estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

50 sombras

En el año 2011, a instancias de los legisladores cartistas y liberales, el Congreso Nacional aprobó el Presupuesto 2012 con reajustes salariales para los funcionarios públicos de entre el 10% y el 58%. Ese incremento aún sigue marcando el déficit de las cuentas públicas e impide destinar más recursos a gastos sociales o a obras públicas.

A fines de agosto de cada año, el Poder Ejecutivo remite al Parlamento el proyecto de Presupuesto General de la Nación para el año siguiente. En ese proyecto se establecen las líneas de acción que marcarán la agenda del gobierno del año venidero. El plan de gastos que presenta el Ejecutivo contiene las previsiones de ingresos (tanto tributarios como royalties), el endeudamiento (bonos locales y soberanos, y préstamos) y los programas que se pueden ejecutar con base en estas estimaciones de financiamiento.

Pero estas estimaciones no son respetadas por el Congreso. Las primeras modificaciones comienzan en la Comisión Bicameral de Presupuesto, un organismo integrado por senadores y diputados. Desde hace algunos años, esta comisión es conformada por 50 legisladores (inicialmente, eran 30), que realizan modificaciones de acuerdo con las apetencias políticas de turno, tanto locales como partidarias. Si bien tres o cuatro legisladores intentan contener las subas, no pueden contra la mayoría.

Cuando Juan Carlos Wasmosy era presidente de la República, la Bicameral y luego las dos cámaras se encargaban de recortar asignaciones a cualquier programa propuesto, con el argumento de que la única intención era posicionar a su partido para volver a ganar las elecciones. Con el tiempo, los legisladores entendieron que el recorte les afectaba políticamente, por lo cual comenzaron a inflar los gastos para ganar adeptos, sin importar los perjuicios que causaban a todos.

Alguna vez, alguno propuso no hacer modificaciones al proyecto del Ejecutivo para ver qué tan bien o mal le iba, pero la apetencia personal de los políticos siempre pudo más y la idea no prosperó. Por ello, es necesario que los parlamentarios empiecen a pensar en serio en el futuro del país y aprueben un presupuesto sincero, ejecutable y que beneficie a toda la población y no solo a sus amigos de turno o a sus correligionarios.

Entender que el Presupuesto es la base del desarrollo del país es urgente. Así como también es urgente que todos reclamemos el cumplimiento de las propuestas del gobierno de turno, y del presupuesto que es aprobado cada año en el Congreso. Es nuestro derecho contar con obras de calidad, y nuestra obligación exigir el buen uso del dinero público.

Por Wendy Marton

http://www.ultimahora.com/50-sombras-n1017091.html

 

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

5 comentarios en “50 sombras

  1. La banca comunal

    Hace un par de semanas, una de las mayores intermediarias financieras de plaza presentó un informe que incluía los resultados de la aplicación de un módulo de banca comunal desarrollado por el Banco Interamericano de Desarrollo mediante el Fomin o Fondo Multilateral de Inversiones.

    Las cifras son contundentes: 2022 grupos de apoyo mutuo, constituidos en un 70% por mujeres cabezas de familia de escasos recursos, en total, 56.000 personas que ingresaron al sistema financiero a través de la banca comunal. ¿Qué importancia reviste este concepto de banca en la tan traída y llevada cuestión de la inclusión financiera y la lucha contra la pobreza?. Nos ocupamos del tema en nuestro editorial del jueves 25 diciendo: “Si la ‘lucha contra la pobreza’… se agota en su mera enunciación y en algunas partidas limitadas de dinero sin un propósito firme, sólo servirá para profundizar la dependencia y crear generaciones que no conocerán la dignidad y autosuficiencia del trabajo”.

    Un documento elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Agencia de Cooperación Italiana se refiere a la importancia de apoyar la banca comunal y los microcréditos al expresar lo siguiente: “Los productos y servicios micro financieros inclusivos alcanzan mayor proyección, en términos de reducción de la pobreza, cuando son aplicados complementariamente a programas de transferencias monetarias condicionadas, constituyéndose en un vehículo efectivo para que los beneficiarios de estos esquemas de subsidio puedan insertarse plena y formalmente en la dinámica económica del país” (Microfinanzas, una contribución al desarrollo inclusivo-PNUD-Cooperazione Italiana-2010).

    Son cinco las condiciones principales que convierten a un ciudadano en sujeto de crédito de la banca comunal: Residir en la comunidad dos años continuados, que sean principalmente mujeres, con poco o ningún historial de créditos, muy bajos ingresos -generalmente no más de dos salarios mínimos por unidad familiar- y que sean propietarios de micro empresas de subsistencia o emprendimientos con inversiones muy bajas de capital. Los créditos otorgados son de monto menor y deben destinarse a la integración de capital de trabajo y activos fijos menores, entre ellos herramientas o enseres de trabajo.

    Estos instrumentos financieros tienen hoy una mirada estatal muy limitada frente a la expansión de la banca comercial que trabaja con criterios de responsabilidad social y rentabilidad cero, en alianza con organismos internacionales de cooperación y, de acuerdo a los estados contables actualizados, con un índice de morosidad casi nulo.

    Lo dicho: la lucha contra la pobreza requiere un abordaje sistémico y sostenible, que promueva el emprendedurismo, la microempresa y la autogestión de las familias en tren de subir un escalón en su condición socioeconómica, mejorando a la vez su autoestima y liderazgo.

    http://www.5dias.com.py/49323-la-banca-comunal

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 septiembre, 2016, 8:26 am
  2. Una fuerte apuesta a inversiones del área social
    26 Ago 2016

    Por el Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro MBA
    El pago de G. 71 por cada G. 100 recaudado sigue siendo elevado, pues la ciudadanía abona puntualmente sus impuestos y otros tributos, justamente para poder ver en forma tangible mejores niveles de inversiones en varios sectores.

    Definitivamente no podemos seguir con esa inmensa cantidad de funcionarios a nivel país, cuando que muy bien sabemos si se hace una reingeniería en forma profesional de los RRHH, quien dice que podamos seguir funcionando sin problemas reduciendo como mínimo un 40% de la plantilla global actual, dando el lugar que corresponde a la meritocracia, capacidad e idoneidad, que hoy en muchos entes lamentablemente dista muchísimo, pues la burocracia sigue imperando y trámites que muy bien lo puede manejar 1 sola persona los siguen haciendo entre 3 o 4.

    No olvidemos que estamos en pleno siglo XXI en donde la tecnología y la capacidad innovativa y creativa deberían ser las constantes.

    De aplicarse dichas medidas de hecho mucha gente quedaría “afuera”, pero no cabe otra. Duele decirlo, pero hay que decirlo. Si no racionalizamos “esa multitud” de funcionarios públicos, pues el mayor porcentaje de los Gastos Corrientes dentro del PGN los seguirán “devorando” los sueldos y otros beneficios, y cada vez resultará más difícil disponer de suficientes recursos para destinarlos a inversiones en obras sociales, salud y educación sectores a los cuales deberíamos seguir priorizando en forma efectiva, eficiente y eficaz.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 27 agosto, 2016, 6:28 am
  3. Los signos del fracaso que atraen inversionistas

    Además de las descripciones que el propio presidente de la República, Horacio Cartes, utiliza para invitar a los inversores extranjeros a venir al Paraguay, presentándolo como un “país fácil, como esa mujer bonita”, y al que el mandatario convoca a “usar y abusar”, qué triste resulta enterarse de que un grupo de empresarios uruguayos se ven seducidos por la “tierra guaraní” porque aquí “el desarrollo de normas laborales, de normas de seguridad social y libertad sindical es muy bajo”.

    En otras palabras, quieren venir a invertir en el Paraguay porque aquí los trabajadores están desprotegidos; se desalienta que se organicen y encima es mínima la cobertura social para acceder a los servicios de salud y tener derecho a una jubilación y otros beneficios.

    Dicho de otro modo, hay mano de obra barata y reducida exigencia para quienes la emplean.

    Qué mal habla de estos empresarios el que les interese venir a aprovecharse de esta situación de injusticia social para obtener mejor lucro.

    Con la actitud que exponen no existe la más mínima esperanza de que la presencia de los capitalistas foráneos vaya a servir para elevar los estándares en el ámbito de los derechos laborales, ni que contribuirán a mejorar la calidad de vida de los trabajadores que contraten.

    Generar puestos de laborales es una gran acción, pero no sobre la base de contratos basura, que son los que no contemplan ninguna obligación para la patronal, ni prácticas de responsabilidad social. En un país donde la fiscalización laboral es apenas simbólica, esto se da con suma facilidad. Los aspectos que resultan atractivos a los empresarios uruguayos y seguro que a los de otras nacionalidades, son signos del fracaso de varias administraciones de Gobierno del país.

    Hablan de décadas de atrasos que arrastra el Paraguay para incorporar y poner en vigencia plena los derechos humanos que requieren ser abordados con un enfoque integral, y no se reducen a la libertad de expresión y de reunión, como denotan entender algunas autoridades.

    Que los empresarios extranjeros quieran venir a radicarse al Paraguay por las razones expuestas debería producirnos vergüenza. Si realmente hubiera un dejo de patriotismo en quienes administran el Estado, el tema tendría que estar siendo discutido en el Congreso, en el Gabinete de Ministros, en la Corte Suprema de Justicia.

    Que apenas tengamos garantizados los derechos humanos de primera generación revela una gran incompetencia que prevalece hace 27 años.

    Por Susana Oviedo

    http://www.ultimahora.com/los-signos-del-fracaso-que-atraen-inversionistas-n1018345.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 24 agosto, 2016, 9:21 am
  4. Tratamiento objetivo y patriótico del PGN
    21 agosto, 2016

    En setiembre se conformará la Comisión Bicameral de Presupuesto, con 25 senadores y 25 diputados. Este año, la Presidencia le corresponde a la Cámara Baja, y el cargo recaerá en el colorado Mario Cáceres.

    El proyecto de Presupuesto General de la Nación del 2017 está listo y pronto para que el Ejecutivo lo envíe al Congreso. Aunque la prensa aún no ha tenido acceso al documento final, desde Hacienda han informado de los varios cambios que se han realizado, lo que hace que esta vez el proyecto constituya toda una innovación que servirá para consolidar económicamente este proceso que ha ubicado a nuestro país entre los mejor posicionados de la región.

    Uno de los aspectos positivos es que el monto total del presupuesto es menor que el de este año. Esto se debe a que no se contempla un aumento salarial a ningún sector público, ni de los funcionarios ni de los legisladores ni altas autoridades. Esto es digno de destacar puesto que ya no se dan situaciones como las anteriores, en las que los funcionarios eran permanentemente olvidados mientras los poderosos ganaban cada vez más. Lo que queda palpable con este proyecto es que nadie que preste algún servicio a la nación podrá enriquecerse a costa de ella.

    El proyecto del Ejecutivo da un énfasis especial al área social. Mientras varios sectores verán sus ingresos disminuidos, en el área de Salud Pública se mantendrá el monto de este año y en Educación recibirá un aumento.

    A pesar de que pareciera lógico que un documento así no tenga mayores inconvenientes para ser aprobado, puesto que se nota que ha sido redactado pensando en la gente y en su beneficio, hay un certero temor de que en el Senado, otra vez, aprueben o rechacen artículos del proyecto sin más argumento que el de poner el palo a la rueda al Gobierno y perjudicar políticamente al presidente Cartes.

    Es por eso que es fundamental la conformación de la Bicameral, que es la que hace el grueso del trabajo de ambas cámaras. Allí deben estar senadores y diputados probos, capaces y patriotas, porque será la única forma de que se dé un tratamiento serio y adecuado al proyecto de presupuesto.

    Lamentablemente, hay rumores de que esto no ocurrirá en el Senado, en donde la disidencia colorada y la izquierda preparan su artillería para boicotear cualquier artículo que implique un beneficio a la ciudadanía. Estos políticos han decidido que evitarán a toda costa que se pueda poner en vigencia cualquier cosa que pudiera implicar un rédito político para Cartes, sin importar que para ello deban perjudicar a la ciudadanía en general.

    De acuerdo a dichos rumores, esta campaña estará encabezada por la verborrágica Desirée Masi, que parece tener alguna cuestión personal en contra de Cartes, quien se ha convertido en su obsesión y en el responsable de todos sus males. Dicen por ahí que culpa al jefe de Estado por los problemas que tiene su marido con la Justicia, alegando que todo es persecución política, ignorando las numerosas pruebas que existen en su contra y olvidando también que los procesos penales son responsabilidad del Poder Judicial y no del Ejecutivo.

    Lo cierto es que es necesario que la Bicameral esté integrada por patriotas, si es que quedan 25 de ellos en el Senado. Y que el proyecto sea analizado con sentido honesto y serio, sin ninguna injerencia política. Solo de esa manera se logrará que el Presupuesto General de la Nación responda a las necesidades del país y busque su beneficio. De lo contrario, solo será más de lo mismo.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 21 agosto, 2016, 9:24 am
  5. El ejemplo de Dinamarca

    El ministro de Industria y Comercio emitió hace algunos días una definición que alcanza de lleno al modelo económico en ejercicio en el Paraguay. Dijo: “Seguimos insistiendo en que el Paraguay, si quiere llegar a su destino de grandeza, tiene que agrandar su mercado. Nosotros no podemos generar más riqueza, más puestos de trabajo para los paraguayos si solamente vendemos dentro de Paraguay.
    Por eso es que estamos enfrascados en este esfuerzo internacional de vender más en todos los mercados del mundo, porque de lo contrario no vamos a poder crecer como necesitamos”.

    Este pensamiento no es nuevo, pero es bueno que se lo repita porque sigue teniendo vigencia, hoy más que nunca. Para tener una idea recurrimos a un ejemplo que nos viene de lejos, concretamente, de la década de los años 70, cuando un ex ministro de Economía de Dinamarca, de visita en el Paraguay, ofreció un par de conferencias dejando algunas reflexiones que hoy –casi medio siglo después- siguen teniendo tan fresca actualidad como entonces.

    Expresó esa vez: “Dinamarca tiene un décimo del territorio paraguayo, casi la misma población pero una economía veinte veces más grande”. En esos días, el pequeño país escandinavo ya era integrante de la Unión Europea (a la sazón, Mercado Común Europeo) y estaba transformando rápidamente su modelo hacia la industrialización. Actualmente, Dinamarca sigue teniendo el mismo territorio, prácticamente la misma población que el Paraguay (5.600.000 habitantes en 2014) y su economía es hoy “sólo” diez veces la del Paraguay: US$ 331.000 millones. Eso significa que hemos crecido, comparativamente, más rápido que Dinamarca. Con una diferencia: nuestro crecimiento se basa en la explosiva expansión de la agricultura y la ganadería, modelo que los daneses han abandonado un par de décadas atrás. Sabiendo que con él no irían muy lejos, apostaron a la industrialización y a la exportación. Hoy el comercio exterior de Dinamarca configura el 66,5% de su PIB y sus exportaciones están integradas en un 47% por productos industriales, dejando un 12% a los productos del agro. Este modelo genera bienes exportables de alto valor agregado, con un sistema laboral considerablemente desregulado mediante la denominada “política de flexiguridad’’ que hace fácil contratar, despedir y encontrar trabajo. ¿Desempleo? Apenas por encima del 4,2%.

    ¿Estamos en ese camino? En algunos aspectos sí, aunque nos separa una sideral distancia de las variables que hacen de Dinamarca la duodécima economía más competitiva del mundo, según el informe de 2016 del Foro Económico Mundial. El sitio chino globaltimes.cn describía así al pequeño gigante escandinavo: “Dinamarca, un Gobierno que prefiere crear crecimiento, apoyar a las pymes y no recortar el gasto”.

    No se trata de copiar sino de analizar modelos. Quizá nos cuadre.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 agosto, 2016, 12:02 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

5días

Peichante-Py en FB ✓

A %d blogueros les gusta esto: