estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

El fonacidio

En sesudas conversaciones entre amigos –ya no sé si a altas horas de la noche o a bajas horas de la madrugada invernal– en la heladería y bodega Chaplin de mi barrio Ybaroty de Villarrica, hemos llegado a la fría conclusión de que el Presupuesto General de Gastos que tiene el Paraguay solo sirve para pagar gastos rígidos y algún que otro esporádico y flexible egreso que solamente, al final, sirve para propinas. Cualquier intención que alguien tiene de construir algo, reparar algo, de obtener algo, de modificar algo, implementar algo, de ampliar algo, quedará en algo sin realizarse por algo referente a la falta de fondos o por estar en el fondo, y a la derecha en muchos casos.
¿Y qué nos queda? Seguir extendiendo los brazos para que con ambas manos recibamos lo que nos oferta la solidaridad foránea, en clara señal del blando corazón que les palpita en pos de continuar ayudando al Paraguay. Y no nos resta más que seguir aceptando y dando la bienvenida a los aportes fraternos de “nuestros hermanos” que viven después de nuestras fronteras. En la medida que estén más alejados son más hermanos y entrañables todavía. Es el caso de taiwaneses, coreanos y japoneses.

Seguimos recibiendo y hasta sobreviviendo del apoyo y respaldo de otros países. Así recibimos laptops, ambulancias, helicópteros, empedrados, efectivo para infraestructura con alguna contraprestación que a veces ni pagamos.

La Alianza Público-Privada (APP) sonaba a solución de muchos déficit que acogotaban y siguen oprimiendo al país y parecía que íbamos a tomar el rumbo del progreso hasta que surgieron los palos, no verdes, en la rueda del avance y todo quedó, como ya es una tradición autóctona y arraigada en el Paraguay, en el opa rei.

La venta de bonos es una fuerte fuente de conseguir dinero pero que con un ligero descontrol de su uso eficiente, corre con el riesgo de formar parte del Presupuesto para su devolución, y las obras no quedarán a la vista sino con el visto bueno de las muchas “infraestructuras realizadas” que solo adornan los libros y comprobantes contables de las instituciones estatales que siguen apuntalando la gran corrupción de este país.

¿Quién apareció para defendernos de las múltiples necesidades? ¿Un Chapulín Colorado? No, aparecieron las empresas binacionales e hidroeléctricas que, con sus fondos de ayuda subsidian desde construcción y refacciones de escuelas, de vías de comunicación, becas a estudiantes, subsidios a partidos políticos, a los que pescan y pecan en los ríos, a reforestar, a municipalidades y gobernaciones corruptas, viviendas y hasta paga contenedores para oficinas de la podrida aduana paraguaya. Y siguen las firmas…

El Fonacide (Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo) se creó por Ley 4758/2012 en compensación de la energía de Itaipú que se da al Brasil. Los millones entregados a las gobernaciones y municipalidades, una más corrupta que la otra, sirvieron para corroborar lo podrido e inmundo que son muchos intendentes y gobernadores de este país.

El 50% de estos millones debieron destinarse a construir, mejorar, remodelar y equipar locales educativos y el 30% dedicado a la merienda o almuerzo para los alumnos de la educación inicial y la básica en las escuelas oficiales en estado vulnerable. Lo vulnerable resultó ser Itaipú que, con su dinero fresco, nos refrescó el elevado grado de corrupción que a la mayoría de los gobernadores e intendentes les caracteriza.

No sé qué ocurrirá cuando el Fonacide desaparezca del bolsillo de la perrada. No habrá candidatos probablemente y se tendrá que trabajar e ingeniarse para conseguir ingresos ya que hay pueblos que recaudan menos que su misa dominical y si solo esperamos empaparnos con la plata dulce de Itaipú para malgastar, estaremos colaborando con el fondo para desarrollar el suicidio nacional. Mitad fondo y mitad suicidio…

Por Caio Scavone

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/el-fonacidio-1478585.html

 

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

6 comentarios en “El fonacidio

  1. El avance en los derechos debe ser sistemático y sin retrocesos

    Los avances en los indicadores sociales en Paraguay son recientes. El fin del gobierno de Stroessner dejó un país sumido en el analfabetismo, la pobreza y altas tasas de mortalidad. La transición a la democracia amplió derechos civiles y políticos, pero en lo social fue una década perdida. Recién a partir de la gestión nicanorista se empiezan a torcer algunos indicadores y se detienen los retrocesos para posteriormente consolidarse las tendencias positivas. No obstante, estos avances fueron lentos. Paraguay continúa en la cola de los países latinoamericanos, lo que exige mejorar la calidad de la política pública. Queda mucho camino por andar. Un millón y medio de pobres, embarazo adolescente, mortalidad materna e infantil, niños que trabajan, jóvenes sin empleo, adultos con trabajos precarios, campesinos sin tierra nos dicen que no debemos decaer en el esfuerzo.

    Los escándalos de corrupción no deben ser utilizados para retroceder en el camino andado, aunque son una razón suficiente para hacer transformaciones profundas en las políticas y castigar con dureza a los culpables.

    El argumento de que porque las cosas no funcionan hay que eliminarlas no tiene sustento jurídico ni ético. Las autoridades y responsables técnicos de la gestión pública deben garantizar la implementación eficiente, eficaz y transparente y en casos de sospecha de corrupción o desidia, deben impulsar las medidas que sean necesarias para castigar a los culpables.

    La supuesta declaración de una autoridad de que el almuerzo escolar debía eliminarse de las escuelas por su mala administración puso en el debate un principio básico de los derechos humanos que es el de no retroceso.

    El derecho a una alimentación sana debe ser garantizado. El almuerzo escolar constituye una de las estrategias implementadas en Paraguay para hacer efectivo ese derecho. Que se haya hecho mal no debe servir de excusa para dar pasos atrás sino para mejorar la gestión. Mientras persistan la pobreza, los bajos ingresos laborales y los problemas en la economía campesina, el desayuno y el almuerzo escolar serán necesarios para paliar el hambre de niños y niñas, mejorar el aprendizaje, reducir la deserción escolar y prevenir enfermedades.

    Es más, los programas de alimentación escolar deben superar la focalización y pasar a ser universales. Todos los niños y niñas que asisten a la escuela pública o a escuelas subvencionadas deberían contar con estos programas. Si los recursos disponibles actualmente se utilizaran bien, con una planificación basada en datos ciertos sobre el número de niños y niñas en cada escuela, el ausentismo, los días de asueto y sin corrupción ni sobrefacturaciones, los resultados positivos se verán en el corto, mediano y largo plazo.

    No hay que ir lejos para encontrar casos exitosos, donde además de la provisión de alimentación escolar, a partir del cumplimiento de este derecho se fomentan otras estrategias que dinamizan las economías locales, como es el caso de las compras públicas de la agricultura familiar. El Brasil es un excelente ejemplo de este tipo de políticas.

    Es una lástima que existiendo los recursos, programas exitosos en los países vecinos y la potencialidad de dinamizar la economía local a partir del uso de alimentos proveídos directamente por las fincas de la agricultura familiar, el sector público no sea capaz de implementar con éxito una política tan relevante para el bienestar de niños y niñas en el presente y el desarrollo del país a mediano y largo plazo.

    http://www.ultimahora.com/el-avance-los-derechos-debe-ser-sistematico-y-retrocesos-n999092.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16 junio, 2016, 4:18 pm
  2. La triste ironía del almuerzo escolar
    Por Hugo Barrios

    Es más seguro que Cerro Porteño gane su primera Copa Libertadores antes que los chicos de la escuela Juan Carlos Hrase reciban el almuerzo escolar. Las raciones alimenticias que las autoridades deberían proveer a esta institución educativa encarnacena brillan por su ausencia. Por ello, la directora Emérita Ramona Chávez decidió, literalmente, poner manos a la obra y dar de comer a los niños del preescolar al tercer grado, en la casa de estudios.

    La propia docente se encarga de oficiar de cocinera en un improvisado comedor. Una placa eléctrica, una olla a presión, una cacerola y mucho cariño son más que suficientes para que la educadora prepare las comidas para las criaturas.

    “Los más grandes también quieren comer, pero lastimosamente, no alcanza para todos”, reveló a EXTRA la maestra-cocinera. Algunos ingredientes son donados por personas que quieren colaborar con la causa. En su momento y, ante la necesidad, Chávez debió llevar los utensilios de su propia casa para que los alumnos pudieran alimentarse.

    Mientras en esta escuela de Itapúa ruegan por recibir los alimentos, en varias de Asunción van a parar a la basura. Un informe del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN) realizado de octubre a noviembre del 2015 revela que se desperdicia el 57% del almuerzo escolar. Son 4.416 raciones sobrantes. La Dirección de Alimentación Escolar del MEC argumentó que, muchos alumnos no quieren consumir verduras y que, por ello, muchas raciones no son aprovechadas.

    La vida está llena de contrastes e ironías. Mientras los mandamases se rompen el coco para saber qué hacer para que los chicos de la capital no desperdicien los alimentos, en la escuela Juan Carlos Hrase, la comida que prepara la directora no alcanza a todos. Allí no llega el almuerzo escolar y los niños claman por recibir una ración diaria. En varias escuelas de la capital sí se cuenta con ese beneficio, pero resulta que 6 de cada 10 platos van a parar al basurero. Triste paradoja. Ya tú sabes.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 8 junio, 2016, 8:57 am
  3. Concepción errada de la función de Amualpa

    La Asociación de Municipalidades de Alto Paraná (Amualpa), que aglutina a todos los intendentes del décimo departamento, lejos de perseguir el bien común de esta región, hasta ahora en lo que se han destacado es en el equivocado concepto de defensa corporativa, hecho que puede poner en peligro a la organización, minando su credibilidad y representatividad ante la opinión pública.
    En setiembre del 2013, el diputado liberal Carlos Portillo (PLRA) había presentado pedido de informes a los jefes comunales de Alto Paraná, sobre la utilización de los recursos del Fonacide. En ese entonces, los integrantes de Amualpa calificaron el hecho como, “amedrentamiento”, afirmaron que la Comuna es autónoma y que los pedidos de informes de Diputados son “inconstitucionales”. Incluso se habían quejado de la excesiva burocracia a la que eran sometidos para el uso de los fondos mencionados.
    En octubre del año pasado, la Contraloría General de la República, le dio la razón al diputado Portillo. Fue al divulgar el informe sobre los jefes comunales que no rendían cuentas sobre uso de Fonacide y Royalties, en todo el país. En Alto Paraná, seis municipios no presentaron el informe cuatrimestral sobre la ejecución de dichos fondos, mientras nueve no explicaron qué uso tuvieron los Royalties.
    No se puede decir que los que presentaron sus informes hayan utilizado bien el dinero, porque las obras ejecutadas por las municipalidades dejan mucho que desear, y ponen en peligro a los alumnos de las escuelas “beneficiadas”.
    La semana pasada, una vez más, los miembros de la Amualpa firmaron un comunicado en el que afirman es improcedente el pedido de intervención de la Municipalidad de Ciudad del Este. “Levantamos nuestra voz de protesta y a la vez de defensa de la colega perseguida, como también la de rechazar la posibilidad de dejar un nefasto precedente de que otros municipios corran la misma suerte”, reza el comunicado enviado a diputados, senadores, presidente de la República y ministro del Interior. Muchos de los que firmaron tal documento no tienen siquiera autoridad moral para “levantar su voz de protesta” debido a su catastrófica administración. Con este concepto, la Amualpa pretende erigirse en escudo protector de intendentes cuestionados, ignorando inclusive un concepto de “autonomía municipal”, que siempre utilizan con cualquier pretexto.
    La Amualpa debería ser un ámbito en el que los intendentes debaten proyectos y planes para sus respectivos municipios; desarrollar programas sobre ejes comunes que beneficien a los vecinos. Numerosos distritos todavía padecen de problemas graves como falta de caminos, puentes, puestos de salud y otras necesidades de infraestructura que tienen que ser prioridad para los intendentes y no pretender convertirse en un supraorganismo para justificar o defender la gestión de otros administradores.

    http://www.vanguardia.com.py/v1/index.php/component/k2/item/44255-concepcion-errada-de-la-funcion-de-amualpa#sthash.oseZwl86.dpuf

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 11 mayo, 2016, 7:34 am
  4. Contralores del Fonacide

    La movilización estudiantil sigue acaparando la atención de la opinión pública y desde varios sectores comienzan a lanzarse las primeras voces de advertencias temiendo que los jóvenes sean presas de los políticos oportunistas, que busquen desviar el sentido inicial de las movilizaciones. En el último tramo, previo a la renuncia de Marta Lafuente al cargo de ministra de Educación, se escucharon inclusive algunas voces a favor de la ahora exsecretaria de Estado. Es innegable que la ministra renunciante hizo un buen papel al frente de la cartera de Estado, descontando los días no trabajados a los docentes y excluyendo a cientos de sinvergüenzas planilleros, que venían robando recursos destinados a la educación, sin trabajar. Sin embargo, su falta de apertura al diálogo y su actitud de subestimación hacia los jóvenes, terminaron sacándola de una cartera de vital importancia para el desarrollo del país.
    Ahora queda la incertidumbre de quién asumirá la función, ya que a partir de ahora, no será tarea fácil administrar el ministerio. Quien asuma la función debe realmente iniciar una profunda transformación de la institución y demostrar en hechos el combate a la corrupción. Porque si bien, los planilleros fueron sacados de las listas, nunca se investigó a profundidad para determinar la responsabilidad de los anteriores ministros en semejante latrocinio. Se debió haber presentado una denuncia formal y procurar que los sinvergüenzas que robaron el futuro de generaciones enteras devuelvan el dinero que cobraron sin trabajar. Es ahí donde estuvo la debilidad de Marta Lafuente, dado que tras las denuncias del famoso “cocido de oro”, solo se procedió a cancelar la licitación, pero no se determinó la responsabilidad de los funcionarios encargado de preparar las documentaciones.
    No se debe subestimar la movilización estudiantil, porque muchos de los dirigentes demuestran mucha solvencia y calidad en el análisis de la problemática educativa. Los planteamientos de los jóvenes son contundentes y son cuestiones elementales, sobre las cuales desde diferentes sectores, desde hace años se viene advirtiendo.
    En ese sentido es destacable, que el interior también haya acompañado este proceso, mediante las movilizaciones. Es de esperar que esta iniciativa juvenil continúe activa, y se transformen en tenaces contralores de los multimillonarios fondos que están recibiendo los intendentes, en nombre de la educación, y que desvergonzadamente están despilfarrando.
    En el Alto Paraná, cuando a los intendentes se les pidió informe sobre el uso del Fonacide muchos que hoy se jactan de transparentes, lanzaron el grito al cielo. Las consecuencias ya están a la vista, millones de dinero desembolsados y escuelas públicas que todavía sobreviven en catastróficas condiciones.
    Si todo el dinero que hoy reciben las municipalidades en nombre de la educación se utilizan correctamente, ya se habrá dado un gran paso en el mejoramiento del sistema educativo. Por lo menos los niños acudirán a instituciones donde se respeta su dignidad y unos pocos sinvergüenzas no se enriquecen robándoles la merienda. Ese es el gran desafío y la bandera de lucha que los estudiantes deben tomar para reafimar el compromiso con una mejor educación.

    http://www.vanguardia.com.py/v1/index.php/component/k2/item/44111-contralores-del-fonacide#sthash.s0NGanpQ.dpuf

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 10 mayo, 2016, 7:02 am
  5. La educación como factor de producción

    Está fuera de discusión que la edu­cación es un requisito fundamen­tal para el desarrollo de cualquier sociedad, debido a que constituye uno de los elementos fundamenta­les con los que cuentan los poderes públicos para buscar el desarrollo de los pueblos.

    En el caso de nuestro país, cada vez se va tomando más conciencia de la importancia de dedicar todos los esfuerzos para consolidar es­tructuras y procesos que aseguren un cambio en la formación de los ciudadanos, pero hasta ahora no se ha podido coordinar en los países latinoamericanos las estrategias adecuadas para hacer frente a la re­volución tecnológica.

    En efecto, los atavismos culturales, el contexto económico, político y social por el que fueron atravesan­do los países del continente consti­tuyen un factor gravitante a la hora de poder competir con la velocidad en que se desarrollan los eventos, sobre todo en comparación con los países del primer mundo.

    En nuestro caso, tal vez un factor de cierta incidencia para el apren­dizaje haya sido el idioma guara­ní, razón por la cual se introdujo su enseñanza en el plan curricular, así como su adaptación a los tér­minos y vocabularios tecnológicos y contemporáneos que sirven para enriquecer el idioma autóctono y fomentar el bilingüismo, de tanta trascendencia en nuestra tierra.

    En la actualidad existe definiti­vamente una “demanda social en la educación”, consecuencia de la globalización, lo que exige que el Estado deba insistir a través de sus instituciones educativas en la for­mación de educadores que estén a la altura de los requerimientos, puesto que ellos son los puntales en las estructuras educativas.

    La diversificación de la educación, con la aparición de centros educa­tivos y universidades privadas, para desarrollar las diferentes ramas del conocimiento, obligan al Estado a crear y estructurar las bases de un sistema educativo sólido, con la convicción de que solo así se podrán obtener logros significativos que se traduzcan en progreso sostenido del país.

    El esfuerzo del Gobierno en el desa­rrollo de la educación no solo debe circunscribirse a la mera promo­ción de procesos educativos, sino también hay que orientarlos a que la sociedad tenga la capacidad de adecuar los conocimientos a las si­tuaciones cada vez más cambiantes de un mundo en permanente evo­lución.

    Tal vez tenga que considerarse una mayor descentralización de la edu­cación, teniendo en cuenta la di­ficultad operativa del gobierno de cubrir ciertas zonas, ya sea por la distancia o por la falta de medios económicos para hacer frente a las necesidades. La actual estructura del Estado no debería ser un factor limitante para que los gobiernos locales o regionales (Gobernacio­nes y/o Municipalidades) puedan colaborar no solo en el desarrollo económico de su respectivo ámbi­to. Deberían también constituirse en polos de desarrollo educativo y de fomento en la formación de profesionales o técnicos que pue­dan colaborar en forma más efec­tiva en las zonas de su influencia. Se debe romper con el paradigma de la concentración de la educación en la capital, creando universidades y centros de formación en lugares estratégicos del interior del país, que promuevan la investigación y el desarrollo científico en sus dife­rentes aspectos.

    A todas las circunstancias men­cionadas, debe agregarse como agravante la elevada cantidad de la población joven que alcanza índi­ces muy elevados en nuestro país, y que obliga a la provisión de es­tructuras que puedan satisfacer los requerimientos de esta expansión demográfica. Además, se tiene que ir analizando la posibilidad de la diversificación de actividades pro­fesionales y de mandos medios, para evitar la deserción escolar, que alcanza un alto índice según las es­tadísticas, justamente por la falta de estímulo en la búsqueda de acti­vidades alternativas que satisfagan las demandas actuales.

    Finalmente se debe destacar la pri­vilegiada situación de nuestro país, por la riqueza biogenética de su territorio y la posibilidad de con­tar con científicos, técnicos y pro­fesionales capaces de desarrollar tecnología de punta para el mejor provecho de esa riqueza. Y siempre de forma responsable para la pre­servación del medio ambiente.

    Por Héctor Sosa Gennaro

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 10 mayo, 2016, 6:58 am
  6. Royalties y pupitres rotos

    Por Miguel Benítez

    Corría el año 2005 en el Colegio Nacional de la Capital, Gral. Bernardino Caballero. Si existen los ángeles de la guarda, al menos 50 estaban trabajando ese día en que el techo del tercer año de la media se derrumbó. Para nuestra suerte (¿ayuda divina?) y de la entonces ministra Blanca Ovelar, el hecho ocurrió a las 12.15 aproximadamente, hora en la que ya no quedaba nadie del turno mañana y los alumnos del turno tarde aún no llegaban. Un detalle no menor es que Marta Lafuente ya estaba trabajando en el MEC en aquella época, como viceministra de Educación.

    Un colegio con más de 120 años encima, que hasta entonces poco o nulo mantenimiento había tenido, se empezaba a caer a pedazos. Se tuvo que llegar hasta ese punto para que las autoridades educativas salgan de la modorra y actúen. Aquella tragicómica anécdota volvió a mi mente la semana pasada cuando los jóvenes colegiales empezaron su digna y merecida cruzada. Once años después, el escenario sigue igual o peor, con más dinero disponible, pero más colegios colapsando.

    ¡Qué ironía! Pupitres sin asientos, mesas rotas y sillas sin respaldo son las barricadas ideales en las distintas instituciones, para demostrar lo deplorable que está la educación pública paraguaya.

    Las puertas vetustas de medio siglo atrás, ventanas rotas y muros resquebrajados complementan el panorama de lo mucho que le importa la formación básica al país que recibe millones de dólares por los royalties y cesión de energía de las binacionales.

    Si bien el Fonacide es un fondo relativamente nuevo, los royalties por la producción de energía de Itaipú y Yacyretá que reciben las gobernaciones ya están vigentes desde hace décadas. Ese dinero debe ser destinado a obras de infraestructura en las instalaciones de enseñanza de toda la República. Desde 1989 hasta abril del 2016, solo Itaipú transfirió USD 4.852 millones en concepto de royalties. Y todavía vemos a niños estudiando bajo los árboles. Triste.

    Por la cesión de la energía que no utiliza, Paraguay recibe en promedio USD 440 millones (USD 360 millones Itaipú y USD 80 millones Yacyretá) al año. Sin embargo, únicamente los recursos de Itaipú fueron reglamentados para atender a la educación, con el hasta ahora insulso Fonacide.

    Una parte de la ciudadanía se molesta con los estudiantes secundarios por sus manifestaciones. Es fácil criticar desde la comodidad del hogar cuando no tuvieron que fabricar un escritorio con baldes o no se tuvo que dar clases en el patio porque se inundó el aula.

    Solo espero que su lucha continúe y sea la llama que encienda la lucha por los derechos en otras esferas. Este es el bono demográfico que realmente generará desarrollo.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 10 mayo, 2016, 6:38 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

Archivos

estadistas ✓

  • 1,036,521 visitas
Follow PARAGUAY PÉICHANTE on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: