estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

López y Horacio Cartes

En el Paraguay existe la manía de la historia. Cada vez que un político quiere justificarse, dice que está en la línea de los Comuneros, del doctor Francia o de Carlos Antonio López; cada cual con su edad de oro. Ahora nos proponen volver a los tiempos de don Carlos, cuando este era el país más próspero del mundo. Declaraciones del ministro de Cultura, Fernando Griffith.

Según el ministro, no había esclavitud en tiempos de don Carlos. Falso. La esclavitud se abolió solo parcialmente por el decreto de libertad de vientres (noviembre de 1842), firmado por el entonces cónsul López. Por el decreto, los nacidos a partir del 1 de enero de 1843 quedaban libres a los 25 años (los varones) y a los 24 años (las mujeres). Sin embargo, los nacidos antes de 1843 siguieron siendo esclavos; todavía en 1868 quedaban esclavos en el Paraguay, según documentos del Archivo Nacional.

En el Archivo no existe ninguna prueba de que, con López, el analfabetismo hubiera llegado a cero, como dice el señor Griffith. Por entonces no había estadísticas sobre analfabetismo, que debía ser alto. En 1811 era muy alto: se estimaba que el 90% de la población de España era analfabeta, y el porcentaje aún mucho más elevado en las colonias americanas de España. En el siglo XIX no había alfabetización en guaraní, y como la gran mayoría de los paraguayos (más del 90% según ciertos autores) hablaba solamente guaraní, esa mayoría era analfabeta. En el siglo XIX, las niñas paraguayas no iban a la escuela, o sea que llegaban a adultas analfabetas, excepto quienes tomaban clases particulares, las de familia adinerada (una minoría). Don Carlos hizo mucho por la educación, excepto milagros, porque no era Dios.

López tuvo una política nacionalista. Contrató técnicos extranjeros para hacer un trabajo estrictamente técnico, dentro de un programa definido por el Gobierno paraguayo. Él no hubiera permitido que ninguno de esos técnicos le escribiera sus discursos (se bastaba solo), ni que le impusiera los programas de educación, ni la política económica, ni los planes de desarrollo. El crecimiento económico de aquellos tiempos se logró sin endeudamiento externo y concesiones a factores de poder internacionales.

Pese a la recomendación del ministro, la de volver a López, la política de Horacio Cartes es desnacionalizadora: quiere que el Paraguay sea atractivo (“una mujer fácil”) para los inversionistas internacionales. En esa línea negocia un acuerdo internacional secreto llamado TISA (siglas en inglés), sobre el cual hay buena información en intenet (https://actualidad.rt.com/actualidad/179134-amenazas-tratado-secreto-servicios-tisa-wikileaks). Son mayormente filtraciones de WikiLeaks sobre el carácter desnacionalizador de TISA, que pretende beneficiar aún más a las empresas multinacionales, y que merecen la atención de la ciudadanía.

Por Guido Rodríguez Alcalá

http://www.ultimahora.com/lopez-y-horacio-cartes-n1025702.html

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

6 comentarios en “López y Horacio Cartes

  1. Del medio vaso al casi lleno
    26 Nov 2016

    Por Matías Ordeix

    Desde nuestras primeras palabras hasta las últimas, vivimos una existencia de antónimos. Aprendemos a diferenciar el sí del no, a identificar lo bueno de lo malo o generalmente lo correcto de lo incorrecto. Este aprendizaje, si bien puede sumar mucho a nuestro presente y futuro poder de discernimiento, en algunos casos puede volverse extremista.

    Recuerdo las sabias palabras de mi abuelo, quien siempre decía: “in medio stat virtus”, o sea la virtud está en la mitad. Cada vez que había alguna disputa entre nietos traviesos, su palabra conciliadora y diplomática ponía paño de agua fría y siempre solución.

    Sin embargo, y con pena, no es lo que habitualmente observamos en la sociedad. Públicamente es corriente leer o escuchar resistencia, pesimismo, crítica y destrucción. Y para poner un ejemplo, todo lo que hace el Gobierno para unos está mal y todo lo que hace el mismo para otros es excelente. Los polos están tan lejanos, que la conciliación, mediación y encuentro de puntos en común son difíciles. Pero en verdad, ni todo está bien ni todo está mal !!

    La vida no debe pasar nunca por el extremismo, la sociedad no debe verse inmersa en la polarización. El vaso medio lleno es también una frase a la cual recurrimos habitualmente, pero a veces nos lleva a los mencionados extremismos. Uno ve el vaso con la mitad a su favor y el otro con la mitad en lo opuesto. No vivimos, –volviendo al caso del Gobierno– ni en el país de las maravillas ni en el país de los fracasos. No todo lo que se hace está bien o mal. Los matices pueden ser muchos, del blanco al negro la escala de grises puede ser muy amplia.

    Debemos aprender a ver la vida en forma más objetiva, separar nuestros intereses estrictamente personales y pensar en el otro, en la sociedad. Si se construye una autopista y esta beneficia a la sociedad en general, a la fluidez del tránsito, al transportista que trabaja diariamente, pero incomoda el acceso a mi casa, el deber que tengo es ser tolerante y respetuoso. Debo –aunque me cueste– ver necesariamente el interés general.

    Hay ira en la sociedad, hay negativismo de unos pocos, pero que hacen mucho ruido. Están los felices y contentos, pero tampoco intentan contagiar. Y el egoísmo es un grave error. Vean nomás las noticias, donde las pocas buenas apenas aparecen y las malas inundan por momentos los medios. Felicitamos a los valientes que promocionan los hermosos logros que tiene nuestro país, que promocionan al trabajador, al paraguayo honesto y el nuevo país que todos forjamos.

    Debemos procurar enseñar a nuestros compatriotas a ver la vida en forma más optimista. Y esto para nada es tapar o esconder bajo la alfombra los problemas. Por el contrario, debemos trabajar sobre nuestras fortalezas como nación e intentar ayudar a minimizar los sabores amargos. Diluyamos nuestras debilidades.

    El vaso está servido, quien lo beba será el responsable de transmitir positivismo o tomar el camino simple de la condena, la crítica destructiva e insípida. El país se construye entre todos. Debemos abrirle los ojos y hacerle razonar a muchos, cuanto podemos lograr si somos constructivistas. Si “hacemos” y no solo decimos. Si hablamos menos y edificamos más. Sumémonos al desafío de ver lo completo de nuestro vaso, cargado de oportunidades, sueños y esperanza.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 26 noviembre, 2016, 8:02 am
  2. domingo 16 de enero de 2011, 14:25

    El nuevo amo

    El Partido Colorado confirmó ayer que no puede vivir sin amos.

    Si no está sometido a la dictadura se arrodilla ante el dinero.

    La convención fue convocada para modificar los estatutos partidarios con el único objetivo de beneficiar a una persona: Horacio Cartes, empresario multirrubro, banquero, dirigente deportivo afiliado en el 2009 a la ANR en su momento más débil: en la llanura, sin el dinero fácil del Estado y con profunda crisis de liderazgo. Su fortuna fue la salvación y la prueba fueron las elecciones municipales en las que la ANR tuvo una espectacular recuperación. Eso lo consolidó y le facilitó el siguiente paso: levantar la prohibición en el estatuto que exigía 10 años de militancia para acceder a cargos electivos. Lo logró con poco esfuerzo político y alto costo económico.

    Cartes no es un mecenas, alguien que patrocina por puro amor al arte. Es un empresario que invierte para ganar a cualquier precio.

    La maquinaria aceitada con los fondos de su gruesa y sospechada billetera dio su frutos y una mayoría absoluta alzó los brazos para allanarle el camino en medio de una acrítica asamblea marcada por la ausencia de debate, la irracionalidad y la intolerancia.

    El resultado de ayer abre incógnitas no solamente sobre el futuro del Partido Colorado sino de la democracia misma, cuya consolidación es aún cuenta pendiente del proceso.

    HORA DE LOS OUTSIDERS. La transición a la democracia iniciada hace 20 años no fue aprovechada por los partidos políticos para ser convertirse en voceros de la ciudadanía y columna vertebral de la democracia. Mutaron en mafias que asaltaron el poder para consolidar grupos privilegiados en todos los niveles de la sociedad. Así, los partidos, ya sea en el poder o en la llanura, co-gobernaron a cambio de cuotas y por ellas han entregado sus banderas.

    La desconfianza se instaló en la ciudadanía y esa falta de credibilidad provocó el fenómeno de los outsiders.

    Por eso un ex obispo es hoy presidente del Paraguay. En dos décadas, la oposición y especialmente el Partido Liberal Radical Auténtico, no logró construir líderes confiables para convertirse en alternativa y así derrotar a su eterno enemigo, la ANR.

    El Partido Colorado cayó en el 2008 tras estar 60 años en el poder. Su herencia política es un país en ruina económica, pero sobre todo moral.

    Para los colorados el poder político era su oxígeno. Les daba todo: dinero, posición social y una vida privilegiada que no se consigue con el trabajo honesto. La corrupción llegó a límites inimaginables borrando todo vestigio de la moral en la vida pública.

    Por eso la llanura no fue ni es para ellos un momento de reflexión para cambiar rumbos ni rever sus posiciones de cara a la gente. El fin de su hegemonía no fue una lección sino un empecinamiento en lo más perverso de su concepto del poder. ¿Quién podría solventarnos ahora? fue la frase que martilló sus cabezas.

    Y rodó el operativo de encontrar un financista. Cartes fue el elegido. La política es un arma irresistible, sobre todo para el millonario al que ya no le satisface la tranquilidad económica. La política es un camino para creerse Dios.

    LA RAZÓN DEL ÉXITO. El camino de Cartes no fue muy difícil. Sus adversarios Luis Castiglioni y Nicanor Duarte Frutos son considerados los responsables de la derrota. La herida aún supura; por ello su alianza de último momento no convenció siquiera a sus capitanes. Varios de ellos abandonaron el barco por no digerir el alto costo de la supervivencia.

    Lo sucedido ayer no es responsabilidad de Cartes. Él no es la causa, sino la consecuencia de una sociedad en decadencia cuyo valor se basa solamente en el dinero y en llegar al poder a cualquier precio.

    Los convencionales tampoco. En la cadena de mandos, ocupan el último lugar. Son los hermanos pobres de la casta política. Me decía un dirigente colorado “¿cómo culparlos de la traición cuando me dicen que nunca en su vida vieron tanto dinero?” Y agregaba resignado que era imposible la contraoferta.

    LO QUE SE VIENE. Cartes tiene hoy la llave para llegar al Palacio de Gobierno. Aunque primero debe ganar la interna presidencial y luego las elecciones generales. Hoy el escenario le favorece. Castiglioni, el más prometedor para darle pelea está aún en el piso tras el knock out de la convención. No tiene otra que ganar la interna para mantener a flote su aspiración presidencial.

    Cartes no solo tiene un camino allanado en la ANR.

    El oficialismo hoy está en una sórdida y estéril guerra por establecer quién debe encabezar la alianza en el 2008. Y mirando los candidatos liberales y de la izquierda, la verdad que ninguno tiene la carrocería para enfrentar al tsunami Cartes.

    A eso hay que sumarle un gobierno que no se decide del todo a gobernar.

    Estela Ruiz Diaz

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 7 octubre, 2016, 5:35 pm
  3. Horacio Cartes y Stroessner

    Por Rafael M. Montiel

    El dictador Gral. Alfredo Stroessner decía: “No moveré un dedo” para referirse acerca de su intención de reelección presidencial. Al mismo tiempo, hurreros, mandamases de turno, seccionaleros, delegados de Gobierno, operadores, soplones (pyragues) y el entorno del dictador pedían a los gritos la reelección.

    Algo parecido ocurre actualmente con las ansias indisimuladas del presidente de la República, Horacio Cartes. Piden su reelección y hasta ya lo comparan con Stroessner.

    El eslogan de la dictadura para someter al país fue “Paz y progreso”. De esa manera se había instaurado 35 años de un régimen de hierro en abierta violación a las libertades públicas y los derechos elementales del ciudadano. Esa cruel y asesina dictadura cayó el 2 y 3 de febrero de 1989.

    Sin embargo, aún existen sectores políticos, como diputados e intendentes que añoran esa dictadura. El régimen stronista en la práctica fue un sistema totalitario fascista, anticomunista, que reprimía al que pensaba diferente, sean jóvenes, mujeres, varones, adultos, políticos contestatarios e incluso religiosos.

    El desorden que vivimos actualmente, la falta de capacidad de diálogo y de entendimiento; la inseguridad y la violencia; la corrupción y la impunidad, es precisamente resultado de esa larga dictadura, que no termina de suprimirse.

    En todas las épocas y a nivel mundial se ha demostrado que el régimen dictatorial no soluciona los problemas. Reprime, violenta, cercena las libertades y lo que hace es agonizar al pueblo y postergar la búsqueda de soluciones y el desarrollo de todo un país.

    La democracia brinda la oportunidad de gobernar en el disenso y buscar el bien común con base en la participación de todos los sectores.

    Las que no funcionan, en esta transición, son las instituciones. Además, los políticos –salvo honrosas excepciones– llegan al poder con la finalidad de meter sus manos en el bolsillo del Estado y el pueblo. Así en cada periodo presidencial se agranda el Estado que se volvió costoso, pesado y la corrupción incontrolable.

    El argumento de que la democracia no funciona es un mentís y una conclusión desatinada. Es necesario que las instituciones de la República funcionen: los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y que cada quien haga su deber con responsabilidad y honestidad. No hace falta retornar al pasado cuando a nivel regional y el mundo entero apuesta al sistema democrático.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 25 septiembre, 2016, 7:31 am
  4. Totalitarismo

    ¿Quo Vadis Paraguay? ¿Adónde vas? Etimológicamente la palabra gobierno proviene de “kubernao”, que significa “pilotar un barco”, lastimosamente hace rato se perdió el tan promocionado nuevo rumbo que ahora se encuentra a la deriva, por culpa de la espirituosa rubia espumosa y de una pirotecnia de insensateces. Recordemos solo algunas perlitas. El caudillo, luego de una batalla épica con el castellano, ante dirigentes colorados del departamento del Guairá afirmó: “Nadie es nada sin nuestro glorioso y gran Partido Colorado, nadie es nada”. Se trata de una manifestación inaudita, propia de una mentalidad totalitaria, para la que las personas nada cuentan. En verdad, no recordamos que un Jefe de Estado paraguayo haya proferido alguna vez semejante barbaridad. “Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado”, dijo alguna vez Benito Mussolini. Los empleaditos guiones rojos merecen un apartado por cuerda separada.

    La “orden superior” de bajar línea al valiente periodista Vargas Peña trae reminiscencias del nazismo, todo un digno homenaje al ministro de Propaganda Joseph Goebbels, quien tomó el control de todas las formas de comunicación de Alemania: periódicos, revistas, libros, el arte, la música, las películas y la radio. Los puntos de vista que de algún modo amenazaran las creencias nazis o el régimen eran censurados o eliminados de todos los medios.

    La heroica juventud paraguaya, aquella que se reveló ante la inoperancia de las huestes legionarias en 1931 y que tumbó a la ministra de Educación hace unos meses, fue reprimida cobardemente por ejercer un derecho sagrado dentro de una democracia. Fue lamentable la expresión de Riera al decir que “día no trabajado, es día no cobrado, y en caso de tener examen, llevarán un gigantesco cero”. Pobre don Indalecio Cardozo.

    Faena imposible realizar un análisis jurídico de esta falacia en pocas líneas, digna de una tesis doctoral, pero sí diremos, siguiendo una lógica elemental: a) La Constitución Nacional establece que los funcionarios y empleados públicos tienen los derechos laborales que ella consagra (Art. 102). b) Entre los derechos laborales que consagra la Constitución está el derecho a la huelga (Art. 98). c) Luego, los funcionarios y empleados públicos tienen ese legítimo derecho.

    Si bien es cierto que la Ley de la Función Pública (Nº 1626) enumera entre los servicios públicos imprescindibles para la comunidad a la educación en todos sus niveles (Art. 130), e impone el deber de garantizar el funcionamiento regular de este servicio (Art. 131), cabe acotar, acompañado del maestro Kelsen, que ninguna ley ordinaria puede derogar derechos consagrados por la Constitución en virtud de la supremacía de esta, y si una ley común pretende derogar algún derecho consagrado por la Carta Magna, debe declararse su inconstitucionalidad. Esto es así en virtud de un elemental silogismo aristotélico, salvo claro mejor parecer del régimen y de analfabetos funcionales.

    Alejandro Morra

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 23 septiembre, 2016, 8:14 am
  5. POR EL CAMINO INCORRECTO

    “Es difícil hablar de democracia en los tiempos que corren sin considerar a los partidos políticos, pues ellos son los principales articuladores y aglutinadores de los intereses sociales”, señala una parte de un estudio dado a conocer años atrás por el Instituto Federal Electoral de México, con relación a la importancia que ejercen las agrupaciones políticas en un sistema como el democrático. Un antiguo principio que, desde ya, no es discutible bajo ningún punto de vista.

    Pero claro, eso es lo ideal y, lamentablemente, es algo que en este momento está muy lejos de ser una realidad en nuestro país. Hoy, y eso hay que aceptar sin ningún argumento que pueda salir para decir lo contrario, la vida de los partidos políticos en el Paraguay es una verdadera jungla donde quienes lo habitan buscan todos los caminos posibles para destruirse unos a otros. Es como que la lucha por el espacio de poder va mas allá del juego limpio y se busca hacer creer que cualquier cosa es válida con tal de imponerse en la carrera.

    Pero ojo, no está mal una lucha interna dentro de las agrupaciones políticas, pero una lucha interna donde las propuestas, las ideas apunten al bienestar de la ciudadanía, y no como en este momento que el único argumento que se está utilizando pasa por desmeritar, por desprestigiar, y si es posible, por destruir “al rival de turno”.

    Y los ejemplos claros son las “internas” que ya están en pleno camino en los dos grandes partidos políticos, el Colorado y el Liberal Radical Auténtico. No hay que ser muy ducho en la materia para darse cuenta de que el internismo está entrando a un camino agresivo, donde las acusaciones, los ataques de un lado a otro son los principales argumentos utilizados por quienes componen la clase dirigencial de cada partido y que son los que buscan posicionarse para el próximo periodo electoral.

    Sin embargo, parece que nadie se da cuenta (o no se quiere dar cuenta) de que dentro de la democracia (esto tampoco es nada nuevo) es fundamental la disidencia, es fundamental que no todos piensen de la misma forma, sino por el contrario, es saludable que surjan ideas, posturas que se deberán ir discutiendo dentro de un marco sano, que sirva finalmente para que quien tenga la responsabilidad de dirigir los destinos del país, pueda utilizar esa lucha de ideas en pos del bienestar ciudadano.

    Los partidos Colorado y Liberal no están transitando por un periodo democrático sano. Eso está a la vista. Las luchas internas que se están dando por estos días en nada contribuyen para fortalecer el sistema democrático que la mayoría del país pretende. Con estas internas se está poniendo en riesgo una forma de vida que desde hace varías décadas se venía buscando y que se consiguió con mucho sudor y por qué no, con sangre. Sin embargo, hoy por la intransigencia de una dirigencia política poco apegada al diálogo, se está yendo por mal camino.

    Para la democracia, la salud de los partidos políticos es fundamental. Y de eso, la clase dirigencial debe ser consciente. No hay otro camino, más que el de poner sobre la mesa las diferentes propuestas y discutirlas, pero dentro del marco del respeto y la tolerancia.

    El camino que, lamentablemente, hoy están transitando muchos de los dirigentes con pretensiones de llegar a la cúspide del poder, no es el correcto.

    En un par de meses entraremos en el 2017, un año donde se deberán definir muchas cosas a nivel electoral, por lo que el camino que se debe preparar para entrar en esa etapa debe ser el de la tolerancia, sobre todo, y pensar que el camino para que el sistema goce de buena salud no pasa precisamente por el lado de las peleas por defender intereses mezquinos, sino una pelea con argumentos válidos que contribuya a que el país viva un periodo de crecimiento. Todo lo demás no sirve.

    Por Antonio López

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 21 septiembre, 2016, 7:12 am
  6. Vo no me queré

    Por Arnaldo Alegre

    EL MUNDO según HORACIO. El que no está conmigo está en contra mía. Los que se oponen a mi proyecto lo hacen por intereses espurios y para recuperar sus privilegios.

    El mundo real. La oposición se mueve por distintos intereses. Unos, por el temor que genera su manejo protoautoritario tras la reelección frustrada; otros, por recuperar sus privilegios, espurios y no. Los menos por ideología.

    EL MUNDO SEGÚN HORACIO. La clase política menosprecia mis logros porque no están en condiciones de igualarme. Les incomoda que ya me impuse en su campo. Puedo ser presidente de la República por segunda vez, pero el Senado no quiere.

    EL MUNDO REAL. La clase política y gran parte de la ciudadanía entiende que sus credenciales democráticas son casi nulas. Se afilió al Partido Colorado exclusivamente para candidatarse a la presidencia y votó por primera vez en su vida cuando obtuvo la titularidad del Ejecutivo. Una mayoría multipartidaria en el Senado entendió que no estaban dadas las condiciones para reformar la Constitución vía enmienda, por lo que se archivó la reelección.

    EL MUNDO SEGÚN HORACIO. Mis enemigos políticos me envidian mi éxito en el campo de los negocios.

    el mundo real. Sus negocios están bajo un cono de sombra (reforzado por denuncias internacionales) y las dudas nunca fueron del todo despejadas.

    EL MUNDO SEGÚN HORACIO. En las internas no tengo contrario y ganaré por walkover.

    el mundo real. El coloradismo es profundamente clientelista, sobre todo en sus internas. Las claques van con los que muestran capacidad económica para mover a las masas. Y los recursos externos, como los de Cartes, tienen más peso decisivo desde que no pueden usar a su antojo los bienes del Estado. Aunque las encuestas últimas muestran un rechazo a su figura.

    ****************

    Horacio Cartes ha tenido logros. Y en ciertos sectores mostró poca tolerancia a la corrupción.

    Pero tras la frustrada reelección comenzó a actuar con un infantilismo político y una vena antidemocrática inquietantes que hacen temer que sus acciones gubernamentales positivas sean apenas una máscara que oculta un pequeño tirano con ínfulas de exitoso.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 21 septiembre, 2016, 7:11 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Gracias jakarupa rireguánte.8/12/16

Dejó sin pierna a motociclista y ahora suspenden el proceso

En este país, la Justicia solo trabaja medio día y a veces, ni trabaja.
Moraleja: Si tenés guita no hay problema chera'a. Kore qué injusto!
Justicia paraguaya... Paga 6 millones como "pena" por dejar sin piernas a una persona y casi dejarlo sin vida. Por algo somos la tercer peor justicia del mundo.
Un borracho platudo choca con su autazo a un humilde trabajador, a quien se le amputa su pierna y solo tiene que pagarle 6.000.000 de guaraníes, en cuotitas. Manejas alcoholizado y... Conductor pagará G. 500.000 mensuales tras choque que dejó sin pierna a guardia. Independientemente que haya habido ya un acuerdo con la víctima, qué suaves (¿?) son los castigos para conductores alcoholizados. Después dicen que el dinero no trae la felicidad.

Peichante-Py en FB ✓

Archivos

estadistas ✓

  • 969,661 visitas
Follow PARAGUAY. HA CHE RETÃ ✓ on WordPress.com

Escuche, vi y leí ✓

Banquina llena de botellas plásticas y otros desperdicios arrojados por peregrinantes. Triste realidad! La fe mueve montañas, los peregrinos... Basura #lamentable

La ambición por el poder da amnesia ... 10 años después este es el "nuevo rumbo" de Lugo, los tiempos cambian y los intereses también, jamas los politicos mantienen su palabra empeñada, sencillamente nadie resiste un archivo! Peligro para el país, sólito se está haciendo su tumba, vergüenza me da esta clase de políticos.

En San Lorenzo el cretinismo toma forma de micro que se adelanta en doble línea en pleno cruce... Consuelo: peores cosas hacen con sus chatarras todos los días

Es el primer día del pesebre y el camello ya está harto de todo. (?)

Se le armo el scrache social al borracho Alvarenga. Alto representante legislativo, "de pedo" no mató a nadie. Ndo jerai gueteri, hesa pili'upapeve omoco el guai... por eso que hasta el árbol vio que se le puso en el camino (?) Que imprudente el árbol, imputenlo por exposición al peligro, seguro era un árbol peregrinando! Lo que es la naturaleza, hasta un árbol salió huyendo de un posible accidente. Ha koa la ñande legislador, los primeros en respetarlas las quebrantan... lamentable. Cada idiota que tenemos en el país. Un criminal de raza y harto-peligroso el Diputadete éste, igual a todos los de su camarilla de farsantes y estafadores. Con "chapa cambiable"? En un país serio, estaría preso y sin permiso para conducir de por vida o presentando su renuncia a la Cámara Baja. Es un asesino potencial. Burro, borracho y cobarde. Hombre escombro.

A %d blogueros les gusta esto: