estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

UNA: ¿primavera o nuevo invierno?

En setiembre, decenas de estudiantes cansados y esperanzados en conseguir una mejor educación se levantaron pacíficamente en contra del statu quo y a favor de crear una universidad de excelencia. Consiguieron la imputación de más de 50 personas y concretaron la encarcelación del rector Froilán Peralta y de un decano. Pero lo que los universitarios consiguieron con civismo, inteligencia y resistencia tras días de lucha, tres jueces de la Cámara de Apelaciones de Central lo borraron en un minuto, al otorgarle libertad al exrector. Diversos juristas y simpatizantes del antiguo régimen académico apoyaron la excarcelación de Froilán Peralta de la cárcel de Tacumbú, alegando que no representa ningún peligro para la sociedad.

Para un país que necesita salir del atraso, fortalecer realmente su sistema democrático y diversificar su economía, Froilán sí representa un peligro nacional. ¡No hay mayor peligro para un pueblo que debe salir de la ignorancia y oscuridad que un rector corrupto y mediocre en libertad! La excarcelación de Froilán significa una demostración de fuerza del poder político y económico arbitrario, en una nación al que le cuesta apostar por la sociedad del conocimiento y basarse en la cultura del mérito, antes que en el amiguismo o chonguismo partidario. Solo una cultura que desprecia la libre competencia, la cultura del trabajo, la meritocracia institucional y la ciencia puede darse el lujo de menospreciar a su principal universidad y liberar a los corruptos que la convirtieron en un prostíbulo académico y circo deprimente.

Pero el problema no es solo Froilán, va mucho más allá. La decana de Filosofía, Ma. Angélica González, se niega a renunciar, a pesar de las denuncias de autoritarismo y corrupción en la casa de estudios de Itá Pyta Punta. Por ejemplo, se conoce el caso de “Los 4 fantásticos”, profesores de la carrera de filosofía que desde hace varios años tienen denuncias y cátedras paralelas por mal desempeño de funciones. Además de esto, la UNA sigue con problemas mayores, no se ha podido confeccionar un estatuto de vanguardia, a pesar de que hay algunos grupos que tratan de estudiar una nueva filosofía de la universidad más antigua del país. Hoy hay solo paro en dos facultades, las fuerzas están dispersas y algunos grupos, que iniciaron o no la revuelta, ya se están disputando el poder. Los estudiantes están perdiendo tiempo tratando de pelear por espacios con sus pares o buscando ya algunos cargos electivos o de confianza.

Mientras, en la Universidad Nacional del Este (UNE) los estudiantes que comenzaron allí los levantamientos hoy son víctimas de persecuciones y hostigamientos por parte de los directivos, especialmente en la Facultad de Filosofía. Los alumnos imputados por el Ministerio Público por no aceptar las restricciones de las autoridades de la universidad deben hacer polladas para costear el proceso judicial en su contra. Se suma a esto el constante atropello a la autonomía universitaria por parte de la Policía Nacional. Por su parte, el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional de Itapúa (UNI) promovió acciones legales en contra de los estudiantes, y en la Universidad Nacional de Pilar (UNP) el rector diputado, Víctor Ríos, se niega a abandonar su cargo, a pesar de la incompatibilidad.

Para que este proceso esperanzador no termine estoicamente, el estudiantado debe tener un norte fijo y claro, debe dejar la disputa por un momento, concretar la unidad del gremio y presentar un nuevo estatuto. Esta revolución está demostrando que, a pesar del apoyo y confianza de la sociedad, ganan los que tienen más experiencia y resistencia. Y, en este caso, ganan los corruptos y mediocres. Si no se cambia drásticamente de estrategia y de táctica, no tendremos jamás una universidad de excelencia y se volverá a postergar al pueblo. Ojalá que esta Primavera Estudiantil no se convierta en invierno en pleno diciembre.

Por Eduardo Quintana

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/una-primavera-o-nuevo-invierno-1433686.html

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

9 comentarios en “UNA: ¿primavera o nuevo invierno?

  1. La UNA no puede seguir siendo un refugio de prebendarios

    Los universitarios se manifiestan preocupados por el lento avance en los procesos de investigación por supuestos hechos de corrupción que involucran a las ex autoridades y funcionarios de la Universidad Nacional de Asunción. Si bien la revuelta estudiantil del año pasado, generada por la serie de publicaciones de Última Hora sobre hechos de corrupción, ya está inscripta en la historia de la resistencia y la rebeldía juvenil en el Paraguay, es preciso que los jóvenes no bajen la guardia. Y es extremadamente saludable que controlen el proceso de saneamiento de su universidad. Ellos deben ser los principales contralores para evitar que esta vez gane la impunidad.

    Es importante no perder de vista el hecho de que los millones de guaraníes que se pierden en el agujero negro de la prebenda y de la corrupción empotradas en la Universidad Nacional de Asunción son recursos que faltan para pagarles salarios dignos a los profesores universitarios, libros para las bibliotecas de las facultades, laboratorios e infraestructura para la universidad.

    Con la investigación iniciada por Última Hora quedó al descubierto la profunda descomposición moral que afecta a la institución universitaria más antigua del país. Ni los estudiantes ni la ciudadanía deben olvidar nada de lo que pasó.

    El ex rector Froilán Peralta –imputado por inducción a un subordinado a cometer un hecho punible y por lesión de confianza– otorgó privilegios a su secretaria Tatiana Cogliolo, maestra parvularia que cobraba como profesora universitaria. La joven también se encuentra imputada por cobro indebido de honorarios y la expectativa de pena es de 2 años de privación de libertad.

    Con Peralta y su asistente, son alrededor de 50 las personas imputadas por el escándalo de corrupción detectado en la UNA, mientras que los investigados se acercan a los 300.

    Mientras tanto, los procesos deben continuar, y las autoridades deben dar las necesarias garantías de que las investigaciones van a concluir y que al final se hará justicia.

    Actualmente un equipo de auditores trabaja con los agentes de Delitos Económicos para verificar los documentos incautados de las 12 facultades de la UNA.

    La onda expansiva a nivel mediático fue imparable, pero a meses de aquellos hechos se corre el riesgo de que la llama de la indignación se apague. Y si eso llegara a suceder también se corre el riesgo de que el caso quede impune.

    Para que esto no suceda la persistencia de los universitarios es fundamental. De ellos depende que la Universidad Nacional deje de ser ese lugar donde se reparten cargos, salarios y privilegios. Y que vuelva a recuperar el prestigio de ser una de las instituciones más importantes del país.

    Sanear la UNA de planilleros es una tarea que compete a todos. A los estudiantes y a las nuevas autoridades de la universidad, para que no caigan en la inercia y repitan las mismas acciones. También es responsabilidad de los fiscales y contralores, y finalmente también compete a toda la sociedad paraguaya. Una sociedad que mantiene a esta institución con los recursos que provienen de sus impuestos.

    La UNA no puede seguir siendo un refugio de prebendarios, ya no puede seguir siendo un foco infectado por la corrupción.

    Si no se sanea la universidad no habrá oportunidad de construir un país con mejor calidad de vida para todos sus habitantes. Pero, sobre todo, no habrá posibilidad de hablar sobre un futuro mejor. El Paraguay necesita una academia donde las mejores mentes del país piensen, creen, inventen, innoven y ayuden a resolver los grandes problemas del país. Para eso necesitamos a la UNA.

    http://www.ultimahora.com/la-una-no-puede-seguir-siendo-un-refugio-prebendarios-n971895.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 4 marzo, 2016, 5:47 am
  2. Fomentar más el apego a los estudios universitarios

    Muchos jóvenes recién egresados de la educación secundaria, en estos momentos están buscando elegir la mejor opción en las diferentes universidades, tanto públicas como privadas. Las tradicionales carreras como Derecho y Medicina son menos apetecidas que en años anteriores debido a la creación de nuevas opciones, casi todas ellas relacionadas al área técnica o administrativa.

    Sabemos que en nuestro país, en relación a su población y sobre todo a la necesidad de profesionales, hay una gran abundancia de abogados, que mal pueden lograr realizar una carrera laboral satisfactoria debido a la poca demanda y la exagerada oferta de profesionales. Sin embargo, lo de Medicina puede analizarse de otra manera. Es una carrera larga, muy exigente y, además, cara, por lo que muchos jóvenes optan por otras menos extensas o comprometidas, aunque en el país se necesitan –y mucho– profesionales médicos, que además actualmente perciben salarios más dignos que en tiempos pasados en el ámbito público.
    A causa de las tendencias de la economía nacional han surgido interesantes carreras asociadas a la administración agropecuaria y diferentes ramas de la Ingeniería, orientadas a cuestiones puntuales como la tecnología, la ingeniería naval y, ahora, hasta la aeronáutica. También se ofrecen opciones que apuntan a la administración de empresas, con sus distintas especialidades y hay una gran variedad de ofertas de todo tipo de carreras relacionadas al marketing, la ingeniería comercial y hasta el comercio internacional.
    Carreras como las de enfermería o tecnicaturas que apuntan a la formación de mandos medios son una buena opción para quienes busquen salidas más rápidas hacia el mundo laboral. Mientras en algunas carreras la demanda es cada vez más baja en el mercado, aumenta la necesidad de contar con personas que sean capaces de ocupar los cargos que en gran medida generan los negocios y las empresas de todo tipo que se instalan o proyectan instalarse en el país.
    Por todo ello, es importante que los jóvenes paraguayos que están aún dentro de la llamada Educación Media reciban informaciones útiles y certeras sobre las opciones que tienen, sin esperar, como ocurre hasta ahora, el final de esa etapa educativa para elegir un poco al azar, otro poco porque tienen un conocido o amigo cursando una carrera, lo que realmente les guste y les convenga.
    Si un joven que acaba de salir del mundo de la educación media se encuentra de pronto en el ámbito de la educación universitaria sin las herramientas que una buena información previa puede brindarle, puede caer en errores que hagan fracasar sus planes de futuro y caer en brazos de la frustración. Por ello, es importante que cada vez más estudiantes de la Media reciban a tiempo la orientación necesaria que los ayude a diseñar el borrador de su futuro como estudiante universitario y, sobre todo, como el profesional que desea ser en el futuro.
    La educación en todas las etapas de la vida de los paraguayos y paraguayas debe ser una de las bases más importantes del crecimiento del país. Fomentarla desde la primera infancia hasta la educación terciaria es una tarea que debería figurar en la agenda oficial entre las prioridades más urgentes, tanto del gobierno, como de los padres y todos los estamentos involucrados.

    http://diariolajornada.com.py/v6/category/editorial/

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 25 febrero, 2016, 4:56 am
  3. Alcanzar el desarrollo económico a través de una educación de calidad

    Hace tiempo nos vamos refiriendo a la importancia de la educación para el crecimiento armónico de los países. No es ninguna novedad que, gracias a la mayor calidad educativa y formación de la población, muchas naciones alcanzaron un gran desarrollo económico e integral, independientemente de su tamaño o condición geográfica.

    Lugares en los que la riqueza del sueño o los recursos naturales escasean o son insuficientes alcanzan, sin embargo, gran desarrollo gracias a la inversión en educación de calidad que les permite el acceso a la tecnología y sobre todo, el uso eficiente de la misma en favor del desarrollo.
    El Paraguay tiene en estos tiempos una oportunidad de oro. Estamos por primera vez en mucho tiempo bajo la mirada positiva del mundo, que consideran al país como uno de los que promete mayores ventajas para la instalación de industrias.
    Entre las condiciones favorables destacan la calidad y accesibilidad de la energía no contaminante, la ubicación cercana a otros países de mayor tamaño y con mayor población que permite trasladar productos con mayor facilidad y en menos tiempo y otras ventajas que se irán sumando a medida en que se formalicen y se ajusten a las necesidades que exige el mundo de hoy: seguridad jurídica y estabilidad política.
    El país, además, tiene una enorme mayoría de población joven, que representa más de la mitad de la población total del país. Esta situación es por demás ventajosa, ya que esa juventud es la mejor candidata a ocupar puestos de trabajo que demanden las empresas, siempre y cuando estén lo suficientemente formados como para ocuparlos.
    Si hacemos una comparación, en ese sentido, con la situación de otros países del Primer Mundo, especialmente muchos de Europa, ellos sufren el envejecimiento de su población y la falta de crecimiento de la misma es un problema grave.
    Paraguay tiene que aprovechar esa ventaja geográfica, poblacional y de estabilidad política para apostar a la educación de calidad que llegue a todos los sectores. La accesibilidad de los jóvenes a las carreras que tienen mayor demanda depende también del esfuerzo que hagan las instituciones tanto públicas como privadas en ofrecer y promover por todos los medios posibles estas materias o capacitación profesional que apunte a lograr un resultado adecuado a los requerimientos de estos tiempos.
    Es hora de promover esa “cultura de la educación de buena calidad” para que llegue a todos. Valorar los esfuerzos como los que está realizando el Servicio Nacional de Promoción profesional (SNPP), que ofrece en forma gratuita carreras cortas, enseñanza de oficios, cursos de idiomas, etcétera. Pero debe reforzarse con mayores emprendimientos que tengan como norte esa premisa: la de poner al alcance de los jóvenes las mejores herramientas para garantizar un futuro digno.

    http://diariolajornada.com.py/v6/category/editorial/

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 15 enero, 2016, 5:12 am
  4. Universidad pertinente

    En la parte introductoria del Plan de Desarrollo Nacional, Paraguay 2030 se revela claramente la asunción de la “economía del conocimiento” como clave y fundamento de un país que en 14 años más quiere ser “competitivo, ubicado entre los más eficientes productores de alimentos a nivel mundial, con industrias pujantes e innovadoras, que empleen fuerza laboral capacitada, proveedor de productos y servicios con tecnología, hacia una economía del conocimiento” (2014). Más allá de las buenas intenciones, que por cierto, inundan el documento, hay que preguntarse ¿de dónde proviene y qué implica la idea de conocimiento que de manera manifiesta surca los párrafos del Plan en cuestión?

    Si bien fue Peter Drucker el teórico que desarrolló las bases de la economía del conocimiento, será el Banco Mundial el encargado de legitimar y justificar a nivel mundial las bondades de la nueva tendencia gracias a la acción de sus expertos y de textos como Aprendizaje permanente en la economía global del conocimiento. Desafíos para los países en desarrollo (2002). En el mencionado documento, expresamente se propone asumir la economía global basada en el conocimiento como la más eficiente para sostener las políticas educativas. Además, se afirma que dicha economía ha conferido al aprendizaje un valor diferencial alrededor del mundo. De ahí que las ideas, los conocimientos y la experiencia como fuentes del crecimiento económico y del desarrollo, junto con la aplicación de nuevas tecnologías, traerían importantes consecuencias en la manera como las personas aprenden y aplican sus conocimientos durante toda su vida. Entonces, y aquí viene la cuestión interesante, para fomentar el desarrollo económico y social de manera eficaz, las universidades deben encorsetarse a los lineamientos, directrices y recetas de esta “tendencia pedagógica” en auge.

    Pero ¿cómo se logra fortalecer una economía del conocimiento? Una de las cuestiones centrales de esta tendencia es la producción de “recursos humanos” altamente especializados. Una factoría capaz de arrojar al mercado profesionales muy preparados técnicamente. Pero ¿es probable que esa superespecialización aleje a los profesionales de las grandes preocupaciones políticas y sociales propias de cualquier realidad nacional? ¿Es posible que la insensibilidad se apropie de las voluntades a la hora de formular preguntas acerca de las necesidades del ser humano y la importancia o no de su dignidad más allá de las razones asignadas por las grandes corporaciones multinacionales? Es decir ¿la economía del conocimiento prioriza, por definición, la producción, la eficiencia pero no necesariamente el pensamiento crítico y mucho menos, la solidaridad?

    La respuesta se puede encontrar en la manera en que esta nueva tendencia margina a los saberes humanísticos y éticos. Intentar luchar hoy por un pensamiento nuevo donde la crítica se erija en elemento central espoleando actitudes sociales y políticas a fin de contribuir al engrandecimiento del país con equidad, justicia y dignidad, será vista y tenida por “bestialidad epistemológica”.

    Por ello, uno de los temas para el debate en torno a la Educación Superior debe ser aquel donde nos preguntemos si de verdad pretendemos una universidad pertinente o por el contrario, preferimos una universidad-fórmula. La pertinente se encuadra con la realidad y hace posible que la misma cambie, mejore y se dignifique siempre en consonancia a un pensamiento crítico garante de la libertad de expresión (publicaciones, investigaciones) y de los derechos humanos fundamentales. El carácter social y político implícito en todo quehacer universitario es una prioridad insoslayable.

    Por su parte, la universidad-fórmula es aquella, producto de un mandato, de una tendencia o en última instancia, de una receta. Ajena a la realidad más allá de los límites trazados por la lógica de mercado y las condiciones que instala y proclama. Su meta es la de satisfacer las demandas de una economía globalizante a costa de forjar una actitud apolítica “aquiescente”, desmovilizadora, donde la subsunción total del ser por la técnica, sea la constante.

    Por Dr. José Manuel Silvero A. (*)

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/universidad-pertinente-1443591.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 15 enero, 2016, 5:11 am
  5. Ahorro en la UNA

    Con inmenso placer leí el informe de mi exdecano cuando yo era profesor de Inglés en Politécnica (ABC del 13 de diciembre de 2015). Me refiero a mi apreciado y respetado Prof. Mst. Abel Bernal Castillo. Este informe cubre del 9 de octubre al 23 de diciembre. Me trajo a la mente algunas ideas que pueden aplicarse. Decía el nuevo rector que la UNA ahorra G. 1.355 millones mensualmente –que en un año representan G. 16.200 millones– mediante el proceso de saneamiento de la institución con la salida de planilleros.

    “Detalló que fueron desvinculadas 306 personas de distintas universidades académicas y del Rectorado, de las cuales 74 figuraban en el área administrativa y 232 como docentes”. Estoy seguro de que más temprano que tarde se estarían mencionado los nombres de las sanguijuelas “que mamaron y siguen mamando de las ubres del Estado” por más de una década.

    Y este tipo de denuncia debe tener su efecto multiplicador, por ejemplo que los directores de Itaipu y de Jasyreta, Sres. Spalding y Schmalko, sigan las huellas del Mst. Bernal y de paso informen oficialmente el monto que ambos y otros funcionarios reciben como salario y otros emolumentos. Creo que hay grandes cosas que requieren luz pública. Están apareciendo últimamente hechos como los referentes a dos hermanos del presidente del Congreso Mario Abdo Benítez, quienes son denunciados por la prensa como planilleros en el TSJE. Cobraban sin trabajar. Los presidentes, ministros o directores de entes públicos como Aduana, MOPC, MEC, ANDE, ANNP, Aeropuerto, Corte Suprema de Justicia, Essap, Copaco, etc., todos, absolutamente todos, deben rendir cuenta sobre sus planilleros. Aquí no debe haber exclusiones de ninguna naturaleza.

    Se imaginan, señores lectores de este espacio, cuántos billones de guaraníes se ahorrarían al Estado paraguayo teniendo en consideración los datos hechos por una sola institución. No tendremos necesidad de apelar a préstamos internacionales. Seremos autosuficientes. No estaremos obligados a recurrir a los bonos soberanos. Nos estamos adeudando con ellos dramáticamente.

    Debemos terminar con el endeudamiento de la presente generación y las venideras. Los queridos valientes jóvenes estudiantes nos han mostrado cómo se lucha contra la impunidad, la corrupción. Ellos son los verdaderos patriotas a quienes todos debemos apoyar en su lucha por la recuperación nacional de la ética y la moral y, por ende, del bienestar económico de la nación.

    Como conclusión, insto a la Corte Suprema a que cumpla con su ineludible deber de administrar justicia.

    Alberto Granada

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 11 enero, 2016, 6:00 am
  6. Inservibles para la Nación

    El nuevo rector de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), Abel Bernal Castillo, informó que, entre el 9 de octubre y el 23 de diciembre de este año, esa institución de enseñanza superior ahorró 1.355 millones de guaraníes, gracias a que se desprendió de 232 docentes y de 74 funcionarios que no prestaban ningún servicio. La separación del cargo de esos vulgares “planilleros”, con la consiguiente reducción del gasto, fue el resultado exclusivo de una ejemplar campaña periodística y estudiantil que, con el lema “#unanotecalles”, impugnó la corrupción imperante bajo el rectorado del hoy procesado Froilán Peralta. Si los estudiantes no se hubiesen movilizado por una causa tan noble, el dinero público habría seguido fluyendo impunemente al barril sin fondo de la corrupción, pese a la existencia de órganos universitarios y estatales de control que, por negligencia o complicidad, nunca cumplieron sus respectivas funciones, y reaccionaron solo después de que los estudiantes se alzaran contra tanta desvergüenza. Por ejemplo, el Consejo Superior Universitario –integrado también por cuatro graduados no docentes y ocho estudiantes– aprobó el presupuesto anual de la UNA, en el que figuraban cargos administrativos y docentes que eran innecesarios y solo servían para alimentar a unos parásitos. El Consejo Nacional de Educación Superior, que tiene la facultad de intervenir la UNA por el incumplimiento de normas legales o administrativas que impedían dirigirla, no tenía la menor idea de lo que allí estaba ocurriendo, quizá por ser una entidad novel y de escasos recursos humanos y materiales. Pero ese no es el caso de la Contraloría General de la República (CGR), que no se preocupó en absoluto por verificar el correcto empleo del dinero de todos. Tampoco el Ministerio Público tuvo antes noticias de que allí se estuviera delinquiendo. Si hoy son 42 los funcionarios imputados es solo debido, reiteramos, a la encomiable movilización estudiantil. En cuanto al Congreso, que anualmente aprueba el presupuesto de la UNA, que incluía tantos cargos superfluos, tampoco tuvo la menor idea de que en la más importante universidad del país se estuvieran malversando fondos a gran escala, y conste que dispone de una serie de mecanismos de control, previstos en la Constitución.

    Estos organismos mencionados se han revelado inservibles en la medida en que con su inacción permitieron que la UNA fuera administrada al antojo no solo del rector, sino también de los decanos. Y conste que los escandalosos desmanejos no habrán empezado recién con el rectorado de Peralta, sino con seguridad son de larga data. Es obvio que la autonomía universitaria no significa que el dinero público pueda ser derrochado a gusto y paladar de sus autoridades.

    La UNA no es un coto cerrado para dar de comer a los paniaguados a costa de los contribuyentes. Por cierto, si la CGR, el Ministerio Público y el Congreso son tan ineptos o negligentes como lo han sido en este caso, se puede tener la certeza de que en otras entidades públicas se está saqueando el erario a gusto y paladar. Con órganos estatales de control tan inútiles como los que tenemos, el latrocinio en el Gobierno, los entes autárquicos y las empresas públicas tiene el futuro asegurado.

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/editorial/inservibles-para-la-nacion-1440346.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 3 enero, 2016, 4:19 pm
  7. Destape de olla

    Por Rafael Marcial Montiel, ABC Color

    Pese a las calamidades que ensombrecen al país, entre los aspectos positivos que podemos resaltar en este 2015 está la lucha estudiantil que destapó la olla podrida en la Universidad Nacional de Asunción (UNA). La reacción de los estudiantes de distintas facultades y filiales del interior del país es algo digno de destacar porque despertó optimismo y renovó las esperanzas.

    Con las denuncias se ventilaron numerosas irregularidades en la UNA, como los casos de planillerismo y nombramientos de docentes sin haber completado siquiera la carrera. La exigencia de perfil para la enseñanza; títulos, méritos académicos y actitudes fueron al tacho.

    De manera contradictoria exigieron “currículum”, pero en la práctica, tras bambalinas, otorgaron cátedras y rubros a los “amigos y clientes”.

    Los estudiantes indignados denunciaron las irregularidades y ahora queda en manos de la fiscalía investigar a profundidad y esclarecer los hechos.

    Quedaron muchas dudas, como la repartija de rubros a nivel de amiguismo y clientelismo, supuesta modificación de notas, y uso de los bienes de la UNA. De modo que el Ministerio Público debe ampliar su investigación a fin de evitar que las causas queden impunes y en el olvido.

    El nivel académico en la UNA es otro talón de Aquiles. Sin desmerecer a excelentes profesores que también los hay, en su mayoría llegaron al estamento docente sin méritos pedagógicos como para pisar tierra, enseñar con solvencia y lograr el aprendizaje de sus alumnos.

    Vivimos en la época del conocimiento, avance de las ciencias y la tecnología, pero el docente de todos los niveles, incluso superior, debe tener base sólida en cuanto a la didáctica y la pedagogía.

    Quedan asignaturas pendientes en el 2016. Por un lado la fiscalía tiene la obligación de profundizar la investigación; a su vez las nuevas autoridades de la UNA deberán mejorar la calidad de la enseñanza universitaria. La simple retórica con términos rebuscados no sirve.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 27 diciembre, 2015, 8:02 am
  8. Un objetivo a la vez

    Ese debería ser el método de lucha sindical cuando elevan sus reclamos. El push en la UNA resultó exitoso porque los estudiantes y todos los adherentes concentraron el fuego sobre las irregularidades de Froilán, primero, y luego sobre cuanto hombre o mujer estuvieran en cargos altos y evidenciasen comportamientos irregulares. El éxito fue rotundo. Pero parece que los muchachos en pie de guerra no querían volver a sentarse. Y hasta ahora hay una suerte de guerrilla, ya sin que el enemigo sea tan claramente identificado.

    Desde el lunes, varios sindicatos están en huelga. Las asociaciones campesinas cierran rutas, sin preocuparse por las posibles urgencias extremas que puedan tener los viajeros ocasionales, como un miembro enfermo, otro en proceso de recuperación o cualquier otra urgencia que demande atención pronta. Los sindicalistas logran así varios tantos en contra, además de dejar claro que no son precisamente trabajadores, si pueden gastar su tiempo lunes y martes. La ciudadanía, afectada directamente o no por los cierres de ruta, siente una ira asesina contra sus verdugos del momento, y no desarrolla ni desarrollará jamás una empatía con los campesinos y sus reclamos, justos o no.

    En la tele pude ver un grupo de campesinos que portaban pancartas claramente escritas por ellos mismos, en las cuales pedían muchísimas cosas. Era imposible cumplir con tantas exigencias, sobre todo, cuando una de ellas, totalmente desmarcada de los demás reclamos, exigía “libertad para los presos de Curuguaty”.

    El famoso bolonqui de Curuguaty, cuyos entresijos todavía quedan por develarse, figura como pedido desesperado de aclaración. Muy bien, ¿pero por qué exigen que se aclare lo de Curuguaty en pleno reclamo de reajuste salarial y cosas por el estilo? Como verá usted, el método de disparar a varios blancos a la vez no suele resultar bien. Mejor es elegir uno a la vez.

    Si prefieren seguir perdiendo tiempo y hacérselo perder al prójimo, sigan con sus huelgas y demás manifestaciones insensatas. Pero si quieren buenos resultados, sean sensatos. ¿No pueden ver que el país está a un paso de cerrar sus puertas y declararse en quiebra? ¿Creen, ustedes, señores sindicalistas, que sus problemas son mayores que los que afligen a nuestros hermanos inundados?

    Como broche de platino, eligen los días finales del año, cuando todos estamos entre que compramos lo imprescindible en estas fechas, pagamos lo imprescindible, en cualquier fecha, y muchos debemos viajar al interior del país, o recibir a visitantes de la misma procedencia. ¡La ternura que nos invade cuando vemos un piquete que nos cierra el paso en alguna ruta cualquiera! Y nosotros, con chicos que quieren ir al baño, comer lo que sea, y beber cualquier cosa líquida, con tal de que esté fría y sea dulce.

    Por Moneco López

    http://www.ultimahora.com/un-objetivo-la-vez-n953849.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 23 diciembre, 2015, 6:46 am
  9. Primavera en Veterinaria, otoño en Medicina

    Luego de la peor corrupción de la historia de la Universidad Nacional de Asunción, vivimos la más inesperada y vivificante revolución estudiantil, enarbolando la bandera de la decencia. El reto de mantener esa actitud combativa y profundizar los cambios iniciados chocaba contra el escepticismo de quienes auguraban el gradual decaimiento del entusiasmo.

    Esta semana vimos las dos caras de la moneda. En la Facultad de Ciencias Veterinarias, golpeada por décadas de corrupción e irregularidades, se ha instalado un nuevo Consejo Directivo presidido por dos mujeres e integrado por una amplia mayoría de gente nueva, dispuesta a trabajar por la transparencia.

    Lo ocurrido no es poca cosa. Un año antes, este cambio hubiera parecido impensable, porque la leyenda negra que arrastraba esa casa de estudios por la injerencia partidaria en la vida académica había comenzado allá por la década del setenta del siglo pasado. Ojalá que no se defraude a los optimistas que creen que comienza la primavera.

    En la Facultad de Ciencias Médicas las cosas ocurrieron de otro modo. Un grupo de profesores muy afines a la claque que había sido desalojada del poder logró conservar una mínima mayoría en el Consejo Directivo. La posibilidad del fin de la impunidad se oscurece ante la felicidad demostrada por quienes están hoy sumariados.

    Intentaré explicar cómo ocurrió esto. Los estudiantes hicieron su parte, eligiendo a tres representantes que responderán al mandato del gremio. También los egresados no docentes votaron a dos consejeros que están en contra de los responsables del descalabro administrativo y académico al que se había llegado. Entre ambos estamentos sumaron cerca de 2.000 electores. La ley universitaria establece que los seis lugares restantes corresponden a los profesores, que votaron en número inferior a los 200. Y todas esas plazas fueron ganadas por el sector que terminó imponiendo al nuevo decano y vicedecano.

    Se pueden encontrar respuestas, recordando que muchos de esos docentes se siguen beneficiando de altísimos salarios otorgados en el pasado y que también votaron los llamados “profesores exprés”, convertidos en tales en trámites vertiginosos para sumar apoyo a la antigua claque.

    Pero, pese a haber sido una campaña sucia en la que, entre otras cosas, se utilizaron perfiles falsos en las redes sociales para injuriar y difamar al grupo contrincante, las nuevas autoridades están revestidas de legitimidad. Tampoco debe meterse a todos en la misma bolsa, pues hay personas que no estuvieron involucradas en la corrupción y son honorables. Además, lo que hagan será, ahora sí, controlado. Ojalá que se defraude a los pesimistas que creen que comienza el otoño.

    Por Alfredo Boccia Paz

    http://www.ultimahora.com/primavera-veterinaria-otono-medicina-n953143.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 23 diciembre, 2015, 6:39 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Mariscador katupyry sarambíma ojapo mokôi bala reheve.21 enero, 2017

Peichante-Py en FB ✓

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

VIÑETAS ✓

Nicodemus Espinosa

Melki Melgarejo Valiente

Carlos Sosa Sanabria

Yor

A %d blogueros les gusta esto: