estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Viejas prácticas en la UNA

Las movilizaciones estudiantiles y ciudadanas enmarcadas bajo el eslogan “UNA no te calles”, registradas en los meses finales del año pasado, trajeron una saludable bocanada de aire fresco en una institución corroída por la corrupción y la venalidad y en la que roscas de privilegiados se reparten alegremente recursos y asignaciones de toda clase.

Los estudiantes, con frecuencia por fuera de sus propias organizaciones –algunas de ellas involucradas en el esquema de privilegios–, protagonizaron jornadas memorables, logrando avances importantes y muy valiosos hacia una mayor transparencia y honestidad en el manejo de los fondos de la principal universidad del país. Estas manifestaciones democráticas se replicaron rápidamente en todas las facultades de la UNA, así como en las filiales que la institución posee en el interior del país. Esta veloz propagación del lema “UNA no te calles” y de su efecto movilizador es una muestra de cuán extendida están las irregularidades y los manejos turbios y oscuros en esta más que centenaria universidad.

Las manifestaciones –caracterizadas por su naturaleza pacífica, pero firme– mostraron también que los cambios no provendrán del mismo grupo que viene detentando la administración de la UNA desde hace varios años. Es un paso indispensable es desarticular las roscas que se apoderaron de la alta casa de estudios, que fracasaron en el propósito de elevar el nivel académico y científico de la universidad y solo se concentran en la obtención de beneficios indebidos.

Las movilizaciones ciudadanas, y muy especialmente las estudiantiles, suelen estar apoyadas en sólidos principios y sirven de inspiración a otros sectores. Pero también ocurre con frecuencia que la primera efervescencia se va disipando con el transcurrir del tiempo. Por ello es esencial consolidar cuanto antes las conquistas logradas y garantizar la transparencia, en previsión de la reacción que pudieran impulsar las claques que gobiernan aún en algunas facultades.

Por todo ello, no es de extrañar lo que sucede en la facultad de Economía, donde las viejas prácticas parecen estar volviendo, de acuerdo con publicaciones de este diario. Un sector de los profesores, con el respaldo de funcionarios, que tiene afinidad con el ex decano de la facultad trata de hacerse con la conducción de la institución. Todo indica que para conseguirlo están dispuestos a ignorar las disposiciones del propio estatuto.

La educación superior no puede ser dejada en manos ni de mediocres ni de comerciantes que solo buscan su propia conveniencia. La formación de nuestros técnicos y profesionales es un asunto de la mayor importancia estratégica para la nación y el Estado debe involucrarse absolutamente en él. En una política integral de educación de calidad –que debería ser una de las prioridades de la clase política nacional y de los candidatos a cargos electivos–, la UNA debe tener necesariamente un papel muy destacado.

No es posible siquiera pensar en un desarrollo educativo profundo y avanzado sin el concurso de esta institución. Por ello, es preciso sanearla a profundidad evitando que las facultades se conviertan en feudos de pequeñas cúpulas y de esta manera hacerla objeto de inversiones estratégicas.

Una reforma de la universidad para eliminar los manejos y abusos de cúpulas y asegurar la autonomía con respecto a los partidos políticos y caudillos de cualquier signo ideológico deben ser las metas irrenunciables.

 

Viejas prácticas en la UNA

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “Viejas prácticas en la UNA

  1. Abrir las puertas al futuro
    15/03/2016 ⋅
    Los datos aportados por una nota publicada en La Nación son más que elocuentes y ameritan una reflexión sobre lo que realmente se necesita en el ámbito de la educación superior o especializada. El título de la nota dice: “Por cada diez abogados recibidos en el país, solo hay un ingeniero”.

    La realidad que pinta esta frase es irrefutable. Se apoya en datos y registros de la Universidad Nacional de Asunción, que afirman que existen ya 30 mil profesionales del derecho y solo 3 mil especializados en las diferentes áreas de la ingeniería como la electromecánica y electricidad, la mecánica y la hoy muy buscada especialización en nuevas tecnologías.

    La ausencia de profesionales formados en áreas que son muy demandadas en cualquier país que desee desarrollarse en diferentes industrias tiene como sustento muchos factores. Y todos ellos deben ser valorados y analizados en la búsqueda de soluciones reales. Es muy importante que –en este momento, cuando el Estado está abocado a la captación del interés internacional en nuestro territorio, en el que se destacan todo tipo de ventajas como la energía limpia y renovable, la abundancia de agua y también la posibilidad de mano de obra joven– el tema de la formación de quienes deberían ser los protagonistas de ese cambio positivo se convierta en un objetivo prioritario.

    Por una parte, el tema de la proliferación de estudiantes y profesionales del Derecho y otras carreras similares es una situación que no solo ocurre aquí, sino en todo el mundo y muy especialmente en Latinoamérica. Carreras como esas se consideran como “fáciles de cursar y culminar”, si se tiene como objetivo el tener un título universitario para luego “conseguir un trabajo” en la administración pública. Lo de fácil está asociado muchas veces al tiempo disponible para tomar clases y el costo de aranceles y gastos varios. El tiempo es muy importante en un país donde la enorme mayoría de estudiantes universitarios debe trabajar para pagar la carrera y no dedicarse casi exclusivamente a su formación académica.

    En ese caso, optan por la accesibilidad de una carrera que les exige en algunas universidades un mínimo de esfuerzo, muchas veces sin ningún tipo de exigencia de presentismo, exámenes orales y escritos con profesores exigentes y van de materia en materia sin haber leído más que algunos apuntes poco confiables con los que lograrán salvar año tras año.

    Para ingresar a estudiar e nivel terciario la mayoría de las carreras asociadas a la tecnología, las diferentes especialidades en ingeniería y otras disciplinas necesarias para aplicar luego los conocimientos al desarrollo industrial del país, los jóvenes deben realizar un mayor esfuerzo y dedicar tiempo y capacidades para lograr el objetivo. Por eso, es que es tan necesario que se estimule esa decisión, a través de más inversiones públicas y también privadas en el área de enseñanza y hasta posgrados en dichas especialidades.

    Hay esfuerzos que ya muestran resultados positivos, como las Becas Carlos Antonio López, que llevan talento paraguayo a los mejores centros de formación del mundo, desde donde regresarán los profesionales que serán importantes protagonistas del futuro cercano. También se han hecho esfuerzos para concretar otras posibilidades como la universidad instalada por la UIP con Alemania, donde los jóvenes reciben ya una intensa preparación en distintas disciplinas. Hay algunos intentos de cambio también en universidades, tanto en la UNA como la UCA y en otras privadas que van adecuándose a los tiempos y necesidades y ofrecen más opciones.

    Todo eso está ante nuestros ojos, pero no hay que perder de vista que la problemática también demanda la formación de docentes que puedan transmitir esas enseñanzas con criterio innovador y actualizado y una constante formación y exigencia debe incluirlos necesariamente.

    El cambio que se pretende, al convertir un país dedicado por siglos solamente a la agricultura y ganadería a otro en el que haya opciones suficientes para abarcar la necesidad de trabajo y mejorar la calidad de vida de más personas, es muy posible. Ya lo han demostrado muchos otros países en el mundo, inclusive los que tienen muchos menos recursos naturales que el Paraguay.

    El objetivo debe ser generar riqueza en el campo y las ciudades, llevando desarrollo a sitios en los que la vida se ha detenido y expulsa a sus jóvenes hacia los cinturones de pobreza de la ciudades. Y es una tarea que convoca a toda las mentes y brazos dispuestos a trabajar seriamente en abrir las puertas del futuro que tantas veces nos han sido cerradas.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16 marzo, 2016, 7:39 am
  2. La UNA no se calla nunca más

    Por Fernanda Robles

    Una de las mañanas de septiembre del año pasado, con mi equipo de prensa nos alistamos para salir de cobertura al igual que todos los días, y sin saber lo que se venía. Esa mañana salía rumbo a presenciar uno de los hechos que cambiaría al país. Llegamos hasta la Universidad Nacional de Asunción, en donde un grupo de estudiantes se instaló frente al rectorado portando carteles y banderas donde exhibieron por primera vez el sello de la histórica movilización: #UNAnotecalles, movilización que de verdad, cambió el país.

    Sigo la carrera de Comunicación en la Universidad Católica, sin embargo, lejos de permanecer ajena a lo que ocurría en la universidad de otros, la indignación me llegó como si yo lo viviera en carne propia, así lo sentimos con todos mis compañeros y colegas.

    Seguí la lucha de los estudiantes de la UNA, como joven y como periodista, indignada por las barbaridades que descubríamos al paso de las coberturas y feliz porque con cada grito de justicia caía uno más de los tantos que conformaban la cúpula corrupta de la universidad.

    Festejamos mucho con cada logro, como normalmente se ve en cada movilización que logra su objetivo, sin embargo, las victorias del UNA no te calles tenían algo especial… la histórica movilización estudiantil, que dejó como precedente que la rebeldía juvenil no volverá a descansar ante las injusticias y la corrupción institucionalizada.

    Este viernes una vez más los estudiantes unieron sus fuerzas. Los de la facultad de Ciencias de la Salud escracharon al consejero Hugo Macchi, por su voto a favor de la absolución de los cuestionados hermanos Ibarrola. El consejero respondió a los mismos con un gesto obsceno que quedó registrado a través de las cámaras de la RPC, al mismo tiempo que agredió verbalmente a la periodista que se acercó a hacerle una consulta.

    También, el decano Laurentino Barrios señaló a cada uno de los estudiantes que hacían un cordón, tratándolos de “pobrecitos”. Ojalá ambos sepan que la UNA no se callará nunca más, y que las denuncias seguirán hasta que se vayan.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16 marzo, 2016, 7:24 am
  3. #UNAnoterindas

    La manifestación que empezó como un imbatible tsunami juvenil contra la corrupción, hoy corre el riesgo de ser apenas una suave brisa, ante la inacción de la Justicia.

    Hablamos de la mayor movilización estudiantil en la historia del Paraguay. La que logró sacudir las estructuras de una Universidad Nacional corrupta y totalitaria. La que obligó a que un cuestionado y hasta entonces todopoderoso rector renuncie a su cargo, sea procesado judicialmente y vaya a la cárcel, junto a otro decano y a otros funcionarios y funcionarias, acusados de hechos ilícitos.

    La que dejó cerca de medio centenar de imputados, y más de 300 funcionarios investigados y obligados a renunciar. La que permitió un ahorro mensual de 1.355 millones de guaraníes cuando se cortó el despilfarro y el desvío de los fondos públicos.

    Sí, hablamos de #UNAnotecalles.

    La movilización que nos despertó y sacudió de tantos años de temor, pasividad y conformismo. La que acompañó y fortaleció una investigación periodística y encendió la esperanza de que el cambio es posible.

    No confiábamos en que sectores de la Fiscalía y la Justicia estuviesen dispuestos a llegar muy lejos, por ser cómplices –en gran medida– de las mismas estructuras corruptas que se estaban denunciando, pero la presión ejercida por miles de jóvenes en las calles y en los recintos universitarios, sumada al gran respaldo de la ciudadanía, los obligó a actuar con masivas intervenciones, allanamientos, sumarios e imputaciones.

    Tanto, que hasta nos hicieron creer que realmente estaban dispuestos a hacer justicia y ayudar a sanear una institución carcomida por la corrupción.

    Pero apenas se desarmaron las barricadas estudiantiles y se empezaron a normalizar las clases en las facultades, los procesos fiscales y judiciales ingresaron al característico estado vegetativo y al laberinto de chicanas, que constituyen la acostumbrada manera “legal” de consagrar la impunidad en este país.

    En estos días, un pequeño grupo de dirigentes estudiantiles volvió a salir con sus carteles, alertando sobre el peligro de que su revuelta acabe traicionada. Cuentan que las carpetas fiscales están dormidas, que los plazos de la mayoría de los sumarios vencen en este mes y aún no se han adoptado sanciones.

    #UNAnotecalles corre el riesgo de ir al oparei, al igual que tantos otros casos judiciales en el Paraguay, como el caso Curuguaty, o el Marzo Paraguayo, o los asesinatos de periodistas o de líderes campesinos e indígenas, todos aquellos en los que hubo encubrimiento deliberado y protección a los culpables.

    Es de esperar que más estudiantes reaccionen y salgan otra vez en forma masiva a pelear por su sueño, compartido por toda la sociedad que anhela un Paraguay distinto.

    Esta vez pedimos y acompañamos: #UNAnoterindas.

    Por Andrés Colmán Gutiérrez

    http://www.ultimahora.com/unanoterindas-n972444.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16 marzo, 2016, 7:24 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Péva ndejoráne, he’íje oka’úva mondahare.25/07/17

fotociclo ✓

El Cirque du Soleil presentará Amaluna, del 26 de julio al 13 de agosto en Asunción

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: