estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Los políticos deben persuadir, no amenazar

El voto es libre, directo, igual y secreto como dice la Constitución. El que haya sido convertido en “obligatorio” a través de la palabra “deber” lo ha vuelto compulsivo y desnaturalizado en su significado original. En una república libre y democrática, deberían votar sólo aquellas personas que se interesan verdaderamente por los asuntos públicos y que se preocupan por informarse acerca de candidatos, propuestas, antecedentes y que por lo tanto están en condiciones de emitir un voto consciente e informado. El resto es un voto automático, sin valor intrínseco o, peor aún, pasto del arreo de la política basura.

Si se está en busca de ciudadanos que vayan a votar convencidos de que van a elegir y no sólo a “sufragar”, lo que debería hacer la dirigencia política es sacudirse toda la mugre que la aplasta y ofrecer una nueva generación de líderes capaces de motivar a los electores. Pero mientras sigan presentándose en el escenario político individuos que, en vez de una hoja de vida dedicada al servicio de los demás, sólo pueden exhibir un rosario de antecedentes judiciales, la gente seguirá negándose a ir a votar y si lo hace no será por convicción ciudadana sino porque ahora pretenden ponerle una pistola fiscal en la cabeza para que vote, tal como se aprestan a dictaminar en Diputados.

No es convirtiendo el voto en una carga pública penalizable que se va a convencer a una ciudadanía desmotivada y asqueada del desfile de delincuentes que insisten en hacerse pasar por políticos. Será, en todo caso cuando desaparezcan de la escena los que tienen cuentas con la justicia y sean reemplazados por políticos auténticos que puedan demostrar su compromiso con la moral pública y la decencia.

Sostener institucionalmente una República tendría que ser un compromiso asumido libre, voluntaria y conscientemente por ciudadanos a quienes importen verdaderamente los asuntos públicos. El voto obligatorio no es el camino para asegurar una verdadera solidez institucional. Esa es una corriente que se consolidó en los años ‘70 en América Latina y sigue vigente, con la sola excepción de Nicaragua y Colombia en donde los datos históricos de participación electoral van del 61 al 82% en el primero y entre 45 y 60% en el segundo, tal como registra el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA). Nosotros, con obligatoriedad y compulsión, apenas llegamos al 52% en las municipales pasadas luego de rozar el 68% en los comicios que consagraron a Horacio Cartes Presidente de la República en 2013.

Los políticos deben persuadir, no amenazar, si quieren una nación compuesta y regida por ciudadanos auténticamente comprometidos con la democracia y con fe en sus instituciones republicanas.

http://www.5dias.com.py/43174-los-politicos-deben-persuadir-no-amenazar

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Mariscador katupyry sarambíma ojapo mokôi bala reheve.21 enero, 2017

Peichante-Py en FB ✓

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

VIÑETAS ✓

Nicodemus Espinosa

Melki Melgarejo Valiente

Carlos Sosa Sanabria

Yor

A %d blogueros les gusta esto: