estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Apocalypse Now en el Paraguay

El camionero paraguayo Cristian Sanabria nunca habrá creído que viviría en carne propia las espectaculares escenas de tantos filmes de cine-catástrofe de Hollywood, esas en que los sobrevivientes van huyendo de los apocalípticos azotes de la naturaleza, mientras la tierra se hunde enfrente, atrás y a los costados.

Es lo que él padeció en la mañana del jueves, cuando viajaba en su camión por la ruta 3, General Elizardo Aquino, a la altura del kilómetro 389, en Azotey, Concepción, bajo efectos de una torrencial lluvia, cuando se encontró con una muralla de agua que desbordaba el arroyo Guaireño y tuvo que frenar para no ser arrastrado.

Sanabria intentó retroceder con su vehículo para intentar regresar hacia algún lugar seguro, cuando vio que la carpeta de asfalto empezaba a hundirse detrás suyo, mientras se abrían enormes zanjas en los lugares donde antes había una compacta ruta.

Según su relato, tuvo que realizar arriesgadas piruetas con el camión para sortear los cráteres que se seguían abriendo y escapar por la banquina, poco antes de que se hundiera todo el sector. Si en ese momento hubiera habido una cámara filmando, ni un equipo del cineasta Steven Spielberg podría haber logrado efectos más dramáticos.

Las fotos de la ruta destrozada por el temporal causaron conmoción desde las tapas de los principales diarios del viernes. El Norte del país quedó aislado durante interminables horas, mientras se improvisa un desvío alternativo, pero ya se sabe que la reconstrucción de la ruta llevará varios meses y demandará costos mayores al millón de dólares, sin contar las pérdidas ocasionadas a la producción y al comercio.

Aquel viejo mito de que el Paraguay había sido bendecido por Dios al estar situado en una zona “libre de desastres naturales” como terremotos, huracanes, maremotos, ya ha perdido pleno sentido.

Las lluvias y tormentas son –y seguramente serán– cada vez más violentas, presuntamente por el llamado fenómeno de El Niño, aunque es más probable que sea la acción de la propia naturaleza que nos pasa la factura por la irracional destrucción de los recursos naturales, por los océanos de soja habilitados a expensas del asesinato de miles de hectáreas de bosques, este país dolorosamente real que el presidente Horacio Cartes intentó ocultar bajo cifras engañosas en la cumbre sobre el cambio climático en París.

Las impactantes escenas del filme Apocalypse Now han saltado de las pantallas a nuestro paisaje cotidiano, y aparentemente están aquí para quedarse. Es hora de detener la destrucción ambiental en serio y de intentar revertir los graves daños causados. Es hora de organizarse para prevenir más catástrofes, en lugar de seguir apagando incendios, tarde y mal. De lo contrario, acabaremos recogiendo las cenizas del paraíso perdido.

Por Andrés Colmán Gutiérrez

http://www.ultimahora.com/apocalypse-now-el-paraguay-n951655.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Un comentario en “Apocalypse Now en el Paraguay

  1. ¿Por qué sólo el gobierno?

    El azote de “El Niño” tiene a los organismos de asistencia del gobierno contra las cuerdas y al borde del nocaut. Cuando no se terminaron de reparar los daños de la madrugada del “viernes negro”, ya en la tarde del miércoles sobrevino otro temporal de proporciones, con una lluvia a cántaros y un viento fortísimo que hizo lo suyo: Derribar de nuevo los postes de electricidad.

    La ANDE está perdiendo sumas multimillonarias no solamente por los equipos que debe reemplazar y los daños que tiene que reparar, sino también por la enorme cantidad de energía eléctrica que deja de vender y que conforma su paquete de sostenibilidad económica.

    La ESSAP también está pasando las de Caín. Daños severos en su ya maltrecho sistema de agua potable, del alcantarillado sanitario, del líquido que deja de vender, etc.

    Por su parte, la Secretaría de Emergencia Nacional, hace un esfuerzo supremo para no estar rebasada, trabajando día y noche, no dan abasto. Los recursos que se requieren para la asistencia son también multimillonarios y van “in crescendo”.

    Lo dicho “El Niño” se está portando de manera insoportable.

    Ahora, deseamos llamar la atención sobre un hecho que se está dando quizás de manera inconsciente, dado que no estamos acostumbrados a operar en emergencias y desastres.

    ¿Por qué el sector privado está mirando el problema con indiferencia, en una actitud que podría entenderse cómo “que se arregle sólo, el gobierno”?

    Ni siquiera los detractores a ultranza de HC podrían responsabilizarlo por el mal comportamiento de “El Niño”, de modo que quizás esté llegando el momento en el que las empresas, dentro de sus programas de responsabilidad social, ensayen algún tipo de cooperación que brinden un pequeño costado de alivio a la tremenda presión que está soportando el sector público en esta seguidilla de emergencias.

    “Todo suma”, como dirían quienes administran este tipo de colaboraciones.

    En nuestro medio operan empresas que están cimentando cada día más su prosperidad económica, gracias también al paraguas de estabilidad económica que brinda el gobierno. Hay que reconocerlo también, muchas de ellas, invierten en los nuevos vientos de la RSE, responsabilidad social empresarial.

    En el caso que nos ocupa entonces lo que cabría hacer es extender un poco más ese abrazo de bonanza y dar la mano a cientos de miles de compatriotas que lo están pasando realmente mal, empujados por la furia de la naturaleza.

    Y no dejarlo todo, solamente en manos del gobierno.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 12/12/2015, 06:33

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Ahapáma hese, he’íje karuguápe opa’âva.17/12/17

archivos ✓

estadistas ✓

  • 1,137,703 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

Escuchas publicas

El tema que tiene que ver con este escándalo de las escuchas telefónicas que envuelve el tráfico de influencias, que todos presumiamos que existía de manera clara pero nunca de manera tan desembozada y tan elocuente, como el que hemos tenido la oportunidad de poder comprobarlo. Lo que queda ahora es corregir lo que está mal y eso significa que el Congreso debería suspender a González Daher, en sus funciones como representante ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, y hacer un planteo severo en torno a la continuidad de esta institución, además de eso tendríamos que escuchar de manera mucho más valiente y objetiva las denuncias de fiscales y de jueces en torno a este tráfico de influencias, denunciando en los casos en los que habían sido sometido a una situación similar, haciendo que la justicia vuelva a ser creíble, y por sobre todo previsible de este país, que tiene una gran deuda con la sociedad en ese campo. Si la sociedad define la democracia como el estado de derecho, es evidente cuando vemos que ella es sujeta de las manipulaciones, tergiversaciones, chantajes y extorsiones, más claras que las que hemos podido comprobar en las últimas horas, nadie puede estar seguro en este país, y es el tiempo de corregir aquello que está mal y ademas de eso se tiene la oportunidad este domingo de castigar aquellos que se han apartado de lo que se espera debería ser la democracia, es el tiempo de los ciudadanos y en ese sentido nos queda ajustar cuentas con aquellos que se han apartado de manera clara y elocuente del mandato que recibieron de parte de nosotros, sus mandantes. (BFB)

Empresas del Estado

Uno de los grandes desafíos que tenemos en el país es indudablemente el encontrar un modelo económico que nos permita centrar la labor del Estado en lo que le corresponde realizar, cuando vemos mucho de las empresas públicas y especialmente en este verano, en que volveremos a padecer las consecuencias de una empresa monopólica como la ANDE, que no puede garantizar un buen servicio, por diferentes razones, se quejaron este año, porque las tarifas estaban fuera del rango que debieran, se incrementaron  esos números, pero no se mejoró el servicio, ahora aparece el argumento de que vienen de varios años de desfinanciamiento y que por lo tanto llevará todavía una buena cantidad de tiempo, ponerse a la altura y exigencias de la demanda de la gente. Pero si vemos también hay otras empresas públicas como el caso de la INC, que compra una nueva planta para procesar clinker y que ha tenido más de cien fallas, en un período de prueba y que podría ser otro gran elefante blanco, adquirido por el estado a las costas de cada uno de los contribuyentes, vemos de que hay algo mucho más profundo y grave en todo esto, el Estado no sabe hacer bien estas cosas y cada vez nos cuesta mucho más mantener a un personal ocioso y además de todo eso manipulado en tiempos electorales para que voten por que se sigan siendo manteniendo las cosas hasta ahora, nos cuestan mucho las empresas monopólicas del Estado, pero por sobre todo no vemos un rol del estado propiamente, incluso en aquellos sectores en donde debería actuar como elemento regulador del mercado. En definitiva tenemos dificultades filosóficas, administrativas y de gestión. (BFB)

A platazo

Es evidente que las campañas sacan lo mejor y lo peor de las personas, algunos demuestran cual es su verdadera concepción con respecto al poder, que es lo que entienden con respecto al de la prensa, a las encuestas, al twitter. La expresión del presidente Cartes de acusar de muchos de los males del país a los periodistas y especialmente aquellos que son críticos a su gobierno, y afirmar en términos bastantes soeces a la labor que cumplen algunos es una demostración de pobreza de espíritu que dominan a varias personas en estas elecciones. También ha sido noticia el hijo de la dip. Perla de Vazquez, exhibiendo dólares sobre una mesa dispuesto a comprar la voluntad de los votantes santanianos en el dia de los comicios, otras expresiones más se dieron en el transcurso de esto que casi siempre rodea a la práctica electoral y que demuestra, reitero, nuestra pobreza cívica, nuestra pobreza moral y nuestra pobreza argumentativa, no somos un país en el que estamos acostumbrados a debatir sus diferencias y a plantear propuestas, somos más bien personas que responden con insultos y agravios, cualquier afirmación que no sea la que uno comparte o tiene como argumento central. En definitiva las cuestiones electorales han vuelto a mostrar lo peor y pocos casos de lo mejor de nuestra sociedad, y varios de los temores que son permanentes en la vida política nacional, la posibilidad de comprar las voluntades de los votantes o de torcer las voluntades de los trabajadores del sector público, que más de 300mil de ellos, casi siempre son carne de cañón en los procesos electorales.   (BFB)

A %d blogueros les gusta esto: