Falta transparentar nuestro fútbol

La detención en Zúrich de Juan Ángel Napout, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), además de expresidente del Club Cerro Porteño y de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), es ocasión propicia para insistir en que la gestión financiera del deporte más popular en nuestro país sea transparentada. Esa necesidad ya había sido planteada cuando la Secretaría de Justicia de los Estados Unidos solicitó la detención y posterior extradición de varios altos dirigentes del fútbol latinoamericano, debido al lavado de dinero en que habrían incurrido tras haber recibido sobornos en el marco de la venta de los derechos de televisación de la Copa América. Todo indica que en la Conmebol se vinieron realizando operaciones dolosas y que los delegados de las asociaciones que la integran no mostraban mucho interés en conocer el trasfondo de las jugosas contrataciones, por la simple razón de que recibían una parte de los pagos irregulares.

No debe excluirse que algo similar haya estado ocurriendo y ocurra en el seno de la APF. Ya el hecho de que la administración de sus fondos sea un coto cerrado, que escapa al control de los órganos del Estado, hace suponer que allí hay mucho que ocultar. Los dirigentes de los clubes tampoco muestran interés en averiguar lo que podría estar ocurriendo tras bambalinas, acaso porque también obtienen beneficios particulares, por temor a que sus entidades deportivas no reciban el dinero distribuido por la APF o porque se dejan seducir por prebendas como viajes a los congresos y campeonatos mundiales, con estadías pagas en lujosos hoteles.

En estas condiciones, los aficionados no tienen idea de las sumas que se manejan ni del destino de estas. Las sospechas vienen de hace mucho tiempo, y las respuestas invariables de Napout eran, palabras más, palabras menos: “Todo está claro, allí están los documentos”. Hoy los documentos dicen otra cosa, y conocemos algunos detalles por obra y gracia de la Justicia estadounidense.

El presidente actual de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), Alejandro Domínguez, también acostumbra a responder de la misma manera ante las requisitorias periodísticas, por lo que, más que invocar de palabra la honorabilidad de su administración, debe abrir los documentos respaldatorios al escrutinio público.

Da para pensar que cuando, hace unos meses, el gerenciador del club Olimpia de Itá, José Roldán, reveló cuán exiguos son los aportes anuales de la APF a los clubes de la Primera B y de la Primera C, tanto que serían inferiores en total a lo que la selección paraguaya de fútbol gastó en Buenos Aires en solo dos días, el objetor fuera inmediata y arbitrariamente sancionado por la APF, lo que bien puede entenderse como un mensaje dirigido a todos aquellos que quieran meterse en lo que se desea ocultar.

Si los clubes y la opinión pública tienen derecho a saber, también lo tiene el Estado, porque el escándalo desatado a nivel mundial muestra que en nombre del fútbol se ha estado incurriendo en execrables delitos. Además, nuestra Ley del Deporte exonera del pago de impuestos nacionales a las entidades deportivas registradas en la Secretaría Nacional de Deportes (art. 24), entre las cuales figura la APF. Ellas “no podrán perseguir fines de lucro” (art. 33), pero como el fútbol profesional genera considerables ingresos, incluso para los jugadores profesionales, el Ministerio de Hacienda tiene derecho a verificarlos para la liquidación del impuesto a la renta, accediendo a los contratos respectivos.

De lo que se trata es de transparentar una administración opaca, que da pie a muy serias sospechas. Si quienes están al frente del fútbol paraguayo tienen las manos limpias, deben dejar de actuar en la oscuridad y poner todas las cartas sobre la mesa. Los propios clubes y hasta los jugadores deberían interesarse en el tema.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/editorial/falta-transparentar-nuestro-futbol-1435568.html

Anuncios

9 comentarios en “Falta transparentar nuestro fútbol”

  1. ¿Las barras bravas o las familias?

    Recuerdo bien la época en la que estando aún en el colegio, me escapaba de la clase para ir a ver los partidos de mi club.
    Obviamente, me aseguraba de que mis padres no se enteraran de esa irresponsabilidad que se repetía casi con seguridad cada vez que mi equipo jugaba entre semana. Los fines de semana, sí iba a la cancha con permiso casi forzado de ellos.

    Ahora, ya con mi propia familia constituida y que me considero un poco más maduro, intenté reactivar mi afición de ir a los estadios cada fin de semana y, si se puede, a los juegos internacionales.

    Incluso, la semana pasada llevé a toda mi familia, pero me di cuenta de que, tal vez, cometí una feroz irresponsabilidad al arriesgarlos innecesariamente.

    De manera ingenua, creía que nuestros escenarios deportivos ya estaban aptos para recibir a las familias y que por fin podríamos ir sin miedo, como antes.

    Es más, ahora que quiero ir en familia a la cancha tengo más miedo que antes cuando era joven y que iba con mis amigos.

    Lo que sucedió en la Nueva Olla del club Cerro Porteño, cuyo sector visitante fue destrozado por la barra brava de Guaraní, denota que nuestras hinchadas siguen siendo retrógradas, violentas y que en vez de fomentar la fiesta y atraer al público, terminan espantando a la gente y sembrando miedo.

    ¿De quién es la culpa? No creo que sea solamente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), que sigue permitiendo el ingreso de estos inadaptados, para usar un término suave.

    ¿Será responsabilidad de la Policía? Tampoco. Al contrario, me parece que el departamento de Seguridad en Eventos Especiales y Deportivos, de un tiempo a esta parte, por lo menos supo contener a las barras bravas, por medio del diálogo permanente con sus líderes.

    ¿La Fiscalía es floja? A medias. Porque el encarcelamiento de cinco de los miembros de la barra de Guaraní identificados en el último incidente en la Nueva Olla es una señal clara de mano dura, pero obviamente se necesitan medidas más drásticas y ejemplificadoras.

    ¿Entonces, de quién es la culpa? Y puede ser que sea también culpa de nosotros mismos, de la sociedad, que muchas veces actuamos encubriendo a estos delincuentes, dándoles cabida donde no se merecen.

    No creo que la eliminación de las barras bravas sea la solución, pero tampoco podemos seguir permitiendo que se adueñen de un espectáculo tan lindo como el fútbol, que es lo único que muchas veces nos hace olvidar de nuestras penas por la crisis que vive el país.

    No podemos pretender avanzar como país o como sociedad si luego de cada partido reportamos jóvenes, algunos menores de edad, que se pelean por unos trapos de colores o se disparan sin motivo razonable.

    No podemos seguir enterrando a adolescentes, algunos casi niños, que fueron baleados al bajar de un micro, luego de ir a ver jugar a su club.

    En Gran Bretaña, había también hace dos décadas una crisis a causa de los barrabravas. Los famosos hooligans fueron, tal vez, la hinchada más violenta del mundo.

    ¿Y cómo desaparecieron? Desalentando la violencia desde las escuelas, suprimiendo la difusión de escenas violentas y que se asemejen a las de las canchas de fútbol.

    También se prohibió, de por vida, el ingreso de los inadaptados a los estadios de fútbol. Algunos ligaron penas carcelarias de hasta 30 años.

    Las empresas de transporte que llevaban a estos vándalos eran sancionadas. Sobre este punto, ¿se imaginan a los colectiveros paraguayos recibiendo multas por llevar a las barras?

    La inversión en tecnología en los estadios fue también determinante, según la recopilación de varios medios de prensa de Europa. Al menos en este sentido, Paraguay parece empezar a usar esta herramienta.

    En fin. El fútbol es una fiesta y como tal debe ser disfrutada, no sufrida.

    Ojalá muy pronto podamos volver a ver a los papás llegando de la mano con sus hijos a las canchas y regresar felices a sus casas.

    Por Iván Leguizamón

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/judicial/las-barras-bravas-o-las-familias-1636906.html

    Me gusta

  2. Barras bravas.

    La información publicada en los diarios indica que “Cinco barrabravas del club Guaraní fueron imputados por dos hechos punibles; además se decretó su prisión preventiva, a raíz de los destrozos en el estadio de Cerro Porteño a los que se los relaciona. Por perturbación de la paz pública y amenaza de hecho punible fueron imputados Víctor Manuel Marecos Páez (23), Marcos Daniel Segovia Urunaga (29), Alan Rodrigo Rojas Riveros (20), Arturo Rubén Romero Piatti (24) y Jorge Damián Centurión López (23), El juez Julián López, quien admitió la imputación, también decretó la prisión domiciliaria de los cinco barrabravas, teniendo en cuenta su actitud violenta y la falta de garantías para que puedan ser beneficiados con medidas alternativas.
    Esta información da cuenta de una situación sumamente grave ya que a pesar del interés existente en varios sectores de la sociedad y en especial de los amantes del deporte el flagelo de las barrabravas y la consiguiente violencia y desmanes que provocan no han podido ser controlados, menos disminuidos en el país y al contrario y a pesar de todos los esfuerzos crecen los hechos violentos protagonizados por los inadaptados, basta solamente mencionar que hinchadas que antes eran pacificas y jamás se metían en las escaramuzas en los estadios ahora actúan con la misma saña que la de los clubes que ya tienen a estos grupos patentados de violentos, estamos hablando de la Hinchada del Club Guaraní que se suma a las patotas de Cerro Porteño, Olimpia y Sportivo Luqueño que siempre muestran una conducta belicosa y peleadora.
    Miren que se viene trabajando desde más de dos décadas para terminar con la violencia en el futbol y no se puede remediar a pesar de lo mucho que se hizo hasta ahora. Se trasladaron a estos espectadores en ómnibus especiales fuera de línea para que no se mezclen con los otros usuarios del transporte público y separado de los simpatizantes del otro club, se deja a una de las hinchadas mas tiempo en el estadio luego de concluido el partido para que no se encuentren a la salida, se colocaron cámaras filmadoras en las gradas y alrededores de los estadios sin embargo a pesar de todas estas precauciones las peleas con sus consecuencias de heridos, lesionados y hasta muertos no disminuyen y ahora el mal ejemplo gana a otras instituciones que antes sus seguidores eran pacíficos y no se metían en estos entuertos.

    La única forma de terminar con la criminalidad creciente que se originan los espectáculos deportivos y en especial el futbol, va a llegar con una mayor rigurosidad judicial, aplicando las leyes existentes en materia represiva y de si estas leyes son laxas o permisivas se podría crear normas jurídicas más duras como hicieron en Inglaterra para terminar con los precursores de la violencia en los estadios que fueron los Hooligans ingleses. Esto sabiendo que la tecnología cada vez ayuda más y es prácticamente imposible cometer un hecho delictivo en la vía pública y en estos estadios y no ser grabados por las cámaras. Obviamente para coronar con éxito todo esto se debe contar con el apoyo de los dirigentes de los clubes que deben dejar de apañar a los violentos con el regalo de las entradas a los espectáculos deportivos como sucede en la actualidad.

    Andrés Granje

    Me gusta

  3. El “Inmortal”
    8 mayo, 2017

    O por lo menos él cree que lo es. Por eso obra como siempre. Como si los años no hayan pasado, como si su reloj biológico no lo esté acercando al final de su existencia, como a cualquier hijo de vecino.

    El director de ABC cree que vivirá eternamente, lo que no se da cuenta es que está mucho más cerca del fin que del principio, como decía Arturo Brayy que tendrá que rendir cuenta de sus actos ante su Creador, en poco tiempo más, según el dogma católico por lo menos.

    Pero como se cree inmortal, postura inalterable de los dictadores, el tipo sigue haciendo alegremente el mal, sembrando la discordia y el odio entre losparaguayos, merced a las engañosas páginas de su medio.

    Su diario,que antes era valiente, respetado y respetable, pero que hoy día perdió complemente su esencia y se convirtió en una cloaca que solamente esta para atacar alos enemigos –económicos siempre- de Zuccolillo o para tratar de imponer argumentos para sus sucias intenciones.

    Instigó a la violencia de manera salvaje con el tema de la enmienda, sus escribas de los editoriales no dejaron pasar un día sin llamar a la gente a salir a las calles a resistir a como dé lugar. Y vaya que lo lograron. Lamentablemente para él se le fue la mano y carga hoy sobre sus hombros en las postrimerías de su existenciamortal, nada menos que con la sangre de un joven paraguayo muerto en circunstancias creadas e impulsadas por él, posiblemente solamente para vender más diarios. “O falta pa”, nos dijo un canillita cuando le preguntamos si esos sucesos le habían hecho vender más Abc.

    Lo advertimos antesde que ocurra, cuando la noción depatriotismo por sobre todas las cosas de HC mandó ala cunetasu campaña anti enmienda, Zucco buscó inmediatamente prenderse a otra campaña y la encontró con Yacyretá. Es la única voz discordante. Todoel mundo está satisfecho, ingenieros, constructores, consultores, políticos, parlamentarios, etc…, menos Abc. Encuentra cosas nimias y las presenta como “entreguismo”, aboga por que el Parlamento rechace los acuerdos, trata de torpedear portodos lados…para seguir vendiendo su diario y dejar malparado al gobierno que no le da pelota para seguir haciendo sus “negocios”.

    Y hablando de negocios, la denuncia de la CONMNEBOL sobre la forma en que sus empresas “lavaron” el dinero del fraude perpetrado por su socio Nicolás Leoz, es tremenda, habría mandado a la cárcel directo al más pintado, pero no…nadieseanima contra el todopoderoso “Don Acero”, que así como van las cosas podría ser considerado el más grandedelincuente de guante blanco en la historia del país. ¿Cómo? ¿Cree que estamos exagerando? Pero, ¿de cuántos millones de dólares blanqueados por el Banco Atlas e Inmobiliaria del Este, estamos hablando? De cientos de millones de dólares…que le quede bienen la mente apreciado lector.

    Y no lodecimos nosotros. Lo dice la CONMEBOL en una documentada denuncia enmarcada en un fraude internacional que está siendo investigado nada menos quepor la Fiscalía General de los EE.UU. y que próximamentellevará a la cárcel de ese país al “socio” de Zuccolillo en estos menesteres.

    La justicia paraguaya está aplazándose soberanamente en este caso. Por temor a Abc seguro, ningún fiscal se anima a abrir de oficio una investigación. Últimamente “Acero” aplica la mejor defensa…ataca a Alejandro Domínguez, quien puso elpecho para denunciarlos hechos, por supuesto por otros motivos, como el sueldo quepercibe el mismo en la CONMEBOL, etc. Ridículo, en lugar de denostar contra Yacyretá, y de atacar al mensajero, lo que debería hacer en su diario es intentar aclarar con documentos las terribles acusaciones que pesan en su contra. Que se deje de joder al país. No a Cartes como él cree.

    Este “ñembotavy” de la Justicia local debe terminar. El ilícito está denunciado y documentado. ¿Qué más quieren? El pobre Leoz ya tiene que vérselas con la Justicia de EE.UU. Posiblemente Zuccolillo también. Formó parte del esquema mafioso, según la acusación.

    Y nada de hablar de mandar sus viejos huesos a la cárcel. Eso posiblemente le va a gustar. Lo que lo va a enfermar es que devuelva el dinero que escamoteó al fútbol sudamericano.

    El dinero es su única medida de las cosas.

    Eso sí le va a doler.

    Me gusta

  4. Al Benfica por 2,8 millones €, no jugó y se ‘retiró’ del fútbol: ¿Lavado de dinero?

    No en vano, se dice que el fútbol paraguayo reúne las condiciones para las operaciones fraudulentas como la evasión de impuestos y el lavado de dinero. Lagunas legales, un sistema de control frágil y la complicidad de algunas autoridades sustentan la oscura trama de la que muchos hablan, pero pocos conocen.

    Hace exactamente un año, el 1 de julio de 2015, se concretaba uno de los fichajes más llamativos en el fútbol portugués, puesto que el Benfica, uno de los más poderosos de Europa, contrataba los servicios del delantero paraguayo del club Rubio Ñu, Francisco Vera González, por quien pagó nada menos que 3.140.000 dólares (unos 2,8 millones de euros), una cifra astronómica si se tiene en cuenta los pases de otros jugadores con mucho mayor rodaje en el fútbol paraguayo como por ejemplo Almirón de Cerro Porteño y seleccionado paraguayo, por quien Lanús pagó US$ 2 millones.

    Sin embargo, Vera González, de 21 años, no jugó ni siquiera un minuto en el equipo principal del Benfica y fue utilizado en el Benfica B, donde jugó 16 partidos y marcó un solo gol.

    Hoy el jugador que fichó por más de 3 millones de dólares por el Benfica (por lo que le tocó recibir US$ 600.000) volvió a Paraguay, y se dedica a un pequeño negocio de venta de artículos deportivos en Ciudad del Este, según constató la investigación hecha para el programa “La Caja Negra” de Unicanal.

    El contrato está firmado por el presidente y el administrador del Benfica, Luis Felipe Vieira y Domingos Soares Oliveira, respectivamente, así como por Rubén Ruiz Díaz y Carlos Alberto Gamarra, presidente y gerenciador, respectivamente del Rubio Ñu. La prensa portuguesa puso énfasis en el pasado como jugador de Gamarra, quien tuvo un paso por el club lusitano.

    FILTRACIONES EN LA WEB

    Según se pudo observar en el contrato divulgado por la página Football Leaks, el acuerdo para la transferencia se realizó bajo la siguiente modalidad de pago:

    La suma de US$ 140.000 el 15 de abril de 2015, pagadero por medio de un giro bancario a la cuenta que Rubio Ñu indique por escrito al Benfica, mediante recepción de la factura.

    Otros US$ 900.000 el 30 de abril de 2015; US$ 100.000 tras la recepción del pase internacional entre el 1 y 15 de julio de 2015. Luego otros US$ 500.000 el 30 de octubre de 2015; totalizando US$ 1.640.000 recibidos por Rubio Ñu en 2015. Luego otras tres cuotas de US$ 500.000 con vencimiento 30 de abril de 2016, 30 de julio de 2016 y 30 de diciembre de 2016, completando así los US$ 3.140.000.

    Las cláusulas del contrato prevén que en caso de que el Benfica no cumpla los plazos previstos, será penalizado con US$ 100 mil por cada atraso en los pagos.

    Los US$ 3.140.000 incluyen los mecanismos de solidaridad previstos por la FIFA y cualquier otra indemnización por derechos de formación de jugadores.

    INDICIOS DE EVASIÓN Y LAVADO

    Lo llamativo del caso es que de los US$ 1.640.000 ya percibidos, el club Rubio Ñu, no tributó ni un solo guaraní al fisco, según consta en los registros de la Secretaría de Tributación (SET). Estamos hablando de una cifra estimada en G. 9.184.000.000; sólo en Impuesto a la Renta debió haber tributado el 10%, lo que equivale a unos G. 900 millones; sin embargo, en 2015 sólo declaró como ingresos brutos G. 3.144 millones y otros G. 2.995 millones como pérdida.

    El sitio web Football Leaks fue creado el año pasado a imagen y semejanza de “Wikileaks” -entidad responsable de la divulgación de miles de cables diplomáticos estadounidenses desde 2010-, sus impulsores dicen centrar su atención en lo que ocurre entre bastidores en el mundo del fútbol. La idea surgió en un momento crítico, coincidiendo con los escándalos en la FIFA.

    A partir de las revelaciones, se iniciaron una serie de investigaciones policiales enPortugal y los mencionados en el portal admitieron estar “preocupados”; por la posibilidad de tener que rendir cuentas ante la Justicia.

    PARAGUAY BAJO LA LUPA

    Paraguay figura como uno de los países “altamente sospechosos” de lavar dinero sucio a través de transacciones deportivas.

    Un informe del Departamento de Estado, de EE.UU (2015), ubica a nuestro país en el mismo espectro que Afganistán, Australia, Austria, Bahamas, Belice, Bolivia,Brasil, Canadá, China, Emiratos Árabes, Estados Unidos o Colombia como los países con mayor actividad en lavado de dinero.

    Existen varias modalidades de mezclar el dinero lícito con ganancias oscuras. En éste sentido las transferencias de futbolistas a ligas exóticas como las de India,China, Japón, Azerbaiyán, a las más grandes del viejo continente (Calcio, Liga BBVA, Premier League, League 1, Bundesliga etc.) o incluso las mismísimas Major League Soccer (MLS), Liga Águila (Colombia) o la cercana Primera División argentina están en el punto de mira de las autoridades nacionales.

    LEYES ESTÉRILES

    El año pasado, el diputado liberal Édgar Acosta presentó un proyecto de Ley que pretendía modificar los artículos 13°, 24°, 25° y 28° de la Ley N° 1015/97, que regula las funciones de la Secretaría de Prevención del Lavado de Dinero (Seprelad). Dichas modificaciones incluyen bajo la lupa de la Seprelad a las uniones, federaciones, confederaciones y asociaciones de las distintas modalidadesdeportivas dentro de todo el territorio nacional.

    Es decir, los bancos, financieras, casas de cambio, escribanías etc., que trabajen con instituciones deportivas con un caudal operacional mayor a US$ 10 mil (o montos que considere la Cartera estatal) están obligados a informar dichas transferencias o cualquier fracción de depósitos sospechosa.

    EL EJEMPLO MEXICANO

    En marzo pasado una investigación periodística realizada por Aristegui Noticias dejó en evidencia la irrupción del temible Cartel de Juárez en el mundo del fútbol, ¿cómo? a través de un “intermediario”, una empresa pantalla, que permitía blanquear sus ganancias en la Liga MX y Ascenso de México. De ahí los montos siderales incluso superiores al europeo, que muchas veces se manejan en el fútbol azteca donde también son cotizados los paraguayos.

    El Grupo Comercializador Cónclave, una suerte de brazo ‘legal’ del cartel de la droga, gestionó en un periodo comprendido entre julio y diciembre de 2012 los pases de Diego Reyes, Jackson Martínez y Héctor Quiñónez al Oporto de la Liga NOS de Portugal.

    La operación, según la versión de Aristegui, significó la participación de otro grupo “Northfiels Sports” que permitió el blanqueo y salida de México de al menos 10 millones de dólares (9.092.320 euros).

    Jorge Torres Romero

    http://www.hoy.com.py/nacionales/al-benfica-por-28-millones-no-jug-y-se-retir-del-ftbol-lavado-de-dinero

    Me gusta

  5. Le arrebataron el fútbol al pueblo

    “La única alegría del sufrido pueblo es el fútbol”, señala una frase usada para describir lo que el deporte más popular del mundo representa en el Paraguay. No sé si es la única alegría, pero ir a la cancha, para ver fútbol es una de las mejores maneras que tiene el pueblo para entretenerse y olvidar por 90 minutos las penas. Pero ir a ver al club de nuestra preferencia se convirtió en una costosa y peligrosa odisea.

    Partamos por lo económico, la entrada más barata para ingresar a un estadio cuesta G. 30.000, tal vez no es mucho dinero, pero hagamos un cálculo rápido, si vas a ir a la cancha acompañado, sumando el combustible o el pasaje, la chipa, la gaseosa, gastarás cerca de G. 100.000 o más, por un solo partido.

    Según datos de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos cerca del 40% de la población paraguaya gana menos del sueldo mínimo, es decir gana menos de G. 1.824.055. ¿Estas personas están en condiciones de gastar G. 100.000 para ver un partido de fútbol?. Es una pena que solo a algunos pocos les respalde el bolsillo para ir por lo menos una vez al mes a ver a su equipo.

    El peligro hoy en día si vas a la cancha es que no sabés si volverás a tu casa. Los barrabravas alimentados por la misma dirigencia deportiva han convertido las canchas en un verdadero campo de batalla. ¿Cuántos jóvenes han sido asesinados por estos criminales disfrazados de fanáticos? Es totalmente razonable que el hincha común decida quedarse en su casa, para resguardar su integridad física.

    Las costosas entradas y la inseguridad han alejado al fútbol del pueblo, que debe conformarse con ver a su equipo favorito por la televisión. Los dirigentes deportivos hacen todo mal, castigan con precios altos a los verdaderos hinchas y regalan entradas y transporte a los criminales. Tal vez si fuera al revés, entradas baratas para los hinchas y castigo para los criminales, si podremos decir que “la única alegría del pueblo es el fútbol”, pero mientras esto no ocurra, el fútbol seguirá arrebatado del pueblo.

    Por Carlos Franco

    http://www.extra.com.py/columnistas/le-arrebataron-el-futbol-al-pueblo.html

    Me gusta

  6. Sobre un escenario más profesional

    Un Derecho humano fundamental del futbolista es la libertad de libre contratación. Si un jugador ya no tiene contrato con un club, tiene que tener el derecho de firmar un nuevo contrato con cualquier club, lo que pasa es que hay algunos dirigentes que no lo quieren entender… el futbolista No es propiedad de nadie, es un trabajador.

    Y para cambiar estas reglas no hay otra que permanecer unidos.

    Las agallas de los futbolistas fueron siempre el motor del mejoramiento en todo el mundo y así se beneficia todo el fútbol.

    Hoy le estamos pidiendo a la APF el cumplimiento de los 2 puntos firmados en el acuerdo de levantamiento de huelga, porque estamos convencidos de que va a jerarquizar nuestro torneo de Primera Profesional. 1. Que todos los futbolistas que juegan en El, tengan un contrato profesional firmado y registrado en La APF como debe ser. Seguramente somos en Sudamérica el único país en cuyo campeonato profesional participan jugadores amateur, o sea sin contrato vigente. 2., El seguro médico familiar y de riesgos es un derecho urgente que debe ser centralizado y controlado por la APF. Con esto trabajarán con seguridad los jugadores y se protegerán los clubes.

    El fútbol no es solo un juego, es un trabajo que los futbolistas desarrollan en un ambiente altamente exigente y competitivo y se enfrentan a un sistema de administración y una legislación que favorece sistemáticamente los intereses de algunos dirigentes, lo que genera abusos significativos sobre los derechos básicos de los jugadores, como por ejemplo el no cobro en tiempo y forma de los salarios.

    Sobre los recursos que genera el fútbol

    El fútbol profesional ha registrado un enorme crecimiento de los ingresos desde cerca del año 2000. Sin embargo, y a pesar de los enormes recursos financieros, hay muchos jugadores que sufren por algo básico de todo trabajador; no reciben sus salarios a tiempo y en forma como debe ser.

    El desarrollo de normas de administración justas, equilibradas y legítimas en el fútbol no ha seguido el ritmo del progreso económico.

    En la actualidad la administración inadecuada ha permitido la aparición de prácticas comerciales abusivas y no han logrado proteger y favorecer a los jugadores, a los clubes, incluso a los aficionados.

    En la actualidad, la crisis de la administración en el fútbol es evidente.

    Los últimos acontecimientos nos dicen claramente el fracaso de este sistema de administración y gestión del fútbol profesional.

    La redistribución de los recursos generados no ha contemplado equitativamente los intereses de todos y cada uno de los actores del fútbol.

    Sobre el trabajo formativo

    Somos un país con un gran potencial en talentos, pero todo talento joven necesita de un escenario ideal para su desarrollo. La financiación del trabajo formativo se debe basar en una fuente estable de ingresos en lugar de depender del humor de algún mecenas o la gestión especulativa de algún avivado intermediario. Se debe desarrollar un proyecto sostenible que beneficie el desarrollo pleno de nuestros talentos jóvenes, por ejemplo destinando un porcentaje de lo producido por la Albirroja o los contratos de televisación. Este gran trabajo formativo es impostergable y debe de ser un gran objetivo de los clubes y la APF, conjuntamente.

    Sobre la administración del fútbol

    Necesitamos un nuevo sistema de administración, más transparente y más justo que responda a las necesidades actuales de la industria del fútbol… Es muy simple, en fútbol dentro de la cancha, si alguno quiere ganar solo hace que perdamos todos.

    Desde FAP instamos a todas las partes interesadas a trabajar en forma conjunta y crear un nuevo modelo de administración y convivencia más profesional, y más transparente, que ayude a proteger los derechos de los clubes, de los futbolistas, la integridad del fútbol y su crecimiento sostenible.

    Por Rogelio Delgado (*) exfutbolista, mundialista en México 86 y actualmente es presidente de FAP “Futbolistas Asociados del Paraguay”

    Me gusta

  7. Sobornos para sobornar

    Las redes sociales ardieron el jueves pasado. Eran poco más de las 15:00, cuando merendábamos, que una comitiva fiscal-policial allanaba la Conmebol. El hecho era demasiado trascendente. El escándalo internacional involucra a dos paraguayos de renombre en el ámbito socialero, deportivo y empresarial del Paraguay: Nicolás Leoz, actualmente en Paraguay, con orden de captura a nivel internacional y con pedido de extradición; y Juan Ángel Napout, detenido en un hotel suizo mientras amanecía… y ya extraditado a los EE.UU. donde guarda reclusión domiciliaria con custodia del FBI.

    El hecho era de mayor simbolismo aún: ocurría en un sitio que hasta hace un par de meses tuvo inmunidad diplomática otorgada por el mismísimo Gobierno paraguayo, un privilegio que se da solamente a las legaciones extranjeras.

    El alboroto no era para menos; ocurría recién ocho meses después de que el 27 de mayo del año pasado estallara el escándalo de la FIFA. Tardaron casi 240 días para apersonarse a rescatar computadoras y documentación que podría estar vinculada a los hechos investigados por Estados Unidos.

    La gente lo festejó en las redes pensando que esto era el inicio de un proceso fiscal contra aquellos que están con órdenes de captura de Interpol y/o procesados por la justicia norteamericana.

    Poco habría de durar el festejo. El entusiasmo por la medida adoptada duró lo que la corona de Miss Universo en la cabeza de la hermosa colombiana: La Fiscalía y la Policía no ingresaron a allanar porque repentinamente les hubiera asaltado la duda de que se pudieron haber cometido ilícitos en la sede deportiva internacional. Lo hicieron respondiendo a un pedido del Departamento de Justicia de los EE.UU.

    El jueves una fuente nos advirtió: esto no significa que estamos abriendo un expediente en Paraguay para investigar las denuncias; significa que estamos cooperando con el pedido internacional. ¿Qué pedido?

    En diciembre arribó al país una nota del Departamento de Justicia de EE.UU. en la que solicitaba la cooperación de la justicia paraguaya para incautar documentación. Conmebol, en esos días, estaba cerrada por festividades así que esperaron que volviera a abrir en enero. Mientras, la fiscalía contra el Lavado de Dinero y Financiación del Terrorismo y el departamento de Delitos Económicos de la Policía Nacional trabajaban el proyecto de allanamiento.

    Los norteamericanos quieren toda la documentación desde 1991 hasta mayo del año pasado; revisan con lupa las administraciones de Nicolás Leoz (1986-2013), Eugenio Figueredo (2013-2014, procesado y en Uruguay) y de Juan Ángel Napout (2014-2015).

    Nuestro diario ha publicado –por ejemplo– documentos de cómo Leoz recibía millones de dólares de Japón, y ese mismo día y de la cuenta oficial de Conmebol sacaba casi la totalidad del dinero a sus cuentas privadas en el extranjero (ABC Color, 18 de junio 2015). La justicia norteamericana acusa de crimen organizado, lavado de dinero y fraude de fondos.

    Ahora, ¿por qué la justicia local no investiga por lavado de dinero a Leoz y a Napout? Explica el fiscal Federico Espinoza que el soborno en el sector privado no es un delito de acuerdo a nuestro Código Penal; solamente es aplicable a un acto que involucre a uno o ambos actores como parte del funcionariado público. Y si no hay soborno, entonces tampoco hay lavado de dinero, según ellos.

    La razón medianamente funcional de cualquier ser pensante dice que sobornar –en el ámbito público o privado– para torcer una decisión debe ser un delito (podríamos discutir si más grave en uno o en otro caso). Y si hay un delito, debe castigarse.

    Si países con una vida judicial más vigorosa y exigente lo penan, y hasta castigan los delitos colaterales (lavado de dinero), ¿cómo es que en Paraguay el soborno no existe?

    Seguro algún avivado habrá sobornado también para que el soborno no exista.

    No tiene otra explicación.

    Por Mabel Rehnfeldt

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/sobornos-para-sobornar-1443181.html

    Me gusta

  8. Basta de privilegios fiscales en el fútbol

    Uno de los titulares principales de nuestra edición de ayer indicaba con claridad que, a partir del presente año fiscal, quienes tengan un ingreso por encima de los G. 131 millones anuales tributan el impuesto a la renta personal (IRP), independientemente de lo que se paga en concepto de impuesto al valor agregado (IVA). Mientras éste ultimo pesa sobre la totalidad del bien o el servicio gravado, el primero admite –en el caso de los pequeños contribuyentes- una serie de restas a partir de los comprobantes de gastos deducibles que se vayan reuniendo a lo largo del semestre en cuestión. Mientras el IVA tiene un efecto recaudador bastante consistente (explica más de la mitad de los ingresos fiscales) el segundo obra más bien como instrumento de formalización de la economía al obligar a cada ciudadano a exigir factura en cada compra.

    Los contribuyentes absorben el IVA lo quieran o no, ya que los fabricantes, comerciantes o prestadores de servicios terminan transfiriendo su costo al producto final. Tanto el humilde obrero como el magnate lo pagan por igual con la única diferencia que mientras el 10% sobre un litro de leche es mucha plata para un jornalero, el magnate ni se da cuenta que lo paga. Y finalmente: no hay manera de escapar a su vigencia a riesgo de caer en la categoría de evasor.

    Salvo que UD. sea jugador de fútbol, mercader de pases o dirigente de alguna asociación futbolística. Si entra en cualquiera de esas categorías, hasta puede quedar protegido por un trato privilegiado que lo pone al margen de esa obligación o por lo menos le da la chance de acogerse a “exenciones” por demás intolerables. En 2010, la Asociación Paraguaya de Fútbol planteó una acción de inconstitucionalidad contra una serie de disposiciones de la Secretaría de Tributación que la designaban como agente de retención del IVA que deben pagar jugadores de fútbol, proveedores de servicios, etc., papel que la asociación no quiere cumplir, además de exigir la devolución del IVA compra.

    La APF no sólo no quiere cumplir su obligación sino además pretende seguir con el privilegio de no pagar IVA sobre recaudaciones en los estadios y tampoco pagar tributo alguno por los contratos por derechos de televisación, publicidad estática y actos similares. El plantel de primera le costó a Olimpia en 2012 más de G. 11.500 millones en salarios mientras que a Cerro Porteño, ese mismo año, unos G. 11.100 millones. Un solo jugador, Cristian Riveros, facturó a Olimpia en 2015 US$ 80 mil mensuales, lo que implicaría un IVA anualizado de más de G 560 millones para la SET. ¿Los cobró esta oficina? ¿Cuánto le ingresó al fisco paraguayo en concepto de impuestos toda esa millonada en sueldos pagados por los dos clubes de fútbol más poderosos del país?

    Si doña Juana o don Pedro pueden pagar entre 250 y 600 guaraníes de IVA por un kilo de pan, un jugador puede dejar algo de sus crecidos ingresos al Tesoro Nacional. ¿O son seres especiales?

    http://www.5dias.com.py/43735-basta-de-privilegios-fiscales-en-el-futbol

    Me gusta

  9. Entre la fe y la desconfianza

    Por Sergio Etcheverry

    Envidio a le gente que tiene fe; ha de ser bueno creer en algo o en alguien superior que pueda ayudarte en ocasiones, a quien puedas pedir su consideración. Si la fe es compartida, es fantástico. Las posibilidades que se abren de un grupo de gente creyendo en lo mismo son infinitas. La esperanza de un futuro mejor es un motor de esperanza, un aliciente en este valle de lágrimas.

    Pasó Caacupé, la fecha que marca definitivamente el inminente fin del año. Ya resta nada más el sagrado aguinaldo, la Santa Navidad y el esperado fin de año.

    El 8 de diciembre es un fenómeno de muchas aristas. El tema de las promesas es el más llamativo, realizadas por verdaderos “atletas de la fe”, que caminan (o andan arrodillados) kilómetros para “pagarlas”. Estudio, enfermedad y trabajo suelen ser los pedidos más comunes.

    Siempre me queda la misma duda: ¿las homilías representan el sentir de la Iglesia, o solo de quien las dice? ¿Y por qué algunas se contradicen? De la fe, a la desconfianza: terminó un campeonato ensombrecido con las dudas de los “arreglos” y de las “manos negras” que quieren torcer resultados deportivos.

    Digamos que los ejemplos que vienen de la cúpula futbolera a nivel mundial no son nada alentadores: con los capos de la FIFA tras las rejas (algunos de ellos probablemente terminarán sus hasta ahora acomodadas vidas en sus celdas, teniendo en cuenta su avanzada edad) no es alocado pensar cualquier tipo de arreglo en todos los niveles.

    En medio de todo esto, un paraguayo: Napout, Juan Ángel caído, que aceptó la extradición y en menos de diez días pisará suelo norteamericano. Dijo que demostrará su inocencia; ojalá, sería algo bueno y alentador.

    ¿Arreglaron Olimpia y Cerro para llegar a una gran final? No lo sabremos nunca con certeza. Es casi una cuestión de fe.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s