estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Pretenden censurar la “boca de urnas”

La anunciada propuesta de los diputados Víctor Ríos y Dany Durand de presentar un proyecto de ley para regular el régimen de sondeos de opinión política, herramienta de la que la prensa y las empresas que realizan este tipo de tareas suelen servirse para brindar alguna información acerca de la marcha de las preferencias de los electores, que se realizan en jornadas comiciales, está motivada, a todas luces, en los sucesos –negativos para ellos– acontecidos en las recientes elecciones municipales, en las cuales se dieron algunas manifestaciones equívocas de parte de los ciudadanos consultados, que produjeron datos engañosos en la “boca de urnas”.

El caso consistió en un incidente excepcional, sobre todo si se tienen en cuenta las numerosas experiencias anteriores en que la mayoría de las empresas que usaron la técnica de “boca de urnas” obtuvieron datos que coincidieron bastante ajustadamente con los porcentajes finales. En esta última ocasión se dieron fallas que no fueron causadas por un procedimiento técnicamente defectuoso de los encuestadores sino por la decisión personal de modificar deliberadamente sus respuestas a los encuestadores de parte de un número considerable de votantes consultados. Esta actitud fue el motivo que produjo el desconcierto inicial y las sorpresas que finalmente causaron los resultados definitivos en algunas localidades, de las que la más llamativa fue la de Asunción.

Los diputados y los demás políticos que ahora cuestionan públicamente la técnica de “boca de urnas” y el modo como se la realiza en nuestro país, y se predisponen contra ella, ven solamente el último resultado y soslayan deliberadamente las decenas de veces que se sirvieron de ellos en el pasado y con los que quedaron satisfechos, a juzgar por su silencio. Es ahora que elevan su voz airada. ¿Por qué? Es porque perdieron sus candidatos y ellos quedaron desacreditados frente a su clientela política.

El supremo argumento de los flamantes críticos de la “boca de urnas” es que tal técnica “influye en el elector durante las elecciones” y que esto está prohibido. Determinar si los medios de prensa que transmiten los resultados de los sondeos que se realizan durante los comicios influyen o no sobre los electores, no puede surgir de lo que a dos políticos “les pareció observar”, a lo que olfatearon según sus emociones subjetivas, de sus intereses particulares, después de la experiencia de una elección.

Lo que no puede discutirse, legalmente hablando, es que el conocer cómo están avanzando las preferencias de los electores durante una jornada comicial es parte del derecho inalienable de la ciudadanía de mantenerse fiel y verazmente informada de los asuntos de interés público. Recortar este derecho o suprimirlo es algo que confrontará directamente con la Constitución.

En cuanto a si la publicación de los resultados de esos sondeos por los medios de prensa perjudica o no a la pureza e imparcialidad de los actos comiciales, habría que demostrarse, con la mayor exactitud y objetividad, de qué modo produce tal consecuencia, porque si se condena sumariamente a la técnica de los sondeos solamente porque en un caso concreto creó dudas, hizo padecer a algunos políticos y les hizo pasar malos ratos a otros, entonces restringirlos o suprimirlos se convertiría en un mero acto de revancha, de prepotencia caprichosa y autoritaria. Lo que vimos el domingo pasado es que cuando los resultados de “boca de urnas” aparentemente les estaban favoreciendo a algunos, estos fueron entusiastas a celebrarlos.

¿Pero qué pasará si un sector político circunstancialmente mayoritario decide e impone suprimir los sondeos de “boca de urnas”, y ellos mismos, en una futura ocasión, pasan a requerirlos para cubrir su propia necesidad de información?

Muy fácil de predecir: crearán sus propios sistemas de obtención de datos por “boca de urnas”, solo que privados y cerrados a los medios de prensa y, por consiguiente, a la ciudadanía. Serán privilegios que se guardarán para uso y provecho propio. Y entonces sí habrá que preguntarse, ¿quién controlará si cumplen o no las reglas legales y respetan los principios de limpieza comicial por los que ahora aparentan demostrar tanto celo?

En resumen, se podrán mejorar las técnicas en el empleo de la “boca de urnas”, hacerlas más eficientes, contribuyendo mejor a la información general de la ciudadanía, pero restringirlas al límite de que no sirvan para lo que fueron creadas o convertirlas en fuentes extemporáneas, inservibles para el momento en que tienen valor informativo, será como prohibirlas.

Los intereses personales o grupales –especialmente los de algunos políticos despechados– no deben prevalecer sobre los de los ciudadanos y las ciudadanas, quienes deben exigirles respetar su derecho a tener la más amplia información posible en las justas electorales.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/editorial/pretenden-censurar-la-boca-de-urnas-1429018.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Ajereparei hese jagua katupyrýicha.23/08/17

Archivos

estadistas ✓

  • 1,079,168 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: