estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

El país donde las noticias siempre se repiten

Uno de estos días, no sé si el martes o el miércoles, estaba mirando las noticias y pensé que los muchachos de la prensa se habían equivocado. “Campesinos anuncian movilización”, “#UNAnotecalles”, “se cae el techo de una escuela”, “matan en Pedro Juan”, “problemas en Tacumbú”, “anuncian cierre de Eusebio Ayala”, “le estamos pisando los talones” y otras lindezas por el estilo.

Después de confirmar que no era un error de los medios en cuestión (aunque es bastante común encontrar errores, horrores y “errores intencionados” en nuestros periódicos de papel y digitales), pensé que en este bendito país las noticias se repiten exactamente igual, nada se arregla en el medio.Ya estamos a punto de cumplir un año de la primera caída de techo, de unas cuantas que vinieron después, en una escuela de Lambaré, escuela que hasta ahora sigue sin dar clases. El #UNAnotecalles tiene también casi un año y ahora estamos muy cerca de la segunda versión: en todo este tiempo no han sido capaces de una reforma consensuada y la que presentaron es, según algunos, peor que la versión que estaba.

Pasados ya los primeros momentos de indignación por lo de Arroyito, entramos otra vez en el acostumbrado letargo. (Mención especial para el ministro y el comandante: no sabía que las patrullas se hacían así, hace poco que estoy, no se va a volver a repetir).

Es lo que hay, dirán ustedes. Asi que entre arbolitos de navidad (sí, ya hay un par de comercios que los exhiben) entraremos en la recta final del año.

Nos alegraremos por el día de la primavera, pondremos flores en nuestros perfiles, comenzaremos a planificar el aguinaldo y a quejarnos del calor, nos horrorizaremos con alguna (funesta) noticia del Norte y ere ereas varios. Y esperaremos la veda pesquera, los reclamos y el cierre del río de los pescadores. Porque todo se repite… siempre…

Por Sergio Etcheverry

El país donde las noticias siempre se repiten

 

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

9 comentarios en “El país donde las noticias siempre se repiten

  1. ¿Paraguay está en “The Matrix”?
    27 Nov 2016

    Por Juan Luis Ferreira

    En su ameno y exitoso libro “En busca del hueso perdido”, el autor Helio Vera, expone bajo el título “dos países en uno”, Paraguay gua’u y teete, que el paraguayo puede convivir cómodamente con realidades distintas pero simultáneas. Entre sus ejemplos, se da la casa bien arreglada por fuera, pero cuyos ocupantes, en condiciones mucho más modestas, conviven solo pudiendo imaginar la fachada. En su enfoque, el Paraguay maquillado era para los demás países, pero a veces algunos de nuestros líderes nos hablan y tratan como si fuéramos extranjeros.

    En la película de ciencia ficción “The Matrix”, 1999, los seres humanos ven una “realidad simulada”. Si bien ya es un término con varias décadas, hoy está muy de moda hablar de “realidad virtual”, la tecnología genera una realidad que puede convencernos, aunque sea pasajeramente. Quizás por esa capacidad de convivencia en mundos distintos podemos tolerar ser enormes productores de energía eléctrica y tener cortes de luz; o disponer de miles de kilómetros de ríos, pero tener carencias importantes de agua potable; o producir alimentos para decenas de millones de personas, pero tener compatriotas con hambre; ser empresarios “exitosos”, pero no cumplir las obligaciones, no tratar bien a nuestros colaboradores, no dar un buen servicio o un precio justo.

    En este análisis de mundos distintos pero coincidentes, reflexionemos sobre la salud y la pobreza, que están muy vinculados. Si soy pobre, tengo más probabilidades de enfermarme y menos de curarme. Si estoy enfermo, tengo menos probabilidades de estudiar y trabajar. Son prioridades a mejorar una, y disminuir la otra y se han dado pasos importantes para cumplir esos objetivos, pero también en gran parte nos presentan el país de fachada. Cuando llega el momento de replantear el presupuesto, establecer prioridades, cumplir las obligaciones de servicios que impone la Constitución, aparece el país de verdad.

    Los privilegios, beneficios y gastos superfluos se mantienen. Las prioridades no están alineadas con las necesidades. Falta una cama, una incubadora, una gasa, pero sobran bocaditos, viajes y agasajos. Otro ejemplo: en el país de exportación, abogamos por la formalidad. Y la formalidad es bienvenida, pero si incorporamos, por ejemplo, 10 mil “informales” al seguro social, entonces en el Paraguay verdadero, el Instituto de Previsión Social no podría atenderlos, principalmente por falta de profesionales médicos e insumos. Colapsaría aún más.

    Tal vez podamos distraer a la gente con películas, pantallas, celulares y otras artes, bienvenido el entretenimiento sano, pero sería mucho más valido que la vida teete sea más digna. Como nunca, podemos asignar recursos correctamente y podemos lograrlo. Que Dios nos ayude para decidir que Paraguay no viva en “The Matrix”, y que la realidad cotidiana sea paulatinamente mejor para todos.

    Fuentes:

    En busca del hueso perdido, Helio Vera

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 27 noviembre, 2016, 7:30 am
  2. Las nuevas cruzadas
    01 Oct 2016

    Por Juan Luis Ferreira E.
    Vacunación. Cambio climático. Formalización. Discriminación. Derechos Humanos. Libre opción. Sustentabilidad. Todos estos términos son solo ejemplos de las nuevas cruzadas. Iniciativas mundiales apoyadas por ONGs y otros tipos de organizaciones que con absoluta buena intención se suman a gestiones locales y extienden con disposiciones regulatorias, instituciones, líderes, campañas de concienciación, eventos, capacitaciones, mediciones y profusa difusión.

    ¡Excelente!, solo que cada lugar tiene sus rasgos propios, su cultura, su forma de vida y sus expectativas y es una gran variedad. La misma camisa no puede quedarles a todos bien y en todo momento. Las originales cruzadas abarcaron siglos de la historia donde un espectacular movimiento de gente se trasladó en acciones bélicas por miles de kilómetros para recuperar Jerusalén para los Cristianos.

    Un lugar del mundo que distintos y enormes grupos culturales y religiosos entienden que les pertenece y se disputan hace más de 4.000 años. Generaron mucha violencia, desde luego, pero también produjeron cambios culturales, mezclas de razas, aparecieron héroes y hasta avances útiles para la humanidad. Tuvieron un impacto mundial y cambiaron muchísimas cosas ajenas a su objetivo principal. Algunas para bien, otras no tanto. Lo mismo ocurre con las nuevas cruzadas.

    Reflexionemos sobre dos ejemplos cercanos. Formalización. Una cualidad absolutamente necesaria y útil justificada de entrada nomas porque permite tener una idea clara de la realidad. Solo que se requiere un nivel institucional, estructural y educativo que no tenemos.

    Tiene que ser un proceso gradual conciliado. El señor que hace ricas empanadas y las vende en la vereda puede emitir facturas, pero su toldo, su paila y todos los elementos de su emprendedor negocio siguen estando en ¡la vereda! Todos sus ayudantes pueden estar en IPS, pero algunos ya trabajan en otra parte en horarios clásicos y otros son voluntarios ocasionales. Algunos de sus insumos son de Clorinda. La camisa manga larga, en nuestro caso, tendrá que ser, por ahora, manga corta.

    Discriminación. Toda mi vida fui torpe, gordito, petiso y con anteojos. Es una gran experiencia estar al costado de la canchita esperando que los dos capitanes que No quieren tenerte en su equipo acuerden quién se queda con la carga. Fui también migrante.

    Todo esto genera exclusiones, marcantes, agresiones y ofensas, y hay momentos de angustia, tristeza y depresión. Se superan con oración, con apoyo familiar, de amigos y de buenas personas. También el paso del tiempo pero son experiencias que te forjan y te preparan. No debería haber discriminación, pero cuando es inevitable, hay que tomar la parte positiva. La camisa a rayas, en este caso, por un tiempo, tendrá que ser a cuadros.

    Que el Espíritu Santo nos ayude a incorporar adecuadamente las buenas iniciativas y nos permita tomar las mejores decisiones que ayuden a los más débiles.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 1 octubre, 2016, 9:42 am
  3. Es cuestión de vida o muerte

    El proceso de recuperar nuestro país para los paraguayos, que está en manos de la impunidad y la insolencia hacia las instituciones, es hoy una responsabilidad general. Es hora de reflexionar qué debemos hacer para revertir este terrible mal que ha matado sociedades enteras hundiendo a países en el caos institucional.

    Entendamos que la impunidad es un efecto de la ausencia de la ejecución real de un “orden”. Orden que debe ser generado por una institución y su reglamentación. La pregunta es: ¿nuestro país carece de instituciones? La respuesta inmediata es: existen, aunque no funcionan pese a estar reglamentadas a través de leyes y decretos. La segunda pregunta sería: ¿existen mecanismos para hacer cumplir estas leyes, decretos? Y la segunda respuesta es: existen estas instituciones, pero con una falta de infraestructura humana y estructural.

    Entonces, por qué tantas personas no cumplen las leyes, los reglamentos y permanentemente violan legislaciones, ordenanzas municipales, normas internas en empresas, reglas éticas, y sin ningún tipo de rubor aceptan que lo han hecho por un beneficio “individual del momento”. Y ahí se me iluminó el camino hacia una posible mejora en nuestra sociedad. Estamos luchando una batalla sin conocer el motivo real que genera la sistemática corrupción que empuja una industria de la impunidad en el Paraguay.

    El motivo al cual hay que atacar se denomina el “beneficio individual” que en cada violación se impone sobre la ley o el reglamento, perjudicando el interés colectivo por el beneficio personal. Esto se puede comprobar en el día a día en las calles, pruebas abundan cotidianamente.

    En una sociedad si dejamos que el individuo solo busque su propio beneficio en una comunidad, tarde o temprano tendremos un escenario de abusos y violaciones, todas justificadas por una romántica y bien argumentada razón individual, sin importar el daño a otros ciudadanos.

    Y si aún no fuese esto suficiente, más de uno en especial, si no tuvieron en su enseñanza la “Educación Cívica”, al ser increpados por terceros se enojan y amenazan a ver si alguien se atreve hacerle perder su privilegio de individuos sobre la comunidad, lo que en realidad se traduce en individuos sobre la ley.

    Sería un error pensar que esto solo lo hacen los económicamente poderosos, porque en realidad este tipo de conductas es una fruta prohibida que gustan de probar y saborear todos los seres humanos, tengan dinero o no. Esta fruta viene de una semilla que se llama soberbia y está plantada en cada uno de nosotros. ¿Entonces qué hacemos? Evidentemente que el proceso de cambio viene por dos acciones, ambas con su cuota de poder y de impacto.

    La primera acción es tener todos como individuos una actitud frontal y decisiva de enfrentar cualquier violación a la ley, reglamentación y norma colectiva, “con firmeza y con consistencia”. Si debo reclamarle a una persona que va de contramano, estaciona mal, tira una bolsa a la calle debo hacerlo. Y hacerlo todos los días. Estas acciones continuas por miles de ciudadanos harán al final el cambio más radical, puesto que el permanente escrache público provoca un cambio.

    La segunda acción es que las instituciones tengan sistemas automatizados de sanción pecuniaria contra cualquier violación, en forma sostenida y permanente. Hoy no se puede negar que el trabajo de años de la SET, para conseguir la sanción pecuniaria por el incumplimiento tributario, haya surtido efecto y que se vaya ampliando efectivamente a medida que el sistema se perfecciona. Nadie ya puede estar seguro de ser impune fiscalmente. Tarde o temprano la guillotina va a cortar su cuello. Las instituciones deben funcionar en su rol de entes sancionadores de faltas y violaciones. Por lo tanto, el país debe volver a ser de los paraguayos que quieren que esta nación crezca y sea siempre un buen lugar para vivir y tener futuro.

    Por Jaime Egüez

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 septiembre, 2016, 8:39 am
  4. La desconfianza que nos va ganando
    16 septiembre, 2016
    Por Sergio Etcheverry

    Creo firmememente que lo que nos tiene de mal en peor, malhumorados, deprimidos, desanimados, agresivos y cada vez más encerrados en nosotros mismos, no es la situación económica, el clima, el “Chiqui”, HC, EPP, EVP, los precios del súper o el año que ya se va. Estimo que todo el problema de este bendito país es, lisa y llanamente, la desconfianza.

    Convengamos en que tenemos numerosas razones para desconfiar, de todo y de todos, a la derecha, izquierda, arriba y abajo.

    Mire nomás lo que ocurrió con la implementación del billetaje electrónico: ya se rompieron las dichosas maquinitas y desconfían de los choferes, que se quedarían sin sus ingresos paralelos. Desconfiamos de los plazos y de los precios de las obras públicas: si nos dicen un año, la esperamos para dentro de tres y si sale diez, desconfiamos (casi sabemos) que saldrá quince o veinte.

    Desconfiamos de Pavão y desconfiamos de De Vargas y de Acevedo, quienes a su vez desconfían de Pavao. Desconfiamos de las autoridades universitarias, pero también de los estudiantes y a su vez, de los fiscales que los imputan. Desconfiamos de nuestra pareja y le revisamos el WhatsApp y el Facebook, pero también desconfiamos del uso de nuestros datos que hacen estas redes.

    Y sin ir más lejos, desconfiamos de las telefónicas cuando nos llaman ignotas empresas para ofrecernos créditos y desconfiamos de internet, que corta cada tanto y por supuesto desconfiamos de ANDE, que nos dejará sin energía en verano.

    Desconfiamos de los números que nos presenta el Gobierno, contrastando con el menor gobierno económico, de la ministra que nos presenta que está haciendo un boom de construcción de casas, del que pide más presupuesto para la inoperante FTC y del que dice que no quiere la reelección pero la propugna.

    Yo, por mi parte, estoy desconfiando de que usted desconfiará de lo que escribí. ¿O me equivoco?

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16 septiembre, 2016, 8:35 am
  5. La razón por sobre los viejos vicios
    6 septiembre, 2016
    Por Carlos Franco

    El Paraguay es uno de los países más pequeños de la región y uno de los que menos habitantes tiene. La razón, la lógica y los números nos indican que los paraguayos deberíamos estar unidos en pos del progreso, sin embargo, siempre estamos viviendo estúpidas rencillas y nunca podemos congeniar para llevar a cabo un proyecto que beneficie a la mayoría.

    El fanatismo extremo es uno de los problemas sociales más antiguos y vigentes que tenemos en nuestro país, que nos divide con peleas tontas y nos hunde de a poco en el atraso, convirtiéndonos en un pueblo arcaico en el cual los habitantes vivimos peleados.

    La diversidad de ideas y opiniones son propias de la democracia y de un pueblo libre, pero para sacar adelante un proyecto es necesario ponernos de acuerdo, para desarrollarnos como familia, grupo o nación en alguna idea u oportunidad que favorezca de alguna manera a todos.

    Colorados contra liberales, izquierdistas contra derechistas, etc, etc, son algunas de las tantas banales disputas que no llevan a nada bueno, a nadie. Por supuesto, en cada debate en cualquier ámbito no puede faltar el contrera, ese personaje que viene a echar por tierra cualquier idea, simplemente, para hacer la contra.

    Estas nefastas personas tienen dos características bien notorias: nunca aportan nada y les encanta destruir los proyectos de los demás. El fanatismo ciego y los contreras siempre influyen negativamente y generan división.

    Es vital que en las decisiones o debates siempre prevalezca la razón sobre estos viejos vicios. Analizar los hechos detenidamente usando la cabeza por encima de las creencias y convicciones. Además, no tener en cuenta las radicales opiniones de los contreras, o por lo menos pedirles soluciones y no más problemas.

    Si no aprendemos a ponernos de acuerdo con las personas que nos rodean usando la razón estaremos condenados al atraso, que genera la división de los habitantes del país.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 6 septiembre, 2016, 7:41 am
  6. Sociedad a oscuras

    Por Lourdes Peralta

    Hoy vivimos saturados de las peores noticias, muertes, violaciones, asaltos, propaganda recargada de justicia por mano propia, un Estado ausente para impedir no solo la violencia directa sino la que se sigue gestando. Y los responsables por la seguridad, ¿tendrán miedo? Tener miedo no es malo, porque es una alarma para proteger la vida, pero de manera exagerada puede convertirse en una enfermedad. El miedo actual no es fortuito, ni nace por el que delinque solamente, el miedo es un arma política, de manipulación, de control de la población. Si ya cargábamos con los miedos individuales ahora los colectivos, sin saber exactamente a qué o a quiénes tememos, crecen a un ritmo vertiginoso. Hay gente cada vez más sobresaltada. El miedo puede convertirse en pánico, en duda, en confusión, y frenar la energía y claridad que todo pueblo debe tener para reclamar una sociedad mejor administrada.

    Tal como un producto material, el miedo se puede fabricar y vender con éxito. Por eso también el marketing espiritual, los gurús, los motivadores profesionales tienen tantos seguidores, la gente busca sentirse segura; pero solamente rezar, tomarse de las manos, abrazarse sin involucrarse con la realidad no sirve.

    No es correcto promover las armas ni matar a los ladrones, confundiendo la defensa propia con el sentido de la justicia que podamos tener (aún aquel más egoísta). La vida no es de ningún superhéroe. Cada caso será analizado legalmente. Vean lo que sucede ahora con el médico paraguayo que mató al ladrón, las pruebas están revelando una historia diferente a la que él detalló.

    La eterna búsqueda del ser humano es vivir la libertad, el amor y la paz. Pero hay que ponernos de acuerdo, nadie llega solo ni excluyendo, mucho menos negando la realidad por más cruda que sea.

    El rating de muchos informativos (públicos y privados) se sirve del miedo para manejar la emoción inmediata, la psiquis del ciudadano. Cuando esto sucede terminamos en una especie de estado de sitio por propia voluntad, nos encerramos en casa como si fuera un búnker. Aquí todavía circulamos, pero hay ciudades del mundo donde cada vez las personas se aíslan más.

    Sin embargo, no olvidemos nuestra historia, el miedo que heredamos de la dictadura. ¿Dónde está el apoyo del vecino, del compañero de trabajo, del desconocido por mera humanidad y solidaridad? No siempre está y por temor.

    En la comunicación masiva, la psicología, la sociología y otras ciencias sociales y humanas, se conoce muy bien el cómo y para qué instalar el pavor, el susto. Por eso hay reportes noticiosos que no salen de la tragedia y la morbosidad, sin concluir en algún análisis esperanzador.

    No podemos vivir con miedo permanente. No es fácil pero hay que seguir, salir, relacionarnos, informarnos; nuestros hijos, la juventud, heredarán la valentía y herramientas que demostremos o lo contrario. Les dejo un párrafo de La historia sin fin, sin dudas, un libro para releer:

    –“Bastian susurró: “¿Es esto el final?”.

    –“No” –respondió Hija de la Luna–.

    –¿“Y por qué está todo tan oscuro?”.

    “Los comienzos son siempre oscuros, Bastian”.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 6 septiembre, 2016, 5:19 am
  7. Historias en buses, problemática paraguaya
    FERNANDA CHAMORRO

    Al viajar en los llamados colectivos convencionales, coincidimos con personas inmersas en sus respectivos mundos, pero llega un momento en el que todos -o la mayoría- convergen, y es ante la llegada de una persona que raudamente sube al colectivo y que al encontrarse frente a la multitud, empieza a contar una historia: su historia, apelando a los más profundos sentimientos de pena, lástima y compasión.
    Expresa con honda tristeza su enfermedad o “dificultad”, cuando se trata de lo primero, en su mayoría suelen ser personas con VIH, cáncer, incapacidades físicas o alguna operación urgente, que la llevó a realizar esas prácticas en busca del sustento de cada día.
    El público dentro del bus reacciona de diferentes maneras: ignora adrede, sube el volumen de las canciones en sus teléfonos y sólo algunos escuchan la historia que acabará con el pedido de un monto, aunque sea ínfimo, de dinero.
    Resulta difícil conocer si lo que estos personajes desconocidos nos cuentan es verdad. Son conocidos los casos en donde niños son utilizados; así como aquel supuesto cura que pedía dinero con la sotana puesta, o personas con discapacidad que eran literalmente “alquiladas”, para pedir dinero en semáforos a costa suya.
    Tanto los casos de personas así en buses como en semáforos, reflejan una realidad: en el Paraguay hace falta una infraestructura pública de trabajo que sirva, la generación de fuentes de empleo que considere a quienes, por ejemplo, sufren enfermedades que no los afecta en su desempeño normal de actividades.
    Sin embargo, esto no es suficiente. También se necesita un cambio en el pensamiento de los paraguayos de clase baja: deben dejar de lado la actitud conformista al tiempo en que sale al paso del Estado y les exige un espacio laboral.
    Enfermos crónicos, personas con discapacidades, ex convictos. Todos ellos deben dejar sus historias en los buses y tener una reinserción social.
    Suele escucharse a los que suben a los colectivos, decir: “Me subo a pedir plata porque es mejor que andar robando”. A lo que me pregunto: ¿Cuándo dirán que van a luchar por sus derechos porque es mucho mejor que pedir plata?

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 5 septiembre, 2016, 8:11 am
  8. De intendente perro a un Pombero preso
    05 Sep 2016

    Por Alex Noguera

    “El ser humano es el único capaz de hacer las más grandes atrocidades, pero a la vez capaz de los actos más sublimes”, reflexionaba uno de los famosos personajes del universal guionista paraguayo Robin Wood.

    A propósito de esta frase, dos hechos realmente insólitos fueron publicados por los medios hace unos días, tanto que hasta sería natural dudar de su veracidad. Así que, aferrándonos a la primera parte de la premisa de Wood, no nos queda más que aceptar y sorprendernos con la noticia de que un juez condenó nada menos que a un burro ¡porque transportaba hachís!

    El caso inició cuando los gendarmes de Larache (Marruecos) detuvieron a un hombre con el cargamento. Para castigar al empresario de frontera, el magistrado se tomó contra el animal y lo condenó a que sea vendido en una subasta por su mal comportamiento, cosa que no pudo concretarse porque nadie quiso pagar los 14 euros ofertados por el pobre burro. Según el medio Inside the World, no es el primer animal incomprendido en ese país ya que un primo suyo, un asno, semanas antes fue capturado por una grúa municipal “por haber infringido el código de circulación”.

    A nivel nacional, también los jueces paraguayos toman resoluciones de las que lo menos que se podría decir es que asombran. Recordamos el anecdótico caso del magistrado Miino Lepretti, quien según dicen fue juez de Maciel (Caazapá) por más de 50 años. Y es que ante él se presentaron los furiosos progenitores de una menor que estaba embarazada y que reclamaban saber quién era el padre de la criatura. Pero la tozuda niña reiteraba que el culpable era el folclórico Pombero, para no comprometer a su irresponsable amado. Ante esta situación y luego de agotar todas las instancias y paciencias posibles, el señor juez decidió lo más razonable y ¡dictó orden de captura contra el Pombero, por paternidad irresponsable!

    El segundo caso de atrocidad internacional publicada recientemente no es una burrada, sino una perrunada. O humanada. O no sabemos. En todo caso, lo primero que hay que hacer es felicitar al intendente de la pequeña localidad de Cormorant, en Minessota (EEUU), por haber sido electo por tercera vez consecutiva. El hecho de que “Duke”, el jefe comunal sea un can, no le quita mérito. A sus 9 años de edad, este perro ya tiene suficiente madurez para conocer perfectamente sus funciones y la experiencia que adquirió siendo prácticamente un cachorro desde que asumió por primera vez en el 2014, siendo reelecto en el 2015 y otra vez ahora. Es evidente que sus decisiones gustan a los 1.039 pobladores de la localidad.

    Como agregado serio, una tercera noticia que tiene relación con atrocidades, esta vez históricas, es la que tiene que ver con el reconocimiento de los cuerpos de Rafaela Filipazzi y del doctor Miguel Ángel Soler, ambos “desaparecidos” durante la dictadura stronista.

    Gracias a las pruebas de ADN practicadas en los restos hallados en una fosa de la Agrupación Especializada de la Policía Nacional, se puedo confirmar la identidad de los cuerpos. Las muestras habían sido enviadas en agosto al Equipo Argentino de Antropología Forense y aún quedan 20 cuerpos que esperan ser identificados.

    Para lograr su cometido, ese equipo científico argentino creó el Banco Genético de Familiares de Personas Detenidas y Desaparecidas entre 1954 y 1989. Para ello recogió muestras sanguíneas de 167 parientes de víctimas.

    Tras la gran atrocidad y después de haber perdido casi todas las esperanzas, como si fuera un milagro llega lo sublime: la verdad. Ni el tiempo transcurrido ni las amenazas ni las muertes pudieron ocultar las pruebas por más que estuvieran enterradas.

    Sería recomendable aprender de las experiencias, aunque estas sean atroces, y encaminar labores hacia fines más sublimes. Por ejemplo, viendo resultados y copiando la organización de países más adelantados, se podría extender el banco genético a todos los paraguayos, incluso por ley tomar muestras a los bebés cuando nacen.

    Tantos crímenes podrían ser resueltos rápida y fácilmente, ya sea en casos de violaciones o hasta en accidentes en los que el cuerpo queda calcinado. Un banco de datos operable de este tipo aceleraría los procesos judiciales y contribuiría a que los jueces no solo administren leyes, sino que impartan justicia.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 5 septiembre, 2016, 5:28 am
  9. Cordura

    Por Benjamín Fernández Bogado

    Se ha desatado el debate sobre el presupuesto del próximo año y los reclamos disparatados saltan por todos lados.

    Riera promete un aumento de más del 70% a los maestros, mientras su colega de Hacienda, Peña, afirma que no hay nada para nadie y que la austeridad será la propuesta del Ejecutivo.

    Los médicos quieren jubilarse más temprano, como los maestros y los campesinos, quienes reclaman créditos sin intereses, lo que claramente es una contradicción. O es crédito o es donación. Si es lo primero, viene con intereses; lo segundo viene gratis como las viviendas del RC4, que preanuncia una demanda de casas en iguales condiciones en todo el país. ¿Por qué a ellos y no a nosotros?, gritarán a voz en cuello los de la coordinadora de sin techos de todo el Paraguay. Peña pide cordura, pero es la cuestión menos dominante en un año donde el disparate tiene claros trasfondos electoralistas.

    La cuestión tampoco está en que se den los reclamos; y si se colocan en el presupuesto eso terminará en el capricho del ministro de Hacienda de cumplirlos o no. Siempre el argumento de “no hay dinero” será la coartada perfecta para no conceder lo que está escrito en la ley.

    En conclusión, vamos a una discusión estéril que lo único cierto es que se endeudará el país por otros ¡500 millones de dólares para pagar la deuda! Bicicleteada perfecta con cargo al siguiente gobierno y próximas generaciones.

    Presupuesto. Hay nerviosismo entre quienes manejan el cofre estatal.

    El de Aduanas no recauda o lo que recauda no llega donde debiera. La ejecución presupuestaria es baja incluso para obras que están financiadas con empréstitos asegurados. Los que tienen plata no la gastan, los que no, desean y gritan, y los que no, hacen huelga y piden subsidios, donaciones, luz gratis, jubilaciones anticipadas y liberación de presos.

    En medio de todo esto 8 militares muertos que salieron para comer asado sin orden de sus superiores y fueron asesinados. Aún no se sabe por quiénes, pero el número de muertos en el Norte sigue subiendo.

    La cordura es una virtud sostenida en la inteligencia, capacidad, compromiso, responsabilidad y por sobre todo un prestigio moral que hace incluso que las medidas antipáticas sean comprendidas por todos, como cuando Churchill hizo campaña prometiendo a los ingleses: sangre, sudor y lágrimas. Aquí la regla es pide y presiona, aunque sea irracional tu pedido.

    Promesas. Cuando la lógica de las promesas vacías domina el accionar de un gobierno estamos seguros solo de una cosa: las cuestiones públicas irán cada vez peor.

    Alguien tiene que poner esa dosis de equilibrio y racionalidad que permite entender lo colectivo como un valor superior a lo individual o egoísta. Si desde el Gobierno y desde los gobernados la irracionalidad domina las acciones, vamos por un mal camino.

    Los únicos ganadores parciales serán los que endeudan al país hasta que no pueda más y todo vuelva a ser barajado de nuevo en este casino donde la ruleta es el presupuesto. Apueste y quizás gane… por ahora. Después, ya sabe.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 4 septiembre, 2016, 4:15 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Gracias jakarupa rireguánte.8/12/16

Dejó sin pierna a motociclista y ahora suspenden el proceso

En este país, la Justicia solo trabaja medio día y a veces, ni trabaja.
Moraleja: Si tenés guita no hay problema chera'a. Kore qué injusto!
Justicia paraguaya... Paga 6 millones como "pena" por dejar sin piernas a una persona y casi dejarlo sin vida. Por algo somos la tercer peor justicia del mundo.
Un borracho platudo choca con su autazo a un humilde trabajador, a quien se le amputa su pierna y solo tiene que pagarle 6.000.000 de guaraníes, en cuotitas. Manejas alcoholizado y... Conductor pagará G. 500.000 mensuales tras choque que dejó sin pierna a guardia. Independientemente que haya habido ya un acuerdo con la víctima, qué suaves (¿?) son los castigos para conductores alcoholizados. Después dicen que el dinero no trae la felicidad.

Peichante-Py en FB ✓

Archivos

estadistas ✓

  • 969,661 visitas
Follow PARAGUAY. HA CHE RETÃ ✓ on WordPress.com

Escuche, vi y leí ✓

Banquina llena de botellas plásticas y otros desperdicios arrojados por peregrinantes. Triste realidad! La fe mueve montañas, los peregrinos... Basura #lamentable

La ambición por el poder da amnesia ... 10 años después este es el "nuevo rumbo" de Lugo, los tiempos cambian y los intereses también, jamas los politicos mantienen su palabra empeñada, sencillamente nadie resiste un archivo! Peligro para el país, sólito se está haciendo su tumba, vergüenza me da esta clase de políticos.

En San Lorenzo el cretinismo toma forma de micro que se adelanta en doble línea en pleno cruce... Consuelo: peores cosas hacen con sus chatarras todos los días

Es el primer día del pesebre y el camello ya está harto de todo. (?)

Se le armo el scrache social al borracho Alvarenga. Alto representante legislativo, "de pedo" no mató a nadie. Ndo jerai gueteri, hesa pili'upapeve omoco el guai... por eso que hasta el árbol vio que se le puso en el camino (?) Que imprudente el árbol, imputenlo por exposición al peligro, seguro era un árbol peregrinando! Lo que es la naturaleza, hasta un árbol salió huyendo de un posible accidente. Ha koa la ñande legislador, los primeros en respetarlas las quebrantan... lamentable. Cada idiota que tenemos en el país. Un criminal de raza y harto-peligroso el Diputadete éste, igual a todos los de su camarilla de farsantes y estafadores. Con "chapa cambiable"? En un país serio, estaría preso y sin permiso para conducir de por vida o presentando su renuncia a la Cámara Baja. Es un asesino potencial. Burro, borracho y cobarde. Hombre escombro.

A %d blogueros les gusta esto: