estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

La historia no es una abstracción política

Historia refiere a investigación de lo que ha sucedido. Por eso, la historia, decían los antiguos, es maestra de la vida. Es maestra para los que la escriben y los que la consumen, aquellos que no se encuentran en el tiempo cronológico del relato. Es que sin saber los hechos que han tenido lugar, no se puede aprender. Hechos que son, insisto en esto, una guía para nuestras vidas que puede ser buena o mala, en el más estricto sentido moral. Un juicio histórico sin deber-ser moral no es tal sino es pura ideología interesada. De ahí que, un hecho histórico sin evaluación ética es un juicio histórico falaz, amoral: sólo pretende hacer coincidir los intereses políticos actuales con la que se supone ocurrió en el pasado. Y así, justificarlos, reivindicarlos, hacerlos suyos para conseguir réditos políticos.

Esa es la impresión, amarga por lo falsa, triste por lo errónea, de la afirmación del presidente de la república de que, el tres de noviembre se recordaba una fecha “feliz”. La expresión, al parecer, tenía una audiencia dirigida: la de un sector del Partido Colorado (o tal vez, ¿todo el partido?) que aún siente nostalgia de la “unidad” granítica que sometió al país por más de treinta y cinco años. Y todo esto, irónicamente, por alguien que se hizo elegir bajo el rótulo de un “nuevo rumbo.” Pero, ¿y la noche de la Candelaria? ¿Acaso desde el mismo interior del Partido Colorado –ante el clamor del pueblo paraguayo– el General Rodríguez no dirigió un golpe contra el stronismo?

Pero no nos apresuremos en adivinar intenciones. Sólo reflexionemos, brevemente. ¿Existe algún modo de “acceso” a ese pasado stronista en sí mismo? Y sobre todo, ¿cómo sabemos que los hechos de ese pasado no eran buenos? Creo que hay un criterio: el respeto o no a las personas. Esto es crítico: si no existe ese respeto, entonces, las  normas morales –la dignidad de la persona es básica como criterio de justicia– no habría forma de condenar al genocidio, tortura, esclavitud, como tampoco sería posible saber si la humanidad ha progresado. El stronismo hizo un sacramento de la violación de la dignidad de las personas. Por eso, Rodríguez  se rebeló, mas allá de otras razones. Existen documentos, testimonios escritos, testigos, y formas de vida que nos muestran como ese tiempo no fue, precisamente, el tiempo de los derechos humanos.

De ahí que la pregunta histórica-moral sería: ¿se podría llamar al tres de noviembre “fecha feliz”?  De ninguna manera, pues sería, objetivamente hablando y examinando los hechos, inmoral. El stronismo fue un régimen que cosechó más de cien mil víctimas, entre torturados, desaparecidos, exiliados, familiares desplazados, sin contar con los derechos políticos, o derechos civiles básicos conculcados por el dictador y su triada de poder. Todo eso, sin contar con el daño moral-educativo a generaciones futuras.

Existe no obstante, una interpretación de esos hechos que parecería aún flotar el ambiente político: la de una suerte de relativismo maquiavélico. Me explico: el régimen de Stroessner, a pesar de todo – se argumenta – hizo obras, construyó caminos, restableció el orden, etc. Así, el fin, ha justificado los medios. Más allá de que esos “fines” en términos reales son discutibles, es inmoral que los fines justifiquen los medios empleados. Importa los medios empleados, si lo que se persigue es construir una república.

Más que reivindicar esa fecha trágica, lo que es tiempo de asumir –frente a las nuevas generaciones– es el pedido de perdón a la sociedad paraguaya por los años en que el stronismo tuvo cautiva a la sociedad. Y al Partido Colorado. Sólo así, además, la historia ocupará su rol de maestra de la vida y, la política, como arte noble, dejará de ser manipulada, puesta al servicio del partidismo y propaganda. La historia no es una abstracción politica. Y fechas felices serán, entonces –por ejemplo– las del natalicio de próceres como Luis Alfonso Resck o, también, el Capitán Napoleón Ortigoza. De lo contrario, seguiremos en aquello que ya había advertido en un artículo en 1991, citando a Maritain; si una revolución no cambia los corazones, solo blanqueará sepulcros. El pedido de perdón histórico, es el inicio de ese camino.

Mario Ramos-Reyes

http://www.lanacion.com.py/2015/11/12/la-historia-no-es-una-abstraccion-politica/

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Peichapevéta mante, he’íje oikokuaa’ỹva kavaju ári.26/07/17

fotociclo ✓

La Costanera Norte es un proyecto de vía de rápido acceso al centro de Asunción y al eje de la Avda. Artigas, que conecta también con rutas internacionales. El mismo también afectará a un total de 12.000 familias del Bañado Norte ubicadas en las zonas de obra, que deberán ser reubicadas.

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: