estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

(Chau) limpiavidrios

Finalmente, la derrota fue total para el amigo intendente de Asunción Mario Ferreiro. Ayer, dieciséis concejales rechazaron el veto a la ordenanza que prohíbe a cualquier ciudadano pararse en esquinas y ofrecer el “servicio” de limpiavidrios. No deja de sorprenderme la capacidad sin límites que tiene nuestro intendente de perder adeptos, simpatizantes y hasta compañeros de ideales.

Luego de conocerse la decisión de la Junta Municipal, Mario llamó a conferencia de prensa, y en un llamativo tono de frustración comenzó a despotricar en contra de Carlos Arregui, concejal afín al intendente (por lo menos en las elecciones), y de los otros quince que votaron por sacar a los limpiavidrios de las calles. Dijo, palabras más palabras menos, que “jugó la presión mediática y de las redes sociales; hoy se votó más para afuera que adentro”. Es decir, los trató de figuretis y pusilánimes por no pensar como él y como sus nuevo amigos progresistas los liberales Wagner, Ayala, Blasco y Ortiz.

El intendente Ferreiro está planteando un juego muy peligroso al enfrentarse tantas veces en tan poco tiempo con su cuerpo legislativo, de mayoría opositora a su gobierno. Imagínese que en la primera votación importante para la ciudadanía en este período, pierde el voto de un aliado y lo primero que hace es defenestrarlo, y en el mismo acto menospreciar a una aplastante mayoría del electorado de Asunción (y del conurbano) que manifiesta su descontento a través de los canales usuales de este siglo (redes sociales), algo que él explicó como una “presión mediática y de las redes sociales”. Lo dicho por Mario no se niega, es harto claro que metemos presión los que estamos cansados de la extorsión y la violencia de los limpiavidrios en cada esquina con semáforo, y huelga decir que esta vez le ganamos a él y su equipo progresista.

Hay que avisarle al intendente que no somos idiotas. Sabemos que con una ordenanza no se soluciona el problema de la pobreza y que en el peor de los casos los antilimpiavidrios podríamos estar ante una victoria pírrica. Mas esta decisión administrativa era necesaria para dejar en claro la ilegalidad de ponerse a inventar “oficios” en el semáforo y apretar a la gente para que pague por los mismos. Además, ya que estamos, hay que recordarle también que la soberbia es una mala consejera, y dicen los que saben que hasta los más igualados caen vencidos ante la pureza de la humildad.

Ayer en la Junta Municipal ganamos los ciudadanos de Asunción que pagamos nuestros tributos. Le dijimos “no” a un “servicio” impuesto en el nombre de todos los males de la sociedad. Le dijimos “no” a la dudosa actitud solidaria del equipo progre del intendente, que se llena de discursos a favor del desahuciado, pero que también llena su cabeza de utopías que lo inmovilizan para trabajar en busca de una solución. Siempre alardean estar en defensa de los más desfavorecidos, pero lo hacen desde la maravillosa comodidad burguesa en la que viven casi todos ellos. Lamento ser tan duro con una persona a quien aprecio desde el corazón y hasta las tripas como a nuestro intendente, pero por encima del sentimiento está la razón (y los hechos comprobables en contra de los limpiavidrios).

Es imposible dejar pasar por alto la dudosa posición del discípulo del prefecto Pilatus, el concejal Tony Apuril, quien se abstuvo de votar en un tema tan candente para el pueblo que le paga cuatro mil dólares de dieta mensual. Ya escribió alguien por ahí, la cobardía es el peor de los vicios.

Espero con sinceridad que de ahora en más el intendente de Asunción recuerde que debe gobernar para todos. Esta ciudad la sostenemos los que pagamos nuestros impuestos, tenemos el derecho de ser escuchados al plantear leyes que nos protejan de situaciones injustas. Y esta vez nos hicimos escuchar, ¡y muy fuerte!

Por Clari Arias

(Chau) limpiavidrios

 

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

4 comentarios en “(Chau) limpiavidrios

  1. LIMPIAVIDRIOS
    Andrés Granje
    En la víspera, es decir, el 16 de mayo, era el día en que se tenía que dar cumplimiento a lo decidido por la Junta Municipal de Asunción de no permitir que los limpiavidrios sigan trabajando en los cruces semafóricos de la capital. Al final la medida se cumplió a medias, porque se sabía que la ordenanza es de cumplimiento imposible, ya que ni la policía municipal y menos la nacional pueden arrestar a nadie simplemente porque está con un escurridor de vidrio parado en una esquina, el delito se perfecciona si el portador del adminiculo agrede, hostiga o insulta al automovilista, cosa que se ve en muy pocas ocasiones y si eso sucede existen leyes ordinarias que castigan estas agresiones sin tener necesidad de recurrir a ordenanzas especiales.
    A muchos molestan los limpiavidrios en las bocacalles de la capital, las presencias de estos personajes para mucha gente, afean el horizonte, sin darse cuenta o desconociendo a propósito, que son la representación de las grandes inequidades que existen en el país, es el reflejo de una sociedad injusta que en el transcurso de décadas de malos gobiernos fueron estructurando las grandes aglomeraciones de marginales que viven en condiciones infrahumanas en las cinturones de pobrezas que se formó como los migrantes del campo expulsados por la maquinización de la agricultura de los grandes empresarios y las villas de emergencias formadas en la ribera del río Paraguay, conocidos como bañadenses.
    Sucede que la intención del Concejal Daniel Centurión del Partido Colorado pudo ser buena, pero al final tiene un tufillo populista y oportunista, ya que en ese momento era grande la indignación de la ciudadanía con relación a la prepotencia y violencia del comportamiento de los informales en la vía pública, además debió de hacer un estudio de la aplicabilidad de esta medida sin antes buscar otras soluciones intermedia antes del desalojo de los limpiadores de vidrios, aparte se habla de multas, lo que lleva a preguntarnos como se podría cobrar a indigentes y lo único que generaría es mayor crispación social y la inseguridad en Asunción, porque crecería la ya de por sí amplia franja de desocupados que tenemos en Asunción.
    Lo ideal es la propuesta presentada hace algunos días atrás, de la dirección del Área Social de la Municipalidad de Asunción que quiere una solución integral para los trabajadores informales, que comprende el aprendizaje de oficios diversos y la posibilidad que ingresen a trabajar en puestos pedidos por la misma municipalidad que para el efecto contará con la cooperación de organismos privados y públicos de tal forma a capacitar a los limpiavidrios en oficios que le sirvan para defenderse en la vida.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 18 mayo, 2016, 6:11 am
  2. Echale la culpa al limpiavidrios

    Brigitte Colmán –

    Con motivo de la explosión de indignación ciudadana (en las redes sociales, obvio) en contra de los abusos cometidos por los limpiavidrios que azotan las calles (con semáforo) de la capital, la Junta Municipal de Asunción (mayoría anti-Ferreiro) votó una ordenanza, la 5/16, que prohíbe la presencia de limpiavidrios en las calles.

    La idea era que con esa ordenanza desaparecieran esas molestosas personas que obligan a los que tienen autos a aceptar que les limpien gua’u los parabrisas.

    Es gente agresiva, violenta, son todos borrachos y drogadictos y tienen la culpa de todos los males de este bendito país. No, señor, no es sarcasmo, es un sucinto resumen de algunos de los argumentos en contra de estos paraguayos que tantas molestias causan a otros paraguayos.

    La cuestión es que en unas pocas semanas nos pudimos enterar de que los limpiaparabrisas eran –había sido– culpables del tratado secreto contra el Paraguay; la ausencia de la Albirroja en el último Mundial; la epidemia del dengue y el zika; de que Ramón Díaz no le hace jugar al Óscar Romero; de las inundaciones por la subida del río Paraguay y otras desgracias que mejor ni mencionamos.

    Postergado. Finalmente, y pese a la alegría popular que despertó la prohibición de la presencia de los limpiavidrios, la misma no pudo entrar en vigencia en abril y fue postergada para el 16 de mayo.

    Una pena, porque con una ordenanza así pues uno sentía que todos los problemas sociales quedaban solucionados. Años pagando una secretaría social y otra de la niñez, y había sido que con una ordenanza se puede resolver todo eso.

    Ahora, hablando en serio. Los argumentos utilizados para presionar para que los concejales opositores sacaran una ordenanza tan traída de los pelos, eran de tinte clasista. Y no hay nada tan ridículo como esos argumentos clasistas, en un país con tantísima desigualdad.

    laburo. Ahora bien, cerca de 200 personas que realizaban el trabajo de limpiar parabrisas en las esquinas con semáforo se registraron en la Municipalidad de Asunción para formar parte del proyecto de reinserción laboral.

    Eso nunca va a ser una mala noticia. Porque como decía mi viejo: el trabajo dignifica.

    Pero, y siempre hay un pero, resulta que ahora algunos de los limpiavidrios se incorporaron al mundo laboral, nos enteramos de que el dueño de un hipermercado que les había dado trabajo, pretende pagarles G. 33.000 por 9 horas diarias.

    Hacia mi barrio eso se llama explotación. El jornal mínimo que se debe pagar es de G. 70.155.

    Ahora te quiero ver defendiendo el derecho a un salario digno para ese a quien tanto odiás. ¿O es que ese tipo de causa no es tan cheta?

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 5 abril, 2016, 5:36 am
  3. Pasión por el vyrorei

    Por Alfredo Boccia Paz –

    No son más de 200 en toda Asunción. No gozan de buena prensa y menos de la simpatía de los conductores. Pero convengamos que, frente a los problemas que padece Asunción, los limpiavidrios constituyen una cuestión muy menor. Sin embargo, quizás por eso mismo, atraen invenciblemente el interés de la gente.

    Hablamos más de los limpiavidrios y de sus pequeñas anécdotas –sin minimizar la agresividad y prepotencia de algunos de ellos–, que de las decenas de miles de damnificados por la creciente del río que ocuparán desordenadamente las veredas y paseos centrales de la ciudad en los próximos meses. Nuestra atávica atracción por el vyrorei produce esta peculiaridad.

    Este tipo de trabajo informal permite la subsistencia de personas sumidas en la pobreza y excluidas del sistema económico formal. El trasfondo social no hace insoluble al problema, pero obliga a estudiar propuestas de fondo, consensuadas y que ofrezcan alternativas reales a la changa callejera. Eso podrá o no resolver estos complicados conflictos urbanos, pero queda claro que la mera prohibición no sirve de gran cosa. Prohibir la existencia de pobres es un delirio de clase dominante que no llega ni a rozar el fondo del asunto. La pobreza seguirá allí y los pobres buscarán otros medios de sobrevivencia, que seguramente también serán prohibidos por los ricos.

    ¿Qué camino eligió la mayoría de la Junta Municipal de Asunción? El de la prohibición, por supuesto, la más fácil, pero menos efectiva de las salidas. La ordenanza es de cumplimiento casi imposible. Ejercer el oficio de limpiavidrios puede ser irritante, pero no constituye un delito. No viola ninguna ley del Código Penal paraguayo. Una ordenanza municipal, norma de menor jerarquía, no puede incluir una cláusula penal, como se pretendió inicialmente. Por ende, nadie puede prohibir por la fuerza que el supuesto infractor salga de la calle. La Policía Nacional no puede detener a nadie por una falta municipal. La Policía Municipal de Tránsito puede multar al limpiavidrios, según la ordenanza. Y las multas son saladas: llegan hasta los 19 millones de guaraníes.

    Me pregunto en qué estaban pensando los concejales cuando aprobaron esto. Una Municipalidad, incapaz de cobrar a los comercios céntricos formales por los espacios reservados para estacionar, no tiene la menor posibilidad de efectivizar la multa a individuos que no están registrados y que son, casi por definición, franciscanamente secos.

    Si los limpiavidrios se emperran en quedarse en la calle, se quedarán. Nuestra afición por solucionar líos con nuevas leyes nos hace olvidar que estamos llenos de normas que no se cumplen, algunas, como esta ordenanza, porque son sencillamente de cumplimiento imposible. Lo saben muchos concejales, no comen vidrio. Pero la ordenanza viene bien para dejar como populista a Mario Ferreiro y como justicieros de los odiados limpiavidrios a algunos concejales. Como aprecia: una auténtica oda al vyrorei.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 19 marzo, 2016, 6:15 am
  4. CHAU LIMPIAVIDRIOS
    Andrés Granje
    Finalmente la Junta Municipal de Asunción por aplastante mayoría se ratificó en su decisión plasmada en la ordenanza vetada parcialmente por el Intendente Mario Ferreiro, veto que ahora queda sin efecto de desalojar las arterias asuncenas de los limpiavidrios, desde el 1º de abril, lo cual en una primera visión parece algo enteramente justo, teniendo en cuenta varios factores entre los que se destacan que estos grupos de jóvenes imponen un servicio que en la mayoría de los casos no son requeridos por sus potenciales clientes, los automovilistas, aparte de exhibir una agresividad sin límites en la medida en que los automovilistas rechacen el ofrecimiento de servicio. Se presume que muchos de estos mozos actúan bajo el efecto de estupefacientes o el alcohol de ahí la agresividad que manifiestan.
    Sin embargo, analizando la decisión de la Junta Municipal, hay varios peros a la resolución ratificada, ya que primero se debe coordinar con la Policía Nacional y el Ministerio del Interior el posible desalojo, ya que de otra forma es de cumplimiento imposible pues la Municipalidad es un órgano administrativo y no cuenta con una unidad coercitiva que pueda actuar en caso de resistencia de los limpiavidrios. Sin contar con el problema más grave que es el problema social que acarrea esta decisión. Es posible que parte de los que están en la calle sean haraganes y están allí con deseos de delinquir, habrán también quienes los hacen por extrema necesidad y ante la urgencia de juntar monedas para levantar la olla familiar.
    Por eso el sentido del veto del ejecutivo comunal estaba bien dirigido, tendiente a generar una discusión amplia de la problemática e interesar a todos los sectores oficiales y privados a colaborar con la solución del problema, primero capacitando a los jóvenes y luego conseguirles empleos en empresas con sensibilidad social que apuesten al proyecto de sacar a los limpiavidrios de estos sitios. Aparte el problema se soluciona a medias pues la marginalidad se seguirá manteniendo en las calles y con ella la inseguridad y la violencia. Esta ordenanza habla solamente de limpiavidrios y no hace mención a los vendedores ambulantes, sector muy cercano a la de los limpiavidrios, con lo que este grupo puede crecer en proporción geométrica, con lo cual el problema seguirá persistiendo en la vía pública.

    Además, con esta medida se trasladara el problema a otras ciudades de la gran Asunción como Fernando de la Mora, Luque o Lambaré, lugares que se llenaran de limpiavidrios, como ya está sucediendo últimamente. Nos parece bien sacar a estas personas de las calles, no de forma coercitiva, si con planes que les facilite ingresar al empleo formal, el trabajo que realizan en la calle es indigno y humillante y es una bomba de tiempo que puede estallar en cualquier momento en erupciones sociales de proporciones, aparte de condenar a estos jóvenes y sus descendientes a una vida gris sin mayores horizontes ni posibilidades de realizarse en la vida. Si la riqueza de un pueblo es su gente, si no se da un golpe de timón en poco tiempo nos convertiremos en un pueblo extremadamente pobre.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 17 marzo, 2016, 5:08 pm

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

5días

VIÑETAS ✓

Nicodemus Espinosa

Melki Melgarejo Valiente

Carlos Sosa Sanabria

A %d blogueros les gusta esto: