estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Acervos nacionales son memoria del mundo

Pese a haber tenido escasa repercusión en la prensa, dos colecciones documentales paraguayas recibieron un importante reconocimiento internacional que las valorizan significativamente.

En una reunión realizada en Quito, un comité de expertos del Mowlac (siglas en inglés de Memorias para el Mundo de América Latina y el Caribe), aprobó las dos postulaciones presentadas por Paraguay, a través del Comité Nacional de Memoria, presidido por la documentalista Rosa Palau. Se trata de un programa de la Unesco que reconoce el valor de documentos de naturaleza archivística, bibliográfica y audiovisual, de manera análoga a como lo hace el Patrimonio de la Humanidad con los sitios históricos o monumentales. Busca promover la preservación, el acceso y la toma de conciencia en los Estados de su herencia documental.

La primera colección presentada fue la llamada “Enrique Solano López”, uno de los conjuntos bibliográficos, hemerográficos y documentales más importantes del Paraguay que abarca desde la época colonial hasta los comienzos del siglo XX. Enrique, hijo del Mariscal López y de Elisa Lynch, recibió en Europa, luego de la guerra, una sólida formación y buen dominio de lenguas. Cuando regresó al Paraguay, trajo su voluminosa biblioteca, constituida desde su interés por reivindicar la figura de su padre, pero también en un fino gusto por los libros antiguos y la historia rioplatense.

En 1906, el Congreso de la Nación autorizó la adquisición de su biblioteca particular, incorporándola al patrimonio cultural del Estado. Hoy en día, la Colección Enrique Solano López se conserva en la Biblioteca Nacional y está en proceso de digitalización.

La otra postulación fue la de los llamados “certificados de soltería” de la Iglesia Católica paraguaya. Se trata de los registros de probación de identidad y del estado previo de soltería de todo extranjero llegado al Paraguay y que pretendiera contraer nupcias. Para evitar la bigamia, la Iglesia exigía que lo certifiquen dos testigos locales de buena reputación. También debían registrarse los nacidos en la provincia, luego República, que por motivos civiles o militares hubieran pasado algunos años en el exterior.

Cada certificado arroja una suma de datos familiares ricos por su valor patrimonial y afectivo y por la cantidad de informaciones que ofrecían los testigos sobre las circunstancias, sitios, puertos o ciudades donde conocieron al novio o novia.

El paso de varios siglos –se conservan desde 1776– y el trabajo de la historiadora Margarita Durán permitieron convertir estas fichas, conservadas en el Arzobispado de Asunción, en una fuente única sobre el origen de las familias paraguayas y de los movimientos migratorios de la región. Ojalá esto incentive la postulación de otros acervos en 2016.

Por Alfredo Boccia Paz

http://www.ultimahora.com/acervos-nacionales-son-memoria-del-mundo-n956339.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Hora-nte ipu ndaha’éi año, he’íje carcelero.21/07/17

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

A %d blogueros les gusta esto: