estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

La deforestación a rajatabla

El vocablo a “rajatabla” tiene algunas acepciones como el hacer algo que cueste lo que cueste, realizarlo a toda costa y también en actuar sin tener en cuenta los riesgos que pueda arrojar esa ejecución. Hacer sin nada de condiciones ni limitaciones, con apuros y hasta con peligro. Años atrás contar con un bosque constituía en tener un sitio ocioso, inútil, improductivo y estéril. Y esa naturaleza tenía eso mismo, la naturaleza de ser un espacio arbóreo inservible. Hasta algunas leyes salieron con la obligación de empuñar el hacha y darle al “bosque improductivo” a rajatabla.

Durante décadas la producción forestal explotada en los “obrajes” fue la principal fuente de ingreso del Paraguay, junto a la yerba que, también de manera natural, se cosechaba dentro de la selva paraguaya. Esta situación hasta dio origen al “mensú” que deriva de la manera de abonar mensualmente al reclutado y casi esclavo que trabajaba forzadamente en los yerbales naturales y en los cultivados.

A rajatabla después crearon leyes ambientales para que la madera en bruto, vale decir en estado de “rollo” no cruzasen más la frontera paraguaya para darle madera y trabajo de procesado a los mercados argentinos y brasileros para nuestra madera otorgue el valor agregado a los aserraderos, industriales, carpinterías, ferreterías, muebles, construcciones varias, pinturerías, lustres y todo el valor de cadena que tiene la madera.

Este país está plagado de leyes que jamás se cumplen por la desidia y la corrupción de las plagas que contaminan muchas instituciones estatales. Ya no se puede seguir soportando a los funcionarios inmundos instalados solamente para delinquir en los organismos oficiales y ambientales del Paraguay. Es vergonzoso comprobar a muchos agentes fiscales, jueces, inspectores, controladores, policías, guardaparques, diputados, senadores en ofertarnos la rancia deforestación que sufren hasta los parques nacionales.

Acabo de enterarme de un proyecto con título de valedero y realizable que tiene por objeto propiciar la conservación, protección y recuperación de los recursos naturales del Paraguay mediante el Indert, la Secretaría Técnica de Planificación, la Seam y otras instituciones, con técnicos del sector privado y algunas ONG.

El proyecto tentará conseguir y preservar el buen ambiente y al mismo tiempo generar en el sector campesino y familiar –que tiene altos niveles de pobreza y desocupación– la posibilidad de conseguir ingresos que permita la eficiencia y el efectivo.

El objetivo de este nuevo proyecto es que los beneficiarios de la reforma agraria, poseedores de pequeñas fincas, no más de 20 hectáreas y en las colonias administradas por el Indert y que son unas 1.100 parcelas en todo el país puedan conseguir certificados ambientales emitidos y simplificados por la Seam. Estos títulos serán entregados al Indert y una que los mismos sean colocados, las fincas o los pequeños beneficiarios recibirán el dinero según los valores nominales establecidos por la Seam, que hasta podría entregarse a través de transferencia monetarias condicionadas.

La seguridad de la familia rural depende de satisfacer sus necesidades y el Gobierno, a través del Indert, es la responsable de la reforma agraria y del bienestar y desarrollo social y económico a la población campesina. Rescato el proyecto de los servicios ambientales, la protección y el manejo de bosques, el reforestar y arborizar el país y amortiguar los gases del efecto invernadero y no dejemos que todo esto solo se sustente sobre el noble objetivo de los árboles de Paraguay Respira. La “Deforestación Cero” es otra ley a rajatabla para que nadie cumpla y para que de los árboles solo salgan raja y tabla.

Espero que el proyecto del amigo Carlos Soler tenga sustento y no salga despedido, como otros, hacia el negro agujero que tiene nuestra capa de ozono…

Por Caio Scavone

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/la-deforestacion-a-rajatabla-1426174.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “La deforestación a rajatabla

  1. Campeones en deforestación

    Nuestro país tiene una de las tasas más elevadas de deforestación. Esto se debe al decreto 453/2013 del actual gobierno, que permite la destrucción de miles de hectáreas de bosques y humedales, sin previo estudio de impacto ambiental.

    Del mismo que dijo “usen y abusen del Paraguay”. ¡Qué extraña coincidencia que el mismo papa Francisco haya dicho en la encíclica Laudato Si: “la madre tierra clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella”.

    Para evitar este tipo de horrores, un país altamente corrupto como el nuestro, no debe tener la figura de la reelección. La alternancia es un disuasivo parcial contra la corrupción.

    No podemos traicionar el supremo sacrificio que los verdaderos héroes de la patria han hecho para que tengamos este país.

    Carlos Carmagnola

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 2 mayo, 2017, 9:01 am
  2. Paraguay: Deforestación al servicio del capital agropecuario
    Conflictos ambientales en Suramérica

    Ganaderos y soyeros arrasan con los bosques en ambas regiones del país.
    La deforestación es la principal causa del impacto ambiental verificable en Paraguay. Según la ONU, por año son arrasadas más de 300 mil hectáreas de bosques para destinar esas tierras a la sobreexplotación ganadera, la expansión de la frontera agrícola (soya), el tráfico de madera y el cultivo de marihuana.
    La eliminación de bosques generada por la ganadería arrasó con grandes extensiones en las última dos décadas. La región oriental perdió casi el 85% de su superficie boscosa. En algunos casos alcanzó unas 35 hectáreas por hora. Hay una razón excluyente: las exportaciones de carne pasaron de 27 mil a 211 mil toneladas en 15 años (aunque parte de esa carne es de origen argentino, hubo un aumento exponencial). Tras deforestar gran parte de la región oriental el eje de la actividad se mudó al Chaco donde genera daños irreversibles como deforestación alarmante, desertización y salinización de los suelos. “Esta acción promete dejarnos sin bosques en 10 años”, advirtió el agrónomo Miguel Lovera.
    Lovera, titular del Servicio de Sanidad Vegetal (Senave) durante el gobierno de Fernando Lugo, alertó que el avance de la deforestación también amenaza los bienes culturales y hábitat de pueblos indígenas, entre ellos uno que vive en aislamiento voluntario desde hace más de 2.500 años. En un artículo para la ONG Base de Investigaciones Sociales (Base IS) el técnico afirmó que “con ese impetuoso aumento se han incrementado también los impactos negativos de la actividad.”
    El río Paraguay delimita dos grandes regiones geográficas en este país: el Chaco paraguayo hacia el occidente y la denominada Región Oriental, que es parte del Bosque Atlántico del Alto Paraná, que los últimos 10 años ha perdido casi un 85% de su extensión. De las nueve millones de hectáreas de su superficie original hoy sólo se conservan 1,3 millones, según datos del Fondo Mundial para la Vida Salvaje (WWF, su sigla en inglés), que califica tanto al Bosque Atlántico como al Gran Chaco como ecosistemas de importancia mundial para la mitigación de los efectos del cambio climático. El Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (Inecip) recordó que la llamada Ley de Deforestación Cero, sancionada hace 11 años, “sigue siendo letra muerta”.
    Parámetros
    La actual tasa de deforestación sitúa a Paraguay como el sexto país del mundo con mayor reducción de bosques, con la pérdida de unas 325 mil hectáreas anuales, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en las dos regiones, la occidental (Chaco) y la oriental.
    El país todavía conserva 18 millones de hectáreas de superficie boscosa, de las cuales unas seis millones son áreas naturales protegidas, mientras que las 12 millones restantes pertenecen a propietarios privados, en su gran mayoría productores agrícolas y ganaderos. De las 40 millones de hectáreas de territorio, la agricultura ocupa solamente 3,4 millones de hectáreas. Pero de ese total, el 88% (3 millones hectáreas) es para la soya.
    Otra zona vulnerable es la región del río Pilcomayo, en la frontera con Argentina. El cauce de este río de montaña en su naciente en Bolivia y luego de llanura quedó convertido en un lodazal casi sin agua en un tramo de más de 200 kilómetros desde la triple frontera con Argentina y Bolivia, hacia el sur.
    La falta de obras de canalización por parte de la Comisión Nacional del Pilcomayo provocó una mortandad importante de yacarés (caimanes), carpinchos y peces en general. El desastre ecológico pudo haberse previsto teniendo en cuenta las previsiones meteorológicas que avisaron de que se estaba ante la peor sequía del Pilcomayo de los últimos 19 años.
    Un video tomado en junio pasado por un productor agropecuario de la zona indignó a la ciudadanía, que comenzó a pedir explicaciones sobre la situación. Organizaciones y voluntarios se movilizaron hasta la zona en camionetas para ayudar a cargar los yacarés y depositarlos en aguadas y tajamares cercanos. El Ministerio de Obras Públicas denunció ante la Fiscalía que se pagaron 4,2 millones de dólares en obras que no se habrían ejecutado. Se estima que casi la mitad de los 10 millones de dólares que recibió la Comisión Nacional del Río Pilcomayo durante la gestión del presidente Horacio Cartes no se tradujo en obras.

    Publicado por Jorge Daniel Zárate

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 7 agosto, 2016, 7:17 pm
  3. Nuevas áreas protegidas

    A pocos días de terminar este año 2015, el Senado de la Nación ha aprobado el proyecto de ley que declara a perpetuidad como “Área silvestre protegida” a las propiedades del Ministerio de Defensa Nacional en todo el país. El mismo está ahora en manos de la Cámara Baja.

    El proyecto de ley fue trabajado y elaborado dentro de la Conaderna, con la participación de representantes del Ministerio de Defensa Nacional, de la Secretaría del Ambiente y de la Comisión Asesora de Energía, Recursos Naturales, Población, Ambiente, Producción y Desarrollo Sostenible del Senado.

    Es importante destacar el espíritu que ha guiado a los que trabajaron arduamente para sacar adelante esta importante normativa, que entre otras razones de peso sostuvieron que en estos momentos de la historia del país la seguridad reside más en ser capaces de conservar las fuentes de vida, protegiendo el medio natural y mejorar la calidad ambiental en las zonas afectadas, todas ellas pertenecientes a las Fuerzas Armadas de la Nación.

    Las zonas que a partir de la promulgación, si Diputados aprueba este proyecto enviado por la Cámara Alta, pasarán a ser áreas protegidas son diversas y todas muy importantes en la conservación del medio ambiente.

    Humedales, bosques nativos, espacios en los que la biodiversidad es garantía de futuro para quienes habitamos este suelo. Son áreas núcleo fundamentales para la conservación, como la región del Bosque Atlántico Alto Paraná (Baapa), que cuenta con ecosistemas particulares que no existen en otro lugar del mundo.

    También está contemplada la “Reserva de Biosfera del Chaco”, que representa una cuarta parte del Gran Chaco Americano, en constante peligro de deforestación masiva. También entran bajo esta protección especial zonas conocidas como “Sitios Ramsar”, por la Convención de la cual Paraguay es signatario junto con otros 167 países, ratificado en virtud de la Ley Nº 350 de 1994.

    Los Humedales del Bajo Chaco son parte del Sistema de Humedales del Valle Central de la Cuenca del Plata, que es parte del corredor de humedales más grande del planeta, que nace en el Gran Pantanal y baja por los humedales del río Paraguay, luego al río Paraná hasta el Río de la Plata, constituyendo uno de los reservorios de agua dulce y biodiversidad más grandes de la tierra.

    Este proyecto de ley pretende otorgar estabilidad, durabilidad y jerarquizar jurídicamente la protección ambiental; estas zonas son las únicas que pueden convertirse en áreas silvestres protegidas sin erogación al Estado.

    La iniciativa, más que positiva, contribuirá con el fortalecimiento de los objetivos nacionales de conservación establecidos en la Ley 352/94 “De áreas silvestres protegidas”, e integrarán el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas – Sinasip, por esa razón es de vital importancia su declaración para asignar la responsabilidad de su cuidado a las Fuerzas Armadas.

    La superficie a ser declarada como área silvestre protegida es de más de 148.000 hectáreas, que se sumarían a las 9.717 hectáreas que ya están declaradas como protegidas y que formarán parte de la rica maravilla de la biodiversidad de ecosistemas que ofrece el territorio nacional y que deben ser preservadas celosamente, para asegurar el futuro de nuestros hijos.

    La protección del medio ambiente ha dejado de ser un tema de discusión en seminarios o congresos internacionales. Hoy por hoy, a causa del cambio climático, es una cuestión de supervivencia que nos invita a utilizar todos los recursos, la inteligencia y la capacidad para evitar las duras catástrofes, cuyas manifestaciones se anuncian a nivel mundial con preocupación.

    http://www.lanacion.com.py/2015/12/12/nuevas-areas-protegidas/

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 14 diciembre, 2015, 1:24 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

fotociclo ✓

El paseo de la emblemática Avenida Quinta tiene planes de transformarse en un paseo gastronómico, por lo cual, los vendedores fueron reubicados temporalmente sobre la calle Antequera. Las obras durarán 7 meses aproximadamente.

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

A %d blogueros les gusta esto: