estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Seguimos depredando impunemente al Chaco

Nuestro país tiene un lugar privilegiado al formar parte del mayor ecosistema de Latinoamérica, que es el Gran Chaco Americano, junto con Argentina, Bolivia y Brasil. Pero la ambición desmedida de quienes deben aplicar la ley y la irracionalidad de los que están acostumbrados a someter a todos con dinero, hizo que lleguemos a esta situación catastrófica y contemplemos impotentes que unas 1.000 hectáreas se deforesten diariamente de este territorio que debiera ser protegido contra todo tipo de enemigos porque es la reserva ecológica más importante que podremos dejar a las nuevas generaciones.

Pero no hay caso. De nada valen las denuncias que desde hace varios años advierten que el Chaco paraguayo está siendo víctima de una deforestación salvaje a causa de que se han ampliado las fronteras agropecuarias. Así que cortan árboles, talan bosques, para convertir al territorio apto para la agricultura y la ganadería. Y lo justifican diciendo que el pueblo necesita alimento, lo cual es cierto pero debe existir racionalidad en la explotación del suelo sin que ello implique dejarnos sin árboles.

En esto están metidos poderosos ganaderos, parlamentarios, militares; gente que utiliza el dinero que tiene para comprar a fiscales y técnicos que debieran aplicar la Ley de Deforestación 0, que termina siendo letra muerta y una burla para la ciudadanía que se encuentra absolutamente indefensa mientras su bien más preciado, los bosques, son convertidos en comida del ganado o en plantaciones de soja.

Según la FAO, Paraguay ocupa el sexto lugar entre los países con mayor índice de deforestación. Brasil perdió 984 mil hectáreas de bosques en 5 años, mientras que nuestro país, 325 mil hectáreas. Esta parece una cifra considerablemente menor a la que enfrenta nuestro vecino, pero resulta que su territorio tiene 8.516.000 kilómetros cuadrados, mientras que el nuestro solo 406.752 kilómetros cuadrados, lo que nos da la pauta de que nuestro índice de deforestación es mucho más grande que el de los brasileños.

No es la primera vez que nos ocupamos de este tema, más que nada por la impotencia que sentimos al ver como se dilapidan nuestros recursos naturales y ante la evidencia contundente de que en este país el problema no es la falta de leyes sino la impunidad de los transgresores.

Sobre todo nos faltan  funcionarios honestos y patriotas, que no se dejen engañar por el brillo del dinero y piensen sencillamente en el futuro de sus hijos.

Aunque en este punto pareciera que nos hemos quedado sin propuestas, lo cierto es que seguimos viendo como alternativa de solución la mano dura del Estado. Si los funcionarios venales supieran que deberán enfrentarse a la Justicia y a entidades públicas intolerantes con los delincuentes, su actitud cambiaría sustancialmente. Si no podemos convencerlos de ser honestos, habría que empezar a castigarlos por no serlo.

 

http://www.adndigital.com.py/index.php/impreso/editorial-impreso/13526-seguimos-depredando-impunemente-al-chaco

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “Seguimos depredando impunemente al Chaco

  1. Batallas por ganar

    Por Juan Augusto Roa

    Septiembre es pródigo en fechas conmemorativas de gran significación en la historia del Paraguay, y que ponen de relieve la bravura, coraje y determinación que caracterizaron al pueblo paraguayo a la hora de enfrentar dificultades y tragedias. La batalla de Curupayty, ocurrida el 22 de septiembre de 1866, durante la Guerra de la Triple Alianza, marcó un hito de valentía y creatividad de las fuerzas paraguayas para enfrentar un tremendo desafío.

    Más cerca en el tiempo, el 29 de septiembre de 1932, la batalla de Boquerón, durante la Guerra del Chaco, significó el inicio de la marcha triunfal de las tropas en la recuperación del suelo invadido por un enemigo mucho más poderoso en capacidad de fuego y número de soldados.

    Durante la recordación de la victoria de la Batalla de Boquerón, el 29 de septiembre en Encarnación, una descendiente de excombatiente de la Guerra del Chaco, la profesora Edita Báez, destacó el coraje del pueblo paraguayo que supo afrontar y vencer los desafíos pasados. Mencionó los desafíos presentes, como la construcción de un país con justicia, honestidad, y oportunidad para todos.

    Y es precisamente en este punto donde debiéramos detenernos a pensar. ¿Cómo un pueblo que supo sobrellevar y superar tragedias, mantenerse vivo y firme ante situaciones extremas, se muestra débil y derrotado ante las batallas que le toca enfrentar hoy día contra enemigos como la corrupción y la impunidad, madre de todos nuestros males; la pobreza, la ignorancia, la exclusión, la narcopolítica?

    Un ejemplo más que elocuente está ocurriendo a diario precisamente en el Gran Chaco Paraguayo, donde estamos perdiendo la batalla contra un invasor empeñado en destruir los recursos naturales para hacer sus propios negocios.

    Lo vemos también en la incesante exclusión y migración campesina ante el avance del modelo del “agronegocio” concentrado en el capital internacional.

    Son batallas, más complejas y difíciles de abordar, pero no imposibles de vencer. Tenemos una rica historia de acciones heroicas y valientes que debe servirnos como marco de referencia.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 09/10/2016, 07:55
  2. Lamentable..indignante..deberíamos d sentir vergüenza d nustros excombatientes q pelearon 3 años x salvar l chaco.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16/04/2016, 17:28
  3. Criminal depredación de los bosques
    Néstor Ojeda Mendoza

    Lastimosamente seguimos lamentando la deforestación masiva registrada impunemente en ambas regiones del Paraguay. Los principales responsables son las supuestas autoridades quienes debieran de velar por la conservación de los ricos espacios boscosos con que contábamos hasta hace unos años en la geografía de nuestro país. Sin embargo, hoy en día se han convertido en tierras llanas, ante el guiño cómplice de los funcionarios sometidos por los grandes poderes económicos, talando impunemente extensos bosques para convertirlos en sus cultivos de granos.

    Este mal de nunca acabar en nuestro país, no solo es un problema en la rica región Oriental, sino también similar problema atraviesa el extenso Chaco que cada vez se encuentra más depredado.

    La cultura de la corrupción se ha enseñoreado en las instituciones públicas de nuestro país, una lacra de herencia de antaños que se ha venido transmitiendo e institucionalizando en todos el estamento de la nación, desde todo punto de vista lamentable.

    En la parte Oriental del Paraguay, los depredadores cuentan con un mapeo de las escasas reservas boscosas con que se cuenta en la región, y siempre están al acecho de atacar con el objetivo de talar para convertirlo en madera o carbón vegetal, para su posterior comercialización sean en el mercado nacional o internacional

    La reciente nueva intervención del juez Juan Oviedo, de la comunidad Vaquería, departamento Caaguazú, es un aporte significativo y valiente contra los depredadores de la extensa reserva forestal del Campo Morombi. Esta autoridad judicial ha sometido ante la fuerza de la ley en convertir en prisión de unos cuantos depredadores de esta rica región de más 50 mil hectáreas de reservas boscosas naturales.

    Similar proceder se espera de otras autoridades judiciales del Chaco paraguayo, en la justa y correcta aplicabilidad de la ley contra los infractores de los delitos ambientales, con el firme objetivo de ir atacando los actos criminales contra el medio ambiente, y que el poder del dinero no le opaquen a los administradores de la Justicia para actuar como corresponde en estos casos.

    La Ley de “Deforestación 0”, debe de ser cumplida como corresponde a lo largo y a lo ancho de la geografía nacional, sea quien fuere que esté en infracción, no interesando ni importando sus exorbitantes poderes económicos. Esperando a la par que el funcionario designado por el Estado asuma su rol al cual fue ungido, sin que sea sumiso a la oferta de la tentación.

    Debemos de pensar en las futuras generaciones que vendrán a constituir la sociedad de nuestra región. La conservación de la mayor riqueza de nuestro país y sus espacios naturales merece la preservación. Pero para que eso ocurra, la cultura del pokarẽ, de las coimas, debe de ser combatidas en todos sus flancos y por todos, asumir como causa común o nacional. Caso contrario corremos el serio riesgo de que nuestro país, el Paraguay se convierta en un gran desierto en muy pocos años.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 07/02/2016, 16:19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Ahapáma hese, he’íje karuguápe opa’âva.17/12/17

archivos ✓

estadistas ✓

  • 1,137,674 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

Escuchas publicas

El tema que tiene que ver con este escándalo de las escuchas telefónicas que envuelve el tráfico de influencias, que todos presumiamos que existía de manera clara pero nunca de manera tan desembozada y tan elocuente, como el que hemos tenido la oportunidad de poder comprobarlo. Lo que queda ahora es corregir lo que está mal y eso significa que el Congreso debería suspender a González Daher, en sus funciones como representante ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, y hacer un planteo severo en torno a la continuidad de esta institución, además de eso tendríamos que escuchar de manera mucho más valiente y objetiva las denuncias de fiscales y de jueces en torno a este tráfico de influencias, denunciando en los casos en los que habían sido sometido a una situación similar, haciendo que la justicia vuelva a ser creíble, y por sobre todo previsible de este país, que tiene una gran deuda con la sociedad en ese campo. Si la sociedad define la democracia como el estado de derecho, es evidente cuando vemos que ella es sujeta de las manipulaciones, tergiversaciones, chantajes y extorsiones, más claras que las que hemos podido comprobar en las últimas horas, nadie puede estar seguro en este país, y es el tiempo de corregir aquello que está mal y ademas de eso se tiene la oportunidad este domingo de castigar aquellos que se han apartado de lo que se espera debería ser la democracia, es el tiempo de los ciudadanos y en ese sentido nos queda ajustar cuentas con aquellos que se han apartado de manera clara y elocuente del mandato que recibieron de parte de nosotros, sus mandantes. (BFB)

Empresas del Estado

Uno de los grandes desafíos que tenemos en el país es indudablemente el encontrar un modelo económico que nos permita centrar la labor del Estado en lo que le corresponde realizar, cuando vemos mucho de las empresas públicas y especialmente en este verano, en que volveremos a padecer las consecuencias de una empresa monopólica como la ANDE, que no puede garantizar un buen servicio, por diferentes razones, se quejaron este año, porque las tarifas estaban fuera del rango que debieran, se incrementaron  esos números, pero no se mejoró el servicio, ahora aparece el argumento de que vienen de varios años de desfinanciamiento y que por lo tanto llevará todavía una buena cantidad de tiempo, ponerse a la altura y exigencias de la demanda de la gente. Pero si vemos también hay otras empresas públicas como el caso de la INC, que compra una nueva planta para procesar clinker y que ha tenido más de cien fallas, en un período de prueba y que podría ser otro gran elefante blanco, adquirido por el estado a las costas de cada uno de los contribuyentes, vemos de que hay algo mucho más profundo y grave en todo esto, el Estado no sabe hacer bien estas cosas y cada vez nos cuesta mucho más mantener a un personal ocioso y además de todo eso manipulado en tiempos electorales para que voten por que se sigan siendo manteniendo las cosas hasta ahora, nos cuestan mucho las empresas monopólicas del Estado, pero por sobre todo no vemos un rol del estado propiamente, incluso en aquellos sectores en donde debería actuar como elemento regulador del mercado. En definitiva tenemos dificultades filosóficas, administrativas y de gestión. (BFB)

A platazo

Es evidente que las campañas sacan lo mejor y lo peor de las personas, algunos demuestran cual es su verdadera concepción con respecto al poder, que es lo que entienden con respecto al de la prensa, a las encuestas, al twitter. La expresión del presidente Cartes de acusar de muchos de los males del país a los periodistas y especialmente aquellos que son críticos a su gobierno, y afirmar en términos bastantes soeces a la labor que cumplen algunos es una demostración de pobreza de espíritu que dominan a varias personas en estas elecciones. También ha sido noticia el hijo de la dip. Perla de Vazquez, exhibiendo dólares sobre una mesa dispuesto a comprar la voluntad de los votantes santanianos en el dia de los comicios, otras expresiones más se dieron en el transcurso de esto que casi siempre rodea a la práctica electoral y que demuestra, reitero, nuestra pobreza cívica, nuestra pobreza moral y nuestra pobreza argumentativa, no somos un país en el que estamos acostumbrados a debatir sus diferencias y a plantear propuestas, somos más bien personas que responden con insultos y agravios, cualquier afirmación que no sea la que uno comparte o tiene como argumento central. En definitiva las cuestiones electorales han vuelto a mostrar lo peor y pocos casos de lo mejor de nuestra sociedad, y varios de los temores que son permanentes en la vida política nacional, la posibilidad de comprar las voluntades de los votantes o de torcer las voluntades de los trabajadores del sector público, que más de 300mil de ellos, casi siempre son carne de cañón en los procesos electorales.   (BFB)

A %d blogueros les gusta esto: