estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Las instituciones y la democracia

Desde hace algún tiempo el país vive momentos de tensión. Ya no son aquellas crisis de los 90 donde el fantasma de un golpe de Estado amenazaba con tumbar la frágil democracia y anunciaba el retorno de los militares.
Hoy las tensiones son distintas. Las amenazas al modelo democrático no vienen del uso de la fuerza sino de la incapacidad de responder a las inquietudes ciudadanas.

En poco más de 26 años de democracia las instituciones siguen siendo débiles. Están atravesadas por el personalismo y la impunidad de una clase política incapaz de interpretar los tiempos que vive.

Lo ultimo de estos días es la avalancha de denuncias sobre los excesos que se cometían y se cometen en la Justicia Electoral. A los cientos de operadores políticos que eran ubicados dentro de la nómina estatal se sumó el absoluto descaro de los tres miembros del Tribunal Superior de Justicia Electoral que habrían cobrado viáticos irregularmente.

En rigor ese dato apenas vino a completar la serie de irregularidades que impunemente desde hace años involucra a los miembros de la Justicia Electoral. Alberto Ramírez Zambonini, prácticamente el único miembro eterno del Tribunal Electoral, años atrás plagió una tesis pero aún así sigue en el cargo gracias al respaldo de legisladores de diferentes partidos.

La Justicia Electoral no es la única. El Poder Judicial y el Poder Legislativo, dos instituciones capitales en el modelo democrático, también desde hace bastante tiempo aparecen liados a denuncias de corrupción.

En el Congreso ocupan bancas parlamentarios que tomaron dinero público para pagar personal privado, exministros que están procesados por desvío de fondos, otros que están ligados al narcotráfico o aquellos que usaron sus influencias para ubicar a parientes y algo más. Todos siguen en sus bancas con la mirada complaciente de sus colegas.

Este mismo respaldo también es el que mantiene congelado el pedido de juicio político a tres miembros de la Corte Suprema de Justicia y es el mismo que opera en todas las instancias del Poder Judicial para poder mantener sus influencias.

Esta serie de situaciones solo viene a demostrar la creciente corrupción en instituciones esenciales del modelo democrático. Espacios que deberían responder a la necesidad de la población terminan atendiendo intereses de grupos que están más preocupados en mantener sus privilegios.

Pero el problema mayor no es la corrupción. El problema de fondo y el que amenaza realmente al modelo democrático es la impunidad. La que, con la mirada cómplice del poder, permite que los privilegios indebidos se mantengan e impide que las instituciones funcionen.

Las abrumadores pruebas que cada día confirman esta situación y alientan el creciente malestar ciudadano no son tenidas en cuenta por la corporación de dirigentes políticos. En sus análisis mínimos creen que el modelo clientelar todavía puede ganar elecciones y que el descontento ciudadano en algunos días más desaparecerá.

Casi sin saberlo en casi tres décadas de democracia la clase política enfrenta sus horas más difíciles. Con un recambio generacional que trae al ruedo político a votantes que crecieron con un imaginario de fin de siglo y en momentos en que a nivel planetario se ponen en cuestión las asociaciones partidarias, la clase política con urgencia necesita adecuarse a los tiempos.

Los dos últimos que llegaron al máximo poder de la República no salieron de los partidos políticos. Ese no es un dato cualquiera, es la más clara confirmación del creciente descontento social con su dirigencia política que más que nunca necesita volver a sus orígenes y construir de nuevo una democracia con sus instituciones.

Por Osmar Gómez

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/las-instituciones-y-la-democracia-1464999.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

4 comentarios en “Las instituciones y la democracia

  1. El Paraguay fácil

    Por Caio Scavone

    El gatillo fácil, que viene sonando desde que este país vive soñando en mejorar, es el que recibe la ciudadanía con asaltos, asesinatos, robos y violaciones. Resulta más fácil expresar que hay mucha inseguridad, que tratar de dar solución al problema.

    En los hospitales regionales se recibe tanto a pacientes como a la roña. En el hospital regional de Villarrica abunda la mugre y en la capital se facilita la excusa diciendo que en los hospitales de Nueva York, también como en Clínicas, dan inquilinato a las ratas.

    Ante la posibilidad de viajar como la gente, y no como componente del Tercer Mundo en un bus chatarra, es más fácil cuestionar el cierre de negocios momentáneo en vez de algún ágil y confortable metrobús.

    Es más fácil expresar que todos los otros ministerios hacen lo mismo, que usan agua mineral, cocido, bocaditos, coquitos y demás a precios exorbitantes y comparables a los que tienen los restaurant chuchis sobre la calle Quinta de Nueva York.

    Siempre resultó más fácil crear cargos de confianza con la chonga, el chongo, exseñoras, exsuegras, secretarias, caseros y niñeras que crear contratos de desconfianza con desconocidos e idóneos para el cargo.

    En bastante más fácil y económico cultivar marihuana que cualquier otro rubro agrícola dada la casi nula asistencia técnica entregada a los agricultores. Y es mucho más cómodo al extensionista del Ministerio de Agricultura no salir al campo y maquillar cientos de hojas de informe de visitas a fincas campesinas.

    A muchos directores de entes oficiales les resulta tan fácil contar con secretarias VIP sin uso y para todo uso que tener secretarias para el uso netamente profesional

    En muchas de las universidades nacionales, creadas para colocar a oscuros directivos, vulgares adherentes y mediocres operadores partidarios, como en la ficticia Unves de Villarrica, es más fácil formar “profesionales” de cualquier clase que asistir a la clase.

    El día que regrese el rey Midas le será mucho más fácil llegarse al Paraguay y aprender a convertir en oro el coquito, el agua, la banana, bocaditos, el cocido y la chipa. De paso, el señor Midas podría pedir autógrafos a varios directores de oficinas públicas que transforman en oro a todas las secretarias que tocan y toquetean.

    Es más fácil argumentar que en su institución oficial es un perseguido político partidario que partidario en perseguir y consumir como político todo el presupuesto de su institución oficial.

    Sería mucho más fácil reposar en la casa que ir a descansar en una oficina plagada de planilleros sin saber qué hacer ni para qué ir.

    Al paraguayo le resulta mucho más fácil decir ante una llegada tardía al trabajo: “Me ganó la hora” que certificar que es un irresponsable, dormilón y haragán.

    A cualquier jagua ry’ái que aspira el rekutu o algún cargo de buen sueldo le resulta más fácil decir: “El pueblo pide por mí”.

    Los sacerdotes desviados y con dotes de sexo pueden hacer un cursillo rápido con el exobispo presidente. El curso consistirá en lo fácil que es tirar la sotana, dejar de embromar a los muchachos y tomar en broma a las muchachas.

    Resalta lo fácil y sencillo que hoy les resulta a los expresidentes ladrones del Paraguay conocer la manera de conducir un país dando cátedras de excelsa honestidad.

    Es más fácil instalar carteles indicadores de presencia vacuna en las rutas que las autoridades den la solución definitiva a los animales sueltos. Y es mucho más fácil poner un cartel que diga “Ruta en mal estado”. Es que eso representa a un mal Estado.

    ¡Uno no se da cuenta de que todo es tan fácil en el Paraguay!

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 13 mayo, 2016, 8:10 am
  2. ¿Qué es Acosta Ñu?

    ¿Qué es gobernar?, ¿qué es ser estadista?, ¿qué es ser honesto?, ¿para qué sirve conocer la historia del país?, ¿para qué leer y formarse? Las respuestas serían difíciles de entender para quien hace semejantes preguntas.
    El presidente Horacio Cartes preguntó qué era Acosta Ñu, durante un recorrido por la ciudad de Eusebio Ayala y ante el pedido de un joven para que su gobierno construya un camino de todo tiempo hasta ese sitio histórico. Justamente el lugar en el que ocurrió aquel trágico episodio, cuando un ejército de niños se batió heroicamente contra el invasor brasileño, durante la Guerra Grande.

    No fue un simple desconocimiento de la historia del Paraguay de parte del Presidente. Como no fue, en su momento, solo un desatinado intento de mostrar el país como atractivo para la inversión extranjera para terminar presentándolo como “una mujer fácil y bonita”. Y tampoco fue, el año pasado, simplemente una muestra de la imposibilidad del Mandatario de improvisar un discurso sin la ayuda de un teleprompter, frente a un auditorio de profesores y jóvenes universitarios.

    No fueron episodios inconexos y aislados sino que todos juntos y algunos más revelaron el perfil de una persona poco preparada para ejercer la primera magistratura del país.

    Al iniciar su mandato, Cartes tenía el halo de ser el “outsider” que, sin experiencia política y con una campaña de pocos meses, se impuso en la interna colorada. Ya siendo Presidente, consiguió una holgada mayoría en el Congreso, con sus partidarios y los “amigos” de otros partidos, para aprobar las leyes que necesitaba. Tenía además la ventaja de no deberle favores a nadie, en el sentido económico del término, para llegar al cargo. Tuvo las “manos libres”, como ningún otro gobernante anterior.

    Muchos auguraban que esas condiciones prácticamente garantizaban que Cartes haría un buen gobierno, una administración exitosa, sin tener que cargar con el “lastre” de los políticos, sin la obligación de rendir cuentas a la ANR, que más bien “gracias a él” retornó al poder, sin la necesidad de justificar “errores pasados” de un partido que realmente no era el suyo. Con la libertad de elegir colaboradores solo con base en sus méritos y aptitudes y no por ser “ahijados de”, “parientes de” o “amigos de”.

    Las únicas dudas estaban referidas a su inexperiencia en la función pública. Pero inclusive eso era visto como otra ventaja: no estaba “contaminado”, no debía rendirle pleitesía a un funcionariado público con la fama de ser parasitario, privilegiado y con miles de planilleros.

    Decían algunos que, como experiencia, era suficiente la de sus empresas “exitosas” y su paso ganador por la dirigencia deportiva. ¿Y qué del origen de su fortuna, sus vínculos con personas de dudosa reputación? Eso no importaba, decían sus simpatizantes (muchos de los cuales, después, decepcionados por no recibir dádivas, se volvieron sus más férreos detractores). Había que mirar para adelante y aguardar todo lo bueno que haría por el país, decían. Pasaron más de dos años y medio y sigue la espera.

    Las supuestas ventajas no se tradujeron en resultados. Evidentemente, un gobernante puede contar con un buen escenario, buenas perspectivas y hasta, tal vez, tener buenas intenciones. Pero si no se ha preparado y formado para gobernar, si es incapaz de expresar con claridad sus ideas y proyectos, si su tiempo libre no lo dedica a la reflexión, a la lectura y al estudio sino a otras aficiones menos edificantes; si tampoco muestra tener facilidad para el diálogo y la comunicación y no muestra suficiencia y seguridad en el trato diario; si ni siquiera es dueño de esa intuición o sexto sentido que les permite aun a los políticos con escasa formación cultural saber elegir a sus colaboradores y tomar las medidas adecuadas en los momentos de crisis, es improbable que de ese cóctel de carencias surja el estadista que el país necesita desde hace mucho tiempo.

    Por Marcos Cáceres Amarilla

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/que-es-acosta-nu-1468469.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 8 abril, 2016, 5:52 am
  3. Se quedó corto

    Si estuviéramos en la época en que se realizan las celebraciones de San Juan, una eventual fiesta entre senadores elegirían al ministro de la Función Pública, Humberto Peralta, como Judas Kái y le prenderían fuego hasta que se consuma por completo. Y no es para menos. El hombre, más allá de la metida de pata de querer jubilarlos como a cualquier funcionario público, los trató de “viejos”, cometiendo así el peor error de su vida. Enseguida saltaron varios de los afectados para tratarlo de “ignorante”, “loco” y hasta proponer para él un juicio político, tal vez por el estado de extremo nerviosismo, pues a lo sumo podrían castigarlo con un voto de censura, de casi nula consecuencia. Lo cierto es que nueve senadores y tres diputados, según el alto funcionario, tendrían que pasar a retiro. En verdad, una locura imperdonable. ¿¿¿Por qué solo ellos, si son muchos más los que debería abandonar la escena política???

    El problema de muchos parlamentarios nada tiene que ver con su longevidad. Además, en el Siglo XXI, los 71 años de los senadores “Tito” Saguier; 69 de José Manuel Bóveda; 68 de Mirtha Gusinky, Blanca Mignarro y Adolfo Ferreiro, 67 de Juan Carlos Galaverna y 65 de Miguel López Perito, “Yoyito” Franco y el inefable Fernando Lugo, no implica que sean longevos, como tampoco la de los diputados Mario Soto Estigarribia (70), Cornelius Sawatsky (68) y Celso Maldonado (67). En todo caso se los puede incluir en la franja etaria de los de la tercera edad, pero no más que eso.

    El problema de nuestros parlamentarios, o de la mayoría de ellos, radica en las decisiones que adoptan o dejan de adoptar, en que les importa poco o nada contribuir a la solución de los problemas nacionales y sí sacar beneficios particulares, a gran escala por cierto, mercadeando de manera alevosa con sus votos, además de llenar de planilleros las instituciones públicas, hacer tráfico de influencia, etcétera, etcétera.

    Vayamos a algunos ejemplos. El senador Saguier, quien encabeza el lote de los que según Peralta debería acogerse a la jubilación, tiene una postura correcta respecto al juicio político que hoy se inicia a uno de los tres ministros de la Corte Suprema de Justicia: Que todos ellos sean destituidos, como corresponde. En el otro extremo, “Marito” Abdo Benítez, con poco más de 40, es partidario de que estos bandoleros permanezcan al frente del máximo tribunal de la República, al igual que algunos “cincuentones”, como Enrique Bacchetta, Julio César Velázquez, Hugo Richert, Sixto Pereira, Carlos Filizzola, Arnaldo Giuzzio y la nunca bien ponderada Desirée Massi, por mencionar algunos nombres, de los 18 traidores a la Patria que se merecen “pasar a retiro”, por oponerse a la destitución de comprobados delincuentes y poner palos a la rueda de la carreta en forma constante.

    Aunque no en el sentido que lo planteó el ministro de la Función Pública, casos como el mencionado plantean la necesidad de que hablemos sobre la “jubilación” de los parlamentarios. Por qué no? Lo dijimos muchas veces y lo repetimos ahora. Esa debe ser una facultad del soberano, el pueblo, mediante la institución de una figura clave para que estos señores no hagan lo que les plazca durante cinco años: la revocatoria de los mandatos.

    La “pifiada” de Peralta es hasta si se quiere anecdótica, aunque para muchos parlamentarios adictos al “vyro rei” será tema central de sus intervenciones en las próximas sesiones de ambas cámaras. Si algo debemos criticarle con rigor es que… se quedó corto!

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 8 abril, 2016, 5:52 am
  4. Menos corruptos

    La desigualdad es producto de un proceso histórico y cultural que ha dividido al Paraguay en pequeño grupo de privilegiado y de una gran mayoría marginada. Cuando hablamos de desigualdad no solo nos referimos a lo económico sino además al aspecto político, cultural y social.
    Nuestro país tiene un severo problema debido a la carencia en salubridad, bajos niveles de educación, insatisfacción de las necesidades nutricionales, viviendas precarias y esto se debe a la disparidad en la distribución de los ingresos y un estado indolente que descuida a los sectores más vulnerables.
    A diario vemos por todos lados el incremento de la delincuencia, niños en situación de calle y jóvenes sin oportunidades y sin horizontes.
    A diario somos testigos de que muchos jóvenes capacitados y competentes no encuentran oportunidades laborales, mientras que una persona sin la más mínima preparación ocupa posiciones privilegiadas en las instituciones públicas, con el único mérito de ser hijo, pariente o amante de algún poderoso.
    Existe una ecuación que es Crecimiento + Desarrollo cuyo resultado debería de ser una mejor calidad de vida, pero la realidad es totalmente diferente, ya que solo sabemos que tenemos un crecimiento económico pero no vemos el desarrollo social que implemente programas para erradicar la pobreza.
    No evadamos la realidad, mientras que se aumente en un 10 % el salario también aumentará los productos de primera necesidad como: verduras, lácteos, cárnicos y otros, suba del precio de combustible, una realidad que debemos sobrellevar en la vida cotidiana.
    Al gobierno le conviene que el pueblo paraguayo sea extremadamente pobre e ignorante, para no protestar por las irregularidades, y la pésima administración que lleva a la falta de progreso. Debemos tener en cuenta que en nuestro país carecemos de verdaderos políticos, porque la política busca el bien común.
    Es deber de las actuales autoridades, la implementación de políticas que apunten a la reducción de esta terrible desigualdad. Las recetas la saben todos, solo hace falta implementarla y hacerla realidad con mayor inversión en salud, educación y servicios públicos y sobre todo con un gobierno menos corrupto, porque lógicamente es más razonable pedir menos corrupción, ya que es una utopía anhelar un país sin este flagelo.

    Por Nelly Peralta Chena

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 4 abril, 2016, 9:25 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Peichapevéta mante, he’íje oikokuaa’ỹva kavaju ári.26/07/17

fotociclo ✓

La Costanera Norte es un proyecto de vía de rápido acceso al centro de Asunción y al eje de la Avda. Artigas, que conecta también con rutas internacionales. El mismo también afectará a un total de 12.000 familias del Bañado Norte ubicadas en las zonas de obra, que deberán ser reubicadas.

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: