estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Becas CAL III: reformas en Medicina UNA

La facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción, de tradición de excelencia profesional y en menor grado científica, ha iniciado un progresivo deterioro académico en los últimos 30 años. Esto afecta al país, que necesita de médicos bien formados profesional y científicamente. La profesión y la ciencia están conceptualmente cada vez más cerca.

El esotérico lenguaje de la práctica médica es el inventado durante el proceso del descubrimiento científico. El razonamiento médico se basa en la comprensión de los algoritmos causales identificados mediante la ciencia en los complejos sistemas biológicos. Las predicciones médicas en el quehacer diario con los enfermos se realizan con complejos métodos estadísticos utilizados en la investigación. La profusión de la nueva información supera la legibilidad tradicional y solo puede analizarse su lenguaje mediante la bioinformática de precisión.

Profesión e investigación son casi la misma cosa, dura verdad para quienes su práctica es netamente empírica en el modelo tradicional. En la profesión y en la ciencia existe un gran déficit en nuestro país. Esto a pesar de un rico historial de la FCM originado cuando el gobierno de Eligio Ayala contrató por varios años a eximios profesores de Francia, Alemania e Italia. Estos docentes fueron los jefes de las principales cátedras de la FCM y su legado perdura. Esta precoz internacionalización fue visionaria, y no la tenemos ahora. Compartimos la estrecha visión nacionalista y atrasada con las universidades latinoamericanas, que no contratan a profesores extranjeros ni menos los ponen al frente de sus instituciones académicas, como es generalizado en el mundo occidental desde la era escolástica y muy actual en los países asiáticos.

Reclamando una urgente reforma, el propio estatuto de la UNA en su artículo 23 dice “Para ser rector de la Universidad Nacional de Asunción se requiere ser profesor titular en la misma, poseer la nacionalidad paraguaya natural y gozar de notoria honorabilidad”. Esta frase revela problemas mayores al excluir a los extranjeros del cargo, y al nacionalismo pacato le agrega la endogamia, al requerir que el candidato pertenezca además a la misma institución. Culmina el artículo con una barbaridad: la honorabilidad es única y no requiere ser notoria. Y aun así la ignoramos. No es necesaria la excelencia profesional ni científica para ser rector. Cualquiera de la casa puede ser rector. Ya lo sabemos.

La causa de la precariedad formativa de los médicos es el estado lamentable de las Facultades de Medicina y de los pocos hospitales donde se practica medicina. Hay más de 20 facultades de medicina (el país necesita solo de 3) de gran precariedad en su infraestructura y recursos humanos donde prácticamente no se investiga.

Los programas de posgrado existentes, es decir, las residencias médicas, también son precarios. Un médico para especializarse e ingresar al mercado de trabajo necesariamente debe salir al exterior. De lo contrario, debe permanecer en los hospitales públicos que no se caracterizan por el rigor selectivo de sus miembros, afectando la calidad de medicina que se ofrece a la mayoría de la población. La mala formación en sus facultades de origen hace difícil su aceptación en programas de excelencia.

Ante los hechos de la rebelión estudiantil se debe iniciar una profunda reforma de la FCM, mejorando el nivel de la formación profesional y científica. Aquello que discutíamos hace 20 años, de si habría que priorizar la profesión o la investigación, ya es historia. Sin investigación no habrá comprensión del complejo fenómeno biológico ni capacidad de seguimiento de los adelantos científicos. Tampoco podrá diferenciarse el trabajo médico de un simple empirismo curanderil.

Coincidiendo con las reformas que seguro se vienen, o así lo espero, es muy oportuna la aparición de las becas CAL, en que los médicos que hayan finalizado sus residencias (la primera etapa formativa de posgrado) en instituciones acreditadas, puedan acceder por méritos propios a los grandes hospitales de investigación del mundo. La oferta es para carreras de subespecialización de alta complejidad, fellowships, equiparables a másteres, o doctorados completos.

Estas actividades serán total o parcialmente financiadas por las becas CAL. Sobre todo cuando están asociadas con la excelencia investigativa de la universidad donde van a cursar sus estudios y el candidato asuma el compromiso con la formación profesional de excelencia, la investigación y el retorno al Paraguay.

Los médicos paraguayos que hayan realizado su formación en estos grandes centros deberán a su retorno ocupar altos cargos en relación con sus conocimientos en las Facultades de Medicina del país. Esperemos que las reformas en la FCM de la UNA puedan servir de modelo para facilitar la reinserción de los becarios al sistema académico nacional. Que establezcan sistemas de admisión meritocráticos y termine de una vez no solo la xenofobia para los extranjeros –valga el pleonasmo–, sino la fobia contra los propios nacionales cuando retornan bien formados del exterior.

Por Dr. Antonio L. Cubilla (*)

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/becas-cal-iii-reformas-en-medicina-una-1427334.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Ahapáma hese, he’íje karuguápe opa’âva.17/12/17

archivos ✓

estadistas ✓

  • 1,137,703 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

Escuchas publicas

El tema que tiene que ver con este escándalo de las escuchas telefónicas que envuelve el tráfico de influencias, que todos presumiamos que existía de manera clara pero nunca de manera tan desembozada y tan elocuente, como el que hemos tenido la oportunidad de poder comprobarlo. Lo que queda ahora es corregir lo que está mal y eso significa que el Congreso debería suspender a González Daher, en sus funciones como representante ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, y hacer un planteo severo en torno a la continuidad de esta institución, además de eso tendríamos que escuchar de manera mucho más valiente y objetiva las denuncias de fiscales y de jueces en torno a este tráfico de influencias, denunciando en los casos en los que habían sido sometido a una situación similar, haciendo que la justicia vuelva a ser creíble, y por sobre todo previsible de este país, que tiene una gran deuda con la sociedad en ese campo. Si la sociedad define la democracia como el estado de derecho, es evidente cuando vemos que ella es sujeta de las manipulaciones, tergiversaciones, chantajes y extorsiones, más claras que las que hemos podido comprobar en las últimas horas, nadie puede estar seguro en este país, y es el tiempo de corregir aquello que está mal y ademas de eso se tiene la oportunidad este domingo de castigar aquellos que se han apartado de lo que se espera debería ser la democracia, es el tiempo de los ciudadanos y en ese sentido nos queda ajustar cuentas con aquellos que se han apartado de manera clara y elocuente del mandato que recibieron de parte de nosotros, sus mandantes. (BFB)

Empresas del Estado

Uno de los grandes desafíos que tenemos en el país es indudablemente el encontrar un modelo económico que nos permita centrar la labor del Estado en lo que le corresponde realizar, cuando vemos mucho de las empresas públicas y especialmente en este verano, en que volveremos a padecer las consecuencias de una empresa monopólica como la ANDE, que no puede garantizar un buen servicio, por diferentes razones, se quejaron este año, porque las tarifas estaban fuera del rango que debieran, se incrementaron  esos números, pero no se mejoró el servicio, ahora aparece el argumento de que vienen de varios años de desfinanciamiento y que por lo tanto llevará todavía una buena cantidad de tiempo, ponerse a la altura y exigencias de la demanda de la gente. Pero si vemos también hay otras empresas públicas como el caso de la INC, que compra una nueva planta para procesar clinker y que ha tenido más de cien fallas, en un período de prueba y que podría ser otro gran elefante blanco, adquirido por el estado a las costas de cada uno de los contribuyentes, vemos de que hay algo mucho más profundo y grave en todo esto, el Estado no sabe hacer bien estas cosas y cada vez nos cuesta mucho más mantener a un personal ocioso y además de todo eso manipulado en tiempos electorales para que voten por que se sigan siendo manteniendo las cosas hasta ahora, nos cuestan mucho las empresas monopólicas del Estado, pero por sobre todo no vemos un rol del estado propiamente, incluso en aquellos sectores en donde debería actuar como elemento regulador del mercado. En definitiva tenemos dificultades filosóficas, administrativas y de gestión. (BFB)

A platazo

Es evidente que las campañas sacan lo mejor y lo peor de las personas, algunos demuestran cual es su verdadera concepción con respecto al poder, que es lo que entienden con respecto al de la prensa, a las encuestas, al twitter. La expresión del presidente Cartes de acusar de muchos de los males del país a los periodistas y especialmente aquellos que son críticos a su gobierno, y afirmar en términos bastantes soeces a la labor que cumplen algunos es una demostración de pobreza de espíritu que dominan a varias personas en estas elecciones. También ha sido noticia el hijo de la dip. Perla de Vazquez, exhibiendo dólares sobre una mesa dispuesto a comprar la voluntad de los votantes santanianos en el dia de los comicios, otras expresiones más se dieron en el transcurso de esto que casi siempre rodea a la práctica electoral y que demuestra, reitero, nuestra pobreza cívica, nuestra pobreza moral y nuestra pobreza argumentativa, no somos un país en el que estamos acostumbrados a debatir sus diferencias y a plantear propuestas, somos más bien personas que responden con insultos y agravios, cualquier afirmación que no sea la que uno comparte o tiene como argumento central. En definitiva las cuestiones electorales han vuelto a mostrar lo peor y pocos casos de lo mejor de nuestra sociedad, y varios de los temores que son permanentes en la vida política nacional, la posibilidad de comprar las voluntades de los votantes o de torcer las voluntades de los trabajadores del sector público, que más de 300mil de ellos, casi siempre son carne de cañón en los procesos electorales.   (BFB)

A %d blogueros les gusta esto: