estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Los electos deben rodearse de personas capaces y honestas

Ya finalizados los comicios municipales, hoy comienza una nueva etapa para la vida de las comunidades de toda la República. Ya con el veredicto de las urnas, acabó el proselitismo. Por lo tanto, los electos dejan de pertenecer a sus respectivas agrupaciones políticas para convertirse en autoridades de cada una de sus comunidades. Sin revanchismos, es el momento en que intendentes y concejales tienen que ponerse ya a pensar en sus primeros días de gestión y planificar minuciosamente la agenda de sus años de gobierno.
Para los que han ganado en las urnas, ayer, se acabó el tiempo de las promesas. Comienza el del desafío de empezar a cumplir lo pregonado a lo largo de sus campañas proselitistas. Pasado el momento de la euforia por el triunfo, se abre un periodo de tregua hasta la asunción de sus respectivos cargos en diciembre próximo. Este lapso tiene que ser aprovechado para planificar lo que van a ser sus primeros 100 días de gestión, e incluso el resto de la administración de sus municipios.
Además del desconocimiento acerca de cómo hay que gobernar un municipio, suele ser frecuente que los electos no tengan ni siquiera la sabiduría de dejarse rodear de entendidos en la materia. Ya terminado el ruido del proselitismo, se inicia el periodo en que tienen que tomar en serio el trabajo que les va a tocar desempeñar.
Lo primero es ratificar -o definir- las prioridades a partir de lo que establece la Ley 3.966 Orgánica Municipal, que intendentes y concejales deben dominar al dedillo a partir de ahora. Es obvio que un municipio que sea también capital de un departamento va a contar con reclamos de atención distintos a los de los grupos que, por sus limitaciones, cuentan solo con concejalías de nueve miembros.
La selección de los colaboradores en los cargos de confianza y las comisiones asesoras en diversos temas son parte de las primeras tareas que los elegidos deben poner ya en marcha. El criterio de selección tiene que ser la capacidad, no la militancia política. Lo peor que pueden hacer los nuevos intendentes y concejales es repartir cargos por “méritos” políticos, de índole clientelista.
La planificación que identifique lo imprescindible y lo necesario, establezca objetivos, vea los recursos económicos con los que se va a contar y el impacto que va a causar en el mejoramiento de la calidad de vida de la gente es fundamental. La armonía entre intendentes y concejalías es también otro secreto del éxito administrativo. Ello no debe implicar que las juntas municipales se apeen de su rol de “órgano normativo, de control y deliberante”, de acuerdo a la Ley Orgánica Municipal.
Los intendentes y concejales deben recordar que han sido electos para servir a las personas de sus comunidades administrando correcta y honestamente sus recursos. En muchos casos no sabrán cómo encarar la gestión que les va a tocar desempeñar, porque no han tenido ni formación ni experiencia previa en la materia. Lo importante para un buen gobierno es, sin embargo, que se dejen rodear de personas capaces y honestas.

http://diariolajornada.com.py/v6/category/editorial/

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

18 comentarios en “Los electos deben rodearse de personas capaces y honestas

  1. No sirvió… ¡bótelo!

    Es un ejercicio simple que se realiza por lo general cada cinco años. Conviene hacer un calentamiento previo en la víspera repasando cuestionamientos básicos. ¿En qué condiciones está su calle? ¿Hay una plaza cerca de su casa? ¿Está cuidada? ¿Pasa el recolector de la basura? ¿Su ciudad crece con alguna planificación? ¿Usted ve que los impuestos que paga se gastan en darle algún servicio?

    Cuando entra al Municipio, ¿hay más gente limándose las uñas, wasapeando con su teléfono o tomando tereré que atendiendo a los contribuyentes? ¿Está la mayor parte de la familia del intendente y de los concejales ocupando algún cargo o cobrando algún rubro en la Municipalidad?

    ¿La secretaria o el secretario del lord mayor tiene menos formación pero gana más que toda su familia junta (la de usted), asiste religiosamente al gimnasio, cambia de auto como de ropa interior –lo que no hace el intendente (con la ropa interior)– y tiene en el cuerpo más plástico que neuronas?

    ¿Cayó el techo del colegio refaccionado por la Municipalidad sobre la cabeza de su hijo?

    Una vez que haya apuntado mentalmente sus respuestas, salga afuera y otee el horizonte del barrio. Basura, baches, una plaza despelechada, casuchas derruidas, la mansión del intendente, la mansión de la madre del intendente, la mansión del hermano, la mansión de la hija, más casuchas, la mansión de la secretaria y la casucha mansión de su perrito.

    Inspírese. Olvídese de polcas, banderas y colores. Pase la página a pretendidas pasiones partidarias, heredadas o impuestas, generadas por mera tradición, sin mediar el menor ejercicio de razonamiento.

    Ahora haga un par de sentadillas como para desentumecer los músculos de la pierna y el glúteo y lubricar la articulación de la rodilla. Gire el pie a derecha y luego a izquierda para darle flexibilidad al tobillo y arquee el empeine para garantizar una buena coordinación de los huesos de tarso y metatarso.

    Está listo. Ya puede partir al lugar designado para cumplir con su deber cívico de manera limpia y eficiente. No olvide que nadie lo estará viendo. Serán solo usted y su conciencia.

    Recuerde que una coceadura bien plantada en las cachas requiere que el conjunto de huesos y tendones existentes entre la caña de la pierna y el principio de los dedos impacte con precisión en un espacio mullido entre el músculo mayor y el músculo medio del pandero.

    Apunte y dispare. Una coz en las cachas, un puntapié en las sentaderas, justo donde se curva el coxis.

    Es una oportunidad cada cinco años. No la desperdicie. Si su intendente fue un desastre, hágalo sin empacho. Métale una patada en… la urna.

    http://www.ultimahora.com/no-sirvio-botelo-n946067.html

    Por Luis Bareiro

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:30 pm
  2. Una elección con impacto profundo

    Las elecciones municipales de hoy tienen mucho condimento, más allá de las mediocres campañas en las que abundó más de lo mismo. Empezando por la re-reelección de cuestionados intendentes, gracias a una mediocre y conveniente redacción de la ley y una Corte Suprema que no se animó a dar corte al asunto.

    Hoy no solo se juega el futuro de los líderes locales, sino el posicionamiento de los partidos de cara al 2018, y más concretamente el liderazgo (cada vez más absoluto) de Horacio Cartes dentro de la ANR.

    La campaña tuvo sus niveles de tensión en Asunción y el Departamento Central, las dos plazas más populosas en materia electoral y con mayor impacto mediático.

    Desde la corrupción hasta temas inéditos en una campaña municipal –como el aborto o el matrimonio gay– cruzaron el debate polarizando la sociedad.

    De la mano del presidente Horacio Cartes, que al final del tramo decidió asumir la jefatura de campaña, convirtiendo innecesariamente la elección en un plebiscito adelantado de su gestión, la ANR se juega su liderazgo en estos comicios.

    ÁREA METROPOLITANA. De 19 municipios, el PLRA maneja 12, lo que convierte a Central en indiscutible bastión liberal. De hecho, hasta hoy la ANR no pudo ganar la gobernación.

    Sin embargo, con el tiempo, los colorados lograron posicionarse en municipios claves, como Fernando de la Mora, Lambaré y San Lorenzo. Pero son estos mismos municipios colorados los que están hoy en la mira por la ineficiencia y corrupción de sus administradores.

    El caso emblemático es Lambaré, donde Roberto Cárdenas va por el tercer mandato. El trágico derrumbe del techo de un colegio puso foco en su gestión, plagada de irregularidades, sospechas de enriquecimiento ilícito, mientras la ciudad pegada a la capital es una ruina.

    Albino Ferrer, de San Lorenzo, tampoco queda lejos. Es un terrateniente urbano que se enriqueció gracias a su cargo. El temor colorado por un eventual revés no pasa porque tiene un buen adversario enfrente, sino porque las heridas de las internas no sanaron.

    En Fernando de la Mora, el estado catastrófico de la ciudad puede significar un castigo para la reelección de Édgar Quintana.

    La maquinaria colorada se movilizó en todos los órdenes para evitar la derrota. Cartes hizo campaña con los candidatos (aunque no se animó a mostrarse con Cárdenas). Apeló a las binacionales (Itaipú y Yacyretá), que desembolsaron 12 millones de dólares para asfaltar ciudades de Central con administraciones coloradas.

    ASUNCIÓN. La nota de estos comicios es la capital, cuya campaña se calentó en el tramo final a raíz de las encuestas. La mayoría de los sondeos proyectaron la victoria de Mario Ferreiro sobre el colorado Arnaldo Samaniego, que busca su reelección. El impacto de los guarismos generó nerviosismo en las carpas coloradas que apeló a una campaña del miedo para espantar el apoyo a Ferreiro: saltó el cuco del EPP vinculando a su aliado Camilo Soares y el PMAS a los secuestros y el terrorismo. Con una forzada puesta en escena, reapareció la pareja Debernardi para alertar sobre los “peligrosos aliados”.

    Luego siguió un inédito comunicado de los pastores evangélicos que llamaron a no votar por Ferreiro ni Ricardo Meyer, “quienes se han mostrado abiertamente a favor de ideologías que atentan contra la vida, la familia y, por ende, contra nuestros principios cristianos”. La cúpula católica, de buenas migas con Cartes, no sentó postura oficialmente, pero se encargó de hacer saber que comparte los “mismos valores”.

    Nunca antes una campaña en Asunción tuvo estas características.

    EL PARTIDO. La ANR es consciente de que muchos de sus candidatos son impresentables. Lo confirmó el diputado Hugo Velázquez, padrino de los polémicos candidatos de Central. Como no puede decir “voten a Cárdenas porque es mejor”, apeló a la disciplina partidaria. “Voten al partido y no por el candidato concretamente”, dijo señalando que la esencia colorada es el sentimiento.

    Como una demostración de poder, los diputados castigaron a la Fiscalía con recortes presupuestarios por la investigación a Cárdenas. La ANR no tiene pruritos institucionales cuando su poder está en riesgo.

    DÍA DESPUÉS. Con más dudas que certezas, la ANR pone a prueba hoy su consolidación como fuerza electoral desde su retorno al poder en el 2013. De sus resultados se hablará con menor o mayor fuerza de la reelección de Cartes y la vía para lograrlo. Pero ese es otro capítulo.

    Hoy cada ciudadano es amo absoluto de su voluntad y con su voto asignará poder y también castigo.

    Por Estela Ruíz Díaz

    http://www.ultimahora.com/una-eleccion-impacto-profundo-n946062.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:29 pm
  3. La importancia del voto secreto

    No en balde en los regímenes autoritarios se busca vulnerar de cualquier modo la intimidad de los ciudadanos a la hora en que van a manifestar su preferencia política en un acto comicial. En esos sistemas, como bien se sabe, la libertad y la dignidad humanas no cuentan porque, por encima de ellas, están los intereses “superiores” del partido gobernante.

    Aquí en nuestro país, veinticinco años de ejercicio democrático hacen ya casi imposible que esas malas artes políticas tengan éxito. Lo acaba de demostrar lo sucedido en la jornada de ayer, en Asunción, en que tres candidatos competían por la intendencia municipal, y uno de ellos, Arnaldo Samaniego, se presentaba por el partido en el Gobierno, habiendo sido promocionado directamente por el presidente de la República, Horacio Cartes.

    La mayoría de las encuestas levantadas durante los últimos días de las campañas daban ganador al candidato opositor Mario Ferreiro, por un margen de 16 o 17 por ciento, que se entiende amplio, más aún considerando que el candidato de la ANR, que fue intendente durante cinco años y buscaba la reelección, contaba con todos los recursos públicos y el aparato estatal a su disposición.

    Durante la jornada comicial, todos los sondeos por “bocas de urnas” contradijeron aquellos pronósticos previos y dieron ganador a Arnaldo Samaniego, lo que ponía en grave entredicho la eficacia técnica de las encuestas citadas.

    Sin embargo, una vez avanzados al público los primeros datos del sistema de transmisión rápida de resultados de la Justicia Electoral, se deshizo velozmente la sorpresa que en la ciudadanía habían causado los resultados anunciados por las bocas de urnas, pues los números del TREP pusieron a Samaniego como perdedor, por más del diez por ciento, lo cual significó un vuelco realmente significativo.

    Resumiendo: las bocas de urnas fallaron, los sondeos dieron datos falsos. ¿Por qué? La primera explicación que podría aventurarse es que mucha gente no manifestó a los encuestadores la verdad acerca de su voto.

    Pero, ¿por qué una gran cantidad de electores no revelarían el sentido de sus votos o darían datos falsos, tal como se dio tan notoriamente, en Asunción, ayer? Hay explicaciones posibles. Por ejemplo, no sería muy fantasioso conjeturar que muchos colorados no votaron al candidato de su partido pero, al salir, dijeron que sí lo hicieron, confundiendo de este modo los datos del sondeo. ¿Por qué lo harían? Por temor y por prudencia, en primer lugar. Porque durante toda la campaña electoral los afiliados al Partido Colorado fueron repetidamente amedrentados, constreñidos a ser “disciplinados” y “leales” (en la forma especial en que estos adjetivos se entienden en los partidos). El propio Presidente de la República, degradando su investidura, se convirtió en jefe de campaña de sus candidatos. Hubo arreos, advertencias y amenazas de represalias contra los funcionarios públicos, a lo que buena parte de los votantes colorados supieron resistir y, para protegerse, se cubrieron con el manto del secreto, no revelando a nadie la verdadera decisión política que tomaron en el cuarto oscuro.

    La confidencialidad permite que cada quien evalúe y decida íntimamente, de acuerdo a su conciencia, y que conserve intacto su derecho a revelar o no cuál fue su decisión. Es de esperar que este ejemplo cunda, se arraigue en todo el país y se inicie de esta manera el camino hacia el saneamiento moral de la Nación, aquel anhelo tantas veces proclamado por el recordado monseñor Rolón.

    En Asunción, lo elocuente es que sus habitantes decidieron sustituir al intendente Samaniego por otro administrador comunal. Esta clara expresión de voluntad de cambio tiene, como es obvio, su causa principal en la grave defección que tuvo este intendente en sus cinco años de ineficiencia y despilfarro. El intendente Samaniego hizo muy poco por su ciudad, a pesar de ser el intendente capitalino que más cantidad de recursos económicos tuvo a su disposición en la historia de la Municipalidad de Asunción. Ganó sus elecciones en el año 2010 y luego se durmió sobre sus laureles. Despertó hace pocos meses, seguramente cuando decidió volver a postularse, y se lanzó a ejecutar algunas obras que tuvieron clara finalidad publicitaria, ya que para resolver algunas de las necesidades realmente importantes de la ciudad ya no tenía tiempo. El voto castigo que recibió ayer demuestra que en política cada vez es más difícil engañar con fuegos de artificio.

    Este fracaso es también un toque de alerta para el candidato recientemente electo. Ferreiro no recibe un cheque en blanco de parte de la ciudadanía, sino un voto de confianza, el mismo que se le otorgó a Samaniego hace cinco años y que ahora se le revocó radicalmente. Ferreiro va a administrar una Comuna habitada por una ciudadanía más madura cívicamente, más exigente y con disposición para enderezar a los políticos que actúan torcidamente.

    Igual cosa puede decirse de los habitantes de la mayoría de las ciudades y pueblos del interior que, con las excepciones de rigor, han demostrado ser más y más críticos en cada proceso electoral, y saber cuidar el valor de su voto y el secreto de su decisión. Son, pues, buenas noticias para la democracia paraguaya.
     
    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/editorial/la-importancia-del-voto-secreto-1427172.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:28 pm
  4. Las municipalidades son piezas fundamentales del desarrollo

    Los gobiernos locales tienen un enorme potencial de contribuir al desarrollo social y económico del país. La Ley Orgánica Municipal les otorga importantes funciones en materia de producción económica, seguridad, transporte, salud, educación, cultura, deportes y recreación. Para financiar las acciones destinadas a cumplir estas funciones cuentan cada vez con mayores recursos: royalties y compensaciones, Fonacide, tasas e impuestos, incluyendo el impuesto inmobiliario. No hay excusas para que los municipios no cumplan con lo que les manda la ley y contribuyan a mejorar la vida de los vecinos y vecinas. Esperemos que las nuevas autoridades cumplan a cabalidad sus responsabilidades, garantizando además transparencia y honestidad en la gestión.

    A pesar de que las municipalidades pueden tener un rol central en el mejoramiento de la calidad de vida de la población paraguaya, su gestión pasa desapercibida. En cambio, sistemáticamente vemos los escándalos de corrupción, las conductas prebendarias de sus autoridades, la desidia en el cumplimiento de sus tareas, la lentitud de las obras y vacíos de gestión en ámbitos en los que deberían tener una activa presencia.

    En materia productiva, las municipalidades tienen competencia para prestar asistencia técnica a las fincas de la agricultura campesina y a las micro y pequeñas empresas; en coordinación con el Gobierno Central, la ley les habilita a impulsar emprendimientos e implementar programas de empleo. Dados los todavía altos niveles de pobreza, sobre todo en el sector rural, este debería ser un ámbito prioritario, que además redundará en el arraigo y en la reducción de la migración forzada de tantos jóvenes y mujeres.

    Su rol en materia de transporte es central para facilitar el acceso a los lugares de trabajo y a los servicios de salud y educación y si además se agrega una buena gestión en iluminación, la seguridad ciudadana verá muchos mejores resultados. Buen sistema de transporte e iluminación previenen algunas de las causas más importantes de inseguridad en las ciudades.

    Además están las funciones más conocidas como la recolección de basura, y en los distritos más pequeños la gestión del agua potable y del saneamiento ambiental. Otras funciones sociales –como las educativas, deportivas, recreativas y culturales– no dejan de ser importantes, sobre todo para la niñez y adolescencia, edades en que los riesgos derivados de la inactividad y falta de opciones pueden llevar a conductas poco deseables.

    Para cumplir con todas estas tareas, los municipios cuentan con cada vez más recursos. Pero además tienen un rol central en la redistribución en un país donde las desigualdades son de las más importantes en la región. El impuesto inmobiliario es uno de los más justos dentro de la estructura tributaria, ya que el pago es proporcional al tamaño y calidad del patrimonio. Quien tiene más, paga más.

    A pesar de estas condiciones privilegiadas, las municipalidades tienen poco o nada de impacto social y casi nula participación económica. La ciudadanía pierde la oportunidad de mejorar sus condiciones de vida debido a la mala –si no mediocre– gestión de las autoridades, tanto de las intendencias como de las concejalías.

    Ojalá que este nuevo quinquenio de gobierno constituya un punto de inflexión en la gestión municipal y a partir de ahora la ciudadanía vea y sienta los beneficios de contar con gobiernos municipales.

    http://www.ultimahora.com/las-municipalidades-son-piezas-fundamentales-del-desarrollo-n946068.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:27 pm
  5. UN TRABAJO COMPROMETIDO PARA CUMPLIR CON LA GENTE

    Expresada la voluntad popular por medio de los comicios celebrados en la víspera, y escogidos aquellos que encabezarán las intendencias y juntas municipales a lo largo y ancho de la República, corresponde que esos individuos sobre quienes se ha depositado la confianza ciudadana trabajen desde el primer día de su gestión con seriedad, tesón y compromiso para honrar el respaldo obtenido en las urnas. Los vecinos de las ciudades y pueblos de todo el territorio nacional reclaman y merecen que sus autoridades locales respondan con eficiencia y honradez a la necesidad de ordenamiento y modernización de sus respectivas circunscripciones. Son innumerables las tareas que han quedado pendientes de los cinco años previos. Para ponerse al día y responder a los reclamos, es menester actuar con determinación y esfuerzo en el cumplimiento de las metas establecidas.

    Pasado el momento de la euforia electoral y de las celebraciones, las nuevas autoridades municipales que resultaron electas en los comicios de ayer deben abocarse inmediatamente al honrado y eficiente cumplimiento de sus responsabilidades.

    Ya no caben excusas o cortapisas de ningún tipo. Son demasiadas las necesidades que se han ido acumulando a lo largo del tiempo y los vecinos reclaman intendentes y concejales que estén a la altura del desafío que cada una de las ciudades y los pueblos plantean.

    La Constitución Nacional, en su artículo 168, establece con claridad meridiana las competencias de los munícipes en su jurisdicción territorial, asignándoles responsabilidades en materia de urbanismo, ambiente, abasto, educación, cultura, deporte, turismo, asistencia sanitaria y social, instituciones de créditos, cuerpos de inspección y de policía.

    El abanico de tareas a las que deben abocarse es, pues, amplio y tiene una incidencia directa en el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de las diferentes circunscripciones del país. Por eso, quienes aspiran a hacer una carrera política genuina tienen frente a sí un desafío significativo. De lo que hagan ahora, en el presente quinquenio, dependerá en gran medida que se acreciente o mengüe la confianza de los vecinos en su trabajo.

    Un área en la que se presentaron demasiadas falencias en el pasado periodo municipal fue la del adecuado uso de los recursos asignados mediante el Fonacide. Como se sabe, en muchas jurisdicciones esos fondos han sido malversados o utilizados de manera poco eficiente. Tampoco se han producido las respectivas rendiciones de cuenta reclamadas por la Contraloría General de la República en tiempo y forma.

    Se impone un trabajo transparente. Las arcas municipales ya no resisten nuevos saqueos para engrosar fortunas familiares destinadas a la adquisición de estancias, propiedades o el mantenimiento de clientelas políticas.

    Las nuevas autoridades no fueron electas por los ciudadanos para ubicar en las plantillas de las intendencias a más amigotes, socios políticos, correligionarios y amantes, sino para que efectúen un uso racional de los fondos puestos a su disposición para mejorar la educación, la salud, la vivienda, el medioambiente; en suma, para elevar la calidad de vida de los vecinos.

    Para las nuevas autoridades municipales debería ser entendido como un altísimo honor haberse convertido en depositarios de la confianza ciudadana. Y para no defraudarla, deben responder con un trabajo serio y comprometido cada uno de los días del mandato para el que fueron electas, no solamente dos o tres meses antes de dejar sus cargos, en el desesperado intento de colgarse del presupuesto municipal por cinco años más.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:26 pm
  6. Una señal para el jefe de campaña de Arnaldo Samaniego

    ¿Cómo entender lo que pasó ayer?, muchos aún lo estamos digiriendo, sobre todo los que no creíamos en la gente y nos dejamos engañar por la mayoría de las encuestas y bocas de urna. La ciudadanía dio dos señales claras: que está cansada de la política corrupta y que la vieja estructura de campaña basada en los ataques, la compra de votos y el arreo no siempre gana.

    El jefe de campaña y financista del Partido Colorado, Horacio Cartes, debe tomar este mensaje que se dirige directamente a él, que hizo a un lado su deber de presidente de todos los paraguayos para dedicarse solo a los colorados y a ser un operador más, se negó incluso a trabajar con otro intendente que no sea Arnaldo Samaniego. Lo mismo hizo el titular de la Essap, Ludovico Sarubbi.

    Pero los olvidados dieron el voto castigo. Los candidatos de la ANR cayeron en 13 de los 19 municipios de Central. En la principal fuerza electoral, Asunción, los propios colorados le dieron la victoria a Mario Ferreiro. No bastó el gigante aparato del partido oficialista. La gente demostró su hartazgo e hizo historia. No fueron suficientes los desesperados y vergonzosos pataleos:

    Familia Debernardi. La pareja descalificó a Ferreiro usando la estrategia de relacionar al candidato con secuestradores.

    Iglesias. Obispos católicos y pastores evangélicos pidieron no votar por Ferreiro ni Meyer por estar a favor del aborto y el matrimonio gay cuando estos puntos no tienen relación con el intendente y minimizaron la corrupción y la importancia de la gestión.

    Frente Guasu. La ausencia masiva de miembros de mesa del Frente Guasu, desfavoreciendo el control en el conteo, serviles a la ANR.

    Fraudes. La Fiscalía recibió 67 denuncias de faltas electorales y hubo cientos de reportes ciudadanos a través de las redes sociales.

    Pero esto no debe acabar acá. El mérito de Mario no debe ser solo haber logrado la alternancia con la derrota de un partido que estuvo clavado en el poder municipal casi 15 años (2001 al 2015). Su mérito real debe ser la diferencia con sus obras y la solidez de sus promesas de campaña. Que Lennon haga música para los asuncenos y no un festín con la plata pública.

    Por Ruth Benítez

    http://www.extra.com.py/columnistas/una-senal-para-el-jefe-de-campana-de-arnaldo-samaniego.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:22 pm
  7. ¡Al asalto final!

    El hecho de que los últimos comicios hayan causado en ciertas municipalidades la derrota de algunos nefastos clanes, como la de los colorados Núñez de Villa Hayes y la de los liberales Gómez Verlangieri en Limpio, así como el fracaso de la reelección a la que aspiraban unos exintendentes de tan desastrosa gestión, como Roberto Cárdenas en Lambaré y Arnaldo Samaniego en Asunción, ambos colorados, puede dar lugar a maniobras desesperadas de sus allegados para borrar las huellas de posibles fechorías cometidas en su larga gestión, así como perpetrar los últimos negociados antes de que los candidatos electos asuman el cargo el próximo 19 de diciembre.

    No puede descartarse que estos personajes que se atornillaron en el poder comunal hayan venido acumulando documentos comprometedores, ya que manejaban a su antojo el dinero público, de modo que la tentación de borrar las huellas puede ser irresistible, lo mismo que las ganas de dar los últimos manotazos al erario, a través de contrataciones públicas o del ingreso de nuevos paniaguados en la administración municipal.

    Es necesario, pues, que tanto los intendentes como los concejales recién electos, así como el Ministerio Público y la ciudadanía en general, estén alertas y presten mucha atención a cuanto en los próximos treinta días se pueda fraguar en las municipalidades en las que a lo largo de los años se han instalado roscas corruptas. No debe olvidarse que los exintendentes censurados por el voto popular solo pudieron haber delinquido gracias a la complicidad de al menos la mayoría de los concejales, y que estos también pueden estar muy interesados en quedar impunes y en dar sus últimos golpes antes de abandonar sus cargos.

    Aparte de los preceptos del Código Penal sobre algún delito en particular, aquí viene a cuento el art. 276 de la Ley Orgánica Municipal (LOM), que responsabiliza personalmente a los ediles, con sus bienes, por los daños causados a la Municipalidad en el ejercicio de sus funciones al autorizar actos y operaciones en violación de las normas legales.

    También debe tenerse en cuenta que tienen que existir, desde hace años, funcionarios superiores partícipes necesarios en las corruptelas que tendrían las mismas pretensiones que quienes ocuparon o siguen ocupando cargos electivos. La norma citada les sujeta, lo mismo que al intendente, a la responsabilidad civil y penal por el incumplimiento de las disposiciones de la LOM en el ejercicio del cargo.

    No es cuestión de esperar a que se instale el nuevo gobierno municipal para realizar los controles y auditorías, sino de efectuar de inmediato un corte administrativo y reclamar que en un plazo perentorio se abran las puertas y los cajones a las personas designadas por los intendentes electos para que puedan monitorear los documentos desde ya. El Ministerio Público, por su parte, tuvo que haber tomado nota de las serias denuncias formuladas por los medios de prensa acerca de las trapisondas financieras en varias municipalidades, sobre todo en la Gran Asunción. En consecuencia, debe tomar cuanto antes las providencias necesarias para impedir la eventual comisión de nuevos delitos, como el de la destrucción de documentos públicos, castigado por el art. 253 del Código Penal con hasta cinco años de prisión o con multa.

    La funcionaria de la Universidad Nacional de Asunción que fue descubierta masticando, literalmente, documentos incriminatorios podría ser imitada por quienes en ciertas municipalidades tendrían mucho que ocultar. Dicha funcionaria fue sorprendida por los estudiantes, así que también los vecinos deberían estar alertas para impedir, en la medida de lo posible, que en los días venideros se repitan acciones parecidas. Pueden ocurrir muchas cosas; así que urge ponerse en campaña para frustrar ciertas previsibles labores de “limpieza”.

    En los últimos veinticinco años, por ejemplo, la Municipalidad de Limpio fue feudo exclusivo del clan Gómez Verlangieri. Teniendo en cuenta que ya salieron a luz algunas de sus trapisondas, no es descabellado suponer que sus integrantes habrán acumulado mucha inmundicia en la administración municipal, y puede que sientan la urgente necesidad de ocultarla bajo la alfombra. Lo mismo cabe decir de Roberto Cárdenas, en Lambaré, cuya bonanza económica coincidió con sus diez años de gestión comunal.

    Valgan estos ejemplos para reiterar que es preciso que los intendentes electos por primera vez, así como los nuevos concejales, pongan bajo la lupa a quienes ahora mismo están ejerciendo el gobierno municipal. No se les debe permitir que se retiren borrando huellas ni que lancen un asalto final a las arcas municipales, llevándose el “vuelto” de nuevas operaciones. Aquí juegan un papel muy importante los funcionarios honrados de las actuales administraciones, ya que conocen a quienes mucho tienen que esconder y pueden estar preparando los últimos “golpes”. Aparte de que no deben encubrir a los bandidos, el Código Procesal Penal les obliga a denunciar ante la Fiscalía los hechos punibles de acción penal pública de los que se enteren por el cargo que ocupan. Si cumplen con la ley y con sus conciencias, harán un gran servicio a la comunidad.

    No hay que permitir que los corruptos traten de asegurarse la impunidad ni que sigan robando después de los comicios, como lo han venido haciendo desde hace décadas, en ciertos casos. Por eso, se debe hacer lo posible para evitar que los sinvergüenzas sigan haciendo de las suyas hasta última hora.

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/editorial/al-asalto-final-1427473.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:20 pm
  8. Los ciudadanos deben vigilar las acciones de sus intendentes

    Para que los intendentes no defrauden a sus comunidades, es necesario que los ciudadanos se organicen en contralorías locales para fiscalizar la gestión de sus autoridades. La Ley de Libre Acceso a la Información Pública y Transparencia Gubernamental proporciona una formidable herramienta para estar al tanto de la gestión de los gobiernos locales y denunciarlos si malversan royalties de Itaipú, dinero del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) o los recursos provenientes del impuesto inmobiliario. Solo de esa manera se podrá impedir que los corruptos se enriquezcan, condenando a sus municipios a una mayor pobreza.

    La tradición de la mayoría de los gobiernos municipales es que hacen muy poco en favor de comunidades o, directamente, se cruzan de brazos. Llegan al cargo más para sacar provecho personal, favoreciendo solo a familiares, amigos y correligionarios privilegiados antes que para servir a sus semejantes.

    Mirando las administraciones municipales que están feneciendo se encuentran demasiadas evidencias de autoridades locales que han recibido royalties de Itaipú a lo largo de sus cinco años de gestión y sus calles y avenidas hasta hoy siguen siendo intransitables.

    Tampoco han utilizado el dinero del Fonacide para mejorar el estado de las escuelas y rendir cuenta dentro de los plazos establecidos a la Contraloría General de la República.

    De los ingresos provenientes del cobro del impuesto inmobiliario y de las tasas de servicios diversos no ha habido información fiable para la gente.

    Si en los municipios quedan muy pocas huellas de los intendentes que se están yendo, no siempre se puede decir lo mismo con respecto a su patrimonio. Al contrario, en muchos casos, se puede ver que quienes llegaron a la Municipalidad disponiendo de discretos medios económicos, ahora, al despedirse, exhiben una prosperidad imposible de explicar si de por medio no estuvo la corrupción.

    Esos intendentes llegaron al gobierno de su municipio mediante la promesa de trabajar para que todos vivan mejor. Una vez votados por la mayoría y ya administrando los recursos de la Comuna, se olvidan de sus palabras y gobiernan de acuerdo a sus intereses, no a los de las comunidades que los eligieron.

    Para que en el periodo municipal que empieza esta lamentable historia no se repita, es necesario que los electores no crean que su tarea terminó el domingo pasado en los lugares de votación. Allí se dio el paso inicial, pero la tarea más relevante y de más largo aliento empieza ahora: no se puede dejar que los intendentes y concejales gobiernen sin la participación ciudadana.

    Una forma de participación es que los pobladores de las comunidades se organicen en contralorías ciudadanas para fiscalizar a sus intendentes en el uso del dinero y otros recursos. Para dar mayor eficacia al control, ahora cuentan con la Ley de Libre Acceso a la Información Pública y la Transparencia Gubernamental. Los intendentes no podrán negarles información pública.

    Si se considera que los órganos de control del Estado son débiles, con más razón se impone que los ciudadanos responsables se unan para fiscalizar a sus intendentes y denunciarlos si transgreden las normas. Solo así se les forzará a gobernar a favor de la gente.

    http://www.ultimahora.com/los-ciudadanos-deben-vigilar-las-acciones-sus-intendentes-n946800.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:19 pm
  9. Crónicas de la prehistoria

    Si bien es verdad que con respecto a las elecciones municipales del domingo pasado “todavía queda mucha tela por cortar”, como dicen los colegas relatores deportivos, no se puede negar que existe, como en toda contienda, vencedores y vencidos. Ya habrá tiempo de hablar de los primeros, de juzgar sus gestiones, evaluar sus aciertos y desaciertos. Hoy dedico estas líneas a los derrotados.

    Para comenzar, cayó el clan Samaniego en Asunción tras catorce años de gobierno colorado luego de la penosa y mal recordada gestión del liberal Martín Burt. Mario Ferreiro recuperó para la oposición nada menos que la ciudad capital y su victoria representa la primera gran derrota política del presidente Horacio Cartes, que prometió “teñir de rojo” el país.

    Villa Hayes dijo “no más” al clan Núñez, luego de años de clientelismo y corrupción de una familia que manejó la localidad como un feudo propio, sumiéndola en el atraso.

    Lo mismo ocurrió en Encarnación, cuna de caudillos y del general Stroessner, donde un discreto hombre llamado Luis Yd encabezó una alianza que, según el conteo de la Justicia Electoral, ganó por 11 votos al Partido Colorado y es el primer opositor en administrar la Perla del Sur. Otro dato no menor es la derrota de Juan Afara en su propia ciudad, María Auxiliadora.

    Cayeron los Galaverna en Ypacaraí, donde el hijo del polémico Juan Carlos Calé Galaverna perdió por goleada contra el candidato liberal.

    Y para que no digan que me tomo solo con los colorados, mención aparte a la caída del clan Gómez Verlangieri luego de veinte años de no soltar la mamadera en la ciudad de Limpio. Cambio que probablemente no hubiera ocurrido de no filtrarse el video hot del ahora ex intendente.

    En la distante Yby Yaú —marcada a fuego por la narcopolítica— se destaca la arrolladora victoria de una alianza salida genuinamente de la ciudadanía, destronando a una gavilla de dirigentes acusados de estar ligados al tráfico de drogas.

    Cierto: clanes como el Zacarías en Ciudad del Este y el de Ferrer en San Lorenzo seguirán gozando de buena salud por varios años más.

    Sin embargo, las citadas caídas nos hacen pensar en una nueva configuración de la política en nuestro país. Una política libre de ataduras caudillistas, de prepotencia y del “a platazo limpio”.

    Tal vez esté errado, o tal vez no. Como diría John Winston Lennon: “Podrán decir que soy un soñador, pero no soy el único…”.

    Por Guido Rodríguez Alcalá

    http://www.ultimahora.com/cronicas-la-prehistoria-n946799.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:18 pm
  10. Cambio de signo

    No cabe duda alguna de que el Gobierno de la ciudad de Asunción es el segundo cargo político elegible más importante de la República. Ahora, ese cargo ha cambiado de signo y muy pronto estará en otras manos, bajo una orientación política diferente. Después de tres lustros de hegemonía colorada, la Intendencia y el Legislativo estarán en manos de una concertación partidaria casi sin precedentes en la historia municipal del Paraguay. Nuevas mayorías, representaciones multicolores y la concurrencia de movimientos que hasta ahora no figuraban en el mapa político comunal se integran en un ensayo que durará cinco años y que nos dirá si este planteo es o no el correcto para lograr las transformaciones que necesita Asunción.

    Las demandas que plantea la ciudad en su carácter de capital nacional siguen siendo las mismas de hace medio siglo. Los servicios básicos como cloacas, desagües pluviales y un pavimento digno de una ciudad del siglo XXI aún no han alcanzado un grado de desarrollo siquiera mínimo. Y estamos hablando de obras tan elementales que hasta da vergüenza citarlas. El paisaje asunceno está poluido hasta el infinito con redes de telefonía, electricidad, video cable e internet que cuelgan por todas partes y le dan un aspecto de ciudad de la segunda mitad del siglo XIX cuando recién se había inventado el teléfono, el telégrafo y la luz eléctrica comenzaba a distribuirse a todos los hogares. Así de atrasada está Asunción. La nueva administración deberá emprender obras eternamente postergadas, entre ellas la conducción subterránea de servicios, aspecto ya resuelto por cualquier ciudad del entorno regional sudamericano.

    Luego vienen otras obras no menos importantes: hacer lugar al metrobús, reordenar el tránsito urbano, recuperar el centro histórico del abandono actual y hacer nuevamente vivible la ciudad para los asuncenos, que migraron hacia el conurbano acobardados por los altos impuestos, la inseguridad, el caos circulatorio, el desorden del comercio informal y la polución visual, auditiva y atmosférica.

    El Lord Mayor electo admitió que un abordaje masivo de todas estas demandas requerirá por lo menos un programa de inversiones de no menos de US$ 4.000 millones. Es una cifra aceptable, digna de una capital como Asunción, abandonada en forma vergonzosa por una sucesión de administradores incompetentes, corruptos y, en el “mejor” de los casos, incapaces de emprender la revolución de gestión que la ciudad necesita. Prefirieron gobernar para atornillarse en el sillón con un ducto directo a la tesorería y no para servir a la ciudad que los eligió.

    Ahora hay una nueva oportunidad para la capital. Veremos su temple y su genio durante el primer año de gestión, que es cuando las cosas se ponen en marcha y cobran volumen y dinámica. La ciudad y su gente no merecen otra decepción.

    http://www.5dias.com.py/43028-cambio-de-signo

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:17 pm
  11. Principio del proceso para la transparencia

    La ciudadanía habló a través de su voto. Ya fueron electas las autoridades que manejarán las municipalidades en los próximos cinco años. Una vez más, los ciudadanos conscientes y responsables que decidieron participar en la elección de autoridades dejaron un mensaje claro a la clase política; los electores del Alto Paraná castigaron a los políticos sinvergüenzas que defraudaron la confianza ciudadana. Es el mensaje claro en las localidades como Presidente Franco, donde Alcides Fernández pese a haber dejado una municipalidad en ruinas pretendió continuar en el cargo.

    La ciudadanía también demostró que el dinero no es suficiente. A pesar del enorme despliegue realizado y de la gran cantidad de dinero desembolsado en el último tramo de la campaña, el Partido Colorado perdió terreno en el Alto Paraná. Una vez más se subestimó a la gente humilde, pues se pensó con el dinero se puede comprar conciencia, una lamentable práctica propiciada por el mismo presidente de la República, Horacio Cartes, quien groseramente y despreciando su investidura como primer mandatario, se convirtió operador político, y prometió “municiones” para asegurar el triunfo, el Partido Colorado. El X departamento, habitualmente bastión del coloradismo, ahora tendrá nueve municipalidades administradas por liberales y dos por partidarios del UNACE.

    Lo mismo aconteció en Ciudad del Este, donde la candidata colorada Sandra McLeod, logró un triunfo con sabor a derrota, ya que obtuvo menos votos que en las elecciones del 2010 y ya no tendrá una Junta Municipal sumisa y obsecuente, como la que manejó a gusto y paladar durante estos últimos cinco años.

    La gran responsabilidad la tendrán los nuevos concejales municipales de Ciudad del Este, quienes deberán arrojar luz a más de 15 años de manejos oscuros de la intendencia municipal. La ciudadanía esteña se merece una Junta que debata con claridad los proyectos para la ciudad, que se sepa con qué criterios fueron aprobadas obras y se hicieron adjudicaciones multimillonarias que no redundaron en beneficio de los habitantes.

    El principio del cambio y la transparencia para la capital del Alto Paraná puede venir de la mano de la nueva Junta Municipal, por lo que corresponde que cada uno de los partidos y movimientos se conviertan en celosos custodios de los resultados electorales, de tal manera a asegurar la pluralidad y la independencia en el próximo legislativo municipal.

     
    http://www.vanguardia.com.py/v1/index.php/component/k2/item/37810-principio-del-proceso-para-la-transparencia

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:16 pm
  12. Sin libreto

    Las elecciones municipales del pasado domingo confirmaron, una vez más, que la institucionalidad de la República goza de buena salud. Así lo reconoció la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), al destacar el “espíritu democrático” de los perdedores, que aceptaron con tranquilidad los resultados”, así como que “fue una elección sumamente tranquila en todo el país”.

    Este organismo internacional es hegemonizado, como sabemos, por corrientes de centro izquierda e izquierda, con las que se identifican algunas organizaciones políticas de nuestro país, como las agrupadas en el Frente Guasu y otras nucleaciones. Paradójicamente, éstas, junto a sectores del periodismo, vienen sosteniendo que en nuestro país está en curso “un avanzado proceso de restauración de una dictadura”. Pero a la luz de lo acontecido el domingo y lo manifestado por voceros de la Unasur, por citar solo dos ejemplos, se quedaron sin libreto.

    Los observadores de Unasur tienen razón. Poco después de divulgados los resultados del conteo rápido realizado por la Justicia Electoral en Asunción, el intendente electo Mario Ferreiro, de la coalición “Juntos Podemos”, recibió la llamada del candidato oficialista a Arnaldo Samaniego, quien le felicitó por su victoria. Poco después hizo lo propio el presidente Horacio Cartes, lo cual fue saludado por el próximo jefe de la comuna capitalina. Esto, sumado a la inexistencia de incidentes de significación en la totalidad de los locales de votación, incluyendo los de la cuarta plaza electoral en importancia (Encarnación), en donde el aspirante opositor ganó por solo 11 votos, son muestras inequívocas de que desde el poder central no existe la menor intención de incumplir con la voluntad popular, ni cercenar libertad alguna.

    Se podrá decir que la democracia no se agota en las elecciones periódicas. Es así. Pero quien no reconozca que estas son un componente estratégico de la misma, es un necio. Y las municipales celebradas recientemente demuestran que el pueblo paraguayo, a través del sufragio, es el soberano, que cumplió con su deber cívico de manera impecable, como también lo hicieron todos los actores que formaron parte del acto comicial, léase miembros de mesa, apoderados, representantes de la Justicia Electoral y la dirigencia de todos los partidos políticos.

    Siempre habrá desubicados que protagonizan algún problema en forma aislada. Eso es algo inevitable aquí y en Suiza. Siempre habrá políticos como el senador libero-luguista Luis Alberto Wagner, que “fogoneó” durante toda la jornada electoral sobre la “inminencia de un fraude generalizado”, como parte  del “retorno a la dictadura”. Pero la realidad siempre se impone y terminan haciendo el ridículo, porque como lo reconoce la Unasur, la democracia, en Paraguay, no está en tela de juicio.

    http://www.adndigital.com.py/index.php/impreso/editorial-impreso/8392-sin-libreto

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:15 pm
  13. Itaipú y Yacyretá y el voto castigo

    Los resultados de las elecciones municipales registrados el domingo 15 de noviembre en todo el país  prueban, categóricamente, a crédulos e incrédulos, a políticos y apolíticos, a técnicos o a simples seccionaleros, que el voto castigo existe, que es esperanzadoramente real.

     

    Repasemos algunas páginas de este extraordinario capítulo de enseñanzas que nos impartieron  las nuevas generaciones de compatriotas: Asunción, a pesar de la parafernalia que desplegó el oficialismo, que involucró hasta al presidente de la República, la ciudadanía prefirió, en forma contundente, al candidato opositor.

     

    Los oficialistas tenían todo para ganar, sin embargo asistimos a unas clases magistrales en las que el maestro fue el pueblo. Estructura, superestructura, de la municipalidad y del Gobierno nacional, dinero en abundancia, incluso en una coyuntura de crisis. Obras en las postrimerías del mandato de Arnaldo Samaniego, financiados con recursos de origen sospechosamente dudosos. “Los votantes castigaron al candidato y a su jefe de campaña” (recordemos que del papel de jefe de campaña, en los hechos, se apropió el Jefe de Estado), se escuchó como explicación, en forma reiterada, entre simples electores, así como entre varios especialistas.

     

    La experiencia asuncena, debe destacarse, no fue un caso aislado o  la excepción de la regla. En efecto, la sorprendente jornada encarnacena fue otra sonora bofetada. Lambaré, Limpio, etc.,  con vivencias que demuestran que en el Paraguay del presente los colores comienzan a desteñirse, porque  sus propios afiliados votaron en contra de sus “correligionarios” en la función pública, porque fueron desleales a los intereses de la ciudadanía.

     

    Aclaremos empero que no es nuestra intención estudiar o tan solo examinar las elecciones que el electorado nos dio en la última jornada comicial paraguaya, sino más bien  averiguar por qué razón el voto castigo, en este caso fue tan expeditivo y generalizado, por qué no tiene la misma velocidad cuando se trata, por ejemplo, de la defensa del patrimonio nacional en Itaipú y Yacyretá.

     

    En lo concerniente a la lista de reclamos que tiene la República del Paraguay a sus socios paritarios en las entidades binacionales, en más de una ocasión advertimos a las autoridades de turno que el pueblo paraguayo, los penalizaría con sus votos debido a sus actitudes complacientes o directamente entreguistas del patrimonio de la República.

     

    Sin embargo, debemos admitir, con desazón y dolor, que eso nunca ocurrió y que ciertos personeros que desempeñaron ese vergonzoso papel, se apropiaron una y otra vez de los cargos más relevantes de las entidades binacionales, como las exigencias ciudadanas carecieron de importancia o algún peso.

     

    Aparentemente, la proliferación de baches en las calles de las ciudades, la falta de recolección de la basura domiciliaria,  el caos en el tránsito o el deficiente servicio del transporte de pasajeros,  tienen mayor peso en la conciencia de los electores y que las reivindicaciones a las cuales nos estamos refiriendo quedan solo para los domingos y fiestas de guardar.

     

    La simpleza en el intento de explicación o las medias verdades solo aumentarían la confusión, razón por la cual es imperioso que los especialistas investiguen las causas que provocan esta suerte de  desacople entre las decisiones electorales de nuestros connacionales y la causa paraguaya en Itaipú y Yacyretá.

     

    Como una primera aproximación, creemos que gran parte del pueblo paraguayo, en los hechos, en su vivencia cotidiana, no siente o no cree que esos extraordinarios emporios de riqueza, para cuya realización su país aportó territorio y el único factor que justifica emprendimientos de esta naturaleza, no les pertenece, que no integran su patrimonio.

     

    También creemos que el pueblo piensa y siente de ese modo porque le escatimaron  información, la pruebas que demuestran esta conclusión son numerosas y palmarias. Es cierto que algunos diarios trabajaron incansablemente por despejar esa bruma de los ojos del pueblo, pero era, es una cruzada que corresponde a todos, no a algunos.

    Sin embargo, lo más grave fue – sigue siendo – la actitud, las posturas de sus gobernantes de turno, desde 1973 hasta el presente. Como un botón de ese deleznable muestrario, recordemos las “lecciones presidenciales del 3 de noviembre  de 2015”, en Ciudad del Este: “Esa obra tan criticada por algunos (…) Los que más criticaron se colgaron más de esta obra … Los que más criticaron son los que más fuerte se agarraron (…) No hay que tener vergüenza, hay que dar gracias a Dios”.

     

    La enseñanza correcta, para nosotros, debió ser: ¡Compatriotas. El 50% de la energía generada por Itaipú y Yacyretá pertenecen a la República del Paraguay, pero debido a la burda desviación de la finalidad o propósito de ambos Tratados (la división de la energía en partes iguales), con la  complicidad de muchos gobiernos paraguayos, nos permiten utilizar en ambas centrales menos del 10% y que en vez de un justo precio por nuestro excedente nos pagan un monto irrisorio, que en vez de compensación debió llamarse propina!

     Lic.  Ramón Casco Carreras (*)

    (*) Analista de Mundo de la Electricidad.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19 noviembre, 2015, 3:14 pm
  14. Colorín colorado

    La del domingo fue mucho más que una derrota colorada. En Asunción el voto castigó la gestión del intendente. Pero castigó un poco más que eso. El famoso voto castigo fue también el rechazo al discurso violento que se impuso en la última recta de la campaña.

    Representa un no rotundo a la amenaza de teñir de colorado todo un país. Amenaza que provino del peor jefe de campaña que pudo tener Arnaldo, el mismísimo presidente de la República.

    Horacio Cartes decidió dejar de ser presidente de todos los paraguayos y pasó a ser un seccionalero y a convertir Mburuvicha Róga en un PC de la ANR.

    En horas de trabajo, decenas de funcionarios públicos colorados se reunieron en la casa que ocupa el presidente, pagada por los impuestos de los paraguayos, para delinear sus estrategias para las elecciones. Y lo hicieron a la vista de todos.

    Cartes lo dijo, bien clarito: “Mburuvicha Róga claro que es un PC (puesto de comando) colorado. No llegué a la presidencia gracias al club Libertad, sino gracias al Partido Colorado”.

    No se calló, ni se le ocurrió ensayar alguna disculpa o excusa. Nos dijo en la cara que hace lo que quiere; y parece que la gente tomó nota.

    Fair play. Como se sabe, en campañas electorales no siempre los contendientes juegan limpio. No está la FIFA para sacar tarjetas rojas o suspender a los jugadores cuando se pasan con una plancha o una barrida.

    Para eso está el voto del ciudadano. Y esta vez en Asunción fueron miles de votos los que dijeron que ya no soportaban el discurso stronista, homofóbico, mentiroso y sectario.

    Que rechazaban la propaganda de un intendente que usó sus pretendidas obras, financiadas con el presupuesto municipal, para ganar votos.

    Con el cháke de cierto obispo y ciertas iglesias que bajaron al terreno de juego temas que nada tenían que ver con el tema municipal. Porque, ¿qué tenían que ver el aborto y los gays con los baches y el caos en el tránsito?

    Es muy saludable que el país debata sobre esos temas. Hay que debatir, pero cada tema en su espacio y en su momento. Esa campaña para lo único que sirvió es para desnudar a los retrógrados. Y a esos también la gente castigó.

    Es probable que en cinco años los nuevos intendentes no logren resolver todos los problemas que aquejan a sus municipios. Pero se espera de ellos que al menos lo intenten, y que sus intentos sean en serio.

    El domingo el país no se tiñó de colorado, por suerte. Aunque para mi gusto se ve demasiado azulgrana.

    Pero está un poco más cerca de ser ese país colorido, más tolerante y democrático, que todos queremos.

    Brigitte Colmán

    http://www.ultimahora.com/colorin-colorado-n946562.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 18 noviembre, 2015, 4:55 am
  15. El voto castigo es un claro mensaje a la clase política

    El electorado, harto ya de políticos que ejercen su poder solo en provecho propio y en beneficio de parientes, amigos y algunos correligionarios privilegiados, envió este domingo un claro mensaje a los que piensan y actúan como si los recursos económicos de las municipalidades les pertenecieran. Votando en contra de los que le han defraudado les ha dicho que son muchos los que ya no siguen dispuestos a tolerar a los que, amparados en la impunidad, abusan de su autoridad olvidando que su función es trabajar por el bien común. Si los políticos no acusan recibo del lenguaje de las elecciones, recibirán el merecido castigo en las urnas. Es entonces el momento de cambiar de actitud y gobernar para su pueblo.
    Algunos de aquellos intendentes que pretendían ser reelectos o re-reelectos se han llevado la lección de su vida, porque el electorado no se convirtió en cómplice de incapaces y soberbios que creyeron que mal administrando sus municipios lo mismo iban a recibir el sí de las urnas.

    Aquellos intendentes que no honraron su cargo con un trabajo honesto y eficiente, pensando que iban a continuar sin recibir castigo alguno, tienen ahora la evidencia de que algunas cosas están empezando a cambiar en el país.

    Los ejemplos más nítidos de que los electores usaron su poder en las urnas para castigarles son los de los municipios de Asunción, Lambaré, Limpio y Villa Hayes.

    En Lambaré, el intendente Roberto Cárdenas defraudó la confianza depositada en él al no tomar los recaudos necesarios para que un aula del Colegio Nacional de su ciudad no se cayera sobre los alumnos. Él, como administrador del dinero del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide), estaba obligado a entregar a la ciudadanía una obra segura y confiable. A estar por su derrota, la ciudadanía no le perdonó esa criminal irresponsabilidad.

    El caso de Limpio también es aleccionador. El ex intendente liberal Ángel Gómez Verlangieri protagonizó en su despacho un escándalo de ribetes sexuales. El pueblo limpeño también interpretó el hecho como imperdonable, dio la espalda al clan liberal que detentaba el poder y eligió por primera vez un intendente colorado.

    En Villa Hayes, el candidato de los hermanos Núñez, acusados de permanentes episodios que denotan abuso de autoridad, fue derrotado. El mensaje es que los ciudadanos de aquella comunidad chaqueña ya no están dispuestos a hacer la vista gorda ante quienes utilizan su poder para cometer arbitrariedades de ningún tipo.

    El caso de Asunción también tiene que ser leído desde la misma óptica. Los asuncenos no se dejaron engañar por las obras de último momento de Arnaldo Samaniego y le dieron la espalda en las urnas. Ello implica que, de ahora en más, el que la gobierne tendrá que trabajar durante los cinco años de su mandato y no solamente en el último tramo de su gestión, creyendo que con ello gana votos.

    Hay otras situaciones parecidas en otros municipios del país que revelan que una nueva mentalidad crece en el país. Contra ella, de nada valieron las compras de votos, las presiones y el uso del aparato del Estado en favor de las candidaturas rechazadas por los votantes. La estructura fue insuficiente para frenar a los que, conscientes de su poder, iniciaron en sus comunidades un proceso de cambio.

    El mensaje para los políticos de todos los partidos es claro: los corruptos e incapaces cada vez tendrán menos cabida en los municipios. Por lo tanto, saldrán adelante y serán reelectos los honestos y eficientes en su labor aquellos que obtengan para sus comunidades condiciones de vida de mayor bienestar.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 18 noviembre, 2015, 4:54 am
  16. Ejemplar manifestación de ciudadanía

    La ciudadanía paraguaya dio el domingo una muestra más de madurez y excelente comportamiento cívico al protagonizar una jornada electoral sin incidentes ni contratiempos.

    En efecto, uno de los elementos que nítidamente se destacan de los comicios municipales es la tranquilidad y el orden que reinaron en todo momento, en los 250 distritos del país. Son pocas las naciones que pueden jactarse de llevar a buen puerto, sin violencia, irregularidades, conflictos o presiones, un proceso electoral de considerable complejidad y que alcanza la totalidad del territorio.

    Más allá de los porcentajes de participación –un aspecto en el cual las instituciones y la clase política deberían trabajar con mayor ahínco–, los electores paraguayos acudieron a votar en un ambiente de tolerancia y respeto a las diferencias, se cerraron los locales de votación y, tres horas más tarde, los resultados eran difundidos por la autoridad pertinente. En todos los casos, ganadores y perdedores exhibieron una conducta igualmente encomiable, sin que se registren actitudes soberbias de parte de los primeros o rechazos y resistencia de parte de los segundos.

    Es siempre saludable resaltar estos rasgos de nuestra vida política, especialmente porque en Paraguay con frecuencia existe la tendencia a mirarnos a través de un cristal negativo o pesimista. La extraordinaria jornada cívica vivida en el país debe pues ser valorada en su justa dimensión.

    Ahora bien, esta ciudadanía ejemplar debe encontrar eco en la labor de las autoridades que resultaron electas. Intendentes y concejales que recibieron la confianza de los electores deben honrar este compromiso poniéndose sin demora a trabajar por la solución de los muchos problemas que soportan nuestras ciudades.

    La manifestación de soberanía popular fue pacífica y organizada, pero también firme y enérgica en el sentido de imponer obligaciones y deberes a los políticos que pidieron y consiguieron sus votos. La política debe recuperar su esencia, esto es, su vocación de servicio a los demás, a la comunidad y a la nación. No es un carrera como la que cualquier profesional hace en una empresa privada.

    Los cargos electivos no deberían ser vías de ascenso social o de acumulación de riquezas o privilegios, sino puestos desde los cuales demostrar la responsabilidad y el compromiso con la sociedad y su futuro. Si una persona no tiene esta concepción ética de la política no debería postularse a ningún cargo y tendría más bien que dedicarse a actividades en el ámbito privado.

    Naturalmente, es correcto que los políticos se acerquen a la población y es legítimo que pidan su respaldo. Pero esta relación debe estar fundada en la búsqueda auténtica del bien común y no en las conveniencias de pequeños grupos de dirigentes o en intereses sectarios. La política paraguaya debe recuperar los grandes valores morales y la profundidad ideológica que alguna vez supo exhibir a través del talento y la entrega de hombres y mujeres que han quedado en la historia grande de nuestra nación.

    Es de esperar que los intendentes y concejales que salieron electos el domingo se pongan a la altura de la ciudadanía que los eligió, cumpliendo sus programas y promesas electorales, custodiando el patrimonio público, impulsando una gestión transparente y eficiente y llevando una vida decorosa e intachable. Con ello contribuirán además a mantener saludable y vigorosa nuestra democracia.

    http://www.lanacion.com.py/2015/11/17/ejemplar-manifestacion-de-ciudadania/

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 18 noviembre, 2015, 4:51 am
  17. LA NOCHE DE LOS CINCO AÑOS

    Una sola vez me tocó vivir la amargura de una derrota electoral. Y sin siquiera ser mía esa derrota, sino la de un partido equis, lo que aprendí en aquella oportunidad fue muy importante y es lo que voy a tratar de transmitir mediante las palabras.

    Aunque parezca un contrasentido, el fenómeno de la victoria sigue un aburrido protocolo, ya sea en política o en algo tan mundano como el fútbol. El que mete el gol es llevado en andas, vitoreado, endiosado; al igual que el equipo que gana un campeonato: aficionados, dirigentes y jugadores dan rienda suelta a una intensísima, pero efímera felicidad comparable a una alocada noche de amor con un desconocido.

    En política ocurre lo mismo. El candidato electo sube al podio y es cegado y ensordecido por los flashes de los fotógrafos y los aplausos de sus seguidores. Pero como dijimos, aquí no vamos a tratar los naturales festejos que se desarrollan tras las victorias, sino todo lo contrario, vamos a analizar la lección de los perdedores.

    Recuerdo que eran como las diez de la noche de un domingo. Era temprano todavía, pero el PC ya estaba vacío. El local era alquilado al igual que casi todo lo que había allí, hasta las sillas caídas. A nadie le importaba si algo se robaba o desaparecía. Mesas, manteles, computadoras, teléfonos, afiches, banderines, papeles, carpetas, incluso en un rincón había una bolsa de plástico con restos de comida y bebidas que se habían repartido en las mesas donde debían trabajar los delegados y apoderados ese día.

    Habían perdido y el silencio era extraño. La imagen contrastaba con la pintura de esperanza con la que se había estado impregnando el puesto durante los meses anteriores. Las diferentes músicas con los jingles y mensajes que hasta ese día inundaban el barrio, en ese momento comenzaban el lento proceso de descomposición que sufre el cuerpo en un velatorio antes de desaparecer. No estaban los jóvenes con su entusiasmo y alegría, capaces de llevar el mundo por delante. No estaban los viejos con su aura de conocimiento y experiencia para calmar la angustia y la desazón. No estaban los guardias, ni los empleados, ni los fieles acólitos que habían prometido amor eterno a cambio de subir al olimpo con los vencedores.

    Una canilla en el baño dejaba escapar el agua sin fin. Esa canilla era la representación exacta de lo que sucedía en ese momento. A nadie le importaba que el agua se desperdiciara o que sumara cualquier monto en la factura a fin de mes, total entraría dentro de los gastos de la campaña que algún generoso aportante terminaría pagando.

    El agua pura y limpia de esa canilla resbalaba por el desagüe, como los cientos de proyectos que la gente había colaborado, para perderse para siempre.

    Borracho, el ventilador en el techo seguía su paso de bailarín monótono con su aliento tibio que exhalaba hacia el piso. Tampoco ese ebrio mareado de soledad que daba vueltas infinitas y mandobles de cimitarra al aire, era tenido en cuenta esa noche.

    Ni siquiera los traviesos espíritus de la tristeza jugaban en las esquinas. Solo había nada. Nada profunda. Desesperanza sin fondo. Nada absoluta y total. Nada oscura a pesar de las luces encendidas.

    Ese era el PC de la derrota, como un cementerio sin flores, como un recuerdo olvidado. Era la otra cara de la jornada, la invisible. Pero allí, en la quietud de un santuario, apareció el tercer rostro, no el del victorioso, no el del derrotado, sino el del elector. Ese rostro que nadie menciona y que ni siquiera existe, ese que depositó su voto en todas las urnas del país. Ese rostro tenía semblante trasnochado, cansado, como el de ese amante alocado de una noche, que al día siguiente, y durante los próximos cinco años, debe despertarse al lado de su cónyuge sabiendo que la ha traicionado. Y a sus hijos. Y a su país. Y a su conciencia. Porque ese día regaló su voto, ese día regaló su amor a un desconocido.

    Por Alex Noguera

    http://www.lanacion.com.py/2015/11/14/la-noche-de-los-cinco-anos/

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 18 noviembre, 2015, 4:50 am
  18. Madurez cívica

    Se realizaron ayer en todo el país las elecciones de autoridades para las administraciones municipales. La jornada eleccionaria se desarrolló con mucha tranquilidad y normalidad, demostrando la gran madurez que ha alcanzado la ciudadanía paraguaya en el ejercicio de la democracia. A pesar de ello, todavía persisten las prácticas perversas como la compra de votos, compra de cédulas y otros mecanismos que buscan torcer la voluntad popular, recursos de los sinvergüenzas que buscan acceder o permanecer en el poder a través de medios torcidos.En líneas generales, no se registraron graves denuncias de fraudes electorales ni incidentes mayores. La gente concurrió a los locales de votación en el marco del respeto a los seguidores de las diferentes listas, lo que constituye la muestra de una gran madurez cívica de la población.

    El nivel de participación electoral se encuentra dentro del marco de lo esperado. Se sabe que en la mayoría de las sociedades democráticas la participación en las elecciones se dan siempre en un margen no muy elevado. No obstante, se nota que todavía existe la necesidad de mejorar los canales de comunicación y de educación del ciudadano en cuanto a su derecho al voto y la importancia de su participación en las decisiones que hacen al futuro de sus comunidades.

    Los gobiernos municipales adquieren una gran relevancia en el actual contexto. Las municipalidades, en el proceso de descentralización, administran enormes recursos provenientes del presupuesto nacional, como los royalties y últimamente el Fonacide, además de otros rubros que desembolsa el Ministerio de Hacienda a los que se suma la misma recaudación municipal. Esta enorme cantidad de dinero, sin embargo, no se está revirtiendo en una mejoría de las ciudades del interior. La mayoría sigue afrontando problemas estructurales y básicos como la falta de caminos, calles en mal estado, pésimo servicio de transporte y hasta deficiencia en el servicio de recolección de basura.

    Gusten o no los candidatos, la ciudadanía eligió. Muchos, a pesar de su lamentable administración, fueron beneficiados con la reelección. Serán otro cinco años más en los que ya no podrán culpar la mala administración anterior, un argumento que siempre utilizan los nuevos gobernantes para justificar su ineficiencia. Se espera por lo tanto que en este periodo que se iniciará dentro de un mes, los nuevos administradores realmente respondan a las expectativas y a las promesas que formularon durante la campaña.

    http://www.vanguardia.com.py/v1/index.php/component/k2/item/37773-madurez-c%C3%ADvica

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 18 noviembre, 2015, 4:50 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

A %d blogueros les gusta esto: