estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Mario, algo ya huele a podrido

 

Pensando buenamente, el hecho podría calificarse como un acto de torpeza, pero las sospechas se disparan desde el momento en que la separación del profesional se produjo inmediatamente después que rechazó la pretensión de la referida empresa de cobrar a la comuna la friolera suma de 12 millones de dólares, lo que calificó como “un fraude procesal”. Y al ser consultado al respecto, Ferreiro, en lugar de aclarar lo sucedido, lo oscureció mucho más, al afirmar que se trató de “una simple coincidencia”.

Que Ivesur intente rapiñar las arcas municipales, léase, el bolsillo de los asuncenos, no nos sorprende en lo más mínimo. Su principal directivo, Álvaro Lasso Génova, ya le había despojado al Estado paraguayo la suma de 2,8 millones de dólares, por supuesto incumplimiento de contrato, como alega en la demanda que entabló después a la Municipalidad de la Capital. ¿Cuándo ocurrió eso?. En el 2010, durante el gobierno de Fernando Lugo. Y aquí surge otra “coincidencia”, al decir de Mario, entonces declaradamente seguidor del ex obispo. En esa época, el Procurador General de la República era Enrique García, su actual director jurídico, a quien puso para litigar (¿litigar?) con los mismos que ya nos dieron un zarpazo cuando él debía precautelar los bienes públicos.

Además de su vocación rapiñera, Lasso Génova está procesado, junto con el ex ministro del interior Rafael Filizzola, también durante el mandato de Lugo, por el escándalo de la sobrefacturación de cuatro helicópteros adquiridos sin siquiera contar con la documentación del fabricante, que en tiempo y forma había puesto en conocimiento del hecho al entonces secretario de Estado.

Por otro lado, los abogados de Ivesur, Sergio Coscia y Juan Ernesto Villamayor, también están imputados por el supuesto hecho de producción de documentos no auténticos y la Fiscalía les impuso una fianza de 200 millones de guaraníes en su momento.

A esta banda de forajidos se enfrentó durante años la Municipalidad de Asunción. La forma en que obran en el presente es igual a como obraron en el pasado. Pero lo que resulta alarmante es la actitud de Ferreiro de sacarle del medio al abogado Julio Samaniego, quien estaba haciendo bien las cosas, para poner en su lugar a una persona de muy dudosa trayectoria, como García, quien además cuenta con otros antecedentes. Entre ellos, la autorización que otorgó al MOPC en el 2011, cuando era procurador, para comprar unas tierras que estaban valuadas por los técnicos de dicho ministerio casi 3 millones de dólares menos de lo que finalmente él aprobó que se abone.

Puestas las cosas de esta manera, resulta claro que la “coincidencia” alegada por Ferreiro para hacer el cambio de representante jurídico en el caso en cuestión no parece nada coincidente, además de no ser la única en esta historia.

Es una pena decirlo, pero apenas a dos meses de que Mario asumiera como intendente, en la Municipalidad de Asunción algo ya huele a podrido.

http://www.adndigital.com.py/index.php/impreso/editorial-impreso/14685-mario-algo-ya-huele-a-podrido

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “Mario, algo ya huele a podrido

  1. Error y disculpa

    Por Edwin Brítez

    Admitir el error y pedir disculpas cae bien desde el ejercicio de la función pública. Así lo hizo el intendente Mario Ferreiro a través de su jefe de Gabinete Max Rejalaga, quien anunció el desistimiento de la descontratación de 164 funcionarios de un total de más de 500, de la Municipalidad de Asunción por “graves errores” cometidos en el despido.

    Las disculpas van para las personas afectadas, entre quienes se encuentran embarazadas y conocidas figuras del arte y la cultura. Además, lo de admitir el error nos da la tranquilidad de que no existe soberbia ni vocación de revancha política en la medida adoptada.

    Sin embargo, existen cuestiones de fondo que aún no fueron explicadas a los contribuyentes aun cuando la mayor parte de los hechos no correspondan a las actuales autoridades. Pero es hora de terminar con esta historia de deslindar el antes del ahora con el argumento de que corresponde a la gestión del anterior.

    La institución, en este caso municipal, es una sola. Los contribuyentes aportan a la institución no a la gestión de tal o cual intendente. De modo que si se hizo mal con este o con el anterior es al actual a quien corresponde rendir cuenta o simplemente esclarecer, inclusive de la gestión anterior sobre cuestiones aún desconocidas para el público.

    A pesar del error, fueron despedidos más de 400 empleados, presuntos planilleros. Es necesario saber si además de Arnaldo Samaniego, quiénes son los otros funcionarios que contrataron a estas personas a sabiendas de que no tenían nada que hacer.

    Esto no puede quedar impune, si realmente se busca terminar con el problema. De lo contrario, si no hay castigo a los corresponsables de estas contrataciones prebendarias y muchas veces nepotistas, se podría repetir el mismo cuadro en la administración actual.

    El sueldo pagado inútilmente a 400 planilleros debe ser repuesto a las arcas municipales, es dinero de los contribuyentes, quienes merecidamente pueden considerarse estafados por el intendente anterior y los funcionarios superiores que lo secundaron, algunos de los cuales probablemente aún permanezcan en sus puestos.

    Estos son cómplices de haberse inventado cargos, funciones y sueldos para personas que solamente debían cobrar, sin hacer nada. Además, ¿fueron ellos o los actuales los que hicieron meter la pata al intendente? ¿Alguien pagará por ello?

    Soy de los que creen que entre una administración y otra, en la Municipalidad de Asunción no hay mucho que se pueda hacer para establecer diferencia. Sin embargo, una diferencia que Mario Ferreiro puede marcar es en el campo ético. No debería ser más de lo mismo. Con un poco de lustre ético a la institución podría ser suficiente, aunque para eso evidentemente no alcanza la disculpa.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 24 febrero, 2016, 4:35 am
  2. Ferreiro y la Mujer del César

    El nuevo intendente de Asunción, votado por la mayoría independiente, pensante, consciente, de la capital, podrá rasgarse las vestiduras y asegurar a quienes quieran creerle, que él es honesto, que siempre lo fue, y que no tiene por qué meter ahora la mano en la lata.

    Quizás a la “ocasión la pintan calva”, como dice el añejo dicho y le faltaba nomás una buena oportunidad para transigir con sus viejos principios.

    De otro modo no se explica cómo abrió el arco para que la empresa IVESUR metiera el correspondiente multimillonario gol, en contra de la ciudadanía que lo votó, al cambiar al abogado titular que estaba haciendo una intransigente defensa de los intereses ciudadanos y poner en su lugar a un sospechoso de haber perpetrado alianzas espurias en el pasado, y en casos similares, para colmo de males.

    Julio Samaniego, el abogado anterior que estaba haciendo bien las cosas pone los puntos sobre las íes en una entrevista en la 107.5 de CDE y Radio 1000 de Asunción, y remarca una serie de pasos que se están haciendo mal en el presente con el nuevo letrado, el gordito Enrique García, un viejo conocido de estas lides, y que terminarán por hacerle perder millones de dólares a la Comuna de Asunción.

    En realidad, el negociado, la pérdida del caso, por el mayor monto posible, ya estaba casi totalmente cocinado cuando el tema saltó al tapete y fue recién entonces cuando el nuevo intendente salió a la palestra y prometió “defender los intereses de la Municipalidad”.

    En otras palabras, si Ferreiro es quien dijo que era cuando lo votó la ciudadanía independiente, ¿cómo es que cambió a un abogado leal a los intereses de la mayoría y en su lugar puso a un profesional de dudosos procedimientos en casos muy parecidos, y que fueron sonados en su momento?

    Nada más que eso. Que responda. Por qué cambió “mboca garrotere” y que luego se rasgue las vestiduras si quiere, pero lamentablemente, a las cosas hay que llamarlas por su nombre.

    Como quedó dicho, mal inicio de sugestión. Ponerse del lado de una empresa como IVESUR, de negros antecedentes desde el momento mismo que sentó sus reales en nuestro país. Ni que decir de su principal ejecutivo. Un personaje experto en demandar a sus clientes y así ganar dinero no tan decorosamente, pero si eficientemente, generando de paso una estela de procedimientos dudosos, tráfico de influencias y corrupción.

    Los tentáculos de IVESUR son de larga data. Desembarcó en el país, sin que nadie la viera llegar, como recomienda Satanás en el “Abogado del Diablo”, hizo aprobar leyes que favorecían su negocio, se instaló y la gente se enteró recién cuando la conminaron a pagar una fuerte suma por la “inspección técnica vehicular”, porque de otro modo no iba a poder salir a la calle con su vehículo.

    Menos mal que la ciudadanía se defendió, puso el grito al cielo y hubo que suspender la rapiña, no sin que antes recaudaran sus buenos dólares.

    Pero por supuesto, no se resignaron. Tenían que ganar dinero de cualquier modo. Entonces sobrevino la demanda de la que hablamos, donde quedó al desnudo el favoritismo del flamante intendente, hacia los oscuros intereses de la firma en cuestión. En palabras llanas…se trata de perder la demanda “decorosamente”, es decir varios millones de dólares, de la fuerte suma reclamada. Una pequeña “quita” y anunciar la pomposamente.

    La consigna es clara: No se tiene que pagar un peso a la empresa buitre. Ferreiro, si desea seguir manteniendo aunque sea mínimamente la consideración ciudadana que lo llevó al cargo, debe desandar el camino y ser bien claro al respecto. “No corresponde ningún pago. A mí no me van a sacar un dólar en tal concepto”. Eso es lo que corresponde que diga. El resto, historia.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 23 febrero, 2016, 10:35 am
  3. Los “planilleros” de Mario

    Querer aprender a gobernar a costa de los demás es un acto indigno, bochornoso y deshonesto. Mucho más cuando esos “demás”, son personas decentes, a las que nada se le puede achacar y que, a causa de tal actitud, son expuestas al escarnio público. Esto es lo que acaba de hacer el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, al dar a conocer sus famosas listas de “planilleros” que no son tales y, por motivos difíciles de explicar, ha mentido, a sabiendas, a la ciudadanía y ha causado un daño irreparable a ciudadanos honestos.

    Entró a la Municipalidad con su promesa de limpiar sus oficinas de gente que estaba allí por algún tipo de enchufe desde la época de su antecesor, Arnaldo Samaniego, o quizá desde mucho antes. Dijo que daría a conocer las listas de esas personas, pasaron los días y, ante la presión de la prensa y de la gente que las reclamaba, por fin las entregó sin decir, en ningún momento, que se trataba de “planilleros”; es decir, de gente que cobra un sueldo sin necesidad de ir a trabajar. Los periódicos publicaron esas listas y la gente las tomó que se trataba de eso, de gente que había entrado por algún tipo de parentesco o por compromisos políticos. Pero si se fijan bien, podrán ver que en ninguna de ellas habla de “planilleros”, sino de gente que será “desvinculada” de la Municipalidad o que tienen su contrato sujeto a renovación.

    Aquí viene la mentira: mucha gente, especialmente la relacionada con la Dirección de Cultura, es contratada de manera temporal: de marzo a diciembre de modo que se ahorran pagarle vacaciones; total, son “gente de cultura, nada más”, mientras los intendentes de una buena parte de las municipalidades de la República, se roban centenares de millones del dinero que les entrega Fonacide para proyectos educativos sin que nadie mueva un solo dedo ni se espante ni se escandalice. Si algún fiscal se atreve a intervenir en estos casos de corrupción, los miembros de su partido con representación en el Congreso se levantan en tromba para pedir la cabeza del fiscal. Me niego a aceptar que “esta es la patria en que quiero vivir”.

    En las famosas listas figuran personas no solo que han trabajado de manera seria y muy duramente todo el año, sino que además han llevado la representación del país a ferias, exposiciones mundiales y congresos donde llamaron la atención por la seriedad de sus propuestas. En esas planillas hay músicos que se formaron en el Instituto Municipal de Arte (IMA) y que formaban parte de la Orquesta Juvenil Municipal que actuó en el Salón Dorado del Teatro Colón y al lado de otros grupos juveniles argentinos en la sala principal en el acto de clausura. Varios de ellos hoy son parte de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Asunción (OSCA) y ahora están expuestos a las burlas y el desprecio de un público que solo quiere ver rodar cabezas y que la sangre llegue al río. La cultura no es solo Beethoven, Cervantes, Da Vinci y Picasso. Es algo mucho más complejo, profundo y necesario porque, para decirlo de manera irreverente, es el engrudo que mantiene pegados los diferentes elementos que componen una sociedad. En este caso, hablamos de municipio.

    Concediéndole el beneficio de la equivocación, lo que ha sucedido con estas listas es muy grave, no solo porque ha escarnecido a gente que se merece reconocimiento, sino porque, al mismo tiempo, ha cubierto con el anonimato y el silencio a los que verdaderamente son “planilleros”. Con este escándalo no sabremos nunca quiénes son los unos y quiénes son los otros.

    Muchos creíamos que Mario Ferreiro, por provenir de un ambiente artístico y de una familia de nivel cultural muy alto, mostraría su respeto hacia los trabajadores de la cultura. Pero nos ha desilusionado. Para reparar parte del error tendría que convocar a quienes ha ofendido; el reconocer haberse equivocado no denigra a la persona, sino que la enaltece, y pedirles disculpas en presencia de la prensa. Es necesario inculcar en todos que el país lo hacen no solo los políticos y los militares, sino también sus artistas y sus intelectuales a quienes se les debe el mismo respeto.

    por Jesus Ruiz Nestosa

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/los-planilleros-de-mario-1454540.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 22 febrero, 2016, 7:33 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Ajereparei hese jagua katupyrýicha.23/08/17

Archivos

estadistas ✓

  • 1,079,168 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: