estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

El dinero del Fondec y el apoyo a la cultura

Días pasados, este diario publicaba la lista de artistas y productores que no habían rendido cuentas de los recursos recibidos del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes (Fondec) para la realización de sus proyectos culturales.

Más allá de que en la nómina oficial fueron incluidos por error informático unos 18 nombres –según aclaró luego la entidad–, la falta de cumplimiento de esta exigencia es un problema real que el Fondec debe enfrentar cada año.

Ante esta práctica inapropiada de los beneficiarios, cuyas causas podrían ser variadas, vale recordar un aspecto relevante, como es la responsabilidad a la hora de administrar los escasos y muy necesarios recursos destinados a la promoción y difusión de la cultura en Paraguay. En un país como el nuestro, en donde aquella es furgón de cola y primera víctima de recortes presupuestarios, urge tomar conciencia del valor de estos fondos. Todavía hay gente que cuestiona el apoyo financiero a las expresiones culturales genuinas, como si una nación podría desarrollarse sin ellas.

Con unos G. 4.000 millones al año, el Fondec ha podido apoyar un promedio de 180 proyectos en música, artes escénicas, audiovisuales, literatura, entre otros, permitiendo a artistas noveles y con trayectoria concretar sus obras.

En tanto, está claro que los directivos deben promover todo tipo de reglamentación que promueva y garantice la transparencia y el buen uso de los fondos, y los beneficiarios, por su parte, deben asumir su responsabilidad de rendir cuenta del dinero público recibido.

Por otro lado, sería saludable que el Parlamento deje de nombrar a los consejeros del Fondec, como lo establece la ley, pues de esta forma se podría evitar –de alguna manera– que sean elegidos solo aquellos que saben realizar lobby en el Congreso, en donde la trayectoria y calidad no pesan tanto como el padrino político. Una contaminación que debería evitarse.

El Fondec tiene una función muy positiva, por lo que corresponde buscar su fortalecimiento con mecanismos que garanticen la eficiencia y transparencia, además de proveerle de más recursos. En un país en donde una institución como el TSJE gasta más de G. 30.000 millones en viáticos, y se destinan otros millones a secretarias-amantes, resulta más que evidente que el aumento de fondos para la cultura y otros ámbitos sensibles pasa, más que nada, por la voluntad política y la ética de autoridades y legisladores de turno.

Por Gustavo Olmedo

http://www.ultimahora.com/el-dinero-del-fondec-y-el-apoyo-la-cultura-n1003887.html

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

8 comentarios en “El dinero del Fondec y el apoyo a la cultura

  1. Más cultura de nuestros historiadores culturales

    Por Sergio Cáceres
    En mi columna del 13 de febrero pasado, titulada “La cultura según nuestros historiadores”, había hecho un repaso de qué entendían nuestros historiadores por la idea de cultura.

    Luego de ver algunos conceptos de cultura en Efraim Cardozo, Víctor Ayala Queirolo y Luis G. Benítez, prometí para otro momento analizar el contraste que hace Rafael Eladio Velázquez con los citados.

    Ahora paso a cumplir con tal promesa. Velázquez es más materialista al momento de hablar de cultura, y toma del sociólogo Gino Germani la siguiente definición: “Conjunto de las normas, valores, conocimientos y objetos materiales creados y transmitidos por el hombre”.

    Vemos, sin embargo, que no puede dejar de hablar de valores, y que cuando recurre a Rickert dice que la cultura es “lo producido directamente por un hombre actuando según fines valorados, ya sea si la cosa existe de antes, como lo cultivado intencionalmente por el hombre en atención a los valores que en ella residan”.

    Como ya vimos en Cardozo, en Ayala también aparece una teoría del valor ligada a la teoría de la cultura. Cuando ejemplifica un objeto cultural como la escultura, nos dice que a dicho objeto “se ha incorporado un valor, el valor de la belleza y el valor de la utilidad”. Finalmente, Benítez consigna que en el mundo de la cultura “los objetos son ya valores formados, transformados por el espíritu”.

    Como factor común en los cuatro autores, encontramos por lo tanto que la idea de valor sostiene a la de cultura.

    Esto es consecuente con lo espiritual, es decir, aquello que tiene como más elevadas las manifestaciones humanas y que son las que serán historiadas en las obras.

    En varios momentos mencionan que hablarán de la evolución de la cultura a lo largo de la historia, lo que los empareja a la visión teleológica del desarrollo histórico que se percibe en teóricos de la cultura paraguaya, y que fuera caracterizado en el célebre artículo de Juan Santiago Dávalos y Lorenzo Livieres Banks El problema de la historia del Paraguay.

    En otro lunes quiero también contrastar las ideas de tales teóricos de la cultura paraguaya, pues se preocuparon en dar una explicación de la evolución cultural del Paraguay antes que hacer una historia de la cultura.

    Entre ellos analizaremos las obras de Natalicio González, Justo Pastor Benítez, Óscar Creydt, Justo Prieto, Efraim Cardozo (el único que también tiene mencionamos en el grupo de historiadores de la cultura), Osvaldo Chaves y Anastasio Rolón Medina, entre otros.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 7 marzo, 2017, 9:34 am
  2. Oportunidades y espacios desperdiciados

    En la edición de ayer de Última Hora (Pág. 29) se exponía el nulo aprovechamiento del cine-teatro del Puerto de Asunción para actividades culturales y artísticas, debido a la falta de gestión de la Secretaría Nacional de Cultura (SNC).

    Para la rehabilitación del espacio se invirtieron más G. 80 millones en reparaciones, y alrededor de 25.000 euros en equipamiento; esto último gracias a las donaciones del Programa Mercosur Audiovisual. El cine-teatro está ahí, equipado y en pleno centro capitalino, pero sus administradores son incapaces de generar propuestas para activar y promover el sitio.

    Pero, lastimosamente, este es solo uno de los tantos casos que se registran en Asunción y en todo el país, de espacios y oportunidades desaprovechados por la incapacidad de gestión, el desinterés, la poca creatividad de los funcionarios, la politiquería, entre otras cuestiones, y siempre con la excusa de la falta de recursos económicos. Un argumento válido, pero no definitivo, pues son numerosas las iniciativas que se pueden plantear de alguna forma si hay interés y pasión por lo que se quiere realizar y ofrecer. Quizás no se pueda concretar el proyecto de manera ideal, pero algo positivo se propondrá para la gente. Eso es así.

    Y entre los tantos casos similares podemos mencionar a sitios como el mirador de Ita Pytã Punta, la ex cantera de Tacumbú, el cerro Lambaré, la casita de José Asunción Flores, creador de la guarania, el propio Ferrocarril con sus estaciones; todos ellos, lugares de gran valor turístico y/o cultural desaprovechados y hasta abandonados a su suerte por instituciones como la Secretaría de Turismo, la Municipalidad de Asunción, y la ya citada SNC, en estos casos.

    A estos habría que sumar tantos sitios sobre la ribera del hermoso río Paraguay e incluso el imponente anfiteatro de San Bernardino, hoy un coloso abandonado. Estamos perdiendo oportunidades, desaprovechando espacios de gran valor por la ineptitud de los responsables del Gobierno central, municipios y gobernaciones. ¿Cómo cambiar esta situación? Acomodarse, caer en la rutina esperando el salario mensual, evitar ir contracorriente, dejar todo como está, es una reacción casi natural en la función pública y en cualquier ámbito.

    Por ello, una de las salidas es tener menos Estado y más sociedad; promover que las organizaciones civiles tomen la posta, apropiándose de estos espacios y su proyección.

    Incentivar la participación no solo es la posibilidad de que las autoridades asuman su responsabilidad –por presión o reclamos–, sino también la ocasión para que el ciudadano se vuelva protagonista, asumiendo desafíos y generando soluciones.

    Por Gustavo Olmedo

    http://www.ultimahora.com/oportunidades-y-espacios-desperdiciados-n1065304.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 27 febrero, 2017, 2:31 pm
  3. Joderle a la educación

    La intendente de Ciudad del Este, Sandra McLeod de Zacarías, y los 12 concejales de la Junta Municipal pasaron por alto la lista de prioridad de escuelas precarias que figuran en la microplanificación del Ministerio de Educación y Cultura (MEC). La intendencia hizo el pedido de la aprobación de llamado a licitación, la pro forma del contrato, las especificaciones técnicas y el pliego de bases y condiciones, lo que fue aprobado por los ediles.
    Los concejales de la bancada de la oposición, conocidos como G7, se quejaron de la falta de remisión de la microplanificación de parte de McLeod. Sin embargo, aprobaron el pedido, según explicaron, debido a la queja de los directores de la escuela afectadas y porque recibieron quejas de que trabaron las obras. A ningún concejal se les ocurrió por ejemplo buscar los datos en la página del MEC, donde están disponibles en la sección de datos abiertos. En la sesión del martes pasado, gastaron varios minutos en discusiones estériles y de muy bajo nivel, se gritaron palabrotas en vez de ponerse a indagar sobre las condiciones de las escuelas, para las cuales se aprobó el llamado a licitación por millonarios montos.
    Ni al ejecutivo ni al legislativo les importó cuáles son las escuelas más precarias según la lista del MEC. Los concejales se preocuparon más por las quejas en su contra, que hacer valer las necesidades de niños que padecen la falta de infraestructura. Tampoco se sabe qué criterio tuvo en cuenta la intendenta McLeod para seleccionar las escuelas que serán beneficiadas. Se echó por tierra, horas de trabajos para determinar las necesidades de las instituciones educativas.
    Con este nuevo episodio se evidencia la poca importancia que dan nuestras autoridades a la educación, la falsedad de sus promesas y discursos de preocupación por la formación de los niños. Se sabe que la administración Zacarías siempre utilizó criterios políticos para marginar o privilegiar las instituciones educativas. Con su lamentable falta de seriedad y criterio, los concejales se prestan al juego y pierden la oportunidad de cambiar la historia.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 12 agosto, 2016, 5:29 am
  4. Los traidores de la tercera ola

    Por Guillermo Domaniczky

    Para los periodistas y otros profesionales comunicadores, el nombre de Alvin Toffler debería sernos familiar.

    Referenciado en los estudios sobre sociedad y comunicación, Toffler se anticipó varias décadas al mundo en el que vivimos hoy, para vaticinar ya hace más de cuarenta años la sociedad de la información en la que nos moveríamos, y lo que hoy denominamos como economía del conocimiento.

    Visionario de los procesos sociales, el teórico estadounidense publicó en 1970 “El shock del futuro”, en el que empezaba a augurar el modelo de revolución tecnológica que transformaría nuestras vidas. Con “La tercera ola” en 1980, describió los cambios de la sociedad agrícola a la industrial, y de ella a la posindustrial, en la que desarrolla como uno de los conceptos claves que el poder principal de un Estado ya no descansa ni en la capacidad bélica, ni en la económica, sino en el conocimiento, que es el que a su vez genera riquezas.

    De allí que Toffler insistía en la necesidad de que un Estado priorice la educación de sus ciudadanos, para enfrentar con éxito los desafíos del futuro que en ese entonces ya describía con precisión, con la idea de que la única forma de que un país pase de la etapa agrícola a la industrial, e incluso a la del conocimiento, o tercera ola, era destinando más recursos a la educación, el capital humano y la infraestructura.

    Un concepto que nos interpela permanentemente como país, al seguir viendo que en Paraguay no llegamos a asignar al presupuesto de Educación ni siquiera la mitad del 7% del producto interno bruto que, como mínimo, recomienda la UNESCO.

    Llegar a ello es posible, “es cuestión de decisión política” nos decía el ministro de Hacienda, Santiago Peña.

    Alvin Toffler falleció esta semana a los 87 años. Coincidentemente el mismo día en el que se conocía su fallecimiento, dos entrevistas en la 730AM nos recordaron además que no solo es cuestión de tener más presupuesto para educación, sino de manejarlo honesta y eficientemente.

    En uno de los casos, la directora de una escuela en San Pedro relataba cómo los alumnos del primer y segundo grados debían dar clases bajo los árboles porque se había derrumbado parte del techo de unas aulas construidas por el Indert el año pasado. En la escuela existen otras tres aulas inconclusas y abandonadas desde el 2010.

    La directora dijo que varias veces fueron hasta allí funcionarios del Ministerio de Educación, pero que tomaron algunas notas y nunca más aparecieron.

    En el otro caso, un profesor de Caazapá tuvo que improvisar una fogata en el aula para poder dar clases a sus alumnos del quinto grado, porque hacía mucho frío y el lugar en el que estaban en realidad no tiene puertas, ventanas ni instalaciones eléctricas.

    Son dos realidades, en los departamentos más pobres del país, en las que es inevitable pensar que no solo hubo ineficiencia en la gestión, sino también corrupción.

    Son varios además los casos de intendentes, gobernadores y otros corruptos denunciados por haber malversado el dinero que recibieron para destinarlo a la infraestructura de escuelas y colegios y a la alimentación de los niños.

    Funcionarios que se encargan de robar el futuro de los niños y por ende, el del país. Altos traidores a la patria, porque además están privándola de la posibilidad de tener ciudadanos preparados para generar valor agregado y enfrentar un mundo cada vez más desafiante y competitivo, como lo pronosticaba ya Toffler, hace más de 35 años.

    “Un analfabeto será quien no sepa dónde buscar la información que requiere en un momento dado para resolver un problema concreto. La persona formada no lo será con base en conocimientos inamovibles que posea en su mente, sino en función de sus capacidades para conocer lo que precise en cada momento de sus vidas» Alvin Toffler (La tercera ola, 1980).

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 3 julio, 2016, 7:05 am
  5. Incapacidad histórica para hacerse cargo de los asuntos de Estado

    La pobreza no es un invento de éste gobierno, los caminos en pésimo estado tampoco y que los siete o diez mil locales escolares públicos se caigan a pedazos evidencian una incapacidad histórica para hacernos cargo de los asuntos de Estado. El diccionario define la palabra “emergencia” como una acción que se lleva a cabo para salir de una situación de apuro o peligro. Aquellos países azotados por terremotos, tsunamis, tornados en serie, marejadas ciclónicas o vastos e incontrolables incendios forestales se ven obligados a movilizar masivos recursos para enfrentar estos escenarios terribles. Y deben hacerlo rápido.

    Pero en el Paraguay, la palabra emergencia tiene otras connotaciones las cuales parecen no tener muchos puntos de contacto con la definición dada más arriba. No se podría decir que una inundación es una emergencia, ya que este fenómeno se conoce desde hace siglos. Sin embargo, como en el Paraguay “moderno” no hemos aprendido aún a hacer las cosas bien, una creciente es una emergencia porque recién se reacciona cuando, litralmente, el agua nos llega al cuello. Así, en los últimos 25 años se han declarado 17 “estados de emergencia” para enfrentar crecidas que se las veía venir desde meses atrás y que están contempladas en los pronósticos meteorológicos, que están cada vez más acertados en sus previsiones.
    Pero eso no es todo. La emergencia se declara en el Paraguay por cualquier cosa. Días pasados la Cámara de Diputados declaró en estado de emergencia el departamento de Caazapá con el objeto de “combatir la extrema pobreza que azota a esa parte del territorio nacional”. En enero de 2015 se tomó idéntica medida con el departamento de Canindeyú para asistir a ciertos enclaves indígenas. Y el colmo de los colmos se dio en agosto de 2014 cuando fueron declarados en estado de emergencia “determinados tramos de caminos vecinales de los departamentos de la región Oriental y Occidental” (sic). Ni hablar de la última joyita aún en estudio en el Congreso: la ley que “declara en situación de emergencia de infraestructura al sistema educativo nacional”.
    La pregunta que cabe hacerse finalmente sería ésta: ¿No sería mejor declarar en estado de emergencia al Gobierno Nacional? Todas las “emergencias” señaladas son el efecto acumulativo de la pobre o nula gestión de Gobierno, de éste y de los anteriores. La pobreza no es de hoy, los caminos ruinosos tampoco y que los siete o diez mil locales escolares públicos se caigan a pedazos evidencian una incapacidad histórica para hacernos cargo de los asuntos de Estado. Así que sería interesante que los legisladores encaminaran un proyecto en esa dirección en lugar de perder tiempo con proyectos de ley tan disparatados como inútiles.

    http://diariolajornada.com.py/v6/category/editorial/

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 julio, 2016, 8:26 pm
  6. De burros y humanos

    Una de las palabras más suaves para ofender, pero sin embargo más lapidarias que se utiliza en las redes es “burro”. Hay gente que se lo dice de entrada a otra, y otros que, cansados de esgrimir sus argumentos, la aplican para cerrar una discusión.

    Si desglosamos el temperamento del animal, podemos llegar a un punto interesante y así avanzar un pasito en la comunicación e interrelación que ya, en el agitado tiempo actual, no es una opción sino una obligación colectiva. Convertido en un adjetivo, el burro en sí era en la antigüedad un animal muy querido por su nobleza, fuerza y austeridad alimenticia. Si aplicamos los estudios psicológicos de este animal a las personas, podemos recopilar elementos útiles: “Muy inteligente, alerta, curioso y cariñoso, cuando no está sometido a malas condiciones (por ej.: trato cruel, refugio malo, mala comida y agua o sobrecarga de trabajo). Aprende rápido, un burro bien tratado es calmado, tolerante, leal, cariñoso, paciente y servicial. Es sensible, podría parecer tonto cuando en realidad está asustado o confundido. Tiene sentido común y no es propenso al pánico. Reconoce el peligro”. Todas estas características también existen en los humanos y no es coincidencia que las razones de la tozudez tengan la misma raíz: malos tratos.

    El uso popular ha generado tantísimas animalizaciones: “Coloca tu burro junto a otros burros y aprenderá a rebuznar”, “Cuando el arriero es malo/ les echa la culpa a los burros”, “Dale de comer rosas al burro y te responderá con un rebuzno”, “Es combate disparejo/ el del tigre y burro viejo”, entre otros.

    Hay palabras que se utilizan como sinónimos de burro: ignorante y bruto, términos dichos de manera más elegante pero con la misma intención y significado. Vale decir aquí que quien más acceso ha tenido a la educación e instrucción, tiene una obligación tácita social y pedagógica con aquel que tuvo menos oportunidades de aprendizaje, o, en última instancia, no callarse. Bien se dice que “el título no corta las orejas”, y no pocas personas formadas, universitarias, acaban insultando de la manera menos esperada.

    Cuando extraemos palabras ofensivas y bajas de nuestro sistema de defensa, significa que caemos en la provocación y acabamos en el mismo molde que criticamos. Tenemos ejemplos de gente de alto nivel o mando que lanza cada disparate y no se retracta. En otras palabras, todos tenemos algo de poetas, locos… y burros (desconocemos temas que no están en nuestro campo).

    Las cuestiones difíciles que debemos afrontar como sociedad, esta siembra organizada de la discordia que nos toca, requiere que busquemos estrategias de entendimiento y mucho tiene que ver con los calificativos que aplicamos. La palabra tiene efecto devastador o creador. Existen miles de palabras para enriquecer nuestro vocabulario; busquémoslas.

    Tomemos, pues, lo bueno del burro (su sensibilidad y sentido común) y sumémosle nuestra dote de razón y humanidad. Si se expone una idea y aparecen personas que no la comparten, no la entienden o solo quieren contradecir, no es necesario empacarse o embestir una y otra vez; simplemente retirarse interiormente para no volver o hacerlo en otro momento. Letrados y burros solemos tener reacciones muy similares.

    Por Lourdes Peralta

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 julio, 2016, 8:24 pm
  7. Si Asimov fuera paraguayo

    “Allá por el 2014 casi todo el trabajo físico en la industria será realizado por robots, máquinas que reemplazarán al hombre con mayor precisión y eficiencia”. Este fue el vaticinio que lanzó el gran escritor Isaac Asimov en Nueva York en la feria internacional de ciencias de 1964, ganándose la burla de muchos de los responsables de las políticas de empleo de la época.

    La predicción se cumplió a rajatabla. Hoy cerca del 70 por ciento del trabajo industrial está mecanizado. Incluso en áreas de servicio que parecían inmunes a la tecnología como la de los repartidores de comida rápida ven con asombro la irrupción de los drones.
    El mundo ingresa aceleradamente a lo que se conoce ya como la cuarta revolución industrial en la que la mayor cantidad de puestos de trabajo se genera en áreas que algunos creían reservadas a la ciencia ficción; la robótica, la nanotecnología, la impresión 3D y la biotecnología.

    Estos no son vaticinios literarios sino los resultados de una investigación a escala global sobre el futuro inmediato del mercado laboral que se dio a conocer la semana pasada en el Foro Económico Mundial.

    Lo más importante de la pesquisa son las pistas acerca de cuáles son la habilidades que deberá tener quien quiera asegurarse un empleo en el futuro inmediato. Matemáticas, computación e ingeniería, son los tres pilares del conocimiento sobre los que se sostendrán todas las carreras con posibilidades de éxito.

    La mayor demanda será por personas con capacidad de analizar datos y de establecer métodos de seguridad cibernética. En ingeniería no habrá profesionales suficientes para las áreas de robótica y nanotecnología. Igual ocurrirá con la biotecnología.

    Se estima que para el 2020 quedarán sin empleo más de siete millones de personas, la mayoría de las áreas de administración. En contrapartida, se disparará la demanda por vendedores con habilidades en el uso de tecnología móvil y redes sociales. El recurso más valioso y mejor pagado será el de la creatividad.

    Lo único bueno de este fenómeno vertiginoso es que deja a todos los países más o menos en una misma línea de partida. Por ejemplo, un país ignoto como Paraguay que tiene más de 200 millones de dólares para invertir en educación en los próximos dos años (recursos del fondo para la excelencia de la educación que aún no fueron asignados), podría pensar en instalar una universidad de robótica y de biotecnología contratando a los mejores profesionales del mundo. Ya hay una base en el parque tecnológico de Itaipú. O podríamos concentrar esos recursos en revolucionar la educación de las matemáticas. Hoy el único recurso irremplazable es el capital humano. Las empresas vendrán aquí si producimos ese capital. Y hay materia prima en abundancia. Tenemos la oportunidad, una mayoría de niños y jóvenes y el capital inicial. Aprendamos a soñar. Puede que hoy no nos tomen en serio, pero tampoco lo hicieron con Asimov hace medio siglo.

    Por Luis Bareiro

    http://www.ultimahora.com/si-asimov-fuera-paraguayo-n1002802.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 julio, 2016, 8:23 pm
  8. Reforma educativa truncada en Paraguay: proceso invertebrado

    El predicamento del sistema educativo, aún invertebrado, como devenido de un proceso severamente truncado, debe ser abordado desde un eje de tiempo realista y respetuoso de la cientificidad de la historia. Sus hitos exigen una:

    (1) Visión Retrospectiva: Hasta fin de la década del 70, el sistema educativo paraguayo mantenía sus características históricas: muchos docentes no profesionalizados y escuelas incompletas, escasa atención a las modalidades lingüísticas de escolares, entre otros indicadores de bajo nivel y falta de horizonte de cambio hacia modelos educativos con algún atisbo de calidad. En tanto, la reforma educativa emprendida en 1956 incluyó la educación técnica como uno de sus principales objetivos. Entonces:

    (2) Visión del aquí y ahora, desde el pasado inmediato: Fue notorio el traspaso de las “nuevas orientaciones educativas” por parte de agencias burocráticas como el BM y el BID, en el proceso de los 2 proyectos de reformas durante el Desarrollo Educativo Decenal, entre los decenios 1972/81 y 1982/91. Sin embargo, la alta calidad académica y cultural de quienes integraban los Equipos de Diseño Curricular, delinearon derroteros de reformas profundas del sistema educativo, por lo que pasaban a constituirse –al ser asumidas por los organismos oficiales– en políticas nacionales. Penosamente, en la situación actual, un sistema educativo desestructurado históricamente y pusilánime políticamente no atina a reconfigurar los cimientos de las instituciones de sustento, para cualquier proceso de Reforma Integral, tal es el caso del Instituto Superior de Educación (ISE), y de los Centros Regionales de Educación; los cuales, conjunta y coordinadamente podrían establecer las conectividades, como modelos pilotos para configurar una reforma con profundas raíces en la dinámica vertiginosa de la “Era del Conocimiento”, sin pérdida de la identidad cultural del modo de ser, aprender y hacer del paraguayo, como habitante del mundo, y ciudadano emergente de los ancestros guaraníes de influencia jesuítica, como el no ser aquí y ahora. Luego: Visión Prospectiva, desprendida de la costosa e infructuosa, reforma educativa no nacida (1994): Con el argumento que tal actividad no resultaba fácil teniendo en cuenta el legado autoritario de la dictadura, se tiene hoy un escenario complejo, pretérito e incompatible con la realidad en la educación paraguaya, la reforma educativa no nacida, no posee la fuerza ineludible para despojarse del aprendizaje conductista, de su pasado lleno de prejuicos. Hoy, en pleno Siglo XXI, las exigencias en el ámbito de la educación se han transformado y es hora de aplicar un modelo nuevo e innovador, adaptado a la tecnología y al dinamismo comunicacional.

    Por Emma Paoli Magíster en Educación

    Colaboración: Prof. Eugenio González.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 julio, 2016, 8:23 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Peichapevéta mante, he’íje oikokuaa’ỹva kavaju ári.26/07/17

fotociclo ✓

La Costanera Norte es un proyecto de vía de rápido acceso al centro de Asunción y al eje de la Avda. Artigas, que conecta también con rutas internacionales. El mismo también afectará a un total de 12.000 familias del Bañado Norte ubicadas en las zonas de obra, que deberán ser reubicadas.

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: