estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Que hoy gane la democracia y gane nuestro país

Ha llegado el tan esperado día en que los paraguayos concurriremos a las urnas para elegir a las autoridades que gobernarán los 250 municipios del país en los próximos cinco años. Este día es extremadamente importante, en lo interno, porque vamos a elegir a nuestros representantes municipales, y en lo internacional, porque desde el exterior van a observar con ojos críticos a nuestra democracia.

Hoy tenemos que ser como “la mujer del César”, es decir, “ser” y “parecer” democráticos. Y para eso tenemos que recordar que en los países que tienen democracias consolidadas, la base del comportamiento de la gente es el respeto.

Respeto a las leyes, respeto a las instituciones, respeto a las autoridades, y respeto a los derechos de terceros. En la democracia el respeto es el piso; es el mínimo que hace posible la convivencia armónica en una sociedad y sin el cual la libertad no puede perdurar.

En ese sentido, el comportamiento de los paraguayos en todas las elecciones realizadas desde el advenimiento de la democracia –tanto en las presidenciales como en las municipales– siempre ha sido ejemplar.

En todas esas elecciones, millones de personas votaron ordenada y tranquilamente; en todas esas elecciones el Tribunal Superior de Justicia Electoral anunció los resultados del conteo rápido a las pocas horas del cierre de los locales de votación; en todas esas elecciones el perdedor reconoció su derrota apenas conocido el resultado oficial; y en todas esas elecciones los triunfadores tuvieron un festejo tranquilo y mesurado.

En todas esas elecciones, el respeto fue la tónica de la jornada; respeto a los votantes, respeto a las autoridades, respeto a los resultados oficiales y respeto en los festejos de la victoria.

Esperemos que el espíritu de esas jornadas impregne a todos los ciudadanos del país en el día de hoy.

Pero la democracia no es solamente ser electo en comicios libres y transparentes por una mayoría de la población; democracia es que la autoridad electa pueda gobernar y llevar adelante sus promesas electorales, pero respetando irrestrictamente los derechos de la minoría.

Aquí ha estado el talón de Aquiles de nuestra democracia, porque casi todas nuestras autoridades electas en los 26 años de democracia tuvieron problemas de gobernabilidad, debido a que se han convertido, tarde o temprano, en líderes sectarios, que terminaron sus días de gobierno apoyados apenas por sus seguidores incondicionales.

Esperemos que las nuevas, que serán elegidas el día de hoy, aprendan de los errores del pasado y tomen conciencia de que para tener gobernabilidad no es suficiente el apoyo de sus partidarios, sino necesitan también el apoyo de por lo menos una parte de las personas que no le han votado.

El Paraguay al igual que los otros países del mundo, está sufriendo un éxodo masivo de personas del campo a la ciudad, por lo tanto, las grandes oportunidades de desarrollo así como las grandes amenazas sociales, cada vez estarán más en las ciudades y menos en el campo.

Los desafíos que tenemos por delante en las ciudades son enormes y para poder enfrentarlos con éxito, vamos a necesitar de mejores autoridades nacionales, pero también de mejores autoridades municipales.

Y las mejores autoridades son aquellas que son elegidas democráticamente, pero que también gobiernan democráticamente; escuchando a los ciudadanos, tomando decisiones pensando en el bien común y rindiendo cuenta de sus actos.

Por eso el día de hoy, en que vamos a elegir a nuestras autoridades municipales, es un día trascendente para el desarrollo en democracia de todo nuestro país.

Ojalá la de hoy sea una jornada de respeto y que gane nuestra democracia y consecuentemente nuestro país.

http://www.ultimahora.com/que-hoy-gane-la-democracia-y-gane-nuestro-pais-n946065.html

Por Alberto Acosta Garbarino

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

21 comentarios en “Que hoy gane la democracia y gane nuestro país

  1. Voto de castigo al oficialismo en Paraguay PDF Print E-mail

    Voto de castigo al oficialismo en ParaguayPor Julio Fumero *

    Asunción (PL) Voto de castigo al oficialismo fue el expresado por el electorado en los comicios municipales en Paraguay, eso lo reconocen todos, incluso los castigados.

    Así se comportó el sufragio del 15 de noviembre en contra de la Asociación Nacional Republicana (ANR), o Partido Colorado (PC) en el poder, porque la oposición le arrebató bastiones tradicionales, el más trascendental la municipalidad de Asunción, dominada desde 2001.

    Globalmente, la ANR tendrá 10 intendentes más que en 2010, pero perdió cinco capitales departamentales, incluida la del país, una derrota que la hace sangrar con ese color que pensó teñir a los 250 distritos de esta nación.

    Porque en el departamento Central se ubican la principal ciudad del país y las periféricas, integrantes todas de la zona metropolitana del Gran Asunción.

    En términos electorales ese territorio registra en su conjunto la mayor cantidad de votantes a nivel nacional, un millón 74 mil 162 de los casi cuatro millones habilitados en el padrón, al menos para las municipales.

    De las 19 intendencias del departamento, en 13 se impuso el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y el resto quedó en manos de la ANR o PC, muestra del cambio en la correlación de las fuerzas políticas.

    Un bastión inamovible de los colorados, la importante y codiciada intendencia capitalina, será dirigido en el próximo lustro por el opositor Mario Ferreiro, un periodista devenido político postulado por la concertación Juntos Podemos.

    El revés del aspirante del PC, Arnaldo Samaniego, quien pretendía un tercer mandato consecutivo, fue un duro golpe para las filas coloradas, pues en todo momento resultó apoyado por el presidente Horacio Cartes en cuanta actividad proselitista hizo.

    El 51 por ciento de los votos (114 mil 332) conseguido por Ferreiro dio la medida del respaldo de los asuncenos a la efectiva campaña de una coalición de 14 organizaciones, encabezada por el Partido Revolucionario Febrerista y el PLRA.

    Samaniego, quien celebró anticipadamente un éxito que según él le daban los errados cómputos a pie de urna, acumuló el 40,56 por ciento (90 mil 942) de las boletas válidas, en un sufragio al cual acudió más del 55 por ciento de los asuncenos posibles votantes.

    En ambos casos -municipalidad y departamento- se trató del llamado voto de castigo al trabajo desempeñado por candidatos colorados que iban por la reelección y otros nuevos involucrados además en casos delictivos, sobre todo por corrupción, señalaron analistas.

    Un reconocimiento a esa negativa estrategia de campaña se produjo 24 horas después de la derrota colorada, cuando su dirigencia, reunida una vez más con Cartes, admitió que no debió apostar por candidatos con un desgaste político y moral en diversos puntos del territorio nacional.

    En estos comicios los electores definieron las autoridades en los 250 distritos: intendentes (alcaldes) y dos mil 640 concejales titulares e igual número de suplentes de las Juntas Municipales, para un periodo de cinco años.

    Los colorados seguirán administrando casi el 60 por ciento de los distritos del país, 145 de los 250 existentes, de confirmar sus cómputos el Tribunal Superior de Justicia Electoral, pero eso es prácticamente seguro.

    No obstante, esa cantidad no significa para la ANR una mayor plantilla de electores, un medidor hacia las generales de 2018, pues perdió donde es superior el número de posibles votantes.

    En total, 25 distritos quedaron en manos de partidos y movimientos minoritarios, pero opositores al fin, frente a 17 en las municipales de 2010.

    Desde varias agrupaciones internacionales llegaron a Paraguay observadores para este ejercicio ciudadano, dos de ellas la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

    Ambas misiones coincidieron en el ambiente tranquilo en que transcurrió el sufragio, cada cual con sus matices en las opiniones.

    La Unasur, con 11 representantes, destacó el espíritu democrático de quienes resultaron perdedores en las urnas y la ecuanimidad con que aceptaron los resultados adversos.

    Aunque destacó una alta participación de mujeres como responsables en las mesas de votación, lamentó que no fuera así en las candidaturas para cargos de las Juntas Municipales, sobre todo para intendentes.

    Según cifras oficiales, de 250 alcaldes electos sólo 25 son del sexo femenino.

    Por su parte, la OEA criticó el incumplimiento de la ley que regula la difusión de resultados preliminares, las debilidades de una flamante norma que regula el financiamiento político y, también, la baja participación femenina en las elecciones.

    Los 24 delegados de ese grupo de veedores concluyeron que la denominada boca de urna es un mecanismo poco confiable y de fácil manipulación, y eso mismo aconteció.

    Apenas dos horas después de abrirse la votación ya se divulgaban, sobre todo por televisión, resultados de ese tipo con la característica de evitar la identificación de persona alguna, sino mediante el uso de letras del alfabeto español.

    A la postre, ese dispositivo de empresas con más o menos prestigio fue un fiasco en muchos casos, como en el de la municipalidad de Asunción.

    En resumen, los resultados de la votación en esos comicios dan la medida de cómo puede dirigirse la intención de los electores hacia los generales de 2018, aunque aún falta bastante para ello y cualquier cosa puede suceder.

    *Corresponsal de Prensa Latina en Paraguay.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21/11/2015, 08:48
  2. Lamentable carnaval

    Los elecciones municipales del domingo último siguen dando que hablar por los entretelones del juzgamiento de actas electorales. No obstante, más allá de los resultados hay muchos puntos que pueden ser considerados positivos y que se deben madurar para avanzar en el fortalecimiento de la democracia en el país.
    Comenzando por la propaganda electoral, hubo un cambio importante, entre lo que fue la interna y estas últimas elecciones. En las internas, la polución visual en la ciudad fue tanta, que desencadenó la reacción ciudadana, mayormente de jóvenes, quienes salieron a las calles a limpiar de carteles los espacios públicos. Se inició en Ciudad del Este y se expandió a otras regiones del país.
    A partir de esta experiencia, en estas elecciones se pudo disfrutar de una ciudad mucho más limpia en la campaña, previa al 15 de noviembre. Los candidatos, se educaron, entendieron, y lo que es mejor, se adecuaron a las exigencias ciudadana de hacer una campaña de tal manera a no llenar de basura la ciudad.
    Otro hecho significativo fue que los mismos candidatos, en algunos municipios, limpiaron su zona, tras las elecciones, algo sin precedente, pues ya era costumbre que la basura electoral permaneciera en los espacios públicos por meses y años.
    Un hecho lamentable, sin embargo, constituye la reacción post elección sobre el juzgamiento de las actas electorales. Por un lado es interesante que la ciudadanía se convierta en celosa custodia de los resultados. Sin embargo, si tuviésemos instituciones creíbles y fortalecidas no habría necesidad de que la gente salga a hacer presión para que se respete la voluntad popular. Sin embargo, es evidente que todavía hace falta fortalecer las instituciones y su credibilidad. Pues ese descreimiento hacia las autoridades y las instituciones es lo que genera incertidumbre sobre la imparcialidad en el juzgamiento y en la posible manipulación de resultados. En las internas del Partido Colorado, ya se había denunciado un supuesto fraude, pero no se realizó ninguna investigación ni la denuncia prosperó.
    Es innegable que existe una mayor conciencia ciudadana y que los resultados en las urnas dejaron un claro mensaje a la clase política. Las ofertas electorales de ninguno de los partidos, sobre todo en Ciudad del Este, satisfizo la expectativas de los votantes. La candidata ganadora obtuvo menos votos que en la elección anterior. Es evidente que muchos optaron por el voto castigo y eso se refleja en la conformación de la próxima Junta Municipal. Los demás movimientos y partidos tampoco generaron mucha adhesión y es lo que se reflejó en los resultados en las urnas. El camino que le queda a la ciudadanía y a las próximas autoridades es bastante árido, y la consecuencia de la inutilidad de nuestra clase política la pagarán todos los ciudadanos. De hecho, los efectos de esta triste realidad ya se está sintiendo, y sin embargo, todos siguen con el mismo lamentable carnaval, ignorando la realidad.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21/11/2015, 06:02
  3. Una construcción a partir del desastre

    Pasadas las elecciones se inició rápidamente la apasionante etapa de la interpretación de los resultados. Hubo explicaciones para todos los gustos, desde las más simples hasta las más sofisticadas. Casi nadie quedó sin motivos para estar totalmente preocupado o absolutamente esperanzado.

    Un detalle en el que coincidieron muchos análisis es que se notó que el discurso amenazante utilizado en la campaña electoral por la dirigencia de la ANR en general y el presidente Horacio Cartes en particular, recomendado por quién sabe qué genio del marketing político, no funcionó.

    Anuncios del tipo “teñiremos de rojo las intendencias de todo el país” o “un ejército de operadores y empleados públicos reventarían de votos (obligados) las urnas”, a la usanza del viejo autoritarismo, evidentemente ya no son creíbles ni amilanan a los votantes.

    Aunque algunos dirigentes del oficialismo intentaron convencer de que están contentos porque el Partido Colorado ganó más intendencias, los más sinceros admitieron el fracaso del intento de “coloradizar” los municipios, especialmente por la derrota en algunas ciudades emblemáticas, como Asunción, Encarnación, Salto del Guairá y varias del departamento Central.

    Una lectura posible es que el proyecto continuista de Cartes sufrió un duro revés, por el hecho de que no podrá erigirse en el general victorioso de la reciente batalla electoral.

    Sin embargo, se debe tener en cuenta que el porrazo fue contundente también contra algunos dirigentes políticos que, en la interna colorada, no disimulaban demasiado sus ambiciones y su intención de convertirse en eventuales sucesores del poder.

    La derrota electoral en Encarnación afectó mucho al vicepresidente de la República, Juan Afara, tildado desde hace tiempo de conspirador por el entorno del Mandatario y a quien el propio Cartes reclamó en forma airada hace algunas semanas, en un chaplinesco episodio en el que más de uno terminó con la ropa salpicada de whisky del bueno. También golpeó el resultado al gobernador de Itapúa, Luis Gneiting, otro sobre quien hay desconfianza en cuanto a sus intenciones políticas.

    Un desastre electoral afectó también al presidente de la Cámara Baja, Hugo Velázquez, con la derrota de su “caballo” en Lambaré. Aunque su fidelidad no estaba en duda, al menos este traspié lo hará más dependiente aún del Mandatario.

    También fue impactado el otrora “hermano del alma” del presidente, el senador Juan Carlos Galaverna, que así va quedando cada vez con menos margen de maniobra y menos posibilidades de prepararle alguna sorpresa al Mandatario.

    El resultado en Asunción es un fuerte porrazo contra los Samaniego, un grupo que al Mandatario jamás le cayó bien y que ahora pasará a considerar un problema menos, ya que no le quedaría más que alinearse al cartismo.

    El clan Zacarías Irún, si bien triunfante en Ciudad del Este, no termina con una imagen de absoluta fortaleza y no representará un problema para los planes futuros del Mandatario.

    Para el Presidente, construir un proyecto político a partir de un destrozo en su partido, que afecta sobre todo a algunos dirigentes problemáticos, no es tan mal negocio. Más aún, cuando no aparecen en el horizonte colorados adversarios de mucho fuste.

    La oposición, si bien con una sensación de haber resucitado, en la práctica está dividida y el camino del diálogo se presenta arduo. En las condiciones actuales, posiblemente, al Mandatario le cueste menos plantear una negociación con el sector que esté dispuesto a sentarse a conversar sobre las distintas alternativas y encontrar la que pueda conformar las mutuas necesidades.

    Obviamente, nada de eso será viable si continúa la ausencia de resultados de gestión y la falta de sintonía con la mayoría ciudadana.

    Por Marcos Cáceres Amarilla

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/una-construccion-a-partir-del-desastre-1428091.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21/11/2015, 05:21
  4. Aprendiendo de las elecciones

    Los comicios municipales pasados han dejado en claro elementos que valen rescatar como lecciones para seguir avanzando mediante la reflexión y la autocrítica.

    Por un lado, la jornada cívica, calificada como ejemplar, por propios y extraños, deja en evidencia que la mayoría de los hombres y mujeres de este país desean participar en un ambiente de convivencia, respetando las diferencias y, sobre todo, rechazando cualquier tipo de violencia; una constante, salvo contadas excepciones.

    En torno a los resultados, estos exponen puntos contundentes. El electorado, en gran medida, denota la incorporación progresiva de la reflexión y el debate antes de marcar las papeletas en el cuarto oscuro. Un sano fenómeno que parece ir en aumento.

    El conocido “voto duro”, que implica la opción ciega por el candidato del partido o de la familia, ya no es el de antes. Un discurso prepotente, una gestión mediocre, obras mal hechas, o la difusión de actos indecentes en el despacho comunal, hoy en día –y menos mal– ya golpean al ciudadano, crean grietas en el cómodo fanatismo y ponen en jaque la decisión. El voto castigo es una realidad, y lo tienen que apuntar los polítiqueros o malos políticos de este país. Otro aspecto son los votos nulos y blancos registrados –más de 8.500–, una válida expresión de malestar de los electores.

    En cuanto a los concejales, también se observan aspectos diversos. Por un lado, la existencia evidente del voto cruzado, que hace suponer una selección, y, por otro, la vigencia del atractivo outsider, es decir, de los candidatos no venidos del ámbito de la política, y, por tanto, no manchados con ella. Así, mucha gente eligió a figuras posicionadas a través del espectáculo, los medios de comunicación y hasta del deporte. Un fenómeno parecido al registrado en las elecciones generales, donde un partido accedió al Congreso de la Nación utilizando esta fórmula. En muchos casos, los votantes incluso dijeron desconocer con precisión sus propuestas, solo conocían su rostro, y esto bastaba; un tema siempre interesante para el análisis.

    Ahora urge participar por las vías existentes; desde audiencias, pasando por el control y la denuncia, hasta las manifestaciones públicas. Las autoridades electas lo necesitan para honrar sus compromisos, y nosotros, para desarrollar ese protagonismo siempre necesario para alcanzar el bien común y hacernos respetar como ciudadanos.

    Por Gustavo A. Olmedo B.

    http://www.ultimahora.com/aprendiendo-las-elecciones-n947034.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21/11/2015, 05:19
  5. Lecciones municipales

    Las últimas elecciones municipales dejaron algunos resultados que deberán ser analizados cuidadosamente por quienes deseen sobreponerse al fracaso en las próximas contiendas en las urnas.

    La caída estrepitosa del Partido Colorado y su calafateado mascarón de proa, Arnaldo Samaniego, y la reposición extendida del Partido Liberal Radical Auténtico en la mayoría de los municipios del Departamento Central –ambas plazas principales y fundamentales para las generales de 2018–, describen un escenario que si la oposición al Gobierno Central no sabe leer también tendrá el mismo destino que sus adversarios ahora derrotados. Pero ese es tema para otro análisis.

    Los principales líderes, el presidente de la República Horacio Cartes, punteros y agoreros del partido de Bernardino Caballero siguen en un estado similar al coma alcohólico después del domingo. No solo perdieron Asunción, la capital del país, sino además deberán abandonar la silla municipal de Encarnación –una de las importantes ciudades del interior– luego de 75 años de dominio absoluto y por unos insignificantes, dolorosos y poderosos 11 votos.

    Aparte de otra serie de lugares del interior en donde los colorados perdieron, también es significativo entender que ganó más municipios que hace cinco años, aunque los lugares representen menores caudales electorales.

    Otro elemento para el análisis y la toma de decisiones para futuras candidaturas y plataformas electorales es la emergencia de grupos y candidatos por fuera de los partidos tradicionales y con mecánicas propagandísticas por la periferia de la gran prensa que lograron colocar en los concejos municipales a más de un candidato inclusive por encima de grupos articulados y que llegaron a representar la tercera fuerza en el país, como el Frente Guasu. El caso más visible es el del cómico Apuril y su grupo que logran tres escaños ante la alianza que respalda al ex presidente Fernando Lugo, que quedó fuera de juego sin ninguna posibilidad. Hubo varios casos, como Kelembu en Ciudad del Este y un grupo de jóvenes en 25 de Diciembre que logró dos de los nueve lugares en la Junta Municipal, fuera de los aparatos partidarios.

    Otro elemento para analizar es el volumen de ausentismo. El 49% de los empadronados no fueron y aparte hubo muchos lugares en donde el voto nulo fue el modo en que la población protestó contra la corrupción, el mal gobierno de sus intendentes y su desconfianza o hastío hacia los políticos.

    Hay mucho que entender y aprender de estas últimas elecciones.

    Hay cosas que cambiaron y cosas que siguen igual. Lo que sí es evidente es que la cultura electoral está mutando en la población. Y si bien los punteros y caudillos siguen teniendo cierta hegemonía, ya no tienen el poder absoluto ni los votos cautivos. Si no, que lo expliquen los mariscales de la derrota colorada…

    Por Miguel H. López

    http://www.ultimahora.com/lecciones-municipales-n947035.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21/11/2015, 05:18
  6. Limpiar la Municipalidad de parásitos

    El triunfo de Mario Ferreiro en las elecciones municipales en Asunción alienta la esperanza de que la capital del país tenga días mejores. En efecto, no le costará mucho –si es que se propone– que su administración municipal sea más eficiente, honrada y austera que la de su antecesor, Arnaldo Samaniego, caracterizada por la inutilidad, la corrupción y un carnaval de clientelismo. Puede estimarse que eso es lo que pensó la gran mayoría de los electores que votaron por el comunicador, tal vez no precisamente por ser una figura conocida o más simpática que su oponente, sino sobre todo para sancionar a quien deja Asunción en un penoso estado de abandono generalizado.

    Sin duda alguna, el “voto castigo” de una parte de los electores colorados fue determinante para impedir que prosiguiera en el poder el peor gobierno municipal de las últimas décadas.

    Ferreiro deberá convencer a sus votantes de que hicieron lo correcto al otorgarle la oportunidad de volcar todos sus esfuerzos en la reconstrucción de una ciudad golpeada por décadas de intendentes insensibles, inútiles y corruptos. Tendrá que darle un carácter positivo al voto recibido, demostrando que efectivamente fue el mejor candidato, no solo el mal menor.

    La ingente tarea que le espera requerirá la conformación de un equipo de colaboradores altamente calificados, ajenos a la politiquería criolla y decididos a resistir a los grupos de presión. Las primeras designaciones que haga el nuevo intendente serán decisivas para marcar la orientación de su gobierno e infundir en la ciudadanía asuncena la certeza de que hay una mano firme, que privilegiará la racionalidad administrativa frente al despilfarro que implican los nombramientos y las contrataciones de personas que de antemano, como ocurría anteriormente, ya presagiaban el desastre administrativo.

    Durante su campaña electoral Ferreiro afirmó que no habría “recortes salvajes” en el abundante personal de la Municipalidad, que insume el 86% de los ingresos corrientes ejecutados, aunque la ley prohíba gastar en servicios personales más del 60% de ellos. Sin embargo, convendría que se desprendiera al menos de los operadores políticos incorporados desvergonzadamente en los últimos meses, cualquiera sea su partido.

    Para remunerar a esos parásitos hasta hubo que pedir dos préstamos por un valor total de 56.420 millones de guaraníes, con lo que la deuda de la Municipalidad llega hoy a más de 407.163 millones de guaraníes. La administración venidera podría aligerarla si se ocupara de cobrar por vía judicial los 320.000 millones que se le deben, y fuera lo bastante diligente como para evitar que cada año se pierdan unos 5.000 millones por haber prescrito un tributo. Como se puede apreciar, las irregularidades administrativas y financieras no fueron menos graves que las urbanísticas, gracias a la complicidad de los ediles que, salvo honrosas excepciones, durante cinco años nunca se ocuparon de controlar al intendente.

    Es de presumir que el futuro “lord mayor” tendrá en la Junta Municipal otro frente de batalla al que prestar atención: debe tratar de lograr apoyos, pero sin incurrir en maniobras desdorosas ni aceptar el chantaje de retribuir los votos con cargos para los amigos, parientes, amantes y correligionarios de los ediles. Por lo demás, conviene que tenga en cuenta que, al menos hasta ahora, la costumbre del “vuelto” en las licitaciones públicas permite aumentar notablemente los ingresos de los miembros de ese órgano deliberante, como impúdicamente lo reconocieron el senador oviedista Jorge Oviedo Matto y el concejal colorado Yamil Esgaib.

    Como Mario Ferreiro carece de experiencia administrativa, debería contar con asesores idóneos, conservando siempre su capacidad de decisión, sin permitir que haya ningún poder detrás del trono. Al fin y al cabo, él será siempre el primer responsable de la administración municipal. Confiamos en que el nuevo intendente no caiga en la politiquería de siempre y en que sepa colocarse por encima de las bajezas. La sociedad paraguaya, en general, se está poniendo cada vez más exigente con las autoridades, de modo que si Ferreiro se dejara arrastrar por las viejas prácticas del amiguismo, del clientelismo, del nepotismo o del sectarismo, podría concluir prematuramente una carrera política que será exitosa en la medida en que corrija lo malo que se hizo antes y tome iniciativas innovadoras para que Asunción sea una ciudad placentera, de la que sus habitantes puedan sentirse orgullosos.

    El intendente electo, en suma, tiene ante sí un gran desafío que solo podrá vencer con inteligencia y coraje. Desde ya, le deseamos éxitos en la dura faena de limpiar no solo las calles, las plazas y las avenidas de la capital, sino también la podrida burocracia municipal.

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/editorial/limpiar-la-municipalidad-de-parasitos-1428482.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21/11/2015, 05:16
  7. El trapo electoral

    Ya sus dedos estaban entintados. Habían votado. Y solo les quedaba volver de inmediato a su pobreza rural. Al preguntárseles a algunos de ellos si conocían las promesas de los candidatos, la respuesta individual era casi unánime: “Nahániri, che ajúnte avota”.

    Se habla de voto útil cuando se cambia de preferencia a favor de un candidato que puede ganar y que es capaz de lograr la adhesión de los que no quieren desperdiciar su voto marcando el nombre de quien de antemano se sabe que va a perder.

    En contrapartida, el voto inútil es el que solo se plasma en la papeleta sin que la persona tenga información alguna acerca de la propuesta de los candidatos.

    Se supone que un ciudadano que va a concurrir a las urnas escucha los proyectos de los intendentables, los compara y luego toma la decisión de apoyar a uno en particular.

    No es así. Todavía es muy fuerte la adhesión al color partidario. Al trapo, que todavía recuerda tiempos de sangre y luto y que hoy evidencia que en cuanto a conciencia cívica no se ha avanzado casi nada en algunos sectores del país.

    Los campesinos que van de las compañías a los centros urbanos a sufragar, la mayoría de las veces, solo votan rojo o azul. Son sus únicos “argumentos” electorales.

    No les importa si su candidato presenta todos los signos de alguien que, una vez sentado en la intendencia, se olvidará de los que le votaron y solo recordará su bolsillo y a sus familiares, amigos y correligionarios leales.

    Tampoco, que el equipo que acompañó su candidatura sea de gente en la que no se puede confiar y si hay que sospechar por los antecedentes de cada uno de ellos.

    Esa actitud es la que ha parido y sigue pariendo intendentes que, como mínimo, engullen la mitad del dinero del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) destinado a mejorar la infraestructura escolar, gran parte de los royalties y otros ingresos municipales.

    Son también los que después del 21 de diciembre van a pedir las listas de beneficiados con los programas sociales del Gobierno para acomodarlos a la medida de sus intereses. Pondrán a pudientes sin vergüenza de apoderarse de recursos económicos que pertenecen a los pobres y excluirán a muchos que viven en la indigencia.

    Por supuesto que aquellos que votaron a ciegas por su enseña partidaria y nada más no controlarán a sus intendentes a lo largo de su gestión.

    En cinco años más, la historia volverá a repetirse. Lamentable y tristemente.

    Por Mario Rubén Álvarez

    http://www.ultimahora.com/el-trapo-electoral-n947255.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 21/11/2015, 05:15
  8. Tu voto es tuyo, no es de los partidos

    Una frase clásica entre los perversos operadores políticos es: “Necesito tantos millones para traerte tantos votos”. Los políticos, jefes de esos operadores, se encargan de hacer creer a sus aportantes que es verdad que el perverso operador traerá tantos votos por tantos millones. Los políticos hacen eso porque se embolsan directamente, en negro, una parte de lo que los aportantes dan con esa excusa de los operadores.

    Una de las fuentes de riqueza de los políticos es este aporte, en negro, para que los operadores traigan votos que supuestamente controlan. Ningún fiscal, nombrado por políticos, investigó jamás cómo fue que el político se convirtió en multimillonario. Tampoco ningún policía lo investigó. Ni Secretaría para el Lavado de Dinero (SEPRELAD). Ni la subsecretaría de Tributación (SET).

    Para pagar eso, y no lo que dicta la ley electoral, es que están llorando ahora por recibir, olvidando el plan financiero de la ley de Presupuesto, todavía más transferencias de recursos desde el ministerio de Hacienda, que este año les transfirió fondos como nunca antes. Incluso tienen la cara dura de decir que no transferir la plata para eso es fraude pre-electoral y se lo dijeron a las misiones internacionales de observación.

    El negociado se construye sobre una mentira: La de que el operador puede controlar los votos que dice tener. Lo cierto es que no puede hacerlo, lo cierto es que es un simple estafador al servicio del político, porque en el cuarto oscuro electoral nadie puede controlar los votos. Nadie.

    Y se construye, el negociado, sobre una ofensa a cada ciudadano, ofensa que el político comparte y agrava, según la cual ese ciudadano no tiene voluntad propia, no tiene entendimiento propio y tiene tanta necesidad económica que es posible alquilarlo como se alquila una silla o un juego de cubiertos.

    Según la clase política, los paraguayos somos ganado que está en el potrero de algún operador y si le paga suficiente a ese operador, él puede mover su ganado en tal o cual dirección.

    Los perversos operadores han empleado un método ilegal, delictivo, prohibido y penado por la ley, para controlar el voto de los electores que cada uno de ellos transporta hasta el local de votación: Que el elector ingrese con su teléfono celular al cuarto oscuro y que fotografíe la boleta con su voto.

    Son tan inmorales los operadores y los políticos que los contratan que están restableciendo así el “voto cantado” y violando abiertamente el Artículo 118 de nuestra Constitución que establece que “El sufragio…Se funda en el voto…secreto” y el artículo 4 de la ley 834 (Código Electoral) que deriva del 118 de la Constitución recordando que “El voto es…secreto, personal e intransferible”.

    El artículo 3 del Código Electoral ordena: “Las autoridades están obligadas a garantizar la libertad y transparencia del sufragio y facilitar su ejercicio. Los infractores serán sancionados de conformidad con la ley”; y el citado artículo 4 les elimina las excusas para no actuar al disponer que “En caso de duda en la interpretación de este Código se estará siempre a lo que sea favorable…a asegurar la expresión de la auténtica voluntad popular”.

    La defensa de nuestra Constitución y de la ley obliga a que las autoridades de mesa en las elecciones de hoy impidan que los electores entremos al cuarto oscuro con nuestros celulares.

    Los miembros de mesas receptoras de voto son parte de esas autoridades obligadas por el artículo 3 del Código Electoral y tienen inmunidad total para asegurar la libertad del voto, tal como lo establece su artículo 175 que aclara que “Los miembros de las mesas receptoras de votos actuarán con entera independencia de toda autoridad y no obedecerán orden alguna que les impida el ejercicio de sus funciones”.

    El Artículo 184 les obliga, en efecto, a “Decidir en el acto todas las reclamaciones, consultas y dudas que se susciten, mantener el orden en el recinto del sufragio y, en su caso, recurrir a la policía para expulsar, sin perjuicio de las sanciones de la ley, a toda persona…que pretenda…coaccionar, sobornar a los sufragantes…o que realice cualquier acto o hecho que viole la libertad, pureza y garantía del sufragio”.

    Y el Art. 195 taxativamente prohíbe y castiga “el ingreso al cuarto oscuro con teléfonos celulares, cámaras fotográficas, filmadoras o cualquier otro aparato capaz de captar o trasmitir imágenes que hagan posible vulnerar el secreto del voto. El que transgreda el inciso f) de esta artículo, será sancionada con una multa conforme a lo establecido en el Artículo 332 de este Código, sin perjuicio de lo establecido en los Artículos 278 y 280 del Código Penal para los autores y partícipes de los hechos punibles tipificados en los mismos”.

    En síntesis, lograr que los perversos operadores políticos fracasen en su idea de tratarnos como ganado depende de la capacidad de los miembros de mesa de hacer cumplir nuestra Constitución y el Código Electoral.

    Lamentablemente los operadores políticos no son los únicos que nos tratan como ganado. Esta semana se han sumado a ellos “pastores” cristianos de todas las confesiones que creen que pueden guiar de la nariz a las “ovejas”, que es como despreciativamente denominan a los creyentes obligados a aceptar ese trato indigno e indecente.

    Ellos han pedido el voto a favor de candidatos oficialistas en nombre de un supuesto mandato divino que posiblemente sea, en realidad, alguna promesa de recursos e influencia públicos, ilegales y prohibidos por nuestra Constitución, a cambio del apoyo que dan al oficialismo.

    Que quede claro que no cuestiono el derecho de los jefes cristianos a apoyar al oficialismo. Exijo que, si se van a comportar como operadores políticos, se les aplique también la ley de Financiamiento Político y el Código Electoral (Art. 290. “Se entiende por propaganda electoral la exposición en…mensajes que llamen a votar por determinados candidatos o propuestas…La propaganda electoral se extenderá por un máximo de ciento veinte días, contados retroactivamente desde dos días antes de los comicios, en los que está prohibida toda clase de propaganda electoral. Art. 293. “Está prohibida la realización de actos de proselitismo…u otras acciones de esta naturaleza, una vez expirado el plazo para la realización de la propaganda electoral”).

    Ciudadano, tu voto es tuyo, no es de ningún partido. Votá como se te dé la gana. Sin miedo. Con seguridad. Como se te dé la gana.

    Enrique Vargas Peña

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19/11/2015, 15:36
  9. Voto por ellos, o me botan

    Las veces que tomo la pluma para escribir me pregunto: ¿Para qué? ¿Vale la pena? Y me respondo en lo íntimo, como una especie de autoconsuelo: alguien lo leerá; habrá un alma gemela que piense como yo. Tal vez seamos mucho más que dos. Tal vez seamos una multitud.

    Y así vamos tejiendo palabras, hilvanando esperanzas y sembrando ideas con el firme convencimiento de que caerá en tierra fértil. Hoy me propongo suspirar en voz alta sobre las elecciones del domingo.

    ¿Qué nos ofrece el menú político del 15 de noviembre de 2015? Y bueno, decir que es un tallarinazo con carne marmolada, un humilde porotazo o un intragable kure caldo es lo mismo. Están todos representados en esta opípara mesa de esta interminable fiesta cívica que se llama elecciones.

    Pero las elecciones en Paraguay son apenas votaciones. Pocos votan y mucho menos eligen. El pobre ignorante vota por unos billetes que le darán, con suerte, 3 o 4 días de comida. La clase media, representada por los empleados de la administración pública vota, porque de lo contrario lo botan. Y tienen que votar por el partido que le da empleo. “Trabajo en primer lugar”, diría Wasmosy; tu voto vale doble, diría Oviedo; tu voto es para recuperar el Estado, diría cualquier candidato colorado.

    La clase alta está dividida; están los Debernardi, los Vargas, los Antebi, por citar algunos nombres de la alcurnia asuncena. Y, por supuesto, en este grupo existen empresarios de la construcción, de la industria, del comercio. Algunos varones de Dios y muchos barones de Itaipú que estarán pescando algún contratito de la Municipalidad, del Ministerio o de la Gobernación. De todo estamos en la viña del Señor.

    Los “intendentables” que ambicionan el rekutu, o el “trikutu” son los más caraduras. Y en esta fauna hay bichos de dos colores mayoritarios: los azules y los colorados. Los azules, aunque en menor grado y número, no tienen nada que envidiar a los pretensiosos colorados que utilizaron los fondos de Fonacide, de Hacienda, de los gastos sociales de Itaipú y Yacyretá, de tus impuestos y del mío.

    Pero esta vez, como nunca, aparecieron unas bestias con dientes de tiburón, garras de oso, velocidad de águila, astucia de serpiente y disfraz de cordero: los narco-políticos. Estos son los más peligrosos, porque no tienen escrúpulos, no tienen sentimientos, no tienen amor a la patria, no creen en Dios; en fin, son soldados escogidos del averno. Solo un demonio puede traficar sustancias que destruyen la juventud, la familia y la fuerza de trabajo de una nación.

    Y están agrandados porque la impunidad está programada, dosificada y agigantada. Si la Senad te pilla hoy con 400 o 5.000 kg de cocaína, marihuana o lo que sea, da lo mismo. Estarás privado de tu libertad hasta que tus abogados encuentren el precio exacto del fiscal o juez de turno. Y la mayoría tienen un precio módico. Tal vez hasta ya haya una tabla de ventas de sentencias, y el pueblo no lo sabe. Un kilo de cocaína en el mercado está a 30.000 US$; con 3.000 para el juez, estás libre. ¡A seguir traficando! Don Vito Senattore los va a defender a todos. Si cae algún pez gordo, es solo porque es competencia, no porque existe justicia o ética. Se declaró so’o la moral.

    La teoría de la bóveda, si cae uno, caen todos. Y este corporativismo perverso se metió en todos los estamentos. En el Congreso está hace tiempo, en la administración pública tiene a sus peones; solo faltaba en la academia, pero con el “Ferrari” entró rápido y furioso. Hoy está en el taller para retornar en breve.

    En fin. ¿Qué hacemos el domingo? Si me quedo en casa le ofrezco el país en bandeja. Es como ofrecerle al depravado mi hija de 15 años. Si voto en blanco, le regalo a los sinvergüenzas un presente inmerecido. Ellos tienen disciplina, tienen la lapicera, al cajero, la logística, la astucia, la experiencia. Lo único que no tienen es escrúpulos y conciencia.

    Así que mi caro lector, sea joven, madurito o del viejazo; sea mujer, bien varón o medio indefinido. ¡Levántese y vaya a elegir al mejorcito! Algo mejor que Freddy Crueger, Jack el destripador y Frankenstein, habrá. Es solo mirar bien su boleta. En el cuarto oscuro solo estará usted y Dios, y nadie más.

    Por Luis María Fleitas Vega (*)

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19/11/2015, 15:35
  10. Voto o boto

    Las elecciones de este domingo hacen parte de un ritual sin evangelio cívico. Algo parecido a la religión, por lo que no es extraño el poder que tengan las iglesias en estos comicios de un país laico. Solo queda esperar que los feligreses que no se compran –que algunos dicen alcanzan el 50%– tengan un comportamiento a la altura de esta democracia sin padres, que nos dejaron en la puerta de nuestra casa como niña abandonada el 3 de febrero de 1989.

    Ese porcentaje de ciudadanos se enfrenta hoy a los illotas (idiotas), que solo piensan en su interés particular en forma de diferentes tipos de soborno a la voluntad popular. Los políticos, las barras bravas y otros distorsionadores del voto no serán los que puedan botar a los corruptos, inescrupulosos, delincuentes y voluptuosos, que ya sabemos lo que pueden volver a hacer si algunos lo votan.

    En el cuarto oscuro –y también fuera de él– se decide la cosa. Es el único momento donde el votante adquiere la condición de mandante y puede determinar con claridad lo que le gusta y lo que no. Ahí, en ese momento, se equiparan en valor ricos y pobres, probos e ímprobos, justos e injustos, campesinos y citadinos. Ahí somos iguales para decidir en qué tipo de ciudad o pueblo queremos vivir.

    No nos debe traicionar la fuerza de la tradición y menos la inteligencia emocional a la que somos tan adictos los paraguayos. Debemos ser criteriosos y racionales para deshacernos de quienes nos someten a las peores humillaciones desde las veredas criminales hasta los baches asesinos pasando por la recolección de basura, el siempre inexistente barrido de las calles y las plazas abandonadas. Todo eso debe contar en el momento de decidir por elegir o botar a los incompetentes.

    No es poca cosa lo de hoy. Es un voto de confianza a esta democracia sin genética, planes ni referentes.

    Debemos aspirar profundamente para darnos ánimo de que con nuestro voto estamos construyendo un tipo de sociedad que se nos parezca en valores, compromisos y responsabilidades. Ganadores y perdedores convivirán de nuevo luego de los comicios. Seguirán siendo vecinos, pero cuando enviamos un mensaje de que nos interesa y conviene escoger a los mejores, nos estamos pareciendo a lo que somos. Cada pueblo tiene el gobierno que se le parece. Cada ciudad o pueblo escoge de entre sus vecinos a los concejales e intendentes que tienen sus mismas virtudes y carencias.

    Cuando votamos, en realidad, expresamos la más profunda de las convicciones: la de sabernos representados por quienes expresan en sus obras y testimonios de vida lo que más valoramos y exaltamos. No es poca cosa. Quien vota se descubre cómo es y, por sobre todo, cómo quiere que el futuro sea para sus hijos y familia en general.

    Ha sido una campaña pobre. Los candidatos se escondieron tras los números y el partido.

    Lugo y Cartes plebiscitaron sus nombres demostrando con ello la distorsión más clara de una parte de esta pedagogía cívica que llevará aún un par de generaciones para observar sus primeros cambios.

    Pero hoy decidimos si solo vale el voto o, en realidad, queremos botar a unos cuantos pillos que han asaltado nuestra representación democrática más cercana.

    Hoy, ellos tienen miedo y eso es bueno, porque no están seguros de lo que podamos hacer. Animémonos a ser ciudadanos y no idiotas. Hoy es el día.

    Por Benjamín Fernández Bogado –

    http://www.ultimahora.com/voto-o-boto-n946066.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 19/11/2015, 15:34
  11. Carta a los PARTIDOS POLITICOS Y A LOS POLITICOS.

    Muy buenas tardes, soy un ciudadano común preocupado y súper convencido de que los Partidos Políticos son el mejor instrumento de desarrollo de los pueblos, si por lo menos de ellos salen dirigentes nuevos, jóvenes y buenos, para mi particularmente los partidos políticos son el mejor instrumento de la democracia todavía, pero cuando esos partidos políticos no se encuentran funcionando bien emergen personas de cualquier lado, que con el tiempo y realizando un muy buen trabajo van a crear una nueva filosofía de pensamiento en el país en donde los mismos ciudadanos se van a dar cuenta que los partidos políticos no tienen mas sentido de ser, incluso muchos pensadores de distintas partes del mundo dicen que tarde o temprano todos los partidos políticos van a terminar, y en parte tienen razón pues si seguimos todos con nuestros egoísmos mezquinos realmente todo va a terminar, yo que soy una persona con poco estudio hay veces que me pongo a pensar si estos clubes de futbol tienen sus famosas escuelas de futbol que les sirven para reclutar nuevos valores como los partidos políticos no tienen sus Escuelas y/o Institutos de Formación Política Integral, pues es muy diferente jugar en la canchita de barrio que jugar en un club en forma profesional, necesitamos urgente en todos los partidos políticos Formación Política Profesional, necesitamos un semillero de políticos profesionales que nos hagan creer que todavía tenemos un futuro con mucha esperanza para todos, necesitamos creer en los políticos y en los partidos politicos, necesitamos crear esas ESCUELAS Y/O INSTITUTOS EN FORMA URGENTE, yo les puedo asegurar que mis hijos y sus hijos toda la vida les van a agradecer, les van a agradecer el haber dejado esas semillas, todos los grandes lideres de la historia, al menos la gran mayoría se portaron en forma totalmente egoístas pues jamás se preocuparon en crear esas semillas, es hora de asumir responsabilidades, comprometerse y no retroceder, es hora de entender la diferencia entre simples militantes y militantes profesionales en la política pues si no podemos entender eso cada día nos vamos a encontrar con sacerdotes, locutores, humoristas, cooperativistas militando en política, en fin ustedes tienen la decisión final si desean que los partido políticos sigan funcionando o que con el tiempo se extingan como los dinosaurios, que Dios los bendiga a todos, muchas gracias.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 18/11/2015, 15:26
  12. Barrabasadas

    Por Pedro Gómez Silgueira

    Las vísperas de las elecciones municipales siempre producen ciertos “milagros” aparentes que al final repercuten en el contribuyente y hunden a la ciudad. Huelgan las perlas como ejemplos y nos quedamos cortos con ellos.

    La Junta Municipal de Asunción, junto con el intendente en ejercicio Omar Pico y los tres sindicatos de la Comuna capitalina, firmaron el jueves un acta de acuerdo para que en el Presupuesto del año 2016 se incluya un aumento salarial de entre el 8,25% y el 10%. ¿Cuánto representa esto para las arcas del municipio y el bolsillo del contribuyente?

    Lastimosamente, no se produjo el “milagro” de que revelaran cuántos funcionarios tiene actualmente el gobierno asunceno o cuántos entraron en este periodo electoral. Ni contar los que están ávidos de ingresar en el nuevo periodo. Es más, con toda desvergüenza, los colorados estuvieron pidiendo “cargos” para trabajar “por el partido”.

    Otra vez los recursos, que no alcanzan para inversiones ni obras, irán a un barril sin fondo.

    Otra determinación tomada a tontas y locas a menos de 36 horas de los comicios es la entrega de “certificados de registros de ocupación” a los pobladores del barrio Ricardo Brugada en plena Avenida Costanera. Por poco no lotearon los paseos centrales o el talud que bordea a la Bahía.

    Es un engaño para los supuestos beneficiarios, así como para la ciudadanía. Se trata de una golosina para atraer votos y no sabemos a qué costo para la población. La medida responde a la cuestionada ordenanza 452/14, por la cual se había decidido prácticamente “lotear” el lecho del río bajando artificialmente la cota de inundación. Otra barrabasada populista de las autoridades municipales es la de autorizar a ciegas demoliciones del patrimonio histórico de la ciudad de Asunción.

    Pasando por alto, o guardando en sus bolsillos, el mentado Plan del Centro Histórico de Asunción (Plan CHA) autorizaron la demolición de una muestra representativa de dúplex tipo vivienda-comercio ubicada en Humaitá casi Nuestra Señora de la Asunción. Previamente, se ocuparon de excluir el bien patrimonial del Catálogo de Edificios y Sitios Históricos de la Ciudad de Asunción. Borraron con el codo lo que escribieron con la mano, en plena etapa electoral. ¿Por qué tan dadivosos y permisivos?

    Los concejales que conforman la Junta Municipal de Asunción son tan responsables como el intendente de la destrucción y el hundimiento de la ciudad, de su deterioro y de su involución en el tiempo. Son también culpables de los baches y la basura esparcida por doquier, de la falta de acción, de los chambonadas, de los expolios y los desatinos que depredan nuestra “Madre de Ciudades”.

    Ojalá la ciudadanía les pase hoy la factura.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16/11/2015, 18:48
  13. Lo que se viene

    Por Marcos Cáceres Amarilla

    La campaña proselitista actual, en su último tramo y como suele suceder en estas circunstancias, se llenó de aparatosas y dramáticas denuncias, presagios tenebrosos y advertencias apocalípticas. Como si de acuerdo a lo que suceda hoy fuese a variar el curso de las estrellas.

    En verdad, lo más que va a pasar es que habrá reacomodos generalizados en algunos grupos políticos, descarte de personajes varios, ambiciones que quedarán maltrechas, serruchos que saldrán a relucir afilados, pases de factura, estrenos de trajes de mariscales de derrota, egos que se dispararán hacia la estratosfera y un sin fin de planes políticos con vistas al 2018.

    Tras la elección, estaremos a las puertas del tercer año del gobierno de Horacio Cartes. De acuerdo a experiencias anteriores, para el oficialismo de turno se trata del periodo en que las administraciones políticas comienzan a cosechar el fruto de su gestión (en el supuesto caso de que haya habido una gestión) y se empiezan a trazar los proyectos políticos futuros que, casi siempre, son los de quedarse atornillados en el poder. Ya sea con una “novedosa” interpretación de la Constitución, el lanzamiento del globo sonda de una Convención Constituyente para modificar la Carta Magna, el desfile de chupamedias en la residencia presidencial para pedirle al “líder” que se sacrifique y continúe en el cargo o, en el peor y más lamentable de los casos para quienes están en el poder, iniciar las “consultas” (gua’u) para designar a un “digno” sucesor.

    La variante que tenemos en el escenario actual es que el interés de habilitar la posibilidad de reelección presidencial es compartido por oficialistas y opositores. Ocurre que, en caso de que tenga éxito, habrá, en teoría, al menos seis expresidentes con las puertas abiertas para hacer el intento: Juan Carlos Wasmosy, Raúl Cubas Grau, Lucho González Macchi, Nicanor Duarte Frutos, Fernando Lugo, Federico Franco y Horacio Cartes.

    Obviamente, algunos están absolutamente descartados por motivos de público conocimiento. Sin embargo, a lo mejor no habría que desechar a nadie, en principio. En nuestro país suelen resucitar cada tanto los cadáveres políticos más inesperados.

    El panorama, en caso de que no corra la reelección será, tal vez, más imprevisto y entretenido. De partida, saldrán a relucir candidaturas disparatadas e inverosímiles. Seguramente, poderes fácticos y sectores que se manejan entre bambalinas intentarán fabricar y digitar liderazgos ficticios.

    Sin embargo, no es descabellado confiar en que la intuición y la conciencia de la ciudadanía salga a relucir en la etapa que se viene. Para los escépticos, hay que apuntar que nadie preveía que, durante este año anodino y de vacas flacas, un gran grupo de jóvenes secundarios y universitarios saldrían a reclamar y conseguir una gran victoria moral y realista sobre un sistema educativo anquilosado y corrupto.

    Lo que viene, no tiene por qué ser peor. Y no lo será si, como esos jóvenes, la mayoría se compromete y se arriesga a soñar con un país mejor.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16/11/2015, 18:47
  14. Bancarnos dictamen de las urnas

    Por Ilde Silvero

    Contento y sonriente o triste y de mal humor. Al concluir la jornada este domingo, ya sabremos quienes son los intendentes electos de todos los municipios. Los ciudadanos votaron y escogieron a quienes piensan que pueden gobernar bien sus respectivas comunidades. Que los ganadores gusten a unos y disgusten a otros es absolutamente normal. En toda competencia, siempre hay ganadores y perdedores. La esencia de la democracia es que todos respeten los resultados de las urnas, por encima de cualquier preferencia personal.

    Por supuesto que habrá gente descontenta hoy con algunos resultados. En muchos casos, los principales candidatos tienen una lamentable trayectoria: denunciados por corruptos, sospechados de enriquecimiento ilícito, acusados de nepotismo, imputados legalmente por lesión de confianza, etc. y tuvieron la caradurez de volver a presentarse para el cargo de jefe comunal o concejal.

    Un ejemplo emblemático es el caso de Lambaré, en donde tanto el candidato de la ANR como el del PLRA están imputados por la fiscalía por presuntos delitos económicos. Gane el liberal o el colorado, el intendente electo podría hacer oficina desde Tacumbú. ¿No existe un lambareño capaz y honesto que sea una alternativa real para dirigir la Comuna?

    El problema de fondo es que, políticamente hablando, seguimos en una interminable etapa de transición de décadas de gobierno dictatorial a un lento proceso de aprendizaje de sistemas democráticos de convivencia. Los vicios heredados del régimen autoritario se rehúsan a desaparecer y, en consecuencia, persiste la confusión entre gobierno y partido oficialista, entre fondos estatales y bolsillos particulares de los dirigentes; los cargos públicos son considerados botines partidarios y hasta los programas de ayuda a la gente pobre se utilizan como instrumentos de presión a favor de los que mandan.

    Estas lacras y malas costumbres de la política van más allá de los colores partidarios, pues las graves irregularidades se han cometido y se siguen cometiendo en instituciones públicas dirigidas por colorados, liberales, socialistas e izquierdistas. Lastimosamente, no hemos visto cambios significativos bajo gobiernos de diferentes partidos y movimientos.

    A pesar de todo, hoy es un gran día; es un pasito más en la dirección correcta. Si todo transcurre como está previsto, será una jornada tranquila, con la gente acudiendo a votar normalmente, sin incidentes graves, con comicios aceptablemente transparentes y limpios, cuyos resultados, en amplia mayoría, serán respetados por todos.

    Eso sí: tenemos que bancarnos los resultados de las urnas y tendremos que tragarnos algunos sapos inevitablemente. Es el país que tenemos; es la realidad que nos desafía a mejorarla. Si nuestro candidato pierde, bueno, entonces a trabajar con la gente para que en las próximas elecciones nuestras propuestas tengan mayor aceptación.

    Sea que hoy brindemos o nos acostemos amargados, mañana será otro día. Hay que seguir luchando por una sociedad mejor. Los castillos se construyen colocando un ladrillo por vez. Si, en general, los comicios se realizan normalmente, habremos puesto un ladrillo más en la obra, aunque nos parezca un horror haber elegido a un sinvergüenza como intendente.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16/11/2015, 18:47
  15. ¿Quiénes son los mentirosos?

    Por Edwin Brítez

    Sabemos que todos ellos mienten desde antes de ser intendentes, pero el mérito de la campaña de ABC Color haciendo que compitan entre los más mentirosos del país, desde la perspectiva de los ciudadanos, consiste en demostrar que la gente sabe que mienten en el ejercicio de sus funciones y por deducción, sabe que mienten desde que se pusieron a hacer campaña.

    Hoy se realiza otra elección municipal en período de libertad, o de democracia, o simplemente posdictadura stronista. Ya van seis elecciones, siempre con vicios, pero en un ambiente de libertad y de competencia entre todos aquellos que tienen algo que ofrecer a sus conciudadanos para la administración de los municipios.

    Algunos dirán que todavía es muy pronto para que las elecciones sean limpias e impecables y que las autoridades surgidas de ellas sean absolutamente legítimas. Sin embargo, el derecho al sufragio existe en el Paraguay desde el año 1870 y desde 1916 rige la ley de elecciones que estableció por primera vez el voto secreto, escrito, con urnas y con el registro cívico permanente.

    Entre 1960 y 1981 se produce un retroceso con leyes que permiten el control de las juntas electorales por el partido de gobierno, o sea, el Colorado, lapso en que los intendentes eran elegidos a dedo por el Ejecutivo, hasta que en 1990 se pone en vigencia un nuevo Código Electoral, que establece el voto directo, y finalmente la Constitución de 1992 crea la Justicia Electoral, cuyas autoridades comienzan a asumir en 1995.

    Es demasiado tiempo recorrido en materia de derecho electoral como para continuar eligiendo mal, votando a gente ignorante, gente corrupta y gente mentirosa. No se puede conceder otra prórroga en este tema, porque hacerlo significa regalar con tu voto, amigo elector, otros cinco años para robar, para demostrar mediocridad e incapacidad, además de mentira y engaño.

    La participación en las votaciones tiene en nuestro país un alto porcentaje, de modo que no se puede decir que existe apatía o desinterés y, además, en casi todos los municipios –incluido el más importante de todos, Asunción– se han producido alternancias que si bien es cierto permitió a todos recurrir al consabido recurso de utilizar los medios públicos y estatales para favorecer sus postulaciones, ya no se puede hablar de partido único.

    Llegamos, por consiguiente, a un estadio en que no subsiste motivo ni pretexto alguno para elegir mal o erróneamente en repetidas ocasiones. Existe libertad para decidirse por quién votar, el acto de elegir no es un fenómeno nuevo en el país, la alternancia ya rompió con el monopolio del poder, las comunicaciones llegan a todos los rincones con todas las noticias referidas a las gestiones municipales, de modo que todos sabemos perfectamente quiénes son los mentirosos y quiénes no.

    La democracia permite con mañas a quienes estuvieron gobernando que puedan continuar haciéndolo, y los medios de comunicación, en especial este diario, estuvo haciendo publicidad de las cosas malas que se hicieron, de lo que no se hizo y de la corrupción imperante en la mayoría de las administraciones municipales, además de las propuestas nuevas con caras nuevas.

    En otras palabras, tenemos todo para elegir bien y tenemos todo también para saber perfectamente quienes están mintiendo antes de asumir y quienes mintieron y seguirán mintiendo, como para no votarlos.

    Si hoy vuelven a ser elegidos los malvivientes, inmorales, corruptos e incapaces es porque usted amigo elector eligió mal, y si mañana dice que no lo sabía, usted indefectiblemente será el ganador de las próximas competencias sobre quienes son los mayores mentirosos y quedará para la historia en el mismo nivel de los intendentes que hoy lucen tan desagradable condecoración cívica.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16/11/2015, 18:42
  16. #Notecalles

    Por Gustavo Laterza Rivarola

    Fueron dos meses de hacer líos; pero hoy decae el ímpetu protestatario por efecto del desgaste natural y la proximidad del fin del año, sumándose a la inminencia de las elecciones municipales, que serán buen termómetro para medir si aquel barullo anuncia realmente una nueva ciudadanía. Estos acontecimientos tuvieron la particularidad de incorporar algunas novedades tecnológicas, como las convocatorias por las redes sociales. ¿Se globalizará la queja social y se uniformarán sus modos de expresión a través de ellas? Veamos algo del proceso histórico.

    Hace algunas décadas, en Indochina, bonzos budistas protestaban echándose gasolina y prendiéndose fuego, incinerándose quedamente, en una calle cualquiera de Saigón, Luang Prabang o Pnom Pehn. En los EE.UU., los manifestantes caminan ordenadamente en círculos, mostrando cartelitos que llevan leyendas escuetas. En África, marchan aporreando instrumentos de percusión y bailando con entusiasmo. En algunas ciudades islámicas van ametrallando vidrieras y automóviles. En fin, en otros sitios se queman cubiertas de caucho o se lanzan bombas molotov. Cuentan que los obreros japoneses suelen rebelarse trabajando más de la cuenta, con la pérfida intención de crear problemas de stock a sus empresas.

    En Iberoamérica, de un tiempo a esta parte, realizamos “sentatas”, “pintatas”, “paratas”; cierres, ocupaciones, bloqueos y cosas parecidas; a veces amenizadas con estribillos cadenciosos y machacantes, como “se va a acabar…, se va a acabar”. En tiempos de la dictadura se saltaba rítmicamente, coreando “el que no salta es pyrague”. Desaparecido el pyrague, se lo sustituye con cualquier calificativo conveniente, aunque altere el compás. Últimamente, en algunos círculos laborales entró de moda crucificarse, aunque no al modo místico de los rituales filipinos de Semana Santa, sino como una variedad profana, bastante menos dramática.

    Los eslóganes también entran y salen de moda según época y lugar. Ahora tienen que ser cortos y concisos. A menudo no pasan de exclamaciones como “¡Basta de!”, “¡No!”, “Sí!”, “¡Ya!”, “Nunca más”. Con la vasta urdimbre de las redes sociales y sus herramientas, que aceleran la diseminación, los mensajes alcanzan a un vasto auditorio en tan corto tiempo que hasta es posible organizar una manifestación (ojo, ya no se dice mitin) en cuestión de horas.

    La última que tenemos es “#…notecalles”, donde cada quien introduce los nombres o siglas que desea. Representa, figurativamente, la consigna “no sigas tolerando”, ya que para eso de continuar hablando nomás, en este país nadie parece necesitar requerimientos especiales. En verdad, algunas personas parlotean tanto que, al final, se queda uno sin saber qué pretendieron decir o contra quién quisieron disparar. Otras se limitan a decir lo indispensable, pero estas no suelen ser latinas. Hay que desconfiar de un yanqui que habla demasiado, por ejemplo, porque podría ser un espía o un porteño que consiguió la green card.

    Antiguamente, los dioses se comunicaban con nosotros por intermedio de una garganta humana; así funcionaban los oráculos griegos y así se continúa haciendo en algunos templos en que sus pastores, como disponen del número privado de Dios y mantienen cotidiana conversación con él, pueden informarnos qué opina el Creador de lo que está sucediendo, qué desea que hagamos, cómo y para cuándo.

    El padre Charlevoix relata que Roque González de Santa Cruz, ya extinto, continuó hablando por medio de su corazón durante algunos minutos más, dirigiendo amables amonestaciones a un reducido auditorio indígena que, en vez de prestarle atención, se empeñaba en arrojar sus restos a una hoguera. Pero fíjese: ¡Seguir hablando después de muerto! Mérito suficiente para ser nombrado el santo patrono del

    hashtag “#…notecalles”. Fue algo asombroso. Un prodigio, por cierto, que varias amigas y amigos míos aspiran a emular, aunque luego no los conduzca a los altares.

    En fin, lo que no hay que callar, que no se calle. Esta debe ser norma cívica principal. Y es mejor expresarse públicamente que en privado; aunque siempre bajo la condición de hacerlo solo cuando es importante. He aquí la diferencia principal entre el un

    “#notecalles” y un “#nohablesalpedo”; hashtag, este último, que buena falta hace se lo ponga a circular también, más todavía en momentos electorales. ¿Se lo creará alguna vez? Los líderes tienen la palabra (una vez más).

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16/11/2015, 18:40
  17. Ante las urnas

    Por Alcibiades González Delvalle

    Tenemos una nueva ocasión para expresar nuestro interés por el futuro del país. Nada hace falta, solo meditar unos segundos en el momento de escoger la papeleta que habremos de depositar en la urna. Frente a tantos hechos de corrupción que se vienen denunciando, por todos los medios y con nombres y apellidos, ya no queda tiempo para que la ciudadanía siga aguantando tanta inmoralidad.

    Esta es la oportunidad, con tantas informaciones acerca de los candidatos, para castigarlos ejemplarmente. Hemos confiado en ellos –intendentes y concejales–, y terminaron llenándonos de frustraciones. Muchos de esos, tomándonos por tontos, piden nuestros votos para seguir en el baile como si nada.

    En estos días un amigo me contó esta anécdota: un vecino llegó eufórico a su casa. Preguntado el motivo, respondió que le dieron 100.000 guaraníes para votar, en las pasadas elecciones, por uno de los candidatos. Lo hizo “porque comería bien por lo menos ese día”. A otros les pagaron para no votar, para que se quedasen en su casa. Votar o no votar por dinero es el colmo de la falta de conciencia cívica. “Pero qué conciencia cívica, si no tenemos qué comer”, responderían estos aprovechados sin caer en la cuenta de que seguirán en la pobreza conforme elijan a los especuladores de la indigencia de la gente, esos que no tienen interés en educar ni en alimentar con el trabajo honrado a nadie porque la ignorancia y el hambre son sus mejores aliados para ascender o mantenerse en la vida política.

    Estamos ante un día muy especial. La democracia nos da la oportunidad de demostrar que deseamos vivir en un país mejor; que estamos dispuestos a apartar de la función pública a los corruptos; que ya no recibirán el voto ciudadano aquellos que cayeron en la tentación de quedarse con nuestro dinero.

    Obras no ejecutadas, pero que figuran haberse abonado por ellas; sobrefacturaciones escandalosas; contratación o nombramiento a la parentela que para nada sirve más que para vivir del dinero de los contribuyentes, estas y otras realidades cotidianas deben terminar. Pero solo será posible si nos decidimos a acabar con los autores de esas y otras fechorías.

    Debemos meternos en la cabeza la idea de que tenemos exactamente el país hecho por nosotros a nuestra semejanza. Y ya es hora de acabar con ese país indolente, irresponsable, tolerante sin medida con los delincuentes. Y si somos capaces de hacer un país con estas características, somos también capaces de hacer lo contrario. Solo tenemos que decidirnos. Ahora es una de las ocasiones.

    Se dijo por ahí que no se vote a los hombres sino al partido. El mensaje está clarísimo: no importa la conducta del candidato. No importa que sea el más burdo o refinado ladrón. ¿Votar por el partido? El partido no tiene responsabilidad penal. Es el funcionario el que tiene que rendir cuenta de sus actos. Si este funcionario es un corrupto, ¿cómo se podrá hacer que el partido vaya a la cárcel? Naturalmente, no hay manera. He aquí la perversidad, la ignorancia o el fanatismo de la propuesta. Cualquiera sea la causa, es un total desatino.

    Al contrario, que nadie vote por un partido, sino por un candidato o candidata que pueda, por sus antecedentes, ser digno de la confianza ciudadana, tantas veces burlada.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16/11/2015, 18:40
  18. Wikidemokratia: columna para un joven e-lector
    Por Daniel Mendonca

    La palabra griega demokratia se compone de otras dos: demos, que quiere decir “pueblo”, y kratos, que quiere decir “poder”. Por lo tanto, traducida al castellano, significa “poder del pueblo”. Ahora bien, más allá del significado de la antigua palabra, ¿cómo funciona (o debería funcionar) la democracia moderna? Un joven lector me planteó el desafío de responder a esa pregunta en el contexto del proceso electoral que se desarrolla. Según me dijo en tono de confesión, no sabía por qué ni para qué votar. Haré, pues, el intento de ofrecer una explicación wiki (breve, sencilla, acotada) sobre el funcionamiento y el valor de la democracia.

    1. Un sistema democrático se sustenta en ciertas condiciones básicas: *participación efectiva, *igualdad de voto, *comprensión ilustrada, *control de la agenda e *inclusión de adultos.

    El mecanismo opera, básicamente, como sigue: 1) antes de adoptar una decisión política, los miembros del grupo deben tener oportunidades iguales y efectivas para hacer que sus puntos de vista sean conocidos por los otros miembros; 2) llegado el momento en que la decisión sea adoptada, los miembros del grupo deben tener una igual y efectiva oportunidad de votar, y todos los votos deben contar por igual; 3) dentro de límites razonables en lo relativo al tiempo, los miembros del grupo deben tener oportunidad igual y efectiva para instruirse sobre las alternativas relevantes y sus consecuencias posibles; 4) los miembros del grupo deben tener la oportunidad de decidir cómo y qué asuntos deben ser incorporados a la agenda política; de esa forma, el proceso democrático nunca se cierra: las cuestiones políticas están abiertas a cambios introducidos por sus miembros, si estos así lo deciden; y 5) los miembros adultos del grupo deben tener los plenos derechos de ciudadanía que están implícitos en los factores precedentes.

    2. Las condiciones mencionadas conducen, en la democracia a gran escala, a un conjunto de instituciones políticas centrales: *cargos públicos electivos, *elecciones libres, imparciales y frecuentes, *libertad de expresión, *fuentes alternativas de información, *autonomía de las asociaciones y *ciudadanía inclusiva.

    En lo esencial, el diseño institucional democrático supone lo siguiente: 1) las decisiones políticas y administrativas gubernamentales radican en cargos públicos ejercidos por personas elegidas por los ciudadanos, razón por la que los gobiernos democráticos modernos a gran escala son representativos; 2) los cargos públicos más importantes del gobierno son cubiertos en elecciones frecuentes, conducidas con imparcialidad; 3) los ciudadanos tienen derecho a expresarse sobre asuntos políticos, definidos en sentido amplio, incluyendo la crítica a los funcionarios, el gobierno, el régimen político, el orden socioeconómico y la ideología prevaleciente; 4) los ciudadanos tienen derecho a solicitar fuentes de información alternativas e independientes, de otros ciudadanos, expertos, periódicos, revistas, libros, telecomunicaciones y similares. Deben existir, bajo protección legal, fuentes de información alternativas que no estén bajo el control del gobierno o de grupos políticos que intenten influir sobre los valores y las actitudes políticas públicas; 5) los ciudadanos tienen derecho a constituir asociaciones u organizaciones relativamente independientes para alcanzar sus distintos derechos, incluyendo aquellos requeridos para la efectiva operación de las instituciones políticas democráticas; y 6) los ciudadanos adultos que residan en forma permanente en el país y que estén sujetos a sus leyes tienen derecho al disfrute de las instituciones políticas precedentes y al ejercicio de los derechos que suponen (derecho de sufragio, activo y pasivo; libertad de expresión; derecho a formar y participar en organizaciones políticas independientes; derecho de acceso a fuentes independientes de información; derecho y libertades necesarios para el funcionamiento efectivo de las instituciones políticas democráticas).

    3. El sistema democrático así concebido produce, en general, las siguientes consecuencias deseables: *ayuda a evitar el gobierno de autócratas, *promueve el desarrollo personal, *garantiza a los ciudadanos ciertos derechos fundamentales y les asegura un ámbito de libertad personal, *ayuda a las personas a proteger sus propios intereses, *brinda oportunidad para que las personas ejerciten la libertad de autodeterminarse y de asumir responsabilidad moral por sus acciones, *fomenta la igualdad política, y *tiende a generar prosperidad económica. Estas consecuencias justifican la democracia como forma de gobierno y la hacen más deseable que cualquier alternativa disponible, a pesar de sus defectos.

    4. Votar, en definitiva, es bastante parecido a marcar Like en Facebook, aunque, por sus consecuencias, la responsabilidad política de votar es mucho mayor.

    Sucede que, al votar en demokratia (= democracia), elegimos todos juntos, como demos (= pueblo), un destino compartido. Y es que, en ese momento, el kratos (= poder) es nuestro.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16/11/2015, 18:39
  19. Voto por una democracia de calidad

    Hoy es fundamental ir a ejercer el derecho a voto de manera seria, responsable, reflejando el deseo íntimo de transformar la ciudad, en un lugar mejor para vivir. En este esquema, que funciona casi a la perfección en nuestra democracia, ya no se permite vender conciencias. No se puede entender el error de entregar por unos billetes la posibilidad real de cumplir con nuestro rol de protagonistas centrales en la república.

    Además de no vender el voto, es tiempo de comprender definitivamente que las instituciones deben estar al servicio de la gente y que como ciudadanos no podemos esperar que el esquema prebendario nos alcance para darle sentido a nuestra participación política. Estos comicios deben transformarse en el inicio del proceso de cambio real, depositando libremente nuestra confianza, para luego requerir a quienes ocupan los puestos de representación popular.

    Es fundamental ser contralores de las gestiones de autoridades electas. Solamente así, exigiendo el cumplimiento de promesas, transparencia de gestión, honestidad al frente de los cargos, ayudaremos a que las comunas sean sitios de descentralización y gestión, dejando de ser antros de corrupción al servicios de mafias locales.

    No alcanza con entintarnos el dedo un día y lavarnos las manos los siguientes cinco años. Si somos conscientes de la importancia de una ciudadanía activa para conseguir una democracia de calidad, dejaremos de tener amnesia cuando candidatos, que nada hicieron durante sus gestiones, vuelvan a tener la hipocresía de pedir nuestro apoyo.

    Los paraguayos volveremos a demostrar que vivimos en una democracia que cumple el rito de los votos, en la que se respeta la voluntad popular. Esta es una brillante ocasión de superar este logro consolidado en nuestra sociedad y avanzar dotando de calidad a las gestiones, partiendo desde el compromiso real de participación social de una ciudadanía que está harta de los mismos corruptos de siempre.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16/11/2015, 16:41
  20. Lo más probable

    by ADN Digital on 14 Noviembre 2015 in EDITORIAL Comments (0)
    Imprimir
    Email
    Lo más probable es que estas elecciones municipales del domingo próximo se realicen con la misa tranquilidad y transparencia con la que se sucedieron todos los comicios nacionales a lo largo de la etapa democrática, con los incidentes menores sin relevancia de siempre. Lo más probable es que los candidatos del coloradismo (ANR) se alcen con el triunfo en la mayoría de las comunas y que el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) pierda posiciones. Lo más probable es que el conglomerado de fuerzas de centro izquierda, izquierda e independientes, logre algunas bancas más en las Juntas Municipales y que no obtenga ni el 5%, si lo tiene, de los ejecutivos comunales. Lo más probable, en suma, es que estas elecciones no muestren cambios sustanciales con respecto a los anteriores, ni que configure un nuevo “mapa político”, ni perfile tendencias con vistas a las generales del 2018.

    Algunos prefieren llamarle “plebiscito nacional” a la gestión del gobierno. Otros auguran un “duro golpe” a Horacio Cartes y al Partido Colorado, en la hipótesis de que ganara en la Capital Mario Ferreiro, de “Juntos Podemos”, lo cual solo unos pocos audaces dan por cierto. Pero ni lo uno ni lo otro tiene un mínimo de asidero en la realidad. En primer lugar, porque en votaciones de esta naturaleza lo que prima en el pensamiento del elector no pasa ni a años luces de lo que hace la administración central, sino las expectativas que le genera el candidato de su preferencia. Y en cuanto a una eventual derrota del candidato colorado en Asunción, esto tampoco tendría mayores implicancias en la actuación del jefe de Estado, ni en las chances de la ANR en el 2018, como lo atestiguan las estadísticas.

    En efecto, en el año 1991, el intendentable por el oficialismo en la Capital, Juan Manuel Morales, sufrió un duro revés a manos del candidato del movimiento ciudadano “Asunción Para Todos”, Carlos Filizzola, beneficiado éste en aquella coyuntura por el fuerte internismo y las divisiones que se daban en las filas coloradas. Sin embargo, en las elecciones generales de 1993 se impuso nuevamente el candidato a presidente de la ANR, Juan Carlos Wasmosy, pese a la honda crisis de dicho partido, dado el fraude cometido en las votaciones internas en contra del doctor Luis María Argaña.

    Lo mismo sucedió en el año 1996, cuando los colorados fueron derrotados en la Capital por el aspirante a la intendencia perteneciente al PLRA, Martín Burt, sin embargo, en los comicios presidenciales de 1998, en el marco de la peor crisis que tuvo en democracia, en la cual se enfrentaron ferozmente “oviedistas” y “argañistas”, la ANR impuso la dupla Cubas Grau-Argaña por aplastamiento.

    Es equivocado, por tanto, equiparar las elecciones municipales con las generales, y menos con la gestión del presidente de la República, como lo demuestra el hecho de que Wasmosy no tuvo problema alguno con Filizzola, ni Luis Ángel González Macchi con Burt.

    ¿Por qué ahora debería ser distinto? Será una elección municipal más, solo eso.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16/11/2015, 16:36
  21. El tiro por la culata

    Primero fueron los jesuitas, solicitando a la ciudadanía a no votar por candidatos corruptos. El tema ya fue de por si bastante fuerte. Inusual, nunca se habló así tan directamente en los últimos tiempos en la Iglesia Católica. Influencias del Papa Francisco, sin duda.

    Luego fueron los evangélicos. Lanzaron un pronunciamiento bien explícito instando a sus fieles, que son miles, a no votar por los candidatos a intendente que favorecen el aborto y las uniones gays. Ergo, Mario Ferreiro y Ricardo Meyer, quienes en plena campaña, ante la embarazosa pregunta habitual de si acompañaban los reclamos de los homosexuales y demás, un poquitín sonrojados tuvieron que dar el sí, buscando evitar el violento escrache que hacen estas organizaciones cuando se encuentran con alguien adverso a sus ambiciones.

    “Discriminador”, “Troglodita”, “Retrogrado”, son epítetos lanzados con furia por los homosexuales, en cualquier foro y ante cualquier tipo de público. Quizás esta tremenda forma de presión los disuadió para, en fin, manifestarse a favor. Luego es probable que lo hayan hecho también para ganar los votos de estas comunidades que tampoco son muy pequeñas. En este caso el tiro les salió por la culata, como se dice vulgarmente…

    Evidentemente no contaban con los aires nuevos que soplan en la Iglesia, tanto Católica con Don Francisco, a la cabeza, como en otras denominaciones, donde todo el mundo se “aggiorna” y hay que meter las narices en el mundanal ruido, que antes estaba prohibido ya que debían encargarse solamente de cuestiones celestiales aunque la tierra estuviera ardiendo debajo de ellos.

    Y les saltó el anatema que seguramente, les restará votos, en una pugna, en la que sobre todo Samaniego y Ferreiro, están corriendo cabeza a cabeza.

    Finalmente, de manera tardía, siempre con la pachorra que caracteriza a los del club de la CEP, también salieron a negarles la bendición a los proaborto y progays.

    Con ello se completó el círculo. Lecciones aprendidas Sancho. Primero que nada, las iglesias ya no tienen la boca cerrada como antes. Demostraron estar a la altura de los tiempos. Nada de secretos. A sacar toda la basura al viento. La salvación no es una cuestión del confesionario.

    Luego los candidatos en el futuro ya tendrán que pensar en una bisagra para encarar estos temas delicados. No solamente lo relativo a los gays, sino al de la corrupción, el clientelismo, la impunidad y demás.

    ¡Bienvenida la exaltación del compromiso social de las iglesias!

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 16/11/2015, 16:35

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Ahapáma hese, he’íje karuguápe opa’âva.17/12/17

archivos ✓

estadistas ✓

  • 1,137,703 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

Escuchas publicas

El tema que tiene que ver con este escándalo de las escuchas telefónicas que envuelve el tráfico de influencias, que todos presumiamos que existía de manera clara pero nunca de manera tan desembozada y tan elocuente, como el que hemos tenido la oportunidad de poder comprobarlo. Lo que queda ahora es corregir lo que está mal y eso significa que el Congreso debería suspender a González Daher, en sus funciones como representante ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, y hacer un planteo severo en torno a la continuidad de esta institución, además de eso tendríamos que escuchar de manera mucho más valiente y objetiva las denuncias de fiscales y de jueces en torno a este tráfico de influencias, denunciando en los casos en los que habían sido sometido a una situación similar, haciendo que la justicia vuelva a ser creíble, y por sobre todo previsible de este país, que tiene una gran deuda con la sociedad en ese campo. Si la sociedad define la democracia como el estado de derecho, es evidente cuando vemos que ella es sujeta de las manipulaciones, tergiversaciones, chantajes y extorsiones, más claras que las que hemos podido comprobar en las últimas horas, nadie puede estar seguro en este país, y es el tiempo de corregir aquello que está mal y ademas de eso se tiene la oportunidad este domingo de castigar aquellos que se han apartado de lo que se espera debería ser la democracia, es el tiempo de los ciudadanos y en ese sentido nos queda ajustar cuentas con aquellos que se han apartado de manera clara y elocuente del mandato que recibieron de parte de nosotros, sus mandantes. (BFB)

Empresas del Estado

Uno de los grandes desafíos que tenemos en el país es indudablemente el encontrar un modelo económico que nos permita centrar la labor del Estado en lo que le corresponde realizar, cuando vemos mucho de las empresas públicas y especialmente en este verano, en que volveremos a padecer las consecuencias de una empresa monopólica como la ANDE, que no puede garantizar un buen servicio, por diferentes razones, se quejaron este año, porque las tarifas estaban fuera del rango que debieran, se incrementaron  esos números, pero no se mejoró el servicio, ahora aparece el argumento de que vienen de varios años de desfinanciamiento y que por lo tanto llevará todavía una buena cantidad de tiempo, ponerse a la altura y exigencias de la demanda de la gente. Pero si vemos también hay otras empresas públicas como el caso de la INC, que compra una nueva planta para procesar clinker y que ha tenido más de cien fallas, en un período de prueba y que podría ser otro gran elefante blanco, adquirido por el estado a las costas de cada uno de los contribuyentes, vemos de que hay algo mucho más profundo y grave en todo esto, el Estado no sabe hacer bien estas cosas y cada vez nos cuesta mucho más mantener a un personal ocioso y además de todo eso manipulado en tiempos electorales para que voten por que se sigan siendo manteniendo las cosas hasta ahora, nos cuestan mucho las empresas monopólicas del Estado, pero por sobre todo no vemos un rol del estado propiamente, incluso en aquellos sectores en donde debería actuar como elemento regulador del mercado. En definitiva tenemos dificultades filosóficas, administrativas y de gestión. (BFB)

A platazo

Es evidente que las campañas sacan lo mejor y lo peor de las personas, algunos demuestran cual es su verdadera concepción con respecto al poder, que es lo que entienden con respecto al de la prensa, a las encuestas, al twitter. La expresión del presidente Cartes de acusar de muchos de los males del país a los periodistas y especialmente aquellos que son críticos a su gobierno, y afirmar en términos bastantes soeces a la labor que cumplen algunos es una demostración de pobreza de espíritu que dominan a varias personas en estas elecciones. También ha sido noticia el hijo de la dip. Perla de Vazquez, exhibiendo dólares sobre una mesa dispuesto a comprar la voluntad de los votantes santanianos en el dia de los comicios, otras expresiones más se dieron en el transcurso de esto que casi siempre rodea a la práctica electoral y que demuestra, reitero, nuestra pobreza cívica, nuestra pobreza moral y nuestra pobreza argumentativa, no somos un país en el que estamos acostumbrados a debatir sus diferencias y a plantear propuestas, somos más bien personas que responden con insultos y agravios, cualquier afirmación que no sea la que uno comparte o tiene como argumento central. En definitiva las cuestiones electorales han vuelto a mostrar lo peor y pocos casos de lo mejor de nuestra sociedad, y varios de los temores que son permanentes en la vida política nacional, la posibilidad de comprar las voluntades de los votantes o de torcer las voluntades de los trabajadores del sector público, que más de 300mil de ellos, casi siempre son carne de cañón en los procesos electorales.   (BFB)

A %d blogueros les gusta esto: