estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Nos están ganando por goleada

El día en que lo perdí, desperté con él, como todos los días. Tocaba esas melodías que hacen sonreír por la mañana. Parecía un día como cualquier otro, jamás imaginé que ya no lo volvería a ver. Ya conocía todas sus mañas, sus secretos. Había días en que no lo soportaba, por su lentitud, pero en muchas ocasiones me sacó de apuros y, sin darme cuenta, pasé a depender de él.

Ese día trabajamos toda la tarde, hasta que se hizo de noche y cayó una torrencial lluvia. Debíamos volver a casa, llamé a un taxi pero no hubo respuesta. Entonces, tomé la equivocada decisión de salir a la calle, escondiéndome en el oscuro manto de la noche, rumbo a una parada. Y pasó lo que temía; cuatro muchachos, dos de ellos con cuchillo, se acercaron a mí y en medio de amenazas me lo arrebataron. Así fue como lo perdí, perdí mi celular. Y no solo eso, sino también, el resto de mis cosas.

Yo salí ilesa, que siempre dicen es lo que más importa, pero se llevaron todo lo que me costó trabajo y sudor conseguir. Simples objetos, pero por los que incluso aún sigo pagando, con mi sacrificio. Todo se fue en un segundo. La impotencia que se siente es enorme y el temor de que vuelva a suceder lo mismo permanece por varios días. Uno se vuelve desconfiado y le cuesta andar tranquilo por la calle.

Este no es el país que nos merecemos. Los que cumplimos nuestro rol de ciudadano, trabajando duro y aportando desde donde estamos, deberíamos ser retribuidos con seguridad, que actualmente casi no existe.

Hoy ya no perdemos solo un celular, hay quienes incluso perdieron la vida en estos asaltos. Nadie merece morir por un teléfono, tampoco se debería matar para conseguirlo. Lastimosamente, los robos callejeros se vuelven cosa cotidiana y, si nosotros nos acostumbramos sin siquiera reclamar, la inseguridad gana por goleada. El partido todavía no terminó, pero tenemos que empezar a remontar el marcador.

Por Gabriela Báez

http://www.extra.com.py/columnistas/nos-estan-ganando-por-goleada.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Un comentario en “Nos están ganando por goleada

  1. Singapur y sin parangón

    El porcentaje de criminalidad era enorme y los asesinos se paseaban impunemente por todo el país. Nadie podía ya salir de la casa y si las mujeres lo hacían, eran abusadas sexualmente y terminaban siendo asesinadas, en el peor de los casos.

    Era un país lleno de violencia de todo tipo y de una población que no quería entender la buena convivencia y el respeto. El terrorismo, la vehemencia y la demencia ciudadana coparon los espacios y todo el país contrajo nupcias con el caos generalizado y fue el acabose en materia de intranquilidad.

    La inseguridad que tenía el país era inaguantable. Los homicidios ocurrían a diario y a mansalva y ya casi nadie se salvaba. Matar y morir antes de tiempo sonaba como una obligación en ese país. Ver cadáveres tirados en cualquier parte de su geografía ya no le impresionaba a nadie y era como tener un depósito de muertos a cielo abierto en cada esquina de cualquier ciudad. Por la calmosa e inmutable aptitud exhibida por la gente ante cada asesinado y cadáver esparcido, pareciera como si todos fueran directores y encargados de alguna morgue.

    Su capital se manejaba dentro del desorden total. La basura era recogida de “mes en cuando” y ya después del desove de todas las alimañas y de haber cumplido y completado su papel de medio de cultivo de moscas, cucarachas, ratas y otras que vivían diseminadas como si hicieran el rol de mascotas.

    No solamente la capital era considerada como la ciudad más sucia del sector, sino también atesoraba y era depositaria del mayor desorden vial que pudiera existir sobre el planeta Tierra y alrededores. La lentitud del tráfico vehicular contrastaba y circulaba totalmente de contramano al gigantesco y ágil tráfico de drogas prohibidas que también adornaba al país. Pero no solamente con el cambalache de las drogas la población se mostraba ágil. La rapidez y la ultraligereza también se utilizaban para el tráfico de influencia que existía y volaba en ese país.

    No se habla del Paraguay. No, hablo de Singapur, uno de los ahora llamados “Tigres del Asia” por el gran cambio que sufrió a partir del año 2004 con la llegada al poder de Lee Hsien Loong, que suena como sien o largo cerebro. Se independizó recién en 1965. Hoy es el tercer país con mayor renta per cápita del mundo y con gran nivel de educación, salud, fuerte economía y gran transparencia política.

    Tiene una población de 5.500.000 habitantes que hablan 4 idiomas: inglés, malayo, tamil y el mandarín. Tiene 700 km2 y es una república parlamentaria con la salvedad de haber sido manejado el país anteriormente por ingleses y japoneses.

    Sus cárceles albergaban a más de 500.000 presos en el 2004 y a los 6 meses del gobierno de Lee solo quedaron 50. Con la pena de muerte y el trabajo forzado para los criminales, violadores, narcotraficantes, políticos corruptos, policías y militares sinvergüenzas el país se fue limpiando y depurándose de la gran corrupción y criminalidad que lo acaparaba. Su sistema judicial fue saneado y a lo gubernamental le alcanzó la sobriedad y desde aquel año de limpieza no se salva de la pena de muerte o de la cadena perpetua ningún corrupto, violador, asesino, contrabandista y, mucho menos, un narcotraficante.

    Su universidad nacional hoy es la 30 entre las mejores del mundo, acá hay 30 universidades que solo sirven para engendrar directivos y graduados mediocres.

    Amnistía Internacional censuró a Singapur por el método usado para limpiar el país, pasa que ahí ejecutan a los delincuentes por medio de la horca en una cárcel los viernes al amanecer. Parece que Amnistía envía al ángel Gabriel como inspector en el Paraguay.

    Un solo día a la semana, por medio de la horca y al amanecer, no dará el tiempo para que el Paraguay se limpie de tantos desfachatados e indecorosos…

    Por Caio Scavone

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/singapur-y-sin-parangon-1439283.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 28 diciembre, 2015, 7:28 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Hora-nte ipu ndaha’éi año, he’íje carcelero.21/07/17

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

A %d blogueros les gusta esto: