estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Ubicación: ¡140!

De haberse dicho que lo hacían porque les daba la gana, no hubiera habido nada que cuestionar. Cada uno tiene la libertad de hacer lo que le da la gana siempre y cuando no dañe al otro. Pero no, dieron una explicación y nos asiste el derecho al disenso. Días atrás, el sector industrial, saliéndose de su habitual posición de mesura y cautela, se reunió para darle su apoyo a la ministra de Educación, Marta Lafuente, que está en el ojo de la tormenta desde mucho antes de que saltara a la vista de todos unas compras no muy claras.
La reunión se realizó en el local de la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y asistieron no solo empresarios, sino también responsables de universidades y, lógicamente, Marta Lafuente. Eduardo Felippo, presidente de la UIP, explicó los motivos de dicha decisión, y transcribo lo dicho; es importante: “Leemos en los diarios que se le ataca a una ministra por una cuestión administrativa menor, cuando la esencia del ministerio no es comprar productos menores; es manejar la educación. Por eso decidimos reunirnos para decirle a la ministra que tiene todo nuestro apoyo y que la prensa entienda que nosotros estamos preocupados por la educación superior y no por el costo de cosas menores de un problema administrativo de segunda. Por eso estamos aquí, para expresar nuestro convencimiento de que las cosas se están haciendo de la mejor manera posible dentro de los medios que tenemos”. Más adelante dijo que está “presenciando unos programas impulsados por el Ministerio de Educación muy interesantes, además de la inserción internacional de Paraguay, que nunca se hicieron en nuestro país”.

En primer término, este no es un problema que fue inventado por la prensa. Los documentos existen y, personalmente, pienso que no es una “cuestión menor” ni un “problema de segunda” que se hayan comprado productos que en la calle valen 2.000 guaraníes y el ministerio pagó 10.000. Y se compró en grandes cantidades. Aunque no hubiera sido nada más que uno solo, es una falta, y grave, porque no es un manejo trasparente del dinero público.

Sería interesante conocer los “programas muy interesantes” impulsados por dicho ministerio cuando es notorio que el nivel educativo de nuestro país es deplorable y que impulsó a los propios alumnos, en los últimos meses del año pasado, a salir a la calle para pedir que se mejorara la calidad de la enseñanza y pedían la renuncia de la ministra porque consideraban que su desempeño era lamentable. Fueron los estudiantes, no la prensa; fueron las ansias de estar mejor formados y no la compra de botellas de agua ni de termos de cocido.

Pocos días después de esta manifestación de público apoyo de la Unión Industrial, nuestro diario le entrevistó al empresario Víctor Varela, que pertenece a la sociedad civil Juntos por la Educación (JPE). Cuando el periodista le preguntó su opinión sobre la calidad de la educación en nuestro país, respondió: “El último informe del Foro Económico Mundial señala que la calidad de la educación paraguaya alcanzó en el año 2015 la peor posición de su historia. Estamos en el puesto 140 de 140 países. Ese mismo sondeo mundial, que es sumamente grave, refleja la insuficiente calidad de la fuerza laboral. Estos dos factores visibilizan claramente la relación que hay entre educación y desarrollo”. ¿Hace falta otro argumento para demostrar que las cosas no se están haciendo bien? O, para ser más preciso: que las cosas se están haciendo malísimamente mal.

No sé qué universidades estuvieron presentes, pero poca confianza me merece la educación superior cuando vemos proliferar las universidades que funcionan en cualquier garaje; cuando se venden notas y títulos en la propia Universidad Católica; cuando se entregan títulos de enfermería sin necesidad de que los alumnos acudan a ninguna clase y algún que otro pequeño detalle, a lo que hay que sumarle las aulas cuyos techos se desploman sobre las cabezas de los estudiantes mientras centenares de niños dan clases a la sombra de un árbol, sentados sobre un ladrillo, todo lo cual constituye, posiblemente, nada más que “un problema administrativo de segunda”.

Por Jesús Ruiz Nestosa

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/ubicacion-140-1475174.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

12 comentarios en “Ubicación: ¡140!

  1. Las cifras y las encuestas

    Por Jesús Ruiz Nestosa

    SALAMANCA. Una cosa es leer las impersonales cifras que traen las encuestas, y otra, muy diferente, es escuchar los testimonios que hacen que lleguemos a tales resultados. Semanas atrás, en esta misma columna me referí a un informe del Foro Económico Mundial que, en tema de educación, ubica a Paraguay en el lugar 140 entre 140 países.

    Al regresar a Salamanca (España), donde vivo, me tocó de compañera de viaje una jovencita que estaría rondando los veinte años. En casi doce horas de vuelo hay tiempo suficiente para entablar algún tipo de conversación. Fue ella quien rompió el fuego. Era la primera vez que venía a España y estaría dos meses en Madrid y un mes en Barcelona. Me preguntó si era paraguayo y se me ocurrió decirle que no, que era español y que estaba en viaje de turismo por Sudamérica.

    Como iba a ser su primera visita a España, le recomendé que visitara algunas otras ciudades que están cerca de Madrid pues en dos meses de estadía iba a tener el tiempo suficiente. Sacó una agenda donde anotó prolijamente y con buena letra los lugares que yo le iba diciendo: Toledo, Segovia, El Escorial, Ávila… Y de cada sitio, me preguntaba qué era lo importante de visitar. Al final le dije que, aunque le quedaba un poco más lejos, no dejara de visitar Salamanca. ¿Qué tenía que visitar? Comencé por la Universidad. ¿Por qué era importante? Pues porque en el 2018 cumplirá 800 años de existencia. Pero también por sus célebres profesores, comenzando por Elio Antonio de Nebrija, quien no sólo ocupó la cátedra de Gramática y Retórica, sino además escribió aquí la primera Gramática del castellano que fue también la primera gramática de una lengua vulgar y que sirvió de modelo para que se hicieran intentos similares en italiano y en francés.

    Evidentemente, le estaba hablando de un tema que no le resultaba del todo claro. Insistí por otro camino. En Salamanca se escribió “La Celestina” (1499), un libro que fue fundamental para la afirmación del castellano como lengua; o bien “El lazarillo de Tormes” (1554), que aportó una nueva palabra al diccionario (lazarillo) y un nuevo género a la literatura universal: la picaresca. Para no parecer un profesor dando una lección de pedantería, suavicé la cosa: “Estos libros los habrás estudiado en el colegio, en la clase de literatura”. Entonces vino lo que no me esperaba: “No, la verdad que no. En el colegio solo vimos dos libros: ‘El Principito’ y ‘El diario de Ana Frank’”. Que quede bien claro: no está mal leer estos libros; lo que está mal es leer nada más que estos dos libros.

    Puedo imaginarme las motivaciones del profesor para elegirlos. Lo que no me puedo imaginar es por qué eligió dos obras que originalmente no están escritas en castellano (en francés, la primera; en holandés, la segunda).

    Pienso que la materia de literatura en el colegio debe servir, por sobre todas las cosas, para valorar nuestro idioma, el castellano, conocer las obras fundamentales que enriquecieron nuestra expresión verbal para luego conocer obras fundamentales de la literatura universal; es decir, la escrita en otros idiomas. Si se me permitiera elegir dos autores que han escrito en castellano, pasaría un momento difícil ya que me vienen a la cabeza centenares de ellos. Elegiría, sin lugar a dudas, una de las Novelas Ejemplares de Cervantes, cualquiera de ellas, y para la época actual: “El camino” de Miguel Delibes. Si fuera literatura latinoamericana, “Pedro Páramo” de Rulfo y algún cuento de “El trueno entre las hojas” de Roa Bastos. O bien un cuento de Julio Cortázar (“Torito” o “La continuidad de los parques”) o “Hijo de Hombre” también de Roa Bastos. Podríamos pasar muchas horas, y horas agradables y enriquecedoras, discutiendo qué obra elegir para decirles a los alumnos, a través de ellas: “Esta es la lengua que hablamos; esta es la riqueza que hemos heredado, amémosla, cuidémosla.” Pero pasar tres años de bachillerato y ver nada más que dos libros y escritos en otra lengua, ni en el caso que fueran obras de Joyce y Beckett, es condenar a los estudiantes a la ignorancia y nuestra educación al puesto 140. Buena labor hemos realizado.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 13/05/2016, 08:05
  2. Nuestra educación
    Por Liliana Pesoa

    En distintos ámbitos suenan repetitivas las quejas de las madres y los padres de hijos en edad escolar, quienes reniegan diciendo que “los alumnos ya no leen como antes” o que “la educación ya no es la misma, antes aprendían más y mejor”. La preocupación sobre el futuro de la educación de los niños y niñas del país es una voz casi generalizada en la sociedad.

    A pocos días de haberse recordado el Día del Maestro en Paraguay vale la pena preguntarse y cuestionar ¿Salen los bachilleres realmente preparados para enfrentar los niveles superiores de estudio?

    Muchas veces los golpes de la realidad nos dan esa respuesta. Como por ejemplo cuando el Consejo de Becas de Itaipú tuvo que bajar la escala para que más jóvenes accedan al programa de estudio.

    En esa oportunidad, de los 1.000 lugares solo 197 estudiantes accedieron, en una primera prueba. Estos resultados fueron muy desalentadores, ya que es una señal de que nuestros jóvenes egresados de la Educación Media saben poco de matemáticas y casi nada lengua castellana.

    Pero toda esta situación es una muestra de la desidia en la que las gestiones de varios gobiernos dejaron olvidada a la educación, como una larga cadena de dramático olvido, dando la espalda a un sector primordial para el avance social. La actual administración de la cartera de Estado, liderada por la ministra Marta Lafuente, tampoco hace nada para rescatar de este pozo al sistema educativo.

    Justamente el pasado sábado 30, día de todos los maestros, se realizó otra manifestación donde los docentes exigieron el desembolso prometido para la formación de los educadores.

    En noviembre del 2014, se aprobó para el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) más de USD 49 millones del Fondo para la Excelencia de laEducación y la Investigación, monto que debió ser destinado a la preparación de 30.500 docentes, casi la mitad de los maestros que son pagados por la cartera.

    Hasta hoy, más de un año después de la aprobación de dicho fondo, ningún programa de capacitación con estos fondos se realizó.

    Los docentes reclamaron que además de que no se desarrollan las actividades en el marco del Fondo para la Excelencia, las pocas jornadas de formación que reciben tienen contenidos obsoletos. Es realmente preocupante que desde el MEC no muestren señales de que se esté logrando una mejor calidad educativa.

    ¿A dónde va nuestra educación?

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 03/05/2016, 05:48
  3. Urge la excelencia educativa

    Néstor Ojeda Mendoza.

    En el marco de la excelencia educativa en el Paraguay, la cartera de Educación y Cultura tiene previsto encarar en breve la reparación de más 670 locales educativos a nivel país. Esta iniciativa del actual gobierno de la Nación es altamente alentadora, porque tiene la intención del mejoramiento de los establecimientos educativos donde concurren miles de escolares en aulas para el desarrollo intelectual de su personalidad, a futuro ser partícipe de la construcción de una sociedad mejor dentro de la geografía nacional.

    La carpeta contemplada entre otras: construcciones, ampliaciones y reparaciones de los más 600 establecimientos dentro de la región de nuestro país. No cabe duda que ayudará considerablemente para mejorar este campo tan vital para tener una sociedad más justa, progresista y adelantada.

    La educación es sin duda alguna la herramienta fundamental para el desarrollo de la sociedad en su conjunto. Abrigamos el loable ejemplo que parte de la cabeza del gobierno central de la República del Paraguay, muy esperanzados de que sea imitado por las autoridades de otros estamentos, llámese intendentes y gobernadores. Ellas deben interpretar las acertadas acciones y embarcarse en los buenos emprendimientos de manera a traer mejores niveles de vida, conseguida a través de una buena base educativa en la sociedad.

    El interesante proyecto, que estará financiado a través del Fondo para la Excelencia de la Educación Nacional, que en verdad necesita de muchas inyecciones para estar a la altura de aquellos países que apostaron por la educación con mentalidad de Patria.

    Así como están las cosas, el Fondo de Excelencia inyectará la importante suma de 67 millones de la moneda americana que irá en beneficio del mejoramiento de más de 675 locales educativos de la geografía nacional; proyecto sumamente interesante que puede dar sus frutos muy pronto en el campo educativo.

    Las autoridades que apuestan por la educación de sus niños y adolescentes (escolares y adolescentes), en el día de mañana contarán con elementos sólidos y promisores para construir una nación progresista y adelantada con buen nivel de vida para sus habitantes.

    Esta debe ser la consigna de toda buena autoridad, inmiscuirse y privilegiar la educación, partiendo de las aulas de las escuelas, proyectando en los colegios secundarios, de donde saldrán con buena base para los estudios terciarios o universitarios, y por ende servir al semejante donde le quepa desempeñar y poner su conocimiento al servicio de su entorno.

    Hasta ahora, la mayoría de los municipios y las gobernaciones, tienen cuentas pendientes en el campo educativo, debido que a través del FONACIDE, han demostrado bajas y lamentables calificaciones, debido que los recursos no fueron utilizados como corresponde a favor de los estamentos educativos para el mejoramiento cultural de la población educativa de la Nación.

    Es hora de que, tantos la de los municipios y de los departamentos de la geografía patria, de turnos emulen estas buenas intenciones que parten del Ejecutivo número uno de la República de embarcarse en esta empresa, con la firme intención que la educación paraguaya sea valorada y admirada en las regiones del mundo. Sino acompañan esta empresa con verdadero tinte patriota, el Paraguay seguirá tan atrasado y en el día de mañana se lamentarán con las consabidas consecuencias, y que solo traerá más atraso, hambre y miseria a nuestra sociedad.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 02/05/2016, 14:48
  4. Maestras eran las de antes

    Cirilo Ibarra Enciso.

    Como todo cambia sin excepción, la educación también, son muy diferentes las épocas y no podemos decir que esta o aquella generación fue mejor. Sin embargo, están quienes sostienen que el pasado dejó huellas y los más nostálgicos aseguran que las maestras eran las de antes.

    Maestras, porque en la antigüedad predominaron las educadoras, muy escasos fueron los maestros. Y hoy es justo rendir homenaje a quienes ayer celebraron sus día… el Día del Maestro.

    Es justo y oportuno instalarnos en la ciudad de San Lorenzo para esta humilde recordación, porque es una comunidad que alberga la institución educativa más grande del país, el Centro Regional de Educación “Saturio Ríos”, con más de 7.000 alumnos y que justamente festejó un aniversario más el pasado lunes 25 de abril, cumpliendo 61 años de creación.

    El centro educativo se inició en 1955, como Escuela Normal Rural, producto de un proyecto de la Alianza para el Progreso con el gobierno de los Estados Unidos. En 1963 se transformó en el primer Centro Regional de Educación de la República y en 1967 tomó el nombre de Saturio Ríos, en homenaje al heroico primer telegrafista paraguayo y primer corresponsal de guerra en el mundo.

    Y si vamos a hablar de educadora, corresponde sobradamente una mención en mayúscula a Tomasa Ferreira de Meza, quien dejó de existir hace dos años, mayo del 2014, a los 93 años.

    Su figura de docente ejemplar y su gran corazón hizo que sus exalumnos la recuerden con cariño y gratitud hasta hoy.

    Doña Tomasa comenzó su vida de docente a los 15 años, cuando se le dio la enseñanza de un grado en una escuela de la ciudad de Carapeguá.

    Años más tarde formó parte del cuerpo docente de la “Escuela Graduada N° 23 España”, donde estuvo por varios años. Muy ponderada por sus superiores, porque demostraba excelente desempeño en la enseñanza y una muy buena relación con los padres de familia, fue trasladada a la “Escuela Franklin Delano Roosevelt”, nivel primario del Centro Regional de Educación Saturio Ríos.

    Ahí estuvo hasta 1955, año en que se colocó la piedra fundamental de la construcción del mencionado Centro Regional. Ahí también nació la idea de dos instituciones educativas, como la “Escuela Cnel. Luis Caminos”, donde quedó su compañera Rita Surroca de Benítez como directora y Tomasa comenzó a trabajar por la creación de la “Escuela Graduada N° 260”, que más adelante fue bautizada con su nombre “Tomasa Ferreira de Meza”, donde fue directora hasta su jubilación.

    Debe haber centenares de maestras como Tomasa, quienes hicieron maravillas en una época difícil de la educación y quienes pasaron también desapercibidas o tal vez ya dejaron de existir sin que nadie se acuerde de ellas. Sin dudas, hay ingratitud, hay indiferencia hacia quienes hicieron mucho por la formación de niños y jóvenes, de entre quienes surgieron grandes personalidades en nuestro país.

    Valgan pues estas líneas para un sencillo y humilde reconocimiento a las más antiguas y más sacrificadas educadoras. ¡Feliz Día del Maestro!, por el día de ayer.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 02/05/2016, 14:48
  5. Presión política y simplismo mágico

    Por Jesús Montero Tirado

    Desde las investigaciones de Jean Piaget sabemos que el desarrollo lógico y cognitivo de los niños pasa por cuatro etapas. En la primera, desde el nacimiento hasta los dos años procesan el desarrollo sensorio-motriz de su inteligencia. En la segunda, hasta los cinco años, crecen con el pensamiento pre lógico intuitivo. “Es el período del ‘pensamiento mágico’ en el sentido de que fácilmente confunden los eventos aparentes o imaginados con los eventos reales”. Lo imaginado, lo soñado o deseado les parece real.

    Normalmente el pensamiento mágico se define como una forma de pensar y razonar basada en supuestos informales erróneos, no justificados, frecuentemente provocados por deseos, imaginación y creencias no fundadas o supersticiones.

    El pensamiento mágico es propio de los niños a esa edad y es un preocupante problema cuando se mantiene en los adolescentes, jóvenes y adultos. Si el pensamiento mágico persiste en los mayores, estamos ante un indicador de evidente subdesarrollo mental.

    Los niños en edad de pensamiento mágico no son capaces de distinguir claramente lo que desean e imaginan con la realidad de los hechos, menos aún son capaces de analizar las causas de los hechos.

    Lamentablemente esto viene sucediendo por parte de algunos grupos sociales movidos por motivos políticos a la hora de analizar y calificar los hechos que se refieren al estado de la educación. Hablo de educación porque es de lo que entiendo, pero de otros hechos y situaciones podría decir lo mismo.

    Es un hecho que el nivel de rendimiento o resultados de nuestros escolares y universitarios en general (porque hay notables excepciones) es desgraciadamente muy bajo absoluta y relativamente comparado con el rendimiento de los escolares y universitarios de otros países. El pensamiento mágico de los que presionan social y políticamente afirma inmediatamente que la culpa es de los maestros, los profesores y el Ministerio de Educación y Cultura. No cabe duda que todos estos tienen responsabilidad en dichos resultados. Pero el simplismo mágico no es capaz de analizar quiénes son “todos” los responsables y cuáles y cuántas son las causas de este lamentable resultado en educación. No tienen pensamiento lógico y menos aún pensamiento sistémico y pensamiento científico para identificar la compleja trama de los procesos educativos con todos los factores que convergen en producir sus resultados.

    El pensamiento mágico de grupos de presión política se informó de que un temporal levantó el techo de una escuela e inmediatamente, al día siguiente, se organizaron y manifestaron para pedir que en cuarenta y ocho horas renuncie la ministra de Educación. No preguntaron ni analizaron cómo fue el temporal, cómo estaba el techo, quién lo construyó, cuándo y quién fue el arquitecto, con qué materiales estaba construido, cuánto costo y cómo se compraron los materiales, no pidieron que se abriera proceso de investigación y denuncia a la fiscalía, etc. Los deseos, la imaginación, las creencias, la desinformación…contribuyeron a tomar decisiones con un pensamiento prelógico y mágico, sin procesamiento alguno y análisis de la información y los hechos y con un simplismo sociopolítico saturado de ignorancia o de malicia. Con analistas y críticos de este nivel mágico, difícilmente podemos construir juntos el desarrollo que el Paraguay necesita.

    Es correcto que se exijan responsabilidades, pero pongamos racionalidad, aceptemos la complejidad de los hechos y pidamos cuentas con justicia, con derecho a la defensa, con causales suficientes y no tomemos la justicia y el Gobierno cada uno por nuestras manos. Ni con pensamiento mágico ni con rabietas de niños construiremos la democracia y el país.

    Soy optimista y espero que algún día todos entendamos bien lo que es la educación, que la educación no es solo compromiso sino obligación de todos, porque todos con nuestros comportamientos influimos en los resultados de la educación de los niños, adolescentes y jóvenes. Hace años que las investigaciones sobre los factores que influyen en la educación han demostrado que los comportamientos de los padres, los educadores profesionales, los ciudadanos todos son mucho más influyentes que la transferencia de conocimientos y la promoción de competencias. Tendremos que volver a repetir lo que dicen los sociólogos de la educación. En el resultado, la familia representa el 30%, la sociedad el 60% y la escuela el 10%.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 02/05/2016, 05:26
  6. El último libro que leyó Cartes

    Por Luis Bareiro
    No hace falta ser un genio para identificar el corsé que nos impide crecer. Basta con escuchar a la mayoría de los políticos, los dirigentes sindicales, los periodistas, a la gente en las calles o al presidente Cartes. La ajustada camisa de fuerza que nos constriñe y nos aplasta es la mediocridad, ese producto inevitable de una educación en ruinas.

    La pobreza de las ideas, la facilidad con la que nos apegamos a explicaciones místicas para cualquier fenómeno, la radicalización de las posiciones, el absoluto desconocimiento de conceptos tan básicos como los de Estado, cosa pública, impuestos. El desprecio por el derecho de los demás, la prepotencia como regla de conducta colectiva, el machismo exacerbado, la intolerancia, la discriminación, son todas facetas distintas de un mismo mal: la ignorancia.

    Hace poco le pregunté a un líder sindical docente, maestro de escuela, cuál fue el último libro que leyó. No recordaba siquiera haber leído uno. Lo peor es que la misma respuesta recibí cuando repetí la pregunta a varios colegas periodistas. Si en dos profesiones en las que la lectura es tan esencial como respirar esa es la constante, qué se puede esperar de las otras.

    No estoy descubriendo la pólvora. No existe lugar en el planeta donde no se consigne como prioridad absoluta para lograr el desarrollo optimizar la educación. El problema es que hasta hoy no hemos tenido un presidente que pruebe con hechos que considera ese desafío como su prioridad.

    No lo fue para Nicanor, ni para Lugo, ni para Franco, y no lo es para Cartes. Convertir la educación en prioridad es hacer de esta la causa de una verdadera revolución. Y para eso no basta con tener dinero disponible.

    Nadie tuvo más recursos para educación que Cartes. Hay 52 millones de dólares para formación docente, hay otros 51 millones de dólares para infraestructura escolar y hay más de cien millones para aplicar tecnología en las aulas. De todo esto la ejecución es casi cero.

    No es un problema de la ministra que está peleando sola y a brazo partido por vencer a la espantosa burocracia que no le permite siquiera licitar la contratación de universidades internacionales para reformar institutos de formación docente. Esta no es tarea para una secretaria de Estado, es un desafío que tiene que encarnar un presidente.

    Un presidente que tiene que pelear con los sindicatos para que se permita evaluar a los docentes y sacar de las aulas a quienes no reúnen condiciones mínimas para enseñar, que tiene que lidiar con el Congreso para cerrar los institutos de formación docente inservibles que aparecieron como hongos en todo el país, que tiene que crear un plan de estímulos para que los mejores quieran convertirse en maestros y que tiene que revolucionar el presupuesto para los mejores ganen lo que corresponde a su calidad.

    Necesitamos revolucionar la educación con un presidente que entienda y se comprometa con esa revolución.

    Pero, con todo respeto señor presidente, a esta altura de su gobierno y a juzgar por sus intervenciones públicas ni siquiera me animo a preguntarle cuál fue el último libro que leyó, si alguna vez leyó alguno.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 01/05/2016, 16:48
  7. Que los maestros sean protagonistas del cambio social que el país reclama
    Abr 30, 2016

    En el Día del Maestro es oportuno dejar de lado los habituales y consabidos cuestionamientos hacia la labor docente para centrarse en el trascendente rol del magisterio en la vida de las personas y de las naciones. Está visto que donde hay buenos maestros también hay buenos ciudadanos, ya que nada es más poderoso en la formación de niños y jóvenes que las palabras respaldadas por ejemplos de vida.
    Si a los conocimientos compartidos con los estudiantes acompaña la autoridad moral de las acciones, el producto de la educación siempre cuenta con un plus muy difícil de cuantificar, pero que deja evidencias inapelables en la vida personal.
    El perfil de un maestro se delinea dentro de las características socioeconómico-políticas de los diversos países. Él no es una excepción en el contexto de la nación; al contrario, es producto de sus fortalezas y debilidades. Refleja hasta qué punto una sociedad ha logrado activar programas que han impactado en la labor profesional de los docentes en el aula.
    Ningún país ni docente está condicionado fatalmente por la situación que le ha tocado vivir. Si hay voluntad política, conciencia ciudadana y cooperación colectiva, siempre es posible vencer las adversidades. Así lo han demostrado países como Corea del Sur y Finlandia que han revolucionado sus sistemas educativos, han formado a sus profesores, han invertido fuertemente en el sector, acompañando el proceso general de transformación de sus comunidades nacionales y han logrado avances fabulosos.
    Hasta 1958 el esquema educativo finés era anodino. A partir de ese año, Finlandia comenzó una revolución educativa basada en una inversión anual de al menos el 7 por ciento de su producto interno bruto (PIB), en la universalización de la prestación educativa gerenciada únicamente por el Estado y basada en la alta competencia de los maestros, entre otros factores relevantes.
    Corea, desde el fin de la ocupación japonesa (1945), también inició un acelerado proceso de cambio social basado en la fortaleza educativa. El hecho de que en algún momento haya desplazado del primer lugar en la prueba internacional PISA a Finlandia habla a las claras de la eficacia de un sistema en el que también los maestros son una pieza esencial.
    Entre el Paraguay y esos países hay una distancia abismal. Sin embargo, es necesario mirar los mejores ejemplos de países que, como nosotros, alguna vez también estuvieron con severos déficits en su educación y han levantado cabeza.
    Una de las claves del éxito es el maestro. Para que él tenga un perfil que ha de cooperar decisivamente para salir de la pobreza es necesario que el Estado invierta mucho más que el raquítico 3,9 por ciento de su PIB que hoy destina a educación. Elevar la inversión significará también mejorar sustancialmente la formación docente para que los maestros sean activos protagonistas del cambio social que el Paraguay reclama con urgencia.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 30/04/2016, 08:30
  8. Dignificar la docencia

    El 15 de octubre de 1916, la asamblea general de la Asociación Nacional de Maestros, fijó el 30 de abril como el Día Nacional del Maestro en nuestro país. Ejercer la docencia en Paraguay representa innumerables desafíos. La sociedad y el mismo Estado sigue postergando a estos abnegados hombres y mujeres que día a día forjan los sueños y las esperanzas de las nuevas generaciones de paraguayos.
    Año tras año asistimos a los reclamos de los maestros por la dignificación de la tarea docente, con pedidos sobre mejores salarios, jubilación digna, mejor infraestructura para la educación y muchos otros reclamos.
    Nuestro país sigue desatendiendo la educación que es el pilar para el desarrollo de la sociedad. Esto se nota en la baja inversión en ese sector, el lamentable nivel de formación que se sigue brindando en escuelas y colegios, porque no se capacita suficientemente a los docentes.
    A esto se debe sumar las precarias condiciones, en las que docentes deben impartir enseñanza. ¿Cuál es el mensaje que el Estado Paraguayo le está dando al niño que estudia sentado sobre ladrillos, en un aula precaria, sin cuadernos ni libros? ¿Qué futuro le puede esperar a ese niño? ¿Qué nivel de formación y autoestima desarrollará una persona que día a día es víctima de la postergación y el olvido?
    En vez de los discursos grandilocuentes, nuestros gobernantes tienen que comenzar por la dignificación de la labor docente, mediante un salario digno, la capacitación constante e inversión en infraestructura para que nuestros niños y jóvenes reciban una formación como futuros líderes de nuestra sociedad.
    Mientras nuestras autoridades siguen despilfarrando el dinero público en privilegios para familiares, amigos y correligionarios, con viajes y negociados, todavía en los lugares más recónditos del país existen maestros que día a día concurren a las aulas, enseñando “ad honorem”, recibiendo únicamente como recompensa la satisfacción personal de aportar al país.
    El mejor reconocimiento que puede brindar toda la sociedad a los docentes, es la dignificación del maestro, dotándoles de todos los beneficios que se merecen como constructores de la sociedad.

    http://www.vanguardia.com.py/v1/index.php/component/k2/item/43827-dignificar-la-docencia#sthash.Sd2lY3aA.dpuf

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 30/04/2016, 08:29
  9. Día del Maestro
    30 Abr 2016

    Hoy 30 de abril es el Día del Maestro en Paraguay. Extendemos nuestra gratitud por el esfuerzo que cada maestro pone cada día para formar a miles de niños, adolescentes y jóvenes. El papel que cumplen es el más importante de todos, y como sociedad tenemos una gran deuda con el sector. Es imperioso que el Estado y la propia comunidad en su conjunto enfoquen su esfuerzo para mejorar el actual sistema, para ofrecerles cuanto antes los recursos necesarios en infraestructura y condiciones laborales dignas que les permitan desarrollar con mayor capacidad sus funciones. En sus manos está el presente y el futuro de nuestros hijos, y el desarrollo del que tanto se pregona no podrá darse sin un aporte calificado que debe brindar cada uno de ellos.

    Entre festejos se darán en el país, es buen momento también para analizar la situación docente. A pesar de los pequeños avances, sigue siendo el sector que sufre una prolongada injusticia en cuanto a retribución económica, siendo priorizados otros sectores, como el político, en detrimento del bienestar de los docentes y de la calidad educativa. El bajo salario docente es un cáncer en la educación que va matando con desgarrador dolor a los que abrazan la profesión como forma de vida. Pero a pesar de ese padecimiento, ahí están ellos, tratando de convertirse en maestros de la vida.

    La educación en Paraguay genera cuestionamientos y muchas dudas, aunque también se observan pasos positivos en el proceso de construcción de una mejor calidad. El profesor Melquiades Alonso, reconocido especialista en área, en uno de sus tantos artículos sobre el tema, señaló que si bien el sistema educativo genera señales de desazón ante diversas dificultades, hay aspectos que denotan elementos esperanzadores, semillas para construir más eficazmente la sociedad que anhelamos. Apunta que entre los aspectos negativos se encuentran problemas profundos, como que el sistema no cubre la población en edad de estudiar y no es eficiente. Además, afirma que no capacita para estudios superiores, no capacita para el trabajo y no ayuda a la formación integral de la personalidad de las nuevas generaciones. Según este análisis, todavía hay mucho para mejorar. Pero enfoquemos por ahora el punto referente a la docencia.

    Generalmente, en un análisis simplista, se traslada al docente toda la responsabilidad del problema educativo del país, pero hay que reconocer que éste también es víctima del sistema, que le golpea con las improvisaciones, el bajo salario, y, como afirma Alonso, también con “la irracional proliferación de institutos privados de formación docente que funcionan sin formadores de docentes adecuadamente capacitados, con calidad de egresados –salvo excepciones- muy baja”. A esto se suma, dice además el profesor, la concepción de “darwinismo social” donde se sacraliza la competencia y se sueña que con la cantidad surgirá la calidad al poder seleccionar para la docencia a los “más aptos”, que en realidad será a “los menos malos”.

    Los docentes deben comprender que el esfuerzo personal en la formación permanente es necesario para que su papel sea cada vez más influyente positivamente, y los órganos del Estado están obligados a mejorar las condiciones laborales de los mismos. A estos esfuerzos, también es importante que se sume la piedra principal de la sociedad, la familia, que en la mayoría de los casos deja reposar la responsabilidad educativa solo sobre el docente, sin acompañar los procesos de aprendizaje de sus componentes.

    Los maestros deben tener como principal objetivo, al margen de las áreas de su especialidad, formar para vida, y para cumplir acabadamente con ese rol tienen que necesariamente estar capacitados. Y esa es una responsabilidad personal. Además, no pueden estar solos en importante tarea. Hoy, en el Día del Maestro, pensemos en que más que cuestionamientos, en la injusta situación en la que desarrollan su labor, lo que necesitan es el respaldo de todos para seguir creciendo ellos y nuestros hijos.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 30/04/2016, 07:33
  10. Paraguay necesita maestros dignos y mejor capacitados

    En un país en el que las escuelas se siguen cayendo a pedazos y los estudiantes están en las calles, exigiendo mejor calidad de la educación, el rol de los docentes se vuelve fundamental para construir una nueva cultura democrática y participativa, que ayude a un desarrollo social más equitativo. En el Día del Maestro hay que renovar los esfuerzos para que reciban una atención prioritaria del Estado y de la misma sociedad, creando condiciones más dignas para ejercer su función, apostando por una mejor capacitación, que les permita forjar la conciencia de las nuevas generaciones. Mientras la educación no sea prioridad, seguiremos condenados al atraso.
    “El maestro deja una huella para la eternidad; nunca puede decir cuándo se detiene su influencia”, decía el historiador estadounidense Henry Adams.

    En Paraguay, la larga crisis que arrastra el sistema educativo también afecta sustancialmente a los maestros.

    El país solo invierte el 3,5 por ciento del producto interno bruto (PIB) en educación, mientras la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) recomienda destinar al menos el 7 por ciento.

    Entre datos preocupantes revelados por un estudio del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), el 35% de la población no asiste al preescolar a la edad oficial establecida de 5 años; el 19% no asiste al primero y segundo ciclo a la edad oficial establecida de 6 a 11 años, y el 41% no asiste al tercer ciclo a la edad establecida oficial de 12 a 14 años.

    La famosa reforma educativa, implementada desde 1994, no ha dado los frutos esperados en estas dos décadas. Según los especialistas en educación, el sistema paraguayo no tiene la capacidad para transmitir a las nuevas generaciones una conciencia crítica acerca de la historia; no logra eficacia en formar buenos profesionales para el mundo del trabajo y no influye en la construcción de una ciudadanía crítica.

    Entre los aspectos negativos más señalados, se incluye la deficiente calidad del magisterio. Sigue habiendo mucha debilidad en la formación docente, se habilitan institutos de enseñanza sin tener en cuenta la rigurosidad técnica, lo cual lleva al repetido y bochornoso cuadro de que la mayoría de los educadores que se presentan a concursos no puedan sortear las pruebas para ejercer el magisterio.

    La injerencia partidaria en los gremios docentes continúa siendo un vicio lamentable. Y también sigue siendo una triste realidad la historia de los profesores taxis, que deben correr de un colegio a otro para impartir clases en turnos por hora, pobremente remunerados.

    Esta crítica realidad no empaña, sin embargo, el importante rol que cumplen los educadores, ni desvaloriza el gran esfuerzo que realizan cotidianamente. Por el contrario, es plausible la tenacidad que demuestran tanto maestros y maestras, viajando kilómetros para dar clases en precarias escuelas y colegios rurales, muchas veces entre paredes en ruinas o bajo los árboles.

    En el Día del Maestro debemos comprometernos en redoblar los esfuerzos para que los educadores reciban una atención prioritaria del Estado y de la sociedad, creando condiciones más dignas para ejercer su función, apostando por una mejor capacitación, que les permita forjar la conciencia de las nuevas generaciones de paraguayos y paraguayas.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 30/04/2016, 07:26
  11. Para un Paraguay mejor

    En el informe de 2015 sobre la competitividad global elaborado por el Foro Económico Mundial, el Paraguay ocupa el último lugar entre 140 países de todas las regiones en lo que hace a la calidad del sistema educativo. El dato nada tiene de sorprendente, ya que el desastroso estado de nuestra educación es de sobra conocido. Conviene recordarlo, empero, sobre todo en este Día del Maestro, en el que se le volverán a rendir los estériles homenajes de siempre, plagados de hipocresía.

    Están en juego el futuro de las nuevas generaciones y hasta la viabilidad del país en un mundo en el que el conocimiento juega un rol cada vez más relevante. Saldremos del atraso solo si el Estado y la sociedad civil se empeñan en derrotar la ignorancia. Claro que hay que combatir la corrupción y renegociar el Tratado de Itaipú, entre otras tantas cuestiones perentorias, pero todo el dinero que se precautele o que se obtenga con justicia servirá de poco mientras el país no ponga la educación en el centro de sus afanes. Sin duda, el latrocinio desvía recursos que deberían destinarse a revertir la catástrofe educativa, pero ocurre que ella obedece no solo a la escasez de recursos materiales. El problema de fondo es que, de hecho, la educación no figura en nuestra lista de prioridades.

    Los convencionales constituyentes de 1992 ordenaron que los fondos destinados a la educación en el presupuesto nacional no sean inferiores al 20% del total asignado a la administración central, excluidos los préstamos y las donaciones, y que la organización del sistema educativo sea una “responsabilidad esencial del Estado, con la participación de las comunidades educativas”. Es evidente que estas atinadas disposiciones no han servido de mucho y no solo porque parte de los recursos se destina al personal ministerial superfluo, se derrocha o se roba: si las autoridades no le dan a la educación la importancia que se merece, también quizá sea porque la buena formación poco tuvo que ver con su elección o nombramiento.

    Por otra parte, muchos docentes no descuellan por enseñar con fervor y, a la vez, capacitarse, sino más bien por recurrir a huelgas rutinarias para exigir mejoras salariales. “Veo una falta de interés para con el niño en varios docentes, que no toman en serio la profesión, quizás por falta de motivación o de capacitación”, señaló la profesora Diana Cambra, de una escuela capitalina. Es probable que haya quienes estén desmotivados porque solo cobran el salario mínimo, pero también habrá quienes simplemente carecen de vocación para el magisterio. En todo caso, el maestro indolente poco tiene que aportar a la comunidad y, en consecuencia, no puede pretender de ella el reconocimiento que merece quien se entrega plenamente a una tarea tan digna como la suya.

    En cuanto a la capacitación didáctica o, mejor dicho, a la falta de ella, los resultados de los exámenes de evaluación para nombrar a algún supervisor son lamentables. Peor aún, los examinandos hasta suelen reclamar que se reduzca el puntaje mínimo requerido para acceder al cargo, en vez de tomar conciencia de su ineptitud y de exigir al Ministerio de Educación y Cultura (MEC) que se dedique con mayor ahínco a capacitarlos. Es obvio que los malos maestros no pueden obtener buenos estudiantes, pero los sindicatos del sector educativo tampoco han organizado hasta hoy alguna huelga para demandar que sus miembros sepan emplear, por ejemplo, los métodos pedagógicos acordes con el acelerado avance en el campo de la informática. Es bueno que ahora el MEC esté trabajando “fuertemente” en la capacitación de los maestros y que se proponga premiar a quienes se perfeccionan en forma constante. Es de esperar que el esfuerzo no decaiga y que se aliente el deseo de los docentes de aprender, tanto en su propio beneficio como, por supuesto, en el de los alumnos.

    El drama de la deficiente formación pedagógica afecta, sobre todo, a los cerca de 70.000 docentes de la educación pública impartida a niños y jóvenes de familias de bajos ingresos. Como los que asisten a escuelas y colegios privados cuentan con maestros y profesores mejor preparados, se acentúa la desigualdad de oportunidades y se condena a los menos favorecidos a la indignante perpetuación de su desventaja inicial. La educación pública incide en la equidad social, de modo que resulta imprescindible mejorarla notablemente para impedir que las diferencias se mantengan o, peor, se acentúen.

    Por otro lado, una muestra del escaso interés de los docentes también se reveló en la tibia y tardía reacción de sus organizaciones gremiales ante la enorme corrupción que ha venido acompañando el empleo de los recursos del Fonacide previstos para la construcción y el equipamiento de los centros educativos: en su gran mayoría, los maestros y profesores mantuvieron un silencio indiferente, como si no se hubiesen enterado de nada. Mucho menos apelaron a alguna medida de fuerza para exigir que los fondos sean utilizados con honestidad.

    Si a tantos intendentes y gobernadores no les interesó la educación, los miembros de la comunidad educativa tendrían que haber levantado oportunamente la voz. Conviene que los padres y los alumnos, que también forman parte de ella, intervengan en todo cuanto atañe a la enseñanza, reclamando, entre otras cosas, que sea brindada en instalaciones apropiadas. Hay signos alentadores de que los jóvenes están notando que la situación es angustiosa: estudiantes secundarios han salido a las calles de Asunción para protestar contra el pésimo sistema educativo. Esto implica que es posible poner la educación en el centro de nuestras inquietudes o, en palabras de Víctor Varela, extitular de la asociación Juntos por la Educación, convertirla en una “obsesión”. En su acertada opinión, un gran compromiso del Gobierno, de la sociedad civil, del empresariado y, sobre todo, de los maestros, permitirá cambiar la alarmante realidad en materia educativa.

    La campaña en pro de la educación pública debe ser constante, pues los obstáculos a vencer son múltiples y están muy arraigados. Ella debe ser protagonizada, en primer lugar, por el docente motivado y capacitado, de vital importancia en la creación del capital humano que se requiere para salir de la pobreza. Debemos bregar por una transmisión de conocimientos que esté a la altura de los tiempos y en manos de maestros que se ganen la estima social, entendiendo que su dignificación no depende solo del salario, sino también de su completa entrega a la magnífica misión de formar a los paraguayos de hoy para tener mañana un país mejor.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 30/04/2016, 07:13
  12. La desidia del MEC provocó la caída del techo del colegio

    La caída del techo de una institución educativa no puede ser considerada una anécdota más, sobre todo en el caso del Colegio Nacional Nuestra Señora de la Asunción, institución en la que por segunda vez en el año ocurre un derrumbe. Los problemas de infraestructura que sufre esta emblemática casa de estudios –construida en el año 1898– se remontan a casi diez años y atraviesan varios gobiernos. Mientras tanto, 350 alumnos asisten a clases corriendo todo tipo de riesgos, y los fondos disponibles aguardan ser utilizados. El Ministerio de Educación no puede seguir ignorando los graves problemas de infraestructura que aquejan a esta institución, y sus excusas demuestran, por sobre todo, la incapacidad para resolver los problemas.
    En sus comienzos, esta institución se denominaba Asilo Nacional de Niños Huérfanos y Mendigos y fue creada para albergar a niños huérfanos, mendigos y viudas que sobrevivieron a la Guerra contra la Triple Alianza. Ubicada sobre la calle Venezuela, fue construida hace más de 118 años y, pese a haber sido declarada Patrimonio Histórico en 2007, el deterioro de su infraestructura ya llegó a un punto límite.

    En los archivos de Última Hora se pueden encontrar informaciones que datan de febrero de 2009, en las que se reportaban hundimientos en el piso, rajaduras, invasión de termitas e instalaciones eléctricas en peligroso estado en el emblemático edificio. Debido a estas condiciones, la Dirección de Infraestructura del Ministerio de Educación había recomendado ese mismo año el cierre del colegio. Desde entonces, el pabellón con termitas y problemas diversos permaneció clausurado.

    El tiempo pasó y toda la comunidad educativa siguió conviviendo en la misma situación, hasta que el colegio sufrió dos derrumbes este año. El último incidente fue provocado por un fuerte viento, acompañado de una lluvia copiosa, que logró vencer la inercia e hizo que el techo del pabellón clausurado finalmente se viniera abajo.

    El edificio es un patrimonio histórico que no pertenece al MEC, lo que determina que solo pueda ser intervenido para ser restaurado. Pero los 350 alumnos necesitan un espacio seguro para seguir estudiando mientras dure el arreglo. Existe un proyecto y fondos para las reparaciones que requiere la estructura, y para la construcción de un nuevo colegio en un predio adyacente. Sin embargo, como ocurre con frecuencia, el proyecto ha sufrido numerosos retrasos.

    Según el MEC, recién ahora se llegó a la etapa de evaluación de las ofertas para la adjudicación. Desde hace dos años Educación cuenta con los fondos para continuar la obra del nuevo centro. La suma de la que se dispone es de G. 1.500 millones.

    Los estudiantes, por su parte, observan estos hechos con impotencia y ven cómo las autoridades no han concretado ni el proyecto de conservación ni la construcción del nuevo colegio. Los alumnos, con justa razón, reclaman su derecho a la educación en un local seguro y bien equipado.

    El MEC suspendió las clases y formuló nuevas promesas. La ministra Marta Lafuente, en su defensa, asegura que ella se dedica a las políticas y las estrategias, y que tiene un equipo de trabajo para resolver estos problemas. Sin embargo, el hecho de que estudiantes no tengan un espacio digno para estudiar habla a las claras de que existe negligencia en la gestión educativa de la cartera, pues la infraestructura hace también a la educación.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29/04/2016, 05:32

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Ajavýiko che rape, he’íje aguara ho’á jave ñuhâme.16/12/17

archivos ✓

estadistas ✓

  • 1,137,575 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

JUSTICIA A LA MEDIDA

El TSJE tuvo que  fallar en un caso, en el que una persona le solicitaba que dijera si era legal o no la candidatura de Peña por uno de los movimientos colorados, ciertamente Peña  sigue siendo afiliado al PLRA, y aún que se afilió, de manera forzada el 31 de octubre del año pasado, no había cumplido aún el año de permanencia como colorado, ni tampoco había renunciado a su afiliación de liberal. El juez saca una resolución kafkiana, dice a los efectos legales por una ley del año 1996, una persona no puede tener 2 afiliaciones simultáneas, pero aquí está lo kafkiano: “para los efectos legales valdrá la última”, dice en su fallo dado conocer, con ese criterio es más o menos lo siguiente: “la bigamia está prohibida en el Paraguay pero para los efectos legales valdrá el último de los matrimonios”. Evidentemente sí a los efectos legales se prohíbe una cosa determinada, a los efectos legales lo único que puede hacerse, es acatar lo que manda la norma y no inventar una ficción jurídica, por la cual una persona con una doble afiliación puede continuar un cargo determinado o puede aspirar a una representación por un partido político.

Todo mal, una justicia cada vez más entregada al poder político, a la que teme mucho menos en su condición de tal, la justicia a los políticos, y este fallo que lógicamente se escribe en un capítulo kafkiano de la historia política y jurídica paraguaya.

BFB

JUSTICIA A LA MEDIDA II

Ahi una resolución también, de la Corte Suprema de Justicia que dio al grupo de prensa de Cartes, para que puedan dar la boca de urna en el transcurso de los comicios del próximo día domingo, esto es una antesala a un caos, si anteriormente se había establecido que la boca de urna, solo podía darse solo a 60 minutos después de haber concluido el acto comicial, ahora vamos a tener una guerra de bocas de urnas el próximo domingo. Cada uno de los sectores de medios estará diciendo quién va adelante, y que estará buscando finalmente con eso manipular la voluntad de los electores que aún no se han decidido porque candidatura abrazarse en ese momento, ciertamente la Corte no ayudó para nada a la pacificación de los espíritus y al cumplimiento de las normas, si la norma dice que no se puede hacer algo por una situación determinada, que es la de buscar la tranquilidad antes de unos comicios y durante los comicios, en el caso de las boca de urnas, esta resolución de la Corte, lo único que augura es mayor conflictividad, y porqué no lamentandonos posteriormente hechos de violencia.

BFB

PARAGUAY TUTELADO

Una cuestión importante del ámbito de la relación internacional, la cancillería paraguaya a través de su vicecanciller Gonzalez, llamó la atención a Hugo Rodríguez, representante de la embajada de los EE.UU., que un twitter, auguro que unas elecciones sean llevadas con transparencia y justicia el proximo dia domingo y al mismo tiempo estuvo en favor de la homilía del Mon. Ricardo Valenzuela, eso hizo que el gobierno paraguayo le llamara la atencion al representante diplomático y le dijera que se está involucrando en cuestiones internas del país. Muchas de las cuestiones internas del país no podrían haber sido resueltas solo por nosotros, o a través de nuestras instituciones, en mucho de los casos, esto que alguno denominan “democracia tutelada” no se hubiera podido llevar adelante de la manera como se llevó, sin la abierta intromisión de poderes extraños al país, que han tenido que poner en el cauce, la locomotora de la democracia en el sitio correcto, el Paraguay todavía lamentablemente con las instituciones que tiene, con la manera en que los poderes del estado administran la cosa pública, la forma irrespetuosa del trato a la Constitución y a las normas, no permiten de que nosotros nos valgamos por nosotros mismos para administrarnos. El dia que los paraguayos tengamos una Justicia confiable y seria, un poder Legislativo ampliamente consolidado, en términos de representación popular, y un poder Ejecutivo que tema y respete a la Constitución, en ese momento, cualquier intromisión en asuntos internos, tendria que llamarnos la atención, el escándalo mayor de la política paraguaya es la manera en que hemos construido nuestras instituciones y el escaso respeto que tenemos a las normas legales.

BFB

A %d blogueros les gusta esto: