estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

ENCUENTRO DE LA CORRUPCIÓN

Ambición. Fruición por el poder. Inescrupulosidad y cinismo. Maestros del populismo. Corruptos al extremo cuando tuvieron la oportunidad. En realidad, uno más que otro. Lugo más que Lula, se encontrarán hoy en CDE, en un desesperado intento por reflotar sus alicaídas imágenes que están arrastradas por el lodo ante la opinión pública.

“Lula” dilapidó un capital político imponente. Era el hombre público más amado del Brasil. Su programa “Fome Cero” (hambre cero), causó asombro al mundo y sacó de la miseria extrema a una inmensa mayoría de la población que estaba pasando las de Caín, cuando el carismático obrero metalúrgico llegó al poder.

Lamentablemente para la izquierda latinoamericana, el hombre sucumbió ante la celada del dinero y la corrupción al más alto nivel. Se vio envuelto en el “Lava Jato”, una fantástica historia de corrupción con la estatal Petrobras, donde las cifras que se “repartieron” resultaban francamente increíbles.

Ahora lucha por sobrevivir en la turbulenta arena política del vecino país. Su “delfina”, Dilma, está fuera del poder y se prendieron al mismo otros impresentables, cuyos trapos sucios no tardaron en ser ventilados ante la Justicia, que dicho sea de paso, se está portando de manera impecable en el caso.

Y por aquí Fernando Lugo. Un engendro patrocinado por la Iglesia Católica, falsario desde el principio de su irrupción en política, protagonizó el escándalo más grande en la ajetreada historia política de nuestro país. Dejó con la boca abierta a todo el mundo, al reconocer hijos bastardos, concebidos incluso con una de las limpiadoras del Obispado, donde el inmoral prelado, le hacia la “corte”.

Hizo uno de los peores gobiernos de la historia. Tiempo perdido. Sin experiencia política, se equivocó en todo y así le fue.

Ahora insiste en volver. Y lo peor que tiene cierta gente que le sigue creyendo ¿Cómo? Solamente por un tema emocional irracional. O esperando algún tipo de prebendas, por haber mantenido la lealtad (chupamedismo) en todo este tiempo.

Estos personajes van a intentar salir de ultratumba hoy en un evento que ya ha sido bautizado como “El encuentro de la corrupción”, que quiere aparentar triunfal, pero que por donde se lo mire, tiene un tufo a desesperación, porque las grandes mayorías, fruncen el ceño y murmuran una imprecación, cuando recuerdan sus malhadados gobiernos.

 

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Un comentario en “ENCUENTRO DE LA CORRUPCIÓN

  1. ¡Alábate burro, que nadie te alaba!
    26 julio, 2016

    Lo anunciaron con bombos y platillos. Dos expresidentes se encontrarían para “celebrar” los acuerdos que ellos mismos suscribieron 7 años atrás, sobre temas relativos a la Itaipú Binacional. Uno de ellos, destituido por mal desempeño de sus funciones vía juicio político y, el otro, quien hace mucho tiempo olvidó su origen proletario, está cada vez más cerca de la cárcel por el escándalo de corrupción conocido como “Lava Jato”. Pero, en el afán de recuperar protagonismo con el utópico objetivo de retornar al poder, montaron un verdadero circo que tuvo como escenario a CDE, con todo el aparataje brindado por la TV pública chavista, Telesur, unos cuantos venezolanos y no más de 300 personas, varias de las cuales también tienen cuentas pendientes con la Justicia. Así, la farsa quedó al desnudo y Fernando Lugo Méndez -y solo él- protagonizó lo que probablemente fue el espectáculo más triste de su historia, porque Luis Ignacio “Lula” Da Silva, invitado de honor, “brilló”… por su ausencia.

    Según uno de los escuderos del exobispo, el senador por el Frente Guasu Hugo Richer, “ningún gobierno logró lo que se plasmó es ese acuerdo Lugo-Lula. La gente se centra mucho en el tema económico…que fue una parte importante. Pero también se puso en marcha la línea de 500 KV y otras cuestiones que ninguno de los gobiernos anteriores ni posteriores lograron sobre el tema de Itaipú y la defensa de los intereses del Paraguay”. Ante tamañas afirmaciones solo caben dos hipótesis. O el legislador perdió completamente la cordura o, al igual que Eusebio Ayala, piensa que los paraguayos somos un pueblo de cretinos. Veamos porqué.

    Lugo y sus secuaces se vanaglorian de haber conseguido un aumento por la cesión de energía al Brasil que pasó de 120 a 360 millones de dólares, lo cual, en opinión de ellos, es una expresión de la “recuperación de la soberanía energética”. Y dado el monto del que se habla, a primera vista en verdad parece un “gran logro”, pero solo a primera vista. Primero, porque apelando a una cuestión de lógica elemental, se supone que nuestro país utilizará cada vez más energía de la hidroeléctrica, con lo cual la cesión irá en diminución y también lo que se recibe en ese concepto. Pero mucho más importante que eso, lejos de recuperar “soberanía” alguna, el acuerdo de referencia legalizó toda una historia de entreguismo, pues lo que debió obtenerse de esas negociaciones con “Lula”, quien se comportó como un auténtico “bandeirante”, tenía que ser el derecho del Paraguay a vender la energía que no consume a precio de mercado, lo que en términos monetarios significaría un ingreso anual superior a los 1.500 millones de dólares.

    En cuanto a la línea de 500 KV no hace falta decir mucho. Basta con recordar que ya durante el gobierno de Duarte Frutos se habían sentado las bases para que el gobierno brasilero la financiara íntegramente y que el costo del proyecto no llegaba a los 300 millones de dólares. Sin embargo, Lugo cambió las reglas del juego y la obra terminó siendo financiada con fondos del FOCEM, elevándose su costo en más del 50% y obligando a nuestro país a aportar una parte, como contrapartida nacional.

    ¿Es esto lo que los “Lu-Lu” pretendieron hacernos “celebrar”?. ¿O acaso fue solo un pretexto para tratar de ganar notoriedad cuando se aproximan tiempos electorales? Todo parece indicar que se trata de lo segundo, que resultó un tremendo fiasco. Hubiesen buscado otras excusas que realmente ameriten algún tipo de festejo, porque las que esgrimieron, son típicas de quien no es merecedor de ninguna recordación y al que bien puede aplicársele el viejo dicho de “alábate burro, que nadie te alaba”.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 26 julio, 2016, 7:29 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

5días

Peichante-Py en FB ✓

A %d blogueros les gusta esto: