Peligros del dinero fácil

En alguna parte leí que el elevado índice de corrupción que existe en la Venezuela chavista es por el dinero dulce del petróleo fácil que existe en aquel país. Hay o había tal volumen de dinero que no solamente está en condiciones de sostener una rosca corrupta en la élite de poder sino también un régimen político autoritario y prebendario con “derrame” populista para manipular al antojo de los amos la ansiedad y el humor populares.

Luego de la lectura del material, cuya ubicación se me escabulló en el espacio, pensé de inmediato en Fonacide, el fondo que se quiso blindar para que justamente no cayera en manos de los políticos y se invirtiera directamente en mitigar las inmensas necesidades especialmente en el campo de la educación. Ocurrió exactamente lo contrario del propósito del fondo obtenido mediante el aumento de la compensación pagada por Brasil al Paraguay por la energía de Itaipú correspondiente a nuestro país.

Ya todos los lectores conocen los diversos hechos de corrupción a que dio lugar el hecho de poner a disposición de las gobernaciones y municipios el 25% del total de 360 millones de dólares que constituye el pago anual en el concepto mencionado. Uno está tentado a pensar que, menos mal, solo se destinó un cuarto del total a estas instituciones para llevar adelante obras de infraestructura, porque de haberse destinado la totalidad de los 360 millones de dólares, ¡se imaginan ustedes el festival que hubiera significado eso!

Pero es triste llegar a esta conclusión cuando detrás de este logro, el de conseguir que se triplicara la compensación por el uso de nuestra energía, existe toda una lucha ciudadana de años impulsada a través de la prensa, las organizaciones sociales y políticas y, finalmente, por el gobierno de turno.

Y volvamos ahora a lo que sería la incidencia del petróleo en la política venezolana y su implicancia en la expansión de la aventura del fallecido presidente Hugo Chávez en su afán de implantar un nuevo socialismo en el continente, para lo cual repartió extrafrontera a diestro y siniestro los petrodólares recaudados de su riqueza natural.

Venezuela ocupa el sexto lugar en producción de los 12 países miembros de la OPEP y aunque su producción actual se redujo bastante, aún así, llega a 2.717.000 barriles diarios, lo que traducido a un precio que oscila entre 45 y 52 dólares arroja entre 130 y 150 millones de dólares diarios, mucho más de lo que aquí se destina a las gobernaciones y municipios, pero anualmente. Sin embargo, hoy en Venezuela la población forma cola para acceder a ciertos alimentos o productos de primera necesidad.

Con semejante volumen de dinero en manos de personas sin las convicciones democráticas suficientes y con poca cultura de la legalidad y la transparencia, es fácil entender que la tendencia sea a la implantación de una concentración del poder para sumergirse en aventuras ideológicas sin garantías de éxito más que para el lucimiento personal entre sus favorecidos.

Paraguay tiene pendientes dos importantes reivindicaciones en torno a la venta de la energía de las centrales hidroeléctricas que podrían significar en el futuro el ingreso de fondos en una cantidad nunca vista ni experimentada en el país.

La simple distribución de menos de cien millones de dólares anuales a municipios y gobernaciones representó el desmoronamiento no solamente de escuelas mal construidas sino de la arquitectura legal y moral de varias instituciones republicanas, administradas por personas que se aprovechan de las bondades de la democracia para hacerse elegir y luego hacer trizas de las entidades y de los principios rectores de la representación popular.

Es responsabilidad de la sociedad paraguaya construir una élite moralmente intachable, políticamente lúcida y administrativamente capaz de asumir ese reto para cuando llegue el momento.

Por Edwin Brítez

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/peligros-del-dinero-facil-1424604.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s