estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Vacaciones inmorales

 

En unos días más, el 1 de marzo, se reinician las sesiones ordinarias de ambas cámaras del Congreso, que entraron en receso a mediados del pasado mes de diciembre. Durante ese larguísimo periodo de vacaciones, se instala una Comisión Permanente compuesta por 6 Senadores y 12 titulares, más 3 Senadores y 7 Diputados suplentes. Los primeros, es decir 18, sesionan 2 veces a la semana, con poquísimas atribuciones. Y el resto, o sea 102, simplemente se dedican a la “parranda”, a viajar a lugares paradisíacos, desde donde sus hijos suelen dejarlos al descubierto al subir fotos a las redes sociales.

Para que no haya lugar a equívocos, está  muy lejos de nuestra intención el pretender “nivelar” a todo el mundo hacia abajo. De ningún modo. Quien fruto de su trabajo honesto puede obtener buenos ingresos y disfrutar con su familia de buenas vacaciones, tiene toda la libertad de hacerlo. Pero ni los ejecutivos de las empresas más importantes del mundo, que ganan cientos de miles de dólares al año, y hasta millones, se permiten el lujo de no trabajar ininterrumpidamente durante dos meses y medio al año.

¿Qué los hace tan “especiales” a nuestros legisladores? ¿Por qué motivo todos los asalariados tiene derecho a descansar solo el 15% de lo que descansan ellos, algo que tampoco pueden hacerlo los profesionales independientes, los empresarios, ni los más altos exponentes de los otros poderes del Estado?

En nuestro país existen problemas que deben ser abordados y resueltos por la clase dirigente, de la cual hacen parte los parlamentarios. Es la obligación de ellos. Para eso se les eligió y por eso, en teoría, reciben muy buena paga. Pero con las extensas ferias que se asignan, solo demuestran que nada de eso les importa y que prefieren llevar una vida a cuerpo de rey, a costa de nuestros bolsillos, lo que los convierte, más que en facilitadores de soluciones, en vulgares parásitos.

¡Treinta días, ni uno más! Es eso lo que debería durar el receso del Congreso, aunque para ello fuera necesario apelar al mecanismo de la iniciativa popular prevista en la Constitución, y si a pesar de ello no toman nota, al escrache.

http://www.adndigital.com.py/index.php/impreso/editorial-impreso/14267-vacaciones-inmorales

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Un comentario en “Vacaciones inmorales

  1. Lo que callamos los pobres

    En la última edición de este espacio había felicitado a Horacio Cartes por incluir como sello de su gestión la barrida de planilleros de las instituciones del estado. Remataba señalando que, era imprescindible depurar, pero sin perder de vista la prudencia a la hora de hacerlo. Prudencia que sobre todo debe ser muy criteriosa en el filtro, para no terminar exponiendo y mandando a la calle a gente que en verdad trabaja.

    La semana pasada nos siguió sorprendiendo, al punto que apareció una lista de autoridades nacionales, departamentales y gubernamentales con una importante cantidad de policías que realizan guardias personales.

    La estructura al servicio del poder está tan arraigada en nuestro país que, solo basta con remontarse a los soldaditos que actuaban de limpiadores, ordenanzas, criaditos o constructores en las casas de sus superiores.

    Tanto penetraron esas prácticas que, hoy nadie se escandaliza al ver que casi el 10% de la Policía Nacional tiene a sus hombres custodiando a políticos. Los mismos a los que pagamos su vehículo, sus lujos, su combustible, su seguro privado, sus bocaditos, también pagamos sus guardias.

    Es inadmisible que en cada llamada al 911 nos hablen de la falta de personal para llegar a dar cobertura a los pedidos y que, sin embargo, casi 3.000 policías estén al cuidado personal de gente que con salarios de 35.000.000 tiene suficiente para pagar sus propios lujos.

    Un estado que grita falta de recursos, donde sus enfermos adolecen a diario por falta de insumos y donde sus niños y niñas deben asistir a escuelas que se caen a pedazos no puede seguir sosteniendo un modelo que mantiene a sus políticos y sus familiares como reyes.

    Ellos mismos deberían entender que, esa época ya pasó y que nos merecemos gobernantes que vivan su realidad y la asuman y que dejen de ver a sus cargos como fuente de acceso a la vida de rico pyahu o peor aún, como financiamiento de viejos caprichos.

    Por Santiago González

    http://www.extra.com.py/columnistas/lo-que-callamos-los-pobres.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16 febrero, 2016, 9:26 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Péva ndejoráne, he’íje oka’úva mondahare.25/07/17

fotociclo ✓

El Cirque du Soleil presentará Amaluna, del 26 de julio al 13 de agosto en Asunción

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: