estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Asunción, tierra de nadie

Asunción tiene el Plan Regulador, la ley de tránsito y seguridad vial además de 19 ordenanzas y reglamentos que dicen cómo, dónde y por cuánto tiempo estacionar. Los conductores de los 530 mil vehículos que circulan por día en Asunción deben someterse a 2 mil “cuidacoches” que se han apropiado de las calles de la ciudad. Y nadie hace nada para solucionar, sino más bien para agravar el problema. Peor calidad de gestión.

Tal vez en pocos lugares del Paraguay como en la vía pública pueda palparse con tanta brutalidad la absoluta falta de gestión gubernativa. Y cuando decimos “gestión gubernativa” nos referimos a los gobiernos central y municipal.

En el Paraguay los espacios públicos son terreno de nadie. Veamos porqué. Una ciudad se compone de dos territorios: el privado y el público, divididos ambos por una imaginaria línea que llamaremos lindero.

En Asunción y en algunas otras ciudades se puede observar, lindero hacia adentro de la propiedad, iniciativas propias del primer mundo: hoteles, centros comerciales, torres de oficinas, departamentos de lujo, etc. La mayor parte de esos emprendimientos son autosuficientes, como si en lugar de habérselos implantado en la capital de un país se los hubiera levantado en medio de un desierto. Tienen sus propias líneas de alimentación eléctrica, unidades para tratar aguas negras y reservas de agua potable para mitigar cortes y caídas de servicio. En Asunción, un paradigma de esta figura es la franquicia World Trade Center, cuatro torres de veinte pisos que en lo que a servicios se refiere es casi autista, en parte porque se trata de un “edificio concepto” –de esos que ahorran energía, emiten menos calor, etc.- pero más porque ha debido prever por su cuenta necesidades que en otro país le hubiera previsto el Estado.

A partir del lindero y hacia la vía y los espacios públicos, el infierno. Una ciudad sin cloacas, sin desagües pluviales, con un pavimento que más pareciera un sendero de cabras, con una inextricable telaraña de cables aéreos por los que se transportan luz, teléfono, videocables, internet y cuanto servicio necesite un cable de cobre o una fibra óptica, escena que nos retrotrae al siglo XIX. Debajo de esa apretada malla transcurre otro infierno: miles de personas que deambulan o se instalan en cualquier parte vendiendo toda clase de cosas sin control alguno. En Asunción el estacionamiento público, reglado y tarifado en cualquier otra ciudad capital, es propiedad de un par de millares de “cuidacoches”, servicio no solicitado que se pretende llevar a la categoría de oficio.

Asunción tiene el Plan Regulador, la ley de tránsito y seguridad vial además de 19 ordenanzas y reglamentos que dicen cómo, dónde y por cuánto tiempo estacionar. Pero ahora, entre parlamentarios locales y del Mercosur además de concejales sin algo mejor que aportar, han hecho mofa de toda la legislación y, sobre todo, del sentido común empujando iniciativas descabelladas y que atropellan todo ordenamiento jurídico. Resultado: Los conductores de los 530 mil vehículos que circulan por día por Asunción -510 mil de ellos automóviles particulares- deben someterse a 2 mil “cuidacoches” que se han apropiado de las calles de la ciudad. Y nadie hace nada para solucionar, sino más bien para agravar el problema. Peor calidad de gestión pública es difícil de imaginar.

¿Cuándo van a hacer algo al respecto, pero en serio?.

http://www.5dias.com.py/44732-asuncion-tierra-de-nadie

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

4 comentarios en “Asunción, tierra de nadie

  1. Barril sin fondo

    ¿Cómo es posible que ciudades más pequeñas que Asunción, que no ostentan el título de Capital en la región, se mantengan tan ordenadas, limpias y hermosas?

    Solo entre los años 2010 y 2014 la Municipalidad de Asunción ha percibido más de US$ 25 millones del sector desarrollador de la ciudad en concepto de impuesto a la construcción.

    El nuevo eje corporativo y residencial de la Madre de Ciudades representó una inversión de US$ 1.200 millones del sector privado en los últimos cinco años. Gran parte de este monto fue para el pago de tributos. La cifra no es para nada despreciable.

    Sin embargo, la zona de Aviadores del Chaco y Santa Teresa, junto con otras de gran exclusividad, se parecen a un albañal. Están llenas de cráteres y zanjas, charcos y desperdicios.

    La infraestructura urbana en nada se diferencia de la de los suburbios del área metropolitana.

    Ahora, en la Comuna capitalina se analiza la creación de nuevos impuestos para las construcciones dentro de un proyecto denominado “Fondo para atender la contaminación por residuos sólidos en zonas de riesgo”.

    Pomposo nombre, como fantasioso y suspicaz proyecto, emulado de aquellos famosos de “Basura Cero” y “Bache Cero”.

    El dinero de las grandes edificaciones no se destinará para mejorar la infraestructura urbana –alcantarillados, desagües, veredas y paseos o hermoseamiento en general de zonas puntuales– sino irá para la supuesta recolección de basura en las zonas ribereñas.

    La idea se presta a una gran comilona. A la contratación masiva de operadores políticos y compra de votos en pleno año electoral. Es para hacer vito con el dinero del contribuyente.

    Total, la limpieza tardará el tiempo en que vuelva a llover y el raudal arrastre de nuevo todos los desperdicios hacia las zonas bajas.

    Asunción ya no es una aldea, pero sus calles sí parecen pueblerinas, sin desmerecer los pintorescos parajes paraguayos que se mantienen mucho más pulcros y hermoseados.

    Pretender utilizar una gran cantidad de recursos para algo tan efímero como una minga ambiental en la zona ribereña –que bien podría tener un costo muy bajo organizando a la población y educándola– es abrir una canilla al derroche.

    En muchos casos el sentido común es algo que está ausente en las acciones de nuestras autoridades. ¿Ingenuidad o picardía?

    Por lo menos en las zonas de acceso a la ciudad, la Municipalidad debería esmerarse para mantener los jardines, empastados, aceras y cordones en buen estado. La cuestión no pasa por una lavada a la cal, sino por medidas más estructurales y duraderas.

    Con el dinero del contribuyente no se puede barrer el río. La ciudad necesita obras urbanísticas y de infraestructura. No se puede seguir arrojando el dinero público a un barril sin fondo.

    Por Pedro Gómez Silgueira

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/barril-sin-fondo-1545899.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 15 diciembre, 2016, 8:43 am
  2. Hay que acabar con el populismo barato
    Mar 7, 2016
    Por Óscar Germán Latorre

    Cuando el proceso electoral concluye con la proclamación de los candidatos electos, también termina la etapa de las promesas electorales y se inicia el período de convertirlas en realidades.

    Mario Ferreiro es, sin duda, un gran comunicador y su reconocida cordialidad y buen trato, le han permitido obtener la confianza y el voto de los asuncenos, que le eligieron como intendente municipal.

    El tiempo de los discursos ya concluyó, aunque parecería que el nuevo intendente municipal de Asunción ha sustituido las promesas con permanentes excusas y anuncios de medidas, que generaron una gran expectativa y que no pasaron de simples mentiras. Primero fue el anuncio de un supuesto faltante de US$ 32 millones en las arcas municipales, que aparentemente se trataría solo de una deuda flotante. Luego, con bombos y platillos anunció que daría a conocer la lista de más de 500 planilleros en la Municipalidad, para seguidamente señalar que no eran planilleros, sino contratos no renovados, o funcionarios permanentes que no habían adquirido aún la estabilidad laboral.

    Más temprano que tarde, los asuncenos se percatarán de que Mario Ferreiro les vendió un buzón cargado de meras promesas, aunque no será el primero ni el último político que haga lo mismo.

    Para colmo, aun antes de asumir el cargo de intendente ya se encontraba en plena campaña para consolidar su candidatura a la Presidencia de la República en el 2018. Precisamente, con el propósito de consolidar y atraer a su electorado, Mario Ferreiro está planteando y tratando de implementar medidas condescendientes en beneficio de cuidacoches y limpiavidrios, que desde hace varios años atrás se han convertido en un verdadero tormento para los automovilistas.

    La idea de ofrecer a estas personas alternativas laborales con la ayuda de las empresas privadas, me parece que no logrará mayores éxitos, por el lucro que hoy están obteniendo al manejarse como los dueños de las calles, con total impunidad y ante la mirada cómplice de las autoridades encargadas de la seguridad pública.

    Hoy los amparados son los cuidacoches y limpiavidrios, y les aseguro que no pasará mucho tiempo para que los peajeros y los motochorros sean incluidos en la lista de personas que requieren asistencia del Estado. Y, por cierto, esto que suena como una idea descabellada estuvo siendo defendido por un dirigente sindical tan solo unos días atrás en una emisora radial.

    Debemos exigir a nuestras autoridades la estricta observancia de la ley en todos los casos. Resulta sencillamente preocupante ver a la Policía negociando con grupos que están en flagrante comisión de delito, como son los que invaden inmuebles ajenos, hacen cortes de rutas, generan una irracional violencia en los estadios deportivos o fuera de ellos y que causan cada vez más muertos y heridos.

    Esa política de negociar con la ley penal viene de varios años atrás, pero la idea de no adoptar ninguna medida en relación a los cuidacoches y limpiavidrios suena a legalizar el delito y va en directo perjuicio de cientos de miles de automovilistas, que son víctimas de la actividad de esos grupos.

    Es hora de acabar con el populista barato y permisivo, que solo pretende consolidar estructuras de respaldo político para próximas elecciones, sin importar el grave daño que generan a la gran mayoría de la población.

    En un Estado de Derecho, la ley se cumple y no se negocia.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 7 marzo, 2016, 4:47 am
  3. La estrategia del desgaste

    Por Elías Piris –

    La televisión de los años 80 parió un personaje que supo ganarse su lugar en los hogares paraguayos y se consolidó en la década siguiente como uno de los comunicadores más versátiles de estas latitudes. Mario Aníbal Ferreiro Sanabria hacía literalmente de todo: Desde publicidades montado en una moto, contar chistes (malísimos), presentar el noticiero central hasta animar fiestas de la crème en el Club Centenario.

    ¿Quién se hubiera imaginado diez años atrás que el discjockey beatlemaniaco iba a ser el intendente de la capital?

    Lo cierto es que esa versatilidad y la imagen de “buen tipo” fueron las claves del éxito político de quien cortó la hegemonía colorada en Asunción.

    Ojo que Mario Ferreiro no es el primer comunicador en lanzarse a la actividad política. Es justo recordar que Clari Arias intentó infructuosamente entrar a la carrera por la intendencia allá por el 2010. Desafortunadamente para este último, ni siquiera pudo superar las internas de su partido, el Liberal Radical Auténtico (PLRA).

    Mario sabía que estaba agarrando hierro caliente y asumió el desafío. No importó que haya quedado lejos en tercer lugar en las elecciones generales del año 2013, cuando representó al sector de la izquierda que decidió romper con el luguismo (divorcio que continúa y parece no llegar a su fin).

    Fue justamente este último sector el que capitalizó su buena imagen para impulsar su candidatura.

    Para dimensionar hasta qué punto la figura del comunicador es positiva ante el electorado, se debe tener en cuenta que el segundo partido más grande del país declinó presentar un candidato para las municipales y apoyar a quien resultaría victorioso a la postre.

    Cuando el fan de los cuatro de Liverpool asume al frente de la intendencia era más que obvia la esperanza puesta en su gestión.

    Si bien es cierto que en tres meses no va a resolver todos los problemas de la calamitosa Asunción, llama la atención los penales que ya tuvo que atajar.

    También llama la atención que se estén tocando temas tan sensibles como el de los limpiavidrios y el de los cuidacoches.

    La estrategia es simple: Instalar ante la clase media que el intendente es el “defensor de los extorsionadores”, cuando en realidad su administración habla de llegar a una solución de fondo para un problema social.

    La estrategia del desgaste también se centra en tirar a matar a su equipo político y presentarlo como el rejunte de los abogados de la vagancia y de la delincuencia.

    ¡Ojo! Lo de la lista de supuestos planilleros de la Municipalidad sí fue una gran pifiada que lo dejó mal parado con justa razón.

    No soy hincha de Mario ni pretendo serlo, pero creo que el sector que todavía no olvida la derrota catastrófica de noviembre pasado debería disimular, aunque sea un poco, la campaña de odio que está orquestando. No somos tontos…

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 6 marzo, 2016, 8:52 am
  4. Me duele este país

    by Marilut Lluis O´Hara

    Todas las veces que arriesgué mi opinión desde un diario o una radio y creí firmemente que algún día las cosas iban a cambiar, que nos convertiríamos en un país en serio, pensé que sería el día en que la mayoritaria gente honesta marque la diferencia con los badulaques que utilizan al Estado como propiedad privada.

    Decía entonces que hasta podría haber una revolución en la cual los honestos se enfrentarían sin miedos a los deshonestos. Y hace poco nomás pensé que había llegado ese momento, cuando miles de ciudadanos tuvieron que pasar días enteros sin agua ni luz; ver a enfermos llorar porque su medicina se descomponía a causa de la falta de energía eléctrica, o a madres desesperadas porque no tenían agua potable para dar a sus chiquitos, daba la sensación de que la debacle había llegado, que no habría forma de evitar la explosión social, que siempre supimos que llegaría.

    Pero no pasó nada, más que alguna manifestación organizada a través de las redes sociales. La gente no salió a las calles ni pensó siquiera en levantarse contra los responsables de este infierno que nos hacen vivir cada verano, cuando parece que hasta Dios nos ha olvidado.

    Pero sí llegó el enfrentamiento. No contra los corruptos, no contra el manoseo y el robo permanente de las arcas del Estado, no contra los senadores y diputados que han convertido al Congreso en una cueva de ladrones, ni contra los jueces que venden sentencias ni contra ningún sinvergüenza que se burla de todos enriqueciéndose alevosamente.

    No. El día que la ciudadanía honesta decidió levantarse, fue contra los cuidacoches y limpiavidrios. Por lo visto, para gran parte de los paraguayos, es esa gente que vive en la calle, que se droga y sobrevive de limosnas la culpable de todos los males. No son los corruptos, los ladrones, los narcotraficantes, son los pobres los que han convertido a Paraguay en un país que no puede levantar cabeza.

    Yo también tengo miedo a los cuidacoches y limpiavidrios. Cuando me miran con esos ojos en los que se nota que la desesperanza ha ganado la partida, que ya no tienen nada que perder, cierro disimuladamente los vidrios del auto y me encomiendo a Dios para que no me hagan daño. Nunca lo hicieron; a lo mejor porque suelo hacer de tripas corazón y los trato con respeto. No sé. Quizá quienes han sido víctimas de su violencia hayan actuado con prepotencia, sin ver enfrente de ellos a un ser humano con necesidades y carencias, igual que cualquier otro.

    Pero no soy tan boluda como para pensar que una ordenanza municipal solucionará el problema. A ver; si esto se lleva a cabo, a dónde se llevará a esta gente? Se la hará desaparecer? Cómo? Es obvio que seguirán existiendo; si ya no están en las calles rebuscándose para sobrevivir, hay algún plan serio para reubicarlos? O es que se piensa que desaparecerán por arte de magia? Acaso piensan en matarlos a todos?

    Lo único que me queda claro es que –otra vez- me equivoqué. A lo mejor hay una mayoría honesta en este país. Pero desde luego no es ni solidaria ni comprometida con la realidad; es gente que vive en una nube, desde donde ha aprendido a criminalizar a la pobreza. Es gente que puede que no robe, pero no le importa que se le robe; lo que realmente le molesta es que haya pobres que se crucen en su camino y queda claro que nadie es violento con quien quiere sino con quien puede.

    Y cuando hablan de hacer justicia por mano propia, lo que pretenden es atacar a esa gente que no es como ellos. Tienen más cosas en común con los corruptos que con los pobres.

    Y sí, este país me duele hasta las entrañas.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 5 marzo, 2016, 9:59 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

5días

Como dijo… ✓

@JavierSanchezPy En el oficialismo colorado no hay "plan B". Dicen que el cartismo está 100% seguro q sale la enmienda y no hay otro candidato que no sea HC
‏@MilvaGauto Si el Fundador del Foro Económico Mundial destacó el crecimiento será para la exportación, que bueno!Pero de manera interna es otra historia
@Juanctpy Chulinita los perfiles falsos operando por políticos y de paso descargando frustración acumulada del pagado por teclear. Dale, descargate ;)
@lacostasoy Algunas irregularidades en planillas por la reelección es consecuencia de la estupidez de quien lleva más firmas. Una competencia argel.
@claririquelme1 Un colorado nunca muere, firma desde el cielo.
@GianniJew Etiqueta básica de caja de supermercado es retirar tu carrito cuando terminas de sacar tus cosas señoraaaaa
@fwrt_ Si la lectura comprensiva se vuelve alguna vez indispensable para vivir, los paraguayos morimos.
‏@oslovera El EPP es mbatara por naturaleza según la hipótesis de muchos por acá. A cuántos gobiernos ayudo distrayendo, según la boba teoría?
‏@claucarol90 Hay irregularidades en las planillas pro reelección y aparece el EPP dejando prueba de vida de Franz... Desvío de atención dónde? 👀
@Car_Lo_Ti_Ta Justo hoy, justo después de que los muertos voten, aparece el EPP qué coincidencia verdad amigos?
@luchoalvaren Mas falsa que la lista por la enmienda inconstitucional de HC y la pileta pais para nadar en dolares de Santi. Eso nomás quería decir.
@Silporfavor Licenciatura en análisis de planillas, próxima carrera a ser habilitada por del MEC
@ebritezpy Lo que al Vaticano le lleva años y décadas confirmar, al Partido Colorado le costó apenas días: hacer el milagro de que los muertos firmen.
‏@RodrigoHoudin El seccionalero que fue presionado, para conseguir firmas, será quien deba responder por la falsificación en planillas y no los promotores.
@MRehnfeldt Estamos riéndonos de planillas y Fiscalía riendose de nosotros. Adulteración y falsificación deberían estar siendo investigados de oficio!
@Santiagasu Creo que si falsifico la firma de un político, para pedir un crédito aunque sea de G. 10 mil, me van a condenar de por vida en Guantánamo. Pongo mi firma -entiéndase el chiste- de que no habrá ninguna condena importante por la falsificación de firmas.
@jtorresromero Oposición pide ver firmas. Con esto legitiman la enmienda. Si es Inconstitucional como dicen, no deberían ni siquiera verlas. O sea?
@andrescolman Quien consiga enmendar las metidas de pata de los pro enmienda buen enmendador será 😄
@BernardoFarina Una persona educada tiene la capacidad de distinguir lo justo de lo injusto. Por eso la educación no es prioridad para nuestros políticos.
‏@chiqui_avalos Segun informe de la CIA, Andres Rodriguez en 1985 fue acusado por narcotrafico. Después se volvio Presidente.La historia se copia a si misma?
@MafeCarrascal Cuando la corrupción en la empresa privada envuelve dineros del Estado deja de ser privada para convertirse en pública, nos interesa a todos
‏@CarlosGomezPy TSJE no puede controlar firmas, planillas auto-completadas, y además ¿usan padrón desactualizado para controlar a la ANR? QUE JODA!

A %d blogueros les gusta esto: