qué hacer con él. Tras una denuncia sobre torturas sufridas en la prisión, ayer el juez Carlos Vera le concedió la libertad con medidas, pero Payo rechaza esa concesión graciosa y prefiere seguir adentro.

    Desde allí su cinto sigue golpeando, de otras maneras.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 22 octubre, 2016, 6:45 am
  6. Vergonzoso e indignante
    21 octubre, 2016
    El abogado Paraguayo Cubas fue sometido a una brutal golpiza el martes pasado por un grupo de guardiacárceles, durante un incidente en la cárcel regional. Desde ese día, su esposa Yolanda Paredes pidió al juez de Garantía, Marino Méndez que le conceda un permiso para ser asistido en un hospital, considerando que además de las lesiones provocadas por la brutalidad de los guardias, padece de una dermatitis, hipertensión y es celiaco. Ese martes, la esposa de Cubas aguardó una respuesta del juez, hasta las 22:00 horas para recibir un: No. El miércoles, volvió a visitar a su esposo y lo encontró peor, nuevamente recurrió al juez Méndez, quien estaba de turno. Ese día a las 19:30 dictó otra providencia y ni siquiera informó a la parte interesada. Cuando una periodista de nuestro diario le preguntó, el juez Méndez de forma prepotente respondió que los abogados se informen en la secretaría del juzgado. Para entonces, Paredes ya había perdido las esperanzas y a las 19:00 había ido a su casa. Cuando supo que el magistrado dictó una providencia, volvió al juzgado pero se encontró con las oficinas cerradas y ni los actuarios ni el juez Méndez le atendieron el teléfono. Nuevamente se quedó sin nada. Ayer a la mañana, le informaron que de nuevo se rechazó el pedido de permiso para su esposo que seguía mal a causa de las afecciones varias. Le dijeron que recurra por las vías que corresponden porque “no se trata de una urgencia”.
    Cubas estaba asilado en una celda con cuarenta grados de calor, su dermatitis atípica se agravó causándole irritaciones y ronchas en todo el cuerpo, además, le subió la presión arterial. El abogado perseguido político por la Fiscalía y el Poder Judicial esteño no fue auxiliado sino hasta que se desmayó en la cárcel, ayer a la tarde y tuvo que ser sacado de urgencias para ingresarlo a un hospital. Los médicos confirmaron que tenía una costilla fracturada que comprometía su pulmón y que su cuadro de nervios y presión alta lo tenían al borde de un colapso.
    Los jueces de garantías, en este caso Marino Méndez, tiene la obligación de controlar el cumplimiento de todos los principios y garantías establecidos en la Constitución, en el Derecho Internacional vigente y en el Código Procesal Penal, durante la tramitación del proceso. En este caso, Méndez con una irresponsabilidad tremenda, atribuyéndose funciones de médico le negó varias veces el permiso a Cubas con el argumento que no era un caso urgente. Humilló a la señora Paredes, sometiéndola a innecesarias esperas e idas y venidas para negarle nuevamente el pedido atención médica.
    A todas luces, los administradores de la justicia en el Este demuestran una bajeza tal que se toman la revancha contra la persona que cintareó a dos jueces, y se aseguran de que el castigo sea implacable al punto de jugar con la vida del procesado. Vergonzoso e indignante.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 21 octubre, 2016, 7:42 am
  7. Vergonzosa persecución
    19 octubre, 2016 0 166

    El gran pecado de Paraguayo Cubas fue dejar en evidencia la complicidad y el sometimiento del Ministerio Público al poder político de la familia Zacarías. Cubas, Jorge Brítez y el concejal Celso Miranda fueron a la Fiscalía para reclamar la preparación del camino a la impunidad que están perpetrando los fiscales Cinthia Leiva y Alfredo Ramos Manzur. El primero tiene a su cargo la investigación de la muerte de una niña en una plaza que contaba con una conexión eléctrica precaria y que fue refaccionada por la administración de la intendente Sandra Zacarías. En tanto que Manzur fue asignado para investigar las denuncias de negociados en la adjudicación de la merienda escolar.
    Ambas causas no prosperan. En cambio, luego de la pintata que protagonizó Cubas con sus compañeros Brítez y Miranda, todo el aparato represivo de la Fiscalía y de la policía se movilizó y antes de una hora los tres ya estaban detenidos.
    Esa misma noche 20 fiscales del Alto Paraná, con el adjunto Alejo Vera a la cabeza, se reunieron para pergeñar una imputación contra los tres, para ello recurrieron a una Ley derogada y los acusaron de otros delitos que según las filmaciones difundidas ampliamente, nunca fueron cometidos, como la destrucción de muebles del Ministerio Público.
    A partir de allí, nunca ni la Fiscalía ni la justicia tuvo tanta rapidez ni efectividad para mantenerlos recluidos. Brítez y Miranda lograron su libertad ambulatoria, en tanto que Cubas, fue remitido a la Penitenciaría Regional, donde a diario se evidencia el ensañamiento y la persecución. De esta forma vergonzosamente, luego de 27 años de democracia, se puede hablar que en Ciudad del Este el abogado Paraguayo Cubas, está detenido por motivos políticos, porque sus denuncias de la corrupción en la Fiscalía, en el Poder Judicial, en la Municipalidad de Ciudad del Este y en la Gobernación del Alto Paraná, molestan a quienes actualmente manejan los hilos del poder y tienen como títeres a jueces, fiscales, policías y otros funcionarios públicos.
    Ayer se difundieron las imágenes de la brutalidad a la que fue sometido el abogado Paraguayo Cubas dentro de la Penitenciaría Regional, donde recibió varios golpes de los guardiacárceles, al igual que su esposa Yolanda Paredes. La Ley de fueros, utilizada como garrote por los fiscales de Ciudad del Este, no existe. Eso ya lo sabe hasta el ciudadano menos informado, pero inexplicablemente, ni la Corte Suprema de Justicia ni la Fiscalía General están reaccionando para enmendar esta vergonzosa persecución, que retrotrae al país a la época de la barbarie.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 octubre, 2016, 5:23 am
  8. Paraguayo Cubas: Ley de Fueros y Ley del Talión para blindar privilegios
    17 octubre, 2016

    Por: Abog. Jorge Rubén Vasconcellos
    Aproximadamente 40 años atrás conocí la cárcel de Tacumbú, cuando fui a visitar a un abogado preso por violación de la “resucitada” ley de fueros. El procesamiento y privación de libertad del Dr. Carlos Antonio Vasconsellos López -según recuerdo- se justificaba en la “molestia” que provocara a las autoridades judiciales de turno, haber reclamado celeridad en la regulación de sus honorarios profesionales, cajoneado durante mucho tiempo, en el despacho de Juan Félix Morales, entonces presidente de la Corte Suprema, habiendo asumido la calidad de denunciante Clotildo Jiménez Benítez, fiscal General del Estado.

    La misma ley, aunque en circunstancias absolutamente distintas y en un escenario histórico que pretende ser diferente, nuevamente es objeto de debate.

    Ya he sentado posición respecto a los hechos protagonizados por Paraguayo Cubas, y creo innecesario reiterarla; también he sostenido (y sigo sosteniendo) que la Ley Nº 323 ha sido derogada, junto con el Código Penal del año 1914.

    Sin embargo, la reciente decisión de un Tribunal de Apelaciones del Alto Paraná, que sostiene lo contrario, debe movernos a la reflexión, para tratar de entender las razones del apego a la tesis de que la norma derogada, sigue vigente.

    Asumiendo el riesgo de “molestar” a algún magistrado, y pasar a engrosar la lista de presos por violar sus “fueros”, corresponde dejar en claro, nada más de inicio, que el coraje y la valentía requeridos para que un juez, de la instancia que fuere, declare derogada (no vigente) la Ley que le otorga (a si mismo) extraordinarios privilegios, no son atributos extendidos en nuestro sistema judicial.

    La Ley Nº 323, sancionada en agosto de 1949, y promulgada en noviembre de 1955 (seis años después), tenía como propósito reglamentar el Art. 87 de la Constitución promulgada por Decreto Ley Nº 2242, de fecha 10 de julio de 1940, que textualmente decía: “…Ningún Magistrado judicial puede ser molestado por decisiones tomadas en el ejercicio de sus funciones, ni arrestado si no en caso de ser sorprendido en delito infraganti. Cualquier queja o acusación contra ellos debe ventilarse exclusivamente ante la Corte Suprema…”.

    En coincidencia y con los mismos términos que la norma Constitucional reglamentada, el Artículo 2º de la ley 323 dice “…El que molestare a los miembros de la Corte Suprema de Justicia, del tribunal de Cuentas, de los Tribunales de Apelación, jueces de Primera Instancia, Fiscal General del Estado, Agentes Fiscales y Defensores de Menores, por decisiones tomadas en el ejercicio de sus funciones, será castigado con las mismas penas establecidas en el artículo anterior. Los miembros de la Honorable Cámara de Senadores de Representantes y el Consejo de Estado por las opiniones que emitieren en el desempeño de su mandato referente de las decisiones de los Magistrados Judiciales, no están sujetos a ninguna responsabilidad…”.

    Dicha disposición legal, que según un Tribunal del Alto Paraná, está vigente, tiene – a partir de ello – una particular “vigencia selectiva”, que recicla y revitaliza aquella frase que se atribuye a Stroessner (aunque creo que no es de su autoría): “Para los amigos todo, para los enemigos, la Ley”.-

    Si la ley de Fueros estuviere vigente, los miembros de la Corte Suprema no podrían haber sido sometidos a Juicio Político, por las causales de desconocimiento de ley y/o prevaricato, como tampoco se podría procesar a los Fiscales y Jueces Inferiores por los mismos motivos. Ni siquiera la prensa podría ejercer libremente su función de criticar los fallos judiciales o a los jueces responsables de dictarlos, a pesar que “…Las calidades personales del juez son conceptos pragmáticos que se miden y evalúan con los resultados siempre variables de las sentencias judiciales…” (Osvaldo Alfredo Gozaini; Derecho Procesal Constitucional).

    Pero, ya la Constitución de 1967, se encargó de excluir el régimen de “Fueros”, extendiendo el régimen de inmunidades a los integrantes del Poder Judicial, y posteriormente la Constitución de 1992, proclamó: “…La crítica a los fallos es libre…”. En otros términos, aunque mi crítica “moleste”, no podrá ser utilizada como causa o fundamento de un proceso judicial, y mucho menos de un encarcelamiento.

    Más arriba decía que eran necesarios valentía y coraje para reconocer, desde el interior del sistema judicial, que la ley Nº 323 no está vigente, pero hace falta – además – honestidad intelectual, para reconocer que, independientemente de ello, es abiertamente inconstitucional, sin embargo, el hecho de que Paraguayo Cubas esté procesado por su presunta violación, demuestra claramente que nuestro Poder Judicial se resiste a asumir su condición Republicana, defendiendo privilegios autoritarios heredados del sistema Monárquico, Medieval y Absolutista.

    En medio de un mundo que hace años ha adoptado el principio de la mínima intervención, del derecho penal mínimo, en el Paraguay, seguimos el camino inverso, procurando la expansión permanente del sistema represivo, aún al costo de desconocer la vigencia de las reglas básicas del Estado de Derecho.

    A partir de la decisión del Tribunal de Apelaciones del Alto Paraná, que posiblemente vaya a ser confirmado por la Corte Suprema, la sociedad deberá cuidarse bien de criticar a los jueces y fiscales, por sus fallos o decisiones, porque según el Diccionario de la Lengua Española el término “Molestar” utilizado por la ley derogada, significa “…Causar fastidio o malestar a alguien…Ofenderse, enfadarse ligeramente. Se molestó con él por lo que le dijo…”.-

    La consigna de nuestro sistema judicial es clara: Devolver a Cubas golpe por golpe, aunque sea aplicando una ley derogada, o suspendiéndole en la matrícula de abogado, aunque su “fundamento” sea un incidente en protagonizado en condición de recluso. Hoy será la ley de Fueros, mañana la Ley del Talión (ojo por ojo y diente por diente), con un solo propósito: blindar ilegales privilegios.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 17 octubre, 2016, 6:09 pm
  9. Pagaremos todos
    13 octubre, 2016 0 24

    El abogado Paraguayo Cubas continúa recluido en la cárcel regional de Ciudad del Este en un proceso absolutamente irregular desde sus inicios y que evidencia una brutal persecución, fundada solamente en el capricho de los funcionarios públicos, porque el abogado desnudó la corrupción, la complicidad y sumisión de los fiscales que deberían investigar las graves denuncias que tienen en sus unidades.
    Ayer Cubas recibió la visita del vicecónsul de los Estados Unidos, que se interesó por su situación y reveló datos sobre las condiciones en que se encuentra recluido, para elevar un informe a su gobierno, dado que Cubas es nacido en el país del norte.
    Desde su reclusión Paraguayo Cubas sigue denunciando una serie de irregularidades en el sistema penitenciario, como se publicó ayer en nuestro diario. Así mediante la denuncia del abogado, “preso político” en tiempo de democracia, se confirma que los internos con prisión preventivas, están mezclados con los condenados, como se reiteró en varios informes del Mecanismo de Prevención de la Tortura. Así el sistema penitenciario antes que buscar la reinserción social de los detenidos, los convierte en peligrosos delincuentes, al poner a todos en una misma bolsa, violando inclusive preceptos legales. Pero, reclamar el respeto a la ley es un absurdo dado que increíblemente nuestras autoridades se mofan diariamente de la constitución y las leyes, como si fuera que todavía vivimos en la barbarie.
    En un escrito presentado a las autoridades del Penal el abogado Paraguayo Cubas denunció todas las irregularidades que se perpetran dentro de la Cárcel Regional de Ciudad del Este y adelantó que pedirá una indemnización al Estado por los daños morales que está sufriendo dentro del penal. Es lo que corresponde. El Estado Paraguayo ya perdió varias demandas sobre Derecho Humanos en la Corte Interamericana y debió indemnizar con fuertes sumas de dinero a las víctimas. Lamentablemente, cuando esto termine y el abogado Cubas gane al Estado Paraguayo por esta aberrante persecución, seremos todos los ciudadanos paraguayos quienes pagaremos con nuestros impuestos, la irresponsabilidad, el ensañamiento y la falta de idoneidad de quienes tienen actualmente a su cargo la administración de justicia en nuestro país.
    Indignante desde todo punto de vista.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 13 octubre, 2016, 9:34 am
  10. El martirio de los presos de CDE

    Posteado por Alberto Candia el 11-10-2016

    Hoy, una víctima de la inquisición gubernamental, Paraguayo Cubas, preso en la cárcel de Ciudad del Este por “hacer lío” contra la corrupción oficial imperante, denunció desde la penitenciaría que más de 200 presos comunes ya han cumplido sus condenas, pero que aún siguen encarcelados por desidia, pereza y menoscabo. Y lo más importante de cuanto expresó, es aquella observación sobre la mafia estructurada para exprimir y luego abandonar a su suerte a los internos… como si fuera un campo de concentración nazi.

    “Aquí hay un gran movimiento telúrico solapado” dijo. Además confirmó: “hay un negocio subterráneo protagonizado por las mismas autoridades oficiales, sin que esta situación deje vislumbrar alguna solución a la libertad de estas personas, injustamente retenidas”.

    Pero, ¿Dónde radica este problema general que se ha diseminado por las cárceles de la república? ¿Por qué los tribunales atropellan la conciencia, la igualdad, la inocencia y la libertad de las personas? Sin titubeos podemos afirmar que el centro, el núcleo, el meollo del problema es la “justicia paraguaya”, estamento que se ha dedicado a cristalizar lucros y no a impartir justicia, mucho menos, a esclarecer la verdad y abonar la legitimidad. Fiscales, jueces y magistrados, los servidores de Temis, diosa de la justicia, cometen una afrenta contra su inmaculada integridad. Némesis en cambio, está indignado y se encargará de los impíos, donde derramará las terribles “ira de los mansos”.

    La justicia como institución, fue montada y sostenida por el Presupuesto General de la Nación, elaborado cada año. La edificación de una infraestructura que administre e implemente verdad y justicia, con poderes otorgados por el pueblo para impartir decencia, ecuanimidad, equidad, rectitud, probidad y austeridad, debería ser intachables, pero es todo lo contrario, impresentable. Valores supremos que hacen al catecismo de la vida y sobre todo al ejercicio de una profesión como la jurisprudencia, son pisoteados, cercenados y triturados hasta su evaporación.

    La pobreza extrema de los reos llega al colmo en que no pueden pagar 350.000 guaraníes por un acta, no tienen para hacerlo y tampoco pudieron generarlos por su reclusión infinita. Y como están adentro persecula seculorum, ya nadie se ocupa de ellos, pasan al olvido porque no tienen dinero para “facilitar las cosas”. La situación es esta y se agudiza, muchos hasta piensan en la inmolación (suicidio).

    La metodología y su escenario con el convicto, acontece en un estadio lleno de variables donde se explota la psicología, el espíritu y el ánimo del preso, se le somete a una angustia metódica, se lo encamina a una abrumadora desesperación para así colocarlo a merced de los verdugos donde será pasible de chantajes y extorsiones económicas, es el negocio armado de los “muchachis”. Aquí entran a tallar los personajes de la perversidad, ese juego diabólico entre abogados, fiscales, jueces y magistrados para “pelar” a la víctima y dejarlos huérfanos en un estado de inanición completa.

    El modus operandi es el siguiente: “la víctima (el apresado, el interno, el desgraciado) llega a la cárcel, aquí lo recibe el secretario de la oficina de judiciales, en nombre del juez le pregunta si tiene abogado, el preso responde que ‘no’, entonces le interroga si tiene inmueble, vehículo o cosas de valor, para ese efecto lo nombran al ‘abogado de reos pobres’ que esta frente a la misma fiscalía, amigo e integrante de la banda quien realiza su ‘trabajito’ en base al libreto preestablecido. El abogado defensor atosiga y se encarga de acelerar el ‘apriete’, es el modo de proceder de la pandilla, así opera todo el esquema armado, con los fiscales y jueces de garantía incluidos”.

    ¿Y cuál es el resultado de esta tramoya? A la víctima lo dejan adentro hasta tanto transfiera todo lo que tiene, siendo desplumado milimétricamente hasta la última cuchara. Una vez logrado el traspaso de los valores que dispone, la “sociedad delictiva” se olvida del reo, entrando este en la quietud y espera interminable de su liberación que nunca llegará. Una iniquidad total.

    Aquellos ajetreos, la gestión y el vaivén de las primeras horas por la “libertad”, se acabaron porque los caudales capturados ya se distribuyeron entre los integrantes de la banda. Y al saqueado nada le quedó, tan siquiera para pagar su acta de libertad y compurgamiento, armándose un laberinto y una cadena viciosa de razones o motivos por el cual nunca el encausado logra salir de la cárcel. De ahí el hacinamiento.

    Mes a mes, el preso va sintiendo en su interior el peso karmático de la tortura sicológica. Terribles sesiones de “apriete” para que el sometido ceda y abra su caja, de un soplo desfondada. La depresión es sintomática, los males vienen todos juntos, la desolación, la soledad, el abandono, la indiferencia, la exclusión, el marginamiento, el desierto y una compelida indigencia. Aquel verso de “reinsertar a los internos en la sociedad” es pura falacia, engaño y maquinación.

    La moderna inquisición, encuadrada dentro de un marco y una discreción legal y jurídica, está para hacer trizas la libertad, la igualdad y la transparencia porque no reditúan beneficios económicos al poder corporativo. Esta doctrina maquiavélica que fuera depurada y afinada por los propios tratadistas, fue a los efectos de volverla más efectiva y beneficiosa, para favorecer a quienes ostentan el poder jurídico. El sistema está organizado para ese solo fin: recaudar lo máximo posible para el clan.

    Desmontar la desgracia o el infortunio de la gente, es una tarea ciclópea, urgente y obligatoria. Por eso la tarea de Paraguayo Cubas es valiosa e inconmensurable. Con sus peculiares armas se inmiscuyó en una cruzada nacional contra la corrupción de los tres poderes del estado, porque el estado corrupto mata al ciudadano todos los días.

    La justicia idílica tan valorada en las academias y encumbradas en los laboratorios, está siendo carcomida por la opulencia bastarda de los profesionales del derecho. Pareciera que el hombre común se verá obligado a recurrir a la “Ley del Talión” (ojo por ojo) porque la avaricia y la angurria del sistema enceguecen y destripan a todos por igual.

    Como Paraguayo Cubas, grandes revolucionarios, idealistas y ejemplares en materia de lucha y reclamos, fueron presos siendo inocentes, citamos a Espartaco, El Mío Cid, Emiliano Zapata, José Martí, Mahatma Gandhi, Martín Luther King y Nelson Mandela, quienes sufrieron el escarnio de la corruptela oficial organizada. Sin embargo, la podredumbre, la prostitución, la ilegalidad han sucumbido ante los embates de corrientes éticas y moralistas que finalmente terminan por reformar una sociedad y delinear los perfiles de una nación virtuosa.

    Por ello, finalmente, para estos menesteres, es justo y necesario que el intelecto recurra a la gran obra de Platón: “La República”, porque en ella se instituye el ordenamiento de una “justicia ideal”, de una “patria sin igual”, aquella que anhelara Carlos Miguel Giménez para todos los paraguayos, la patria soñada.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 12 octubre, 2016, 6:58 am
  11. Donación rechazada
    5 octubre, 2016 0 19

    El Ministerio de Justicia rechazó la donación del abogado Paraguayo Cubas, recluido en la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este, quien pretendía dotar de un gimnasio para los internos del penal. “En ninguna penitenciaría del país serán aceptadas donaciones o gestiones de internos que no se enmarquen en la formalidad y con total respeto de la institucionalidad”, decía el comunicado difundido por la referida cartera de Estado.
    El documento agregaba que “las debidas tramitaciones deben ser realizadas a través de los canales pertinentes ante la Dirección General de Establecimientos Penitenciarios”. “El Ministerio de Justicia recuerda que uno de los objetivos de esta administración es garantizar la seguridad de los internos y el personal penitenciario, además de establecer los mecanismos adecuados a fin de erradicar los privilegios, paso previo necesario para poder enfrentarse al desafío de la humanización y en vista de establecer las condiciones necesarias para una eficaz reinserción de las personas privadas de libertad”.
    Lo primero que la gente cuestionó es que el mismo ministro Ever Martínez aparece en las fotografías publicadas cuando fueron inauguradas las mejoras realizadas en el Penal de Tacumbú con el dinero del narcotraficante Jarvis Chimenes Pavão. Se sabe que desde siempre las cárceles recibieron donaciones de diferentes índoles de diferentes sectores. A diario llegan donaciones a las cárceles de víveres, colchones, acondicionadores de aire, productos de incautaciones de la fiscalía, o por disposición de algún juzgado. Las penitenciarías reciben donaciones, porque el Estado es incapaz de mantener cárceles en buenas condiciones. La mayoría de las penitenciarías están abarrotadas de internos que sobreviven en condiciones infrahumanas.
    Los proyectos que dio a conocer el preso Paraguayo Cubas, apuntan precisamente a realizar esas labores que el Estado está ignorando, como dotar de una biblioteca al penal, un gimnasio, escuelas de formación artística y capacitación y el fomento de actividades deportivas, de modo a hacer que estos lugares tengan un rostro más humano.
    Es de esperar que la disposición del ministro Ever Martínez esté movido por el deseo cierto de fortalecer la institucionalidad, y que no responda a la actitud inmadura de rechazar la donación solamente por provenir de un recluso, que está en la cárcel por dejar en evidencia la mediocridad, la hipocresía y la corrupción de los funcionarios públicos.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 5 octubre, 2016, 8:31 am
  12. Examen mental, ¡formen fila!

    Por Ilde Silvero

    El pintoresco Paraguayo Cubas, quien llenó de grafitis las paredes y defecó en la sala del juzgado en Ciudad del Este, se niega ahora a que le hagan un examen de su salud mental alegando que son los fiscales y jueces los que están locos. Ante tantas cosas insólitas que suceden en nuestro país, en realidad no estaría mal que todos nos sometamos a una pericia psiquiátrica en busca de recuperar el juicio y el sentido común.

    Somos uno de los países más pobres del continente, la mayor parte de la población no gana ni el sueldo mínimo y la Cámara de Diputados aprobó una ampliación de 12.000 millones de guaraníes para regalar un tercer aguinaldo y gratificaciones al personal administrativo del Congreso, cuyo salario promedio ronda los diez millones de guaraníes al mes. ¿Esto no es un signo de locura?

    Con buen criterio, se creó por ley el Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) para garantizar la reparación de los colegios públicos y la provisión de merienda y almuerzo escolar. La mayor parte de los recursos nunca se utilizó para su fin específico. Los intendentes y gobernadores que recibieron la plata y luego la usaron para sus intereses personales, deben tener algo podrido en el cerebro porque es incomprensible que roben la comida de la boca de criaturas hambrientas.

    La gente pobre que vive en casas precarias en terrenos que el río inunda cada año, no acepta trasladarse a casas de material en sitios altos alejados del centro asunceno. ¿Mentalmente está bien quien vuelve una y otra vez a una casucha que el río destruirá en poco tiempo?

    En las cercanías del local de la Conmebol y de la terminal de ómnibus de Asunción, hay niñas y niños indígenas que ofrecen servicios sexuales por unos escasos billetes. Sus padres o encargados están por ahí cerca nomás, esperando recoger la “ganancia” de los pequeños. ¿Qué gusanos dirigen la mente de semejantes proxenetas de menores?

    En el año 2000, cuando estaban por cargar más de 11 millones de dólares en un avión, en el aeropuerto “Silvio Pettirossi”, una banda se robó la plata. Sospecharon de algunos polibandis pero nadie está preso. En estos días, un motociclista chaqueño robó una oveja y fue inmediatamente detenido por la policía. ¿A quién enviamos al psiquiatra por incompetencia?

    Según los más autorizados abogados constitucionalistas, los jueces y miembros de la Corte Suprema de Justicia deben renunciar automáticamente al cumplir 75 años de edad. Los ancianos ministros de la Corte festejaron sus 75 primaveras, rodeados de nietos y bisnietos, pero, ¡oh, casualidad!, no se acordaron de renunciar. ¿Quién se atreverá a hacerles un examen de su salud mental?

    Todos estamos en libertad condicional, fuera del manicomio, porque no existe la persona que es absolutamente normal, decía un antiguo profesor de psiquiatría. Lo que hizo Paraguayo Cubas no está bien pero, si comparamos con lo que hacen importantes personajes públicos, sus actos son meras chiquilladas.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 octubre, 2016, 4:51 am
  13. Derecho a protestar

    Por Mariana Ladaga

    Un derecho humano elemental, garantizado por tratados internacionales y también por la Constitución Nacional, es la protesta. El artículo 32 señala: “Las personas tienen derecho a reunirse y a manifestarse pacíficamente, sin armas y con fines lícitos, sin necesidad de permiso”.

    ¿Qué fin más lícito para protestar, que denunciar hechos de corrupción y a un sistema judicial prestado a los intereses de grupos de poder? Pero desde hace tiempo este derecho dejó de ser tal en Ciudad del Este. Muchos de quienes lo hicieron perdieron sus trabajos, otros despojados de sus casas, coaccionados a desistir y hay quienes incluso perdieron la vida al ver que habían quedado sin nada.

    Este año aumentaron las denuncias de supuestos hechos de corrupción que se estarían dando en la administración de la Municipalidad de Ciudad del Este, gobernada desde hace más de quince años por el “clan Zacarías”, encabezado por el dirigente colorado Javier Zacarías Irún y su esposa Sandra McLeod de Zacarías (ANR), actual intendenta. Las acusaciones también alcanzaron al gobernador, cuñado de la jefa comunal, Justo Aricio Zacarías (ANR).

    El 15 de setiembre, aerosol en mano, fueron al Ministerio Público (donde las denuncias contra la intendenta y su marido no avanzan nunca) los abogados Paraguayo Cubas y Jorge Brítez y el concejal municipal local Celso “Kelembu” Miranda. Protestaron escribiendo epítetos en las paredes para escrachar a dos fiscales “que responden al clan”.

    El Ministerio Público en pleno montó en cólera. Los fiscales ordenaron la prisión de los abogados y el concejal por daño a la cosa pública y coacción, figuras que no constituyen crímenes y que no ameritan cárcel en la mayoría de los casos. “Violación de la Ley de Fueros”, de 1955, fue la tercera imputación, rechazada por el Juzgado. Para los gremios de abogados, estas detenciones son ilegales y son una persecución política. Señalan que si los fiscales escrachados se sentían ofendidos, debieron iniciar una demanda por difamación y calumnia.

    Lo que vino después, como que Paraguayo Cubas haya defecado en el despacho de un juez, la Justicia misma provocó al violar preceptos constitucionales, como el derecho a la protesta, para proteger los intereses de un grupo de poder que se impone a cualquier costo en el Este.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 octubre, 2016, 4:37 am
  14. Presos políticos
    1 octubre, 2016 0 22

    El caso del encarcelamiento del abogado Paraguayo Cubas y de sus compañeros Jorge Brítez y el concejal Celso Miranda está demostrando al país que tan peligrosa puede ser una institución y un Estado cuando están en manos de personajes inmaduros, inescrupulosos y corruptos.
    La indignación de estos tres ciudadanos provocada por la grosera y vergonzosa corrupción en la Municipalidad de Ciudad del Este, que desembocó en la muerte de una niña que jugaba en una plaza cuya refacción fue sobrefacturada y adjudicada a una empresa de amigos de los administradores municipales. Lainuz es el nombre de la firma que hizo los trabajos. Es el nombre que utilizó el exfuncionario municipal convertido en empresario, Jordan Peralta, para crear una nueva firma luego de ser sancionado por Contrataciones Públicas por negociados con obras durante la administración del entonces gobernador Nelson Aguinagalde.
    Lainuz acapara las adjudicaciones en la administración Zacarías. En la plaza refaccionada por Lainuz la niña Sara Amapola Insfran pisó un cable pelado eletrificado y murió luego de 17 días de agonía. El caso va a la impunidad porque los fiscales de Ciudad del Este buscaron la forma de embarrar el caso y terminaron culpando a un pobre electricista. El proceso está en la unidad de Cinthia Leiva, quien está llevando el caso a su extinción.
    En otro caso, desde hace tiempo padres y directores vienen quejándose de las galletitas rompedientes distribuidas por la Gobernación del Alto Paraná, administrada por Justo Zacarías Irún. La mala calidad de los productos salta a la vista y según las denuncias fueron facturadas al precio de G. 20 mil el kilo cuando que en el mercado se comercializa a apenas G. 4.000. Debido a la corrupción y la desconfianza hacia la Fiscalía de Ciudad del Este, la denuncia se había presentado en Asunción y fue derivada a la unidad del fiscal Alfredo Ramos Manzur de dudosas actuaciones en los controles de alcotest, quien no hizo ningún procedimiento para la investigar las irregularidades. Estos dos emblemáticos casos indignaron a Cubas, Brítez y Miranda, y acudieron a la Fiscalía para poner en evidencia a estos “representantes” de la sociedad.
    Lo que vino después ya es de conocimiento público, una sucesión de aberraciones y abusos que dejaron en evidencia la podredumbre de la cueva hampones denominada Fiscalía de Ciudad del Este. Resulta ahora que los denunciantes están presos en una ciudad donde se arraiga el crimen organizado, evasiones, falsificadores y traficantes de toda laya.
    El fiscal Alejo Vera y sus colaboradores pasarán así a la historia como los responsables de ser los artífices de la figura de presos políticos y de poner la justicia y las instituciones al servicio de intereses de una claque que mantiene sometida a la población.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 1 octubre, 2016, 9:56 am
  15. Impunidad

    Nuestro diario publicó ayer el caso de una asistente fiscal que en el año 2008 había sido detenida y procesada por coima, extorsión, producción de documento público de contenido falso y usurpación de funciones públicas. Según los antecedentes, la funcionaria, con otros cómplices fabricaron una carpeta de investigación para chantajear con 20.000 dólares a directivos de una empresa.
    Un operativo encabezado por el entonces fiscal de Marcas, Eduardo Cazenave, llevó detenida a la funcionaria. A pesar del grave caso de corrupción, la asistente fiscal nunca fue desvinculada del Ministerio Público y actualmente cumple funciones en el departamento de Control de Gestión de Audiencias y Juicios Orales, dependiente de la Fiscalía Adjunta. Es decir, trabaja directamente con el fiscal adjunto Alejo Vera. Este último cuando fue consultado sobre los antecedentes de la funcionaria, se excusó señalando que el episodio sucedió durante otra administración.
    Es el mismo Ministerio Público, que ordenó la detención de tres ciudadanos, por manifestarse en la oficina de dos cuestionados fiscales. En el mismo Ministerio Público se redactó un acta de imputación llena de errores gramaticales, basada en una ley derogada, e inclusive errores conceptuales, al solicitar “la obligación de salir del país” para los imputados. Un escrito, que antes que mover la risa y la burla, da como para llorar por tener semejantes funcionarios, que además de mediocres son sospechosos de corrupción y tienen todavía el tupé de perseguir a ciudadanos que le reclaman eficiencia y honestidad.
    “El Ministerio Público es un órgano con autonomía funcional y administrativa, que representa a la sociedad ante los órganos jurisdiccionales para velar por el respeto de los derechos y de las garantías constitucionales; promover la acción penal pública en defensa del patrimonio público y social, del medio ambiente y de otros intereses difusos y de los derechos de los pueblos indígenas, y ejercer la acción penal en los casos en que para iniciarla o proseguirla no fuese necesaria instancia de parte”, dice en su artículo 1 la Ley Orgánica del Ministerio Público.
    Aquí cabe la pregunta, representan realmente estos funcionarios a la sociedad altoparanaense? ¿Puede sentirse la sociedad representada por estos funcionarios? ¿Saben acaso estos hombres y mujeres que su obligación es velar por el respeto de los derechos y garantías constitucionales, cuando que ellos son los primeros violadores de esos derechos? ¿Qué méritos o logros por ejemplo, puede exhibir la fiscalía de Ciudad del Este, ante la sociedad esteña, a la cual supuestamente representa, en el combate la corrupción y la defensa del patrimonio público?
    Lamentablemente la institución está en manos de personas, que responden a una claque y que pueden pasar por alto y pisotear todas las leyes, para proteger intereses y garantizar la impunidad de los amigos. Cientos de casos mueren así y quedan impunes, porque los fiscales no mueven los expedientes y esperan que fenezcan los plazos. Vergonzoso.

    http://www.vanguardia.com.py/v1/index.php/component/k2/item/48903-impunidad

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 28 septiembre, 2016, 5:39 am
  16. LOCURA E IMPOTENCIA
    Andrés Granje
    Lo realizado por el conocido abogado y dirigente político Paraguayo Cubas en el despacho de un juez en Ciudad del Este y la reacción de la gente con relación al suceso deja mucho para el comentario. Por una parte es inaudito e increíble que un ex parlamentario, fue por un periodo diputado nacional, llegue a los excesos cometidos en los últimos tiempos, su comportamiento de absoluta rebeldía e irreverencia ante las autoridades constituidas, entiéndase policías, fiscales y jueces, lo coloca en una posición enteramente polémica, pues mientras muchos consideran estos excesos que le llevó a defecar en la propia oficina del juez que entiende en su causa, como algo abominable y ridículo que es impropio de un abogado y ex parlamentario que lo coloca en una posición difícil ante la opinión pública.
    Sin embargo y esto es lo curioso y que debe mover a la reflexión y al estudio de las masas o los grandes conglomerados humanos. Una gran parte de la población esteña está a favor de la posición adoptada por Paraguayo Cubas, pues entiende que a la justicia vigente está degradada a tal punto que nadie la respeta ni confía en ella y no puede sus componentes ser tratados con reverencia o corrección ya que solamente la burla y el desprecio profundo de la sociedad les puede hacer ver cuán hondo es el desprecio, hastío e indignación que genera en la población. Ante una situación desesperada como la que se vive en el este donde una familia tiene un poder político importante e influye de manera decidida en los otros actores políticos.
    En efecto, en ciudad del este todo está patas para arriba, gran parte de la población, exceptuando a los paniaguados beneficiados económicamente por el corrupto poder, celebra y apoya la gestión de la familia Zacarías, el resto clama por cambios que devuelva un poco de paz, tranquilidad y justicia, que se refleje con una mejor educación y salud para la población, que según las denuncias padecen de forma preocupante las carencias que se ven en estos rubros fruto de la manera arbitraria en que se maneja el departamento y la ciudad por parte de sus autoridades.
    Si tan solo un 20 % de las denuncias fueran ciertas tanto la Intendente Sandra Mac Leod y el gobernador Justo Zacarías tendrían que ser removidos de sus cargos, obviamente el poder de la corrupción se da por las amistades y alianzas políticas con que cuentan en la capital, de parte del gobierno nacional y el oficialismo colorado que genera el blindaje político que tiene del legislativo y del Poder Judicial para cometer las tropelías denunciadas, por eso quizás y en medio de la desesperación y la desesperanza de una sociedad que no ve la luz al final del túnel oscuro, aplaude y apoya la impostura de un hombre que como consecuencia de una exasperación sin límites rayana a la locura no encuentra otra forma de exigir y protestar ante la injusticia sino por medio del ridículo y la insolencia de donde no se retorna jamás.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 27 septiembre, 2016, 7:29 am
  17. ESCATOLOGÍA

    Oscar Boubée

    Quien esto escribe, alguna vez ya se refirió a este tema en su página de Facebook y en algún que otro blog. Pero un nuevo acontecimiento puso nuevamente a la escatología en el tapete, aunque correspondería decir, con más precisión, en el piso del despacho de un juez.
    Veamos, primero, el gran problema que tiene la palabra escatología. Por alguna extraña razón, la RAE ha dado dos entradas para la misma palabra, lo que ha sido un error que aún no han salvado.
    Con base en la estricta etimología griega, una de las palabras debería escribirse en castellano ESJATOLOGÍA , ya que proviene del griego “eschatos” (suena más parecido a esjatós) y significa último, postrero, final y “logos” discurso, tratado, estudio. La Iglesia Católica lo define como el discurso de las cosas últimas o finales como la muerte, el juicio final, etc.
    Por su parte, ESCATOLOGÍA, tiene su origen en el griego “skor, skatos” (acá sí suena como la c en castellano) y significa excrementos.
    Bien. Ahora vayamos al tema que tiene que ver con la segunda entrada. La acción escatológica del abogado Paraguayo Cubas.
    Superada la duda entre usar las palabras cagar o defecar, quien esto escribe ha decidido usar la primera por entenderla mucho menos mal sonante que la segunda que le suena más a cosas vinculadas con la fe que con los excrementos. Hecha la aclaración, continuamos.
    Que una persona, por razones de fuerza mayor o incontinencia, se “desgracie” en un lugar público o en el público despacho de un juez ídem (público, claro) es, sin dudas, mal visto. Muy mal visto. Ahora bien: que una persona, por propia y expresa voluntad, se cague en el público despacho de un juez ídem, despierta posturas encontradas y opiniones diversas.
    Lo que hizo el abogado Paraguayo Cubas no está bien, no responde a las buenas costumbres, no es digno de una persona de bien y es una afrenta a las instituciones públicas y privadas sentando un precedente que bien podría llevar a que otras personas, alentadas por esta indecorosa actitud, realicen la misma acción ante jueces, senadores, diputados, gerentes de banco que no otorgan el crédito solicitado, profesores que no califiquen adecuadamente, deudores que despliegan innumerables argumentos tales como no tengo firma, se me acabó la chequera, no me acreditaron en el banco, etc. etc.
    Algunos defensores del abogado Paraguayo Cubas señalan que, mientras el gobierno, los representantes de los ministerios, los parlamentarios y una ristra de personas y personajes se cagan en el pueblo, la Constitución Nacional, los derechos individuales y un montón más de cosas, una cagadita en un despacho de un juez no es para armar tanto alboroto.
    Quien esto escribe, inmerso en un mar de dudas, debatiéndose entre las buenas costumbres y los enojos vehementes, escuchando los rumores del maniqueísmo intrínseco (¿?), eso que algunos identifican con diablillos y angelitos hablando a diestra y siniestra, hace días que piensa y repiensa y no logra una postura clara al respecto.
    ¿Repudiable acto? ¿Valiente muestra de lo que muchos quisieran hacer? ¿Deleznable modo de figuretismo? ¿Excelente acción de marketing?
    Nuestro objetivo es analizar, no juzgar. Queda el juicio a cargo de los amables lectores.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 26 septiembre, 2016, 10:01 am
  18. Estado autoritario

    En agosto del 2014 la entonces, ministra de Justicia y Trabajo Sheila Abed finalmente dispuso el cierre temporal de la Cárcel Regional de Varones de Ciudad del Este debido a problemas estructurales y la superpoblación de internos. Entonces la población del penal era de 1.385 reclusos, cuando que su capacidad real es para apenas 450 internos. Solo hace una semana el interventor de la cárcel regional pegaba el grito al cielo en la Junta Departamental describiendo la precariedad del penal, donde los internos duermen a la intemperie y en celdas preparadas para tres reclusos están hacinados hasta 12 personas, se quejaba el interventor, Cristian González.
    En febrero de este año se volvió a disponer el cierre temporal. En ese momento la población de la cárcel regional era de 1.200. En la actualidad se estima que la población es de 1.070 reclusos. Lo que da a entender que no hubo mucha variación respecto a la cantidad de presos que están dentro de la cárcel regional.
    En abril de este año fue detenido un contador acusado de lo que se llegó a denominar “la mega evasión”, en ese momento la cárcel regional también estaba clausurada y el detenido estuvo más de dos semanas recluido en dependencia del departamento de Delitos Económicos de la policía, hasta que finalmente, y debido a la presión de la opinión pública fue trasladado al penal de Coronel Oviedo.
    El pasado jueves fue detenido en J. Eulogio Estigarribia, departamento de Caaguazú, el abogado Paraguayo Cubas, quien ya venía protagonizando una serie de manifestaciones con diversos grados de incidentes, reclamando que la justicia investigue las denuncias de negociados con la merienda escolar, y la muerte de la niña Sara Amapola Insfrán, casos que afectan a la intendente Sandra McLeod y al gobernador Justo Zacarías Irún.
    Las actuaciones de la policía, la Fiscalía y la misma justicia en el caso de Cubas y sus compañeros Celso Miranda y Jorge Brítez, se constituyeron en una grosera demostración de abuso, arbitrariedad y persecución, dado que el haber pintarrajeado una oficina de la Fiscalía, no constituía ningún delito penal. Para ordenar la detención de los mismos, la Fiscalía apeló a una ley derogada y recurrió al rebuscado concepto de “daños a cosas de interés común”. Para el traslado de los presos se dispuso de una aparatosidad policial casi nunca vista en Ciudad del Este y cuando se realizó la audiencia, la Fiscalía fue clausurada.
    Coincidentemente, el pasado jueves, el mismo día en que Paraguayo Cubas fue detenido, el ministro de Justicia y Trabajo, Ever Martínez, dispuso la habilitación de la Cárcel Regional para recibir presos. Apenas tres días después de que el interventor haya advertido del peligro de una fuga masiva por la precariedad de la penitenciaría. La sumatoria de los hechos, es la muestra clara de que el objetivo era meter a Cubas en la cárcel de Ciudad del Este. Al mismo tiempo se dispuso que Jorge Brítez y el concejal Miranda guarden arresto domiciliario.
    Se puede cuestionar los métodos de manifestación a los que apelan estos ciudadanos. Pero los mismos recurrieron a métodos extremos, porque las instituciones están manejadas por un grupo de amigos, que ignoran y pisotean la legalidad, preparando el camino para la impunidad para graves denuncias.
    El comisionado de Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP), abogado Roque Orrego advirtió que apelar al poder punitivo para cercenar el derecho a la protesta es la construcción de un Estado autoritario. El mensaje es más que claro, suficiente motivo para alarmarse.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 26 septiembre, 2016, 7:54 am
  19. Locura
    Por Benjamín Fernández Bogado

    Cuando la racionalidad impide entender la realidad, comprenderla y modificarla por los mecanismos establecidos, no queda más espacio que recurrir a la irracionalidad y a la locura. Nos sacude, perturba, despierta nuestra hilaridad primero, asombro después, para acabar cuestionando profundamente sus causas.

    La conclusión inicial es que algo anda mal con el sujeto para luego cuestionar la razón de su locura. Y es en este momento en que los mecanismos de corrección deben ser implementados.

    Esta introducción viene a cuento por lo que acontece en Ciudad del Este donde un concejal –de metafórica denominación de Kelembu– ha denunciado enjuagues en licitaciones de alimentos realizados por la familia Zacarías, que domina políticamente la segunda ciudad en población del país.

    Harto de no tener respuestas, atacó primero en las redes sociales para luego acometer la tarea junto con otros dos abogados de escrachar a la funcionaria encargada de imputar en el caso, pero que tiene directa relación con una de las partes afectadas.

    La situación pasó de las pintatas a los cintarazos y al defeque público del abogado Cubas, pasando por otros hechos escandalosos en donde podía notarse la degradación de autoridad policial, militar y por supuesto “la majestad” de la Justicia.

    Ciertamente algo anda mal con quienes deberían andar bien y como no es posible corregir en el marco del llamado “sistema republicano” solo queda margen para expresar en hechos rayanos en la locura la degradación que han sufrido los administradores de la Justicia en el país, pero más que ningún otro sitio en zonas fronterizas donde las prácticas del far west son comunes aunque en el caso nuestro debería ser el far east (lejano este).

    Una larga connivencia con el crimen, el hampa, hechos criminales e incluso asesinatos por encargo ejecutados por las mismas fuerzas policiales han generado un nivel de impotencia que se ve incapaz de canalizarse por las vías ordinarias.

    Hasta ahora son gestos simbólicos. Para algunos ocurrentes para otros con claros signos de deterioro en la racionalidad de sus actores, pero no deben ser los síntomas los que tendrían que ser analizados sino las causas que han llevado a comportamientos de este tipo.

    Cuando alguien desafía el statu quo, este tendría que reflexionar seriamente sobre su conducta antes de que se pase a otro estadio aún más grave, donde los costos excederán en mucho las conductas personales. Por este camino se pierden la vergüenza, el honor y finalmente la libertad.

    El elogio de la locura de Erasmo de Roterdam es un ensayo valioso para entender la conducta humana y un clásico de la literatura.

    Lo que aconteció en Ciudad del Este esta semana, donde el real y metafórico defeque en sede judicial y cintarazo al magistrado de ocasión deben encender las alarmas de un sistema que resiste a comprender la gravedad de su situación y el notable peligro que supone su conducta inmoral.

    Los locos suelen decir verdades que los cuerdos callan, temen y esconden.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 25 septiembre, 2016, 3:14 pm
  20. De miedos y locuras

    Por Juan Augusto Roa

    A muchos no gustará la “forma” y las expresiones poco ortodoxas de Payo Cubas, pero estoy seguro que más de uno de quienes vieron sus actuaciones, profusamente difundidas, está de acuerdo con sus reclamos, y con que a las cosas se llamen por su nombre. Que al corrupto se le llame corrupto, que al bandido, al funcionario que cobra salarios sin trabajar se le grite en la cara que es un ladrón que está robando presupuesto para salud de la gente, dinero para la educación de los niños y jóvenes. Que a los que negociaron y negocian con el hambre del pueblo, con las tierras, dejando a familias paraguayas sin un pedazo de suelo donde trabajar, vivir, criar a sus hijos, vendepatrias y traidores.

    En un país donde nos domesticaron para no quejarnos, para tener un doble discurso siempre porque antaño decir lo que se pensaba o reclamar la verdad de las cosas era peligroso, era “subversivo”, ver a un “loco” como Payo Cubas hacer lo que hace y decir lo que dice suena a locura. Ojalá en este querido, atribulado y saqueado país por los piratas de siempre y de turno existieran al menos 100 “locos” como él. Probablemente otra sería la historia. No estaríamos tan miserables –material y moralmente– en un país donde deberíamos nadar en la abundancia que nos regala la generosa tierra, mal distribuida entre especuladores y explotadores; donde sobran recursos energéticos, pero son negociados entre bambalinas, por aquello de la soberanía alquilada al mejor postor.

    El miedo. El miedo a ser la nota que desentona; a ser el “desubicado” que reta a la “autoridá”, ese miedo con el que aprendimos a convivir como estrategia de “supervivencia” para pasar desapercibidos, sumado al analfabetismo político, nos empujan a soportar tanta corruptela, y no nos permite sacudirnos de encima a los yatebú (garrapatas) que nos vuelve una nación raquítica e incapaz, desalentando cualquier esfuerzo por salir adelante, que no sea la de los bandidos que integran sus claques de privilegio.

    Ver, sin embargo, expresadas antiguas, pero no olvidadas reivindicaciones campesinas “de oportunidad para todos”; jóvenes que exigen educación de calidad y no la mediocridad que abunda, ciudadanos que no temen denunciar a los corruptos, nos lleva a pensar que más temprano que tarde los honestos se impondrán a los bandidos, cobardes y cómodos.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 25 septiembre, 2016, 7:30 am
  21. Podredumbre

    La protesta realizada por el abogado Paraguayo Cubas, acompañado del Concejal Celso Miranda y el abogado Jorge Brítez, en sede de la Fiscalía de Ciudad del Este para expresar su indignación por la actitud complaciente y cómplice de los fiscales en casos que involucran a la familia Zacarías-McLeod, puede ser considerada como una medida extrema para manifestarse contra las autoridades. El abogado Cubas ingresó al Ministerio Público y procedió a pintar grafitis en las paredes con las inscripciones de “bandida” y “ladrona”, refiriéndose a la fiscal Cinthia Leiva, quien tiene a su cargo la investigación de la muerte de la niña Sara Amapola Insfrán, luego hizo lo mismo en la oficina del fiscal Alfredo Ramos Manzur, quien tiene que investigar las denuncias de sobrefacturaciones de la merienda escolar. En ambos casos las causas no avanzan.
    La fiscal Analía Rodríguez, esposa de un funcionario de la Municipalidad de Ciudad del Este, procedió con una celeridad nunca vista en la Fiscalía y antes de que Cubas, Miranda y Brítez ingresen a la sede del Tribunal Penal, donde también pretendían hacer lo mismo, ya aparecieron patrulleras, con policías para detenerlos.
    Lo que siguió después fue la demostración más terrible del abuso de poder, ensañamiento y de cómo pueden resultar peligroso para el estado de derecho que las instituciones estén en manos de personas absolutamente inescrupulosas que puede utilizar las instituciones y las leyes como garrote para cobrarse una venganza.
    Es inaceptable la patoteada del abogado Paraguayo Cubas, pero no justifica absolutamente de ninguna manera que se haya procedido con una aparatosidad inusitada, utilizando un enorme despliegue policial y hacerles pasar dos días en el calabozo, por una cuestión que podría considerarse una falta administrativa y que se le podría haber abierto un sumario como abogado, para aplicarle las sanciones que correspondan.
    Las actuaciones de los fiscales que estuvieron detrás de todo este procedimiento le dieron absolutamente la razón. Salta a todas luces que la Fiscalía está manejada por una camarilla de amigos, que pueden apelar a cualquier artilugio para perseguir a inocentes y proteger a delincuentes. La fiscal Rodríguez, por un mínimo de decoro y ética podría haber pasado el caso a otra fiscal, por ser esposa de un funcionario municipal y los casos denunciados afectan a la administración comunal. Sin embargo, la agente apeló a una Ley del año 55, ya derogada, para presentar su imputación y cometió errores hasta en la redacción de su escrito solicitando “la obligación de salir del país”. En el primer caso, si es por ignorancia que apeló a la referida Ley la cuestión es grave porque la representación de la ciudadanía está en manos de una funcionaria no calificada, y si lo hizo a sabiendas es más grave aún porque demuestra la falta de escrúpulos para utilizar la justicia como garrote.
    Es criticable la patoteada de Paraguayo Cubas, pero con su acto logró que la ciudadanía sea testigo de cuán podrido está el Ministerio Público de Ciudad del Este.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 24 septiembre, 2016, 7:25 am
  22. Payo: ¿un payaso exhibicionista o un ciudadano ejemplar?
    23 septiembre, 2016
    Por Sergio Etcheverry

    Esta semana Ciudad del Este se vio sacudida por la poca ortodoxa protesta hecha por Paraguayo “Payo” Cubas y el concejal Celso “Kelembu” Miranda, acompañados por el abogado Jorge Brítez. Payo y Kelembu hace tiempo que están denunciando supuestas irregularidades en la comuna esteña, salvada de la intervención por los parlamentarios.

    Hartos de expedientes cajoneados por fiscales omisos (por decir algo liviano), decidieron realizar pintatas con aerosoles en las oficinas de los fiscales.

    En la posterior detención, Payo decidió no hablar y en un acto que demuestra una locura total o un profundo simbolismo, decidió quedarse como Dios lo trajo al mundo y cubrir sus partes pudendas con lo que una periodista definió como una “diminuta toalla”. (Luego, Paraguayo Cubas fue detenido, ha de tener un récord en detencionescuando pretendía llegar a Asunción para seguir con sus pintatas).

    La “opinión pública” se dividió entre los que dicen que Payo y Kelembu son unos payasos y los que sostienen que representan la indignación general ante la justicia inclinada hacia un lado. Una cosa es cierta: estamos tan acostumbrados a las palabras “corrupción”, “coimas”, “jueces comprados”, “fiscales comprados”, que ya ni nos conmueven.

    ¿Alguien se hubiera fijado si los mencionados presentaban un escrito?

    Por otro lado, no son originales: en Estados Unidos, varios famosos anunciaron que se desnudarán si gana Hillary (entre ellos Scarlett Johansson). Para los que dicen que es poco apropiado e indigno que un abogado (como Payo) ande mostrando sus carnes, me parece que son más indignos los encorbatados que regulan millonarios honorarios al estado o que pierden casos a propósito pero siempre ganan plata.

    Lo de Payo es un golpazo a nuestra anquilosada rebeldía. Muchos estamos hartos, pero no decimos nada, salvo unas líneas en el Facebook o en mi caso, en este diario. Y ni hablar de enfrentarnos a la policía con simples pinturas. Y somos tanto o más lindos que Payo, que conste.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 24 septiembre, 2016, 7:24 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Gracias jakarupa rireguánte.8/12/16

Dejó sin pierna a motociclista y ahora suspenden el proceso

En este país, la Justicia solo trabaja medio día y a veces, ni trabaja.
Moraleja: Si tenés guita no hay problema chera'a. Kore qué injusto!
Justicia paraguaya... Paga 6 millones como "pena" por dejar sin piernas a una persona y casi dejarlo sin vida. Por algo somos la tercer peor justicia del mundo.
Un borracho platudo choca con su autazo a un humilde trabajador, a quien se le amputa su pierna y solo tiene que pagarle 6.000.000 de guaraníes, en cuotitas. Manejas alcoholizado y... Conductor pagará G. 500.000 mensuales tras choque que dejó sin pierna a guardia. Independientemente que haya habido ya un acuerdo con la víctima, qué suaves (¿?) son los castigos para conductores alcoholizados. Después dicen que el dinero no trae la felicidad.

Peichante-Py en FB ✓

Archivos

estadistas ✓

  • 969,661 visitas
Follow PARAGUAY. HA CHE RETÃ ✓ on WordPress.com

Escuche, vi y leí ✓

Banquina llena de botellas plásticas y otros desperdicios arrojados por peregrinantes. Triste realidad! La fe mueve montañas, los peregrinos... Basura #lamentable

La ambición por el poder da amnesia ... 10 años después este es el "nuevo rumbo" de Lugo, los tiempos cambian y los intereses también, jamas los politicos mantienen su palabra empeñada, sencillamente nadie resiste un archivo! Peligro para el país, sólito se está haciendo su tumba, vergüenza me da esta clase de políticos.

En San Lorenzo el cretinismo toma forma de micro que se adelanta en doble línea en pleno cruce... Consuelo: peores cosas hacen con sus chatarras todos los días

Es el primer día del pesebre y el camello ya está harto de todo. (?)

Se le armo el scrache social al borracho Alvarenga. Alto representante legislativo, "de pedo" no mató a nadie. Ndo jerai gueteri, hesa pili'upapeve omoco el guai... por eso que hasta el árbol vio que se le puso en el camino (?) Que imprudente el árbol, imputenlo por exposición al peligro, seguro era un árbol peregrinando! Lo que es la naturaleza, hasta un árbol salió huyendo de un posible accidente. Ha koa la ñande legislador, los primeros en respetarlas las quebrantan... lamentable. Cada idiota que tenemos en el país. Un criminal de raza y harto-peligroso el Diputadete éste, igual a todos los de su camarilla de farsantes y estafadores. Con "chapa cambiable"? En un país serio, estaría preso y sin permiso para conducir de por vida o presentando su renuncia a la Cámara Baja. Es un asesino potencial. Burro, borracho y cobarde. Hombre escombro.

A %d blogueros les gusta esto: